Medicina y Salud

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

PK-69-MS LA INTOLERANCIA A LA LECHE Y SUS DERIVADOS

Asesor: Diana Laura Hernández

Autor: Ximena Sanchez Montiel

Resumen

La leche, por su calidad nutritiva es un alimento importante para la mayoría de la población mundial. Sin embargo, la intolerancia a la lactosa (azúcar predominante de la leche) o incapacidad del intestino delgado para digerir la lactosa, es la mayor limitante en el consumo de la leche y sus derivados. Esta incapacidad es resultado de la escasez de un enzima (proteína) denominado lactasa, que se produce en el intestino delgado. El intestino no es capaz de transformar la lactosa en los dos azucares llamados glucosa y galactosa que son absorbidos por la mucosa intestinal para su digestión.
México es uno de los países con mayor incidencia de personas intolerantes a la lactosa. Su cuadro clínico se caracteriza por la presencia de dolor e hinchazón abdominal, náusea, flatulencia y/o diarrea, que se presentan debido a la ingestión de alimentos que contienen lactosa.
Entre el 70% al 80% de los pacientes responden a una dieta sin lactosa. Y en el mercado existen bebidas que simulan la composición de la leche, pero elaboradas con otros componentes. La lechada de almendra elaborada de manera natural, es un producto de origen vegetal sin lactosa y rico en nutrientes saludables y con beneficios importantes para nuestra salud. Sin embargo, la leche de vaca es un complemento importante en la nutrición de una persona. Por lo tanto, es recomendable seguir una dieta balanceada y continuar incluyendo algo de lácteos en la dieta diaria.

Pregunta de Investigación

¿Por qué algunos niños y adultos somos intolerantes a la leche y sus derivados, que problemas de salud nos ocasiona y que alternativas son viables como sustituto de los productos lácteos?

Planteamiento del Problema

La intolerancia a la lactosa es un problema de salud que afecta tanto a niños como a adultos, y con una prevalencia cada vez mayor en la población a nivel mundial. La gravedad de los síntomas en una persona depende de la cantidad de lactosa ingerida y del grado de tolerancia a la ingesta de lactosa que presenta cada individuo. La sustitución de la ingesta de leche y sus derivados, altos en contenido de lactosa, por productos de origen vegetal tal como lo es la lechada de almendra, se ha demostrado como una alternativa recomendada para la disminución e incluso la eliminación de los síntomas de la intolerancia a la lactosa.

Antecedentes

La leche, por su calidad nutritiva es un alimento importante para la mayoría de la población mundial. Es un alimento consumido en bebida, productos lácteos o como ingrediente de diversos productos alimenticios. Sin embargo, la intolerancia a la lactosa es la mayor limitante en el consumo de la leche y sus derivados. México es uno de los países con mayor incidencia de personas intolerantes a la lactosa. En nuestro país, se estima que cerca del 50% de la población adulta presenta un cierto nivel de intolerancia a la lactosa, según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI).
¿Qué es la lactosa?
La lactosa es el azúcar predominante de la leche. Para su digestión, la lactosa es transformada en el intestino delgado, por la enzima llamada lactasa, en dos azucares, la glucosa y la galactosa, que son de fácil absorción para la mucosa intestinal.
¿Qué es la intolerancia a la lactosa?
La intolerancia a la lactosa es la incapacidad del intestino delgado para digerir la lactosa. Su cuadro clínico se caracteriza por la presencia de dolor e hinchazón abdominal, náusea, flatulencia y/o diarrea, que se presentan debido a la ingestión de alimentos que contienen lactosa. La gravedad de estos síntomas, depende de la cantidad de lactosa que se ingiera y de los alimentos o componentes que acompañen a la lactosa, y de la sensibilidad de la persona a la experiencia de los síntomas.
El intestino no es capaz de transformar la lactosa en los dos azucares llamados glucosa y galactosa que son absorbidos por la mucosa intestinal para su digestión. Esta incapacidad resulta de la escasez de un enzima (proteína) denominado lactasa, que se produce en el intestino delgado.
¿Cuál es la causa de la falta de lactasa?
Existen múltiples causas de intolerancia a la lactosa, la más frecuente es la intolerancia primaria a la lactosa. La actividad de la lactasa es alta y vital durante la infancia, pero disminuye de forma fisiológica con el incremento de la edad de la persona. Por lo tanto, se manifiesta en la mayoría de los casos en la pubertad o en la adolescencia tardía. La intolerancia secundaria a la lactosa es causada por daño de la mucosa intestinal o reducción de la superficie de absorción. Este tipo de intolerancia suele ser transitoria y depende de la enfermedad de base que tenga el paciente: enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, parásitos intestinales y gastroenteritis, entre otras. Por último existe un raro trastorno de origen genético, que es el déficit congénito de lactasa, en el cual el intestino delgado no produce dicha enzima y se pone de manifiesto en la primera semana de vida.
¿Cuál es el tratamiento contra la intolerancia a la lactosa?
Entre el 70% al 80% de los pacientes responden a una dieta sin lactosa. El resto mantiene síntomas quizás porque además padece un síndrome de intestino irritable. Los síntomas intestinales pueden reducirse con el uso de fermentos comerciales añadidos a la leche. Hay que tener cuidado con ciertos alimentos preparados que pueden tener lactosa en su composición (algunos embutidos por ejemplo). La ingesta menor de 240 cc de leche al día suele tolerarse bien. El yogur disminuye la intolerancia a la lactosa, ya que contiene microorganismos que sintetizan β-galactosidasa, generando un proceso de autodigestión de la lactosa. En los últimos años muchas de las empresas que se dedican a la producción y comercialización de leche ofrecen a sus consumidores leche con la lactosa hidrolizada, comercialmente la denominan leche deslactosada.
Si se sigue una dieta baja en lácteos, se debe recomendar la toma de calcio para evitar desarrollar osteoporosis. Muchos alimentos son ricos en calcio y bajos en lactosa, como por ejemplo la tortilla, vegetales de hoja verde (brócoli, coles, acelgas, lechuga) y productos del mar (las sardinas en conserva, el atún y el salmón).
En el mercado existen bebidas que simulan la composición de la leche, pero elaboradas con otros componentes. La lechada de soja, almendras y de coco se pueden tomar con tranquilidad, ya que no contiene lactosa. Sólo se le puede llamar leche a la sustancia que se excreta en la glándula mamaria de los mamíferos.
¿Cuáles son los beneficios de la lechada de origen vegetal?
La lechada de almendra elaborada de manera natural, es un producto de origen vegetal rico en nutrientes saludables y con beneficios importantes para nuestra salud.
1. No contiene lactosa ni gluten. Al ser 100% de origen vegetal, es baja en calorías y grasa, libre de aditivos, conservadores u otros compuestos químicos.
2. Es rica en vitamina E, D y A, proteínas, omega 3 y 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio.
3. Mejora la salud cardiovascular. Por su ligero aporte de ácidos grasos esenciales, ayuda a incrementar los niveles de colesterol bueno (HDL) y reduce los niveles de colesterol malo (LDL). Así como los niveles de triglicéridos, mejorando la salud cardiaca.
4. Mejora los problemas gastrointestinales. Por ser fuente rica en fibra, ayuda a proteger las paredes intestinales, en especial las del colon. Regula la velocidad de absorción de azucares y colesterol, mejorando el proceso de digestión.
5. Ayuda en el cuidado de la piel, el pelo y las uñas, debido a que contiene vitamina B2.
Contraindicaciones de la lechada de almendra:
A pesar de tener beneficios importantes para la salud, la lechada de almendras tiene contraindicaciones que deben considerarse antes de consumirla.
• No se debe consumir por personas alérgicas a la almendra.
• Su consumo en exceso podría tener efectos negativos sobre la glándula tiroides al inhibir la absorción y disminuir el aprovechamiento orgánico de yodo. Por lo cual, personas con alguna alteración en la glándula tiroides deben evitar su consumo. Lo mejor es buscar otra alternativa y consultar al médico.
• No debe utilizarse como leche para los bebes ya que carece de los nutrientes esenciales que aporta la leche materna y podría provocar desnutrición.

Objetivo

Conocer porqué algunos niños y adultos tenemos problemas de intolerancia a la leche y sus derivados, que alternativas existen como sustitutos de los productos lácteos, y como esta condición puede causar efectos sobre nuestra salud. Es la lechada de almendra una alternativa viable como sustituto de los productos lácteos.

Justificación

¿Por qué me intereso el tema?
Muchos niños y adultos padecemos de intolerancia al consumo de los productos lácteos. Esta condición tiene efectos importantes sobre la salud de las personas que lo padecemos y es un problema que cada vez se está incrementando en la población mexicana.

Hipótesis

Si la ingesta de productos con alto contenido de lactosa (leche y derivados) produce los síntomas característicos de la intolerancia a la lactosa (dolor abdominal, nausea, flatulencia y/o diarrea), entonces la gravedad de esta condición disminuirá al sustituir la leche y sus derivados por productos libres de lactosa como la lechada de almendra. La lechada de almendra es un producto vegetal rico en nutrientes (omega 6, zinc, calcio, hierro, magnesio y potasio), con alto porcentaje de fibra, y vitamina E, D y A.

Método (materiales y procedimiento)

Para este proyecto realice una revisión bibliográfica para el conocimiento de la digestión de la lactosa por el organismo y del significado de la intolerancia a la lactosa, sus síntomas y consecuencias que tiene para la salud de una persona.
Además de búsquedas de información vía internet. Investigue la información relacionada al mecanismo por el cual una persona se considera padecer un cuadro típico de ser intolerante a la lactosa.
Se realizo la preparación de la lechada de almendras casera. La lechada de almendra es muy sencilla de obtener y su producción casera es amigable con el medio ambiente. Además, los costos son muy similares a la compra comercial de un litro de leche de almendra.
Ingredientes para preparar 1 litro de lechada de almendra:
• Una taza de almendras (155 g).
• Tres tazas de agua (750 ml).
• Una ramita de canela (opcional).
• Una cucharadita (5 g) de esencia de vainilla (opcional).
• Dos dátiles (opcional).
Materiales:
• Bolsa de tela de manta de cielo (20×20 cm).
• Licuadora.
• Jarra graduada para 1 litro.
• Frasco de vidrio de 1 litro con tapa de rosca.
• Espátula.
Modo de preparación:
1. Coloca las almendras en un recipiente hondo y cúbrelas con bastante agua. Debes asegurarte que el agua sea suficiente, ya que las almendras se hincharán. Dejar las almendras en remojo toda la noche.

2. Al día siguiente, enjuaga bien las almendras, escúrrelas y elimina la cascara de estas. Figura 1.
3. Poner las almendras sin cascara en la licuadora. Agregar las tres tazas de agua y procesar todo muy bien hasta que las almendras se licuen completamente. Figura 2.
4. Cuela la mezcla obtenida utilizando la bolsa de tela de manta de cielo, para separar la leche de los restos de almendras. Figura 3.
5. Licua nuevamente adicionando 2 dátiles, canela o vainilla según el sabor opcional que desee darle a la lechada. Colar nuevamente la mezcla obtenida con bolsa de tela de manta de cielo. Figura 4.
6. Vaciar la lechada obtenida en un frasco de cristal de 1 litro y con tapa. Figura 5.
7. Conservar en refrigeración a una temperatura de 2° C a 4° C. En el refrigerador puede durar hasta 5 días en buen estado. Pasado dicho tiempo, empieza a descomponerse y podría adquirir un sabor y olor desagradable.
Observaciones: después de algunos minutos, es normal notar que la almendra y el agua se separan. Solo hay que agitarla antes de consumirla. La lechada de almendra se puede consumir sola, pero también puedes utilizarla para preparar recetas como batidos y jugos, sopas o postres.

Después de obtener la lechada de almendra, la utilice como sustituto de la leche de vaca. Tome un vaso (250 ml) diario por la mañana como complemento del desayuno.

Galería Método

Resultados

¿Qué obtuve?

Como resultado de esta investigación, aprendí lo siguiente:

1. La lactosa es el azúcar predominante de la leche (figura 6). Para su digestión en el intestino delgado, la enzima llamada lactasa, transforma la lactosa en dos azucares llamados glucosa y galactosa (Figura 7).
2. La intolerancia a la lactosa es la incapacidad del intestino delgado para digerir la lactosa. Su cuadro clínico se identifica por la presencia de dolor e hinchazón abdominal, náusea, flatulencia y/o diarrea (Figura 8).
3. La leche de vaca es un complemento importante en la nutrición de una persona. Sin embargo, cada vez hay más número de personas que presentan un cierto grado de intolerancia a la lactosa.
4. Aunque la leche de vaca es un alimento importante para la nutrición de una persona, sus aportes nutricionales pueden de cierta manera sustituirse con bebidas de origen vegetal (figura 10).

5. La intolerancia a la lactosa entonces puede considerarse no como una enfermedad, sino como una condición que se puede controlar con la ingesta de bebidas de propiedades similares a las de la leche y mediante la adquisición de una dieta balanceada (figura 9).
6. Siempre es mejor hacer nuestra propia lechada de almendras casera. Ya que esta no contiene los aditivos artificiales (emulsionantes, edulcorantes, vitaminas artificiales, etc.) de las marcas encontradas en el mercado.

Galería Resultados

Discusión

Después de la revisión de la información y el trabajo de campo realizado, podemos entender que la intolerancia a la lactosa puede ser controlada si estas atento a las reacciones de tu cuerpo después de ingerir alimentos con lactosa. Muchas personas, dependiendo del grado de intolerancia a la lactosa que presenten, pueden comer pequeñas porciones de lácteos en combinación con otros alimentos que no contengan lactosa y no comer muchos lácteos de una sola vez.

La lechada de almendra casera, entonces puede ser una alternativa recomendable en personas intolerantes a la lactosa por ser un producto de origen vegetal sin lactosa y rico en nutrientes saludables y con beneficios importantes para nuestra salud.

Conclusiones

Después de la revisión de la información aprendí que:

La intolerancia a la lactosa puede ser controlada si estas atento a las reacciones de tu cuerpo después de ingerir alimentos con lactosa. Muchas personas, dependiendo del grado de intolerancia a la lactosa que presenten, pueden comer pequeñas porciones de lácteos en combinación con otros alimentos que no contengan lactosa y no comer muchos lácteos de una sola vez.

Un diario de alimentación puede ser útil en determinar que comidas puede tolerar o no tu organismo.

La lechada de almendra es una alternativa recomendable en personas intolerantes a la lactosa. Sin embargo, la leche de vaca es un complemento importante en la nutrición de una persona. Por lo tanto, es recomendable continuar incluyendo algo de lácteos en la dieta diaria.

Bibliografía

  1. Rodríguez Martínez D., Pérez Méndez L.F. (2006) Intolerancia a la lactosa. Revista española de enfermedades digestivas. Vol. 98. N.° 2, 143 pp.
  2. Rosado J.L. Intolerancia a la Lactosa. (2016) Gaceta Médica de México. Vol. 152, Suppl. 1:67-73p.
  3. Uscanga-Domínguez L.F., Orozco-García I. J., Vázquez-Frías R. (2019) Posición técnica sobre la leche y derivados lácteos en la salud y en la enfermedad del adulto de la Asociación Mexicana de Gastroenterología y la Asociación Mexicana de Gerontología y Geriatría. Revista de Gastroenterología de México. Vol. 84(3):357-371p.
  4. Victoria Miñana I. et al. (2015) Errores dietéticos en el lactante: las bebidas vegetales (parte 1).Acta Pediatría Española. Vol. 73(8): 195-202p.
  5. Guía de práctica clínica. (2014) Diagnóstico y Tratamiento de la Intolerancia a la Lactosa en Niños. México: Instituto Mexicano del Seguro Social. Catálogo Maestro de Guías de Práctica Clínica: IMSS-733-14.

Summary

THE INTOLERANCE TO MILK AND ITS DERIVATIVES. ALMOND GROUT, AN ALTERNATIVE TO THE CONSUMPTION OF LACTEOS PRODUCTS.

Research Question

Why some children and adults are intolerant of milk and its derivatives, what health problems it causes us, and which alternatives are viable as a substitute for dairy products?

Problem approach

Background

Objective

Know why some children and adults have problems of intolerance to milk and its derivatives, which alternatives exist as dairy substitutes, and how this condition can cause effects on our health. Almond grout is a viable alternative as a substitute for dairy products.

Justification

Hypothesis

If the intake of products with high lactose content (milk and derivatives) produces the characteristic symptoms of lactose intolerance (abdominal pain, nausea, flatulence and/or diarrhea), then the severity of this condition will decrease when replacing milk and its derivatives with lactose-free products such as almond milk. Almond grout is a nutrient-rich plant product (omega 6, zinc, calcium, iron, magnesium and potassium), with a high percentage of fiber, and vitamin E, D and A.

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography