Biología

PP-B-103-QZ Tortugas (Quelonios)

Vida de ecosistemas terrestres

Asesor: Itzel Rodríguez Mejía

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Resumen

En el siguiente trabajo hablaré de las tortugas, en forma especial de las tortugas acuícolas, las más conocidas son, las tortugas japonesas (Trachemys scripta elegans Wied), que son las que más me interesan porque las tengo de mascotas en mi casa, son muy comunes y fáciles de cuidar, pero debo conocer y aprender a cuidar más de estas tortugas para que pueda tener otro tipo de tortugas, como las terrestres, un ejemplo de este tipo de tortuga es la tortuga Laúd (Chelonoidis chilenis), que la encontramos en México y desova en Los Cabos, Baja California por tomar un ejemplo, además de que pueden ser más grandes, requieren otros cuidados; o como las tortugas marinas, pero que son más complicadas de cuidarlas por el agua salada o de mar y no caminan en la tierra como las mías cuando las lavo y saco al sol, un ejemplo de ellas es la tortuga marina o como mejor la conocemos, como la más grande tortuga de la tierra, la “galapagos” (Lepidocheylis olivacea).

Pregunta de Investigación

¿Cómo viven las tortugas acuícolas en casa?

Planteamiento del Problema

Tener este tipo de tortugas acuícolas en casa como mascotas ayuda a que sigan existiendo como especie o alteremos su ecosistema.

Antecedentes

Tortugas acuícolas o quelonios
Quelonios Proviene de la palabra griega χελώνη (khelone = tortuga) y esta de χελώ (khelo = duro, rígido).

Imagen 1. Foto en la sala dedicada a los quelonios en Universum.
El mundo de las tortugas es increíble, comprueben conmigo.

Imagen 2. Unas tortugas en verdad pueden ser enormes como las Laud.

Cada una de las poblaciones de tortugas acuícolas presenta diferentes niveles de complejidad para su manejo, conservación y recuperación, y que su recuperación o extinción dependerá del deterioro que hayan alcanzado tanto ellas mismas como el ecosistema que las rodea, en todos los países de las regiones geográficas tropicales y subtropicales del mundo.

Su caparazón o concha, es la que los ha ayudado a sobrevivir durante tantos años y siglos de los depredadores más comunes a su especie. Está constituida por placas óseas, arregladas en forma de mosaico, que por arriba forman una bóveda, generalmente cubierta por escudos córneos. Esta coraza tiene dos aberturas, una en la parte de adelante, por donde salen la cabeza y los miembros anteriores, y otra atrás y hacia abajo, por donde salen la cola y los miembros posteriores.

Imagen 3. Esqueleto o quelonio de mis tortugas.

Presentan manchas blancas que requieren de cuidado, parece que les falta sol, o vitaminas.

Imagen 4. Foto que tomé en Universum, es una tortuga disecada.

Imagen 5. Parte interna de las tortugas.

En la actualidad es muy frecuente escuchar comentarios sobre la ecología, el hábitat, los ecosistemas, la biodiversidad, etc., y cada vez es mayor la preocupación por el rápido deterioro ambiental. Al mismo tiempo, y como consecuencia inevitable de este desequilibrio, la lista de especies amenazadas y en peligro de extinción, tanto vegetales como animales, aumenta cada día más.

En este contexto se encuentran las tortugas acuícolas, las cuales afrontan un peligro inminente de extinción.

Trachemys scripta elegans o tortuga japonesa es la más popular en el mercado de mascotas, con más de 52 millones de individuos exportados desde los Estados Unidos a mercados extranjeros sólo en la década del 2000.

El caparazón y la piel son de color oliva o marron con rayas o manchas amarillas.

Imagen 6. Les presento mis tortugas japonesas. Son lindas ¿no?.

Los quelonios típicos aparecen repentinamente en el escenario histórico en épocas tan remotas como el Triásico.

Aparecieron en la tierra aproximadamente hace 210 millones de años, según los vestigios encontrados en Alemania y Argentina.

Desde entonces, estos animales se han caracterizado por poseer una armadura peculiar que les ha permitido sortear a una buena parte de sus depredadores, con el simple hecho de encerrarse en ella.

Cada variedad de tortuga que habita en nuestros mares y costas es diferente y posee sus peculiaridades.
A partir de la segunda mitad del siglo XX la importancia económica de las tortugas aumentó rápidamente, de tal manera que en los años sesenta constituyeron una importante pesquería ribereña.

En México, la captura de tortugas marinas se desarrolló de tal manera que durante casi dos décadas (1965 – 1982) contribuyó con más de la mitad de la producción mundial. Sin embargo, al no considerarse los límites biológicos de las poblaciones, pronto se rebasaron los niveles óptimos de explotación y se agotaron varias de las colonias más importantes de la tortuga golfina; las otras especies fueron llevadas con mayor rapidez a niveles incosteables para propósitos de explotación legal, pero su escasez las ha convertido en productos altamente cotizados, por lo que su captura ha continuado sin interrupción. Por ejemplo en el mercado negro una tortuga de 50 kilos puede llegar a costar dos mil pesos, equivalente a unos 300 dólares, variando este precio según la especie y la demanda.

Objetivo

Objetivo.
¿Cómo cuidar a las tortugas acuícolas para que vivan más tiempo?

Justificación

Tengo tortugas acuícolas en mi casa y quiero aprender a cuidarlas.

Hipótesis

Si conocemos más sobre las tortugas acuícolas entonces podemos cuidar su hábitat y preservarlas.

Método (materiales y procedimiento)

En Universum conocí estas tortugas, no las conocía así, algunas las he visto en acuarios y en las playas pero con sus fichas técnicas puedes apreciarlas mejor. ¡Qué buena idea son los museos y los parques ecológicos y los zoológicos! Te diviertes y aprendes. Porque si aprendes en casa, viendo a tus mascotas cada día pero ahí comprendes más acerca de los animales y te dan información que te puede ayudar a entenderlos mejor y hasta mejorar su hábitat y consejos para no alterar los ecosistemas en los que viven. Mis tortugas son una especie de tortugas que se adaptan muy bien a todos los ecosistemas si tienen la suficiente agua y solario para que puedan moverse muy a gusto, claro la comida no les puede faltar pero también para eso son estos lugares, te ayudan a saber que cada especie de tortuga, vive, come y convive de manera diferente, hasta sus condiciones para caminar o nadar son diferentes.

Les muestro a continuación algunos ejemplos:

Imagen 7. Tortuga golfina, puede llegar a pesar 600 kg.

Imagen 8. Tortuga Carey. Anida en el Caribe y está en peligro de extinción.

Imagen 9. Tortuga Laúd. Anidan también en México y comen medusas.

Imagen 10. Tortuga Prieta. También conocida como Tortuga Caguama. Es herbívora.

Unas de ellas están en peligro de extinción, sin embargo no todo ha sido negativo para las tortugas marinas, ya que al mismo tiempo que la pesquería comercial se fue expandiendo, se fomentaron las actividades conservacionistas y de investigación científica, siendo México, hoy en día, uno de los países que mayor actividad e iniciativa ha demostrado en este campo. Con la idea de administrar la pesquería, recuperar antiguas poblaciones y evitar que otras continuarán reduciéndose desde hace 30 años, la ex Secretaría de Pesca (SEMARNAP, SEMARNAT) ha instalado campamentos tortugueros. De la misma manera, dentro del sector gubernamental se organizó un programa en los años ochenta, por parte de la antigua Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, que ha sido unificado en la nueva Secretaría y cubre además los aspectos de educación y fomento para la conservación.

Durante 1991 y 1992, con diversos apoyos federales, estatales, privadas e internacionales, ambas secretarías, incluyendo algunas universidades, establecieron más de 80 campamentos, con lo cual se protegió la incubación de poco más de 240 000 nidos, que implican casi 25 millones de huevos, y se obtuvo más de 7.5 millones de crías, de todas las especies, pero en particular de la golfina del Pacífico.

En este contexto tenemos el compromiso de asegurar su continuidad como parte de la diversidad biológica de la fauna de México y del mundo y como una herencia para las generaciones futuras. Tampoco debemos olvidar que las tortugas fueron un patrimonio alimentario y económico de las poblaciones ribereñas y que su conservación debe considerarse en este marco, es decir; con la perspectiva futura de recuperarlas como especies biológicas y como recurso alimenticio que debe manejarse de manera responsable. Por consiguiente, en la actualidad, la recuperación y conservación de estas especies no puede ser compromiso de una sola secretaría de Estado ni de un pequeño grupo de personas interesadas; el éxito sólo se podrá lograr si se cuenta con la participación de todos los ciudadanos, unos evitando que se multiplique el contrabando, otros preservando el hábitat donde se alimentan y reproducen y, otros más, la inmensa mayoría, respetando a las tortugas marinas como seres vivos que forman parte importante del ecosistema, del cual el hombre no es sólo un eslabón más, sino el que mantiene el equilibrio de este delicado entorno. Su futuro está en nuestras manos

Mi contribución a que continúen las tortugas a vivir en nuestro planeta.
Imagen 11. Limpieza de mis tortugas.
Imagen 12. Es una ardua labor entre más crecen.
Imagen 13. Creo que el caparazón tiene manchas que hay que revisar con el veterinario.

Tener tortugas en casa, uno pensaría que es tarea fácil, pero al cabo del tiempo, se vuelve más complicado porque ya no se limpian continuamente pero sí con más rigurosidad y con más agua. Se vuelven grandes y te lanzan mordidas, aunque todavía no me muerden, y creo que las tiraré y saldremos lastimadas las dos.
Me preocupa que le están saliendo unas manchas blancas en el caparazón. Tendremos que ir al veterinario. Él nos ayuda a mantenerlas sanas. Una vez se los cayó de la azotea la más grande y nos avisaron los vecinos que ya pensaba huir de la casa, al menos alguien se dio cuenta que se cayeron y que ya se estaba escapando de casa, sino quien sabe qué hubiera pasado. Porque aunque parezca que caminan lento, si son escurridizas y se esconden. El veterinario en esa ocasión sólo mandó que se volviera a meter al agua y esperar que sanará sola, aunque si se rompió su caparazón y le salió un poco de sangre.
A mis tortugas las lavamos los miércoles y los sábados y nos turnamos para lavarlas, les damos de comer en la mañana antes de bajar y salir de la casa. Sólo utilizamos agua y cepillo para limpiarlas, tanto a las tortugas como a la tina.
No les damos de comer verduras, sólo la comida de tortugas que venden en las tiendas de mascotas y en el supermercado. Son unas bolsas verdes. Viene en bolitas y en tiritas.
También he descubierto que si no lavamos frecuentemente a mis tortugas, ellas pueden apestar muy feo y casi quiero vomitar a la hora de su limpieza, necesito hasta cubrebocas.
Además, creo que pueden originar infecciones en los ojos si no los proteges al limpiarlos. No puedo asociarlos con la infección que tuvieron mis papás en sus ojos pero sólo les dio a ellos, yo uso protecciones siempre.
Los reptiles son organismos vertebrados de respiración pulmonar, poiquilotermos (de sangre fría), con ciertos mecanismos metabólicos y de conducta que ayudan a la regulación térmica.
La mayoría de los reptiles pierden periódicamente la piel, ya sea entera o a jirones, como las culebras y las lagartijas, a diferencia de las tortugas que no se desprenden voluntariamente de sus escudos, ni tampoco mudan la piel de manera regular, sino que presentan una descamación continua debido al desgaste normal de la epidermis.
Las tortugas, junto con las lagartijas, las víboras y los cocodrilos, forman el grupo de los reptiles. Todos tienen un ancestro común en los anfibios, pero ya no dependen del agua para la reproducción ni tienen metamorfosis. La evolución de los reptiles, por ser tan antigua, ha pasado por gran variedad de formas, desde los gigantescos dinosaurios hasta las minúsculas lagartijas; incluso han tenido forma de aves, de peces o de cetáceos, pero lo que sí ha sido un rasgo único en las tortugas, dentro de la evolución de los reptiles y en general de los vertebrados, es la configuración del cuerpo, encerrado en una caja o estuche.
El hecho de poseer una protección efectiva de los órganos vitales y al mismo tiempo llevar a cuestas un peso excesivo ha conferido a las tortugas una actitud defensiva, no de ataque, que les ha proporcionado más ventajas que problemas; ha sido un “pasaje seguro” a través de las eras geológicas que les ha permitido sobrevivir a sus compañeros en el tiempo y llegar a nuestros días en tal abundancia, que no hay duda de su éxito evolutivo. Sin embargo, paradójicamente, el hombre se está encargando de poner en desequilibrio en unas cuantas décadas esta lenta labor constructiva de la naturaleza, amenazando cada día con extinguir mayor número de especies.
Otra característica de los reptiles, y por lo tanto de las tortugas, es la reproducción por medio de huevos con cáscara, la cual puede estar ligera o completamente calcificada. Estos huevos se conocen como el tipo amniota, por poseer diferentes envolturas o membranas embrionarias, presentes también en las aves y en los mamíferos. Estas envolturas, el amnios y el alantoides, contienen los nutrientes líquidos embrionarios que favorecen el desarrollo del embrión; le proporcionan un medio acuoso con características estables, que incrementan la supervivencia y permite a los padres hacer más eficiente el uso de la energía y la materia de reserva, de tal manera que disminuye la necesidad de producir grandes volúmenes de huevos o de reproducirse de manera casi continua.
Mis tortugas acuícolas las compró mi mamá en un tianguis antes de que naciera yo, y se han adaptado a vivir con nosotros bastante bien, no dejan de crecer, se les caen las escamas y eso quiere decir que siguen creciendo. Según los anillos que tienen dicen que están bien alimentadas y que tienen más de 10 años, creo me dicen que tienen 13 años con mi familia. Es decir, con mi papá y mi mamá y conmigo.

En Zamá también hay tortugas y son de la misma especie, a ellas no se les lava pero están bien cuidadas, porque siguen creciendo y toman su sol y tienen agua para refrescarse y vivir cómodamente, también les dan de comer los patos, porque las tortugas son omnívoras y tienen una capacidad para adaptarse a su medio ambiente en forma sorprendente, por ello las consideran invasoras de hábitats. Así que, compiten con los patos que viven por alimento.

Imagen 14. Tortugas de Zamá.

Especie exótica invasora.
Es aquella especie o población que no es nativa, que se encuentra fuera de su ámbito de distribución natural, que es capaz de sobrevivir, reproducirse y establecerse en hábitats y ecosistemas naturales y que amenaza la diversidad biológica nativa o la salud pública (LGVS, 2010)
Entonces, mis mascotas tortugas acuícolas son una especie exótica invasora.
Aunque en ciertas zonas del país las siguen comiendo y cazando.
Las tortugas acuícolas en sus migraciones generalmente siguen corrientes cálidas, como la Corriente del Golfo, las cuales frecuentemente las alejan de las zonas templadas; así, cuando la temperatura ambiental decrece con la aproximación del invierno, inician sus migraciones de retorno hacia lugares más cálidos. Sin embargo, en algunas ocasiones permanecen demasiado tiempo en giros de aguas cálidas, los cuales, al desvanecerse, en ocasiones liberan a las tortugas en aguas demasiado frías. Cuando el lugar es de aguas someras, las tortugas resuelven el problema enterrándose parcialmente en el lodo, buscando temperaturas más estables, pasando el periodo del mal tiempo o incluso todo el invierno en forma aletargada, en adormecimiento temporal, disminuyendo sus actividades al mínimo, aunque su metabolismo no se abate totalmente.

Galería Método

Resultados

A través de mi investigación he descubierto del cuidado de mis tortugas que es mucha responsabilidad cuidar animales que son tan longevos. Todos los días tienen que ser revisadas y darles de comer, aunque no las lavo a diario, hay que ver que su agua no tenga nada raro. No tienen oídos pero oyen y conocen. Cada una es diferente, una es más traviesa y quiere morder, que aunque no tiene dientes si puede prensar bastante fuerte, no me ha mordido aún y espero que no lo haga, la otra siempre busca un rincón, a lo mejor la otra tortuga ha molestado a la otra. Pero, la que muerde es más atrevida y ha tenido más caídas, así que tendrá más riesgos en su vida, espero deje de serlo por su seguridad, porque ya corre más, no es tan lenta como dicen. Creo que esperaré a tener más tortugas, porque no puedo salir sin que tenga que encargarlas con alguien para que las cuide mientras no estoy. Y, tener más tortugas tendría que tener más apoyo para que estén bien cuidadas. Un par de años más, quizás.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Mis tortugas todavía no son maduras para tener huevos, aunque no sé si podré ayudarles a tener huevos o crías.
Me gustaría un tortugario como lo vi en Xcaret, a través de un vidrio podíamos ver cómo se formaban las tortuguitas y como van empujando el arena hacia abajo y van saliendo una a una.
Son de tierra caliente para que nazcan, vi que las tenias en un lugar con mucho calor, al menos yo estaba con aire frío porque allá hace mucho calor.
En las tortugas marinas los ciclos de reproducción son circadianos, es decir, se repiten en períodos anuales, bianuales, trianuales o en casos especiales se vuelven irregulares.
Existe la hipótesis de que las tortugas regresan a anidar a la misma playa donde nacieron. Aparentemente las tortugas tienen una gran capacidad mnemotécnica, la cual les permite memorizar el sitio exacto donde nacieron. Parece que se orientan utilizando corrientes marinas y gradientes de temperatura, e incluso se trata de interpretar esta orientación con el uso de señales magnéticas durante la navegación. El sonido también podría desempeñar un papel importante, sobre todo una vez que arriban al área de reproducción, ya que el oleaje en cada una de las playas de anidación debe producir un sonido característico, de acuerdo con la configuración y tipo de costa, la profundidad, la inclinación, el tipo de fondo, de flora y fauna marina, etc.; y finalmente, es posible que una vez que la tortuga está sobre la playa, el olor de la arena y la humedad le ayuden a precisar el sitio exacto del desove. Las hembras que anidan por primera vez aprovechan la experiencia ganada por las hembras de mayor edad y se les unen durante sus migraciones al área donde habrán de reproducirse
Hay lugares de conservación de las tortugas. Les recomiendo Africam Safari, tienen varios tipos de tortugas y claro no pueden faltar las tortugas japonesas.

Imagen 15, Les presento un tortugario acuícola de Africam Safari.

Imagen 15. Tortuga cocodrilo.

Imagen 15. Este es un solario de tortugas y en ella hay tortugas japonesas, está en Africam Safari.

Imagen 16. ¿Verdad qué son sorprendentes?. ¡Hasta pronto!

Bibliografía

http://www.cva.itesm.mx/biblioteca/pagina_con_formato_version_oct/apa.htm
http://www.europe-aliens.org/pdf/Trachemys_scripta.pdf.

https://simec.conanp.gob.mx/Publicaciones2020/Publicaciones%20CONANP/Parte%202/Monitoreo/2016%20Ficha%20Tortuga%20carey.pdf

Método de Evaluación Rápida de Invasividad (MERI) para especies exóticas en México. Trachemys scripta elegans Wied, 1839.

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Tengo tortugas acuícolas en mi casa y quiero aprender a cuidarlas.

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography