Medio Ambiente

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

PK-50-MA POPOTES COMESTIBLES, UNA OPCIÒN PARA SALVAR EL PLANETA.

Asesor: Zayda Maya Solis

Autor: Ciary Taesha Granados Lopez

Resumen

Decidì investigar sobre este tema, ya que la contaminación en mares, bosques y en general cualquier ecosistema fue creciendo de manera exponencial en los últimos años, por eso la importancia de realizar proyectos que disminuyan el daño hecho al medio ambiente hasta este momento. Mi intención es implementar los popotes consumibles / biodegradables en el mercado mundial, pues aunque sè que hoy en dìa ya existen fàbricas que venden popotes biodegradables, deseo incentivar la venta de popotes comestibles por el bienestar del planeta y como un producto novedoso a partir de diferentes colores y sabores, que llame la atenciòn y asì  sea mayor su venta, cubriendo  una doble función aparte de llamar la atenciòn; generar consciencia en el mundo.

Ilustración 1 Elaboraciòn y vida de un popote.

Pregunta de Investigación

¿Còmo podemos mejorar el medio ambiente si utilizamos popotes comestibles?

Planteamiento del Problema

Las fàbricas creadoras de popotes contaminan, siendo, estos, ya no reutilizables, y su proceso de biodegradación es muy largo. Llegando a mares y afectando a las especies marinas.

Antecedentes

El registro màs antiguo del uso de popotes es de hace ocho mil años y los proveía la naturaleza. En Mèxico, en los años 40 se promovían para evitar enfermedades contagiosas. Hoy esa idea està descartada y su uso masivo representa un riesgo para el ambiente.

  • El origen de los popotes.

La palabra “popote” deriva del náhuatl popòtl.

Ilustración 2 Primeros consumidores de popotes.

 

Los primeros popotes que se conocen fueron utilizados para degustar una especie de cerveza hace unos ocho mil años en Mesopotamia (evidentemente no eran de plàstico). Josè M. Mulet, especialista del Instituto de Biologìa molecular y celular de plantas, explica que los sumerios hacían una bebida con cebada o trigo de Emmer, no siempre se separaba el cereal del líquido obtenido, por lo cual se ingerìa directo del contenedor con unos tubos.

Renee Gonzàles y Suzanne Munguìa, investigadores de la Universidad Estatal de Arizona, cuentan que a finales del siglo WIS en Estados Unidos Marvin Stone, un fabricante de cigarrillos, deseaba dar un mejor sabor a una bebida llamada “Mint Julep”, èsta se tomaba a través de pajillas que en esa época eran de plantas silvestres huecas y dejaban un sabor a hierba en la boca.

En 1888 Stone patentò una paja artificial de papel cubierta con parafina o similares a prueba de agua que no afectaba el sabor de los líquidos. Luego, el plástico también imitó a la naturaleza a principios del siglo XX, cuando Joseph Friedman creó tubos flexibles de este resistente material para beber con mayor comodidad, sin inclinar el cuello sobre los vasos y de paso inventó el instrumento con el que los amorosos gringos darían la prueba de amor definitiva: compartir una malteada.

Ilustración 3 Evoluciòn del popote con doblès.

El origen comercial de los popotes se debe a Harry Stevens, concesionario de alimentos que introdujo los hotdogs en el estadio de los Gigantes de Nueva York.

Stevens se dio cuenta de que cuando los fanáticos tomaban refresco dejaban de ver el juego, así que se las ingenió para elaborar unos tubos en ese entonces de papel grueso para insertarlos en cada bebida, lo que triplicó las ventas y aportó una nueva forma de beber los líquidos.

  • La alternativa ecológica para no dañar el medio ambiente.

Al crear popotes comestibles, ayudaremos a no dañar al medio ambiente, con esto se eliminará un gran problema, los popotes comestibles están con ingredientes naturales

Esta alternativa es una solución para eliminar el plástico y no seguir dañando al medio ambiente y en específico a las especies marinas.

Los popotes de plástico, son parte del uso cotidiano en todo el planeta y que provoca un daño al tardar 500 años aproximadamente en degradarse. Los daños al medio ambiente de los microplásticos atacan directamente la vida marina y nuestra propia vida, con la posibilidad de que estén presentes en el agua y alimentos que ingerimos.

Greenpeace estima que se usan y se desechan más de 5 mil millones de popotes anualmente. La ONG pone en advertencia a millones de aves y cientos de mamíferos que podrían morir como consecuencia de todos los plásticos desechados, por lo tanto, se estima que para el 2050 haya más plástico que vida marina.

  • Popotes biodegradables, el inicio de las acciones para librar al planeta del plástico.

Los popotes son uno de los productos más populares a la hora de consumir una bebida ya sea fría o caliente; los hay rectos, flexibles, con curvas, en forma de periscopio, en espiral, de colores y la mayoría están hechos de polipropileno y de polietileno, material que tarda más de un siglo en descomponerse totalmente.

No es un secreto el deterioro que vive nuestro planeta debido a los años de inconsciencia y falta de atención a los temas de sustentabilidad y cuidado ambiental, uno de ellos el uso indiscriminado de plástico en diversos productos y utensilios, el popote ha tomado mayor relevancia en los últimos meses debido al daño que provoca al ambiente y sobre todo a los animales como las tortugas.

De acuerdo con información de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) cada año ocho millones de toneladas métricas de basura plástica llegan a nuestros mares. Los popotes de plástico y el uso indiscriminado de estos amenaza los ecosistemas costeros y marinos.

  • Campaña: “Sin popote está bien”.

La Semarnat lanzó una campaña que busca concientizar y reducir el uso de popotes entre la población para tratar de combatir el efecto climático y actuar en todos los niveles: personal, comunitario y de gobierno.

La Conferencia sobre los Océanos 2017 afirmó que los océanos contienen 18 mil fragmentos de plástico por Km2 debido a esto al año mueren cerca de 100 mil mamíferos marinos de 600 especies, entre ellas las tortugas marinas, además de un millón de aves.

La campaña señala que es momento de reducir el consumo de plásticos y de encontrar maneras para reutilizar este material; “un buen punto de arranque es decir, cada que se pide una bebida: ‘Sin popote está bien’”.

  • Adiós a popotes y bolsas de plástico.

Varias empresas han decido dejar de utilizar popotes para tratar de contribuir al cuidado del planeta, una de ellas es American Airlines que hace unos días informó que además de las también llamadas “pajillas” dejaría de usar agitadores de bebidas, articulos que serán reemplazados con alternativas biodegradables.

Como primera medida sus salas de espera servirán bebidas con pajillas y agitadores de madera, esto sumado a la cubertería que también buscarán sea biodegradable.

Otra compañía que se ha sumado a esta propuesta es Starbucks que informó en un comunicado que los popotes serán reemplazados por una tapa de plástico hecha con polipropileno que puede reciclarse ampliamente.

McDonald’s también anunció que a partir del 2019 los popotes de plásticos serían sustituidos en los mil 300 restaurantes ubicados en el Reino Unido por unos hechos de papel.

Dentro de las empresas mexicanas encontramos a la Cooperativa Pascual que reemplazará los popotes de plástico por taparoscas en sus productos Boing, principalmente en envases medianos y de un litro.

Además de empresas, distintas ciudades han prohibido el uso de estos utensilios de plástico a los restaurantes y comercios. A partir del 1 de julio pasado una normatividad entro en vigor en la que sus más de 5 mil restaurantes, cafés y comercios tienen prohibido usar popotes, tenedores, cucharas y cuchillos de plástico, de no cumplir con la normatividad podrían ser acreedores a multas.

Así, los comercios deben proveer alternativas reciclables a los consumidores.

Poco a poco vamos hacia un mundo sin popotes de plástico, lo cual no implica que sea un mundo totalmente sin popotes, porque existen muchas opciones desarrolladas en los últimos años para dar alternativas ecológicas y sustentables.

Al final, lo más sustentable sería simplemente reducir o eliminar su necesidad y su uso, pero si de verdad la gente lo necesita o tiene alguna imposibilidad para tomar tus bebidas directo del vaso o la botella, ahora existen muchas opciones de popotes comestibles.

El próximo 1 de agosto se aplicará en el estado de Querétaro una ley que prohíbe las bolsas de plástico desechable en tiendas para el acarreo de productos; las bolsas reutilizables de cualquier material y las biodegradables no tendrán ninguna regulación.

  • Seis alternativas de popotes para no contaminar.
  1. Los comestibles.

Elaborados con algas marinas, 100% compostables y degradables que te puedes comer al final o no, ya que se descomponen con el resto de residuos orgánicos e incluso se disuelven en agua en 24 horas. Hay de caramelo, mango, chocolate, limón, vainilla y carbón activado y son elaborados con endulzantes, saborizantes y colorantes orgánicos.

Ilustración 4 Popotes de caramelo.

2. Los de bambú

Los hay desechables y también lavables y reutilizables. Los desechables se degradan en 15 días y los lavables los puedes usar todos los años que gustes.

 

Ilustración 5 Popotes de bambù.

3. Los de papel

Elaborados con recursos renovables, biodegradables y compostables, son rígidos y no se suavizan en las bebidas. Una empresa norteamericana que ofrece este tipo de popotes dice que quiere contribuir a resolver la problemática del plástico “un sorbo a la vez”.

Ilustración 6 Popotes de papel.

4. Los de semillas de aguacate

Fabricados con resinas obtenidas por medio de las semillas de aguacate. Son popotes de bioplásticos que se degradan más rápido, entre 90 y 240 días. Esta tecnología fue creada por un estudiante mexicano que patentó su proceso y creó su empresa. Lo anterior, además de generar ciertos beneficios ambientales abre puertas tecnológicas, profesionales y de emprendimiento, siendo esto un eslabón más de la sustentabilidad.

Ilustración 7 Popotes hueso de aguacate

5. Los de vidrio

Los hay en distintos estilos, tamaños y para bebidas calientes y frías; son reusables, durables y por lo general se encuentran proyectos artesanales y locales que ofrecen este tipo de productos con un valor agregado de diseño y color.

Ilustración 8 Popotes de vidrio.

  1. Los de metal

Hay de acero inoxidable y de titanio, muy duraderos, y también se pueden encontrar proyectos creativos que elaboran este tipo de popotes como si fueran obras de arte.

 Ilustración 9 Popotes de metal.

 

 

Objetivo

Fabricar popotes comestibles / biodegradables para proteger al planeta del impacto que tienen los popotes de plástico.                 

Justificación

Los humanos producimos bienes, sin tomar en cuenta las afectaciones que causamos al planeta. Por eso decidì investigar este tema, ya que me parece muy importante conservar el medio ambiente.

Hipótesis

Si los popotes que utilizamos son biodegradables, entonces estaremos protegiendo un poco más el planeta.

Método (materiales y procedimiento)

(Materiales y procedimiento).

Ingredientes:

  • 1 taza de agua
  • 30 gr. de almidón o fècula de maíz
  • Colorante natural
  • 1 cucharada de glicerina
  • 1 cucharada de vinagre blanco
  • Càscara de un mango
  • Saborizante de mango

En una cacerola se vierten todos los ingredientes a excepción de la càscara de mango, esta se licuarà a parte con agua y el saborizante.

Se enciende la estufa y se empiezan a mezclar todos los ingredientes, buscando integrarlos por completo hasta lograr una mezcla homògenea.

Esta mezcla se verterà en el vaso de la licuadora junto con la mezcla de la càscara de mango para integrar todos los ingredientes.

Una vez que tenemos integradas ambas mezclas, la vaciaremos en una superficie plana expandiéndola completamente; la dejaremos secar por un dìa completo.

Al siguiente dìa despegamos la pasta de la superificie plana, la medì y dividì en columnas de 1.5 cm de ancho y 20 cm. de largo; para posteriormente con agitadores de vidrio enrollar la pasta, realizando la forma de un popote; con los restos de la pasta que recortè, los remojè con agua y los revolví, esta mezcla  me sirvió como pegamento para poder sellar el popote; lo dejè secar por un dìa màs, para evitar que se rompiera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Galería Método

Resultados

Se obtuvieron popotes resistentes y sin cambiar el sabor de las bebidas.

Los popotes se degradan en 20 dìas aproximadamente, siendo utilizados como abono para las plantas.

 

 

   

Galería Resultados

Discusión

Cumplimos con el objetivo del proyecto, el cual era fabricar popotes comestibles/biodegradables para proteger al planeta, buscando erradicar los popotes de plàstico, los cuales afectan al planeta en general.

Conclusiones

Al desarrollar estos popotes comestibles, pretendo generar consciencia en el cuidado medio-ambiental, sin sacrificar   necesidades y gustos personales como el uso del popote.

Con esta alternativa quiero dar a conocer el impacto tan dañino que tienen los popotes de plástico en nuestro ambiente, con la firme intención de disminuir su consumo o utilizando los popotes comestibles que presentè en mi proyecto.

Bibliografía

  1. ¿Por qué debes abandonar los popotes hoy? 30/01/18. Expok Comunicación de sustentabilidad y RSE. de Sitio Web: https://www.expoknews.com/por-que-no-usar-popotes/

 

  1. Judas Alejandro Laborín Antúnez. (2018). “Elabora un nuevo producto alimenticio para satisfacer necesidades en las diferentes etapas de la vida del consumidor”.Sonora, México: Colegio de Bachilleres del estado de Sonora.

 

  1. https://www.gob.mx/cms/uploads/attachment/file/327942/Revista_Nuestro_Ambiente_Numero_17.pdf

 

  1. http://popotesymaspopotes.com/index.php/articulos/75-tipos-de-popotes

 

  1. Rodrìguez E, (2018/06/22), Un mar de plástico. National Geographic. Pàgs.3, 4 y 5.

 

  1. Reina P., Gòmez F. 2019, Vivir sin plástico, Mèxico, Ed. Zenith

 

  1. Barrere, M. (coord.), (1992), La Tierra, patrimonio común.Barcelona: Paidós.

 

  1. Bifani, P. (1999), Medio ambiente y desarrollo sostenible. Madrid: IEPALA editorial.

 

  1. Cantú Chapa, R. (comp.) (2010), Los desafíos ambientales y el desarrollo en MéxicoEcología y desarrollo sustentable, México: IPN-CIIEMAD.

 

  1. Flórez, M. et al(2013), Medio ambiente: deterioro o solución. Bogotá: Asociación Ambiente y sociedad/Ediciones Aurora.

 

Summary

Research Question

How can we improve the environment if we use edible straws?

Problem approach

The straws made of plastic are not reusable, and their biodegradation process is very long, reaching seas and affecting marine species.

Background

Objective

Manufacture biodegradable straws to protect the planet from the impact that plastic straws have.

Justification

I decided to investigate this topic, because I think is very important to conserve the environment, straws made of plastic pollute.

Hypothesis

If we use biodegradable straws, then we will protect the planet a little more.

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography