Divulgación y enseñanza de la ciencia

PK-DC-210-AG Los fósiles y su importancia energética

Energía asequible y no contaminante

Asesor: ROSALIA ORNELAS ENRÍQUEZ

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Equipo [Diego Gómez Franco. ]

Resumen

Los combustibles fósiles no son renovables y fueron generados hace muchos millones de años de forma natural en el planeta, provienen de la descomposición de la materia orgánica de estos (plantas, animales, microorganismos). Aún disponemos de enormes reservas y tenemos tiempo para usar el ingenio y la tecnología para encontrar alguna alternativa más barata, ya que son la causa del cambio climático.

El 87% de la energía que la humanidad utiliza por segundo, proviene de la ignición de uno de estos combustibles fósiles: carbón, petróleo o gas natural.

Pregunta de Investigación

Cómo se formaron y su importancia energética en la actualidad.

Planteamiento del Problema

Cómo el uso de energías fósiles ha acelerado al calentamiento global.

Antecedentes

Los fósiles

Son restos orgánicos de animales y plantas que se encuentran en los estratos de las rocas sedimentarias, y sirven para datar las edades de los mismos. Esto se realiza a través de los llamados fósiles índice, llamados así porque sólo existieron en una determinada Era o Período geológico.

Estos fósiles deben presentar los siguientes requisitos:

1.- Fácilmente identificable y distinguible de todos los otros fósiles.

2.- Haber vivido durante un tiempo geológico relativamente corto.

3.- Presentar amplia distribución geográfica.

4.- Haber vivido en diferentes cuencas sedimentarias y aparecer en diferentes tipos de roca.

5.- Ser abundante.

Fosilización: involucra una serie de procesos físicos, químicos y biológicos por los cuales un organismo cuyo destino “normal” sería la desintegración completa con posterioridad a la muerte, es preservado como fósil. Implica el pasaje de ese organismo de la biósfera a la litósfera.

 

Combustibles fósiles

Son una fuente de energía que procede de la descomposición de materia orgánica de animales, plantas y microorganismos, y cuyo proceso de transformación tarda millones de años. Se clasifican en tres tipos -petróleo, carbón y gas natural-, y según las Naciones Unidas, comprenden el 80% de la demanda actual de energía primaria a nivel mundial.

En general, se pueden clasificar los combustibles fósiles en tres: carbón, petróleo y gas natural.

El carbón

se origina a lo largo de varios millones de años por el depósito en la tierra de materia vegetal, que, de manera paulatina, se compacta y se calienta. Suele extraerse de las minas.

En las últimas tres décadas, su uso en especial en los países desarrollados, ha caído, en favor del petróleo o del gas natural, aunque aun así desde mediados del siglo XX hasta hoy. Es probablemente el combustible fósil más abundante, y se estima que al ritmo actual el planeta todavía posee reservas para, al menos, los próximos 200 años.

 

El petróleo

tiene su origen en los restos de microorganismos marinos que se acumulan en el fondo de los océanos. En un proceso lento pero constante que se puede extender durante varios millones de años, estos materiales se depositan en rocas, en las que el petróleo, más adelante, se extrae por medio de las plataformas de explotación, transformándose mediante un proceso de refinamiento. Es decir, el crudo del petróleo es una mezcla de hidrocarburos desde el más sencillo (CH4, metano), hasta especies complejas con 40 átomos de carbono, pero se tiene que transformar a través de un procedimiento de destilación fraccionada para ser útil.

Se puede encontrar a distintas profundidades de los mares, desde los 600 metros hasta los 5.000 metros. El problema principal es que tanto su extracción como su utilización provocan elevados niveles de polución. Entre los usos más frecuentes del petróleo cabe destacar el de combustible doméstico e industrial, el de carburante y lubricante, y como materia prima básica en la industria petroquímica. De hecho, hoy, es responsable de alrededor del 60% de los productos químicos que proceden de esta industria, como son los casos del plástico, de los explosivos, de muchos disolventes, de abonos o de anticongelantes, por citar algunos ejemplos.

 

El gas natural

es un recurso fósil gaseado también muy abundante y, en general, limpio, si se le compara con el petróleo o con el carbón. Su origen es el mismo que el del petróleo (el depósito de microorganismos marinos), aunque a diferencia del ‘oro negro’ se comenzó a utilizar masivamente hace apenas tres décadas. Consiste, fundamentalmente, en metano que queda comprimido en las grandes profundidades de la tierra y que se extrae, también, gracias a la perforación.

Cada vez tiene un uso más extendido gracias, entre otras razones, a su alto poder calórico, a que es fácil de utilizar en hogares e industrias y a su versatilidad. Cuenta con dos problemas principales: al ritmo actual, se estima que pueden agotarse las reservas mundiales en un plazo menor a 50 años. Además, sus precios en el mercado están íntimamente ligados a los del petróleo, por lo que suelen tener una tendencia cíclica al encarecimiento.

Objetivo

Saber si el beneficio ha sido mayor en proporción al impacto ambiental.

Justificación

Para saber como la energía fósil nos ha beneficiado o afectado en la actualidad.

Hipótesis

¿Si no se hubieran descubierto las energías fósiles entonces, nuestra huella ambiental sería menor, pero asimismo el desarrollo de la civilización?

Método (materiales y procedimiento)

Se realizaron 3 entrevistas vía zoom a 2 ingenieros ambientales y a un ingeniero en electrónica que tenía conocimiento y experiencia con combustibles. Asimismo recopilé información de diferentes fuentes bibliográficas.

Galería Método

Resultados

Los tres entrevistados coincidieron en que la huella ecológica generada por el uso de combustibles fósiles ha sido exponencialmente mayor al beneficio debido al descuido ambiental desde gobiernos y corporaciones hasta los ciudadanos. Es decir, si bien sin la explotación de los combustibles fósiles no sería posible el desarrollo tecnológico que hoy tenemos no hay que perder de vista que el uso de energías limpias/verdes y/o la preocupación medioambiental es relativamente nueva comparada con los ya más de 260 años a partir de la revolución industrial.

Galería Resultados

Discusión

Si las energías fósiles no existieran o no se hubieran descubierto aún, concluyo que la sociedad se hubiera visto forzada a desarrollarse por otras vías. Analizando las respuestas de los especialistas entrevistados, nuestra huella ecológica sería menor y lo que hoy presumimos como desarrollo muy probablemente sería distinto, dándole prioridad a las tecnologías verdes no como en la actualidad en donde éstas buscan -ya muy tarde- compensar el daño ecológico.

Hoy resulta difícil imaginarnos sin el petróleo y todos sus derivados pero sin él la vida, las civilizaciones también se hubieran abierto el paso.

Conclusiones

Aprendí que debemos ser respetuosos con el medio ambiente y sí… aprovechar lo que nos da la naturaleza pero siempre siendo conscientes de qué hacer para compensar y equilibrar nuestro impacto ecológico. No podemos esperar a cuando esté recurso no renovable se agote, crear esa conciencia ecológica y desarrollo en pro del medio ambiente debe ser inminente.

Bibliografía

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography