Ciencias de los materiales

PJ-CM-15-PM Repelente de mosquitos a base de lavanda, alcohol, mentol y alcanfor

Salud y Bienestar
Vida de ecosistemas terrestres

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 5 Cozumel 2] Josue Rodriguez Mora[Cozumel], David Raul Sanchez Nava[Cozumel], Maximiliano Rodriguez Rivero[Cozumel]

Resumen

Las picaduras de mosquitos pueden llegar a provocar desde pequeñas ronchas, alergias en la piel, hasta enfermedades y muchas de ellas muy peligrosas incluso mortales, algunas de ellas son: chikungunya, fiebre del dengue, malaria, etc., por lo que es importarte buscar alternativas para evitarlas.

Los repelentes son sustancias que ya sea por el olor o naturaleza de los ingredientes evitan la presencia de estos insectos, regularmente se aplican de forma externa o expuesta. De forma comercial existen muchas repelentes de mosquitos, pero algunos de ellos elaborados con químicos que pueden tener efectos secundarios en el ser humano, como, por ejemplo: dietiltoluamida, que entre otras cosas reduce el factor de protección solar o existe la posibilidad de ser alérgicos a este químico.

Por lo que es necesario buscar alternativas, para que no causen daños secundarios, consideramos que si podíamos elaborar un repelente de manera natural contra mosquitos a base de alcanfor, mentol y lavanda podríamos reducir los daños por el uso de repelentes comerciales y que pueda ser más efectivo, ya que estos materiales contienen propiedades que ayudan a evitar la picadura de los mosquitos, como por ejemplo: el alcanfor que posee un aroma fuertes o desagradable para los mosquitos, propiedades antiinflamatorias como la lavanda, además de ser cicatrizante y antiséptico, el mentol tiene propiedades calmantes y refrescantes, el alcohol es un antiséptico. El método que elegimos fue la extracción de la esencia de cada uno de ellos fue la tintura por alcohol.

Documento de Repelente de mosquitos a base de lavanda, alcohol, mentol y lavanda

Lona Repelente de mosquitos a base de lavanda, alcohol, mentol y alcanfor

 

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar un repelente contra mosquitos a base de alcanfor, mentol y lavanda?

Planteamiento del Problema

Las picaduras de mosquito de acuerdo al artículo CHILDREN ‘S HEALTH SYSTEM   puede provocar enfermedades como chikungunya, fiebre del dengue, encefalitis japonesa, entre otras.

Se pueden contraer cuando el piquito de un mosquito infectado entra en contacto con la piel y con la sangre. Algunas de estas enfermedades pueden producir efectos o reacciones como:

Fiebre mayor a 39° C, dolor en las articulaciones, dolor intenso asociado a hinchazón, dolor de cabeza, espalda, músculos, vómito, náuseas o manchas rojas en la piel. Los repelentes de insectos registrados con la EPA generalmente contienen aceite de citronela, aceite de eucalipto de limón y N,N-Dietil-meta-toluamida (DEET) Dietil-meta-toluamida (DEET), este tipo de químicos puedes tener efectos secundarios que incluyen convulsiones, movimientos sin control, agitación, comportamiento agresivo, baja presión sanguínea e irritación de la piel.

Antecedentes

Repelente.

Los repelentes de insectos son sustancias que por su olor o naturaleza ofrecen protección contra las picaduras de insectos. Se aplican sobre las diversas zonas expuestas mediante diferentes sistemas: lociones, leches, vaporizadores, roll-onstick-gel, toallitas impregnadas, etc., a través de los cuales los principios activos son depositados sobre la piel. Generalmente aseguran una protección de 4 a 8 horas después de su utilización. No matan al insecto pero lo mantienen alejado de la zona donde se ha aplicado el repelente.

Un buen repelente de insectos debe cumplir los siguientes requisitos:

­Baja toxicidad: un buen repelente debe ser inocuo. Los principios activos presentes en su formulación deben ser bien tolerados, no producir alergias ni irritación.

­ Con un amplio espectro de acción: ser efectivo contra el número más grande posible de insectos.

­Acción inmediata desde su aplicación y eficaz durante unas 6-8 horas.

­Permanencia ante distintas condiciones ambientales.

­Baja capacidad de creación de resistencias.

Propiedades organolépticas adecuadas: los principios activos utilizados deben ser inodoros o presentar un olor discreto y nunca desagradable.

 

Principios activos repelentes de insectos

En el mercado farmacéutico se encuentran distintos repelentes de insectos. Algunos productos están formulados con un sólo principio activo, otros en cambio combinan varios a la vez. Las concentraciones también varían en función del preparado. Los principales principios activos que componen los repelentes que se encuentra actualmente en la oficina de farmacia, son los que se detallan a continuación.

Dietiltoluamida (DEET)

Esta sustancia se sintetizó en 1954 para sustituir al dimetilftalato. Su acción consiste en producir sensaciones desagradables en los terminales sensitivos de los insectos, de esta manera, se consigue el efecto repelente. La DEET tiene una eficacia suficiente como repelente y además, debido a su elevada volatilidad, crea a la vez un entorno repulsivo para los insectos alrededor de las zonas donde se aplica.

La dietiltoluamida presenta algunos inconvenientes. Alto grado de absorción cutánea que produce cierto grado de toxicidad (especialmente en los más pequeños y en personas con pieles sensibles y con problemas dermatológicos). Efecto irritante si se aplica sobre heridas. Puede producir cefalea si se formula a concentraciones superiores al 30%. Puede aplicarse sobre la ropa, pero puede producir manchas por la disolución de los pigmentos (tiene actividad como disolvente de pinturas, barnices, plásticos y tejidos sintéticos). Sus propiedades disolventes y su liposolubilidad lo hacen un poco incómodo en cuanto a su aplicación. No se aconseja su utilización en niños menores de 6 años.

 

Debe tenerse en cuenta que el DEET reduce el factor de protección solar. Por esta razón se recomienda el uso de una pantalla de mayor índice de protección solar que el habitual si se planea aplicar un repelente con este principio activo.

 

No se ha de olvidar su principal ventaja: los años de experiencia en la utilización de la DEET como repelente de insectos y su gran eficacia frente a mosquitos, moscas, garrapatas, pulgas, así como frente a la sanguijuela. Como otros repelentes no sirve contra abejas, avispas y hormigas.

 

Alcanfor.

El alcanfor es uno de los ingredientes clave de los expectorantes y vapores descongestivos. Posee interesantes beneficios, pues en dosis ligeras es sedante, antiespasmódico, antihelmíntico y especialmente balsámico, pero en grandes dosis, el alcanfor es narcótico e irritante.

Usos terapéuticos del alcanfor

  • Mejorar la circulación de la sangre.
  • Alivia dolores en las articulaciones (reumatismo o artritis).
  • Reduce el dolor de contusiones, esguinces o golpes.
  • Alivia molestias musculares.
  • Descongestiona las vías respiratorias y expulsar las flemas (expectorante).
  • Desinfecta heridas.
  • Tratamiento de hongos en la piel o uñas.
  • Repelente de insectos y piojos.
  • Reduce el ardor de las picaduras de mosquitos.
  • Trata problemas de la piel como el acné o erupciones.
  • Fortalece el sistema inmunitario (como antimicrobiano).
  • Relaja el cuerpo en combinación con otras plantas como la lavanda, manzanilla o albahaca

 

Citronella.

La Citronella tiene un olor muy alimonado muy fuerte ya que tiene citronellol, citral, eugenol, nerol, geraniol y limoneno que es lo que hace que suelte el aroma que repele a los mosquitos.

La lavanda posee propiedades antiinflamatorias contra la roncha de los moscos, y aparte es cicatrizante y antiséptico por lo que es útil para evitar la comezón en los piquetes de los moscos. Además que limpia las zonas de bacterias.

El clavo es un condimento de un olor analgésico y antiséptico natural.

Según un artíulo que se leyó se utiliza Aceite de citronela, aceite de eucalipto de limón, picaridina en los repelentes comerciales.

Cuando un mosquito pica, penetra la piel usando una parte especial de la boca (probóscide) para chupar sangre. Mientras el mosquito se alimenta, inyecta saliva en la piel. Las reacciones del cuerpo a la saliva son una protuberancia y comezón.

Las razones por las que es mejor usar nuestro repelente son que no contiene químicos que puedan irritar o hacer daños a la piel o causar aún más comezón a parte puede ser más económico.

También tiene ingredientes que son una alternativa eficaz para el deet. En nuestro repelente, por ejemplo, el mentol y el alcanfor.

Los mosquitos son pequeños insectos voladores que pican a los humanos y otros animales. Además de la comezón y molestia que causan las picaduras, algunos mosquitos pueden transmitir enfermedades como el Virus del Nilo Occidental y la malaria o paludismo a seres humanos y animales. Hay muchas especies de mosquitos con diferentes preferencias en clima y territorio de reproducción. Normalmente, los mosquitos ponen sus huevos en aguas estancadas. Las larvas de los mosquitos salen de los huevos y permanecen en el agua, alimentándose de pequeños organismos. Una vez que maduran, los mosquitos adultos salen del agua para buscar sangre y reproducirse. El ciclo continúa con los mosquitos poniendo nuevos huevos en el agua.

¿Qué daños causan?

 Las reacciones cutáneas más graves incluyen ampollas, quemaduras y cicatrices permanentes en la piel. Estos síntomas se pueden presentar cuando alguien usa productos que contienen altas cantidades de deet durante un largo período de tiempo.

¿Qué son las enfermedades transmitidas por mosquitos?

Las enfermedades transmitidas por mosquitos se pueden contraer cuando te pica un mosquito infectado. Entre ellas, figuran las siguientes:

La fiebre chikungunya

La fiebre chikungunya está presente en todo el mundo, especialmente en África, India y el resto de Asia.

Los síntomas generalmente aparecen una semana después de la infección. La fiebre y el dolor de articulaciones pueden aparecer repentinamente. También puede haber dolor muscular, dolor de cabeza, fatiga y sarpullido.

El tratamiento está destinado al alivio de los síntomas. La mayoría de las personas se sienten mejor al cabo de una semana, una vez que el virus sigue su curso.

 

La fiebre del dengue

 La fiebre del dengue es una enfermedad tropical provocada por un virus que transmiten los mosquitos. El virus puede causar fiebre, dolores de cabeza, sarpullidos y dolor por todo el cuerpo. La mayoría de los casos de fiebre del dengue son leves y desaparecen por sí solos en aproximadamente una semana.

Las encefalitis equinas oriental y occidental

La Encefalitis Equina Oriental (EEE) es una enfermedad viral poco común pero grave que es transmitida por la picadura de mosquitos infectados y que puede afectar a las personas y a los caballos.

 

La encefalitis japonesa

 La encefalitis japonesa es un virus que se contagia por la picadura de mosquitos infectados. Es más común en las zonas rurales y agrícolas.

En la mayoría de los casos, es leve. Raras veces, puede causar inflamación cerebral grave con dolor de cabeza repentino, fiebre elevada y desorientación.

 

La encefalitis Crosse

 La encefalitis de la Crosse es una enfermedad viral que se transmite a las personas a través de la picadura de un mosquito infectado. El virus es un bunyavirus dentro del serogrupo California y está estrechamente relacionado con el virus del Cañón de Jamestown.

La malaria

 Enfermedad ocasionada por el parásito Plasmodium y transmitida por la picadura de un mosquito infectado.

La gravedad de la malaria depende de la especie de plasmodium.

Los síntomas son escalofríos, fiebre y sudor que generalmente se manifiestan algunas semanas después de la picadura.

 

La encefalitis de San Luis

La encefalitis de San Luis es una enfermedad viral propagada por mosquitos infectados. Esta enfermedad puede afectar al sistema nervioso central, causando severas complicaciones e incluso la muerte. El virus se descubrió en 1933. Se calcula que se han informado 10.000 casos de la enfermedad y 1000 muertes.

 

El virus del Nilo occidental

 El virus del Nilo Occidental es un virus que provoca la fiebre del Nilo Occidental. Esta enfermedad es un flavivirus de origen africano subsahariano que produce encefalitis en equinos y también humanos, pudiendo afectar también a las aves, quienes actúan como su reservorio natural.

 

La fiebre amarilla

Infección viral que se propaga por una especie determinada de mosquito. La fiebre amarilla se propaga mediante una especie de mosquito común en ciertas áreas de África y América del Sur. Es recomendable vacunarse antes de viajar a ciertas regiones.

Los casos moderados causan fiebre, dolor de cabeza, náuseas y vómitos. Los casos graves pueden causar trastornos renales, hepáticos y cardíacos fatales.

 

El virus del Zika

Enfermedad provocada por el virus del Zika, que se transmite por picaduras de mosquito.

En la mayoría de los casos, no hay síntomas. En casos poco frecuentes, el zika puede causar parálisis (síndrome de Guillain-Barré). En mujeres embarazadas, puede causar defectos congénitos en el feto.

Si se presentan síntomas, suelen ser moderados y duran menos de una semana. Incluyen fiebre, sarpullido, dolor en las articulaciones y ojos rojos.

El primer repelente fue creado en los años 90 por Avon; tenía un producto, ‘Skin So Soft’, que según la gente descubrió funcionaba bien como repelente de insectos.

Objetivo

Elaborar un repelente de mosquitos a base de alcanfor, mentol y lavanda que ahuyentan a los mosquitos.

Justificación

El objetivo de nuestro proyecto es ayudar a la gente a evitar la picadura de mosquitos, considerando que algunas pueden incluso llegar a ser alérgicas a las picaduras de algunas especies de estos insectos; y poder realizar sus actividades, utilizando materiales naturales como el alcanfor, mentol y lavanda, por ejemplo: ya que poseen propiedades antiinflamatorias, es cicatrizante y antiséptico, el alcanfor emite un olor que es extremadamente eficaz para mantener alejados a los mosquitos, además una acción analgésica y rubefaciente. El mentol causa una sensación de frescura cuando se come o se coloca sobre la piel, y actúa como un analgésico suave. Es importante el uso de materiales que sean naturales para evitar en lo mayor posible los químicos que en algunos repelentes se utilizan.

Hipótesis

Si elaboramos un repelente contra mosquitos a base de alcanfor, mentol y lavanda entonces podremos ayudar a las personas a evitar contraer alguna enfermedad transmitida por éstos.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

  • Alcanfor 100 gramos
  • Mentol 100 gramos
  • Lavanda 50 gramos
  • Alcohol 1000 mililitros
  • Aceite de eucalipto

Procedimiento:

  1. Se coloca la lavanda en el mortero y se tritura.
  2. El polvo de la lavanda mezclarlo con alcohol en un recipiente cerrado y dejarlo reposar por una semana por método de alcoholisis – tintura
  3. Poner a hervir el aceite de eucalipto con un poco de agua.
  4. En un recipiente mezclar la esencia de la lavanda, el aceite de eucalipto y el alcohol de 70°
  5. Poner en el mortero el mentol y el alcanfor
  6. Triturar hasta que quede polvo.
  7. Agregar a la mezcla que se hizo previamente.
  8. Revolver y vaciar al atomizador
  9. El mentol y el alcanfor se van a conseguir en forma sólida y se va a triturar, posteriormente se diluirá en la mezcla ya elaborada.

Galería Método

Resultados

El repelente fue puesto a prueba tres veces una en la piel, en una planta con plaga y en fruta con moscas.

En la primera funcionó de manera óptima, evitó que se acercarán los mosquitos, tiene un olor agradable prevalece el aroma del mentol.

Se tuvo que disminuir la cantidad de alcanfor que se utilizó para evitar irritación en la piel.

En la segunda la planta no sufrió daños y elimino a la plaga que era pulgón, solo se utilizó en una ocasión.

Y en la tercera las moscas no se acercaron a la futa y las que se acercaron murieron.

Galería Resultados

Discusión

El repelente fue puesto a prueba tres veces una en la piel, en una planta con plaga y en fruta con moscas.

En la primera funcionó de manera óptima, evitó que se acercarán los mosquitos, tiene un olor agradable prevalece el aroma del mentol.

Se tuvo que disminuir la cantidad de alcanfor que se utilizó para evitar irritación en la piel.

En la segunda la planta no sufrió daños y elimino a la plaga que era pulgón, solo se utilizó en una ocasión.

Y en la tercera las moscas no se acercaron a la futa y las que se acercaron murieron.

Conclusiones

En la actualidad el uso de productos orgánicos es mas común para evitar los efectos que pueden ocasionar los químicos de los que se venden de manera comercial.

Algunos de los repelentes que se venden de forma comercial se encuentran en aerosol lo que ocasiona contaminación al medio ambiente, por lo que es recomendable el uso de productos orgánicos.

El repelente funciona en su totalidad ya que elimina a los mosquitos fácilmente de manera natural y utilizando solo las esencias de las plantas elegidas.

Bibliografía

ChemicalSafetyFacts.org. (2022). Lo que desea saber sobre los repelentes de insectos y la seguridad química. 2022, de ChemicalSafetyFacts.org Sitio web: https://www.chemicalsafetyfacts.org/es/lo-que-desea-saber-sobre-los-repelentes-de-insectos-y-la-seguridad-quimica/

 

Centers for Disease Control and Prevention. (2020). Síntomas y tratamiento de la picadura de mosquitos. 2022, de Centers for Disease Control and Prevention Sitio web: https://www.cdc.gov/mosquitoes/es/mosquito-bites/symptoms.html#:~:text=Cuando%20un%20mosquito%20pica%2C%20penetra,son%20una%20protuberancia%20y%20comez%C3%B3n

 

Consumer Reports. (Mayo, 2018). ¿Funcionan los repelentes de insectos “naturales”?. 2022, de Consumer Reports Sitio web: https://www.consumerreports.org/es/-funcionan-los-repelentes-de-insectos–naturales–/

 

Larissa Hirsch, MD. (Agosto 2019). ¿Los repelentes de insectos con DEET son seguros para los niños?. 2022, de San Joan de Deu, Barcelona Hospital Sitio web: https://kidshealth.org/HospitalSantJoandeDeu/es/parents/repellent.html


0calentado
.

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography