Medicina y Salud

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

PP-2-MS Eucalipto y sus beneficios.

Asesor: ROSALIA ORNELAS ENRÍQUEZ

Autor: Ingrid Valentina Castillo González

Resumen

EUCALIPTO

 

Originario de Australia y de Tasmania, el eucalipto es un árbol que cumple un importante papel económico ya que su madera es muy apreciada en la industria del papel y la maderera. Se caracteriza por su rápido crecimiento por lo que su cultivo permite forestar importantes áreas en poco tiempo. Su nombre científico es Eucalyptus globulus labill y pertenece a la familia de las Mirtáceas. Dentro del género Eucalyptus, pueden encontrarse más de 300 especies. Como contrapartida a su importante rol económico, el eucalipto es un árbol que consume importantes cantidades de agua y provoca desertificación del suelo, allí donde es plantado. Este árbol también es utilizado para la obtención de algunos componentes medicinales.

Pregunta de Investigación

¿Cuáles son los beneficios del eucalipto? ¿Como se extrae el aceite esencial de la planta?

Planteamiento del Problema

Determinar el proceso de obtención del aceite esencial del eucalipto, para uso doméstico. Así como algun otro método casero para ser utilizado.

Antecedentes

 

 

DESCRIPCIÓN DEL EUCALIPTO, SUS CARACTERÍSTICAS

Es un árbol de gran porte que puede llegar a medir hasta 70 metros de altura. Su tallo es recto y la corteza que lo cubre se desgaja y se separa del tronco. El color de la corteza es de un característico gris azulado. Las raíces del eucalipto pueden ser muy poderosas y agresivas.

Las hojas adultas del eucalipto son alternas, lanceoladas y llegan a medir hasta 30 centímetros de longitud. Son hojas pecioladas, con un marcado nervio central. En cuanto a su color, es verde oscuro brillante y de una fuerte textura endurecida. Por su parte, las hojas jóvenes carecen de pecíolo, abrazan directamente el tallo y son opuestas. Su color es de un verde claro, grisáceo. Esta característica de presentar hojas marcadamente diferenciadas entre jóvenes y adultas, se la conoce como heterofilia.

Las flores del eucalipto pueden presentarse solitarias o de a 3, reunidas en umbelas. Poseen numerosos estambres, muy destacados y carecen de pétalos. Los frutos son cápsulas de aspecto leñoso. Miden entre 2,5 y 3 centímetros de longitud y en su interior presentan 4 celdas que albergan una gran cantidad de semillas.

HÁBITAT

El eucalipto es una planta que se desarrolla en climas frescos y húmedos. Los fríos excesivos no son aptos para estas plantas, aunque pueden tolerar temperaturas de -3°C hasta -5°C. su hábitat originario es Australia y Tasmania, donde pueden encontrarse más de 300 variedades de Eucalyptus. Pero su cultivo se ha extendido a muchas regiones del mundo debido a su incidencia económica para el uso de la madera y en productos medicinales. Debido a su capacidad de absorber la humedad, en muchos países de Asia y América se lo utiliza como barrera para evitar la propagación de mosquitos y enfermedades tales como el paludismo.

EL USO DE LA MADERA DE EUCALIPTO

A la madera del eucalipto se la cataloga como una madera semi-pesada, es de un color que puede variar entre un rosa pálido, casi amarillento y el pardo rojizo con vetas de color grisáceo. La textura es homogénea, se dice en el lenguaje técnico de las madereras que es de grano medio y con pocos poros. Los anillos anuales son anchos lo que dificulta su identificación. En cuanto a su dureza, se la considera una madera semidura.

El uso más extendido de la madera que se obtiene del eucalipto, está destinada a la elaboración de celulosa destinada a pasta de papel de fibra corta. La pasta que se obtiene es de color blanco, lo que facilita los procesos de blanqueo del papel. Dado que es una especie de rápido crecimiento, las empresas dedicadas a la fabricación de celulosa destinan importantes áreas de reforestación permanente, para contar con la materia prima necesaria en la industria papelera.

Otro uso que se le da a la madera

de eucalipto es para la fabricación de postes, vigas y soportes para minas. Los postes confeccionados con madera de eucalipto son muy resistentes. De 3 a 10 años, enterrados y de 8 a 25 años a la intemperie.

El eucalipto consume grandes cantidades de agua, por ello otro uso que se ha extendido es para el secado de zonas pantanosas.

EL EUCALIPTO COMO PLANTA MEDICINAL

 

El uso del eucalipto como planta medicinal se remonta al siglo XVIII. A medida que su cultivo se fue extendiendo por todo el mundo se fueron descubriendo sus excelentes propiedades en el tratamiento de enfermedades vinculadas con las vías respiratorias.

Se le asignan, a esta planta, propiedades antisépticas, expectorantes y antinflamatorias. El uso de aceites esenciales obtenidos a partir del eucalipto inhibe el crecimiento y combaten bacterias, también cumplen funciones anti fungicidas, combatiendo la formación de hongos.

Como expectorante, el eucaliptus, a partir de un componente llamado eucaliptol, ayuda a la eliminación de excesos de mucus en las vías respiratorias. Los vahos, a partir de unas cucharadas de aceite esencial disueltas en agua caliente, colaboran en disminuir la necesidad de toser.A partir de esta planta se han desarrollado numerosos productos en la industria farmacológica destinados a combatir procesos de rinitis, sinusitis, catarro, faringitis y la mayoría de las enfermedades que afectan cualquiera de los procesos e los que se encuentran involucradas las vías respiratorias.

Objetivo

Conocer la importancia de las plantas medicinales, en específico del eucalipto, saber como ayuda al sistema respiratorio, ya que es lo primero que percibí al conocer esta planta. Así también, como obtener de manera casera su aceite esencial.

Justificación

Haciendo una caminata por la naturaleza, me topé con muchos árboles de eucalipto y pude percibir su olor, el cual me apoyo a descongestionar y me dio un descanso. Así que se me hizo interesante investigar todos los beneficios que nos da esta planta.

Hipótesis

Desde nuestros antepasados, ya tenemos en la conciencia que las plantas son benéficas para nuestra salud, por lo que hay una gran variedad de plantas medicinales en México y el mundo. En este trabajo el tema a investigar es la planta de Eucalipto; esta con el simple hecho de pasar a su lado, se puede percibir su aroma, entonces si la hervimos o destilamos, se pretende obtener el aceite esencial y así utilizarlo en beneficio de nuestra salud.

Método (materiales y procedimiento)

Las hojas del árbol de eucalipto son un remedio popular para la salud en todo el mundo. Estas hojas tienen propiedades antibacterialna y antimicóticas. Cuando se destila en aceite, el eucalipto produce un producto efectivo para inhalar o frotar sobre el pecho. Unas pocas gotas de aceite de eucalipto en un baño de tina alivian los dolores y las molestias. Cualquiera puede hacer aceite de eucalipto con unos pocos ingredientes simples.

 

Método 1

Elaborar aceite de eucalipto en una olla de cocimiento lento

1 Consigue hojas frescas de eucalipto. Los árboles de eucalipto son silvestres en los climas cálidos. En climas más fríos, los viveros venden eucalipto como planta en maceta o arbusto. Necesitarás un buen puñado de hojas, aproximadamente 1/4 de taza, por cada taza de aceite que quieras elaborar.

Puedes encontrar eucalipto en la mayoría de las florerías, ya que es uno de los complementos favoritos para muchos arreglos florales.

En los climas cálidos, es probable que puedas encontrar eucalipto a la venta en los mercados agrícolas o en las tiendas de jardinería.

Puedes encontrar eucalipto a la venta en línea. Aunque técnicamente es un árbol o arbusto, también se categoriza como hierba por su fragancia y propiedades medicinales.

Ten en cuenta que el mejor momento del día para cortar el eucalipto es temprano en la mañana, cuando sus hojas contienen una alta concentración de aceite.

2 Lava las hojas con agua en el fregadero. Enjuaga bien y deja secar. También puedes secar las hojas con una toalla o trapo seco y limpio.

Este paso es particularmente importante cuando le compres el eucalipto a un florista, ya que las hojas podrían haber sido rociadas con un conservante.

Seca las hojas lo más que puedas, aunque si queda algo de agua, esta se evaporará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Mide 1 taza (236 mililitros u 8 onzas) de aceite. La mejor opción es un aceite base, ya sea de oliva virgen prensado en frío, de coco o de almendras. Es innecesario una esencia fuerte, porque querrás que el aroma del eucalipto domine al del aceite.

Si quieres hacer menos de 236 mililitros (8 onzas) de aceite de eucalipto, usa menos aceite base y menos hojas. Por ejemplo, si quieres hacer 118 mililitros (4 onzas o 1/2 taza) de aceite, mide 118 mililitros (4 onzas o 1/2 taza) de aceite base y usa aproximadamente 1/8 de taza de hojas de eucalipto.

Si quieres hacer más, simplemente mantén las proporciones: 4 partes de aceite base por 1 parte de hojas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 Limpia las hojas de eucalipto quitándoles todos los tallos y rómpelas cuidadosamente con tus manos. Esto comenzará a extraer el aceite y tus manos se impregnarán del aroma de las hojas..

También puedes picar las hojas con un cuchillo filoso. No importa si quedan algunos restos de tallos o ramas en la mezcla.

Si quieres usar una mezcla de hierbas para elaborar tu aceite, debes añadirlas ahora.

 

 

 

 

 

 

 

 

5 Combina el aceite base y las hojas en una olla de cocimiento lento a temperatura baja. Asegúrate de que la olla esté tapada. Las hojas deben estar cubiertas por alrededor de 1/4 de taza de aceite base.

Deja que la mezcla hierva en la olla por al menos 6 horas. Ten presente que cuanto más tiempo dejes las hojas en el aceite base, más concentrado estará el aceite de eucalipto.

El aroma que desprenderá el aceite caliente será bastante fuerte y perfumará toda tu casa. Asegúrate de hacer tu aceite de eucalipto en un momento en el que puedas disfrutarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

6 Cuando el aceite de eucalipto esté frío, cuélalo con un colador de malla fina. Vierte el aceite en un frasco. Idealmente, este debería ser de vidrio oscuro, pero cualquier recipiente te servirá siempre y cuando lo almacenes en un lugar oscuro de tu casa.

Es importante que esperes a que el aceite se enfríe antes de verterlo, a fin de que el vidrio no se rompa a causa del calor repentino.

Usa frascos de vidrio limpios con tapas que cierren bien. También asegúrate de que estén secos, considera que cualquier resto de agua o de humedad en los frascos podría promover el crecimiento de moho.

 

 

7 Etiqueta el frasco con aceite de eucalipto. Puedes ser tan creativo como quieras cuando diseñes las etiquetas para los aceites esenciales hechos en casa, pero definitivamente querrás identificarlos por tipo (por ejemplo, aceite de eucalipto) y por la fecha de elaboración.

El aceite de eucalipto será útil por aproximadamente 6 meses a partir de su fecha de elaboración.[8]

Si le agregaste otras hierbas al aceite de eucalipto, inclúyelas en la etiqueta. Algunas hierbas populares que podrías agregar son: salvia, lavanda, menta o romero.

Si deseas que el aceite dure más tiempo, guárdalo en el refrigerador.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Método 2

Infundir el aceite base con hojas de eucalipto bajo el sol

1 Consigue dos frascos de vidrio. Usarás uno para hacer el aceite de eucalipto y el otro para almacenarlo. Puedes usar frascos de 473 mililitros (1 pinta), de 940 mililitros (1 cuarto de galón) o más grandes, dependiendo de la cantidad de aceite de eucalipto que quieras preparar.

Asegúrate de que los frascos estén limpios y secos, ya que cualquier resto de agua o humedad podría promover el crecimiento de moho.

El frasco que uses para hacer el aceite puede ser de vidrio claro u oscuro. Ten presente que lo mejor para almacenar el aceite de eucalipto es un frasco de vidrio oscuro.

2 Consigue las hojas de eucalipto, tal como en los pasos anteriores. Utilizarás la misma proporción de hojas y aceite base que en el método de la olla de cocimiento lento, alrededor de 4 partes de aceite base por 1 parte de hojas de eucalipto. Usa 1/4 de hojas de eucalipto por cada taza de aceite base.

Coloca las hojas de eucalipto en el frasco y luego añade una capa fina de sal marina.[10] La sal ayudará a extraer el aceite de las hojas.

Con el mango de una cuchara larga, rompe las hojas de eucalipto contra el fondo del frasco para que suelten sus aceites naturales.

3 Vierte el aceite base sobre la mezcla de hojas rotas de eucalipto y sal. Deja descansar por al menos 2 semanas bajo el sol cálido. Ten presente que cuanto más dejes infundir la mezcla, más concentrado estará el aceite.

Asegúrate de que el frasco esté bien cerrado y agítalo bien para que las hojas se mezclen con el aceite base. Continúa agitando el frasco aproximadamente cada 12 horas hasta que el aceite de eucalipto esté listo.

Ten presente que el lugar donde pongas la mezcla para que se infunda debe recibir entre 8 y 12 horas de sol directo al día para lograr los beneficios máximos. Conserva la mezcla en un sitio en el que esté a la vista, así no te olvidarás de agitarla.

 

 

 

 

 

 

 

 

4 Separa las hojas del aceite colándolo con un colador de malla fina o una tela de gasa. Sostén el colador o la tela sobre la boca del frasco abierto y vierte el aceite en el interior del frasco en el que lo guardarás.

El colador atrapará las hojas, mismas que puedes desechar.

Limpia cualquier rastro de aceite del exterior del frasco de almacenamiento con un trapo húmedo.

 

5 Etiqueta el frasco con el aceite de eucalipto. Puedes ser tan creativo como quieras cuando diseñes las etiquetas para los aceites esenciales hechos en casa, pero definitivamente querrás identificarlos por tipo (por ejemplo, aceite de eucalipto) y por la fecha de elaboración.

El aceite de eucalipto será útil por aproximadamente 6 meses a partir de su fecha de elaboración.

Si le agregaste otras hierbas al aceite de eucalipto, inclúyelas en la etiqueta. Algunas hierbas populares que podrías agregar son: salvia, lavanda, menta o romero.

Si deseas almacenar el aceite por más tiempo, guárdalo en el refrigerador.

Galería Método

Resultados

La obtención del aceite esencial puro de eucalipto solo se puede dar a través de una destilación industrializada con equipamiento especial a través del vapor, estos aceites son mus comunes y fáciles de conseguir.

Respecto a nuestro objetivo que es obtener el aceite esencial de manera casera, los más rápido y fácil que pude investigar fue combinando con otros aceites (coco, almendras y oliva) y tratando que los beneficios de la planta se impregnen en estos. Con los métodos que se realizaron, desafortunadamente no pudimos obtener en la primera ocasión el aroma deseado, en el método 1 con olla de cocimiento lento, el aroma fue más bien a madera y al dejar por 6 horas calentando el aceite de oliva con las hojas emitió un olor desagradable. El método 2, se necesita mucho tiempo para ver los resultados, e igualmente el aroma no fue el deseado. Se presume que las hojas de eucalipto recolectadas no fueron aptas para dichos experimentos, ya que al cortar me pude percatar que su aroma era muy suave. Aunque en la investigación se indica los horarios de recolección parece ser que la temporada no ayudo a que el árbol de eucalipto pudiera emitir sus aceites naturales a través de sus hojas.

Como medida adicional, se compraron las hojas de eucalipto en una herbolaria, y estas fueron hervidas, lo cual me permitió percibir el aroma fresco y característico del eucalipto, se hizo una infusión de té y al tomarlo se siente el alivio en las vías respiratorias.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Las plantas medicinales son muy importantes para todos los seres humanos, y es esencial que conozcamos las diferentes formas y beneficios de cada una de ellas. Algunos de los preparados vegetales se elaboran sometiendo a las plantas a un determinado tratamiento. Algunos de ellos son:

  • Extracción
  • Destilación
  • Prensado
  • Fraccionamiento
  • Depuración
  • Concentración o fermentación

Gracias a la aplicación de estos tratamientos se obtiene sustancias vegetales trituradas o pulverizadas, tinturas, extractos, aceites esenciales, exprimiduras y secreciones transformadas.

La investigación y posterior utilización de plantas medicinales en nuestra vida diaria trae beneficios importantes a nuestra salud y nuestro bolsillo, ya que estas plantas se consiguen en costos bajos, o incluso las podemos cultivar en nuestros hogares.

En experiencia personal, el eucalipto me ayuda mucho a sentir alivio en las vías respiratorias, ya que en nuestro entorno es muy común que el medio ambiente este contaminado.

 

 

 

Bibliografía

  • La Farmacia Verde.

Autor: Dr. Jörg Grünwald / Christof Janicke

Editorial: Everest

  • Las Plantas medicinales en el jardín

Editorial Susaeta

  • Curación con tradición. Herbario remedios con plantas medicinales.

Autor: Araceli Basilio, Brenda Soto, Carlos Cano, etc.

Editorial: Instituto Nacional de Bellas Artes.

  • Manual de Herboristeria

Autor: Micel Pierre y Michel Lis.

Editorial: OMEGA

  • bioenciclopedia.com/eucalipto
  • flores.ninja/eucalipto/
  • wikihow.com/preparar-aceite-eucalipto.

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography