Divulgación y enseñanza de la ciencia

PK-DC-118-LB FAJA VOLCÁNICA TRANSMEXICANA

Acción por el clima

Asesor: Paola Berzunza Mata

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Resumen

La Faja Volcánica Transmexicana (FVTM) es un sistema único en el mundo. En la Faja están los cinco picos más altos del país: El Pico de Orizaba, el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl, el Nevado de Toluca y La Malinche. Muchos de los volcanes en la FVTM tienen una altura superior a los tres mil 500 metros. Cada volcán es una isla de bosques de coníferas y pastizales alpinos en medio de ecosistemas más cálidos, como matorrales desérticos.

 

La Faja está compuesta por una serie de islas en el cielo, a la mitad de una altitud tropical. Eso en términos de evolución es importantísimo: facilita la supervivencia de especies a través de grandes cambios climáticos, como los periodos glaciales.

 

El objetivo de este proyecto es Dar a conocer a la comunidad estudiantil como está conformada la Faja Volcánica Transmexicana. Este tema me intereso porque quería conocer cómo se formó la faja volcánica transmexicana que es parte del anillo del fuego del pacífico y por la que se considera la zona sísmica más importante del planeta y es una de las razones por las que hay fuertes sismos. Si investigo más sobre el choque de las placas tectónicas lograré saber más de cómo se formó la faja volcánica.

Luego del trabajo de documentación, los expertos determinaron que hubo seis terremotos desde el siglo XV hasta la actualidad que se explican por la actividad geológica de la FVTM, y no por la interacción de las placas del Pacífico.

 

Pregunta de Investigación

¿Por qué México es una zona de Volcanes?

Planteamiento del Problema

En la Faja volcánica transmexicana la mayoría de los volcanes son activos y se consideran peligrosos ya que en México la mayoría de la población vive en las faldas de estos.

Antecedentes

FAJA VOLCÁNICA TRANSMEXICANA

Qué es la Faja Volcánica Transmexicana que cruza la región más poblada de México (y por qué es un peligro)

Casi la mitad de la población de México vive en una región llena de volcanes, algunos activos y peligrosos. La Faja Volcánica Transmexicana atraviesa la región centro del país.

El área en la que vive el 40% de la población en México está repleta de volcanes.

En la región central del país, en la que se asientan 14 estados y viven más de 50 millones de personas, se ubica en la Faja Volcánica Transmexicana (FVTM), también llamada Eje Neovolcánico Transversal o simplemente Eje Volcánico.

Se trata de una franja que cruza a México de este a oeste en su región central y en la que hay unos 40 volcanes, algunos de ellos activos y de alto riesgo, como el Popocatépetl, cercano a Ciudad de México, o el de Colima, considerado el de más actividad de América del Norte.

10 de los volcanes más peligrosos de América Latina

La FVT forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, la zona de interacción de placas terrestres más grande del mundo (40,000 km) que es origen de terremotos en las costas del Pacífico de América, el este de Asia y las islas del sureste de ese continente.

En México, la FVTM al ser una zona alta de clima templado, favoreció desde tiempos ancestrales los asentamientos humanos que evolucionaron hasta las grandes ciudades que hay en la actualidad.

“En regiones volcánicas, los suelos son más ricos y la gente tiende a establecerse. Las poblaciones más grandes están en esta faja volcánica, que además tiene varios volcanes activos”. explica a BBC Mundo el investigador Gerardo Suárez, del Departamento de Sismología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El experto recientemente publicó un estudio que realizó a lo largo de 3 años junto a sus colegas Gema Caballero y David Novelo sobre la FVTM.

Su investigación documentó cómo la Faja Volcánica Transversal también ha sido origen de sismos de intensidad alta, causantes de daños severos, lo que hasta ahora ha pasado inadvertido en el estudio de los terremotos de la zona.

Zona de cumbres

La interacción de las placas tectónicas de Cocos y Rivera, que además colindan con la gran placa de Norteamérica, ha dado origen a la formación de decenas de montañas altas y volcanes a lo largo de millones de años.

En lo que respecta a la FVTM, dio paso a la formación de una franja de 900 km de largo -desde las islas Revillagigedo del Pacífico hasta el estado de Veracruz, en el Golfo de México- y una anchura de 130 km.

La altura media en la región es de 2.500 metros sobre el nivel del mar (msnm), por lo que esta zona ha sido considerada como la barrera natural entre América del Norte y América Central, según el Servicio Geológico Mexicano.

“Cuando se reventó la tierra no sabíamos que era un volcán”: cómo el Paricutín sepultó dos pueblos en México

Entre los volcanes que la forma está el Pico de Orizaba, el más alto con 5.636 msnm; el Popocatépetl, el Iztaccíhuatl y el Ajusco que rodean a Ciudad de México; el Paricutín, el más joven del país; y el Fuego o de Colima, el más activo de América del Norte.

De los 43 volcanes que hay en la región, solo una decena ha estado activo en los últimos dos siglos.

Viaje al pasado

El estudio de Suárez, publicado en la revista científica Tectonics, implicó sumergirse en archivos históricos de códices aztecas, relatos coloniales y archivos sísmicos de cinco siglos de antigüedad para determinar qué eventos significativos hubo en la Faja Volcánica Transmexicana.

“El cielo se cubrió de cenizas y no vimos el sol por muchos días”, el mexicano que vio nacer el Paricutín, el volcán más joven de América

“Lo que vemos en el periodo de los últimos 100 años en que ha habido instrumentos es muy corto en términos geológicos”, explica Suárez.

Determinar qué sismos hubo y qué características tuvieron es importante para conocer el riesgo de la FVTM.

Luego del trabajo de documentación, los expertos determinaron que hubo seis terremotos desde el siglo XV hasta la actualidad que se explican por la actividad geológica de la FVTM, y no por la interacción de las placas del Pacífico.

¿A cuánta gente matan realmente los volcanes?

Los más antiguos fueron registrados en códices y documentos que relataban el México de la época azteca o mexica, lo cual resulta fascinante para el estudio de la sismicidad de la zona.

“Las culturas prehispánicas registraban los sismos con un glifo, un símbolo, que parece una hélice. Lo llamaban ‘ollin”, el cual era un símbolo de movimiento. Cuando lo colocaban en una especie de capas, que representaban la tierra, esto representaba un sismo”, explica Suárez.

Uno ocurrió en 1475 en un lugar cercano a lo que hoy es Ciudad de México, evento que los códices prehispánicos registran con el derrumbe de laderas y la abertura de grietas, características de un terremoto generado en el lugar, no en el Pacífico.

Otro ocurrió en 1575, después de la Conquista española, con una magnitud estimada de 5,7, explica Suárez, y que se generó cerca de la actual ciudad de Puebla. Tuvo réplicas durante 4 o 5 días y causó una gran destrucción.

El trabajo de interpretar cómo las culturas prehispánicas registraban los sismos es muy complicado debido a que subsisten pocos códices, ya que pues “fueron destruidos en la época colonial porque eran considerados paganos”, explica Suárez.

Petrogénesis ígnea de la Faja Volcánica Transmexicana

La extraordinaria diversidad magmática de la Faja Volcánica Transmexicana está controlada (directa o indirectamente) por dos placas oceánicas independientes cuyos parámetros geofísicos y composicionales se modifi can constantemente a lo largo de la trinchera, por un régimen tectónico esencialmente distensivo que opera con distinta intensidad sobre la placa continental, por un basamento cortical con diferentes edades, espesores y composiciones, y por una fuente mantélica primaria de composición extremadamente variable que ha sido influenciada, en mayor o menor medida, por los agentes químicos derivados de la subducción. El régimen tectónico convergente y, en consecuencia, el arco magmático, tampoco han evolucionado de forma homogénea a lo largo su historia, sino que han mostrado transformaciones notables en su posición, geometría y composición. Por estos motivos, la Faja Volcánica Transmexicana es el resultado de uno de los sistemas tectónicos convergentes más complejos del planeta, el objeto de más de un siglo de investigaciones científicas, y también el centro de las controversias más notables sobre la geología mexicana

  1. Estructura General

La Faja Volcánica Transmexicana (FVTM) Se extiende, sensu stricto, del Océano Pacífico al Atlántico, desde el Estado de Nayarit hasta el estado de Veracruz, Comprende, sin embargo, sensu lato, numerosos ramales como el graben de Colima en el Oeste y la extensión al SE que se desprende desde la región de Oriental pasando por Oaxaca hasta Tehuantepec.

También incluye los Tuxtlas a más al SE los volcanes de Pichucalco (Chichón), aquellos del centro de Chiapas (Zontehuitez) y finalmente los volcanes del Soconuzco. De tal manera la FVTM se extiende desde Nayarit, en el Pacífico hasta Veracruz en el Atlántico y se prolonga de nuevo al Pacífico, uniéndose con la Cordillera Volcánica Centro-americana, sensu lato

  1. Relación entre la Trinchera, el rift de Colima y el cizalleo

La dependencia de esta estructura de la activa subducción de la Placa de Cocos en la Trinchera de Acapulco fue sugerida primero en 1969 (Molnrat, F. and Sykes, L. R., 1969) y hasta hoy generalmente aceptada con base a la sismicidad que se desarrolla en la Trinchera de Acapulco y que aumenta de profundidad al norte de la zona de Benioff.

Considerando el marco megatectónico, la Placa de Cocos en la actualidad se hunde bajo el continente con la velocidad de 5 cm/año al NE, mientras que la Placa de Norteamérica avanza al SW con una de 2.7 cm/año. Así la velocidad promedio absoluta de subducción es de 7.7 cm/año, con vector al NE con dirección ligeramente oblicua a las costas del sur de México, produciendo ello un pequeño esfuerzo oblicuo de cizalle a la izquierda. Este cizalleo se incrementa considerablemente a partir del Pleistoceno por la apertura del riftde Colima que empuja el Sur de México al E.

  1. Estado rígido y plástico de la corteza

Las mediciones de flujo térmico sugieren para la FVTM la presencia, en ella, de una zona plástica en la corteza con temperaturas de 300 a 1000 desde profundidades de unos 10 km hasta su base de unos 45 km; arriba de ella la corteza se puede caracterizar como rígida, propensa a fracturamientos.

  1. Sismicidad

En lo que concierne a la sismicidad, la zona de Benioff de la Placa de Cocos puede producir sismos máximos de 8.5 Richter en la Trinchera de Acapulco y debajo de las costas del continente. A mayor profundidad (100 Km), donde la placa sufre esfuerzos tensionales por el aumento de inclinación, magnitudes de 7.8 son posibles. En la FVTM sin embargo parecen ocurrir únicamente sismos tensionales someros con profundidades de 0 a 15 km y con magnitudes máximas de 6.5-7.0, a mayor profundidad la plasticidad impide la acumulación de esfuerzos sismogénicos (Ponce L., Suárez G., información verbal), Recientemente se han detectado también sismos de compresión someros, inmediatamente al Norte de la FVTM

  1. Arcos, Ramales y Fosas Complejas

La FVTM incluye diversos elementos estructurales: arcos volcánicos, zonas de fracturas, grábenes en echelon y elementos circulares.

Además de los grandes arcos volcánicos principales, pueden reconocerse otros arcos laterales o ramales como

Ramal de San Luis

Ramal de Querétaro

Ramal de Huichapan

Ramal de Chichinautzin

Ramal de Chiconquiaco

Los grabenes complejos reconocibles son:

Fosa de Silao

Fosa de Salvatierra-Querétaro (Huichapan)

Fosa de Acambay

Fosa Temascaltepec- Chichinautzin-Malinche

Fosa Chiconquiaco

México es un país cuya superficie está formada por una vasta altiplanicie rodeada de cadenas montañosas, con una extensa gama de volcanes. Te presentamos la lista de los 14 volcanes activos de México. Los hay viejos y jóvenes, tanto gigantescos como sumamente pequeños que presentan distintas formas de actividad.

  1. Volcán Cerro Prieto
  2. Volcán Ceboruco
  3. Volcán de Fuego de Colima
  4. Volcán Cerro Pelón o cerro Chino
  5. Volcán Evermann
  6. Volcán Villalobos
  7. Paricutín
  8. Volcán San Andrés
  9. Volcán Jorullo
  10. Chicón o Chichonal
  11. Volcán Derrumbado Rojo
  12. Popocatépetl
  13. Volcán de San Martín
  14. Volcán Tacaná

¿Qué significan los volcanes? Para muchas de las antiguas civilizaciones, los volcanes y montañas significaban la morada de los dioses; para otras culturas, estas formaciones geológicas representaban a los dioses mismos.

Hasta el siglo XIX, de acuerdo con las enseñanzas del cristianismo, el infierno se encontraba en algún lugar del centro de la Tierra y los volcanes eran precisamente sus puertas de entrada. En una definición más reciente, el vulcanólogo Federico Mosser nos dice que las erupciones volcánicas son “la sangre desparramada de los continentes en batalla”.

Científicamente, un volcán puede definirse como la ruptura de la corteza terrestre, cuyo espesor mide, según Mohorovicic, por debajo del océano de 5 a 6 km de espesor

en la corteza continental de 30 a 40 y en las montañas puede medir más de 70, a través de la cual sube el magma. Debido a las altas presiones, tanto la corteza terrestre como el manto rocoso de su interior se funden y fluyen por una chimenea, como si fueran líquidos con temperaturas mayores de 1,000°C.

Las manifestaciones del Popocatépetl y del Volcán de Colima han despertado la curiosidad sobre los otros volcanes activos del territorio mexicano. Nosotros hemos tenido la experiencia de conocer casi todos. En un recorrido imaginario, sin un orden específico, por la República, se encuentran los siguientes:

  1. Volcán Cerro Prieto

Se localiza en Baja California, a aproximadamente 30 km de Mexicali, por la carretera que va a San Felipe (teniendo otro acceso por la carretera que va al ejido Michoacán de Ocampo, entrando por el ejido Puebla). En sus aproximaciones se encuentra la laguna Vulcano y, junto a ella, se ubica la Central Geotérmica de Cerro Prieto, una de las plantas generadoras de luz eléctrica más importantes del país.

  1. Volcán Ceboruco

Su cono superior llega a 2,164 msnm y se encuentra en el estado de Nayarit. A partir de la población de Jala, un camino de terracería sube hasta llegar a una estación de microondas, desde donde puede apreciarse una gran extensión cubierta de lava.

Este edificio volcánico se forma por dos grandes cráteres sobrepuestos, en cuyo interior han surgido varios más con algunas fumarolas. La última erupción que registró fue en 1872.

  1. Volcán de Fuego de Colima

Tiene una altura aproximada de 3,960 msnm. Se encuentra como división entre las entidades federativas de Jalisco y Colima.

Es el volcán más activo de la República. Su parte superior cambia de lugar constantemente, por lo cual en algunas ocasiones crece y posteriormente se derrumba. Los límites del cráter han sido borrados en su totalidad debido al ascenso de su tapón, compuesto por grandes bloques de roca. Entre 1961 y 1987, las erupciones derrumbaron las orillas del cráter y formaron acumulaciones progresivas por las laderas.

  1. Volcán Cerro Pelón o cerro Chino

Cerca de la ciudad de Guadalajara, en el estado de Jalisco, se encuentra la Sierra de la Primavera, formada por numerosos volcanes entre los cuales destaca el Cerro Pelón o Cerro Chino. Presenta fumarolas en su gran caldera de 78 km de diámetro, y dentro de ella surgieron varias bocas. Se supone que la última erupción sucedió hace 20 mil años, la cual produjo también el nacimiento el volcán Colli.

  1. Volcán Evermann

Tiene una altura de 1,350 msnm, aunque sus raíces se encuentran bajo el mar, a una profundidad entre 3,500 y 4,000 m. Presenta varias bocas, pero el edificio principal tiene tres cráteres que arrojan fumarolas.

El archipiélago de las Islas Revillagigedo, perteneciente al estado de Colima, se constituyó con erupciones volcánicas. Cuenta con las islas Peña Partida, Clarión, San Benedicto y Socorro. El Evermann se encuentra en esta última, también llamada Benito Juárez. Allí mismo se instaló una estación meteorológica y de radio comunicación bajo la responsabilidad de un sector naval.

  1. Volcán Villalobos

Muy poca información existe sobre la isla San Benedicto (también en el Archipiélago de Revillagigedo). En ella se formó el Villalobos, de 400 msnm. Presenta varios conos, entre los cuales destacan el Herrera y el Bárcenas. Este último nació el 1 de agosto de 1952, y formó un cráter de 700 m de diámetro y 100 de profundidad. En 1958 produjo fumarolas. Actualmente, debido a su alejada ubicación, se desconoce su actividad más reciente.

  1. Paricutín

Su altura máxima llegó a 430 m sobre su base, es decir 2,830 msnm. Se encuentra en las cercanías de Angahúan, a 37 km de Uruapan, en Michoacán.

Es uno de los volcanes más jóvenes del mundo. Nació el 20 de febrero de 1943, a las 15:15 hrs. A las doce de la noche medía 50 m; al amanecer del día 6, había alcanzado los 80 m; y una semana después ya había rebasado los 150 m. Los temblores que originó se sintieron, a pesar de la distancia, en la Ciudad de México.

Su mayor actividad cesó el 25 de febrero de 1952; sin embargo, aún produce fumarolas en el cono principal y en esos cráteres anexos, llamados Zapicho y Hornitos. El excursionista puede visitar las ruinas del pueblo San Juan Parangaricutiro, que fuera sepultado por lava durante los primeros días de 1944.

  1. Volcán San Andrés

La cima más alta alcanza 3,690 msnm. Se encuentra en la llamada Sierra de Ucareo, en el estado de Michoacán. Tiene aproximadamente dos millones de años, y su más reciente erupción fue en 1858. Su visita es un deleite para el excursionista que gusta de observar cómodamente la actividad volcánica.

La carretera que atraviesa esta cadena montañosa inicia en Ciudad Hidalgo. La travesía recorre 44 km a través de balnearios de aguas termales, como El Currutaco, con charcas de lodo en ebullición, y la Laguna Larga o Azul, sitio turístico con albercas, cabañas y lugares para acampar. Al final se encuentran Ucareo y Maravatío.

La fuerza que genera el San Andrés ha sido aprovechada para instalar plantas

termoeléctricas que abastecen a Ciudad Hidalgo y poblaciones cercanas.

  1. Volcán Jorullo

Alcanza una altura de 1,300 msnm. Su acceso se encuentra por la carretera que une las poblaciones de Ario de Rosales con La Huacana, en el estado de Michoacán. Al iniciar el descenso que lleva hacia tierras calientes, está una desviación para la ranchería La Puerta, punto más cercano para visitar el Jorullo. Su última erupción importante se efectuó en 1958, y durante 1967 desprendió ligeras fumarolas.

  1. Chicón o Chichonal

Su máxima altura es de 1,315 msnm. Se encuentra en la Sierra de la Magdalena, cerca de las poblaciones del Chichonal y Chapultenango, en el estado de Chiapas.

El volcán tiene casi 250 mil años de existencia. La chimenea de su cráter, con una profundidad aproximada de 9 km bajo la corteza terrestre, inició una fuerte actividad el 19 de marzo de 1982 que comenzó con una erupción de piedras, ceniza, y arenillas con polvo de azufre. El día 28, a las 23:00 hrs, efectuó una explosión que mantuvo oscuro el cielo hasta las 15 horas del día siguiente. Los días 2 y 4 de abril produjo las erupciones más fuertes. La ceniza que lanzó llegó a medir hasta 40 m de altura. Arrojó piedras a 18 km de distancia, y una nube de residuos se levantó a 20 km de altura. La intensidad de esta erupción se calculó entre 40 y 50 megatones. Cuando menos 51 poblados y rancherías resultaron severamente afectados.

  1. Volcán Derrumbado Rojo

En el estado de Puebla, un grupo de montañas emerge sobre la carretera de Veracruz, vía Jalapa. Adelante del poblado de Zacatepec, a unos 12 km, tres volcanes llaman la atención de viajeros. El más pequeño es el Derrumbado Blanco o Pinto; el mediano es el Derrumbado Azul, y el más grande, cercano a la población de Guadalupe Victoria, el Derrumbado Rojo.

  1. Popocatépetl

Con una altura de 5,420 msnm. Es el volcán más famoso de México. Se encuentra en la división de los estados de México,  Puebla y Morelos. Su ascenso comienza en la población de Amecameca, donde parte una carretera de 27 km hasta el albergue de Paso de Tlamacas.

Su forma, historia y leyendas lo colocan mundialmente en un lugar muy especial. Su nombre quiere decir “cerro que humea”, debido precisamente a su constante emisión de fumarolas.

Sobre su ladera norte presenta, como apéndice, un cráter desgajado llamado Ventorrillo. Algunos geólogos afirman que se trata de los restos de un volcán primitivo surgido hace 50 millones de años. Otros especialistas aseguran que es una boca lateral; y estudios más recientes indican que fue el primer Popocatépetl que emergió, aproximadamente, hace doce millones de años.

Desde su primera erupción registrada, en 1347, ha presentado múltiples manifestaciones. Incluso tuvo una erupción artificial en 1919.

Desde 1921 no se había tenido noticia de alguna actividad importante. El 23 de julio de 1994 comenzó a lanzar fuertes fumarolas; y el 21 de diciembre de 1994 inició una serie de pequeñas erupciones, con temblores locales de poca consideración que alarmaron a las poblaciones cercanas a la ciudad de Puebla. Entonces se produjo una lluvia de polvo y ceniza. El fenómeno se repitió a finales de 1995 y principios de 1996.

El cráter es una enorme boca de 850 m de eje mayor por 750 de eje menor aproximadamente, con profundidad de 175 a 400 m en la parte más alta.

  1. Volcán de San Martín

Alcanza una altura de 1,700 msnm y su cráter tiene aproximadamente 500 m de diámetro. Se encuentra en el estado de Veracruz, entre las poblaciones de San Andrés y Santiago Tuxtla.

La cercanía del Golfo de México, ubicado a 4 km, ofrece una vista espléndida desde la cumbre.

El 4 de mayo de 1967, su cono presentó fumarolas, débiles y escasas. La erupción más antigua de la cual se tienen noticias fue en 1664, pero la que mayores daños hizo se produjo el 22 de mayo de 1793, a las 7:00 hrs, cuando una lluvia de arena obscureció el sol, de manera que las poblaciones cercanas tuvieron que encender luz artificial al mediodía. Entonces arrojó columnas de fuego y lava. Posteriormente siguió su actividad hasta 1895. En 1922 se manifestó nuevamente.

La cumbre de El Arenal, a 10 m de distancia del cráter, es el lugar indicado para apreciar el paisaje, ya que la mayor parte de la zona se encuentra cubierta por la maleza.

  1. Volcán Tacaná

Desde su base hasta la cumbre mide 4,067 m. Surgió en la actual frontera de México y Guatemala, hace 2,500 millones de años.

La mirada del visitante queda cautiva por el tamaño del Tacaná, que desde la población de Tapachula (a 182 msnm), permite observarlo en su total dimensión.

 

Objetivo

Dar a conocer a la comunidad estudiantil como está conformada la Faja Volcánica Transmexicana.

Justificación

Este tema me intereso porque quería conocer cómo se formó la faja volcánica transmexicana que es parte del anillo del fuego del pacífico y por la que se considera la zona sísmica más importante del planeta y es una de las razones por las que hay fuertes sismos

Hipótesis

Si investigo más sobre el choque de las placas tectónicas lograré saber más de cómo se formó la faja volcánica.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  • Mapa de la Republica Mexica
  • Tabla
  • Resistol
  • Plastilina, gris, blanca, azul, café, verde.
  • Herramientas para moldear plastilina

7.2 Procedimientos

 

  1. Imprimir el prototipo del mapa de la República Mexicana donde se indique la ubicación de la faja volcánica transmexicana.
  2. Empecé a realizar el primer volcán con plastilina verde, blanca y café que es el Iztaccíhuatl se ubica en el Estado de México y Puebla.
  3. El segundo volcán fue el Popocatépetl Se encuentra en los límites territoriales de los estados de Morelos, Puebla y el estado de México.
  4. El tercer volcán Nevado de Toluca (Xinantecátl) ubicado en el estado de México, en el valle de Toluca.
  5. El cuarto volcán de Colima a veces llamado Volcán de Fuego de Colima es un estratovolcán activo ubicado en los límites de los estados de Colima y Jalisco.
  6. El quinto volcán Nevado de Colima (Zapotepetl) es un antiguo macizo volcánico localizado en los límites de los estados de Jalisco y Colima
  7. Sexto volcán La Malinche o Matlalcueye localizado entre los estados mexicanos de Tlaxcala y Puebla.
  8. Séptimo El Citlaltépetl o Pico de Orizaba, es un volcán inactivo de extrema altura, ubicado entre el Estado de Veracruz y Estado de Puebla.
  9. Y por último realice el Monte Tláloc o Tlalocatépetl (en náhuatl: monte de Tlalocan) es un volcán y un yacimiento arqueológico ubicado en el Eje Neovolcánico de México, específicamente en el límite entre los municipios de Ixtapaluca ​ y Texcoco, ​ al oriente del Estado de México.

Galería Método

Resultados

Luego del trabajo de documentación, los expertos determinaron que hubo seis terremotos desde el siglo XV hasta la actualidad que se explican por la actividad geológica de la FVTM, y no por la interacción de las placas del Pacífico.

Galería Resultados

Discusión

La FVT forma parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, la zona de interacción de placas terrestres más grande del mundo que es origen de terremotos en las costas del Pacífico de América, el este de Asia y las islas del sureste de ese continente.

Conclusiones

En regiones volcánicas, los suelos son más ricos y la gente tiende a establecerse. Las poblaciones más grandes están en esta faja volcánica, que además tiene varios volcanes activos.

Bibliografía

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography