Divulgación y enseñanza de la ciencia

PK-DC-332-AG Los alienígenas: ¿verdad o mito?

Asesor: Alma Gómez Valdenegro

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Resumen

Elegí este tema porque considero que es una interrogante que ha causado mucha polémica durante años y que hasta el día de hoy no tenemos una respuesta y solo muchos mitos y leyendas descritas; por lo anterior me interesa investigar desde el punto de vista científico los avances y datos precisos que existen del tema. Los alienígenas se cree que son seres diferentes a los seres humanos que poseen habilidades diferentes a las nuestras, con esta investigación pretendo confirmar si existe alguna teoría que me ayude a confirmar mi hipótesis.

 

Pregunta de Investigación

¿los alienígenas son verdad o mito?

Planteamiento del Problema

los alienígenas se cree que son seres diferentes a los seres humanos y que poseen características, actitudes, lenguaje y que estos abdusen a los humanos. por años las personas hemos vivido bajo esta creencia sin ponernos a investigar su origen y si se trata de un mito una fantasía o una realidad

Antecedentes

Según el diccionario de la lengua española: Alienígena se refiere a un ser que pertenece a otro lugar, un extraño o un extraterrestre.

 

Según su origen latino, la palabra alienígena se refiere a algo o alguien que nace en otro lugar. Deriva del latín alienus que indica otro lugar, -gen- que se refiere al nacimiento u origen y el sufijo -a que señala un agente.

A continuación, voy a señalar algunas teorías científicas que tienen que ver con la relación de estos seres.

El astrónomo Frank Drake fue uno de los fundadores de la ciencia de la astrobiología en la década de 1960, cuando empezó a buscar señales de radio transmitidas por civilizaciones extraterrestres.

Drake está convencido de la existencia de vida extraterrestre. Él trabaja en el Observatorio Nacional de Radioastronomía y el Jet Propulsion Laboratory, que le permitirá escuchar el cosmos. En abril de 1960 se creó el proyecto Ozma, llamado Proyecto Cyclops, en 1971, en 1994 SETI Phoenix, el proyecto en 1995 y SERENDIP 2004.
En 1961, Frank Drake creó su famosa ecuación, que se supone que debe dar el número de civilizaciones extraterrestres en el universo.

En 1959, la radio astrónomo Frank Drake el joven llegó a las mismas conclusiones y al mismo tiempo como Giuseppe Cocconi y Philip Morrison.

Si existen civilizaciones extraterrestres avanzadas en nuestra galaxia, probablemente se comunican entre sí mediante ondas de radio.

La ecuación de Drake

Formulada en 1961, permite calcular el número de civilizaciones extraterrestres que podríamos detectar. Los recientes hallazgos de numerosos planetas en la Vía Láctea han aumentado las probabilidades.

Así como Drake han existido varias investigaciones con referencia a los alienígenas.  Como es la siguiente investigación.

 

En diciembre de 1971, el astrónomo estadounidense Carl Sagan le había sugerido a su amigo y colega Frank Drake que trabajaran juntos en el diseño de un mensaje interestelar.

Partieron de la premisa de que la ciencia y las matemáticas eran lenguajes universales, de manera que cualquier vida inteligente los comprenderían.

 

Se dedicaron primero a concebir la forma de comunicarles a los extraterrestres de dónde venía el mensaje, dado que “Planeta Tierra” no tiene sentido allá fuera.

 

Entonces, para indicarles a los extraterrestres dónde había sido lanzado el mensaje, los científicos crearon un mapa que mostraba la ubicación de 14 púlsares con respecto al Sol.

Eso es lo que ves donde está el número 1 en esta imagen:

 

Cada una de las líneas que irradian del centro indica la dirección y la distancia de un púlsar al Sol.

Como hay muchos pulsares en el Universo, anotaron en números binarios la frecuencia de pulsos que, por ser distintiva, sirve para identificarlos.

Con esta primera parte del mensaje ideada, Sagan y Drake le presentaron sus planes a la NASA ese mismo diciembre, con la esperanza de persuadirlos de que lo pusieran en la Pioneer 10.

 

Habían pasado poco más de dos años desde que Apolo había llegado a la Luna y la agencia espacial estadounidense quería un nuevo proyecto que fuera igualmente ambicioso.

 

La sonda Pionner iría donde ninguna nave espacial había estado antes, a los planetas exteriores.

Su lanzamiento estaba programado para febrero siguiente, y NASA no aprobó la placa de inmediato.

Con el tiempo corriendo en su contra y la esperanza de que fallaran a su favor, los astrónomos se dedicaron a terminar de diseñar el mensaje en las pocas semanas restantes.

 

Sin que cesara el debate, la sonda despegó de Florida, con la placa firmemente adherida, y comenzó su largo viaje por el espacio.

Rápidamente se convirtió en la primera nave espacial en cruzar el cinturón de asteroides. En diciembre de 1973, antes de lo esperado, llegó a Júpiter e inmediatamente envió magníficas fotos en color de la superficie del planeta.

Luego continuó su camino hacia el espacio exterior. Para el verano de 1983, la Placa de la Pioneer había pasado las órbitas de Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón.

 

El 13 de junio, llegó a la última frontera, el borde de nuestro sistema solar. Y la cruzó.

 

Pioneer 10 envió su último mensaje el 22 de enero de 2003, y nunca más se supo de ella.

 

A lo largo de la década de 1970, Sagan y Drake idearon otros mensajes para el espacio.

 

La Placa de la Pioneer había revelado cuán difícil era capturar la variedad de la vida humana en un diagrama, por lo que en 1977 desarrollaron un mensaje más complejo llamado el Disco de oro de las Voyager.

 

Tenía saludos en 55 idiomas, 12 minutos de sonidos de la Tierra -como latidos del corazón humanos y lluvia cayendo-, música de Brahms y Chuck Berry, y en lugar de humanos desnudos, la NASA aceptó la imagen de una mujer embarazada.

 

Por supuesto, no sabemos si la Placa de la Pioneer ha sido vista por extraterrestres. Si es así, no han respondido.

 

Pero para Frank Drake, el propósito y la importancia del diagrama original no han disminuido.

 

“Tanto la placa como el disco de las Voyager durarán más que nuestro planeta. En 4.000 millones de años, el Sol crecerá, se convertirá en un supergigante, se tragará la Tierra y destruirá todo lo que conocemos.

 

“La placa todavía estará allí para mostrar que una vez hubo una civilización como la nuestra en la Vía Láctea”, concluye el astrónomo.

Objetivo

Conocer si los alienígenas son reales o ficticios

Justificación

elegí este tema porque me interesa saber si los alienígenas son reales o ficticios.

Me interesa investigar este tema por que en la actualidad y aun con toda la tecnología y avances de la ciencia no ha salido a la luz si estos seres existen o es un mito que la gente se ha creado. Existen varias investigaciones teológicas, científicas y naturales que me pueden orientar a definir si es un mito o una realidad.

Hipótesis

Si los aliens existen, entonces existe otra galaxia con civilizaciones.

 

Método (materiales y procedimiento)

Este proyecto lo base en la investigación de teorías científicas que me puedan dar un fundamento a mi pregunta, si bien es cierto, el tema lo puedo investigar también desde el ámbito teológico y filosófico, pero la base para toda comprobación es la ciencia por eso elegí las teorías que a continuación menciono:

Galería Método

Resultados

Después de haber leído y analizado cada una de estas teorías, encuentro que hasta este momento no ha existido una comunicación o evidencia que la ciencia pruebe que son reales los alienígenas.

 

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Considero después de haber estudiado el tema que si existen, no son seres que nos quieran hacer daño porque de ser así ya lo hubieran hecho en varias ocasiones que los científicos trataron de comunicarse con ellos, sin embargo, la pregunta o incertidumbre a contestar es si realmente la ciencia nos dice la verdad o algunos de ellos han podido contactarlos y por cultura, costumbres, ideología  no han hecho evidente los resultados a la sociedad.

Bibliografía

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography