Divulgación y enseñanza de la ciencia

PJ-DC-209-LB Remedios caseros para prevenir el covid 19

Salud y Bienestar
Educación de calidad

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 3] Pamela Ortega[Ortega], Brandon Montoya[Fragoso], Santiago Jacob Columna[Martinez]

Resumen

¿Qué es el covid 19? Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades (desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves) y circulan entre humanos y animales. En este caso, se trata del SARS-COV 2. Apareció en China en diciembre del 2019 y provoca una enfermedad llamada COVID-19, que se extendió por el mundo y fue declarada pandemia global por la Organización Mundial de la Salud, al tratarse de un nuevo virus ha ocasionado mucha incertidumbre en la población mundial, muchos han difundido noticias que no son reales, que no han sido aprobados por especialistas de la salud o por la Organización Mundial de la Salud, los llamados “Remedios Caseros” no son efectivos si antes la persona no es diagnosticada por un médico, sobre todo si los síntomas son graves, podría ocasionar incluso la muerte. Por lo que nuestro proyecto de investigación se centrará en hablar de esta problemática de solo algunos de estos “mitos” que se han creado alrededor de esta enfermedad que es el covid-19 y ver si hay métodos caseros que puedes curar el covid, hasta el día de hoy no se ha encontrado información sobre algunos métodos caseros que sean 100% confiables, al entrevistar a un médico nos comento que al día de hoy no existen tratamientos homeopáticos que sea autorizado contra esta enfermedad. Recordemos que lo mas importante será siempre la prevención con el uso de cubrebocas, sana distancia, desinfección de artículos, lavado constante de manos, uso de gel antibacterial, etc.

Documento Remedios caseros contra COVID 19

Lona Remedios caseros contra COVID 19

Pregunta de Investigación

¿Pueden los remedios caseros prevenir el Covid-19?

Planteamiento del Problema

El coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo grave (SARS-CoV-2) causa COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos aconsejan que una persona busque atención médica de inmediato si presenta algún síntoma de COVID-19. Al inicio de esta pandemia poco o nada se conocía sobre este virus por lo que la gente comenzó a buscar la forma tanto de prevenirlo como de curarlo, desafortunadamente muchos de estos remedios que buscó y utlizó la gente no funcionaron y ocasionaba murieran. ¿Es efectivo el tratamiento desde casa? Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados  Unidos definen la forma leve de la enfermedad como tener cualquiera de los diversos síntomas y señales de COVID-19 sin dificultad para respirar, disnea o imágenes de pecho anormales.
Conforme va pasando el tiempo las noticias del covid-19 invaden los medios, este tema desgraciadamente se ha visto lleno de información incorrecta. La mayoría de las personas que padecen COVID‑19 sufren síntomas de intensidad leve a moderada y se recuperan sin necesidad de tratamientos especiales. Sin embargo, algunas personas desarrollan casos graves y necesitan atención médica, de acuerdo con la página de la OMS.

Antecedentes

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una familia de virus que causan enfermedades (desde el resfriado común hasta enfermedades respiratorias más graves) y circulan entre humanos y animales.

En este caso, se trata del SARS-COV 2. Apareció en China en diciembre pasado y provoca una enfermedad llamada COVID-19, que se extendió por el mundo y fue declarada pandemia global por la Organización Mundial de la Salud.

A finales del 2019 en el mes de diciembre, Wuhan, China se convirtió en el epicentro de un brote de neumonía de etiología desconocida que no cedía ante tratamientos actualmente utilizados. En pocos días los contagios aumentan exponencialmente, no solo en China Continental sino también en diferentes países. El agente causal fue identificado, un nuevo coronavirus (2019-nCoV) posteriormente clasificado como SARS-CoV 2 causante de la enfermedad COVID-19. El 11 de marzo del 2020 la Organización Mundial de Salud declara a esta enfermedad como una pandemia.

 

Los coronavirus produce enfermedades del tracto respiratorio y gastrointestinal y tienen la capacidad de infectar a aves y mamíferos incluyendo los humanos. Ya que son capaces de mutar recombinarse e infectar a distintas especies, aparentemente los murciélagos son un reservorio para estos virus. Los coronavirus son virus de ARN que se dividen en cuatro tipos: alfa, beta, delta y gamma de los cuales CoV alfa y beta afectan a los humanos.

A partir de diciembre de 2019 surgieron casos de una neumonía cuya etiología era desconocida en la ciudad de Wuhan en China. La mayor parte de los pacientes habían visitado el mercado de mariscos de Wuhan, los científicos aislaron de un paciente un nuevo coronavirus, SARS-CoV-2.

Hay evidencia de que se transmite por contacto directo de persona a persona por lo tanto se deben se identificar medidas de control para aminorar la transmisión en la comunidad. El brote de SARS CoV-2 se ha extendido por todo el mundo y se ha convertido en una emergencia de salud pública, esto ha llevado a la declaración de emergencia internacional por el brote de coronavirus. La población no tiene ninguna inmunidad inherente sobre este virus.

 

Se conoce poco sobre sus manifestaciones clínicas. La mayoría de los pacientes de COVID-19 fueron diagnosticados con neumonía y presentaban patrones característicos en tomografía computarizada.

El virus ha infectado a un gran número de personas y la tasa de mortalidad es del 2 % aproximadamente que es menor para el de otras epidemias por coronavirus como el Síndrome respiratorio agudo severo (SRAS) y síndrome respiratorio de medio oriente (MERS) .

 

COVID-19 se ha convertido en un problema de salud pública que necesita un esfuerzo coordinado para combatirlo, se debe de fortalecer el monitoreo de SARS-CoV-2. Se debe determinar como el COVID-19 causa enfermedad y la repuesta inmunológica del huésped para poder encontrar una vacuna para disminuir y prevenir la enfermedad. Los estudios CAP (conocimientos, actitudes y practicas) sobre Covid-19 son de mucha utilidad ya que los conocimientos son las bases para la prevención de la propagación de la enfermedad. El objetivo de este estudio es las percepciones y conocimientos sobre COVID-19.

En un estudio realizado por Sebastian Iglesias-Osores en su artículo Percepción y conocimiento sobre COVID-19: Una caracterización a través de encuestas para la revista Cuerpo Médico Hospital Nacional, se determinó que:

Al indagar sobre los conocimientos acerca del SARS- CoV-2 encontramos que 296 (94,30 %) sabe que el brote de este virus se originó en China mientras que 18 (5,70%) desconocen el lugar de origen del virus. De los 314 encuestados 224 (71,30 %) respondieron que la principal vía de transmisión es aerógena, en cuanto al nivel de letalidad 81 (25,80 %) de los encuestados piensan que tiene una letalidad baja, 103 (32,80 %) letalidad media y 130 (41,40 %) letalidad alta. En referencia a los conocimientos acerca si SARS-CoV-2 es una enfermedad zoonótica 155 (49,4%) respondieron afirmativamente y para 159 (50,60 %) no la consideran una enfermedad zoonótica. Con respecto al conocimiento sobre el tratamiento del COVID-19 222 (70,70 %) opinan que existe tratamiento para la enfermedad y 92 (29,30 %) indicaron que no existe tratamiento. En cuanto a la pregunta sobre si se previene con una vacuna 194 (61,80 %) respondió que sí y 120 (38,20 %) respondió que no. La pregunta relacionada a si se trata del mismo coronavirus del perro y cerdo 174 (55,40 %) expreso que si mientras que 140 (44,60 %) de los encuestados opinan que no se trata del mismo.

Con respecto a las medidas de prevención de COVID-19 la mayoría de los encuestados consideran que el lavado de manos, cubrirse al toser y evitar el contacto con pacientes infectados son las principales medidas de prevención. La pregunta acerca de los medios de comunicación solo la respondieron 121 encuestados donde predomina la radio y televisión 38 % como el principal medio de comunicación donde se informaron sobre COVID-19.

 

Epidemiología

Durante el 18 de diciembre y el 29 de diciembre del 2019, se reportaron los primeros cinco casos, de los cuales cuatro de estos pacientes fueron hospitalizados por presentar síndrome de distrés respiratorio agudo y uno de estos pacientes falleció. La mayoría de los pacientes aseguraron tener relación directa o indirecta con un mercado de alimentos en la provincia de Hubei en Wuhan. Ya para el 1ero de enero del presente año, el mercado de Wuhan había sido cerrado y no existía evidencia clara de transmisión persona a persona. El 2 de enero, un total de 41 pacientes habían sido hospitalizados y sólo un paciente que presentaba patologías preexistentes serias, había fallecido. El 7 de enero, las autoridades chinas anunciaron que habían identificado un nuevo tipo de coronavirus (Nuevo Coronavirus, 2019-nCoV). Simultáneamente, otros posibles patógenos fueron descartados, incluyendo el coronavirus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV), el coronavirus del Síndrome Respiratorio del Medio Este (MERS-CoV), el virus de la influenza, el virus de la influenza aviar y el adenovirus. A partir de este momento las autoridades a nivel mundial supieron que enfrentaban una nueva amenaza.

 

Para el 12 de enero del 2020, no se habían reportado más casos relacionados y se asumió que el centro de propagación había sido el mercado ya cerrado, o que posiblemente se habían contagiado en el hospital (infección nosocomial). Se le asignó a la enfermedad el nombre de COVID-19, causada por el 2019-nCoV, y se pensó erróneamente que no era altamente contagiosa, ya que no había registro de infección persona-persona. Concluyendo que la transmisión era por vías desconocidas durante la estadía hospitalaria.

 

Para este momento, solo se les había realizado pruebas a las personas que presentaban sintomatología. Tan solo diez días después, un total de 571 casos habían sido reportados en 25 diferentes provincias en toda China, mientras que en la provincia de Hubei las muertes habían alcanzado a 17, y se mantenían 95 pacientes en estado crítico. Se realizó un estimado según el Modelo de Enfermedades Infectocontagiosas del Centro de Colaboración de la OMS y la proyección alcanzaba a 4.000 posibles contagiados, pudiendo llegar a casi 10.000.

 

A partir de ahí, el número de pacientes contagiados fue aumentando exponencialmente en China continental, y para el 30 de enero se habían reportado 9.692 casos en toda China y 90 casos en diferentes países incluyendo Taiwán, Tailandia, Vietnam, Malasia, Nepal, Sri Lanka, Camboya, Japón, Singapur, la República de Corea, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, India, Irán, Australia, Canadá, Finlandia, Francia y Alemania.

 

El primer reporte de caso en el continente americano, surgió el 19 de enero de 2020 en el estado de Washington, en Estados Unidos; un paciente masculino de 35 años de edad, con una historia de tos y fiebre, acudió a un centro de salud solicitando atención médica. En sus antecedentes estaba un viaje de visita familiar a Wuhan, China. Asimismo, el 24 de enero se reporta el primer caso de COVID-19 en Europa, específicamente en Bordeaux, Francia, de una paciente con historia reciente de haber visitado China. El 26 de febrero del presente año el Ministerio de Salud de Brasil, reporta el primer caso de COVID-19 en Suramérica; un hombre de 61 años de São Paulo, con historia reciente de viaje a Lombardía, Italia, presentó síntomas leves y fue sometido a cuarentena.

 

El 11 de marzo, con 118.000 casos reportados en 114 países y 4.291 personas fallecidas, la Organización Mundial de la Salud declara que el brote de la enfermedad del Coronavirus 19 causada por el SARS-CoV 2, es considerada una pandemia.

En Venezuela, el 13 de marzo, una mujer de 41 años que estuvo de viaje en España, Italia y Estados Unidos, resultó positiva a la prueba de SARS-CoV 2 en el Hospital Clínico Universitario.

 

Para el momento de la redacción de este artículo, el “Coronavirus COVID-19 Global Cases by the Center for Systems Science and Engineering (CSSE) at Johns Hopkins University (JHU)” reporta más de 330.000 casos positivos para SARS-CoV 2 a lo largo de 192 de los 197 países del mundo.

Síntomas

La enfermedad por coronavirus es una enfermedad infecciosa provocada por el virus SARS-CoV-2.

La mayoría de las personas que padecen COVID‑19 sufren síntomas de intensidad leve a moderada y se recuperan sin necesidad de tratamientos especiales. Sin embargo, algunas personas desarrollan casos graves y necesitan atención médica.

 

Puedes contagiarte de COVID‑19 si respiras cerca de una persona infectada o si tocas una superficie contaminada y, seguidamente, te tocas los ojos, la nariz o la boca. El virus se propaga más fácilmente en espacios interiores o en aglomeraciones de personas.

 

La COVID-19 afecta de distintas maneras en función de cada persona. La mayoría de las personas que se contagian presentan síntomas de intensidad leve o moderada, y se recuperan sin necesidad de hospitalización.

 

Los síntomas más habituales son los siguientes:

-Fiebre

-Tos

-Cansancio

-Pérdida del gusto o del olfato

-Dolor de garganta

-Dolor de cabeza

-Molestias y dolores

-Diarrea

-Erupción cutánea o pérdida del color de los dedos de   las manos o los pies

-Ojos rojos o irritados

 

La enfermedad por coronavirus (COVID‑19) es una enfermedad infecciosa provocada por el virus SARS-CoV-2.

La mayoría de las personas que padecen COVID‑19 sufren síntomas de intensidad leve a moderada y se recuperan sin necesidad de tratamientos especiales. Sin embargo, algunas personas desarrollan casos graves y necesitan atención médica.

 

El virus puede propagarse desde la boca o la nariz de una persona infectada en forma de pequeñas partículas líquidas que expulsa cuando tose, estornuda, habla, canta o respira. Estas partículas pueden ser desde pequeños aerosoles hasta gotitas respiratorias más grandes.

 

Puedes contagiarte de COVID‑19 si respiras cerca de una persona infectada o si tocas una superficie contaminada y, seguidamente, te tocas los ojos, la nariz o la boca. El virus se propaga más fácilmente en espacios interiores o en aglomeraciones de personas.

 

Remedios caseros. Verdad o mito

 Actualmente el coronavirus se ha convertido en el tema principal a nivel mundial, pues ha causado más de 1 millón de muertes y registra casi 41 millones de contagios al momento en el que este artículo es escrito. Si bien hay proyectos en marcha para encontrar la cura a esta enfermedad aún no se ha descubierto cómo combatirla o prevenirla efectivamente.

Frente a esto muchas personas con conocimiento empíricos para combatir enfermedades comunes con elementos caseros, han propuesto muchas combinaciones que ayudarían a combatir esta enfermedad. Sin embargo, estos intentos no tienen ninguna base científica y muchas veces podrían empeorar la salud de los infectados.

 

A continuación, presentamos algunos de los “remedios caseros” que se han popularizado y explicamos por qué no tienen efectividad frente al coronavirus.

 

¿Qué es considerado un remedio casero?

 

Un remedio casero es un producto o combinación de productos naturales que resultan reconfortantes para nuestro organismo cuando son ingeridos. Estas preparaciones contienen productos que consumimos comúnmente como podrían  ser ajos, naranjas, kion o bicarbonato combinados con plantas, flores, etc.

 

Estas preparaciones caseras no tienen un efecto probado en el caso del coronavirus. Menos aún, el uso de fuentes de calor como el de las secadoras en las vías nasales ayudaría a modificar la temperatura corporal de los seres humanos.

 

¿Cómo se determina la efectividad de un remedio casero?

 

La efectividad de los remedios caseros se determina en la medida que produzca alivio en la persona al momento de consumirlos. Si bien muchos productos naturales podrían causar este efecto en nuestro organismo, aún no existe prueba científica que asocie la ingesta de los llamados remedios caseros con la prevención o mejoría de los pacientes con COVID-19.

 

 

Los remedios mas difundidos y la postura de la OMS

 

Algunos de los remedios caseros más difundidos en la pandemia y la postura de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre ellos.

 

Beber etanol o lejía NO previene ni cura la COVID-19.

 Según indica la OMS en su página web, el metanol, el etanol y la lejía son sustancias tóxicas y beberlas puede provocar discapacidad o incluso la muerte. Su ingesta no solo destruye virus que podrían estar presentes en el organismo, sino que también daña los tejidos y órganos internos.

 

Estas sustancias nunca deben beberse o podrían causar daños graves en nuestro cuerpo. Asimismo, la Dra. María del Carmen Gastañaga, especialista en salud y gestión ambiental del Instituto Nacional de Salud del Ministerio de Salud (Minsa) sostiene que “no hay remedios para el coronavirus”. Por lo tanto, el uso de elementos caseros como ajos, lejía, plantas, flores o prácticas como bañarse en agua caliente o usar fuentes de calor como secadoras en las vías respiratorias no ayudarán a prevenir o curar la COVID-19.

 

Para protegerse contra el coronavirus, desinfecte los objetos y superficies con lejía diluida o alcohol, especialmente los que toque a menudo.

 

Exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25° NO previene la enfermedad por coronavirus.

 

La OMS sostiene que se puede contraer la COVID-19, por muy soleado o cálido que sea el clima. Se han notificado casos de COVID-19 en países cálidos.

Menos aún, como se indica en la página web del Ministerio de Salud, el uso de calores fuertes como el de las secadoras en las vías nasales ayuda a modificar la temperatura corporal de los seres humanos.

 

Bañarse en agua caliente NO previene la infección por el nuevo coronavirus

 

La OMS menciona que está demostrado que bañarse en agua caliente no proporciona ninguna protección contra la COVID-19. Independientemente de la temperatura del agua de la bañera o la ducha, la temperatura corporal continuará siendo de 36,5 °C a 37 °C.

Según indica la Dra.  María del Carmen Gastañaga en la página del Ministerio de Salud, el calor húmedo que aportan los baños de vapor al inhalarse después de hervir unos minutos y alcanzar una temperatura de 45 grados, solo ayudaría a la fluidez de la mucosidad, a relajar los nervios o a limpiar la piel de algunas impurezas.

 

Comer ajo NO protege  del coronavirus

 El ajo es un alimento saludable y tiene propiedades antimicrobianas. Sin embargo, la OMS sostiene que no hay pruebas que confirmen que comer ajo proteja contra el virus o tenga acción contra la enfermedad.

 

A pesar de esto, lo que sí es recomendable es mantener nuestro sistema inmunológico equilibrado. Esto lo podemos conseguir alimentándonos sanamente y llevando una dieta balanceada, supervisada por un nutricionista.

La Dra. Gastañaga, especialista de la INS, afirma que si bien el uso de productos naturales puede aportar efectos reconfortantes al organismo, no hay evidencia científica actual que confirme que utilizarlos de una u otra forma, reduzcan el riesgo de contagio del covid-19.

 

Realidad.

 Es nuestro deber estar correctamente informados y desconfiar de “atajos” para prevenir esta enfermedad tan compleja y desconocida aún.

 

Las medidas de prevención que sí están demostradas son el uso de mascarillas, el distanciamiento social, el lavado de manos y la desinfección de alimentos y productos que ingresen a nuestros hogares.

Objetivo

Dar a conocer los beneficios, verdades o mitos de los remedio caseros para prevenir el COVID – 19

Justificación

Elegimos este tema porque queremos dar a conocer a la comunidad educativa si los remedios caseros pueden ayudar a prevenir el COVID-19 o algún otro tipo de enfermedades respiratorias. Varios tratamientos caseros pueden ayudar a controlar los síntomas de COVID-19. Estos tratamientos no curan la enfermedad, pero pueden hacer que la persona se sienta más cómoda. Un profesional de salud puede aconsejar a una persona cómo tratar sus síntomas. Sin embargo, los CDC recomiendan:

  • Descansar mucho
  • Mantenerse hidratado
  • Tomar analgésicos de venta libre siempre y cuando estén recetados por un médico

Es muy importante identificar las noticias o mitos sobre enfermedades que aun estamos conociendo, el dejarse llevar por este tipo de información puede ocasionar incluso la muerte cuando no se tiene el diagnóstico, seguimiento y tratamiento adecuado, correcto e indicado por un médico.

Hipótesis

Si damos a conocer los beneficios, verdades o mitos a la comunidad educativa sobre algunos remedios caseros para el COVID-19, entonces estemos más informados sobre esta enfermedad.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  • Herramientas de Google
  • Internet
  • Artículos de investigación
  • Información de fuentes fidedignas.

Procedimiento.

  1. Realizamos una búsqueda en diferentes fuentes de información fidedignas.
  2. Se realizó la búsqueda de estadísticas sobre la enfermedad.
  3. Redacción de una entrevista para un médico.
  4. Se realizó la entrevista a un médico.

Galería Método

Resultados

A continuación presentamos la entrevista al doctor Ricardo Velázquez y el link de ésta:

https://drive.google.com/file/d/1pVjUMR0vhFLyxcafuDjn5Khuzr1MbbDN/view?usp=sharing

  ¿Qué es el covid-19?

El covid-19 es el término que se le dio a la enfermedad ocasionada por el virus del sars cov 2, en realidad el covid es la clasificación internacional de enfermedad que se le dio, que prácticamente abarca varios aspectos.

¿Cuál es su origen?

Su origen es a partir de una zoonosis, es decir un virus o un microorganismos que pasa entre especies y va adquiriendo ciertas características hasta que regresa nuevamente al origen de la especie que lo generó y provoca una enfermedad.

¿Qué tratamientos se recomiendan que sean alópatas y homeópatas?
Como tal tratamiento homeopático pues no hay ninguno autorizado, sin embargo alópata depende del cuadro clínico que el paciente presente, siempre que sea cuadro leve nos vamos a basar simplemente en tratar de controlar los síntomas, cuando avanza a un cuadro moderado ahí es tratamiento es un poco más agresivo y es para impedir que la pulmonía viral avance y que si no la detenemos va avanzar a un cuadro grave o un cuadro severo, en general el tratamiento de un cuadro leve que es lo que comúnmente vemos es sintomático

¿Existen remedios caseros?
Como tal no existen remedios caseros, no hay, de hecho ni siquiera había remedios farmacológicos hasta apenas 8 meses que se autorizaron en medicamentos, pero no hay como tal remedios caseros

¿Qué vitaminas puedo tomar para prevenir el covid?

Hay ciertas vitaminas, antes se creía que los resfriados lo podíamos controlar con vitamina C, pero últimamente salió un estudio en el que se vio que todos los pacientes que avanzaban un cuadro moderado, grave, severo tenían una deficiencia o incluso insuficiencia de vitamina D y salió otros estudios que apoyaban que en tal vitamina D disminuye  el número de resfriados si tenias 3 o 4 al año o a 1 a 2, entonces la vitamina D es la que más nos puede ayudar en ciertos casos

¿Usted recomienda métodos caseros?
Solo para controlar síntomas al final del día los medicamentos que son tratamientos farmacológicos surgen de la herbolaria y la herbolaria se basa mucho en tes entonces mientras un té te ayude a contener la tos yo creo q son adecuados.

¿A cuáles síntomas de la enfermedad covid debo prestar mayor atención?

Como los síntomas son muy variados, el 80% de la población se va a basar en un cuadro leve que es una gripe, dolor de cabeza, ojos rojos, tos, etc. esos son síntomas comunes y dependiendo de si avanza o no la enfermedad del cuadro a cuadro los que más importantes o los que debes de poner mayor atención es tu oxigenación que no sea menor a 93, que no tengas dificultad para respirar o que la fiebre no se mayor a 98° a pesar de estar con un tratamiento sintomático.

¿Recomienda atención médica en caso de síntomas?


Si, se recomienda absolutamente atención, porque muchas veces aunque sea un cuadro leve hay quien ya se empieza a inyectar antibiótico que ni siquiera sirve, entonces sí se sugiere que se visite al médico en caso de.

¿Qué síntomas se deben de presentar una cita médica y para considerar la hospitalización?

Para considerar una cita médica desde tu cuadro leve, se considera que debes ir a una consulta médica, incluso si eres un caso, que nosotros llamamos casó “contacto”, es el hecho que tú convives con una persona infectada tendrías la obligación de ir al medico y realizarte por lo menos una prueba, para una hospitalización ya es más severo porque quiere decir que el virus no solo se quedo en una gripa y viajó a tus pulmones creció y te esta causando un pulmonía viral y desde ese momento en el que tu ya presentes la saturación por debajo del 93 pero aqui en mexico menor de 90 y dificultad respiratoria es pase directo a hospitalización

¿Usted cree que el covid se puede curar con métodos caseros, porque?

No, no se puede, se puede controlar una enfermedad pero avanzando cuadros graves, moderados, severos no existe un método que lo pueda controlar

¿Cuáles son algunas secuelas del covid?

De secuelas tenemos muchísimas, desde secuelas en la piel, a nivel respiratorio, a nivel neurológico, a nivel de sangre pero al más común es la caída del cabello, piel reseca, falta de memoria a corto plazo y la trombosis que puede llegar a generar en los miembro inferiores, y una mas importantes la causa de diabetes.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Al finalizar nuestra investigación, podemos concluir que no existen remedios caseros para prevenir el COVID-19 que estén aprobados por la Organización Mundial de la Salud, sin embargo lo que podemos hacer es tomar vitamina C y D para fortalecer nuestro sistema inmune y prevenir enfermedades respiratorias. En caso de tener algunos síntomas de este virus podemos tomar algunos tés que nos ayudaran a disminuir algunas molestias, pero siempre es importante acudir al médico ante cualquier síntoma para que inicie un tratamiento adecuado. No dejarnos llevar por información que no esté comprobada y verificada por personal de la salud, pero lo mejor que podemos hacer es la prevención siguiendo las medidas de bioseguridad como el uso del cubrebocas, el lavado constante de manos, uso de gel antibacterial, desinfección de artículos entre otras.

Bibliografía

Sebastian Iglesias-Osores. (2020). Percepción y conocimiento sobre COVID-19: Una caracterización a través de encuestas. 2022, de Revista del Cuerpo Médico Hospital Nacional Almanzor Aguinaga Asenjo Sitio web: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S2227-47312020000400356&script=sci_arttext

Secretaría de Prevención y promoción de la Salud. (Mayo 2022). Información sobre Covid-19. 2022, de Gobierno de Mexico Sitio web: https://coronavirus.gob.mx/

 

Departamento de Salud y Servicios Humanos. (Marzo 2022). Síntomas del COVID-19. 2022, de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades Sitio web: https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/symptoms-testing/symptoms.html

 

OMS. (2022). Brote de enfermedad por coronavirus (COVID-19). 2022, de Organización Mundial de la Salud Sitio web: https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019

 

Gobierno del Estado de México. (2022). Medidas de prevención covid. 2022, de Gobierno del Estado de México Sitio web: https://salud.edomex.gob.mx/salud/medidas_prevencion

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography