Ciencias de los materiales

PJ-CM-110-PM Gasa a base de miel de abeja, sábila y baptisia para pie diabético

Salud y Bienestar
Educación de calidad

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 13] David Emiliano García López[Cozumel]

Resumen

La diabetes es una enfermedad crónica y degenerativa, se basa principalmente en que el páncreas no produce las cantidades necesarias de insulina lo que provoca que la glucosa, comúnmente llamada azúcar, puede aumentar o disminuir, esta situación produce en las personas diferentes malestares llamadas neuropatías, una de ellas es la del Pie Diabético, la persona que la padece tiene algún daño en los nervios o vasos sanguíneos en piernas y pies, esto produce una disminución de la sensibilidad, mala circulación con la que se forman úlceras y dan sensación de hormigueo y calambres, regularmente las personas utilizan pomadas que contienen enzimas, hidrogeles o gel de polihexanida que ayudan a la limpieza de las úlceras. El pie diabético se produce por que las personas que padecen esta enfermedad no tienen una buena alimentación, no hacen ejercicios, no toman el medicamento o no llevan un seguimiento médico adecuado. En el proyecto elaboré una gasa que tiene algunos materiales naturales como la miel de abeja que tiene propiedades de reducir la inflamación y antimicrobiana, la sábila que es un buen cicatrizante y emoliente y la planta baptisia a la que se le atribuyen propiedades de cicatrización y antiséptico, actualmente estos tres materiales son altamente utilizados sobre todo en la medicina homeopática. Es muy importe comentar que el uso de cualquiera de los tres no sustituye el cuidado, tratamiento y seguimiento médico de la diabetes.

 

Documento gasas a base de sabila miel de abeja y baptisa

Lonas gasa a base de sabila miel de abeja y baptisia

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar una gasa que ayude a desinflamar el pie diabético a base de sábila, miel de abeja y baptisia?

Planteamiento del Problema

La diabetes es una afección en la que los niveles de glucosa en sangre son demasiado altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. Las células de su cuerpo necesitan glucosa para obtener energía. Una hormona llamada insulina ayuda a que la glucosa entre a las células, el daño  a los nervios llamado neuropatía diabética puede provocar una enfermedad llamada Pie Diabético. Elpie diabético aparece cuando existen niveles inadecuados de glucosa en sangre y otros factores que concurren con frecuencia en personas con diabetes que provocan un daño en los vasos y nervios, dos de los riesgos de estos pacientes son la disminución de la sensibilidad y la mala circulación del pie, que pueden derivar en la formación de una úlcera, hormigueos y calambres, ausencia de sensibilidad, aparición de úlceras en la piel del pie. El uso de pomadas enzimaticas, los hidrogeles y el gel de polihexanida, facilitan el desbridamiento o limpieza de la parte afectada.

Antecedentes

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica (de larga duración) que afecta la forma en que el cuerpo convierte los alimentos en energía.

La mayoría de los alimentos que come se convierten en azúcar (también llamada glucosa) que se libera en el torrente sanguíneo. El páncreas produce una hormona llamada insulina, que actúa como una llave que permite que el azúcar en la sangre entre a las células del cuerpo para que estas la usen como energía.

Cuando no hay suficiente insulina o las células dejan de responder a la insulina, queda demasiada azúcar en el torrente sanguíneo y, con el tiempo, esto puede causar problemas de salud graves, como enfermedad del corazón, pérdida de la visión y enfermedad de los riñones.

Todavía no existe una cura para la diabetes, pero se puede reducir mucho el efecto que tiene sobre la vida si se practican hábitos de estilo de vida saludables, se toman los medicamentos según sea necesario, se obtiene información sobre el automanejo de la diabetes y no se falta a las citas con el equipo de atención médica.

Existen tres tipos principales de diabetes: diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 y diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo).

La diabetes tipo 1 es causada por una reacción autoinmunitaria (el cuerpo se ataca a sí mismo por error) que impide que el cuerpo produzca insulina. Aproximadamente del 5 al 10% de las personas que tienen diabetes tienen el tipo 1. Por lo general, los síntomas de esta diabetes aparecen rápidamente. Generalmente se diagnostica en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Las personas que tienen diabetes tipo 1, deben recibir insulina todos los días para sobrevivir. En la actualidad, nadie sabe cómo prevenir la diabetes tipo 1.

Con la diabetes tipo 2, el cuerpo no usa la insulina adecuadamente y no puede mantener el azúcar en la sangre a niveles normales. Aproximadamente del 90 al 95% de las personas con diabetes tiene la diabetes tipo 2. Es un proceso que evoluciona a lo largo de muchos años y generalmente se diagnostica en los adultos (si bien se está presentando cada vez más en los niños, los adolescentes y los adultos jóvenes). Es posible que no sienta ningún síntoma; por lo tanto, es importante que se haga un análisis de sus niveles de azúcar en la sangre si está en riesgo. La diabetes tipo 2 se puede prevenir o retrasar con cambios de estilo de vida saludables, como bajar de peso si tiene sobrepeso, tener una alimentación saludable y hacer actividad física regularmente.

La diabetes gestacional aparece en mujeres embarazadas que nunca han tenido diabetes. Si usted tiene diabetes gestacional, su bebé podría estar en mayor riesgo de presentar complicaciones de salud. La diabetes gestacional generalmente desaparece después de que nace el bebé, pero aumenta el riesgo de que usted tenga diabetes tipo 2 más adelante en la vida. También hace más probable que cuando el bebé sea niño o adolescente sea obeso y que presente diabetes tipo 2 más adelante en la vida.

 

Pie diabético

La patología del pie constituye uno de los elementos principales del cuidado de los pacientes diabéticos. Las lesiones más habituales a este respecto son las úlceras, con o sin infección, y la gangrena. Son mucho menos frecuentes la neuropatía de Charcot y el edema neuropático. La tasa de amputaciones en pacientes diabéticos es más de 15 veces superior a la de la población general.

 

Los factores responsables de la lesión, en la mayoría de los casos, pueden ser evitados con un correcto adiestramiento del paciente. Además, un diagnóstico precoz y el correcto tratamiento de la lesión pueden mantener la integridad del pie, evitando gran número de amputaciones.

 

El llamado «pie diabético» es el resultado de la coexistencia de neuropatía y vasculopatía (que favorecen la aparición de lesiones hísticas) e infección, y puede progresar a situaciones tan graves como la gangrena. Constituye, por tanto, una importante causa de morbimortalidad en los pacientes diabéticos, e incluso puede llegar a ocasionar situaciones francamente invalidantes como consecuencia de las técnicas quirúrgicas empleadas (amputación), o incluso la muerte. Aun así, el pie diabético es la complicación crónica de la diabetes mellitus de más sencilla y fácil prevención.

 

La epidemiología del pie diabético es todavía desconocida ya que engloba distintos procesos patológicos, y hoy día todavía no existen una clasificación o una descripción que aúnen criterios y permitan la valoración de su magnitud de forma más exacta. Se estima que aproximadamente un 15% de los pacientes con diabetes desarrollará una úlcera en el pie o en la pierna en el transcurso de la enfermedad. La gangrena es mucho más frecuente en estos pacientes que en la población general (53 veces superior en los varones y 70 en las mujeres), por lo que supone un grave problema de salud pública actual.

 

La neuropatía diabética incluye la pérdida motora, de sensibilidad y la afección autónoma. La neuropatía motora afecta a todos los músculos del pie, lo que da lugar a deformidades articulares que inducen a un cambio de presión sobre determinada superficie plantar, concentrándose principalmente sobre las cabezas de metatarsianos y el talón; de ese modo, se estimula la formación de callosidades, que serán las precursoras de las ulceraciones. La neuropatía sensitiva favorece la formación de ulceraciones, ya que reduce la percepción del dolor y, por tanto, predispone a que las lesiones en el pie sean detectadas de forma tardía y en un estado más avanzado. La neuropatía del sistema autónomo hace que se produzca un falso calor en el pie, secundario a una alteración del flujo sanguíneo; además, disminuye la sudación, lo que ocasiona la aparición de piel seca con tendencia a fisuras y grietas, que puede facilitar una puerta de entrada a las infecciones. En la mayoría de los casos la aplicación de la terapia adecuada viene determinada por el tipo de lesión y su gravedad; de ahí la importancia de establecer una clasificación. Según Wagner, la afección del pie puede clasificarse en 6 estadios, que abarcan desde la no lesión, hasta la gangrena extensa, tal como se refleja en la tabla 1. Esta clasificación tiene una muy buena correlación con la morbimortalidad y el porcentaje de amputaciones, que aumentan conforme se eleva el grado; sin embargo, no informa de la etiopatogenia de las lesiones.

El buen cuidado de los pies para las personas con diabetes incluye:

  • Revisarse los pies todos los días: Busque cortes, enrojecimiento y otros cambios en la piel y las uñas de los pies, incluyendo verrugas u otras manchas que sus zapatos podrían frotar. Asegúrese de revisar también la planta de los pies
  • Lavarse los pies todos los días: Use agua tibia y jabón. No remoje sus pies porque eso puede resecar la piel. Después de secarse los pies, puede usar talco o almidón de maíz entre los dedos para absorber la humedad que puede causar infecciones. Si usa loción humectante, no la aplique entre los dedos de los pies
  • Preguntarle a su médico cómo eliminar callos y callosidades de forma segura: La piel gruesa de sus pies puede causar fricción y provocar llagas. Pero quitarlos de manera incorrecta podría dañar su piel. Por lo tanto, no se recomienda limarse la piel ni usar parches medicinales o removedores líquidos
  • Cortar las uñas de los pies en línea recta con un cortauñas: Si le resulta difícil cortarse las uñas de los pies, o si son gruesas o se curvan en la piel, pídale a un podólogo (especialista de los pies) que lo haga por usted
  • Siempre use zapatos que le queden bien y calcetines o pantuflas para proteger sus pies al caminar: No se recomienda caminar descalzo, ni siquiera en interiores. Y asegúrese de que sus zapatos sean suaves por dentro. Una costura o un guijarro podrían frotar su piel y dañarla
  • Proteger sus pies del calor y el frío: Use protector solar en la piel expuesta y no camine descalzo en la playa. En clima frío, use calcetines gruesos en lugar de calentar sus pies cerca de un calentador o chimenea
  • Mantener la sangre fluyendo por sus pies: Levante los pies cuando esté sentado. Mueva los dedos de los pies y haga círculos con los pies a lo largo del día. No use calcetines ajustados. Y realice muchas actividades que no sean demasiado duras para los pies, como caminar
  • Hacer que le revisen los pies en sus visitas médicas: Incluso si no ha notado ningún problema, es bueno que su profesional de la salud le revise los pies

 

Baptisia.

Baptisia tinctoria es una planta utilizada en sus zonas de origen durante mucho tiempo.

En las zonas áridas de origen, los nativos americanos de la tribu Creek emplearon esta planta hirviendo las raíces de Baptisia en agua y administraron la decocción interna y externamente a niños cansados ​​y debilitados, aparentemente a punto de enfermarse. Los mohicanos hicieron una papilla de la raíz macerada en agua y la usaron para mojar cortes y heridas.
Los colonos estadounidenses lo aplicaron a las úlceras, úlceras y eccemas por sus propiedades astringentes y antisépticas e internamente por la escarlatina y el tifus.

El término Baptisia del género proviene del latín neo y deriva del griego baptw = tingo, para bautizar, sumergir, en el sentido de teñir, para el uso de esta planta utilizada como tinte índigo.

Baptisia tinctoria contiene pequeñas cantidades de alcaloides, como la citisina (que es la causa principal de la toxicidad de algunas legumbres como la escoba española) y algunos heterosides de isoflavona, como: isobaptigenina y baptigenina.

El índigo salvaje se introdujo por primera vez en la homeopatía en 1857 y se usó principalmente en América del Norte como colagogo.
Allen indicó doce fuentes patogénicas: el número de síntomas, sin embargo, es muy pequeño e incluye dolores de cabeza con cara caliente, dificultad para concentrarse, agitación, dolor ocular, dolor de garganta, pátina amarillenta en la lengua, dolor en la región abdominal, con particular afectación del área hepatobiliar (hígado), sensibilidad de la fosa ilíaca y diarrea.

Decir, además, que en el pasado la Baptisia tinctoria se usaba también en el caso del síndrome infeccioso de cierta gravedad, como, incluso, la fiebre tifoidea.

El fármaco utilizado es la raíz y los principales ingredientes activos son: citisina y glucósido de bautisina.
No se informa toxicidad para esta planta y no hay contraindicación para las dosis terapéuticas normales, excepto la hipersensibilidad individual.

Los órganos afectados por la acción de fitoterapia son:

– Cable faríngeo-dorado;
– Vesícula biliar y tracto biliar;
– Faringe y vía aérea superior;
– Hígado y tracto biliar;
– Órganos y / o tejidos de diversas partes del cuerpo;
– Sistema inmune;
– Estómago

Las propiedades son:

– Antiséptico
– Colagogo;
– Enjuague bucal astringente faríngeo dorado;
– Dermopurificante y dermoprotector; las indicaciones son para:
– Dermatosis;
– Faringitis ulcerosa;
– Fiebre o hipertermia;
– Fiebres (infecciosas y sépticas);
– Insuficiencia hepatobiliar e intoxicación del hígado;
– Úlcera (péptica – gástrica – duodenal).

En fitoterapia, Baptisia se usa para:
– Especialmente infecciones bacterianas;
– Úlceras y llagas;
– Amigdalitis
– Disentería;
– Gingivitis
– Infecciones respiratorias;
– Agotamiento nervioso;
– Estimular el sistema inmune;
– Glándulas linfáticas inflamadas;
– Envenenamiento de la sangre y septicemia.

 

Para que sirve la baptista:La raíz de Baptisia tinctoria es utilizada en la etnobotánica de los pueblos nativos de Norteamérica como antiséptico, diaforético, laxante y purgativa en el tratamientos de úlceras cutáneas y de garganta, tifus y escarlatina.

 

Miel de abeja

Diversos estudios sugieren que la miel puede acelerar la curación de heridas debido a sus propiedades, como su capacidad para reducir la inflamación y prevenir el ataque de agentes infecciosos.

 Desde hace muchos años, se le han asignado diferentes propiedades curativas a la miel. Prueba de ello, es que los egipcios, griegos y romanos, por mencionar solo algunos, la utilizaban para tratar heridas de la piel y enfermedades del intestino. Como resultado de este descubrimiento empírico, ahora se sabe que la miel puede inhibir gran cantidad de microorganismos patógenos entre los que destacan Escherichia coli, Shigella spp., Helicobacter pylori, Staphylococcus aureus, Salmonella spp y Streptococcus pyogenespylori. En México, el principal estado productor de miel es Yucatán, con un volumen de 7,490 toneladas, que equivalen a una participación en la producción nacional de 13.6%. Le siguen Campeche con 5,571 toneladas, Chiapas con 5,213 toneladas, Jalisco con 4,590 toneladas y Veracruz con 4,766 toneladas. En el país, la mayor producción de miel se obtiene durante los meses de abril, mayo, noviembre y diciembre, cuando se produce 58.4% del volumen anual.

 

La miel tiene distintos parámetros físicos como el color, el pH, la actividad enzimática, el contenido de cenizas, la conductividad eléctrica e incluso el sabor, pero tales propiedades varían dependiendo de las especies de abejas, el origen geográfico y la presencia de impurezas. En términos generales, el color de la miel varía desde extra-clara, pasando por tonos ámbar hasta llegar a ser casi negra, algunas veces con luminosidad amarilla típica, verdosa o de tono rojizo. El color está relacionado con el contenido de minerales, polen y compuestos fenólicos

 

La miel también contiene diferentes compuestos biológicos importantes para beneficio del ser humano, entre los cuales se incluyen retinol, tocoferol, fitomenadiona, tiamina y riboflavina, niacina, ácido pantoténico, piridoxina, ácido ascórbico, los cuales son mejor conocidos como vitaminas A, E, K, B1, B2, B3, B5, B6 y C, respectivamente. Finalmente, también contiene presencia de compuestos fenólicos, flavonoides y ácidos grasos.

La miel contiene aproximadamente 0.5% de proteínas, principalmente enzimas y aminoácidos libres. Las tres enzimas principales de la miel son diastasa (amilasa), que descompone al almidón o al glucógeno en unidades de azúcar más pequeñas; invertasa (sacarasa, α-glucosidasa), que se descompone en fructosa y glucosa; y glucosa oxidasa, que produce peróxido de hidrógeno y ácido glucónico a partir de glucosa (Bogdanov et al., 2008). Como ya se mencionó, la miel contiene ciertos aminoácidos de importancia para el ser humano como arginina, cisteína, ácido glutámico, ácido aspártico y prolina

 

Propiedades curativas de la miel.

 

La práctica de utilizar la miel como medicina comenzó hace al menos seis mil años

Una de las características más importantes de la miel es su actividad antimicrobiana, hallada por primera vez en 1982.

Según uno de estos estudios, la miel más conocida es manuka (Leptospermum scoparium), la cual tiene un efecto inhibidor contra 60 especies bacterianas, incluyendo aeróbicas y anaeróbicas y Gram-positivas y Gramnegativas.

Otro estudio reveló que la miel proveniente de la abeja Tetragonisca angustula tiene actividad antimicrobiana significativa contra diferentes cepas bacterianas, incluyendo Bacillus cereus (bacterias Gram positivas) y Pseudomonas aeruginosa (bacterias Gram negativas), así como contra levaduras como Candida albicans y Saccharomyces cerevisiae

 

La miel puede actuar como agente antiinflamatorio debido a que se puede usar en la curación de heridas. Se ha reportado que al ser aplicada en el tejido lesionado, la miel reduce la cantidad de exudado de la herida, También disminuye la cantidad de compuestos inflamatorios potentes

 

Sábila.

 El aloe vera es una planta suculenta relacionada con el cactus; la mayoría de las especies forman una roseta de grandes hojas carnosas, gruesas y ricas en agua, que salen de un tallo corto. Estas hojas son normalmente lanceoladas con un afilado ápice y bordes espinosos dentados, los colores varían del gris al verde brillante y a veces están rayadas o moteadas, llegan a medir hasta 60 cm de altura. Las flores tubulares, de color amarillo, nacen en un tallo sin hojas, simple o ramificado, agrupadas en densos racimos (inflorescencias). Los aloes son plantas que se reproducen por polinización cruzada y se multiplican además, por semilla o por retoños.

La hoja es la parte más utilizada de la sábila, cada una está compuesta por tres capas: una interna, que es un gel transparente compuesto en un 99% de agua y el resto está hecho de glucomananos, aminoácidos, lípidos, esteroles y vitaminas; la capa intermedia o látex, que es la savia amarilla y amarga, contiene antraquinonas y glucósidos; y la capa externa llamada corteza, tiene la función de dar protección y síntesis de carbohidratos y proteínas.

 

Aloe vera es una de las 11 plantas más utilizadas en la industria naturista para elaborar fármacos (Pedroza et al., 2011), fortalece el sistema inmunológico (Ni et al., 2004). Además, ayuda a las afecciones en los ojos y desórdenes intestinales como el control del estreñimiento y actúa como antidisentérica, antihemorroidal, cicatrizante, laxante y coletérica. Los desórdenes intestinales son curados gracias a los metabolitos secundarios que contiene, ya que se encuentran las antraquinonas, incluyendo emodina de Aloe y crisofanol, que ayudan en el sistema gastrointestinal.

 

Aloe vera ha sido utilizada para las heridas, quemaduras y problemas de la piel, debido a su actividad contra enfermedades como dermatitis y psoriasis. Asimismo, la Aloe vera posee una amplia gama de propiedades que se aprovechan para la preparación de bebidas, yogures y suplementos.

 

La Aloe Vera es muy utilizada en las lesiones de la piel, fundamentalmente por su poder emoliente suavizante que ejerce. Se ha confirmado que estos cristales contienen vitaminas A, B1, B2, B6, C, E y ácido fólico. Además, contiene minerales, aminoácidos esenciales y polisacáridos que estimulan el crecimiento de los tejidos y la regeneración celular

Se realizó un estudio prospectivo descriptivo en el Departamento de Medicina Natural Tradicional en el Hospital Clínico Quirúrgico “Amalia Simoni  Argilagos”, en el período comprendido de enero a abril de 2005. Se seleccionó como muestra a 90 pacientes que presentaron diversas lesiones en la piel y se estimó como universo a todos los pacientes atendidos en la consulta.

En el estudio se registró las lesiones de la piel (tabla 1) que presentaron los pacientes que fueron tratados en el Departamento de Medicina Natural y Tradicional, se constató con mayor frecuencia aquellos que presentaron Psoriasis para el 44,5 %

 

Se pudo apreciar que el tiempo de duración del tratamiento fue generalmente prolongado, fundamentalmente los pacientes que presentaron psoriasis; pero con buenos resultados al igual que el acné y la dermatitis, lo que estas dos últimas con un menor tiempo de duración en la aplicación del tratamiento.

En el uso de la crema de Aloe no son muy frecuentes los efectos secundarios significativos. Aunque se han reportado que las personas que se les aplican por períodos prolongados han desarrollado reacciones alérgicas, incluidas las urticarias. La aplicación previa a la exposición solar puede provocar brote en las áreas expuestas al sol. El personal de enfermería tiene el deber de orientar a los pacientes bajo este tratamiento, para evitar cualquier reacción y el abuso de su uso sin la orientación de un personal profesional capacitado.

 

Objetivo

Elaborar una gasa que ayude a personas con pie diabético a desinflamar a base de sábila, miel de abeja y baptisia.

Justificación

Me interesó este tema ya que en la actualidad mucha gente tiene pie diabético por la mala alimentación que tienen y eso genera un problema mayor ya que la inversión que se origina por todos los medicamentos que deben de comprar que en muchas ocasiones es muy costoso.

La sábila, la miel de abeja y la baptisia son altamente utilizadas por la medicina actual por las propiedades que han sido ya confirmadas por ejemplo en el estudio realizado en el Departamento de Medicina Natural en el Hospital Clínico Quirúrgico “Amalia Simoni  Argilagos”, en Cuba en donde se demostró la efectividad de la sábila en enfermedades como la psoriasis mejorando un 50% de sus lesiones en 15 días. La miel que se ha comprobado que ha sido utilizado desde las cultura egipcias como antibacterial y la baptisia que tiene propiedades antinflamatorias.

Hipótesis

Si se elabora una gasa a base de sábila, miel de abeja y baptisia entonces podremos ayudar a las personas a desinflamar el pie diabético

Método (materiales y procedimiento)

Materiales.

  • 80 gr de baptisia
  • 60 gr de miel
  • 60 gr de sábila
  • 500 ml de agua destilada
  • Mortero
  • Recipiente
  • Gasa
  • Guantes

PROCEDIMIENTO:

  1. Lavar la baptisia para su desinfección.
  2. Colocar la baptisia seca en un mortero y macerarlo hasta que se pulverice.
  3. Colocar la baptisia en un recipiente y agregar los 60 gr de miel.
  4. Realizar la mezcla de ambos materiales.
  5. Con precaución partir la hoja de sábila por la mitad para obtener los 60 gr que se requieren.
  6. Se agrega la sábila a la mezcla de baptisia y miel.
  7. Mezclar en el recipiente los 3 materiales.
  8. Agregar el agua destilada y mezclar de manera uniforme.
  9. Realizar la inmersión de la gasa en la mezcla realizada teniendo precaución de usar guantes para evitar su contaminación.
  10. Colocar la gasa en un recipiente cerrado para evitar su contaminación.

Galería Método

Resultados

Se obtuvo una gasa inmersa en los materiales mencionados, la mezcla se realiza de manera homogénea ya que los materiales se encuentran en la misma fase acuosa, aun cuando la miel tiene mayor densidad, al mezclar con el agua destilada se consigue homogeneizar. Al final la baptisia que conseguí fueron en presentación homeopática por lo que fue mas sencillo la maceración y mezcla con el resto de los ingredientes.

La gasa se aplicó 3 veces a la semana logrando disminuir la cantidad de venas resaltadas y la inflamación en el pie.

El uso de esta gasa no sustituye la revisión médica continua, el uso del medicamento para la diabetes indicado por doctores especializados.

Galería Resultados

Discusión

Se obtuvo una gasa inmersa en los materiales mencionados, la mezcla se realiza de manera homogénea ya que los materiales se encuentran en la misma fase acuosa, aun cuando la miel tiene mayor densidad, al mezclar con el agua destilada se consigue homogeneizar. Al final la baptisia que conseguí fueron en presentación homeopática por lo que fue mas sencillo la maceración y mezcla con el resto de los ingredientes.

La gasa se aplicó 3 veces a la semana logrando disminuir la cantidad de venas resaltadas y la inflamación en el pie.

El uso de esta gasa no sustituye la revisión médica continua, el uso del medicamento para la diabetes indicado por doctores especializados.

Conclusiones

No se puede curar un pie diabético, sin embargo, se puede llevar un tratamiento para que no se genere un problema mas grande. La persona que padece diabetes debe tener un régimen alimenticio correcto, hacer ejercicio de acuerdo a las indicaciones médicas, tener un seguimiento médico adecuado en cuanto a su medicamento y revisiones constantes.

Tener una buena higiene en los pies es muy importante y evitar alguna lesión pueden ser factores determinantes para evitar que esta neuropatía se complique, ya que puede llegar incluso a la amputación de la extremidad.

Bibliografía

JAVIER ESCALADA SAN MARTÍN. (2022). Pie diabético. 2022, de Logotipo. Clínica Universidad de Navarra Sitio web: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/pie-diabetico#:~:text=El%20pie%20diab%C3%A9tico%20aparece%20cuando,complicaciones%20a%20medio%2Dlargo%20plazo.

 

Centro para el control y la prevención de Enfermedades. (2021). Información sobre la diabetes. 2022, de Centro Nacional para la Prevención de Enfermedades Crónicas y Promoción de la Salud, Sitio web: https://www.cdc.gov/diabetes/spanish/basics/diabetes.html#:~:text=La%20diabetes%20es%20una%20enfermedad,libera%20en%20el%20torrente%20sangu%C3%ADneo.

El mundo ecosostenible. (2019). Baptisia tinctoria. 2022, de El mundo ecosostenible Sitio web: https://antropocene.it/es/2019/12/05/baptisia-tinctoria/#:~:text=Los%20colonos%20estadounidenses%20lo%20aplicaron,la%20escarlatina%20y%20el%20tifus.

 

Mediline Plus. (2021). Pie diabético. 2022, de Mediline Plus Sitio web: https://medlineplus.gov/spanish/diabeticfoot.html#:~:text=El%20da%C3%B1o%20a%20los%20nervios,Esta%20herida%20puede%20infectarse.

 

Alejandra Otero-Salinas. (2020). PROPIEDADES CURATIVAS DE LA MIEL. 2022, de Benemérita Universidad Autónoma de Puebla Sitio web: https://icuap.buap.mx/sites/default/files/revista/2018/03/3E7-PROPIEDADES-CURATIVAS-DE-LA-MIEL-DONE.pdf

 

Sarahí Rubio Tinajero. (2020). SÁBILA (ALOE VERA): PROPIEDADES, USOS Y PROBLEMAS. 2022, de Revista de divulgación científica y tecnológica de la Universidad Autonoma de Nuevo Leon Sitio web: http://cienciauanl.uanl.mx/?p=9681

 

Lic. Ileana Rodríguez Domínguez. (2006). Beneficios del Aloe Vera l. 2022, de Hospital Clínico Quirúrgico Docente Provincial Sitio web: http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192006000300004

 

Jose Luis Ropero. (2014). Generalidades de la sábila. 2022, de Travel Sitio web: https://roperoaventuras.com/2014/10/23/generalidades-de-la-sabila/#:~:text=Los%20aloes%20son%20plantas%20que,por%20semilla%20o%20por%20reto%C3%B1os.&text=La%20s%C3%A1bila%20es%20xer%C3%B3fila%2C%20o,para%20el%20almacenamiento%20de%20agua.

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography