Medio Ambiente

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

PP – 128 – MA Daño colateral a los animales marinos por el uso del plástico.

Asesor: ROSALIA ORNELAS ENRÍQUEZ

Autor: LEONARDO ORTEGA ALVAREZ

Resumen

Esta investigación se centra en la contaminación de los mares por el uso del plástico, y cómo los principales perjudicados son los animales que viven en él. Este trabajo es una investigación para hacer conciencia de a dónde se va todo lo que usamos en casa y NO se degrada.

Pregunta de Investigación

¿A dónde se va finalmente todo el plástico usado en los hogares cuando se desechan y cuánto daño provoca?

Planteamiento del Problema

En la actualidad se ha visto de manera veloz, cómo se han ido extinguiendo muchas especies de animales, entre ellas, las especies marinas. El problema, tanta contaminación y el uso de los mares como un gran basurero.

Antecedentes

El vertedero final para una gran parte de nuestros desechos es el océano. A él van a parar gran parte de los vertidos urbanos e industriales. No sólo recibe las aguas residuales, sino que, en muchas ocasiones, se usa para arrojar las basuras o, incluso, los residuos radiactivos.

Las zonas costeras son las que más han sufrido la actividad humana. Una gran parte de la población mundial vive cerca de las costas. Por ejemplo, en Europa, alrededor del 30% de la población vive a menos de 50 km. de la costa; y en España, 12,5 millones de habitantes – número que aumenta considerablemente en verano-, viven en las ciudades situadas en los algo más de 8 000 km. de costa que tiene el país. Así se entiende que una gran parte de las orillas de los mares del mundo tengan graves problemas de contaminación.

Los vertidos son la principal fuente de contaminación de las costas. En la mayor parte de los países en vías de desarrollo y en muchos lugares de los desarrollados, los vertidos de las ciudades se suelen hacer directamente al mar, sin tratamientos previos de depuración.

Además, las zonas donde la renovación del agua es más lenta (marismas, estuarios, bahías, puertos) son las más maltratadas. En ellas es frecuente encontrar peces con tumores y graves enfermedades, o moluscos y crustáceos cuya pesca y consumo están prohibidos, porque contienen altas dosis de productos tóxicos.

Aguas libres

Los efectos de los vertidos también se dejan sentir en las aguas libres de mares y océanos. Las grandes cantidades de plástico echadas al mar son las responsables de la muerte de muchas focas, ballenas, delfines, tortugas, y aves marinas, que quedan atrapadas en ellas o se las comen.

En algunos casos el exceso de materia orgánica y de nutrientes que hacen proliferar las algas, genera procesos de putrefacción tan fuertes, que se consume el oxígeno disuelto en el mar y los peces y otros organismos mueren, originándose grandes “zonas sin vida”

Objetivo

Dar a conocer este problema que cada vez se hace más grande, ya que como sociedad seguimos usando de manera desmedida el plástico.

Justificación

Se eligió este tema con la finalidad de crear conciencia, a la hora de usar por ejemplo una bolsa de plástico… tengo fe de que se pueden encontrar soluciones y como sociedad participar en un uso menor  del plástico.

Hipótesis

Si  los océanos son a donde van a parar finalmente nuestros desechos,  entonces la vida marina está desapareciendo muy rápido debido a la contaminación en los mares y océanos. Esto puede ser debido al vertido de muchos residuos, los vertidos de petróleo y también debido a la variedad de productos químicos y toneladas de plástico, gracias a la ingesta de esto millones de ballenas, tortugas, peces y otras especies marinas, mueren cada año.

 

Método (materiales y procedimiento)

¿CÓMO AFECTAN LOS RESIDUOS PLÁSTICOS A LOS ANIMALES?

¿Sabías que cada año los residuos plásticos en el mar matan a 1,5 millones de animales? La amenaza es real y tiene nombre: “el séptimo continente”, masas no compactas de desechos plásticos que están a la deriva en los tres principales océanos. El Instituto de Investigación para el Desarrollo (IRD) de Francia estima que 1,5 millones de aves, peces, ballenas y tortugas mueren al año por este efecto de la contaminación marítima. Sólo en el Pacífico Norte, se calcula que el 30% de los peces han ingerido plástico en su ciclo de vida con efectos devastadores para su crecimiento y desarrollo. Cepillos de dientes, bombillas, tapas de botellas, objetos procedentes de alcantarillas y microscópicos desechos de plásticos forman un remolino de millones de toneladas de plástico que se concentra en medio del Pacífico, a unos 1.000 kilómetros de Hawai. Conocido como el “gran parche de basura del Pacífico”, la “gran isla de basura”, la “gran sopa de plástico” o el “séptimo continente”, la amenaza al ecosistema marino es real.

A bordo de un barco en aguas costarricenses, un biólogo intenta extraer con las pinzas de una navaja multiusos la pajita de plástico que una tortuga lleva atascada en una fosa nasal. La tortuga sangra y se retuerce de dolor. El vídeo de YouTube dura ocho agónicos minutos. Aunque pone los pelos de punta, se ha reproducido más de 20 millones de veces. Al final los biólogos logran retirar los diez centímetros de pajita de la nariz del animal.

Escenas tan duras como esta, que muestran el sufrimiento que el plástico causa a los animales, ya son un lugar común que todos hemos visto ya sea en la televisión o en las revistas: el albatros muerto con el estómago a reventar de basura; la tortuga atrapada en los aros que unían un pack de seis latas de refresco, con el caparazón deformado tras pasar años ceñido por el resistente plástico; la foca enganchada en una red de pesca abandonada.

Pero la mayor parte de las veces el daño que sufren es más insidioso. La pardela paticlara, un ave de gran porte y plumaje ceniciento que anida en islas de Australia y Nueva Zelanda, es el animal que ingiere mayor proporción de plásticos respecto a su masa corporal: los investigadores dicen que en una población grande, el 90% de los polluelos ya ha tragado alguno. Si una astilla de plástico le perfora el intestino, el ave puede morir con rapidez. Pero normalmente la ingestión de plástico se traduce en una desnutrición crónica e implacable.

“Lo más triste es que se comen el plástico pensando que es alimento –dice Matthew Savoca, biólogo marino de la NOAA–. Imagínate que comes a mediodía, pero te sientes débil, letárgico y hambriento todo el día. No entenderías nada”. Algunos peces  como las anchoas, ha descubierto Savoca, ingieren plásticos porque les huelen a comida en cuanto se cubren de algas. Las aves marinas vuelan cada vez más lejos en busca de comida de verdad, pero de vuelta traen residuos plásticos con los que alimentan a sus pollos.

Las características que hacen del plástico un material útil para los humanos –su durabilidad y ligereza– multiplican el peligro que supone para la fauna. El plástico dura mucho tiempo, y buena parte de él flota. “Los plásticos de usar y tirar son los peores”, dice Savoca, refiriéndose a las pajitas, las botellas de agua y las bolsas de plástico. Hasta el momento hay pruebas documentales de que animales de unas 700 especies marinas han ingerido plástico o se han visto atrapados en él.

Todavía no comprendemos del todo cuál será el impacto a largo plazo del plástico sobre la fauna (ni sobre nosotros). Es un invento relativamente reciente. Los primeros casos documentados de ingestión de plástico por parte de aves marinas fueron los 74 pollos de albatros de Laysan hallados en un atolón del Pacífico en 1966, cuando la producción era unas veinte veces inferior que ahora. Si lo pensamos bien, aquellas aves fueron los proverbiales canarios de la mina de carbón.

 

En el 2050 habrá más plástico en el mar, que peces.

Según el Programa de la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA), la contaminación plástica está presente en todas partes, desde las playas de Indonesia hasta en el fondo del océano en el Polo Norte y está ascendiendo por la cadena alimenticia hasta llegar a nuestras mesas.

En 1950, con una población de 2.500 millones de habitantes, el mundo produjo 1,5 millones de toneladas de plástico; el pasado año, con una población de más de 7 mil millones, se  produjeron 300 millones de toneladas,  con graves consecuencias para las plantas y los animales marinos.

“Según algunas estimaciones, el 99% de todas las aves marinas habrán ingerido algún tipo de plástico a mediados del siglo”, dijo Petter Malvik, Oficial de Comunicaciones del PNUMA.

A principios de este año, la ONU declaró la guerra contra el plástico oceánico, lanzando la campaña #Mareslimpios, durante  la Cumbre Mundial del Océano organizada en Bali por The Economist.

Galería Método

Resultados

Como resultado encontramos cifras alarmantes del daño que está haciendo el uso del plástico a las especies marinas, tal vez es imposible, el dejar de producirlo, pero no es imposible el ponernos de acuerdo en sustituirlo en muchas cosas, entonces así empezaremos a ver buenos resultados.

Galería Resultados

Discusión

Existen demasiados tipos de productos que abarcan la mayoría de áreas en nuestra vida que son de plástico, me he preguntado si es imposible dejar de usarlo. Mi proyecto  es solo de investigación y mi intención es hacer conciencia de que si todos reducimos el uso de plástico y lo sustituimos por materiales no desechables y mucho menos agresivos con el ambiente, seguro estoy que el impacto se reduciría en gran manera.

Conclusiones

Definitivamente si no dejamos de usar al menos un poco el plástico (bolsas, botellas, trastes desechables, etc.) en unos años los mares no serán lo que ahora conocemos, creo que tenemos el ingenio para poder sustituir el plástico por otros tipos de materiales que no sean dañinos. Espero que nunca se cumpla la cifra alarmante que dice que en el 2050 habrá más plástico en los mares, que peces. Esta investigación sólo fue para hacer conciencia.

Bibliografía

https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/informe-de-la-onu-sobre-contaminacion-del-mar-por-plastico-78184https://www4.tecnun.es/asignaturas/Ecologia/Hipertexto/11CAgu/140MarCo.htmhttps://news.un.org/es/story/2017/05/1378771https://naturalezaverde.com/2018/03/28/la-isla-de-plastico-del-oceano-pacifico-es-hasta-16-veces-mas-grande-de-lo-que-se-pensaba/

Summary

Research Question

Where does all the plastic used in homes finally go when they are discarded and how much damage does it because?

Problem approach

Background

Objective

Justification

This theme was chosen in order to raise awareness, when using for example a plastic bag … I have faith that you can find solutions and as a society participate in a lesser use of plastic.

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography