Divulgación y enseñanza de la ciencia

PJ-DC-167-LB Covid en los animales

Salud y Bienestar
Educación de calidad

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 2] Nicole Ortiz Martínez[Copán], Iker Xavier Campero González[Copán], Cesar Ayoria Varela Hernandez[Copán]

Resumen

En el mes de diciembre del 2019 China notificó a la OMS varios casos de neumonía de origen desconocido en Wuhan, Una semana después, el 11 de marzo de 2020, se determinó que estos casos fueron causados ​​por un nuevo coronavirus y el 30 de enero del 2020 es declarada pandemia por lo que cambió todas nuestras actividades, tuvimos que quedarnos en casa, comenzar el uso de un cubrebocas, evitar el contacto con la gente y muchas otras medidas de seguridad y todo para evitar el contagio, pero aun estamos aprendiendo sobre este virus; en ese momento nos ocupamos por no contágianos entre personas pero nunca consideramos la posibilidad de contagiar a nuestras mascotas ya que aunque no se han realizado muchos estudios (por que todo es nuevo) en algunas situaciones, las personas pueden transmitir el virus a los animales, especialmente durante el contacto cercano. Por ejemplo, de acuerdo con la página Ciencias en la Vida, en Estados Unidos se detectaron casos de Covid – 19 en visones que son animales silvestres, pero aun no se sabe como fue el contagio por lo que nos falta mucho por saber e investigar. Es por esto que queremos conocer más sobre el covid 19 para prevenir la enfermedad y no solo para nosotros sino también cuidar a los animales ellos forman parte de nuestra vida y de nuestra familia. Dar una información clara y precisa y a la vez estar bien informados en el tema ayuda a prevenir.

 

Documento Covid en los animales

Lonas Covid en los animales

Pregunta de Investigación

¿Cuáles son las formas de contagio, consecuencias y tratamientos para animales contagiados de Covid - 19?

Planteamiento del Problema

Buscar e investigar a fondo sobre el Covid-19 en los animales y ver cómo podemos ayudar a cómo se pueden curar o a crear una vacuna.

 

Durante esta pandemia se han dado a conocer casos de covid en animales, el 4 de marzo del 2020 National Geographic publicó  un caso que no solo le da esta enfermedad a las personas sino también a los animales y al igual que a las personas los perros requieren de cuarentena.

 

De acuerdo con con la información de la página CDC podemos saber que: hay notificaciones de animales infectados por el SARS-CoV-2 documentados en todo el mundo. Muchos de estos animales se infectaron después de entrar en contacto con personas con COVID-19, como sus dueños, cuidadores u otras personas con las que tuvieron contacto cercano. Todavía no sabemos si todos los animales se pueden infectar.

 

 

Antecedentes

El Covid-19 es una familia de virus que causan enfermedades desde un resfriado común hasta otras más graves, que circulan entre los animales y los humanos, el SARS-COV 2 apareció en china en 2019-2020 y provocando a la enfermedad Covid-19 que se extendió por todo el mundo y es declarada una Pandemia Global por la Organización Mundial De La Salud.

Covid – 19

 Es un virus que surgió en China de un murciélago de Wuhan es tan solo uno de los múltiples rumores sobre el COVID19 y que ha llevado uno de los focos de preocupación hacia los animales. Los datos de su secuencia genética muestran que el COVID-19 es un pariente cercano de otro coronavirus que se halló en poblaciones del Rhinolophus o murciélago de herradura y, según afirma la Organización Mundial de Salud Animal, existe la posibilidad de que en la transmisión al humano se haya visto implicado un huésped intermediario.«Después de que el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación tomará medidas proactivas y de prevención para establecer una cuarentena para los animales de las personas diagnosticadas con el COVID19, encontraron una leve carga viral en el hocico y la boca de un pequeño perro sano esa Barrs, catedrática de salud y enfermedad de animales de compañía del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong De 17 años», afirmó en un videocomunicado Van.

 

Es un virus que solía ser contagioso y causar deformaciones y de vez en cuando causar hasta la muerto, En 1980 se creó la viruela de origen natural en todo el mundo, los síntomas eran gripe y algunos con salpullido que aparecen en el rostro las manos y antebrazos y hasta el tronco, no había una tratamiento ni una cura para la viruela, sólo una vacuna podría evitar que se infectaran aunque también tiene riesgos secundarios demasiado altos pero para las que tenían el virus tienen bajas posibilidades de los riesgos secundarios.

 

El 31 de diciembre de 2019, China notificó a la OMS varios casos de neumonía de origen desconocido en Wuhan, en la provincia de Hubei. Una semana después, el 7 de enero, se determinó que estos casos fueron causados ​​por un nuevo coronavirus. El virus se propagó muy rápidamente, primero dentro de Wuhan y la provincia de Hubei, luego al resto de China. A finales de enero, China ya tenía casi 10.000 casos confirmados de COVID-19, la enfermedad causada por el coronavirus. A fines de febrero, tenía casi 80.000.

 

Pero ¿cómo se expandió COVID-19 fuera de China? El primer caso se confirmó en Tailandia el 13 de enero, y otros casos fueron notificados poco después en Corea y Taiwán. En las Américas, el coronavirus llegó a los EE.UU. el 15 de enero de 2020, cuando un hombre que había visitado Wuhan regresó a su hogar en el estado de Washington y dio positivo el 20 de enero. En Europa, el coronavirus llegó a través de Francia, cuyos dos primeros casos fueron confirmados el 22 de enero. Italia, el país más afectado en términos de pérdida de vidas, informó su primer caso el 31 de enero. Desde entonces el virus se ha propagado como reguero de pólvora. ¿Con qué rapidez se propagó? El siguiente gráfico muestra la evolución de los casos confirmados día a día para los 15 países con las cifras más altas, aparte de China.

 

El primer caso confirmado se informó en Brasil el 26 de febrero. Esto significa que el virus llegó a nuestras costas (o al menos fue identificado) más de un mes después de haber llegado a Europa y Estados Unidos. Este retraso es una bendición, ya que brinda a las autoridades gubernamentales, así como a la población, más tiempo para tomar medidas para enfrentar el virus, y estar preparados para lo que está por venir.

Si bien la gente ha tendido a centrarse en casos confirmados al observar la propagación de COVID-19, hay razones para pensar que esta medida subestima el número de infectados de manera importante. Además, el grado en que se subestiman los infectados dependerá de una serie de factores que varían de país a país, así como de algunos que varían a lo largo del tiempo. La disponibilidad de pruebas es un determinante obvio de los casos confirmados. Si un país tiene kits de prueba limitados, estará subestimando el número de casos. A medida que se desplieguen más kits de prueba, el número de casos confirmados puede aumentar rápidamente. Las muertes relacionadas con COVID-19, por otro lado, se miden con mayor precisión. A continuación se muestra la evolución de muertes relacionadas con COVID-19 en el mundo, así como en América Latina.

 

De acuerdo a National Geographic se dió a conocer un caso de covid en los animales en el Departamento de Agricultura, Pesca y Conservación del país de Hong Kong se emitió una declaración el 4 de marzo, tras diversas pruebas positivas.

 

Cuando se declara pandemia

 “La OMS ha estado evaluando este brote durante todo el día y estamos profundamente preocupados tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad, como por los niveles alarmantes de inacción. Por lo tanto, hemos evaluado que COVID-19 puede caracterizarse como una pandemia”, afirmó.

 

El Director general de la OMS consideró que “pandemia no es una palabra para usar a la ligera o descuidadamente. Es una palabra que, si se usa incorrectamente, puede causar un miedo irrazonable o una aceptación injustificada de que la lucha ha terminado, lo que lleva a un sufrimiento y muerte innecesarios”.

 

Indicó que “describir la situación como una pandemia no cambia la evaluación de la OMS de la amenaza que representa este virus. No cambia lo que está haciendo la OMS, y no cambia lo que los países deberían hacer”. En estos momentos hay más de 118.000 casos en 114 países, y 4291 personas han perdido la vida.

 

“Nunca antes habíamos visto una pandemia provocada por un coronavirus. Y nunca antes hemos visto una pandemia que pueda ser controlada, al mismo tiempo”, manifestó.

 

La epidemia de COVID-19 fue declarada por la OMS una emergencia de salud pública de preocupación internacional el 30 de enero de 2020. La caracterización ahora de pandemia significa que la epidemia se ha extendido por varios países, continentes o todo el mundo, y que afecta a un gran número de personas.

El 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud calificó como pandemia el brote de coronavirus COVID-19, por la cantidad de casos de contagio y de países involucrados, y emitió una serie de recomendaciones para su control.

OTRAS PANDEMIAS EN EL MUNDO.

Actualmente se ha detectado casa de una nueva cepa del covid 19.

Ómicron: numerosos países de Europa detectan la nueva variante del coronavirus identificada en Sudáfrica. Ómicron, identificada en Sudáfrica el miércoles y clasificada el viernes como “una variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud, ya fue detectada en varios países de Europa.

 

Peste negra es una de las más fuertes epidemias según national geographic

Históricamente se la conoció como “la peste negra”, en referencia a que causa gangrena en ciertas partes del cuerpo, como los dedos de las manos y los pies, que terminan totalmente ennegrecidas.

Se estima que la epidemia de dicha enfermedad causó la muerte de cerca de un cuarto de la población europea en el siglo XIV.

De acuerdo a la OMS, una persona puede llegar a desarrollar la enfermedad entre dos y seis días después de infectarse.

Además de los bubones o ganglios linfáticos inflamados, que pueden ser del tamaño del huevo de una gallina, otros síntomas incluyen fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y dolor en el cuerpo.

 

La enfermedad también puede afectar a los pulmones y causar tos, dolor en el pecho y dificultad para respirar.

La bacteria que la causa también puede entrar en el torrente sanguíneo y producir una condición conocida como septicemia o sepsis, que es lo que puede afectar los tejidos y los órganos y finalmente causar la muerte.

 La peste negra era ya y sigue siendo, pues hay brotes activos en la actualidad una vieja conocida cuando la humanidad vivió el peor brote de esta enfermedad a mediados del siglo XIV . Los números que dejó tras de sí esta epidemia son estremecedores. Por ejemplo, según los datos que manejan los historiadores, la península Ibérica habría perdido entre el 60 y 65% de la población, y en la región italiana de la Toscana entre el 50 y el 60%. La población europea pasó de 80 a 30 millones de personas.

Sin embargo, el mal jamás se volvió a manifestar con la virulencia de 1346-1353, cuando impregnó la conciencia y la conducta de las gentes, lo que no es de extrañar. Por entonces había otras enfermedades endémicas que azotaban constantemente a la población, como la disentería, la gripe, el sarampión y la lepra, la más temida.

Para los humanos, es posible infectarse por las siguientes vías:

  • Por picaduras de pulgas infectadas
  • Al tocar animales infectados como ratas y ratones
  • Al entrar en contacto con gotas de saliva de personas o animales infectados

 

El cuerpo de una persona que haya muerto debido a este mal también puede infectar a otras personas, por ejemplo a aquellos que lo preparan para el entierro.

Asimismo, la bacteria puede entrar al cuerpo por una herida en la piel, si existe contacto con la sangre de un animal infectado.

 

La gripe asiática

La pandemia de gripe de 1957-1958, también conocida como gripe asiática, fue una pandemia de gripe causada por un brote de Influenza Virus A H2N2 que se inició en China. Tuvo una alta mortalidad, con estimaciones de alrededor de 1–4 millones de personas fallecidas por causa de la pandemia, lo que la convierte en una de las pandemias más mortíferas de la historia.

La pandemia de gripe asiática de 1957 fue causada por un virus A (H2N2), menos virulento que el del 1918. Además los sistemas de salud estaban mejor preparados para afrontarla, se disponía de antibióticos para tratar complicaciones bacterianas y ya se producían vacunas. La morbilidad de la gripe asiática fue muy elevada pero su letalidad afortunadamente muy baja, inferior al 0,1%. La distribución etaria de los casos y el hallazgo de anticuerpos en suero de personas mayores de 70 años obtenidos antes de la epidemia, permiten suponer que virus similares al asiático circularon a finales del siglo XIX, presumiblemente antes de la pandemia de 1889. Desde 1957 hasta 1968 circularon virus A (H2N2).

 

La epidemia se reportó por primera vez en la provincia de Yunán, en el sureste de China, producto de la mutación de un virus común en patos silvestres que se cruzó con una cepa que afecta a los humanos, en febrero de 1957. Alcanzó Hong Kong en abril, y se expandió rápidamente hacia Singapur, Taiwán y Japón en cuestión de dos meses. Las ciudades costeras de los Estados Unidos sufrieron sus consecuencias en verano. De Asiá se extendió a la India y a Australia… En España entró por el norte del país, infectando a un tercio de sus habitantes.

Como explica Santiago Grisolía en su libro «La gripe aviaria: un reto de salud pública», la pandemia afectó especialmente a niños, escolares, adolescentes y adultos jóvenes, coincidiendo con el efecto de agrupamiento de la etapa escolar tras ese primer verano. De ahí que se registrara uno de los picos más pronunciados de la epidemia en octubre de 1957. Entre enero y febrero de 1958, se produjo una segunda oleada pandémica que repercutió sobre todo en adultos.

 

Según señala Santiago Grisolía, el virus responsable de esta pandemia «no provenía de ningún subtipo anteriormente identificado, sino de un reagrupamiento de genes entre virus gripales humanos y procedentes de distintas especies de aves». Se considera que el proceso para la reagrupación de genes tuvo probablemente como soporte biológico a los cerdos, «población animal altamente susceptible a la infección por virus gripales». La aparición de un nuevo subtipo de virus encontró gran facilidad para su difusión debido a que la mayoría de la población no presentaba inmunidad frente a la variante.

 

VIRUELA

 El llamado virus variola, cuya afectación en los seres humanos es conocida desde hace por lo menos 10.000 años, es el causante de la enfermedad conocida como viruela. Su nombre hace referencia a las pústulas que aparecían en la piel de quien la sufría. Era una enfermedad grave y extremadamente contagiosa que diezmó la población mundial desde su aparición, llegando a tener tasas de mortalidad de hasta el 30%. Se expandió masivamente en el nuevo mundo cuando los conquistadores empezaron a cruzar el océano afectando de manera terrible una población con defensas muy bajas frente a nuevas enfermedades, y en Europa tuvo un periodo de expansión dramático durante el siglo XVIII, infectando y desfigurando a millones de personas. Afortunadamente, es una de las dos únicas enfermedades que el ser humano ha conseguido erradicar mediante la vacunación. Precisamente, fue luchando contra esta enfermedad cuando se descubrió la primera vacuna. Primero, lady Montagu hizo unas observaciones claves en Turquía y, casi 100 años más tarde, Edward Jenner probó científicamente su eficacia. En 1977 se registró el último caso de contagio del virus, que desde entonces se considera extinguido.

La pandemia de COVID-19 es esencialmente una enfermedad zoonótica. En este contexto, a principios de 2020, la transmisión de humanos a ciertos animales comenzó a reportarse; el número de estudios ha crecido desde entonces. Estimar la prevalencia combinada de la infección natural por SARS-CoV-2 en animales y determinar las diferencias en la prevalencia entre países, años, tipos de animales y métodos de diagnóstico (RT-PCR o pruebas serológicas)

 

Actualmente lidiamos con las mismas situaciones de no haber tratamiento específico para este nuevo virus, los tratamientos siguen siendo experimentales al igual que en pacientes humanos, se trata de manera sintomática, es decir, con la aparición de los síntomas o en caso de los animales su sinología, viéndose más afectado el aparato respiratorio.

 

Durante los años 2020 y la mitad de 2021, reportes de casos relevantes, series de casos y estudios de prevalencia han evaluado la infección natural por SARS-CoV-2 en diferentes animales, particularmente felinos, caninos y Mustelidae; buscando infección especialmente como consecuencia del contacto con seres humanos con COVID-19

 

Como se sospechaba, el SARS-CoV-2 puede saltar o extenderse a nuevas especies animales en medio de la pandemia actual. Además, muchos animales expuestos han sido infectados con el SARS-CoV-2 de humanos, lo que ha provocado enfermedades y la muerte.

Hay notificaciones de animales infectados por el SARS-CoV-2 documentados en todo el mundo. Muchos de estos animales se infectaron después de entrar en contacto con personas con COVID-19, como sus dueños, cuidadores u otras personas con las que tuvieron contacto cercano. Todavía no sabemos si todos los animales se pueden infectar. Entre los animales infectados a nivel mundial se encuentran:

  • Animales de compañía, incluidos gatos y perros domésticos, hámsteres y hurones.
  • Animales en zoológicos y reservas, incluidos varios tipos de felinos grandes (p. ej., leones, tigres, leopardos de las nieves), nutrias y primates no humanos, un binturong, un coatimundis, un gato pescador, hienas, hipopótamos y manatíes.
  • Visones de criadero.
  • Vida silvestre, incluidos venados de cola blanca, ciervo mulo, tití de cola negra, oso hormiguero gigante y visón silvestre cerca de criaderos de visones.

Se han notificado infecciones por SARS-CoV-2 en visones de criadero en diferentes países.

En los Estados Unidos, se han observado enfermedades respiratorios y aumentos de muertes de visones en los criaderos de visones más afectados. Sin embargo, algunos visones infectados también pueden parecer sanos. Es probable que trabajadores infectados hayan transmitido el SARS-CoV-2 a los visones en los criaderos, y luego el virus comenzó a propagarse entre los visones. Una vez que el virus se introduce en un criadero, la propagación puede darse entre visones, así como de visones a otros animales del criadero, como perros o gatos. Un visón silvestre y uno encontrado cerca de criaderos afectados en Utah y Oregón resultaron infectados por el SARS-CoV-2.

 

Si bien no hay evidencia de que los visones tengan un papel significativo en la transmisión del SARS-CoV-2 a las personas, existe la posibilidad de que los visones transmitan el SARS-CoV-2 a las personas y a otros animales en los criaderos de visones. Se han notificado casos de transmisión del SARS-CoV-2 de visones a seres humanos en Países Bajos, Dinamarca y Polonia, y hay datos recientes que sugieren que podría haber habido casos en los Estados Unidos.

 

Según las investigaciones, se produjeron infecciones entre los visones de un criadero de Michigan y una pequeña cantidad de personas se infectaron por SARS-CoV-2 que contenía mutaciones (cambios en el material genético del virus) específicas del virus en visones. Esto sugiere que podría haber existido transmisión de visones a seres humanos.

 

Haber encontrado estas mutaciones en visones en el criadero de Michigan no es inesperado, porque se han observado antes en visones de criaderos en los Países Bajos y Dinamarca, y también en personas vinculadas a criaderos de todo el mundo.

 

Para confirmar la transmisión del SARS-CoV-2 de visones a personas, los funcionarios de salud pública necesitarían más información epidemiológica y genética acerca del virus en los visones, los trabajadores de los criaderos de visones y las comunidades circundantes.

 

Estos resultados resaltan la importancia de estudiar de manera rutinaria el material genético del SARS-CoV-2 en poblaciones animales susceptibles, como los visones, así como en las personas.

 

Se han realizado muchos estudios para obtener más información acerca de cómo este virus puede afectar a diferentes animales. Estos hallazgos se basaron en una cantidad pequeña de animales y no indican si los animales pueden propagar la infección a las personas.

 

Según las últimas investigaciones experimentales, muchos mamíferos, incluidos gatos, perros, ratones de campo, hurones, murciélagos de la fruta, hámsteres, visones, cerdos, conejos, mapaches, tupayas y venados de cola blanca, pueden infectarse por el virus. Los gatos, hurones, murciélagos de la fruta, hámsteres, mapaches y venados de cola blanca además pueden transmitir la infección a otros animales de la misma especie en entornos de laboratorio.

 

Una serie de estudios ha investigado a los primates no humanos como modelos para infecciones en seres humanos. Los macacos Rhesus, macacos cynomolgus, papiones, cercopitectos verdes y monos tití comunes pueden infectarse por SARS-CoV-2 y enfermarse en entornos de laboratorio. Hay alguna evidencia que sugiere que los ratones de laboratorio, que no pudieron ser infectados por las cepas originales del SARS-CoV-2, pueden infectarse por las variantes nuevas del virus.

 

Los pollos y patos no parecen infectarse ni propagar la infección, con base en los resultados de los estudios.

Desde el comienzo de la pandemia, los CDC han encabezado iniciativas para mejorar nuestra comprensión de la forma en que el SARS-CoV-2 afecta a los animales y cómo podría propagarse el virus entre las personas y los animales. Los CDC también han trabajado para mejorar la coordinación entre los socios estatales, federales y otros socios de One Health.

Los CDC encabezan la coordinación de la iniciativa federal interagencias One Health en el marco del COVID-19 (OH-FICC, por sus siglas en inglés), que reúne a representantes de salud pública, salud animal y salud ambiental de más de 20 agencias federales para trabajar en forma conjunta e intercambiar información en relación con los aspectos One Health del COVID-19. Por ejemplo, el grupo investiga y crea guías acerca de la relación entre personas y mascotas, vida silvestre, animales de zoológico y ganado vacuno; diagnóstico y pruebas de detección en animales y cuestiones de salud ambiental relevantes en relación con el COVID-19.

 

  • Los CDC encabezan la llamada de actualización estatal-federal de One Health en la que los socios locales, estatales, tribales y territoriales se ponen en contacto con integrantes de la OH-FICC.
  • Los CDC, el USDA y los funcionarios de salud pública y salud animal estatales están coordinando junto a socios académicos en algunos estados para implementar la vigilancia activa (pruebas de detección proactivas) del SARS-CoV-2 en mascotas, incluidos gatos, perros y otros mamíferos pequeños, que tuvieron contacto con una persona con COVID-19.
  • Los CDC enviaron equipos de One Health a diferentes estados en apoyo de los departamentos de salud y agricultura estatales y locales, los socios federales y otras partes interesadas que realizan investigaciones en criaderos para detectar el SARS-CoV-2 en personas, visones y otros animales (domésticos y silvestres). Los equipos obtuvieron muestras de animales de criadero y de personas que trabajan en los criaderos y en las comunidades vecinas.

Objetivo

Dar a conocer la información de casos de Covid-19 en animales.

Justificación

Todavía estamos aprendiendo sobre este virus; en algunas situaciones, las personas pueden transmitir el virus a los animales, especialmente durante el contacto cercano. Se necesitan más estudios para comprender si los diferentes animales podrían verse afectados por el virus y de qué manera, y el papel que pueden desempeñar los animales en la propagación del SARS-CoV-2 a otros animales y personas.

Queremos investigar más sobre el covid 19 para prevenir una enfermedad y cuidar a los animales porque no solo se les da a las personas si no igual a los animales, para tener información por si le llegara a pasar a alguna mascota el dueño y nosotros estemos informados. Y así poder dar los cuidados necesarios hacia el animal. Dar una información clara y precisa y a la vez estar bien informados en el tema para tener la prevención por si se llega a vivir esa situación

Hipótesis

Si damos a conocer las formas de contagio, consecuencias y tratamientos  sobre casos de covid-19 en animales entonces se podrá prevenir esta enfermedad.

Método (materiales y procedimiento)

Método.

  • Herramientas de Google
  • Páginas de Internet
  • Entrevista para veterinario
  • Videos

Procedimiento.

  1. Se buscó información en fuentes fidedignas sobre el covid – 19.
  2. Se buscó información en fuentes fidedignas sobre diferentes pandemias que se han producido
  3. Se buscó información en fuentes fidedignas sobre el covid en animales
  4. Se redactó una entrevista
  5. Se entrevistó al Veterinario Mario Vázquez

Galería Método

Resultados

Se realizó una entrevista a un veterinario el Médico Veterinario Zootecnologo Mario Vázquez y nos comentó lo siguiente:

 

¿Qué les afecta y por qué?

 

La presentación clínica en animales domésticos y el resultado de los animales son notables. En estudios moleculares y serológicos, más del 41% de los animales presentaron hallazgos clínicos. Una revisión reciente centrada en los resultados clínicos también concluyó, especialmente en felinos, que los signos clínicos que desarrollaron tuvieron una progresión similar a los que ocurren en humanos, lo que sugiere una relación entre el ciclo viral y los tejidos diana del virus en diferentes especies, lo cual es cierto. probablemente en ciertas especies. Además, los ciclos y tejidos diana parecen ser comparables entre diferentes especies

 

 

¿Cómo podemos ayudarlos?

 

Todavía estamos aprendiendo sobre este virus; en algunas situaciones, las personas pueden transmitir el virus a los animales, especialmente durante el contacto cercano. Se necesitan más estudios para comprender si los diferentes animales podrían verse afectados por el virus y de qué manera, y el papel que pueden desempeñar los animales en la propagación del SARS-CoV-2 a otros animales y personas.

 

Es importante una estrecha coordinación entre los funcionarios de salud estatales y locales y la comunidad veterinaria si se sospecha que un animal de compañía o la prueba es positiva para el SARS-CoV-2. Los animales que no requieren tratamiento o cuidado veterinario deben ser aislados y monitoreados por sus cuidadores en casa.

Tanto el veterinario de salud pública del estado como el funcionario de salud animal del estado deben estar informados de todos los animales que están siendo examinados para el SARS-CoV-2 dentro de su jurisdicción, especialmente los animales diagnosticados con la infección del SARS-CoV-2, para asegurar una respuesta oportuna y coordinada. esfuerzos cuando se indique.

 

Los funcionarios de salud pública y de salud animal deben colaborar utilizando el enfoque de “Una sola salud” para realizar investigaciones epidemiológicas en animales de compañía con infección por SARS-CoV-2. Se fomenta la coordinación y comunicación tempranas entre los socios estatales y federales de salud pública y animal.

 

¿Hay alguna vacuna?

Actualmente no se tiene información de alguna vacuna aprobada para aplicación en animales domésticos o silvestres

¿Cómo se podría crear la cura o la vacuna para los animales? ¿Y la vacuna de humanos los podrá ayudar?

El uso de vacunas para el uso humano no es eficaz para la inmunidad del virus en animales domésticos, ya que la fabricación de estas deberá ser específica para cada tipo de especie a proteger. Si bien es cierto que las vacunas típicamente se realizan a base de virus inactivados la vacuna actual usada en humanos es con el uso de ARN aún no se crean o no ha habido publicaciones o avisos a la comunidad veterinaria sobre la creación de estas vacunas para la fauna.

Galería Resultados

Discusión

Se realizó una entrevista a un veterinario el Médico Veterinario Zootecnologo Mario Vázquez y nos comentó lo siguiente:

 

¿Qué les afecta y por qué?

 

La presentación clínica en animales domésticos y el resultado de los animales son notables. En estudios moleculares y serológicos, más del 41% de los animales presentaron hallazgos clínicos. Una revisión reciente centrada en los resultados clínicos también concluyó, especialmente en felinos, que los signos clínicos que desarrollaron tuvieron una progresión similar a los que ocurren en humanos, lo que sugiere una relación entre el ciclo viral y los tejidos diana del virus en diferentes especies, lo cual es cierto. probablemente en ciertas especies. Además, los ciclos y tejidos diana parecen ser comparables entre diferentes especies

 

 

¿Cómo podemos ayudarlos?

 

Todavía estamos aprendiendo sobre este virus; en algunas situaciones, las personas pueden transmitir el virus a los animales, especialmente durante el contacto cercano. Se necesitan más estudios para comprender si los diferentes animales podrían verse afectados por el virus y de qué manera, y el papel que pueden desempeñar los animales en la propagación del SARS-CoV-2 a otros animales y personas.

 

Es importante una estrecha coordinación entre los funcionarios de salud estatales y locales y la comunidad veterinaria si se sospecha que un animal de compañía o la prueba es positiva para el SARS-CoV-2. Los animales que no requieren tratamiento o cuidado veterinario deben ser aislados y monitoreados por sus cuidadores en casa.

Tanto el veterinario de salud pública del estado como el funcionario de salud animal del estado deben estar informados de todos los animales que están siendo examinados para el SARS-CoV-2 dentro de su jurisdicción, especialmente los animales diagnosticados con la infección del SARS-CoV-2, para asegurar una respuesta oportuna y coordinada. esfuerzos cuando se indique.

 

Los funcionarios de salud pública y de salud animal deben colaborar utilizando el enfoque de “Una sola salud” para realizar investigaciones epidemiológicas en animales de compañía con infección por SARS-CoV-2. Se fomenta la coordinación y comunicación tempranas entre los socios estatales y federales de salud pública y animal.

 

¿Hay alguna vacuna?

Actualmente no se tiene información de alguna vacuna aprobada para aplicación en animales domésticos o silvestres

¿Cómo se podría crear la cura o la vacuna para los animales? ¿Y la vacuna de humanos los podrá ayudar?

El uso de vacunas para el uso humano no es eficaz para la inmunidad del virus en animales domésticos, ya que la fabricación de estas deberá ser específica para cada tipo de especie a proteger. Si bien es cierto que las vacunas típicamente se realizan a base de virus inactivados la vacuna actual usada en humanos es con el uso de ARN aún no se crean o no ha habido publicaciones o avisos a la comunidad veterinaria sobre la creación de estas vacunas para la fauna.

Conclusiones

Sabemos que el covid – 19 ha ocasionado que modifiquemos nuestra forma de vivir, que ha ocasionado más de 6 millones de muertes en el mundo al día 15 de mayo esto según la información de la página Stadista, pero nos solo ha afectado a las personas sino también a los animales por ejemplo, a finales de agosto un equipo del Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas del departamento de Agricultura en Estados Unidos detectaron a visiones. Es importante conocer sobre el tema para poder tener cuidado al convivir con una mascota en caso de dar positivo para covid – 19 ya que ellos podrían contagiarse, y aunque aun no se tiene mucha información es mejor la prevención.

Bibliografía

Ernesto Stein – Camila Valencia. (2020). La propagación del nuevo coronavirus fuera de China. 2022, de BID, Mejorando Vidas Sitio web: https://blogs.iadb.org/ideas-que-cuentan/es/la-propagacion-del-nuevo-coronavirus-fuera-de-china/#:~:text=En%20las%20Am%C3%A9ricas%2C%20el%20coronavirus,confirmados%20el%2022%20de%20enero.

 

BBC News Mundo. (2020). Qué es la peste negra (o peste bubónica) y por qué a pesar de que haya brotes como el de China ya no es tan mortal. 2022, de BBC News Mundo Sitio web: https://www.bbc.com/mundo/noticias-53739596#:~:text=Hist%C3%B3ricamente%20se%20la%20conoci%C3%B3%20como,europea%20en%20el%20siglo%20XIV.

César Cervera. (2020). La olvidada Gripe Asiática de 1957 que puso a prueba el sistema sanitario mundial con un millón de muertos. 2022, de ABC HISTORIA Sitio web: https://www.abc.es/historia/abci-olvidada-gripe-asiatica-1957-puso-prueba-sistema-sanitario-mundial-millon-muertos-202003050111_noticia.html

 

Guiomar Huguet Pané Guiomar Huguet Pané. (2021). grandes pandemias de la historia. 2022, de Historia National Geographic Sitio web: https://historia.nationalgeographic.com.es/a/grandes-pandemias-historia_15178

 

 

 

Dhama K, Patel SK, Sharun K, Pathak M, Tiwari R, Yatoo MI, Malik YS, Sah R, Rabaan AA, Panwar PK, et al. . 2020. SARS-CoV-2 jumping the species barrier: zoonotic lessons from SARS, MERS and recent advances to combat this pandemic virus. Travel Med Infect Dis. 37:101830.

 

Giraldo-Ramirez S, Rendon-Marin S, Jaimes JA, Martinez-Gutierrez M, Ruiz-Saenz J.. (2021). SARS-CoV-2 clinical outcome in domestic and wild cats: a systematic review. Animals. 11(7):2056.

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography