Ciencias de los materiales

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

PK-94-CM Protector solar a base de productos naturales

Asesor: REYNA ELIZALDE GONZÁLEZ

Equipo [ Emiliano/Abraham ]: Abraham Hernández García(6to Lobo) , Emiliano Reséndiz Molina(6to Lobo)

Resumen

Los rayos solares llamados UVA y UVB (rayos ultravioletas) generados por los rayos de la luz solar pueden afectar nuestra piel y provocar manchas, quemaduras solares, arrugas incluso propiciar cancer en la piel.

Esto no quiere decir que tomar el sol sea malo, el sol es importante para nuestra salud ya que ayuda a la formación de la vitamina D, lo que sí es malo es tomarlo en exceso o sin protección.

El FPS es el indicador de la capacidad de protección solar de los productos. En cuanto sea mayor el número, más poder de protección tiene. Cada número de FPS es el número de veces más, que proteges la piel.

Pregunta de Investigación

¿Con qué elementos podemos crear un protector solar a base de productos naturales?

Planteamiento del Problema

En la actualidad existen muchos productos que contienen productos químicos para proteger la piel de la luz solar que podrían causar problemas de salud hasta general cancer.

Si agregamos a los productos químicos los ya problemas con la radiación solar, conviene utilizar productos naturales que alimentan a nuestra piel.

Antecedentes

Qué Son los Protectores Solares?
Los protectores solares son fotoprotectores,agentes que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) lleguen a la piel. Existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB, los cuales causan daños a la piel y aumentan el riesgo de cáncer de piel. La luz UVB es la principal causa de las quemaduras por el sol, mientras que los rayos UVA penetran en la piel más profundamente, se asocian con las arrugas, la pérdida de la elasticidad y otros efectos del fotoenvejecimiento. También agrava los efectos cancerígenos de los rayos UVB y cada vez más se considera la luz UVA un causante de cáncer de piel. Los protectores solares varían en su capacidad para de proteger contra los rayos UVA y UVB.
¿Qué es el FPS?
La mayoría de los filtros solares con un FPS de 15 o mayor, hacen un excelente trabajo de protección contra los rayos UVB. FPS (Factor de Protección Solar) es la medida de capacidad que tiene un bloqueador solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Así es como funciona: si su piel sin protección tarda 20 minutos para empezar a ponerse roja, al utilizar un protector solar con un FPS de 15 previene el enrojecimiento teóricamente 15 veces más – alrededor de cinco horas.
Otra forma de verlo es en términos de porcentajes: un FPS 15 bloquea aproximadamente el 93 por ciento de todos los rayos UVB. Un FPS 30 bloquea el 97 por ciento, y un FPS 50 bloquea el 99 por ciento. Pueden parecer diferencias insignificantes, pero si usted es sensible a la luz, o tiene antecedentes de cáncer de piel, esos porcentajes extras harán la diferencia. Y como puede ver, no hay un protector solar que pueda bloquear todos los rayos UV.
El modelo del FPS tiene ciertos puntos a considerar: En primer lugar, ningún protector solar, independientemente de su capacidad, continúa siendo eficaz sin reaplicarse cada dos horas. En segundo lugar, el enrojecimiento de la piel es una reacción a los rayos UVB y dice poco sobre el daño que los rayos UVA pueden hacer.

¿Quién debe usar protección solar?
Toda persona a partir de los seis meses de edad debe utilizar un protector solar todos los días. Incluso las personas que trabajan en zonas cubiertas y están expuestos a la radiación ultravioleta por períodos breves a lo largo del día. Además, la mayoría de las ventanas no bloquean los rayos UVA. Los niños menores de seis meses no deben exponerse al sol. Mantener los niños en la sombra es la mejor manera de protegerlos del daño solar.
¿Qué tipo de protección solar debo utilizar?
La respuesta depende de la cantidad de exposición al sol que tenga. En todos los casos se recomienda un filtro solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB.
Muchas lociones para después de afeitar y humectantes contienen protección solar (FPS 15 ó generalmente mayor) siendo suficiente para las actividades cotidianas estando sólo unos minutos en el sol. Sin embargo, si usted trabaja o pasa mucho tiempo al aire libre, necesita un protector solar de mayor protección, resistente al agua, como el que se usa en la playa. Los “resistentes al agua” y “muy resistente al agua” son también buenos para los días calurosos o mientras hace deporte, porque son menos propensos a irritar los ojos. Sin embargo, estas cremas no son tan buenos para el uso cotidiano. Son pegajosos, no van tan bien con el maquillaje, y deben ser aplicados cada dos horas.
¿Qué cantidad de protector solar debo usar y con qué frecuencia me lo debo poner?
Para asegurar que usted obtenga una protección solar completa, es necesario aplicar 1 oz. Los estudios muestran que la mayoría de las personas se aplican sólo la mitad o una cuarta parte de esa cantidad, lo que significa que el FPS que tienen en su cuerpo es inferior a lo recomendado. Durante un día largo en la playa, una persona debe usar alrededor de la mitad a un cuarto de botella de 8 oz. Los filtros solares deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol para que todos los ingredientes se absorben en la piel. Es muy importante aplicarse el protector solar en cantidades iguales a la primera aplicación cada dos horas, inmediatamente después de nadar, secarse con la toalla, o después de sudar.

La duda que surge es, por qué se recomienda con insistencia reponer la crema solar cada dos horas si un FPS 50 protege durante 8 horas. “En dos horas nos tocamos la piel y sudamos. Además, el grado de absorción de cada persona es distinto. Incluso en un mismo cuerpo hay zonas más delicadas que otras, donde la piel es más delgada. Por todo ello, no se puede establecer una regla fija de tanto factor, tantas horas, porque, entre otras cosas, no solo depende del tiempo de exposición”, explica Ramírez de Diego.
Cada persona y cada tipo de piel es diferente y el farmacéutico explica que “en las campañas de concienciación se generalizan las recomendaciones para que sean válidas para la mayoría de la población”.

Cuál es la diferencia entre protector y bloqueador solar?
Protectores: absorben y reflejan la radiación ultravioleta y les toma alrededor de 30 minutos ser absorbidos por la piel (por eso se necesita aplicarlo con anticipación para que realmente funcione), y se debe volver a aplicar luego de nadar o sudar, incluso si el producto es a prueba de agua. Suelen ser transparentes e invisibles al aplicarlos.
Bloqueadores: están hechos de óxido de zinc o de titanio para poder reflejar los rayos e impedir que alcancen tu piel, son más espesos, permanecen visibles al aplicarlos y son más difíciles de enjuagar que los protectores.
Ya no tienes pretexto para proteger tu piel adecuadamente, ve y compra el producto que se adapte a tus necesidades.
Elegir el protector correcto
Debes buscar un protector solar que ofrezca cobertura UV de amplio espectro y tenga un factor de protección solar o SPF de al menos 15. Además, consulta la etiqueta para saber si debes volver a aplicar el producto cada 40 u 80 minutos, mientras que nadas o sudas. El protector solar no bloquea el sol o dura más de 2 horas. Al leer cuidadosamente la etiqueta de un producto, se puede seleccionar el mejor protector solar para proteger tu piel.
Es recomendable aplicar cuidados extra en las zonas que mayor exposición solar reciben:
Cara
Orejas
Cuero cabelludo
Escote
Manos
Empeines
¿Qué tipo de protector solar es el mejor?
Al comprar un protector solar, hay que fijarse en tres cosas importantes. Compruebe en la etiqueta que el protector solar:
tenga un FPS (factor de protección solar) de 30 o superior
proteja tanto contra los rayos UVA como contra los rayos UVB (un protector solar de “amplio espectro”)
sea resistente al agua (que proteja a los niños mientras estén dentro del agua durante 40-80 minutos)
Distintos tipos de protectores solares
Los protectores solares pueden ser de varios tipos diferentes: cremas, geles, espráis y sticks (aplicadores en bastón o barra) Las cremas van muy bien para las áreas de piel seca, los bastones ayudan alrededor de los ojos y los geles van bien en las áreas con pelo (como el cuero cabelludo). Con los protectores en spray, es difícil saber si se ha aplicado una cantidad suficiente; además, existe la posibilidad de que los niños respiren el protector. Algunos espráis también son inflamables, de modo que se deben evitar las chispas y las llamas cercanas cuando se usen.
Otras cosas a tener en cuenta
No utilice protectores solares que contengan PABA, ya que pueden causar alergia en la piel.
Para piel sensible, busque productos cuyo ingrediente activo sea el dióxido de titanio.
Los adolescentes o preadolescentes que quieran usar un protector auto-bronceador deberían adquirir uno que también tenga protección UV (muchos no la tienen o tienen una cantidad muy reducida de este tipo de protección).
Algunos productos de cosmética contienen protector solar, pero no suelen ofrecer suficiente protección contra el sol. Asegúrese de que su hijo en edad adolescente se ponga protector solar antes de maquillarse.
Los bebés menores de 6 meses no se deben exponer al sol. Cuando salgan al exterior, vista a su bebé con ropa ligera que le cubra brazos y piernas; y no se olvide ponerle una gorra provista de visera. Si es imposible evitar el sol, puede usar una pequeña cantidad de protector solar en las partes del cuerpo del bebé que se expongan al sol, como las manos y la cara.
Cómo, cuándo y dónde usar protector solar
Para que el protector solar pueda desempeñar bien su función, se debe usar correctamente. Asegúrese de que:
Aplica el protector solar cada vez que su hijo se vaya a exponer al sol. Para obtener los mejores resultados, aplique el protector unos 15 a 30 minutos antes de que el niño se exponga al sol.
No se olvide de las orejas, las manos, los pies, los hombros y detrás del cuello. Levante las tiras de los trajes de baño y aplique protector solar debajo (por si las tiras se desplazaran con el movimiento del niño). Protéjase los labios usando una manteca de cacao con un FPS de 30.
Sea generoso al aplicar el protector solar: los dermatólogos recomiendan aplicar una onza (una cantidad suficiente como para llenar un chupito o un medidor típico de medicamento) al cubrir las áreas de piel que se vayan a exponer al sol.
Aplique el protector solar con frecuencia, aproximadamente cada 2 horas. Vuelva a aplicar el protector solar después de que su hijo haya estado sudando o nadando.
Aplique un protector solar resistente al agua si su hijo va a estar nadando o en contacto con el agua. El agua refleja e intensifica los rayos del sol; por lo tanto, los niños necesitan una protección duradera. Los protectores solares resistentes al agua pueden durar hasta 80 minutos dentro del agua, y algunos también son resistentes al sudor. Pero, aunque en la etiqueta del protector solar ponga que es resistente al agua, asegúrese de volver a aplicar el protector cuando su hijo salga del agua.
No trate de hacer durar los frascos de protector solar. Haga acopio de varios a la vez, y tire a la basura los protectores solares que hayan caducado o que usted haya comprado hace más de 3 años.
¿Quién necesita usar protector solar?
Todos los niños necesitan protegerse del sol. La Academia Americana Dermatología (AAD, por sus siglas en inglés) recomienda que todos los niños, independientemente del tono de piel que tengan, se ponga protector solar con un FPS de 30 o superior. Aunque las personas de piel oscura tienen más melanina protectora y se broncean con más facilidad, en vez de quemarse, el bronceado es un indicador de lesión en la piel por efecto del sol. Los niños de piel oscura también se pueden hacer quemaduras solares dolorosas.
Y recuerda ser siempre un buen ejemplo. Usar habitualmente protector solar con un FPS de 30 o superior y limitar el tiempo durante el que se expone al sol reducirá su riesgo de lesionarse la piel, y enseñará a su hijo a protegerse bien del sol.
¿Estás confundido sobre cuál es el mejor protector solar para usar? Lawrence E. Gibson, M.D., dermatólogo de Mayo Clinic, Rochester, Minnesota, ofrece sus consejos.
¿Cuáles son las mejores maneras de protegerte del sol?
Enfócate en el panorama general cuando se trata de la protección solar. Por ejemplo:

Evita el sol durante las horas pico. Por lo general, esto es entre las 10 a. m. y las 4 p. m. El agua, la nieve, la arena y el hormigón reflejan la luz y aumentan el riesgo de quemaduras solares.
Usa ropa con protección solar. Esto incluye pantalones, camisas de manga larga, gafas de sol y sombreros.
Usa protector solar. Busca un protector solar resistente al agua de amplio espectro que tenga un FPS de al menos 30. Aplica el protector solar generosamente y vuelve a aplicarlo cada dos horas, o con mayor frecuencia si nadas o sudas.
¿Qué hace un protector solar de amplio espectro?
Hay dos tipos de luz UV que pueden dañar tu piel: UVA y UVB. Un protector solar de amplio espectro te protege de ambos.

Los rayos UVA pueden provocar el envejecimiento prematuro de la piel y, en consecuencia, causar arrugas y manchas de la edad. Los rayos UVB pueden quemar la piel. Demasiada exposición a los rayos UVA o UVB puede causar cáncer de piel. El mejor protector solar ofrece protección contra los rayos UV.

¿Qué factor de protección solar necesitas?
FPS (o SPF en inglés) significa “factor de protección solar”, una medida de cuánto protege la pantalla solar de los rayos UVB. (La protección contra los rayos UV no está clasificada). Los fabricantes calculan el factor de protección solar sobre la base del tiempo que se tarda en quemar la piel tratada con protector solar en comparación con la piel sin protector solar.

Los expertos recomiendan usar un protector solar con un factor de protección solar de al menos 30. Los protectores solares con FPS superiores a 50 proporcionan solo un pequeño aumento en la protección contra los rayos UV. Los factores de protección solar de alto número duran lo mismo que los factores de protección solar de bajo número.

Con frecuencia, el protector solar no se aplica a fondo o de forma suficientemente espesa y se puede salir durante la natación o la transpiración. Como resultado, el protector solar podría ser menos efectivo de lo que sugiere el número de factor de protección solar.
Por qué usar protectores solares naturales
Al igual que un protector solar es de gran importancia, también lo es saber con qué productos está elaborado. Muchos de los protectores que se venden en las tiendas están elaborados con productos químicos que pueden resultar nocivos y que, aunque te protejan de los rayos del sol, exponen a tu piel a otros problemas.
Existe otra cuestión relacionada en la que seguramente no has reparado, y es que, si nos metemos untados en protector solar en el agua del mar, pantanos, etc., estaremos contaminando el medio acuático y a la vida asociada a él, pues los productos de nuestros protectores se están diluyendo en el agua.
Por estas razones, es una gran ventaja utilizar protectores solares naturales, los cuales son muy fáciles de elaborar en casa y seguramente resulten más baratos. ¡Sigue leyendo!
Ingredientes naturales que protegen del sol
Antes de hablar de cómo elaborar de forma casera un protector solar natural vamos a hablar de algunos ingredientes naturales que ya por sí solos protegen nuestra piel de resultar dañada bajo la radiación solar. Estos elementos son en su mayoría aceites con propiedades protectoras. Dentro de estos aceites diferenciamos dos grupos: los aceites vegetales y los aceites esenciales.
Los aceites vegetales son aquellos que contienen ácidos grasos, sin olor y que se extraen de frutos oleaginosos y semillas. Es importante que sean virgen puro 100% natural, pues cuanto más procesados menor capacidad protectora tendrá. Algunos de estos aceites vegetales y su factor de protección son:
Aceite de avellana (FPS 10)
Aceite de oliva (FPS 7)
Aceite de coco (FPS 7)
Aceite de ricino (FPS 5)
Aceite de almendras (FPS 4)
Aceite de jojoba (SPF 4)
Aceite de sésamo (bloquea un 30% de los rayos UV)
Aceite de cacahuete (bloquea un 20%)
Aceite de semillas de algodón (bloquea un 20%)
Aceite de aguacate
Aceite de cáñamo
Aceite de rosa mosqueta
Aceite de germen de trigo, con elevadas cantidades de vitamina E
Aceite de semilla de frambuesa, que proporciona el nivel de la protección más alto.
Por otro lado, se encuentran los aceites esenciales, con un fuerte olor y que se extraen de plantas aromáticas. Se pueden añadir al aceite vegetal para reforzar e incrementar la protección solar. Hablando de proporciones, se debe de echar entre 20 y 60 gotas en total (de un aceite esencial o de varios mezclados) por cada 100 ml de aceite vegetal. Deben ser también aceites 100% puros y extraídos por arrastre de vapor de agua. Algunos de ellos son:
Aceite esencial de semillas de zanahoria (FPS 38-40). Además, combate el acné, manchas cutáneas y es un gran regenerador celular.
Aceite esencial de albahaca sagrada (FPS 6)
Aceite esencial de menta (FPS 6). Aporta una sensación refrescante al producto.
Aceite esencial de lemongrass (FPS 6)
Aceite esencial de lavanda (FPS 5). Muy efectivo contra quemaduras.
Aceite esencial de eucalipto (FPS 2)
Aceite esencial de árbol de té (FPS 1)
Aceite esencial de mirra
Aceite esencial de romero
Aceite esencial de salvia
Pero para emplear estos aceites como protectores solares se deben de mezclar con otros ingredientes que aumentan su duración y la capacidad de reflejar los rayos del sol, como el óxido de zinc o el óxido de titanio.
A continuación, pasamos ya a la sección de este artículo donde te explicamos cómo elaborar tu propio protector solar natural. Los ingredientes empleados en las recetas para hacer un protector solar natural son variables, y pueden ajustarse al presupuesto disponible en cada bolsillo. De forma general, un protector solar natural consta de un ingrediente básico, que son los aceites vegetales, y posteriormente ingredientes opcionales, como los aceites esenciales y/o aloe vera. Debemos recordar, como comentábamos antes, que para potenciar el efecto del protector solar aumentando su duración y la capacidad de reflejar los rayos del sol, debe añadirse un ingrediente más, como el óxido de zinc o el óxido de titanio.

Objetivo

Elaborar un protector solar con elementos naturales para conservar la salud de la piel.

Justificación

Nos interesó este tema por que utilizamos con mucha frecuencia el protector solar durante el tiempo de entrenamiento del futbol y nos generó el investigar y saber de qué está hecho, descubrimos que si no usas el protector solar adecuado y lo usas en exceso te hace daño ala piel , sin embargo tambien consideramos que la misma naturaleza te brinda la protección que nuestra piel necesita ante los rayos del sol, por lo cual decidimos hacer un protector solar 100% natural para no dañar la piel y al mismo tiempo que favoresca los nutrientes que rejuvenecen las celulas de la piel.

 

Hipótesis

Si elaboramos un protector solar a base de productos naturales entonces   brindaremos una   protección a nuestra piel de forma saludable, económica y ecológica.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

  • 2 cucharadas (30 ml) de aceites vegetales, cualquiera de los que mencionamos anteriormente.
  • 30 gotas de aceites esenciales, que como dijimos es un ingrediente opcional que, si lo prefieres, puedes no añadir.
  • 30 gramos de cera de abeja para proporcionar impermeabilidad a la mezcla.
  • 30 gramos de manteca, la cual puede ser una mezcla de las que nosotros queramos como manteca de Karité, de mango o de cacao.
  • 1 cucharada (10ml) pequeña de aceite de germen de trigo, con vitamina E.
  • 20 gramos de polvo de óxido de zinc, lo cual daría una concentración al 25%, equivalente a un factor de protección de 20-30.

   

 Equipo:

1Recipiente de vidrio o porcelana (tipo bol)

1 espatula.

2 vasos graduados en ml.

1 Frasco de plastico obscuro de 100ml

1 recipiente para baño maria.

1 mechero o estufa.

1 cuchhillo

1 licuadora.

 

Elaboración :

  1. Al baño maría y fuego lento derretir los aceites no esenciales con la manteca y la cera de abeja.
  2. Una vez se haya derretido y fusionado todo dejar enfriar ligeramente y añadir el aceite de germen de trigo, el óxido de zinc (utilizar una mascarilla pues su inhalación puede ser peligrosa) y, si se desea, los aceites esenciales.
  3. Mezclar todo hasta que el óxido de zinc se disuelva.
  4. Introducir la mezcla en un dispensador o el bote desde el cual se vaya a utilizar.
  5. Agregar aloe vera natural previamente licuado
  6. Dejar enfriar y reposar para que la mezcla se endurezca durante toda la noche.

 

 

Galería Método

Resultados

Resulto una mezcla color y aroma lavanda la cual deja humectada la piel, ligeramente grasosa y no surge ninguna reacción al ser utilizada en la piel ni en contacto con los rayos del sol.

Preguntas de encuesta:

  1. ¿Utiliza protector solar?

 

  1. ¿Qué tipo de bloquedor solar utiliza? L-N

 

  1. ¿Sabe que es el FPS?S-N

 

  1. ¿Ha utilizado un protector solar hecho a base de productos naturales?S_N

 

  1. ¿Qué cantidad estaría dispuesto a pagar por un protector solar natural?

$250                $350

 

Galería Resultados

Discusión

En algún momento si no se agita la mezcla puede resultar al aplicar un poco pegajoso ., quizá cambiando la cera de abeja por otra de mejor calidad cambie el resultado

Conclusiones

  1. La naturaleza nos brinda protección sin dañarnos, por lo cual deberiamos ser personas responsables del medio ambiente.
  2. Si tomamos solo las cantidades necesarias de los recursos naturales damos tiempo que esta se recupere.
  3. El FPS de un protector solar natural es efectivo y nutre nuestra piel evitando erupciones o irritaciones.
  4. El protector solar natural resulta benéfico por que tambien alimenta y humecta la piel.
  5. La consistencia pegajosa se arregló con una gotas de vitamina E.

Bibliografía

 

Summary

Sunscreen based on natural products

 

Research Question

What natural products can we use in order to elaborate a sunscreen?

Problem approach

Currently, there are many products that contain chemical elements to protect the skin from sunlight and could cause different skin health problems including cancer.

Nature gives us help to take care of ourselves, so we decided to use the elements of the natural environment to produce a sunscreen.

Background

Objective

To prepare a sunscreen with natural elements to preserve skin health

Justification

We were interested in this topic because today too much sunscreen is used and we were very curious to know what it was made of this product.

We discovered that if you do not use the right sunscreen and use it very often it hurts your skin, for that reason, we decided to make a 100% natural sunscreen so as not to damage the skin’s health.

 

Hypothesis

If we make a sunscreen based on natural products then we will provide protection to our skin in a healthy, economical and ecological way

 

Method (materials and procedure)

For the realization of the project we carry out a documentary and experimental research below we mention the materials and procedures to follow.

Ingredients

2 tablespoons cocoa oils

30 drops of essential oils, which as we said is an optional ingredient that, if you prefer, you may not add.

30 grams of beeswax to provide waterproofness to the mixture.

30 grams of butter, which can be a mixture of the ones we want as shea butter, mango or cocoa.

1 small tablespoon wheat germ oil, with vitamin E.

10 grams of zinc oxide powder, which would give a concentration to 12%, equivalent to a protection factor of 10-12.

 

Development

In the bain-marie and simmer, melt the non-essential oils with the butter and the beeswax.

Once it has melted and fused everything leave to cool slightly and add the wheat germ oil, zinc oxide (use a mask as its inhalation can be dangerous) and, if desired, essential oils.

Mix everything until zinc oxide dissolves.

Place the mixture in a dispenser or the bottle from which it is to be used.

Allow to cool and rest so that the mixture hardens overnight

Results

A lavender color and aroma mixture resulted which leaves the skin moisturized, slightly greasy and no reaction arises when used on the skin or in contact with the sun's rays.

Discussion

Conclusions

1.Nature offers us protection without harming us, which is why we should be responsible for the environment.
2.If we take only the necessary amounts of natural resources, we give it time to recover.
3.The SPF of a natural sunscreen is effective and nourishes our skin, avoiding rashes or 
irritations.
4.Natural sunscreen is beneficial because it also nourishes and moisturizes the skin.
5.The sticky consistency was fixed with a drop of vitamin E.

Bibliography