Divulgación y enseñanza de la ciencia

PK – EN – 258 – LA | LA ESTRUCTURA Y RIESGOS DE VIVIR CERCA DE UN VOLCÁN.

Asesor: Jessica Barragan Garcia

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Resumen

Un volcán es una montaña o cerro que tiene una apertura por la cual pueden escapar materiales gaseosos, líquidos o sólidos desde el interior de la tierra. Un volcán es una fisura de la corteza terrestre sobre la cual se acumula un cono de materia fundida y sólida que es lanzada a través de la chimenea desde el interior de la Tierra. En la cima de este cono hay una formación cóncava llamada cráter. Cuando se produce actividad en un volcán se dice que el volcán está en erupción.

 Los volcanes por lo general son estructuras compuestas de material fragmentado y corrientes de lava. A través de la chimenea sale la roca fundida que proviene del manto terrestre la cual se le conoce como magma. Una vez el magma sale a la superficie, pierde los gases que contiene porque se evapora, y al escurrir por las laderas del cono se le conoce como lava. El material rocoso expulsado puede alcanzar entre 4-200 kilómetros de altura. Habitualmente la lava recién emitida bordea temperaturas entre 700-1,300 °C, dependiendo de su composición química.

 Entre los grandes peligros naturales para la vida y los bienes humanos se encuentran diversas clases de fenómenos geológicos. Entre ellos se incluyen erupciones volcánicas. A lo largo de la historia las erupciones volcánicas han sido causa de números desastres, en los que el número de víctimas humanas ha sido grande y los daños a los bienes elevados. Por ello, los volcanes que hacen erupción cerca de ciudades representan una amenaza particularmente grave.

Pregunta de Investigación

Quiero saber, ¿Cuál es la estructura y composición de un volcán?, para conocer los riesgos que tienen las personas de vivir en un área volcánica.

Planteamiento del Problema

Normalmente las personas no conocen los riesgos de vivir cerca de un área volcánica, porque no tienen información suficiente sobre su estructura y composición.

Antecedentes

Un volcán (del nombre del dios mitológico romano Vulcano) es una estructura geológica por la que emerge el magma que se divide en lava y gases provenientes del interior de la Tierra. El ascenso del magma ocurre en episodios de actividad violenta denominados erupciones, que pueden variar en intensidad, duración y frecuencia, desde suaves corrientes de lava hasta explosiones extremadamente destructivas. En ocasiones, los volcanes adquieren una forma   cónica   por   la  acumulación  de material de erupciones anteriores. En la cumbre se encuentra su cráter o caldera.

Los volcanes normalmente se forman cuando las placas tectónicas se juntan o se separan, produciendo una grieta en la superficie de la Tierra donde el magma puede escapar.

Para entender a la perfección el origen de los volcanes es necesario entender cómo es nuestro planeta. El planeta Tierra se divide en varias capas desde el núcleo a la superficie. Entre estas capas se encuentra la corteza terrestre, que no es uniforme, sino que está agrietada por distintas partes, dando lugar a lo que conocemos como placas tectónicas. Como hemos dicho antes, cuando las placas tectónicas se mueven provocan erupciones volcánicas. Estas erupciones pueden ser bien terrestres o bien submarinas.

IMG. 1 CAPAS DE LA TIERRA.

IMG. 1 CAPAS DE LA TIERRA.

IMG. 2 PLACAS TECTÓNICAS.

IMG. 2 PLACAS TECTÓNICAS.

IMG. 3 ORIGEN DE UN VOLCAN.

IMG. 3 ORIGEN DE UN VOLCAN.

Las placas tectónicas pueden moverse de diversas maneras, originando distintos tipos de volcanes, además de terremotos. Si una placa oceánica (con más densidad) pasa por debajo de una continental (más fina), se derretirá parcialmente debido a las altas temperaturas del interior de la Tierra. El magma o material derretido llegará a la superficie del cráter y erupcionará como lava, gas o elementos sólidos. A este tipo de volcanes se les llama volcanes de límites continentales. Los volcanes de dorsales oceánicas son aquellos que se originan como consecuencia de un movimiento de separación de las placas tectónicas. Al separarse, se crea una abertura por la que emergerá el magma. Por último, los volcanes de punto caliente son los que se originan en áreas volcánicas formadas por plumas de manto, es decir, por material caliente y fundido que asciende procedente del manto de la Tierra.

Las etapas en la formación de un volcán serían, a grandes rasgos, las siguientes:

  • El magma se forma en el interior de la Tierra, donde existen unas temperaturas muy elevadas.
  • El magma asciende a la parte superior de la corteza terrestre.
  • El magma sale a través de las grietas existentes en la corteza y por el cráter principal en forma de erupción.
  • Los fragmentos sólidos de material volcánico (piroclastos) se depositan en la superficie de la corteza y van formando el cono volcánico principal.

Los volcanes pueden tener formas muy diversas, pero un volcán “clásico” o estereotípico se compone básicamente en las siguientes partes:

    • Una cámara magmática. Que es el enorme depósito de roca fundida a grandes presiones que subyace a los volcanes.
    • Una chimenea. Que es el trecho que comunica la cámara con el exterior, pudiendo ser larga o corta dependiendo de la forma del volcán (sobre todo de si tiene o no una cámara magmática).
    • Una garganta. Que es la apertura de la chimenea justo en sus etapas finales.
    • Un ventiladero o cono. Que es la abertura como tal por donde el magma entra en contacto con el aire y despide gases hacia la atmósfera.
    • Un cráter o “boca” del volcán. Que es el límite entre la “montaña” volcánica y el inicio del ventiladero.
    • Conos secundarios. En caso de que haya ramificaciones de la chimenea, que componen dos o más volcanes en uno.
    • Una columna eruptiva. Que es el chorro de gas y de otros materiales que se despide a la atmósfera al inicio de una erupción volcánica.

 

IMG. 4 LOS VOLCANES SUELEN TENER CIERTOS ELEMENTOS DIFERENCIADOS.

IMG. 4 LOS VOLCANES SUELEN TENER CIERTOS ELEMENTOS DIFERENCIADOS.

 

Se conoce como erupción volcánica a la emisión violenta hacia la superficie terrestre de gases, cenizas y magma hirviente, desde las entrañas de un volcán. Se producen cuando la temperatura de la roca fundida en el interior   del manto  terrestre asciende y se produce una explosión interna, enviando el líquido hacia la superficie.

Este proceso puede durar una cantidad indefinida de tiempo, hasta que la temperatura y la presión del magma en el subsuelo descienden a niveles aceptables y todo recupera su normalidad.

Las erupciones volcánicas parecieran ser cíclicas en algunos casos. Sin embargo, no se ha podido descifrar qué tipo de periodicidad las rige, aunque casi siempre vienen antecedidas por movimientos telúricos y la emisión de fumarolas (escapes de gases y vapores del subsuelo a muy altas temperaturas).

 IMG. 5 INCLUSO SIN LAVA, LAS ERUPCIONES DE GAS Y CENIZA TIENEN UN GRAN IMPACTO ECOLÓGICO.

IMG. 5 INCLUSO SIN LAVA, LAS ERUPCIONES DE GAS Y CENIZA
TIENEN UN GRAN IMPACTO ECOLÓGICO.

Como se ha señalado anteriormente, cuando bajo un volcán se acumulan materiales muy calientes (magma), la presión y la temperatura pueden hacer que salgan en forma de lava, ceniza, rocas, vapores y gases, produciéndose una erupción. Las erupciones pueden ser de varios tipos. En ocasiones, la lava (roca fundida) es emitida lentamente durante la erupción y produce pocos daños. En otros casos, estos materiales pueden salir de forma violenta produciendo explosiones que generan grandes cantidades de cenizas y gases que pueden ser muy destructivas.

En muchos casos ha sido posible pronosticar una erupción volcánica, para que esto ocurra es necesario contar con un sistema de monitoreo básico, (sismicidad, deformación y geoquímico), apoyado de un aparato llamado sismógrafo.

De las erupciones volcánicas pueden resultar varios tipos de peligros volcánicos a los que puedes estar expuesto si vives cerca de un volcán activo, entre ellos se encuentran:

  • Caída de tefra (ceniza volcánica): fragmentos de material volcánico compuesto por ceniza, pómez y bloques incandescentes. Es expulsada al momento de la explosión. Es material más fino que proviene de la roca volcánica. Está presente en casi todas las erupciones volcánicas explosivas. En erupciones explosivas muy violentas, la tefra (ceniza)   se   eleva    hasta    la atmósfera superior, y los fragmentos más finos pueden ser transportados por una corriente en chorro a cientos y miles de kilómetros.
  • Proyectiles balísticos (bombas): fragmentos de material de lava mayor de 64 mm, pueden tener diámetros de algunos metros. Son causados por explosiones en el cráter. Muchas adquieren formas aerodinámicas redondeadas durante su trayecto por el aire.
  • Flujos de lava: corriente de roca fundida que se desliza pendiente abajo como un fluido viscoso, puede quemar las zonas de bosques, cultivos y construcciones. La velocidad de la corriente de lava es generalmente lenta, por lo tanto, la población que vive en los alrededores del volcán tiene la posibilidad de escapar a tiempo. La corriente de lava produce daños irreversibles en el suelo y origina incendios forestales.
  • Domo de lava. A veces, antes de la erupción de un volcán explosivo, se va acumulando un domo de lava. Se puede expandir a una velocidad de hasta un metro al día, y es muy inestable. Cuando la cantidad de gas aumenta en exceso, el domo de lava explota y se produce una erupción.
  • Lahares o flujos de lodo: son generado cuando los materiales expulsados  durante  las erupciones se mezclan con agua y forma flujos que se mueven pendientes abajo.
  • Gases volcánicos: son la parte volátil del magma que se emite a través de fumarolas y cráteres. Los volcanes expulsan estos gases a la atmósfera. Con el tiempo, pueden causar lluvias ácidas y contaminar masas de agua. Además, la columna eruptiva (penacho) de cenizas volcánicas y gases calientes puede ser peligrosa para el tráfico aéreo. En casos extremos de nubes volcánicas extendidas y prolongadas en el tiempo, el clima también podría verse afectado. Las temperaturas podrían disminuir si la nube volcánica impidiera que el sol llegara a la superficie de la Tierra.
  • Flujos y oleadas piroclásticas: son una mezcla turbulenta de fragmentos de roca a alta temperatura, ceniza, pómez y gases. La corriente piroclástica es una mezcla de gas y bloques de lava calientes puede dar lugar a grandes explosiones o a colapsos del domo de lava. Pueden alcanzar una velocidad de más de 400 km/h, y son muy peligrosas.
IMG. 6 PELIGROS VOLCÁNICOS.

IMG. 6 PELIGROS VOLCÁNICOS.

Algunos de estos peligros se manifiestan a pocas decenas de kilómetros del volcán, mientras que otros a cientos de kilómetros, como es el caso de la ceniza.

La actividad volcánica es una fuente natural de contaminación, la cual aporta una cantidad considerable de contaminantes a la atmósfera. Se ha reportado que dicha actividad representa riesgos para los ecosistemas y las poblaciones humanas que se ubican cerca de los edificios volcánicos, no obstante, se ha descrito que incluso organismos que se localizan a distancias considerables de las zonas con actividad volcánica también pueden verse afectados. La caída de ceniza bloquea la luz del sol, reduciendo la visibilidad causando oscuridad, esto puede acompañarse de relámpagos. La ceniza volcánica fresca es abrasiva y a veces corrosiva. Es levemente tóxica, y puede afectar a los humanos especialmente aquellos con alguna enfermedad respiratoria de base; en condiciones de mucho viento, las partículas pequeñas de ceniza pueden raspar la parte frontal del ojo.  Dentro de los principales riesgos volcánicos no sólo se incluye la erupción de una montaña y el derramamiento de lava asociado, sino también, la emisión de ceniza y gases, los que representan un riesgo de toxicidad en los humanos y animales y daños para la agricultura.

Además de lo anterior, una erupción volcánica puede:

  • Contaminar los suministros de agua.
  • Dañar maquinaria.
  • Reducir la visibilidad por smog y gases dañinos que pueden amenazar zonas bajas.
  • Dificultar la respiración e irritar la piel, los ojos, la nariz y la garganta.

Asimismo, cabe señalar que el Semáforo de Alerta Volcánica es un mecanismo del Sistema Nacional de Protección que mantiene informada a la población sobre los diferentes niveles de peligro que presenta la actividad volcánica. El color verde indica que puedes desarrollar las actividades con normalidad. El color amarillo significa que tu debes estar alerta y pendiente de lo que te digan las autoridades y las noticias y sobre todo seguir las indicaciones que te den. El color rojo es la señal de alarma e indica que la población deberá ubicarse en lugares seguros.

IMG. 7 SEMÁFORO VOLCÁNICO.

IMG. 7 SEMÁFORO VOLCÁNICO.

Los volcanes siempre representan un riesgo y por lo tanto, preventivamente, debemos conocer los peligros que pueden presentar el volcán más cercano a nosotros. Sin embargo, es poco frecuente que un volcán entre en actividad sin avisar. En nuestro país hay más de 2,000 volcanes. De estos, sólo un poco más de diez, son considerados como activos o peligrosos.

Los accidentes personales más comunes debidos a actividad volcánica son consecuencia de:

  • Derrumbes, parciales o totales de techos frágiles (teja, lámina, triplay, lona, cartón o madera), por el peso de la acumulación de ceniza.
  • Derrumbes, parciales o totales de viviendas por flujos calientes de ceniza (flujos piroclásticos).
  • Derrumbes, parciales o totales de viviendas que se encuentren en cañadas por donde bajen flujos de lodo, producto la mezcla de ceniza con lluvia o por el derretimiento de nieve o hielo.
  • Choques de vehículos por falta de visibilidad y suelos resbalosos por la presencia de ceniza.
  • Heridas por caída de fragmentos de roca (balísticos).
  • Afecciones pulmonares por inhalación de ceniza
  • Una persona puede disminuir los peligros a que están expuestos ella y su familia, aprendiendo qué hacer en caso de erupción volcánica.

Para prepararse ante una erupción volcánica, acuda a unidad de Protección Civil o a las autoridades locales para recibir indicaciones sobre:

  • Si la zona en la que vive puede ser afectada por actividad volcánica.
  • Cuáles son las medidas de protección que debe tomar en su casa o centro de trabajo en caso de erupción volcánica.
  • Cómo puede colaborar con las brigadas de auxilio si tiene interés en capacitarse para participar al presentarse esta situación.
  • Tenga a la mano radio de baterías, linterna y documentos personales.

Cuando el semáforo se encuentra en color verde, es decir, en situación de normalidad, debe de realizar lo siguiente:

  • Mantente informado.
  • Apréndete las rutas de evacuación y donde están los centros de reunión establecidos por las autoridades, para facilitar tu posible traslado a lugares seguros, así como el refugio temporal o albergue que te corresponde.
  • Asiste a los cursos de capacitación que te ofrezca la unidad de Protección Civil y sobre todo participa en los ejercicios y simulacros que se realicen en tu comunidad.
  • Recuerda que las construcciones en las cañadas y riveras de los ríos son más propensas a sufrir daños, ya que generalmente, los flujos de materiales volcánicos toman esos cauces.
  • Procura construir en las zonas más altas y que tu casa tenga techos fuertes y de preferencia inclinado.
  • Ten a mano una linterna con baterías de repuesto un radio portátil, un pequeño botiquín, agua potable y los documentos básicos.
  • Si observas algún cambio en el volcán, como nuevas fumarolas, fuentes termales, cambios en la composición del agua, cenizas o deslizamientos, comunícalo a las autoridades.

Cuando el semáforo se encuentra en color amarillo, situación de alerta, se debe de hacer lo siguiente:

  • Estar alerta y pendiente de lo que te digan las autoridades y las noticias.
  • Prepara para cada miembro de tu familia una tarjeta con su nombre y dirección.
  • Si tu vivienda tiene servicios de gas, luz y agua, asegúrate de saber cómo se cierran.
  • Si puedes, guarda agua potable y alimentos, las medicinas que estés tomando tu o alguien de tu familia, así como tus documentos más importantes como títulos de propiedad, actas de nacimiento o matrimonio, cartillas, etc.
  • Procura tener a la mano radio de pilas, linterna y las llaves de tu casa.
  • Cubre los depósitos de agua y alimentos, para evitar que se contaminen con las cenizas que pudieran caer.
  • Si tienes ganado o cualquier tipo de animales, consulta en la unidad de Protección Civil que debes hacer con ellos.

Cuando el semáforo está en color rojo, situación de alarma debe de realizar lo siguiente:

  • Conserva la calma, reúne a tu familia, ponles una identificación.
  • No te dejes llevar por falsos rumores de personas no autorizadas.
  • Cuida que puertas y ventanas queden cerradas y coloca una sábana o tela blanca hacia la calle, para indicar que se trata de un domicilio evacuado.
  • Ve inmediatamente a los centros de reunión, lleva sólo lo indispensable.
  • Si puedes evacuar por tus propios medios, no dudes en hacerlo y dirígete al refugio temporal que te corresponde.
  • Al llegar al refugio temporal, regístrate y ubícate en el lugar que se te indique.
  • Si requieres atención médica, acude a la instalación más cercana del Sistema de Salud.
  • En el refugio temporal, colabora en lo que se te pida. Mantén contacto con las autoridades, ellas te indicarán las reglas a seguir durante tu estancia.
  • Si no puedes localizar el centro de reunión o no se presenta el medio de transporte para evacuarte, aléjate del volcán, caminando por las partes altas hasta un lugar seguro.
  • No te dejes llevar por falsos rumores de personas no autorizadas. Retorno a la normalidad
  • Solo las autoridades pueden decirte, cuando será seguro regresar a tu vivienda.
  • Antes de entrar a tu casa, verifica las condiciones en que se encuentra, en caso de que tengas dudas, consulta con los cuerpos de emergencia, si el techo tiene ceniza, quítala de instalaciones estén limpias de ceniza y en buen estado.
  • No comas o bebas nada que sospeches que está contaminado, si tienes dudas consulta a las autoridades correspondientes.
  • Mantente alerta al color del semáforo y sigue las recomendaciones del comité local de Protección Civil.
  • Realiza junto con tu familia tus actividades cotidianas.

En caso de caída de ceniza volcánica, se debe de hacer lo siguiente:

  • Protege tus ojos, nariz y boca, si tienes necesidad de salir a la intemperie. Evita hacer ejercicio.
  • Cierra puertas y ventanas y sella con trapos húmedos las rendijas y las ventilas para limitar la entrada de polvo a casas y edificios. Sacude la ceniza con plumeros para que no se rayen las superficies.
  • Tapa tinacos y otros depósitos para que no se ensucien y cubre equipos y automóviles para que no se deterioren y rayen.
  • Quita continuamente las cenizas para evitar que se acumulen en techos ligeros (lamina, cartón, triplay, lona, teja y otros parecidos), porque pueden hacer que se caigan por el exceso de peso, como pasa con el granizo. Además, si la ceniza se moja, aumentaría de peso como si fuera una losa de cemento, por lo que no debemos tratar de quitarla con agua.
  • Cubre todas las coladeras y recoge las cenizas en costales y de inmediato, cuidando que no se vaya al drenaje.
  • No uses la electricidad ni el gas, hasta estar seguro de que las bolsas de plástico para evitar que estas se vayan al drenaje.
  • Trata de que circule la menor cantidad posible de automóviles; se precavido y paciente porque el tráfico se puede volver lento al ponerse resbaloso el piso.

 

Objetivo

Saber con exactitud cómo está estructurado un volcán y los riesgos de vivir cerca de uno.

Justificación

Porque tengo curiosidad de la composición, estructura de un volcán y los riesgos de vivir en un área volcánica.

Hipótesis

Si conozco la estructura de un volcán y les advierto o informo a las personas que viven cerca de un volcán, entonces, sabrán los riesgos de estar cerca de una zona volcánica y se alejarán de ahí y no habrá riesgos.

Método (materiales y procedimiento)

MÉTODO (Materiales y procedimiento).

MATERIALES.

  • Una lata.
  • Un cartón plano y grande.
  • Cinta adhesiva.
  • Papel reciclado o papel periódico.
  • Pinturas de color café, verde, amarillo, rojo, azul, dorado, gris y blanco.
  • Papel higiénico.
  • Colorante de color rojo.
  • Jabón líquido.
  • Pastilla alka-seltzer o bicarbonato de sodio.
  • Un cono de unicel.

PROCEDIMIENTO.

Paso 1. Tomar la lata, y con la ayuda de un adulto, cortar la parte superior de la lata.

Paso 2. Pegar trocitos de cinta adhesiva por todo el borde superior de la lata, para evitar accidentes.

Paso 3. Pegar la lata al centro del cartón plano y grande con cinta adhesiva.

Paso 4. Con el papel periódico hacer bolas grandes y envolverlas con cinta adhesiva.

Paso 5. Pegarlas las pelotitas con cinta adhesiva alrededor de la lata.

Paso 6. Hacer otras bolas medianas, e igualmente envolverlas con cinta adhesiva, y pegarlas arriba de las pelotitas grandes.

Paso 7. Hacer otras bolas pequeñas y pegarlas alrededor de las grandes y medianas.

Paso 8. Hacer otras pelotitas más pequeñas y pegarlas arriba de las otras pequeñas

Paso 9. Pegar con engrudo pedazos de papel periódico sobre las pelotitas para darle forma al volcán.

Paso 10. Pegar pedazos de papel higiénico alrededor de la montaña y ponerles engrudo arriba.

Paso 11. Dejar secar de 24 a 48 horas.

Paso 12. Pintar la parte de arriba con pintura blanca.

Paso 13. Pintar la parte de debajo de volcán con pintura café.

Paso 14. Con pintura verde pintamos toda la base.

Paso 15. Para tapar los bordes del cartón ponemos pedazos de cinta adhesiva.

Paso 16. Luego pintamos la cinta adhesiva de color café.

Paso 17. Posteriormente colocamos agua en el orificio de la lata hasta la mitad.

Paso 18. Ponemos un poco de jabón líquido al agua.

Paso 19. Agregamos 6 gotitas de colorante rojo al agua, en caso de no contar con colorante liquido podemos utilizar en polvo.

Paso 20. Con un palito mezclamos todo lo que se encuentra adentro de la lata.

Paso 21. Posteriormente incorporamos el vinagre dentro de la lata.

Paso 22. Después colocamos la pastilla o el bicarbonato dentro de la lata para que haga erupción.

Paso 23. Ahora esperamos un poco para que haga erupción nuestro volcán.

Paso 24. Por último, tomamos el cono de unicel y lo pintamos de tal forma que se observe la estructura de un volcán al interior, y ya seco lo pegamos en un cartoncillo.

Galería Método

Resultados

Cuando terminé de construir el volcán, y coloqué en el orificio de la lata los materiales, resultó, que cuando mezclas el vinagre (ácido), y el bicarbonato de sodio (base), reaccionan y se produce dióxido de carbono (CO2), este gas provoca que las burbujas salgan por el cráter del volcán. A causa del gas, la mezcla queda espumosa y se expande, de manera que se escapa de la botella, simulando una erupción volcánica. En los volcanes verdaderos, el dióxido de carbono también está presente cuando entran en erupción.

Ahora bien, con este experimento, entendí que un volcán se forma cuando las placas tectónicas de la tierra se mueven y debajo de un volcán se acumulan materiales muy calientes (magma), que junto con la presión y la temperatura pueden hacer que este magma ascienda a la superficie terrestre y salga en forma de lava, ceniza, rocas, vapores y gases, produciéndose  una  erupción  a  través del cráter del volcán, lo que resultó en el experimento que realicé.

Además, en mi experimento observé que los volcanes pueden tener formas muy diversas, pero se componen de una cámara magmática, una chimenea, una garganta, un ventiladero, un cráter, conos secundarios y una columna eruptiva.

Asimismo, cuando el volcán de mi experimento simuló la erupción,  resultó que hay muchos riesgos de vivir cerca de uno, puesto que la actividad volcánica es una fuente natural de contaminación, la cual aporta una cantidad considerable de contaminantes a la atmósfera, que representan riesgos para los ecosistemas y las poblaciones humanas que se ubican cerca de los volcanes, y dentro de los principales riesgos volcánicos no sólo se incluye la erupción de una montaña y el derramamiento de lava, sino también, la emisión de ceniza y gases, los que representan un riesgo de toxicidad en los humanos y animales y daños para la agricultura; y para que la población no tenga peligro ante una erupción debe mantenerse informada sobre los diferentes niveles de peligro en el que se encuentra el volcán, mediante el Semáforo de Alerta Volcánica.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Un volcán se forman cuando las placas tectónicas de la tierra se juntan o se separan, produciendo una grieta en la superficie de la Tierra donde el magma puede escapar, el magma se forma en el interior de la Tierra, donde existen unas temperaturas muy elevadas que puede ascender a la tierra en forma de erupción a través del cráter del volcán.

Los volcanes se componen de una cámara magmática, una chimenea, una garganta, un ventiladero, un cráter, de conos secundarios y de una columna eruptiva.

De las erupciones volcánicas pueden resultar varios tipos de peligros volcánicos a los que puedes estar expuesto si vives cerca de un volcán activo, entre ellos se encuentran la caída de ceniza, los proyectiles balísticos o bombas, los flujos de lava, el domo de lava, los flujos de lodo, los gases.

La actividad volcánica es una fuente natural de contaminación, la cual aporta una cantidad considerable de contaminantes a la atmósfera, y es un riesgo para los ecosistemas y las poblaciones humanas que se ubican cerca de los volcanes e incluso a mayor distancia de las zonas con actividad volcánica. Los principales riesgos volcánicos no sólo se incluye la erupción de una montaña y el derramamiento de lava, sino también, la emisión de ceniza y gases, los que representan un riesgo de toxicidad en los humanos y animales y daños para la agricultura, puede contaminar los suministros de agua, reducir la visibilidad  por  smog  y  gases  dañinos que pueden amenazar zonas bajas y la dificultad para respirar e irritar la piel, los ojos, la nariz y la garganta.

Asimismo, concluyo que la población debe mantenerse informada a través del Semáforo de Alerta Volcánica donde nos señalan los diferentes niveles de peligro que presenta la actividad volcánica, ya que una erupción pude dañar primeramente sus personas y sus viviendas, así que deben de prepararse ante una erupción volcánica, por ello deben saber las formas de resguardarse o de evacuar el lugar.

Bibliografía

  • Volcanes, ciencia y diversión. Universidad Nacional Autónoma de México. Autor: Antonio Pola.
  • Los volcanes. Combel Editorial. Autor: Patricia Geis.
  • Enciclopedia temática auto evaluativa, física, química y tecnología. Reymo.
  • Enciclopedia metódica Larousse, tomo VI. Ediciones Larousse. Ramón García-Pelayo y Gross.
  • https://concepto.de/volcan
  • https://www.gob.mx/cenapred

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography