Ciencias de la Ingeniería

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

PJ-CI-24 Prótesis intercambiables para perros para patas traseras y delanteras ya sea de una o dos extremidades.

Asesor: Laura Saldaña

Hector Manzanares González[1ro. Copán], Vanessa Cruz Toledo[1ro. Copán], María Fernanda Navarrete Yañez[1ro. Copán]

Resumen

Descubrimientos como este son los que llevaron a los egipcios a ser considerados grandes maestros en diversos campos de la ciencia Durante la Alta Edad Media hubo pocos avances en el campo de la protésica, además del gancho de mano y la pata de palo. La mayoría de las prótesis que se fabricaban en aquella época era para sustituir los miembros que el campo de batalla había arrebatado.En este proyecto queremos demostrar que pueden fabricarse prótesis económicas y funcionales para perritos sin alguna extremidad, hay varias personas que tienen perritos sin una de sus extremidades y quieren comprarles una prótesis pero lamentablemente el precio es demasiado elevado y ya no las pueden comprarlas entonces ellos ya pueden fácilmente pueden crear su propia prótesis económicamente y fácil.  Nuestro objetivo al hacer esto es que los perritos sin alguna extremidad puedan tenerla nuevamente tal vez no de la misma forma pero que puedan volver a hacer sus actividades diarias, que estén cómodos sin necesidad de que sus dueños gasten mucho dinero, también que no por qué tan elevado sea el precio de una prótesis de fábrica los dejen en la calle si no que elaboren una casera y que el perro  sea feliz nuevamente.Algunas personas no les interesa en que estado este el perrito y hasta llegan a sacrificarlos por que creen que ya no hay posibilidades de que se mejoren. Sin embargo si la hay por ejemplo existen las prótesis que son la mejor opción para un perrito que no tenga su patita o alguna otra discapacidad. 

FORMATO PROTESIS PARA PERRO CON FALTA DE EXTREMIDADES DELANTERAS Y TRASERAS

LONAS PROTESIS PARA PERRO CON FALTA DE EXTREMIDADES DELANTERAS Y TRASERAS

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar una prótesis intercambiable para perros con discapacidad motriz para patas traseras y delanteras, ya sea de una o dos extremidades?

Planteamiento del Problema

Después de investigar nos percatamos de que no existen prótesis que sean para patas delanteras y traseras a un costo accesible para los dueños de estas mascotas. Según la sociedad protectora de animales en el año 2018  hay  500.000 de perritos abandonados con alguna discapacidad,  que hay perros que abandonan en la calle por no tener patas y son maltratados, sacrificados, no les hacen caso, etc.

 

Antecedentes

Se estima que en el mundo existen alrededor de 500 000 000 de perros; sin embargo, el 75% de estos no tienen alguna  pata o patas, las causas principales son: Atropellamiento, maltrato, nacimiento o un accidente en específico.

Algunas personas no les interesa en que estado este el perrito y hasta llegan a sacrificarlos por que creen que ya no hay posibilidades de que se mejoren. Sin embargo si la hay por ejemplo existen las prótesis que son la mejor opción para un  perrito que no tenga su patita o alguna otra discapacidad. En 1995 [10], el profesor C. Wilfred Griggs, de la Universidad de Brigham Young de Utah, y un  equipo de expertos aplicaron rayos X a seis momias que se encontraban en el Museo Rosacruz  de San José. Lo que no se podían esperar, es que en una de esas seis momias había una barra de  22 centímetros de longitud colocada de forma estratégica en la rodilla izquierda.

Al principio, se creía que había sido una intervención realizada en tiempos modernos con el fin  de mantener la rodilla de la momia en su sitio. Años más tarde, el doctor Richard T. Jackson,  cirujano ortopédico de la misma universidad, encontró rastros de una antigua resina orgánica,  semejante al cemento ortopédico moderno y, también, rastros de grasas antiguas y textiles que  aún estaban bien puestos en su lugar. Estos descubrimientos revelaron que tan avanzado  procedimiento habían sido realizados hace casi 3000 años.

Descubrimientos como este son los que llevaron a los egipcios a ser considerados grandes  maestros en diversos campos de la ciencia Durante la Alta Edad Media (más o menos del año 476 al año 1000) hubo pocos avances en el  campo de la protésica, además del gancho de mano y la pata de palo. La mayoría de las prótesis  que se fabricaban en aquella época era para sustituir los miembros que el campo de batalla  había arrebatado. En cambio, fuera del campo de batalla, solamente los ricos tenían la suerte  de contar con alguna prótesis que les ayudara en sus labores cotidianas.

Fue en el período del Renacimiento (siglos XV y XVI en Europa Occidental) cuando, aunque sus  principales exponentes se hallan en el campo de las artes, se produjo una renovación en las  ciencias, tanto naturales como sociales. Retomando los descubrimientos médicos relacionados  con la protésica de los griegos y los romanos, surgió un renacer en la historia de la protésica,  caracterizándose principalmente por ser fabricadas con hierro, acero, cobre y madera.

 

Se estima que en el mundo existen alrededor de 500 000 000 de perros; sin embargo, el 75% de estos no tienen patas o patas, las causas principales son: Atropellamiento, maltrato, nacimiento o un accidente en específico.

Algunas personas no les interesa en que estado este el perrito y hasta llegan a sacrificarlos por que creen que ya no hay posibilidades de que se mejoren. Sin embargo si la hay por ejemplo existen las prótesis que son la mejor opción para un  perrito que no tenga su patita o alguna otra discapacidad. Otro descubrimiento destacable en este campo fue origen de prótesis activadas por los  músculos del muñón logrando conectar la musculatura flexora del antebrazo con el mecanismo  de la mano artificial o sistemas de propulsión asistida, dando origen a prótesis neumáticas y  eléctricas.

Finalmente, en estas últimas décadas, la gran mayoría de los avances en protésica han ido  ligados a los progresos que se han dado en campos como la informática, la electrónica y, por  tanto, en la ingeniería biomédica tal y como la conocemos hoy.

Por ejemplo, actualmente sabemos que el intercambio de información de las neuronas de  nuestro cerebro se produce mediante impulsos nerviosos (eléctricos). Cuando las neuronas  interaccionan entre sí con impulsos eléctricos generan un comportamiento en conjunto, que  puede ser medido desde el cuero cabelludo. Estas señales son muy pequeñas, pero haciendo  uso de las tecnologías de amplificación de señales biológicas se consiguen utilizar dichos  impulsos para que un paciente, por ejemplo, consiga mover cualquier tipo de prótesis. Un claro  ejemplo de este tipo de tecnología son los brazos robóticos fabricados por Johns Hopkins  Prosthetics (Applied Physics Laboratory).

 

Todos estos avances y descubrimientos realizados a lo largo de la historia del hombre, junto con  los innumerables conocimientos que se tienen hoy en día sobre materiales y electrónica, nos  conduce a un futuro próximo que promete grandes e inimaginables cambios el mundo de las  prótesis tal y como las conocemos. Para poder hablar del origen de las prótesis en animales debemos remontarnos a los inicios de  la medicina veterinaria, y, por tanto, no podemos omitir el nombre de Aristóteles, que en su  extensa obra fue pionero en reflejar importantes conceptos sobre enfermedades inherentes en  distintas especies animales.

Estos estudios, consultados y ampliados por distintos autores posteriores, poco a poco fueron  convirtiéndose en los primeros tratados sobre la medicina y la zootecnia de los animales.

A finales del siglo primero, Lucio Julio Columela, en su obra “Los doce libros de agricultura”,  utilizó por primera vez el término “veterinario” para definir al pastor que curaba las  enfermedades de los animales. Y no fue hasta el año 1761 que se fundó y se puso en  funcionamiento la Escuela Real de Veterinaria de Lyon, la primera institución educativa que se  dedicaba única y exclusivamente a esta especialidad. Desde entonces, los conocimientos y  descubrimientos asociados a este campo son innumerables.

En cambio, la literatura sobre la historia de las prótesis animales es bastante limitada. La  Ortopedia en perros y gatos (y animales en general) fue una disciplina poco desarrollada hasta  finales del siglo XIX, donde el principal antecedente lo encontramos en el libro “Diseases of the  Dog”, en el que se dedican tan solo siete páginas al esqueleto del perro y lo relacionado con las  fracturas.

Uno de los pocos ejemplos que podemos encontrar documentados es el del coronel  estadounidense Harry A. Gorman, al cual los ortopedistas son deudores de una de las primeras  prótesis de cadera, quien creó el ingenio para ayudar a un perro, y posteriormente adaptó su  idea a seres humanos.

Otros ejemplos como este se encuentran en animales diagnosticados con displasia de cadera.  Presentan un cuadro de artritis degenerativa el cual se complica con el tiempo, padeciendo  aumento del dolor y finalmente alteraciones en la movilidad. Esta ha sido una de las razones por  las que las técnicas de las prótesis de cadera humanas han sido adaptadas a la cirugía veterinaria.

Para poder hablar del origen de las prótesis en animales debemos remontarnos a los inicios de  la medicina veterinaria, y, por tanto, no podemos omitir el nombre de Aristóteles, que en su  extensa obra fue pionero en reflejar importantes conceptos sobre enfermedades inherentes en  distintas especies animales.

Estos estudios, consultados y ampliados por distintos autores posteriores, poco a poco fueron  convirtiéndose en los primeros tratados sobre la medicina y la zootecnia de los animales.

A finales del siglo primero, Lucio Julio Columela, en su obra “Los doce libros de agricultura”,  utilizó por primera vez el término “veterinario” para definir al pastor que curaba las  enfermedades de los animales. Y no fue hasta el año 1761 que se fundó y se puso en  funcionamiento la Escuela Real de Veterinaria de Lyon, la primera institución educativa que se  dedicaba única y exclusivamente a esta especialidad. Desde entonces, los conocimientos y  descubrimientos asociados a este campo son innumerables.

En cambio, la literatura sobre la historia de las prótesis animales es bastante limitada. La  Ortopedia en perros y gatos (y animales en general) fue una disciplina poco desarrollada hasta  finales del siglo XIX, donde el principal antecedente lo encontramos en el libro “Diseases of the  Dog”, en el que se dedican tan solo siete páginas al esqueleto del perro y lo relacionado con las  fracturas.

Uno de los pocos ejemplos que podemos encontrar documentados es el del coronel  estadounidense Harry A. Gorman, al cual los ortopedistas son deudores de una de las primeras  prótesis de cadera, quien creó el ingenio para ayudar a un perro, y posteriormente adaptó su  idea a seres humanos.

Otros ejemplos como este se encuentran en animales diagnosticados con displasia de cadera.  Presentan un cuadro de artritis degenerativa el cual se complica con el tiempo, padeciendo  aumento del dolor y finalmente alteraciones en la movilidad. Esta ha sido una de las razones por  las que las técnicas de las prótesis de cadera humanas han sido adaptadas a la cirugía veterinaria.

Para poder hablar del origen de las prótesis en animales debemos remontarnos a los inicios de  la medicina veterinaria, y, por tanto, no podemos omitir el nombre de Aristóteles, que en su  extensa obra fue pionero en reflejar importantes conceptos sobre enfermedades inherentes en  distintas especies animales.

Estos estudios, consultados y ampliados por distintos autores posteriores, poco a poco fueron  convirtiéndose en los primeros tratados sobre la medicina y la zootecnia de los animales.

A finales del siglo primero, Lucio Julio Columela, en su obra “Los doce libros de agricultura”,  utilizó por primera vez el término “veterinario” para definir al pastor que curaba las  enfermedades de los animales. Y no fue hasta el año 1761 que se fundó y se puso en  funcionamiento la Escuela Real de Veterinaria de Lyon, la primera institución educativa que se  dedicaba única y exclusivamente a esta especialidad. Desde entonces, los conocimientos y  descubrimientos asociados a este campo son innumerables.

En cambio, la literatura sobre la historia de las prótesis animales es bastante limitada. La  Ortopedia en perros y gatos (y animales en general) fue una disciplina poco desarrollada hasta  finales del siglo XIX, donde el principal antecedente lo encontramos en el libro “Diseases of the  Dog”, en el que se dedican tan solo siete páginas al esqueleto del perro y lo relacionado con las  fracturas.

Uno de los pocos ejemplos que podemos encontrar documentados es el del coronel  estadounidense Harry A. Gorman, al cual los ortopedistas son deudores de una de las primeras  prótesis de cadera, quien creó el ingenio para ayudar a un perro, y posteriormente adaptó su  idea a seres humanos.

Otros ejemplos como este se encuentran en animales diagnosticados con displasia de cadera.  Presentan un cuadro de artritis degenerativa el cual se complica con el tiempo, padeciendo  aumento del dolor y finalmente alteraciones en la movilidad. Esta ha sido una de las razones por  las que las técnicas de las prótesis de cadera humanas han sido adaptadas a la cirugía veterinaria.

Objetivo

Elaborar una  prótesis intercambiable para perros con discapacidad motriz para patas traseras y delanteras, ya sea de una o dos extremidades

Justificación

Decidimos hacer este proyecto porque queremos  ayudar a los perros que no tengan alguna extremidad para que puedan moverse, que se sientan cómodos y puedan volver a realizar sus actividades de la manera más normal posible, muchos de estos perros son discriminados por tener alguna discapacidad lo que provoca que los abandonen o no quieran adoptarlos. Por otro lado también queremos apoyar a los dueños de las mascotas con este tipo de problemas ya que el costo de una prótesis puede llegar a ser hasta de $2,000 aproximadamente y la prótesis que realizaremos será más económica y tendrá la misma funcionalidad.

Hipótesis

Si elaboramos una prótesis para perros con falta de patas traseras o delanteras entonces podemos ayudar a mejorar la calidad de vida de estas mascotas.

Método (materiales y procedimiento)

1- Pechera

2-Correa

3- Llantas de seguridad de bicicleta

4- Clavos o tornillos

5- 25 y 50 cm de largo de madera y 5 cm de ancho

6- Varilla de metal

7- Llantas de bicicleta o llantas pequeñas de 10 cm 

8-  Agujetas 

9- Un trapo liso o una mantita

 

Procedimiento : 

  1. Unir las tablas con tornillos, tomaremos la varilla y haremos dos orificios de cada lado para introducirlo, 
  2. Después, se colocan 4 tuercas y 4 rondanas, 2 de cada lado; dos y dos.
  3. Colocar las llantas en la varilla y la ajustamos con una rondana y una tuerca y lo mismo del otro lado.
  4. Haremos 16 hoyos en las tablas, 8 de cada lado para poder ajustarlas en las tablas de arriba para introducir las agujetas.
  5. En el trapo hacemos unos hoyos o de preferencia agregarle algo para que quede como un puente y por ahí pase la agujeta. (Cuatro; una por cada esquina) y lo mismo con la pechera, solo que a esta son 2.
  6. Lo amarramos en las tablas de arriba y solo queda pintarla del color que sea que de preferencia combine con el trapo, las agujetas y la pechera

Galería Método

Resultados

Obtuvimos una prótesis para perros similar a una de índole comercial y con la que los perros con la falta de alguna extremidad podrán usarla sin incomodidad, lo que puede mejorar su calidad de vida así como fomentar la adopción de mascotas con este tipo de dificultades sabiendo que pueden obtener el apoyo de una prótesis, que se puede elaborar fácil y económicamente.

 

Galería Resultados

Discusión

Obtuvimos una prótesis para perros similar a una de índole comercial y con la que los perros con la falta de alguna extremidad podrán usarla sin incomodidad, lo que puede mejorar su calidad de vida así como fomentar la adopción de mascotas con este tipo de dificultades sabiendo que pueden obtener el apoyo de una prótesis, que se puede elaborar fácil y económicamente.

 

Conclusiones

Mediante este proyecto pudimos darnos cuenta que se pueden elaborar prótesis funcionales en casa y sin necesidad de gastar mucho dinero en prótesis que se venden de manera comercial o en veterinarias,  que además solo pueden ser para patas delanteras o traseras, nuestro proyecto además de ser elaborado  en casa se puede hacer a la medida de tu perro e intercambiable, es decir, para patas delanteras o traseras, teniendo una funcionalidad eficiente para las mascotas que tengan alguna discapacidad de este tipo.

Bibliografía

Ariana Gómez González.. (2018). LA DISCAPACIDAD EN LOS ANIMALES. 2021, de discapacidadeuts Just another WordPress Sitio web: https://discapacidadeuts.wordpress.com/sociedad/la-discapacidad-en-los-animales/

Secretaría del Medio Ambiente. (2020). Protección y Bienestar Animal en el Estado de México. 2021, de Secretaría del Medio Ambiente Sitio web: https://sma.edomex.gob.mx/proteccion_bienestar_animal

Samuel Herrera Chávez y Claudia Pérez Rodríguez. (2017). CUIDADO DE ANIMALES. 2021, de Sistema de Información Legislativa de la Secretaria de Gobernación Sitio web: http://sil.gobernacion.gob.mx/Archivos/Documentos/2019/10/asun_3929370_20191008_1570828487.pdf

 

Ing. Guadalupe López Contreras. (2016). Análisis numérico y experimental de un prototipo de prótesis canina para extremidad posterior. 2021, de IPN Sitio web: https://tesis.ipn.mx/jspui/bitstream/123456789/21727/1/Analisis%20numerico%20y%20experimental%20de%20un%20prototipo%20de%20protesis%20canina%20para%20extremidad%20posterior.pdf

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography