Biología

PP-B-9-JG La vida del colibrí y su importancia en la polinización.

Vida de ecosistemas terrestres

Asesor: Diana Laura Hernández

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Resumen

La vida del colibrí está en estrecha relación con la de ciertas plantas y flores que constituye una gran  importancia para el ecosistema, los colibríes son los principales polinizadores de las zonas altas y frías ante la ausencia de los insectos y los murciélagos, además de tener una  gran capacidad para  adaptarse a estas, pero también están presentes en los páramos, los manglares, las sabana, la mayoría viven en los bosques lluviosos o siempreverdes. Su reproducción se está viendo en peligro gracias a la deforestación  por ende a la extinción de esta ave, sin lugar a duda debemos preservarla para el bien de nosotros y nuestro entorno. A pesar que se han realizado varios esfuerzos para su preservación debemos concientizarnos del peligro de perder a estas especies que aunque a simple vista es pequeña, contribuye en gran parte a la polinización de plantas y flores nativas y endémicas de nuestro país.

 

Pregunta de Investigación

¿Cómo es el ciclo de vida del colibrí y que tan importante es para nuestro ecosistema?

Planteamiento del Problema

Cuando hablamos de especies polinizadoras normalmente viene a nuestra mente los insectos, de estos los más conocidos son las abejas, pero también hay mamíferos como el murciélago y el colibrí que es un ave, que también hacen este trabajo; En este último nos concentraremos, la mayoría conocemos esta ave como la más pequeña del mundo, pero que gran parte de su trabajo es la polinización de algunas plantas, con la explosión de su hábitat natural gracias a la mancha urbana quedan más expuesta a depredadores y a la falta de alimento, por ende a la extinción.

Antecedentes

Para los antiguos mexicanos las aves tienen un significado especial. Se dice que los guerreros mexicas se transformaban en aves de bello plumaje, principalmente rojo, para halagar al sol, y que a éste se le esperaba más en el tlalocan que es donde moran los muertos convertidos en hermosas aves rojas de canto melodioso. Dos versos de una poesía prehispánica dicen: “Ya canta la roja guacamaya / ¿Es quizá nuestro muerto el que trina?”. Una de las aves más sagradas es el colibrí; es a la que se atribuye un significado espiritual de mayor poder. Su aleteo se considera como un símbolo de lo eterno, del infinito. Entre las culturas antiguas de los Andes significa resurrección.

Los aztecas, basta recordar que fue el colibrí quien los condujo hasta Aztlán. En náhuatl es nombrada como huitzilin, es considerada como el nahual de la guerra.

El escritor Natalio Hernández, en su libro El vuelo del colibrí, de poemas largos del náhuatl cita; “Somos fugaces, como el vuelo de un colibrí, el aleteo de las alas de una mariposa, como el ruido del viento entre los árboles, somos fugaces.”

Las antiguas culturas mesoamericanas, desde los mayas hasta los aztecas, valoraban mucho las plumas de pájaros de colores brillantes. En este sentido, el colibrí, una de las pocas aves con plumaje colorido y metálico, era particularmente apreciado.

El mito Azteca

Según los Aztecas el colibrí encarnaba al dios Huitzilopochtli, los Aztecas lo llamaban huitzilin, es considerado como el nahual de la guerra.

La leyenda cuenta que estaba Coatlicue,  diosa de la fertilidad también conocida como “la de la falda de serpientes”, barriendo el templo de Coatepec (montaña de serpiente) cuando encontró unas hermosas plumas de colibrí que resguardó en su seno, y con ello quedó embarazada.

Figura 1. Huitzilopochtli

Ese bebé en su vientre era Huitzilopochtli, el dios de la guerra, y aunque su otra hija, Coyolxauhqui, planeaba la muerte de su madre por deshonra al desconocerse el padre, el bebé hablaba a su madre desde su vientre para tranquilizarla, advirtiendo que él mismo la defendería.

Huitzilopochtli nació y llegó a este mundo con armadura puesta, un escudo de águila, una sandalia de plumas de colibrí en el pie izquierdo y una xiuhcoatl (serpiente de fuego). Con ella cortó la cabeza de su hermana y venció a sus 400 hermanos. Después lanzó al aire la cabeza de la Coyolxauhqui, que se convirtió en la luna; en una hermosa metáfora sobre el renacimiento y muerte de la luna cada mes y sus 400 hermanos son las estrellas.

El mito Maya

Entre los Mayas también ocupaba un lugar privilegiado, fungiendo como una suerte de mensajero entre los dioses y los humanos, llevaba sus deseos y pensamientos al mundo; se dice que los dioses tomaron una flecha muy pequeña, soplaron sobre ella, y entonces voló; luego cobró vida y se convirtió en x ts’unu’um (colibrí). En ambos casos el colibrí era admirado por su vitalidad y belleza.

Figura 2. jeroglífico Maya, colibrí.

Los Mexicas

Se dice que los guerreros mexicas se transformaban en aves de bello plumaje, principalmente rojo, para halagar al sol, y que a éste se le esperaba más en el tlalocan que es donde moran los muertos convertidos en hermosas aves rojas de canto melodioso. Dos versos de una poesía prehispánica dicen: “Ya canta la roja guacamaya / ¿Es quizá nuestro muerto el que trina?”. Una de las aves más sagradas es el colibrí; es a la que se atribuye un significado espiritual de mayor poder. Su aleteo se considera como un símbolo de lo eterno, del infinito. Entre las culturas antiguas de los Andes significa resurrección.

Figura 3. Colibrí infinito.

“Yo caminaba al frente del grupo, entre dos muros de espeso follaje. De pronto, alguna cosa cruzó frente a mí, rápida y casi inmaterial como un pensamiento. Mis sentidos estaban alertas y no se me escapaba ni un movimiento ni un ruido. Otra vez pasó aquello como un relámpago, y lo vi subir y bajar en el aire. Al fin se concentró en una liana, cerca de mí. Eran una vibración y un zumbido constantes, como una idea montada en la mera palpitación de las alas y flotantes en el espacio. Llamé a mis compañeros y rodeamos aquella maravilla. Aumentaba el encanto de la aparición el hecho de que este diminuto ser es inasible; ni podemos reproducir sus movimientos, ni guardarlo en cautividad. Semejante a una imagen soñada, aparece cuando menos se le espera, y huye cuando más nos atrae”. Cita de Maximiliano de Habsburgo, fue la primera vez que el futuro emperador de México, veía esta ave, por su paso en la selva Brasileña.

Los ancianos de muchos pueblos todavía les llaman chupaflor. Este pajarito americano vive en regiones que van de Canadá hasta la Tierra de Fuego. En Nazca, Perú, está representado un colibrí que mide 96 metros de largo, desde el pico hasta la cola, con una envergadura de 66 metros.

Figura 4. Líneas de Nazca, colibrí

En el Diario del viaje que hicimos a México, fechado en 1776, el fraile capuchino Francisco de Ajofrín describe: “Todo su cuerpecito no excede al de una pequeñita almendra; la cola larga, la cabeza proporcionada, el cuello corto, el piquito largo, delgado y fino. Blanco en el nacimiento y negro en la punta; las alitas largas y menudas; tan ligero en su manejo, que cuando vuela casi no se ve y solo se percibe por un zumbido que hace; sus ojos muy alegres y hermosos”.

Octavio Paz, quien estudió a conciencia la filosofía mexica, escribió este poema corto: “La exclamación”, que condensa en seis versos la magia del ave: “Quieto / No en la rama / En el aire / No en el aire / En el instante / El colibrí”.

El colibrí es sin duda una de las aves más especiales del mundo. Es la única ave polinizadora; la única que posee un pico tan largo y delgado, que es capaz de volar hacia atrás; es también la que aplica por mucho el aleteo más rápido (sus alas atraviesan el aire hasta 55 veces por segundo).

Figura 5. Aleteo colibrí.

Se comportan como insectos. Algunos científicos incluso piensan en ellos como “abejas emplumadas”. Como las abejas o las mariposas, vuelan de una flor a otra en busca de néctar, un dulce líquido que algunas flores producen.

Ficha técnica

Clase: Ave

Orden: Apodiformes

Familia: Troquílido

Figura 6. Anatomía colibrí.

El colibrí, también conocidos como chupamirtos, picaflores, chuparrosas, tucusitos, pájaros mosca, es un ave pequeña pero su tamaño puede variar dependiendo de la especie, desde los 5 c.m hasta unos 25 c.m. llegan a pesar tan solo 2 gramos al salir del cascaron, el pico del colibrí es corto, pero a medida de su crecimiento este se va alargando, es un pico que tiene una forma singular es curvo y largo y esto varía según la especie y el tipo de flor que les guste.

Algunos tienen el pico tan largo como el cuerpo, otros solo muy pequeños y curvos hacia abajo, también poseen una lengua larga que es la que les ayuda a extraer el rico néctar de las flores, es el único pájaro con este tamaño que tiene columna vertebral. Ellos no tienen el sentido del olfato,  se dice son atraídos por el color de las flores o plantas, siendo el rojo uno de sus preferidos.

Figura 7. Cinco tipos de pico de colibrí. Fuente: Huitzil Vol.3 N°1(2012).

Su plumaje es único debido a sus interesantes y llamativos colores donde predomina un  verde iridiscente metálico, se puede diferenciar el macho por el color del plumaje de la garganta que puede ser de color rojo, azul o verde esmeralda, si hablamos de la cola esta no se puede definir ya que existen de innumerables diseños y algunos las poseen de color castaño.

Figura 8. Plumas de colibrí vistas desde un microscopio, y el cambio de color que hacen dependiendo de la luz.

Son poco sociables, pero también llegan a tener una compleja organización social, según la especie. Poseen patas cortas  y es la única especie de aves que puede volar en todas las direcciones, arriba, abajo, hacia delante, hacia atrás incluso dar vueltas, protegen su alimento de una forma agresiva, así como sus nidos, les gusta la soledad, de esta especie existe un grupo que se les llama ermitaños, son los menos peleoneros y no tienen una ruta definida de forrajeo. Más sin en cambio hay unos que se les denomina terroristas,  tienen comederos propios y rutas de forrajeo de flores donde sólo ellos pueden comer y se muestran intolerantes y agresivos, si algún otro colibrí interviene en su territorio, no importando si es macho o hembra el que invade, por lo que será expulsado inmediatamente.

Otras especies realizan ¨leks¨, el cual consiste en identificar la ruta de forrajeo de una hembra, por parte de varios machos y todos tratan de cortejarla por medio de cantos y despliegues de alas, la hembra escoge al macho con el mejor plumaje y el mejor canto. Muchos colibríes son polígamos y tras el apareamiento toda la responsabilidad paternal recae en la hembra.

Tienen la capacidad de volar hasta 30 millas por hora, y pueden hacerlo aún más rápido hasta 60 millas por hora.

Su tiempo de vida varía, algunos mueren en la mitad del primer año de vida, algunos viven hasta 4 años si tienen suerte, pero según estudios realizados algunos han llegado a vivir hasta 12 años.

Alimentación

Son nectarívoros por excelencia, su larga lengua les permite succionar el néctar, (Este es un líquido que poseen las flores que contiene glucosa, fructuosa y sacarosa) de las flores a través de la estructura arrollada en la parte exterior de la lengua.

Las flores que son visitadas por los colibríes son tubulares, tienen abundante néctar y generalmente tienen una tonalidad roja, rosada o anaranjada -aunque los colibríes visitan flores de todos colores – Generalmente las flores de las que el colibrí extrae su alimento no ofrece un lugar para posarse, pues son flores colgantes, pero eso no es ningún problema para ellos, con su rápido aleteo pueden extraer el néctar de la flor.

Figura 9. Trompeilla. Fuente: Naturalist. Org.

A menudo los tubos florales se adaptan muy bien con la longitud de la curva de sus picos. Pero el caso de los colibríes de pico corto, perforan a la flor por un costado para extraer el néctar ante la imposibilidad de obtenerlo de la forma común. Algunas veces aprovechan los agujeros en los árboles para extraer la savia.

Figura 10. Lantana/ Fuente: CONABIO.

Aunque los colibríes se alimentan principalmente del néctar de las flores complementan su dieta con pequeños insectos y arañas que atrapan en el momento en que visitan la flor y de estos obtienen vitaminas, minerales y proteínas. Se dice que un colibrí puede visitar de 500 a 3000 flores por día.

Los colibríes son muy activos y necesitan consumir gran cantidad de néctar, algunos consumen la mitad de su peso en alimento.

Su proceso de digestión solo dura un poco menos de 1 hora, estos poseen un metabolismo único. Cuando están en proceso de cría estas aves recogen el alimento y lo guardan en la parte superior en su tubo digestivo para luego llevarlo a los polluelos, estos abren su boca y ellas les regurgitan el alimento y se los da.

Distribución

En México existen alrededor de 60 especies de colibríes y aproximadamente  20 de ellos son endémicos (únicos) de México de acuerdo con Howell y Webb (1995), la UAO (1998-2000) y Navarro y Peterson (2000), que habitan desde el mar caribe, hasta lo más alto de las cadenas montañosas. Sin embargo, probablemente el número sea mayor, debido a que existe una carencia importante de estudios taxonómicos de este grupo.

Figura 11. Distribución geográfica/Fuente: CONABIO/AFP Omar Torres.

Hábitat

Los colibríes se han adaptado a una gran cantidad de hábitats, pues han demostrado sobrevivir a zonas desérticas, como por montañas con temperaturas muy bajas y praderas pero suelen preferir zonas tropicales y con climas templados.

Pero la falta de alimento ha hecho que cambien de territorio.

Para habitar lo hacen entre los árboles, enredaderas y arbustos, estas aves cuidan su territorio y alimentación al punto de pelear por lo que les corresponde. Siempre tratan de conseguir un buen lugar donde dormir que los cubra de los depredadores, tiene una particular forma de dormir boca abajo con la intención según se señala de hacerse invisibles y compenetrarse más con su hábitat.

Según los expertos esta ave posee una memoria única, ya que puede recordar el lugar donde se estuvo alimentando de cuáles flores lo hizo e incluso cuándo podrá volverlo a hacer, son aves solitarias que solo se unen en grupos cuando migran esto les permite beneficiarse los unos a los otros con la aerodinámica de su vuelo y así poder conservar energía.

Incluso es posible verles en plena ciudad, donde luchan por subsistir ante la falta de alimento, no todos los colibríes son aves migratorias, una de ellas es el colibrí Candido.

Figura 12. Colibrí Candido/Fuente: Ruiz Cortines, San Andrés Tuxtla, México.

Reproducción

Todo comienza por un cortejo extraordinario que hace el macho a la hembra para atraerla y que ella lo acepte. La edad para reproducirse empieza a solo unos meses de vida, el clima de cada ciudad determina el momento de reproducción y también viene dada por la época donde hay más abundancia de flores. Cuando empieza el cortejo el macho ejecuta vuelos  de hasta 30 y 60 millas por minuto, el con esto se está exhibiendo y llamando la atención de la hembra, el sube unos 60 pies en el aire para luego regresar a una velocidad increíble realizando un arco, esto lo hará varias veces.

Emitirá sonidos chirriantes que los usa para el momento del cortejo y atracción de la hembra, con estos métodos que utiliza el colibrí puede asegurar ganar que la hembra lo acepte; pues está en algunas oportunidades los rechazan,  según estudios esto debido que la hembra acepta un macho cuando este cumple con todos los rituales de cortejo, cuando ellos ejecutan el vuelo y abren sus alas con la luz del sol dejan ver reflejos en su bello plumaje indicativo que son pájaros sanos y eso atrae aún más las hembras puesto que ellas escogen el ave más bellas para que sus crías sean muy saludables.

Figura 13. Cortejo colibrí Zumbador mexicano (Atthis heloisa).Fuente: Nature PBS.

El indicativo de la hembra al macho cuando son aceptados es el levantamiento de su cola, en ese momento el macho sabrá que fue escogido para el apareamiento, luego de ejecutarlo el macho se va y busca otra hembra para aparearse y poder reproducirse por eso ellos son polígamos. La hembra empieza hacer su nido de colibrí que de tamaño es parecido a un dedal, en un árbol  con musgo, hojas secas, ramitas, plumas , pelo, etc, este proceso le lleva de 10 a 15 días pero lo utilizan largo tiempo, la distancia del suelo puede ser corta o hasta 10 o 30 metros del mismo,  allí tendrá sus huevos, generalmente solo ponen dos muy pequeños que son de color blanco y solo alcanzan a medir entre 8 y 10 milímetros y su peso es de 0.4 o 1.4 gramos.

Figura 14. Construcción del nido por la hembra.

El periodo de incubación del colibrí es según la especie unos pueden solo pasar 14 a 23 días o 16 o 19 días, este proceso la hembra lo hace sola y requiere por lo menos el 80 por ciento de su tiempo por lo que ella utiliza la reducción de temperatura corporal para evitar debilitarse por completo. El pequeño polluelo al nacer no tiene nada de plumas y sus ojos están completamente cerrados por lo que su dependencia es total de la madre quien los cuida y alimenta cientos de veces al día.

Figura 15. Polluelos de colibrí/Fuente: Pixabay.

Los polluelos o pichones de colibrí reconocen que su madre están el nido para alimentarlos por los sonidos que emite al pararse en él y es cuando ellos  abren sus picos para ser alimentados, este proceso dura unas dos semanas que es donde los polluelos comienzan a generar su propio calor corporal, ya a las tres semanas están listos para abandonar el nido e independizarse.

Recolección de polen.

Al beber el néctar, también recogen granos de polen. El polen es un polvo fino hecho por las plantas que les permite reproducirse. Las flores necesitan el polen de otras flores para hacer semillas, pero necesitan ayuda para conseguirlo. Tales ayudantes de animales e insectos se llaman “polinizadores”; En el caso de los colibríes con pico corto, el polen se pega a las plumas cerca de la base del pico, así como de la frente y garganta, mientras en colibríes con pico largo la mayor parte del polen se queda en la parte intermedia y proximal del pico, también se debe considerar el tipo de flor que se visita. Este polen es llevado a la siguiente flor que visita y así se completa la polinización de la especie.

Figura 17. Colibrí tomando néctar/Fuente: Naturalista.

 

                      Especies Endémicas y nativas de México
Especie Tipo Nombre común  Distribución
Abeillia abeillei Colibrí Pico corto Oaxaca y Chiapas.
Amazilia beryllina Colibrí Berilo Norte y Centro de México.
Amazilia Candida Colibrí Candido Guaxaca, Chiapas.
Amazilia Cyanocephala Chupaflor Coroniazul​ Veracruz, Chiapas.
Amazilia Cyanura Colibrí Coliazul Sur de Chiapas.
Amazilia graysoni Colibrí Canelo de las Marías Islas Marías.
Amazilia rutila Colibrí Canelo Costa central del Pacifico y Peninsula de Yucatán.
Amazilia Tzacatl Colibrí Cola Canela Centro y este de México.
Amazilia villadai (sp. nov.) Colibrí Villada Montañas de Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca.
Amazilia violiceps Colibrí Corona Violeta Suroeste de México.
Amazilia viridifrons Colíbri Frentiverde Sierra Madre del Sur Guerrero-Oaxaca.
Amazilia wagneri Colíbri Flanco canela Sierra de Miahuatlán, Oaxaca.
Amazilia yucatanensis Colibrí vientre canelo Este de México y Península de Yucatán.
Anthracothorax prevostii Colibrí garganta negra Noreste de  México.
Archilochus alexandri Colibrí Barba Negra Occidente y Noroeste de México.
Archilochus colubris Colibrí de garganta de rubí Sur de México.
Atthis ellioti Zumbador Guatemalteco Tabasco y Chiapas.
Atthis heloisa Zumbador mexicano Montañas de México al oeste del Istmo.
Calothorax lucifer Tijera norteña Centro y norte de México.
Calothorax pulcher Colibrí mixteco Cuenca del Balsas.
Calypte anna Colibrí Cabeza Roja Norte de México.
Calypte costae Colibrí Cabeza Violeta Peninsula de Baja California.
Campylopterus curvipennis Fandanguero Méxicano Costa central del Golfo y Península de Yucatán.
Campylopterus excellens Fandanguero tuxtleño Sierra de los Tuxtlas.
Campylopterus hemileucurus Fandanguero Morado Sureste de México.
Campylopterus pampa Colibrí pampa Península de Yucatán.
Campylopterus rufus Fandanguero Canelo Sureste de Oaxaca y Chiapas.
Chlorostilbon auriceps Esmeralda Mexicana Oeste de México, sur de Sinaloa a Durango, Guerrero y Oaxaca.
Chlorostilbon canivetii Esmeralda Oriental Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca.
Chlorostilbon forficatus Esmeralda de Cozumel Isla Cozumel.
Chlorostilbon salvini Esmeralda Salvin Puebla.
Colibri thalassinus Colibrí orejiazul Centro de México.
Cynanthus doubledayi Colibrí piquiancho Costa del Pacífico sur.
Cynanthus latirostris  Colibrí pico ancho Norte y Centro de México.
Cynanthus lawrencei Pico ancho de las Marías Islas Marías
Cynanthus sordidus Colibrí opaco Cuenca del Balsas
Doricha eliza Colibrí de Eliza Centro de Veracruz
Doricha enicura Colibrí tijera Guatemalteco Oaxaca y Chiapas
Doricha sp. Nov. Colibrí tijera Mexicano Norte de Yucatán
Eugenes fulgens Colibrí magnífico Bajío hasta Sureste de México
Eupherusa cyanophrys Colibrí miahuatleco Sierra de Miahuatlán, Oaxaca
Eupherusa eximia Colibrí cola rayada Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca.
Eupherusa poliocerca Chupamirto de cola blanca Sierra Madre del Sur, Guerrero-Oaxaca
Florisuga mellivora Colibrí Capucha Azul Sureste de México
Heliomaster constan Colibrí Picudo Occidental Norte,Occidente y Costa del Sur de México.
Heliomaster longirostris Colibrí piquilargo Occidente de México
Heliothryx barroti  Hada enmascarada Chiapas
Hylocharis eliciae Zafiro Garganta Azul Tabasco y Chiapas
Hylocharis leucotis Zafiro oreja blanca Sureste de México
Hylocharis xantusii Chupaflor peninsular Península de Baja California
Lampornis amethystinus Colibrí garganta amatista Sureste de México
Lampornis clemenciae Colibrí gorjiazul Sur de Nuevo México, Noreste de Sonora.
Lampornis margaritae Garganta amatista Sierra Madre del Sur, Guerrero-Oaxaca
Lampornis viridipallens Colibrí garganta verde Chiapas
Lamprolaima rhami Colibrí multicolor Sureste de México
Lophornis brachylopha Coqueta de Guerrero Sierra Madre del Sur, Guerrero
Lophornis brachylophus Coqueta de Atoyac Guerrero
Lophornis helenae Coqueta Cresta Negra Veracruz, Tabasco, Chiapas y Oaxaca.
Phaeochroa cuvierii Colibrí pecho escamoso Chiapas
Phaethornis longirostris Ermitaño colilargo norteño Jalisco, Guerrero, Veracruz, Tabasco y Chiapas
Phaethornis mexicanus Ermitaño Mexicano Oeste de México
Phaethornis striigularis Colibrí ermitaño enano noreste de Oaxaca, sur de Veracruz hasta el sur este de Quintana Roo
Selasphorus calliope Zumbador garganta rayada Norte de México.
Selasphorus platycercus Colibrí coliancho Centro de México hasta el norte.
Selasphorus rufus Zumbador Canelo Norte y Centro de México
Selasphorus sasin Colibrí de allen Centro de México, Baja california Norte.
Thalurania ridgwayi Ninfa Mexicana Noroeste de México
Tilmatura dupontii Colibrí cola pinta Costa central de Pacifico, Tabasco y Chiapas.

Objetivo

Conocer como es su reproducción y como ayudan con la polinización en el hábitat para saber cómo contribuir en su cuidado.

Justificación

La cuarentena no solo nos obligó a no ver a nuestros seres queridos, amigos y personas trascendentes en nuestras vidas, para cuidarnos y protegernos entre todos a la distancia, sino también nos obligó a ver nuestro entorno de una manera diferente dándole un gran significado aparentemente a los pequeños detalles es como conozco de cerca, en mi patio, a una pequeña ave llamado colibrí.  Y que su importancia de conservar a esta especie, no es solo por admirarlo sino porque es una pieza fundamental para el planeta.

Hipótesis

Si conocemos como es su desarrollo, hábitat y alimentación sabremos que gran parte de su función en el ecosistema ayuda a que otras especies sobrevivan, entonces nos hará más conscientes de sus necesidades y cómo debemos cuidar de los animalitos que están en nuestro entorno y así poder ayudar y contribuir en su cuidado.

Método (materiales y procedimiento)

El alumno realizara observación y seguimiento del nido de un colibrí, así como del comportamiento, alimentación y propósito que tienen en nuestro entorno, por cuatro semanas, así como también una visitara a el Refugio para polinizadores, creado en el Tecnológico de Estudios Superiores de Coacalco.

 

 

Galería Método

Resultados

 

Día OBSERVACIÓN
1 Primer encuentro con el nido de colibrí, ya se encuentra el primer huevo, se observa al macho y hembra aun ajustando el nido con hojas secas y con algún material suave.
2 Se observa desde lejos, la hembra está muy activa y muy territorial, se puede ver ya un segundo huevo, ya no se ve cerca el macho.
3 La hembra sale muy pocas veces a alimentarse y por muy poco tiempo.
4 Aún la hembra sigue perfeccionando el nido, con hojas, paja y telaraña.
5 Se observa que el nido de mimetiza muy bien con el bambú, las hojas más pequeñas le sirven a la hembra para sellar el exterior del nido.
6 Se pueden observar perfectamente los huevos, son muy pequeños.
7 Se observa que el interior del nido es esponjoso, rastros de pelo de anima, hasta de cabello.
 Tabla 3. Sema 1 de observación.

 

Día OBSERVACIÓN
8 El macho ya no regreso, solo terminó de hacer junto con la hembra el nido y no lo hemos visto nuevamente.
9 El nido tiene de diámetro aproximadamente 4 centímetros de diámetro y los huevos miden aproximadamente 1.5 c. m.
10 Las ramas que sostienen al nido, aunque son muy delgadas lo soportan bien, pues es muy liviano.
11 Al caer la noche la hembra no se mueve del nido, a menos que escuche un sonido fuerte o movimiento.
12 Las hojas del bambú protegen el nido d los rayos del sol y de alguna otra ave.
13 El recubrimiento de la parte de adentro del nido protege de las bajas temperaturas nocturnas.
14 A pesar de que el nido ya está terminado, la hembra con ayuda de telaraña, pone más hojas secas y acerca más ramas pequeñas para que este cubierto por la parte de arriba.
   Tabla 4. Semana 2 de observación de nido.

 

Día OBSERVACIÓN
15 La hembra acomoda los huevos para transmitirles calor de manera uniforme.
16 La hembra ha estado casi todo el día en el nido.
17 Eclosión del primer huevo. Se observa al primer polluelo.
18 Eclosión del segundo huevo, los polluelos apenas se mueven, se alcanzan a ver unas pequeñas plumas color ámbar, solo en la parte de la espalda.
19 La hembra empezó a romper lo que queda del cascaron.
20 La hembra empezó a salir más por alimento para los polluelos.
21 Cada vez que se acerca la hembra colibrí los polluelos levantan su cabeza y abren sus picos amarillos para solicitarle la comida.
Tabla 5. Semana 3 de observación de nido.

 

Día OBSERVACIÓN
22 Se ven muy pequeños, aún.
23 La hembra lleva pequeños insectos, gusanos para alimentar a los polluelos.
24 Han incrementado el tamaño de sus cuerpos, ya que comen mucho.
25 Se aprecian más plumas y cada vez se ven más grandes.
26 La espalda esta ahora llena de plumas oscuras y pequeñas, el pico se está oscureciendo.
27 Se ven nuevas plumas en la cabeza, más cerca de las alas y en la cabeza.
28 Las plumas se ven más grandes y van cambiando de color, al rededor del pico también se ven plumas nuevas.
29 Son más grandes, el pico se ve cada vez más alargado.
30 El nido fue atacado por un depredador, aún no sabemos qué tipo de ave fue pero había varias ramas rotas, no sobrevivieron los polluelos.
Tabla 6. Semana 4 de observación de nido.

Figura 18. Materia reciclado de bebederos.

Figura 19.Instalación de bebedero, cerca del nido.

Figura 20. Bebedero instalado y usado por el colibrí hembra.

Figura 21. En busca de más ejemplares de Colibrí.

Jardín Refugio para polinizadores.

Uno de los tres ganadores del Polinatón 2021, de entre 188 equipos a nivel nacional, evento organizado por parte de la Embajada de Alemania en conjunto con Socialab México y Disruptivo.

Para la realización de este jardín se coordinaron diferentes instituciones y asociaciones como: WWF-Fondo Mundial para la Naturaleza, Secretaria del Medio Ambiente del Estado de México, Naturalia A. C México, Los Guardianes del Ehecatl.

Figura 22. Jardín Refugio de polinizadores, campus TesCo.

El diseño del jardín se compone de siete hexágonos delimitados con troncos, que representan un panel de abejas, en el hexágono central se encuentra una escultura de arte alebrije llamado ¨Polibrije¨, una fusión de los tres polinizadores principales, el colibrí, la abeja y la mariposa.

Figura 23. El Colibrije.

 

Figura 24. Ing. Jorge Torres Sánchez, profesor investigador a cargo del proyecto/ TesCo.

Las plantas florales que se eligieron para el proyecto fueron nativas de México, que fue una parte importante para tener un equilibrio en el ecosistema del lugar, se distribuyeron de manera que cada hexágono sea un refugio para los polinizadores de cualquier depredador y también cada uno con diferentes plantas florales para el tipo de polinizador; Mientras que en el centro solo se encuentran suculentas que es la planta que prefieren los mucilagos, en los hexágonos de la orillas se acomodaron de manera que las abejas y mariposas polinicen y sobre todo el colibrí ya que se tiene una gran cantidad de estos en la región.

Figura 25. Las plantas y flores que se encuentran son nativas de México.

Resultado sobre el formularia

Figura 30. Resultado encuesta pregunta 1.

Figura 31. Resultado encuesta pregunta 2.

Figura 32. Resultado encuesta pregunta 3.

Figura 33. Resultado encuesta pregunta 4.

Figura 34. Resultado encuesta pregunta 5.

Figura 35. Resultado encuesta pregunta 6.

Figura 36. Resultado encuesta pregunta 7.

Figura 37. Resultado encuesta pregunta 8.

Figura 38. Resultado encuesta pregunta 9.

Figura 39. Resultado encuesta pregunta 10.

 

Galería Resultados

Discusión

Figura 26. Segundo jardín Polinizador se tienen cerca de 440 especies nativas de flores.

Entrevista con él Ingeniero Jorge Torres Sánchez, profesor investigador, adscrito a la Jefatura de Ingeniería Ambiental, del Tecnológico de Estudios Superiores de Coacalco. Principal encargado del proyecto “Refugio para polinizadores.”

  1. ¿Cuál es tu nombre y a que te dedicas?

R= Soy el profesor Jorge Torres Sánchez, soy profesor investigador del TesCo, y entre mis actividades además de la docencia, está la investigación y desarrollo de proyectos.

  1. ¿Por qué te intereso el realizar un proyecto para animales y bichos tan pequeños?

R= Porque a pesar de ser tan pequeños, son vitales para la existencia de otras especies y de nosotros mismos, porque el 80% de los productos alimenticios que consumimos, son producto de una polinización y si ellos no existirían, no tendríamos que comer.

Además que forman una gran parte de nuestra reserva natural.

  1. ¿Crees que los colibríes son importantes para el ecosistema?

R= Desde luego ya que pertenecen al grupo de los polinizadores, además es un ave representativa de la cultura Mexicana, es especie endémica y representa muchos patrones culturales, es fundamental.

  1. ¿Les fue difícil realizar este jardín?

R= Si es difícil, porque como tú ves ahorita, estas pequeño y te tienes que enfrentar a cosas como pedir permiso para entrar a la escuela, esperar a autorizarte el permiso, entonces nosotros también tuvimos que gestionar el espacio, porque a pesar de que se tiene, que te den la autorización fue difícil, ya que nos dieron 500m2 que la escuela decidió darnos para montar el jardín, que fue también apoyo de nuestro Director con la junta directiva.

  1. ¿Piensas que los colibríes son tan importantes como las abejas o mariposas y por qué?

R= Si son igual de importantes, ya que les da vida a los jardines en la floración

  1. ¿Crees que podríamos crear u nuestras casas este tipo de jardines?

R=  Si,  de hecho es recomendable que cada casa tenga maceta con plantas florales, para que tengan forma de alimentarse ya que los proyectos urbanos van desapareciendo áreas verdes, los animales tienen que transportarse cada vez más lejos, para conseguir su alimento, entonces llega un momento en que terminan exhaustos y ya no pueden regresar a su lugar de origen.

Entonces mientras más cerca tengan su alimento, será mejor, por eso es que este Jardín se llama Jardín Refugio, porque puede quedarse aquí, sin que nadie lo moleste, descansar y regresar a su lugar de origen.

  1. ¿Cuáles flores son las que recomendarías plantar?

R= Plantas florales nativas de nuestro país como aquí tenemos las suculentas para los murciélagos, la campanilla, el muitle y la lantana que son las principales para colibríes, abejas y mariposas.

Gracias por contestar a mis preguntas.

Figura 27. Placa/Segundo Jardín Polinizador.

Figura 28. Damián García junto al Ingeniero Jorge Torres Sánchez/TesCo.

 

Figura 29. Investigación documental.

 

Conclusiones

A pesar de que las personas encuestadas sobre sus conocimiento acerca del colibrí estaban convencidos de no saber mucho, pudieron darse cuenta que no es así y que  la importancia de la vida y polinización que hacen los colibríes es muy importante para la conservación de muchas especies incluyéndonos.

En el caso del nido que encontré, por más que nos esforzamos por cuidar del nido así como de la hembra, no esperábamos que fueran atacados por un depredador, afortunadamente la hembra está bien y sigue visitando los bebederos, pero deben ser limpiados cada 3 días máximo, ya que se pueden formar parásitos que pueden enfermar a los colibríes; Por lo que es mucho mejor sembrar arbustos, plantas o enredaderas de flores rojas, las cuales son sus preferidas, como el aretillo por el color que es más llamativo, enredadera de trompeta, la trompetilla, la campanilla, el muitle que la puedes encontrar en colores rojos y amarillos o puede ser la lantana que también tiene colores llamativos.

Encontramos que nos solo nosotros nos preocupamos por la conservación de las especies de colibrí de México, sino que somos un país pionero en buscar soluciones para que no desaparezca esta especie, mientras que en la Ciudad de México empezaron con jardines urbanos desde el 2022 junto con la UNAM, en el Estado de México, en el Tecnológico de Estudios Superiores de Coacalco;  También empezaron a sembrar jardines polinizadores, estamos contentos que cada vez, seamos más, los que estemos consientes que ayudar y saber cómo es el ciclo de vida de esta pequeña especie nos ayudamos a nosotros mismos.

Bibliografía

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography