Ciencias Sociales y Humanidades

PP-SH-48-CY LA EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE PANDEMIA: “Reto para enseñar y aprender en México.”

Educación de calidad

Asesor: Diana Laura Hernández

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Resumen

 La medida de confinamiento voluntario implementada por el gobierno de México a inicios de marzo del 2020 obligó trasladar la educación a una modalidad a distancia generando diversos retos y desafíos tanto para docentes, estudiantes como para sus familias. Maestros y maestras de diferentes niveles educativos y especialidades comparten su experiencia durante los primeros dos meses de confinamiento, en la que tuvieron que hacer frente a los retos que la educación a distancia les significó. De la misma manera, señalan desafíos futuros para la educación en México y proponen algunas alternativas que consideraron pertinentes a la realidad que identificaron en dichos momentos. Se espera que los lectores hagamos conciencia sobre el significado que tuvo la pandemia en la educación en México y como ha ido evolucionando.

Pregunta de Investigación

¿QUÉ RETOS ENFRENTÓ LA EDUCACIÓN DURANTE LA PANDEMIA EN MÉXICO?

Planteamiento del Problema

México tuvo que enfrentar distintos retos para la educación ante la aparicion de la  COVID19, ya que dicha pandemia llego para quedarse y no estabamos preparados, para tener una educación a distancia.

La manera en que la pandemia afecta la enseñanza-aprendizaje, y los retos a los que se enfrentó la educación tras la presencia del Covid19.

Se evaluaron diferentes criterios para llegar a la conclusión de lo afectada que quedo la educación tras enfrentar esta pandemia y como resultado, se obtuvo, que en México se tuvieron muchos obstaculos para tomar clases en linea y eso ocasiono mucha desercion escolar en diferentes niveles educativos. Como también la falta de recursos tanto economicos y didácticos que se necesitan para tomar clases en linea o en TV, como se estuvo utilizando anteriormente, como apoyo educativo tanto para maestros como para alumnos.

Antecedentes

La educación, considerada principalmente como una ciencia, se define por ser de carácter teórico, pero también práctico. Se distingue por ser procesual, por medio de la cual se transmite a los individuos una serie de conocimientos, comportamientos, cultura, valores, y formas que permite al individuo desenvolverse en la sociedad, que no son momentáneas, al contrario, son habilidades y capacidades que se aplican a lo largo de la vida. Mediante la educación se dota a los individuos de diversas estrategias y herramientas con el fin de fortalecer las características propias de cada uno.

Asimismo, es necesario identificar que la educación se clasifica en formal e informal. La primera, es aquella recibida por instituciones educativas que por medio de programas generan un aprendizaje estructurado, obteniendo como resultado final el certificado de haber cumplido con los requisitos propios de cada etapa. En este espacio se enmarca la formación escolarizada, la técnica y la profesional.

Ahora bien, la educación informal, es aquella que no se caracteriza por ser escolarizada, es toda actividad educativa que se realiza fuera de la estructura formal. Además, no conduce a una certificación. En este espacio el individuo obtiene una serie de conocimientos, habilidades, actitudes y valores, a través de la socialización diaria en el entorno que le rodea, en este ámbito intervienen la familia, grupos de amigos y una influencia directa se recibe a través de los medios de comunicación social. La educación informal no sustituye en ningún momento la formal, pero sí la complementa.

Ante esta nueva realidad mundial generada por las consecuencias del COVID-19, la educación se ha visto en la necesidad de ajustarse a un nuevo escenario formativo. Las escuelas han quedado vacías y las casas se han convertido no solo en los espacios en donde se aprenden valores, va más allá, se han convertido en los nuevos escenarios de aprendizaje formal y, también, informal.

Ante esta nueva realidad, la importancia de la educación en el siglo XXI se debe caracterizar, no solo por la transmisión de conocimientos, debe aportar en el fomento de valores que ayuden a construir la sociedad, eso puede ser posible a través de recursos

tecnológicos. La educación tecnológica se encuentra dentro de las planificaciones de la estructura formal y no formal, considerando como eje fundamental el desarrollo cognitivo, estratégico y racional de los estudiantes mediante el uso de herramientas tecnológicas. Cabe destacar que la incorporación de los recursos tecnológicos en los procesos educativos, desarrollarán habilidades específicas en los estudiantes que le permitirán una formación integral y le brindará herramientas para su preparación.

En la Figura 1 se observa que debido a la pandemia COVID-19 educación presencial se transformó y pasó a la realidad de una educación virtual; por dicha razón se debe dar un cambio de metodología.

La nueva realidad mundial demanda cambiar la percepción de educación tradicional, en donde el docente tenía la verdad absoluta y los estudiantes se concebían como recipientes en los que se depositaba conocimientos.

Según Kemelmajer (2020), no solo los docentes, sino también los estudiantes, deberían estar dispuestos a cambiar los modelos tradicionales y encontrar roles más participativos para que esta situación que se dio en la emergencia se traduzca en un cambio a nivel educativo que perdure.

Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (2017) para que la educación del siglo XXI se convierta en un motor de desarrollo, debe:

 

  • Ser flexible y lo más alejada posible de modelos rígidos, pues el mundo cambia constantemente y es preciso que los niños y los jóvenes se adapten a nuevos contextos y circunstancias. Nada es definitivo.
  • Es necesario que promueva valores sociales como la igualdad, la justicia, la cooperación y la ayuda humanitaria, pues de esta forma se anima a los ciudadanos del mañana a ser motores de cambios estructurales y a tomar conciencia de las necesidades reales de su entorno.
  • Debe insistir en el modelo de desarrollo sostenible como una meta a la que todos debemos contribuir. Los actos de las personas que en algunas décadas guíen los destinos del mundo no pueden obviar la sostenibilidad de la Tierra ni el cuidado de los recursos naturales.

 

ROL DE LA FAMILIA EN EL ESCENARIO VIRTUAL

La relación que existe entre familia-escuela; ha cambiado a lo largo de los años, conforme a los cambios de la sociedad. Las primeras escuelas mantenían una estrecha unión con la comunidad. A principios del siglo XX comenzaron a distanciarse. La labor pedagógica se fue especializando y haciendo cada vez más compleja, y los maestros enseñaban materias y utilizaban métodos alejados de la experiencia de los padres y madres, que poco tenían que decir acerca de lo que ocurría en las aulas (Maestre, 2009).

De este modo, la familia y la escuela se han distanciado; el primer argumento utilizado es que la familia y la escuela se planteaban propósitos opuestos. Sin embargo, en la actualidad se considera que ambas tienes responsabilidades compartidas, por lo tanto se hace necesario repensar la función de la familia y su relación con la escuela, aún más en esta época de pandemia en donde las familias han asumido la responsabilidad principal de enseñar a sus hijos en casa con las indicaciones o instrucciones impartidas por los docentes desde la distancia; esto en el mejor de los casos.

Dejar a la familia la responsabilidad de la formación de su representado en la formación como persona; y, además, la formación académica, vislumbra un gran desafío ya que los contextos sociales son muy diversos, además se cuenta con escenarios vulnerables en donde no se recibe el suficiente apoyo por parte de la familia, debido a algunos factores, entre ellos se puede identificar: (a) la realidad académica de muchas familias es escasa y no poseen las herramientas y mucho menos, las estrategias para generar un proceso de aprendizaje, (b) la familia tiene que responder a las exigencias propias de sus compromisos adquiridos, tales como estudio y trabajo, entre otros, y (c) la falta de recursos tecnológicos que permita la comunicación efectiva entre familia y escuela.

Hoy más que nunca la familia y la escuela, como instituciones sociales, deben generar estrategias comunes que le permitan abordar y atender todas las problemáticas que puedan surgir durante el proceso, y juntas diseñar un plan de acción a favor del interés en común, que en esta oportunidad es el estudiante.

Figura 2. Relación entre escuela, familia y estudiante.

En la Figura 2 se evidencia la relación que existe en la actualidad, en donde la escuela tiene estrecha relación con la familia y el estudiante, y viceversa, direccionando en el proceso de enseñanza-aprendizaje; pero la familia tiene la responsabilidad de acompañar al estudiante y garantizar que realice todo lo que la escuela le solicita.

La familia y la escuela tienden a observarse unidireccionalmente como si no compartiesen propósitos educativos comunes. Ha de advertirse que lo que nos caracteriza como personas (hablar, pensar, establecer vínculos afectivos, usar sistemas simbólicos) no es producto directo de la maduración sino de una interacción constante con los otros, quienes nos ofrecen la posibilidad de incorporar elementos básicos de nuestra cultura e introducirnos en ella y avanzar en nuestro desarrollo personal (Septien, Rueda y Martínez, 2016). Al respecto Vygotsky (2000) señaló que el  desarrollo humano no puede entenderse al margen del contexto ni de la cultura en los que se produce. Las interacciones que promueven el desarrollo se construyen de modo significativo en los contextos donde las personas crecen y viven; de ahí que la familia y la escuela, formadas por sistemas múltiples, sean ambientes trascendentales para la formación humana (Solé, 1996).

Objetivo

Conocer acerca de los retos que se presentan en la educación, ante la aparición del COVID 19 y como dar posible solución a este evento, que se está viviendo, para tener una mejor educación y desarrollar todas las habilidades y competencias que se tienen en cada estudiante.

Justificación

Me parece un tema de suma importancia para la actualidad, ya que estamos viviendo hoy en día, está situación, para la cual, nadie estaba preparado, pero se empiezan a crear estrategias para lograr que todos los estudiantes de diferentes grados, se adapten a esta nueva metodología y sigan teniendo un proceso de enseñanza-aprendizaje exitoso.

Aunque en nuestro país faltan muchos recursos y estrategias que ayuden a lograr una educación de calidad. Se muestra en los resultados del estudio realizado, que la mayor parte de los estudiantes que decertaron en el ciclo que se presento la pandemia, fue por no contar con los recursos necesarios para poder conectarse, o poder seguir las clases en linea o por TV.

Hipótesis

Si, la pandemia afecto tanto la educación en México, entonces enfrentamos los obstaculos que dejo la COVID19 y se emplearon nuevas estrategias y recursos para enseñar y aprender en México. Esto adaptado a toda la población con diferentes recursos, tanto materiales como economicos, y para todos niveles educativos.

La respuesta es sencilla ya que  todo el mundo se esta adaptando a este nuevo estilo de vida. En México se debe tener en cuenta que la mayoria de las personas no tienen los recursos necesarios para seguir este estilo, lo cual deberían armar estrategias didacticas para que los alumnos con bajos recursos, puedan seguir asistiendo a clases de la manera que sea necesaria.

En la actualidad después de haber pasado por este año tan complicado, ya se van estableciendo las cosas para algunos estados de la republica Mexicana, donde muchas escuelas han vuelto a abrir sus puertas para que los alumnos sigan tomando clases de manera presencial. La vacunación es pieza importante para que hayan menos contagios, y los que lleguen a haber disminuyan el riesgo de ponerse grave. Esto es algo muy importante para los niños mayores a 12 años, los cuales, están próximos a vacunar, para disminuir el riesgo de contagios y poder poco a poco, regresar a las aulas de manera presencial. Lo ideal sería que se vuelva a clases presenciales, para que los niños y adolescentes sigan teniendo una educación de mayor calidad y sobre todo que el aprendizaje sea significativo

Método (materiales y procedimiento)

¿EN QUÉ CONSISTE EL ESTUDIO?

Con la finalidad de aportar información de interés y actualidad, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) presenta los resultados de la Encuesta para la Medición del Impacto COVID-19 en la Educación (ECOVID-ED) 2020.

La ECOVID-ED 2020 permite conocer el impacto por la cancelación provisional de clases presenciales en las instituciones educativas del país, en la experiencia educativa de niños, niñas, adolescentes y jóvenes de 3 a 29 años, tanto en el pasado ciclo escolar 2019- 2020, como en el actual ciclo 2020- 2021.

¿CÓMO SE HIZO?

A través de llamadas telefónicas a viviendas que cuentan con teléfono fijo y celular.

¿CUÁNDO SE HIZO?

Periodo de levantamiento de la información del 23 de noviembre al 18 de diciembre de 2020.

¿A QUIÉN?

Los informantes fueron personas mayores de 18 años y la población objetivo fueron estudiantes entre 3 y 29 años.

 

 

 

Características de los estudiantes en el ciclo escolar 2019-2020

– Uso de TIC ́s

– Conclusión del ciclo escolar

Características de los estudiantes en el ciclo escolar 2020-2021

– Inscripción o deserción al ciclo 2020-2021

– Tiempo dedicado a actividades escolares

– Apoyo en actividades escolares

– Gastos que se realizaron

– Ventajas y desventajas de clases virtuales

page3image3353789104

Galería Método

Resultados

USO DE LAS TIC ́S

Ante la pandemia las instituciones educativas tanto públicas como privadas han puesto en marcha Programas para continuar con la educación a distancia a través del uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), herramientas que han sido indispensables para la comunicación entre docentes y alumnado.

La herramienta digital más utilizada por el alumnado fue el teléfono inteligente principalmente de los niveles primaria, secundaria y medio superior; mientras que los alumnos de nivel superior el principal medio fue computadora de escritorio para realizar sus actividades escolares.

Resultaba importante conocer en qué condiciones fue el uso de estas herramientas tecnológicas; esto es, si era propiedad de algún integrante en la vivienda o se tuvo que recurrir a otros medios para acceder al equipo (renta o pago por su uso, o bien a préstamo).

Para el caso del nivel básico (primaria y secundaria) en la mayoría de los casos los aparatos fueron propiedad de la vivienda y compartido con otros personas de la misma.

Caso contrario sucede en los estudiantes de nivel medio superior y superior donde el uso de los dispositivos fue exclusivo para las clases o actividades escolares.

Un fenómeno no deseado para todo sistema educativo es el tema de la no conclusión de un ciclo escolar, pues habla de la eficiencia en la conclusión de un determinado año escolar, y no concluir un año escolar puede significar un retraso en la continuación.

En México, el nivel medio superior fue en el que se identificó el porcentaje más alto de no conclusión del ciclo escolar 2019-2020, con 3.6%, seguido de la secundaria con un 3.2 por ciento.

Se identifica además que la no conclusión es ligeramente más alta entre la población que estuvo inscrita en una escuela privada. En el caso de

los hombres esta situación alcanza 5.5% en comparación con 2.1% observado para escuela pública; la diferencia entre la no conclusión en escuelas privadas y públicas para las mujeres es un poco menor.

 

DESERCÍON AL CICLO 2020-2021

La ECOVID-ED buscó distinguir cuando el motivo de la no conclusión de un ciclo escolar o el no continuar dentro del sistema educativo estuvo relacionado con los efectos adversos que en distintos ámbitos de la vida social y económica ha ocasionado la COVID-19.

Más de la mitad (58.9%), alrededor de 435 mil estudiantes señaló que no concluyó el ciclo por un motivo relacionado a la COVID-19 de los cuales las principales razones fueron pérdida de contacto con maestros, reducción de ingresos en la vivienda o la escuela cerró definitivamente.

El porcentaje de población que no concluyó el ciclo escolar por motivo de la pandemia por la COVID-19 según el nivel de escolaridad va en decremento conforme aumenta el nivel de escolaridad.

Se identifica que para quienes estaban en preescolar fue

prácticamente el motivo único (COVID19) de no concluir el año escolar.

Galería Resultados

Discusión

Mientras la semaforización lo permita, las instituciones educativas públicas y privadas deberán ir generando protocolos y/o adecuaciones necesarias en los edificios destinados a la educación para el seguro regreso a clases. Cuando esto suceda, deberá ser un compromiso entre el personal educativo, padres de familia y sociedad civil en general para generar una cultura de cuidado e higiene en los estudiantes preservando la salud y evitando un contagio masivo en estos espacios.

Conclusiones

Sin duda, la educación en México no fue la excepción en cuanto afectaciones por la pandemia COVID19, por lo que además de preservar la salud de los mexicanos como prioridad, deberán considerarse nuevas y mejores estrategias de enseñanza así como la disponibilidad de medios para acceder a la educación con el fin de disminuir la deserción escolar así como el nivel de aprendizaje necesario para cada nivel.

Las instituciones educativas públicas y privadas deberán ir generando protocolos y/o adecuaciones necesarias en los edificios destinados a la educación para el seguro regreso a clases. Cuando esto suceda, deberá ser un compromiso entre el personal educativo, padres de familia y sociedad civil en general para generar una cultura de cuidado e higiene en los estudiantes preservando la salud y evitando un contagio masivo en estos espacios.

Toda esta información es muy importante, para tomar en cuenta a futuro de la educación y que evitemos que haya deserción en cuanto a los estudiantes, de estados marginados, los cuales no tendrian acceso a una educación en linea, ya sea, por falta de dispositivos o internet.

México debe implementar medidas para tener una enseñanza-aprendizaje significativo para todos los alumnos que cursan cualquier nivel educativo.

 

Bibliografía

Recuperado el Mayo de 2020, de Consejo Nacional de Evaluación

de la Política de Desarrollo Social: https://www.coneval.org.mx/Medicion/Paginas/PobrezaInicio.aspx

 

IISUE. (2020). Desigualdades educativas y la brecha digital en tiempos de COVID- 19. En ISSUE, Educación y pandemia. Una visión académica. (págs. 115-121). Ciudad de México, México. Recuperado el 26 de mayo de 2020

 

Villafuerte, P. E. (2020). Educación en tiempos de pandemia — Observatorio de Innovación

Educativa. Recuperado 14 de junio de 2020, de https://observatorio.tec.mx/edu-

 

Narro Robles, José; Martuscelli Quintana, Jaime y Barzana García, Eduardo (Coord.). (2012) Plan de diez años para desarrollar el Sistema Educativo Nacional.

México: Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial, UNAM http://www.planeducativonacional.unam.mx

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography