Ciencias de los materiales

PJ-CM-202-MA Mascarilla facial a base de arroz y aloe vera

Salud y Bienestar
Educación de calidad

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 7] Luisa Fernanda Valencia Rivadeneyra[Copán], Cristopher Javier Vivas Sanchez[Copán], Constanza Morales Collazo[Copán]

Resumen

El proyecto se enfoca en tratar de manera eficaz el acné que estos últimos años ha incrementado. Nuestro proyecto se basa en obtener una mascarilla facial a base de arroz y aloe vera, la cual ayude a nuestra piel a combatir los efectos del acné que es un trastorno de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas provocando pequeños granos. Su incremento ha sido debido a cuatro factores principales que causan el acné: exceso de producción de materia grasa (sebo), folículos pilosos obstruidos por materia grasa y células muertas de la piel, bacterias, inflamación. El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros porque estas áreas de la piel tienen la mayor cantidad de glándulas sebáceas. También de acuerdo con la página Sin Cable publicado el día 19 de octubre del 2020 en el artículo Crema antiacné: ¿Cuál es la mejor del 2021? indica que en el mercado hay distintas cremas antiacné y no todas son adecuadas para cualquier persona, dado que todas las pieles son distintas y cada crema está especialmente formulada para un tipo de piel en particular, el ácido salicílico, los alfa hidroxiácidos, el azufre, el aceite del árbol del té: Tiene un fuerte poder antibacteriano, aunque si no se diluye en agua o en aceites portadores puede provocar irritaciones e incluso alergias.

 

Documento Mascarilla facial tipo vela a base de aloe vera y arroz

Lonas Mascarilla facil tipo vela a base de arroz y aloe vera

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar una mascarilla facial tipo velo a base de arroz y aloe vera que ayude a persona que tengan acné?

Planteamiento del Problema

El acné es más común entre los adolescentes, aunque afecta a personas de todas las edades, dicha información fue obtenida de la página Mayo clinic el 19 de junio del 2021. Hay cuatro factores principales que causan el acné: exceso de producción de materia grasa (sebo), folículos pilosos obstruidos por materia grasa y células muertas de la piel, bacterias, inflamación. El acné suele aparecer en la cara, la frente, el pecho, la parte superior de la espalda y los hombros porque estas áreas de la piel tienen mayor cantidad de glándulas sebáceas. Los folículos pilosos están conectados a las glándulas sebáceas De acuerdo con la página sin cable publicado el día 19 de octubre del 2020 en el artículo Crema anti acné: ¿Cuál es la mejor del 2021? Indica que en el mercado hay distintas cremas antiacné y no todas son adecuadas para cualquier persona, dado que todas las pieles son distintas y cada crema esta especialmente formulada para un tipo de piel en particular. En la página redactada por Sin cable, publicado el 19 de octubre de 2020, los activos más comunes de las cremas anti acné son: El peróxido de benzoílo: es uno de los ingredientes más frecuentes en este tipo de cremas, dado que impide el crecimiento bacteriano y controla el exceso de sebo. El ácido salicílico, los alfa hidroxiácidos, el azufre, el aceite del árbol del te: tiene un fuerte poder antibacteriano, aunque si no se diluye en agua o en aceites portadores puede provocar irritaciones e incluso alergias.

Antecedentes

Acné

 El acné es una de las disfunciones dermatológicas más frecuentes de la piel. Afecta a un 80% de la población en alguna de sus formas. Puede presentarse en cualquier etapa de la vida, aunque suele aparecer en la pubertad. Por ello, son las mujeres las que antes lo experimentan, pero la incidencia es más elevada entre los varones y, aunque suele responder bien a los tratamientos, en algunos casos vuelve a presentarse súbitamente tras unas semanas.

 

Los factores causantes de las lesiones acnéicas son fundamentalmente tres:

Hiperseborrea. Es un aumento de la producción de sebo por parte de la glándula sebácea como consecuencia de una acción hormonal. En la adolescencia, los niveles de testosterona se ven aumentados. Mediante la acción de la enzima 5-alfa-reductasa, la testosterona se transforma en dihidrotestosterona (DHT). Este metabolito tiene un receptor específico en los sebocitos de la glándula sebácea y, como consecuencia de esta unión, se produce la estimulación de la mayor producción de sebo.

 

Hiperqueratinización. Es la formación de lesiones retencionales o microcomedones causadas por la proliferación acelerada y anormal de los queratinocitos de las glándulas sebáceas.

 

Hay dos tipos de microcomedones, según el grado de bloqueo del conducto. Los comedones abiertos o puntos negros, y los comedones cerrados o puntos blancos. La diferencia más significativa entre un comedón abierto y uno cerrado es que el comedón abierto no suele dar lugar a lesiones inflamatorias si no se manipula, mientras que el comedón cerrado sí que puede causarlas. Además, este último suele dar lugar a pápulas, pústulas y/o nódulos al producirse la inflamación.

 

Proliferación bacteriana. A causa del exceso de sebo y de la hiperqueratinización se crea un ambiente anaerobio que favorece la proliferación bacteriana de algunas bacterias integrantes de la flora cutánea normal, como son Corinebacterium acnes y Propionibacterium acnes.

 

Estos microorganismos liberan lipasas y proteasas que hidrolizan los triglicéridos de sebo causando ácidos grasos libres, que son irritantes y comedogénicos. Por otra parte, los propios ácidos grasos tienen capacidad quimiotáctica y atraen neutrófilos y macrófagos que intervienen en la aparición de la lesión inflamatoria.

 

Tipos de acné

 

Aunque hay numerosos criterios para clasificar los tipos de acné, uno de los más habituales es según la causa que lo origine:

 

Acné no inflamatorio. Este tipo de acné es una consecuencia de la hiperseborrea y la hiperqueratinización. Las lesiones que produce se denominan comedones.

Acné inflamatorio. Aparece por las mismas causas que el acné no inflamatorio, pero que en este caso viene acompañado por una proliferación bacteriana. Las lesiones que produce son pápulas, pústulas y nódulos.

 

Otro tipo de clasificación se hace en función de la gravedad de las lesiones. En este caso se distinguen tres tipos:

Leve. Se observan comedones y algunas pápulas y pústulas.

 

Moderado. El número de lesiones inflamatorias (pápulas y pústulas) es mayor. En algunos casos acabarán dejando cicatrices.

 

Grave. Aparecen todo tipo de lesiones. Entre ellas nódulos, quistes y gran cantidad de abscesos nodulares. Las secuelas que deja el acné son más acentuadas que en el acné moderado y las cicatrices son permanentes.

 

Químicos en las cremas para acné

El peróxido de benzoílo: Es uno de los ingredientes mas frecuentes en este tipo de cremas, dado que impide el crecimiento bacteriano y controla el exceso de sebo. El uso de mascarillas tan agresivas o irritantes podría derivar, coinciden Cornejo y Truchuelo, en dermatitis irritativas cutáneas, en lugar de estas mascarillas, las expertas proponen utilizar otras alternativas. Hay otras (no dañinas) con formulaciones adecuadas que nos pueden ayudar a mejorar el aspecto de nuestra piel se recomienda utilizar limpiadores con propiedades exfoliantes, por ejemplo, scrubs para la limpieza, y cosméticos con principios activos regeneradores, como el retinol que mejora el aspecto de la piel No hace falta pasarlo mal para eliminar los puntos negros. De hecho, estas mascarillas ni siquiera limpian a fondo. El Truchuelo comenta que al arrancarlas lo que hacen en realidad es exfoliar, retirando la capa más superficial de la capa córnea De ahí los restos blanquecinos que vemos. Pero el punto negro va a seguir estando o rellenándose de queratina en breve”. Al estar dentro de los orificios foliculares, no basta una simple mascarilla para ser extraídos, añade Campos. A largo plazo no producirían daños acumulados, pero en ciertas pieles con predisposición podrían desencadenar un brote de cuperosis o rosácea (piel extremadamente sensible con rojeces en mejillas y mentón).

 

Además, el uso continuado de un cosmético irritante de este tipo puede desarrollar una piel sensible, caracterizada por una gran irritabilidad cutánea con intolerancia a casi todos los cosméticos, además de no abusar de la limpieza en exceso o demasiado agresiva, ya que en ciertas pieles podría provocar un efecto rebote. En las consultas existe una verdadera obsesión por el tema de los poros. Si nos empeñamos en vaciar los puntos negros, veremos que con el tiempo aparecen otra vez. Por tanto, su limpieza ha de hacerse con cuidado, sin obsesionarse. La consecuencia puede ir desde erosiones en la piel que pueden dejar cicatrices a inofensivos puntos negros que se transformen en un verdadero grano de acné.

El ácido salicílico: Funciona como exfoliante químico al descomponer la suciedad y el sebo acumulado, con lo que evita que los poros se obstruyan:

 

  • Los alfa hidroxiácidos: Ayudan a eliminar las células muertas y estimulan el crecimiento de piel nueva, mejorando notablemente el aspecto de poros y cicatrices.
  • El azufre: Elimina también las células muertas y el exceso de sebo. Si bien es efectivo, puede provocar sequedad en la piel y tiene un olor penetrante que puede resultar desagradable.
  • El aceite del árbol del té: Tiene un fuerte poder antibacteriano, aunque si no se diluye en agua o en aceites portadores puede provocar irritaciones e incluso alergias.
  • Al arrancarlas lo que hacen en realidad es exfoliar, “retirando la capa más superficial de la capa córnea [la barrera externa de la piel]. De ahí los restos blanquecinos que vemos
  • El uso de mascarillas tan agresivas o irritantes podría derivar, coinciden Cornejo y Truchuelo, en dermatitis irritativas cutáneas. Esto se traduciría en un “enrojecimiento, descamación e incluso erosiones o heridas superficiales”
  • El uso continuado de un cosmético irritante de este tipo puede desarrollar una piel sensible, caracterizada por una gran irritabilidad cutánea con intolerancia a casi todos los cosméticos.
  • Esto suele verse, en general, con mascarillas con fines exfoliantes o que incorporan activos tipo ácido glicólico o retinoides, que al potenciar un efecto de alisado en la piel pueden producir esa reacción.
  • Además, puede provocar foliculitis, que se produce cuando los folículos pilosos se inflaman.
  • Cuando la máscara es removida, retira la capa más externa de la piel y sus aceites, los que sirven como barrera para proteger la piel del medio ambiente. Esto, además de arrancar los vellos, causa un dolor significativo. Es lo mismo que depilar con cera el rostro.

Aparentemente, parece una mascarilla más. De color negra o grisácea (por incluir carbón), y con la promesa de liberar tu piel de la tiranía de los puntos negros. Una pega: este cosmético puede llevar a las lágrimas, de forma literal. Hablamos de algunas fórmulas peel-off (no se limpian ni se absorben, sino que se arrancan) que se están viralizando precisamente por el dolor que pueden provocar a la hora de retirarlas del rostro.

 

¿Una mascarilla tiene que doler para ser efectiva?

 

La respuesta, por supuesto, es que no.

No hace falta pasarlo mal para eliminar los puntos negros. De hecho, estas mascarillas ni siquiera limpian a fondo.

La dermatóloga Mayte Truchuelo comenta que al arrancarlas lo que hacen en realidad es exfoliar, “retirando la capa más superficial de la capa córnea [la barrera externa de la piel]. De ahí los restos blanquecinos que vemos. Pero el punto negro va a seguir estando o rellenándose de queratina en breve”. Al estar dentro de los orificios foliculares, “no basta una simple mascarilla para ser extraídos”

Beneficios del arroz en la piel.

 

Si nos remontamos a épocas milenarias en la cultura asiática, resaltamos que uno de los secretos de belleza más predominante entre jovencitas y mujeres era el uso continuo del arroz, para mantener su piel con un aspecto lozano, hidratado, terso, libre de manchas, acné y siempre lleno de vida. Por eso reiteramos que: ¡En los ingredientes caseros está la magia de la belleza!

Las redes sociales nos han abierto las puertas de muchas culturas del mundo y una de la que más hemos tomado partido ha sido de la coreana; sus secretos de belleza han cautivado a occidente bajo la corriente del K-BEAUTY.

 

Los granos de arroz han sido los elegidos como tratamiento de belleza, esto gracias a que contienen almidón, y vitaminas E y B, las cuales tienen un efecto antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Además, el arroz es un perfecto aliado para prevenir y disimular las líneas de expresión, atenúa las manchas del rostro, evita las irritaciones de la piel, y hasta ideal para combatir el acné. En el mercado, se pueden encontrar diversos productos de belleza con base de arroz, como cremas, y polvos para maquillaje.

 

El agua de arroz lleva utilizándose en Asia como tónico de belleza desde hace siglos, y es que sus propiedades hidratantes y anti-inflamatorias han sido, y son, muy apreciadas por las mujeres asiáticas. Se afirma incluso que el agua de arroz es capaz de refinar y minimizar la apariencia de los poros e iluminar el rostro, propiedades que han causado un gran revuelo en las redes sociales.

 

Hollman Becerra, fundador de Mif Col (un reconocido emprendedor de beauty y skincare), ha compartido en sus redes sociales la receta para preparar el agua de arroz perfecta: «Solamente hay que coger un tazón con arroz y poner agua suficiente para que el arroz quede sumergido, con un par de dedos de agua por encima», dice Becerra. «Deja el arroz en remojo de 15 a 30 minutos, sin hervir o cocinar, y listo». ¿Y cómo se usa? Solamente hay que guardarlo en una botellita y aplicarlo con un algodón, como si fuese un tónico. Incluso cuando pasados unos días, el olor del líquido empiece a volverse más ácido, lo que significa que está empezando a fermentar, puede seguir utilizándose si lo deseas.

«Cuando se fermenta, hay una cantidad más concentrada de antioxidantes y es utilizado por muchas marcas de belleza por sus propiedades anti-envejecimiento», comenta Alicia Yoon. Es más, el agua de arroz fermentada es rica en antioxidantes, minerales, vitaminas B, vitamina E, y trazas de pitera, una sustancia producida durante el proceso de fermentación, que ya conocemos por ser el ingrediente estrella de los cosméticos.

Alicia Yoon , fundadora de Peach & Lily.

 

El portal web Crunchy Betty, atribuye a este alimento diversas vitaminas y minerales que son aliados para tener una piel bella. El arroz es rico en vitaminas B1, que ayuda a retrasar el envejecimiento y le da elasticidad a la cutis. También contiene Niacina (vitamina B3), y ayuda a optimizar la capacidad para retener humedad e hidratar la piel.

 

Si su alto contenido de vitaminas , seguro lo hará la lista de beneficios que tiene para tu cara.

 

El arroz es una bomba de antioxidantes y es excelente para retrasar la aparición de las líneas de expresión. Además tratará con suavidad las marcas que tengas en tu piel y ayudará a reducirlas con el paso del tiempo.

 

Mezcla un poco de harina de arroz y con dos claras de huevo, deja la preparación en tu rostro por 30 minutos, y después retira con agua fría. Puedes hacerlo antes de dormir.

Siguiendo con sus propiedades hidratantes y limpiadoras, el agua de arroz es el arma secreta de las personas con tendencias al acné. Si sufres de poros abiertos o exceso de grasa en la cara, bastará que laves tu rostro con jabón neutro y al finalizar pases un algodón con esta agua para que tu piel se mantenga hidratada. Esta puede ser una ayudadita extra en tratamiento del acné pero no sustituye el que tu dermatólogo te recomiende.

 

Aloe vera

 El Aloe vera es una planta  de uso popular en el tratamiento de algunas  enfermedades de la piel y de aplicación frecuente en la cosmetología. Forma parte de diversas cremas o geles, siendo usado como antiinflamatorio y reconstituyente del tejido epitelial. Aunque se conocen varios mecanismos de acción e indicaciones clínicas, se debe realizar una revisión de las mismas para su uso, avalados por ensayos controlados para determinar su eficacia real.

 

La planta de Aloe vera es originaria de África, específicamente de la península de Arabia. Se ha utilizado durante siglos para la salud y la belleza destacándose sus propiedades dermatológicas. La palabra Aloe deriva del árabe “alloeh” y significa “sustancia amarga brillante”, mientras que “vera” significa verdad. Se le denomina también con el nombre de sábila.

 

Hace más de 2000 años los griegos la consideraban como la panacea universal y los egipcios como la planta de la inmortalidad.

 

El gel está compuesto de agua, mucilagos y una variedad de compuestos. Entre esos compuestos se encuentran fenoles, como la aloína y la aloemodina; sacáridos (manosa, glucosa, fructosa, celulosa, glucomanano, acemanano, entre otros); vitaminas A, C y E y del complejo B; enzimas como la amilasa y la catalasa; minerales entre los que se encuentran el calcio, hierro y zinc; aminoácidos como la lisina, la cisteína y la glicina y ácidos grasos, entre otros.

 

Las propiedades antibacterianas del aloe vera lo convierten en un ingrediente natural muy bueno para el tratamiento del acné. Es beneficioso para reducir la irritación e inflamación de la piel, las ampollas, las cicatrices y todos los signos del acné que aparecen en la piel. De hecho, las mascarillas faciales de aloe vera dan buenos resultados cuando queremos evitar la formación de granos, espinillas y puntos negros.

Objetivo

Realizar una mascarilla tipo velo para tratar el acné a base de arroz y aloe vera.

Justificación

Nuestro interés es reducir de una manera ecológica, natural y sin químicos el acné a base de una mascarilla facial elaborada con arroz, debido a que estos últimos años el acné ha incrementado, de acuerdo con la página Acné, problema dermatológico más común en los adolescentes redactada por la Secretaría de Salud, publicado el 01 de agosto de 2016, indica que al pasar por la pubertad y la adolescencia, uno de los problemas que más se padecen es el acné y aproximadamente a los 25 años de edad-, se estima que cinco por ciento de los hombres y hasta 12 por ciento de las mujeres pueden sufrir esta problemática hasta los 45 años.

Afecta a cerca del 90% de los adolescentes, a menudo llega a su apogeo a los 15 años.

Esto puede influir con la autoestima de la persona que lo presente, pues la mayoría de las veces los adolescentes se sienten inseguros.

Hipótesis

Si logramos elaborar una mascarilla tipo velo a base de aloe vera y arroz, entonces podremos ayudar a los jóvenes que padecen el acné en el rostro

Método (materiales y procedimiento)

  • 250 ml de agua destilada
  • 100 gramos de arroz blanco orgánico
  • Tazón con capacidad de 1L
  • 350 ml de agua comercial
  • 275 gramos de gel de aloe vera
  • Un contenedor sellado de 900 ml de capacidad
  • Una espátula de laboratorio
  • Colador doble malla de 15 cm
  • Una mascarilla de velo comprimida sin ningún químico.
  • Licuadora comercial de vaso de vidrio, con capacidad de 1.5 L

Metodología:

1. Limpiar y dejar reposar el arroz en el agua comercial

2. Colar el agua del arroz y tirar el excedente

3. Licuar el arroz, el gel de aloe vera y el agua destilada.

4. Pasar la mezcla al bol y posteriormente con la espátula de laboratorio terminar de juntar todos los ingredientes.

5. Meter la mezcla en el contenedor sellado.

6. Mantener en un lugar frío o de temperatura ambiente.

Galería Método

Resultados

Los resultados fueron satisfactorios, tanto como para las personas que lo elaboraron, como para la persona que la utilizó. Esta mascarilla sirve para aplicarla aproximadamente 9 veces. Al poner a prueba la mascarilla la persona encargada de probarla, manifestó su agrado ya que le calmó y relajó los síntomas que el acné le provoca como picazón o ardor.

Galería Resultados

Discusión

Al inicio de la investigación, no hubo problemas para encontrar la información que se necesitaba para saber que materiales eran los adecuados al momento de poderlos implementar para hacer la mascarilla.

En la mitad del proyecto, se pudo elaborar bien la mascarilla, fue un tanto tardado pues conseguir o extraer los materiales fue una parte que nos retardo de cierta manera, después de eso, no hubo mayor problema al momento de elaborarla, se obtuvieron resultados satisfactorios y se pudo poner a prueba su eficacia.

 Al inicio de la investigación, no hubo problemas para encontrar la información que se necesitaba para saber que materiales eran los adecuados al momento de poderlos implementar para hacer la mascarilla.

En la mitad del proyecto, se pudo elaborar bien la mascarilla, fue un tanto tardado pues conseguir o extraer los materiales fue una parte que nos retardo de cierta manera, después de eso, no hubo mayor problema al momento de elaborarla, se obtuvieron resultados satisfactorios y se pudo poner a prueba su eficacia.

Al final la persona seleccionada para probar la mascarilla, señaló que, al inicio, sintió una sensación de frescura y no hubo molestias, después de 3 min indicó que todo estaba bien, la sensación de frescura permaneció y comunicó que la sensación era satisfactoria y calmaba los síntomas o la incomodidad que el acné les presentaba. Ciertas medidas de los materiales se tuvieron que cambiar puesto que nos excedimos un poco en el momento de calcular cuantos materiales necesitamos.

En algunos momentos se complicó la comunicación, pero afortunadamente después se pudo mantener una comunicación eficiente al final, logrando así que no hubiera mayor problema.

Conclusiones

El uso de las mascarillas para el acné ha incrementado y con esto las compras a las ya mencionadas mascarillas, por lo tanto, este proyecto se elaboró pensando en toda esa gente que necesita o quiere mejorar su piel, mas no sabe que utilizar o bien, no cuenta con los ingresos suficientes.

Logramos decir que cumplimos nuestro objetivo y es mucho más barato y fácil elaborarlo que otras mascarillas.

Bibliografía

Angela Tapia Fariña – . (2017). Estos son los riesgos de usar las populares mascarillas de carbón. 2022, de Revista El Tiempo Sitio web: https://www.eltiempo.com/salud/riesgos-de-usar-mascarillas-de-carbon-81124

 

 

Nuria Luis. (2017). Las dolorosas mascarillas faciales que no deberíamos usar. 2022, de Periodico El Pais Sitio web: https://smoda.elpais.com/belleza/las-mascarillas-faciales-jamas-deberias-utilizar/

 

Healthline. (2019). 13 poderosos remedios caseros para el acné. 2022, de Healthline Sitio web: https://www.healthline.com/health/es/remedios-caseros-para-el-acne

 

 

 

Beatriz Ruiz. (2018). Mascarilla de arroz para el acné. 2022, de Un como Sitio web: https://www.mundodeportivo.com/uncomo/belleza/articulo/mascarilla-de-arroz-para-el-acne-48941.html

 

Mayo clinic. (2020). Acné. 2022, de Foundation for Medical Education and Research Sitio web: https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/acne/symptoms-causes/syc-20368047#:~:text=El%20acn%C3%A9%20se%20produce%20cuando,con%20pus%20en%20la%20punta

 

Secretaría de Salud. (2016). Acné, problema dermatológico más común en los adolescentes. 2022, de Gobierno de México Sitio web: https://www.gob.mx/salud/articulos/acne-problema-dermatologico-mas-comun-en-los-adolescentes?idiom=es

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography