Ciencias de los materiales

PK-CM-204-MA Repelente de insectos a base de crisantemo, menta por alcohólisis

Salud y Bienestar
Educación de calidad

Asesor: JESSICA DANIELA CERVANTES MARTÍNEZ

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Equipo [Repelente de insectos a base de crisantemo, menta por alcohólisis] David Isaias Sanchez Salda{a[Búho]

Resumen

Un repelente es una sustancia o líquido que se coloca de manera tópica, es decir, se coloca en la piel, vestido o en otras superficies que va a evitar que los insectos se suban o puedan picar a las personas, esto sucede con mayor frecuencia en épocas de mucho calor, regularmente el piquete de un mosquito solo cause malestares o molestias leves, pero hay personas que pueden resultar alérgicas aunque se sabe que es solo del 1 al 2% de cada 100 personas, esto de acuerdo al reportaje de Susana Suárez Sanz, un repelente sobre todo si es natural debe cumplir con requisitos como baja toxicidad, acción inmediata, permanencia ante distintas circunstancias, que sea eficaz, que sus principios activos o ingredientes sean inodoros o que el olor no resulte desagradable, desafortunadamente los repelentes comerciales llegan a tener ciertos químicos como dietiltoluamida, bayrepel, eucaliptus citriodora, permitrina, dimetilftalato, entre otros, en el repelente que se elabora en este proyecto se utilizarán materiales orgánicos como el crisantemo, que además de que se le atribuyen propiedades como planta medicinal, también es capaz de inhibir el crecimiento de bacterias, incluso se ha utilizado como un antibronquítico. Para éste proyecto, el crisantemo contiene un componente llamado piretrina que es un repelente natural y es mucho menos tóxico para el ser humano, que otro tipo de venta comercial. La escencia del crisante se extraerá por la técnica de alcoholisis.

 

Documento Repelente para mosquitos a base de crisantemos por alcoholisis

Lonas Repelente para mosquitos a base de crisantemo por medio de alcoholisis

 

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar un repelente de mosquitos natural a base de crisantemo?

Planteamiento del Problema

En la actualidad las enfermedades transmitidas por insectos tales como dengue, zika, chikungunya representan un problema de salud. Según el Instituto Nacional de Salud, en Colombia hay  más de 213 mil casos de chikunguña notificado. Las ciudades con mayor prevalencia son Cúcuta con 26.574 casos, seguido de Cartagena con 12.560, Neiva con 14.094 y Sincelejo con 11.208. El uso de repelentes se considera como una forma de prevención contra la picadura de los mosquitos que pueden transmitir estas enfermedades.  Según la doctora Paola León especialista en farmacología vegetal de la Universidad Nacional y la Fundación Universitaria Juan N. Corpas “las poblaciones que se encuentran en mayor riesgo son las madres gestantes, los pacientes mayores de 65 años y por sobre todo los recién nacidos”. “Hasta el momento se han podido relacionar casos de abortos espontáneos en embarazos con pocas semanas de gestación en madres que han sido infectadas por el virus del chikunguña. Así mismo gracias a las enfermedades como la hipertensión o la diabetes, los adultos mayores pueden deshidratarse fácilmente o presentar eventos coronarios”

Antecedentes

En los meses de calor la piel de los humanos se convierte en un blanco perfecto para todo tipo de insectos (mosquitos, avispas, abejas, etc.). En este artículo se repasan los productos y métodos que actúan como repelentes de insectos al mismo tiempo que se ofrece una serie de medidas preventivas y de actuación en caso de picaduras.

El olor característico del sudor y la sangre humana y los hábitos propios de los meses estivales: la utilización de prendas de vestir ligeras y que dejan al descubierto grandes superficies del cuerpo, dormir con las ventanas abiertas y en ocasiones destapados, las vacaciones y las frecuentes excursiones al aire libre predisponen a sufrir picaduras.

Los repelentes de insectos representan la mejor arma para prevenir las picaduras. En la mayoría de los casos las picaduras únicamente causan molestias locales, pero también pueden producir trastornos alérgicos generalizados (1-2%), en función de la sensibilidad de cada persona. Además, el uso adecuado de estos repelentes representa el mejor método profiláctico en enfermedades que se transmiten a través de la picadura de insectos vectores: paludismo, dengue, fiebre amarilla, leishmaniasis, enfermedad del sueño, enfermedad de Chagas, enfermedad de Lyme, peste bubónica, sarna, etc.

 

DEFINICIÓN, REQUISITOS Y TIPOS

Los repelentes de insectos son sustancias que por su olor o naturaleza ofrecen protección contra las picaduras de insectos. Se aplican sobre las diversas zonas expuestas mediante diferentes sistemas: lociones, leches, vaporizadores, roll-onstick-gel, toallitas impregnadas, etc., a través de los cuales los principios activos son depositados sobre la piel. Generalmente aseguran una protección de 4 a 8 horas después de su utilización. No matan al insecto pero lo mantienen alejado de la zona donde se ha aplicado el repelente.

 

Requisitos

Un buen repelente de insectos debe cumplir los siguientes requisitos:

Baja toxicidad: un buen repelente debe ser inocuo. Los principios activos presentes en su formulación deben ser bien tolerados, no producir alergias ni irritación.

­ Con un amplio espectro de acción: ser efectivo contra el número más grande posible de insectos.

­ Acción inmediata desde su aplicación y eficaz durante unas 6-8 horas.­ Permanencia ante distintas condiciones ambientales.

­Baja capacidad de creación de resistencias.

­Propiedades organolépticas adecuadas: los principios activos utilizados deben ser inodoros o presentar un olor discreto y nunca desagradable.

Principios activos repelentes de insectos

En el mercado farmacéutico se encuentran distintos repelentes de insectos. Algunos productos están formulados con un sólo principio activo, otros en cambio combinan varios a la vez. Las concentraciones también varían en función del preparado. Los principales principios activos que componen los repelentes que se encuentra actualmente en la oficina de farmacia, son los que se detallan a continuación.

 

 

 Dietiltoluamida (DEET)

Esta sustancia se sintetizó en 1954 para sustituir al dimetilftalato. Su acción consiste en producir sensaciones desagradables en los terminales sensitivos de los insectos, de esta manera, se consigue el efecto repelente. La DEET tiene una eficacia suficiente como repelente y además, debido a su elevada volatilidad, crea a la vez un entorno repulsivo para los insectos alrededor de las zonas donde se aplica.

La dietiltoluamida presenta algunos inconvenientes. Alto grado de absorción cutánea que produce cierto grado de toxicidad (especialmente en los más pequeños y en personas con pieles sensibles y con problemas dermatológicos). Efecto irritante si se aplica sobre heridas. Puede producir cefalea si se formula a concentraciones superiores al 30%. Puede aplicarse sobre la ropa, pero puede producir manchas por la disolución de los pigmentos (tiene actividad como disolvente de pinturas, barnices, plásticos y tejidos sintéticos). Sus propiedades disolventes y su liposolubilidad lo hacen un poco incómodo en cuanto a su aplicación. No se aconseja su utilización en niños menores de 6 años.

Debe tenerse en cuenta que el DEET reduce el factor de protección solar. Por esta razón se recomienda el uso de una pantalla de mayor índice de protección solar que el habitual si se planea aplicar un repelente con este principio activo.

No se ha de olvidar su principal ventaja: los años de experiencia en la utilización de la DEET como repelente de insectos y su gran eficacia frente a mosquitos, moscas, garrapatas, pulgas, así como frente a la sanguijuela. Como otros repelentes no sirve contra abejas, avispas y hormigas.

La conclusión es que los repelentes con una concentración inferior al 40% en DEET, utilizados por personas adultas, pueden considerarse seguros y eficaces si se toman las correspondientes precauciones.

 

Bayrepel o picaridina

Su composición es ácido 1-piperidincarboxílico, 2-(2-hidroxietil)-1-metilpropiléster.

La creación de este principio activo representa las últimas tendencias en la búsqueda de nuevas moléculas repelentes de insectos. Este producto interfiere los receptores específicos de los insectos. Presenta muchas ventajas: es efectivo, seguro, con buenas propiedades cosméticas, compatible con otros materiales y de fácil formulación.

Es eficaz frente a moscas y mosquitos. Se ha demostrado que a concentraciones iguales tiene un tiempo de protección siempre igual o mayor a otros principios activos. También es efectivo frente a garrapatas. No es agresivo con la piel ni produce irritaciones. Su absorción es baja y por esta razón es un principio activo seguro. Puede incluirse en su formulación aloe vera, lo que mejora sus propiedades cosméticas y su tolerancia en pieles sensibles. No es un principio activo graso y su ausencia de olor permite la obtención de aromas agradables. Tampoco es agresivo con otros materiales.

Permetrina

La permetrina posee un gran efecto insecticida y además tiene una potente acción repelente de insectos. Se absorbe rápidamente a través de la cutícula del insecto. Produce anormalidades electroquímicas a través de las membranas de las células excitables, que induce en el insecto una hiperexcitabilidad sensorial, incoordinación y postración.

Su uso como repelente se limita a impregnar ropa de cama, cortinas y mosquiteras en regiones con alta densidad de mosquitos y endémicas de malaria.

Otros

Sería imposible listar todos los productos que se describen como agentes insectífugos o insecticidas. En este apartado se cita otros repelentes que poseen al igual que los anteriormente citados una acción significativa: dimetilftalato, ftalato de dibutilo, 3-(N-N-butil-N-acetil) aminopropionato de etilo, fenotrina, butóxido de piperonilo, enoxolona, benzoato de bencilo, ácido undecenoico entre otros. El 3-(N-N-butil-N-acetil) aminopropionato de etilo suele utilizarse en la formulación de repelentes indicados para niños pequeños.

Normas de administración

Para el correcto uso de un repelente de insectos deben seguirse las siguientes normas de utilización:

­ Evitar el contacto del producto con ojos, boca y mucosas. Aplicarlo con moderación cerca de los oídos. En niños pequeños no debe ponerse sobre las manos, debido a la tendencia natural de éstos a llevarse las manos a la boca.

­ No aplicar directamente en la cara, rociar el producto en las manos y después extenderlo por el rostro.

­ Nunca debe utilizarse en zonas sensibles e irritadas, sobre heridas abiertas, cortes y quemaduras del sol.

­ Aplicar el producto sólo en la piel expuesta y/o la ropa. No debe utilizarse bajo la ropa.

­ No renovar las aplicaciones con mucha frecuencia, recordar que una sola aplicación protege entre 6 y 8 horas. Tampoco utilizar grandes cantidades de producto. Extremar las precauciones; en el caso de los niños menores de 5 años, evitar administraciones prolongadas o excesivas.

­Lavar el repelente diariamente y reaplicar si es necesario.

­Cuando se utilice pantalla solar o cremas humectantes, colocarlas antes del repelente.

­Lavarse adecuadamente las manos después de la aplicación del repelente en cuestión.

­En caso de contacto con los ojos, deben lavarse inmediatamente con abundante agua.

­Mantener siempre el producto fuera del alcance de los niños. También lejos de alimentos y bebidas.

­Elegir el producto más indicado en función de la edad (existen formulaciones especialmente indicadas en niños), el tipo de piel y la sensibilidad de la persona. Por ejemplo hay formulaciones indicadas en niños que no contienen alcohol.

En la actualidad, las enfermedades transmitidas por insectos como el dengue, zika y Chikungunya representan problemas de salud pública. La utilización de repelentes se considera una medida de prevención contra las picaduras de mosquitos transmisores de éstas enfermedades.

En el mercado internacional circulan dos clases de repelentes, los sintéticos como el DEET (N,N-Diethyl-meta-toluamide), la icaridina (Picaridín, Bayrepel o KBR3023) y el IR3535 (EBAAP: ethyl butylacetylaminopropionate); y los naturales como el aceite de eucalipto limón (Corymbia citriodora) y el aceite de citronela. Sin embargo, sólo el DEET, el IR3535 y la icaridina han sido aprobados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) y al mismo tiempo son recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como repelentes efectivos.

Una revisión analiza 102 publicaciones entre los años 2000 y el 2012 que evaluaron la eficacia del DEET (20 – 25%) comparado con la icaridina (10 – 20%) e IR3535 (10 – 20%), mostrando que el DEET al 20% ofrecía una protección completa hasta por 10 horas frente al Aedes aegypti, el IR3535 al 20%, 10 horas y en menor proporción la icaridina al 19,2%, (hasta 8 horas). Sin embargo, ensayos de campo hechos en Australia usando icaridina al 19,2% y DEET al 35% dos veces al día, señalan a la icaridina como mejor aceptada ya que serí­a menos grasosa y pegajosa que el DEE.

 

 

Según la Organización Mundial de la Salud, OMS, uno de los factores principales en la prevención y el control del chikunguña se basan en la aplicación de repelentes con componente IR3535, DEET o Icaridina, respetando estrictamente las instrucciones de uso del producto. Sin embargo, según la edad de aplicación del usuario puede variar el tipo de repelente que debe usar. Un repelente no adecuado puede causar serios problemas en la salud de los seres humanos, especialmente niños y adultos mayores.

 

De acuerdo con la doctora Paola León, especialista en farmacología vegetal de la Universidad Nacional y la Fundación Universitaria Juan N. Corpas “los tres repelentes aprobados por la OMS tienen indicaciones y características diferentes que en muchos casos no se tienen en cuenta al momento de la compra de un repelente”

Es de suma importancia aprender a reconocer los componentes adecuados de los repelentes en las etiquetas de los productos con el fin de identificar si son seguros o no a la hora de aplicarlos.  A continuación encontrará una lista de los componentes aprobados por la OMS, cómo identificarlos correctamente en las etiquetas de los diferentes repelentes, qué usos, ventajas y desventajas tiene cada uno de ellos.

 

Indicaciones de los componentes

  • IR3535
  • DEET

De acuerdo con la OMS, los repelentes que contienen IR3535 son los más seguros y por su amplia cobertura puede proteger a las personas no solo del mosquito trasmisor del Chikunguña, sino de otros insectos como las garrapatas, evitando el contagio de otras enfermedades.

Los repelentes que tienen este componente pueden ser usados por niños, por adultos mayores y en todas las poblaciones, inclusive son los únicos repelentes aprobados en algunos parques naturales por no tener ningún efecto tóxico y contar con un alto perfil de seguridad.

Son suaves al contacto con la piel, sin embargo debe aplicarse con extremo cuidado en zonas como el rostro.

 

El componente puede ser identificado en la parte trasera de los empaques de los repelentes con la palabra aminopropinato ó Ethyl Butylacetylaminopropionato.

Los repelentes con este componente se pueden aplicar varias veces durante el día sin que esto represente peligro alguno tanto para niños, como para los adultos y las personas mayores, pero siempre respetando el número de aplicaciones recomendadas en el empaque.

El DEET se caracteriza por su rápida y eficiente absorción, sin embargo debe usarse de manera controlada pues puede afectar la piel y otros órganos.

Según la FDA y la American Academy of Pediatrics este componente no se recomienda en niños menores de 2 meses.

La AAP (American Academy of Pediatrics) recomienda evitar el uso de protectores solares que contengan el repelente para insectos DEET en los bebés, particularmente en sus manos, pues los niños pequeños pueden pasarse la lengua por las manos o ponerse las manos en la boca.

Según Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos  – EPA, “después de aplicaciones repetidas causa hormigueo, irritación leve y algunas veces descamación, causando dermatitis por contacto y exacerbación de enfermedades cutáneas preexistentes” 3

Según el HealthLinkBC del Programa HealthGuide aC del Ministerio de Salud de Columbia Británica y el Ministerio de Salud de Canadá, para infantes entre 7 meses y 2 años se puede considerar una aplicación al día, en una concentración igual o menor a un 10%.Para los niños de 2 a 12 años también es recomendable el uso de repelente con 10% o menos del componente DEET, sin ser aplicado más de tres veces al día.6  Para adultos o mayores de 12 años de edad, se aconseja la aplicación de repelente que contenga menos de un 30% de DEET.

  • Icaridina

Este componente es casi incoloro e inodoro, pues no emite olores fuertes a la hora de ser aplicado y se evapora rápidamente cuando se seca. Aunque no mata a los insectos, este ha demostrado ser un efectivo repelente de mosquitos y   moscas; sin embargo es tóxico para los peces.

Requiere de su re aplicación luego de 8 horas y se recomienda extremo cuidado en zonas como los ojos y las manos, evitando la intoxicación por esta sustancia; pues aunque es poco común, se han presentado casos de irritación e inflamación por este componente.

Se ha comprobado que este componente no es recomendado en altas dosis, pues su uso exagerado puede afectar órganos como los riñones o incluso disminuir el peso de las personas.

¿Qué sucede con los protectores solares que contienen en sus ingredientes repelentes?

Los protectores solares requieren de dos o más aplicaciones en el día, sobre todo si se está expuesto a una sudoración excesiva, a la piscina o al mar, por lo tanto para  este tipo de productos es necesario verificar que no tengan contraindicaciones en su aplicación como es el caso del DEET”, explica la doctora León.

Es determinante tener en cuenta las reacciones adversas y contraindicaciones que declara el repelente de su elección. Por ejemplo, el uso prolongado del  DEET pueden ocasionar  reacciones alérgicas cutáneas como: anafilaxia, salpullido, enrojecimiento en la zona de aplicación, erosiones o burbujas hemorrágicas sobre la piel.

Contexto nacional y población en riesgo

Según el Instituto Nacional de Salud, en Colombia hay  más de 213 mil casos de chikunguña notificados. Las ciudades con mayor prevalencia son Cúcuta con 26.574 casos, seguido de Cartagena con 12.560, Neiva con 14.094 y Sincelejo con 11.208.

 

Según la doctora León “las poblaciones que se encuentran en mayor riesgo son las madres gestantes, los pacientes mayores de 65 años y por sobre todo los recién nacidos”. “Hasta el momento se han podido relacionar casos de abortos espontáneos en embarazos con pocas semanas de gestación en madres que han sido infectadas por el virus del chikunguña. Así mismo gracias a las enfermedades concomitantes, como la hipertensión o la diabetes, los adultos mayores pueden deshidratarse fácilmente o presentar eventos coronarios”, aseguró la especialista.

Estadísticas

Algunas estadísticas sobre el uso de repelentes comerciales son:

 

La primavera y el verano se acercan, lo que implica altas temperaturas y días lluviosos que llevan a la proliferación del mosquito Aedes aegypti y el 84 % de los mexicanos afirmaron estar preocupados por las enfermedades que pueden transmitir los mosquitos, tales como el dengue, zika y chikungunya.

 

La encuesta también mostró que la mitad de los mexicanos (54 %) respondieron que estaban teniendo más cuidado con el COVID-19 durante la pandemia, mientras que el 65 % de los participantes consideraron estar bien informados respecto a la protección contra enfermedades transmitidas por mosquitos.

 

“SC Johnson tiene una larga historia creando conciencia sobre el riesgo de las enfermedades transmitidas por mosquitos y ayudando a las familias a protegerse”, indicó Luis Manuel Hernández, vicepresidente y director general, Northern Cluster de SC Johnson. “Es particularmente importante que las familias sean precavidas y que tomen acciones consistentes para prevenir enfermedades que puedan ser transmitidas por mosquitos al mismo tiempo que continua la lucha contra la pandemia de COVID-19 en México”.

 

Datos de la región centro

– 89 % de los mexicanos de la región centro dijeron estar preocupados por las enfermedades transmitidas por mosquitos, tales como el dengue, zika y chikungunya.

– 62 % consideran estar bien informados respecto a la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos.

– 63 % dijeron que normalmente usan repelente cuando salen de casa.

– 60 % dijeron solo usar repelente en momentos en los que aumentan los contagios de enfermedades transmitidas por mosquitos.

– 51 % dijeron haber aumentado sus rutinas de protección debido al COVID-19.

Datos de la región del Valle de México

– 92 % de los mexicanos de la región del Valle de México dijeron estar preocupados por las enfermedades transmitidas por mosquitos, tales como el dengue, zika y chikungunya.

– 50 % consideran estar bien informados respecto a la prevención de enfermedades transmitidas por mosquitos.

– 59 % dijeron que normalmente usan repelente cuando salen de casa.

– 57 % dijeron solo usar repelente en momentos en los que aumentan los contagios de enfermedades transmitidas por mosquitos.

– 52 % dijeron haber aumentado sus rutinas de protección debido al COVID-19.

 

Crisantemo

El crisantemo es una planta muy conocida y se cultiva mucho en los jardines. Las flores de crisantemo tienen una enorme variedad de colores, formas y tamaños, además de que respeta diferentes fechas y momentos de floración durante el año, ya sea desde finales del verano hasta en los meses de invierno. Son muy apreciadas como flores cortadas para usos decorativos, o como plantas de interiores, decorando las casas y los jardines con esta hermosa planta.

El crisantemo no únicamente es muy elegido por su belleza y porque decora muy bien los espacios, sino que además, ofrece múltiples beneficios y gratas propiedades para la salud. Entre algunos de los constituyentes activos que porta esta increíble planta, podemos nombrar: aceites esenciales, adenina, colina que ejercen un efecto antipirético, carminativo, antiespasmódico y hasta tónico.

 

Las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias del crisantemo se pueden aprovechar con fines estéticos. Un estudio en Journal of Cosmetic Dermatology encontró que las formulaciones con crisantemo favorecen la disminución de manchas cutáneas, ya que reducen la melanina.

Entre tanto, a través de Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine se informó que la aplicación tópica de esta planta ayudó a reducir los síntomas de lesiones cutáneas similares a las que provoca la dermatitis atópicaA su vez, datos anecdóticos exponen que puede ser útil contra las espinillas y el acné.

– Uno de los usos más comunes del crisantemo es que sirve para reducir los dolores de cabeza y la frecuencia de migrañas o jaquecas. Es una planta buena para lo mencionado, porque tiene la capacidad de mejorar la función de los vasos sanguíneos y de las plaquetas.

– Son muy utilizados para inflamaciones y estados de gipe.

– También se suelen usar para actuar contra los cólicos en general, así como también la falta de apetito y los trastornos de la digestión.

– Ofrecen un gran efecto hepatoprotector, ya que funciona mejorando las enzimas hepáticas que cumplen con la función de detoxificar las sustancias que sean nocivas para el organismo.

– El crisantemo, además, se puede utilizar tanto internamente como externamente para tratar la conjuntivitis, ojos secos, visión borrosa, puntos en los ojos y hasta mareos.

– Indican esta planta con frecuencia para combatir los síntomas de la hipertensión.

– Con las compresas de crisantemo pueden tratarse los abscesos.

– Si se utiliza como infusión de sus flores frescas se puede obtener un buen tónico para la piel con ciertas propiedades astringentes y curativas.

– Tienen una acción antiinflamatoria, antihongos, antimicrobiano y antiviral muy interesante.

Piretrinas

“Las piretrinas son compuestos naturales que tienen propiedades de insecticidas y que se encuentran en el extracto de piretro de ciertas flores de crisantemos.

 Las piretrinas se usan a menudo en insecticidas para uso doméstico y en productos para controlar insectos en animales domésticos o en el ganado.”

El tiempo y el desarrollo de tecnología natural cada vez más avanzada han demostrado que existen alternativas a plaguicidas químicos que controlan plagas y enfermedades mientras evitan los efectos perniciosos de los productos sintéticos en el entorno ambiental.

Los tratamientos de origen natural se están abriendo paso a medida que agricultores y consumidores — cada vez más informados — van tomando conciencia de la relevancia de los bioplaguicidas.

El potencial del crisantemo (chrysanthemum) y las piretrinas

Destacan los bioinsecticidas preparados a base de piretrinas extraídas de Chrysanthemum. Su potencial pesticida ya era conocido en la antigüedad; actualmente se han creado formulaciones estudiadas que dan respuesta efectiva en los cultivos.

Dada su baja toxicidad para los mamíferos y su rápida acción sobre los insectos, las piretrinas se consideran una de las herramientas más eficaces para el manejo de plagas dentro del marco de la agricultura sin residuos.

Pero hay que tener en cuenta muchas características para que el bioplaguicida creado a partir del principio activo de piretrina sea totalmente natural, así como efectivo.

Objetivo

Elaborar un repelente de mosquitos natural a base de crisantemo y menta por técnica de alcohólisis.

Justificación

Según el artículo de Nelly Godoy, Ericson L. Gutierrez en su artículo “¿Son efectivos los repelentes contra mosquitos para prevenir enfermedades transmitidas por vectores?”, publicado en diciembre de 2016, de manera comercial existen repelentes que contienen químicos como el icaridina, dietiltoluamida, bayrepel, eucaliptus citriodora, permitrina, dimetilftalato, entre otros. En específico la icaridina se ha comprobado que no es recomendado utilizarlo de forma constante o en altas dosis que puede afectar órganos como riñones, de acuerdo a un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud, en Colombia. Elegí el crisantemo ya que contiene componentes como piretrina que es una propiedad insecticida y que se utiliza para eliminar o repeler insectos, también contiene benzalhedido, pineno, linalol y timol, éste último que funciona como vermicida es decir, capaz de eliminar incluso gusano.

Destacan los bioinsecticidas preparados a base de piretrinas extraídas de Chrysanthemum. Su potencial pesticida ya era conocido en la antigüedad; actualmente se han creado formulaciones estudiadas que dan respuesta efectiva en los cultivos.

Dada su baja toxicidad para los mamíferos y su rápida acción sobre los insectos, las piretrinas se consideran una de las herramientas más eficaces para el manejo de plagas dentro del marco de la agricultura sin residuos.

Pero hay que tener en cuenta muchas características para que el bioplaguicida creado a partir del principio activo de piretrina sea totalmente natural, así como efectivo

Hipótesis

Si elaboro un repelente natural a base de crisantemos por técnica de alcohólisis o tintura entonces podremos evitar la picadura de mosquitos de forma orgánica

Método (materiales y procedimiento)

  • 40 gr de crisantemo
  • 20 gr de menta
  • 80 ml de alcohol de 96°
  • 3 frascos oscuros
  • Mortero con pistilo
  • Envase con atomizador

Extracción de esencia de crisantemo. Técnica de tintura o alcohólisis del crisantemo

  1. Se toman 40 gr de pétalos de crisantemo (que la hoja no se encuentre marchita)
  2. En un mortero se colocan los pétalos del crisantemos y 5 ml de alcohol de 96°.
  3. Con ayuda del pistilo se maceran los pétalos.
  4. Una vez macerado se coloca la maceración dentro del frasco, se cierra .
  5. El frasco deberá permanecer de 15 a 20 días en un lugar fresco, seco y sin luz

 

Para agregar un aroma fresco agregamos esencia de menta.

  1. Se toman 20 gr de pétalos de menta (que la hoja no se encuentre marchita)
  2. En un mortero se colocan las hojas de menta y 3 ml de alcohol de 96°.
  3. Con ayuda del pistilo se maceran las hojas de menta
  4. Una vez macerado se coloca la maceración dentro del frasco, se cierra.
  5. El frasco deberá permanecer de 15 a 20 días en un lugar fresco, seco y sin luz.

 

Elaboración del repelente.

  1. En un recipiente con atomizador de 100 ml se agregan 50 ml de agua destilada.
  2. En un recipiente limpio y con una tela tipo gasa de realiza la separación de la tintura (esencia) de crisantemo de los pétalos.
  3. En otro recipiente limpio se realiza el mismo procedimiento de separación con otro trozo de tela de gasa con la tintura (esencia) de menta.
  4. Se agregan al recipiente con atomizador 40 ml de la esencia obtenida de crisantemo.
  5. Posteriormente se agregan 10 ml de la esencia obtenida de menta.
  6.  Se revuelven para que se integren el agua destilada, la tintura de crisantemo y menta.

Galería Método

Resultados

Al principio me costó algo de trabajo macerar las hojas y tuve que agregar un poco mas de alcohol para que las hojas se hicieran mas blandas.

Al final se logró macerar bien las hojas para colocarlas en los frascos que se tuvieron que guardar en un lugar donde no le diera la luz para que se pudiera obtener la esencia de las dos plantas.

Cuando colocamos las mezclas finales en el atomizador tiene un olor muy fuerte por lo que agregamos 10 ml más de agua destilada, tuve que colar o filtrar muy bien los pétalos para que no se tapara el tubo del atomizador.

Galería Resultados

Discusión

Al principio me costó algo de trabajo macerar las hojas y tuve que agregar un poco mas de alcohol para que las hojas se hicieran mas blandas.

Al final se logró macerar bien las hojas para colocarlas en los frascos que se tuvieron que guardar en un lugar donde no le diera la luz para que se pudiera obtener la esencia de las dos plantas.

Cuando colocamos las mezclas finales en el atomizador tiene un olor muy fuerte por lo que agregamos 10 ml más de agua destilada, tuve que colar o filtrar muy bien los pétalos para que no se tapara el tubo del atomizador.

Conclusiones

Las propiedades de las plantas se pueden utilizar para elaborar productos que sean útiles y de manera orgánica, para evitar el uso de químicos o de productos con aerosol que dañan el medio ambiente.

 

El repelente tiene un olor fuerte aunque cuando se aplica en la piel disminuye, no irrito la piel a las personas que lo probaron, lo usamos durante 4 días y funcionó ya que evitó que los mosquitos nos picaran.

Bibliografía

Equipo Editorial de Botanical. (2019). PROPIEDADES DEL CRISANTEMO. 2022, de Botanical On-line Sitio web: https://www.botanical-online.com/plantas-medicinales/crisantemo-propiedades

 

Universo Garden Angels. (2022). ¿Conocés las propiedades del crisantemo?. 2022, de Universo Garden Angels Sitio web: https://universogardenangels.com/blogs/noticias/conoces-las-propiedades-del-crisantemo

 

Nelly Godoy, Ericson L. Gutierrez, Gisely Hijar. (2016). ¿Son efectivos los repelentes contra mosquitos para prevenir enfermedades transmitidas por vectores?. 20221, de Acta médica Perú – Scielo Sitio web: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1728-59172016000400020

 

Imagen and Press. (2015). Repelentes de insectos inadecuados pueden causar serios problemas en los niños . 2022, de Imagen and Press Sitio web: http://www.imageandpress.com/index.php/sala-de-prensa/31-repelentes-de-insectos-inadecuados-pueden-causar-serios-problemas-en-los-ninos

Portar frutícola.com. (2019). Las piretrinas extraídas de crisantemos y su uso como bioinsecticida. 2022, de Portalfrutícula.com Sitio web: https://www.portalfruticola.com/noticias/2019/08/08/las-piretrinas-extraidas-de-crisantemos-y-su-uso-como-bioinsecticida/#:~:text=El%20potencial%20del%20crisantemo%20(chrysanthemum)%20y%20las%20piretrinas&text=Dada%20su%20baja%20toxicidad%20para,de%20la%20agricultura%20sin%20residuos

 

SCJOHNSON. (2021). Más de 8 de cada 10 mexicanos en cada región del país están preocupados por las enfermedades transmitidas por mosquitos. 2022, de www.scjohnson.com Sitio web: https://www.scjohnson.com/es/press-releases/2021/april/mas-de-8-de-cada-10-mexicanos-en-cada-region-del-pais-estan-preocupados

Summary

 

 

 

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography