Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

PJ-AA-187-CL Yogurth natural a base de manzanilla y naranja

Hambre cero
Salud y Bienestar

Asesor: Laura Saldaña

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

Equipo [Equipo 7] Yoana Elizabeth Marquez Vizcarra[Tulum], Luis Elias Isaac González Cruz[Tulum], Luis Gabriel Noyola Fuentes[Tulum]

Resumen

El estrés es la respuesta física o mental una causa externa, como tener muchas tareas o padecer una enfermedad. Un estresor o factor estresante puede ser algo que ocurre una sola vez o a corto plazo, o puede suceder repetidamente durante mucho tiempo. En la actualidad muchas personas padecen estrés por diversas razones, el ritmo de vida que se tienen en la actualidad, los tiempos de traslado al trabajo o a la escuela, la pandemia por la que estamos pasando, han provocado un aumento en los niveles de estrés desde niños hasta adultos, por eso, quisimos crear un yogurt natural de manzanilla y naranja para ayudar a combatir y reducir considerablemente el estrés, la naranja por ejemplo ayuda para las enfermedades cardiovasculares, enfermedades del corazón, etc, es un antioxidante y además contiene Vitamina C, lo que favorece al sistema inmunológico, la manzanilla es una planta muy utilizada por la herbolaria y actualmente por la medicina homeopática, ya que ayuda a combatir el estrés, conciliar el sueño, puede ayudar en problemas digestivos que en muchas ocasiones son provocados por el estrés. Quisimos elaborar un yogurth porque además de las propiedades que ya mencionamos de la naranja y la manzanilla, contiene probióticos, es decir, microorganismos vivos que son benéficos para el cuerpo, ayudan a la flora intestinal, además tiene propiedades antibacteriales y proporciona proteínas que ayudan a las personas.

Documento Yogurth natural antiestrés a base de manzanilla y naranja

Lona Yogurth natural a base de manzanilla y naranja

Pregunta de Investigación

¿Cómo hacer un yogurt natural a base de manzanilla y naranja para disminuir el estrés en las personas?

Planteamiento del Problema

En la actualidad muchas personas sufren de estrés debido al trabajo, por sus estudios, incluso por la situación actual de la pandemia, según la página del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en conjunto con el Gobierno Federal de México nos dicen que el estrés es: Conjunto de reacciones físicas y mentales que la persona sufre cuando se ve sometida a diversos factores externos que superan su capacidad para enfrentarse a ello.

Por ejemplo en la página de Gympass, que tiene como fuente el periódico El Empresario y el economista en su artículo “México, el país con mayores niveles de estrés laboral en el mundo” dice que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), México ocupa el primer lugar a nivel mundial en estrés laboral, con 75% de su fuerza laboral bajo esta condición. Le siguen China (73%) y Estados Unidos (59%).

El estrés afecta a personas desde edades escolares hasta edades adultas, causando enfermedades como: Diabetes, obesidad, depresión o ansiedad, entre otras.

Antecedentes

El estrés es una reacción fisiológica de nuestro organismo frente a situaciones difíciles que con el tiempo afecta diferentes funciones del organismo, pero se puede controlar si se tiene equilibrio y organización en el estilo de vida. Hoy en día el estrés se puede manejar y controlar con diferentes tipos de tratamientos, e incluso uno puede mejorar con tan solo cambiar el estilo de vida dependiendo del tipo o fase de estrés que este atravesando. La alimentación, el estilo de vida, el ejercicio físico y otras terapias de relajación son cruciales al momento de elegir una terapia adecuada para contrarrestar el estrés por tal motivo tener conocimiento adecuado de este padecimiento es de interés general debido a que nadie está exento de sufrir esta enfermedad.

Hoy en día y con mayor frecuencia la palabra estrés es utilizada para referirse a una enfermedad que se produce a consecuencia de la sociedad y el estilo de vida que llevamos, en el que presiones de la vida cotidiana y diferentes condiciones repercuten de manera negativa sobre la salud.

Esta enfermedad va en progresión a nivel mundial y es de mucha preocupación porque cualquier persona puede padecer esta sin importar la edad, el género, condición económica o raza. Sin embargo, es necesario saber qué es lo que realmente significa la palabra estrés.

El estrés es un estado en el que la persona sufre distintos desordenes, muchas veces producidos por mala adaptación al entorno social, que pueden agravarse con los estados de tensión continuas en el que el organismo responde con una serie de trastornos fisiológicos y psicológicos. Muchos de estos trastornos se pueden controlar en función de la gravedad o del tipo de estrés que uno padece, pero esto implica una serie de cambios en el estilo de vida que llevamos.

El estrés se puede prevenir o controlar de distintas formas como por ejemplo: control en la alimentación, practicar algún deporte, yoga, caminatas u otros ejercicios de control corporal, fisioterapia, relajación, fitoterapia. La alimentación juega un rol muy importante ya que los nutrientes que nos dan las frutas y verduras ayudan al control de nuestro cuerpo y mente brindando más defensas al organismo. La fisioterapia es una alternativa de tratamiento que tiene una diversidad de técnicas manuales entre ellas la masoterapia y también ejercicios para relajar la musculatura que ayudan a la persona a mejorar su calidad de vida. Otra opción es la fitoterapia ya que un gran número de infusiones contribuyen al buen funcionamiento de nuestro organismo.

existen diferentes tipos de estrés, que se clasifican en función de la duración: Estrés agudo, agudo episódico y crónico.

El estrés agudo es la forma de estrés más común este surge de las exigencias y presiones del pasado reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano.

El estrés agudo episódico es cuando se padece estrés agudo con mucha frecuencia. La gente afectada asume muchas responsabilidades y no puede organizar la cantidad de exigencias ni presiones; por lo tanto reacciona de forma descontrolada, muy emocional, y suele estar irritable, y sentirse incapaz de organizar su vida.

El estrés crónico es un estado constante de alarma surge cuando una persona nunca ve una salida a una situación deprimente. Es el estrés de las exigencias y presiones implacables durante períodos aparentemente interminables que en algunos casos también pueden provenir de experiencias traumáticas de la niñez que se mantienen presentes constantemente. El peor aspecto del estrés crónico es que las personas se acostumbran a él, se olvidan que está allí e incluso las personas se desgastan hasta llegar a una crisis nerviosa final y fatal. Los síntomas de estrés crónico son difíciles de tratar.

 

El estrés tiene 3 fases:

 

  • Fase de alarma o huida, en esta fase el cuerpo se prepara para producir el máximo de energía que se da cuando enfrentamos una situación difícil, con los consecuentes cambios químicos. El cerebro, entonces, envía señales que activan la secreción de hormonas, que mediante una reacción en cadena provocan diferentes reacciones en el organismo, como tensión muscular, agudización de los sentidos, aumento en la frecuencia e intensidad de los latidos del corazón, elevación del flujo sanguíneo.
  • Fase de resistencia, que es cuando se mantiene la situación de alerta, sin que exista relajación. El organismo intenta retornar a su estado normal, y se vuelve a producir una nueva respuesta fisiológica, manteniendo las hormonas en situación de alerta permanente.
  • Fase de agotamiento, sucede cuando el estrés se convierte en crónico, y se mantiene durante un período de tiempo que varía en función de cada individuo. Esta última fase es la que más problemas ocasiona, pues si la activación, la tensión, los estímulos y demandas estresantes no disminuyen, el nivel de resistencia termina por agotarse, apareciendo de nuevo la alarma y en consecuencia los problemas tanto físicos como psicológicos. Esta fase provoca debilidad, se descansa mal, aparece sensación de angustia y deseo de huida.

Alternativas de tratamiento:

Existen 4 puntos fundamentales para el tratamiento del estrés: alimentación, fisioterapia en el que se maneja el ejercicio físico, relajación y por último la fitoterapia.

La alimentación es un factor importante en la vida diaria en la que se debe tener una dieta adecuada que es aquella que tiene una cantidad adecuada en calorías, comidas nutritivas, ensaladas, frutas y granos, estos alimentos contienen nutrientes, vitaminas, minerales, enzimas y otros compuestos que pueden ayudar a nuestro organismo a dominar el estrés.

El ejercicio físico es una buena forma de afrontar el estrés porque es una forma saludable de dejar salir la energía contenida y la tensión del organismo debido a que el ejercicio obliga al cerebro a producir endorfinas, que son potenciadores naturales del estado de ánimo, y que se generan con el movimiento del cuerpo, logrando así olvidar frustraciones y otras tensiones.

La fisioterapia es una de las mejores alternativas de tratamiento ya que se aplican diferentes técnicas manuales, una de ellas es la masoterapia en la que se tiene diferentes técnicas especializadas como, puntos de presión llamados puntos gatillo, masaje de drenaje, amasamiento y otros. La masoterapia o masaje terapéutico es una técnica que se utiliza para que haya mejor irrigación sanguínea, mejor circulación de la linfa, para mejorar contracturas, mejor movimiento y de esta manera lograr relajar al paciente. Con la manipulación correcta de puntos clave en el cuerpo se logra favorecer la liberación de endorfinas, sustancias que nos dan una sensación de bienestar que ayudan a combatir el dolor y de esta manera relajar al cuerpo. Las endorfinas son las mismas sustancias que se liberan al reír; por lo que ayuda a combatir la depresión y los estados de ánimo negativos.

 

Yogurth

el yogur contiene proteínas muy útiles para el ser humano y con una mayor digestibilidad que la leche. Conoce sus propiedades nutricionales y algunos consejos para su consumo.

El yogur y otras leches fermentadas son casi tan antiguas como el hombre, ya que nacieron antes de la agricultura, cuando las comunidades humanas todavía eran nómadas y transportaban la leche en recipientes de piel de cabra que favorecían su fermentación.

 

Dentro del cada vez más amplio grupo de las leches fermentadas, el yogur es una leche (entera o desnatada) fermentada por la acción de bacterias lácticas específicas que provocan una transformación parcial de la lactosa en ácido láctico, así como un aumento de su consistencia por coagulación de sus proteínas.

 

La composición nutricional de los distintos yogures puede variar bastante en función de la leche que se haya utilizado (entera o desnatada) y de los componentes que se añadan al yogur. Por ejemplo, algunos yogures llevan además de la leche, nata, azúcar, frutas o cereales que incrementan notablemente su valor calórico que puede ir desde 55 kcal en un yogur desnatado hasta 140 kcal en uno que lleva azúcar y frutas o cereales.

 

De forma general el yogur contiene proteínas muy útiles para el ser humano y con una mayor digestibilidad que la leche. Además, es una buena fuente de vitaminas del grupo B y A y una excelente fuente de minerales como el calcio, fósforo, magnesio y zinc.

 

Uno de los mayores valores de yogur y de las otras leches fermentadas es su valor probiótico (que significa “a favor de la vida”), debido a las bacterias que contienen. Se han observado en numerosos trabajos científicos sus beneficios, tales como:

Mejoría de los síntomas de intolerancia a la lactosa, pues ayudan a que ésta se digiera mejor en el intestino.

 

Prevención y tratamiento de la diarrea en los niños, especialmente la causada por rotavirus, y mejoría de la diarrea en adultos tras la toma de antibióticos, ya que contribuye a que se restablezca la flora intestinal inicial.

Aumento del número de bacterias beneficiosas en el intestino que ayudan a eliminar sustancias tóxicas y carcinógenas.

 

Aumento de la producción natural de ciertos tipos de células del sistema inmunitario.

Según pautas de 2016 de la Sociedad Española de Nutricion comunitaria (SENC), una ración de lácteo sería: 200-250 mililitros de leche, o 200-250 gramos de yogur, o 40-60 gramos queso curado, o 80-125 gramos de queso fresco”, explica Miren Iosune Zubieta, dietista-nutricionista en el Centro de Investigación en Nutrición de la Univerdidad de Navarra.

 

De manera específica, detalla esta experta, la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y dietética (Fesnad) ha llegado a recomendar en 2013 la ingesta de yogur “dentro del consumo diario y variado de lácteos”.

  

Naranja

Es una fruta que contienen mucha vitamina C que estimula el sistema inmunológico. También frena los niveles de la hormona del estrés y el cortisol. Por eso, las naranjas son el aliado perfecto para reducir el estrés.

El género citrus es el más importante de la familia de las Rutáceas, consta de unas 20 especies con frutos comestibles, todos ellos ricos en vitamina C. En nuestro país es uno de los que más produce, sobre todo en Valencia, Murcia y Andalucía.

 

La naranja destaca por ser una excelente fuente de vitamina C, flavonoides, ácido fólico y minerales como el potasio y magnesio.

 

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a combatir los radicales libres que se producen en el organismo por diferentes motivos y que son dañinos para el organismo. Además, es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos, formando proteínas que componen la piel, tendones, ligament Ayuda en la cicatrización de las heridas y participa en la absorción del hierro.

 

 Folatos

 

Otra de las vitaminas destacadas en las naranjas son los folatos, también llamado ácido fólico o vitamina B9. Se caracteriza por intervenir en la producción de los glóbulos rojos, en el desarrollo del sistema nervioso, participar en la síntesis de material genético y en la formación de anticuerpos.

 

Gracias a la vitamina C y los flavonoides que contienen las naranjas protege las células del daño causado por los radicales libres, que contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades y juegan un papel en los procesos de envejecimiento.

 

Aliado cardiovascular

 

La vitamina C inhiben la oxidación del llamado colesterol malo» (LDL) e impiden que éste se deposite en las paredes de los vasos sanguíneos, previniendo así la aterosclerosis. Además, en personas con tendencia a trombosis, edemas, varices, etc.: los flavonoides de la naranja refuerzan la pared de los vasos capilares, otorgan una mayor elasticidad a las arterias y, en general, mejoran la circulación venosa, además de prevenir la agregación plaquetaria, aportando un efecto antitrombótico.

 

Ayuda a combatir la anemia

 

En caso de anemia ferropenicaes muy útil y recomendable consumir naranja o cualquier otro cítrico junto alimentos ricos en hierro (carne, pescado…) o como acompañamiento de los medicamentos para el tratamiento de la anemia, la vitamina C que contiene el cítrico favorece la conversión del hierro férrico en ferroso haciéndolo más asimilable. El resultado es una aceleración de la recuperación.

 

Una naranja mediana aporta aproximadamente 85 mg de vitamina C, lo que cubre el 100% de las necesidades diarias recomendadas(60 mg/día). No obstante, existen diferentes situaciones en las que necesidades de vitamina C están aumentadas, como por ejemplo durante la lactancia, el embarazo, en deportistas, personas fumadoras, si se toman determinados fármacos, etc. En estos casos está aún más recomendado el consumo de una naranja diaria para alcanzar los valores adecuados.

 

Manzanilla

Desde tiempos remotos, laChamaemelum nobile, mejor conocida como manzanilla se le ha dado múltiples usos.

Por ejemplo, en Egipto se usaba en el tratamiento de la malaria, en Roma para tratar infecciones urinarias y en la Europa de la edad media, se hizo muy popular como diurético y como remedio para los trastornos digestivos.

Están comprobadas sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas.

 La Chamaemelum nobile es sin duda un milagro de la naturaleza. Esto debido a que, a esta planta se le atribuye la capacidad de proteger y reparar la membrana gástrica, ayudando a corregir problemas del sistema digestivo.

 

Al mismo tiempo, la manzanilla ha sido utilizada para la atención de enfermedades respiratorias como el asma, la bronquitis y la sinusitis. Además, su uso junto a fármacos es una buena alternativa para aliviar dolores articulares y enfermedades hepáticasLa manzanilla ha sido la base de algunos fármacos.

 

Reduce el estrés y la ansiedad

 

Un estudio impulsado por el Colegio Imperial de Londres reveló que, la ingesta de manzanilla (Chamaemelum nobile), aumenta la producción de glicina e hipurato, los cuales actúan como relajantes nerviosos y musculares.

 

Por lo tanto, no sorprende lo extendido de su uso para combatir el estrés, la ansiedad y los síntomas depresivos, sea que se consuma en infusión o en aromaterapia.

 

Posee propiedades que favorecen la inducción del sueño.

Dado que, su componente de apigenina actúa en los receptores del cerebro para provocar somnolencia. Algunos productos como Vicks Zzzquil Natura que contienen valeriana, manzanilla y melatonina, reducen el tiempo requerido para conciliar el sueño.

 

Previene problemas cardíacos.

 

El consumo excesivo de grasas eleva el colesterol y los triglicéridos a niveles peligrosos, haciéndonos propensos a enfermedades cardíacas.

Ahora bien, puesto que la manzanilla es rica en flavonoides, un antioxidante, favorece la reducción de estos valores en la sangre. De esta manera, tiene el potencial de reducir la presión arterial y prevenir la arterioesclerosis.

 

Fortalece el sistema inmunológico

 

Por sus cualidades, posee la capacidad de disminuir las infecciones digestivas y favorecer la flora intestinal. Esta acción en el aparato digestivo es fundamental para el correcto funcionamiento del organismo, por cuanto, en buena medida, el sistema inmunitario radica allí.

 

Por otra parte, sus compuestos fenólicos contribuyen a prevenir infecciones. Además, contiene propiedades que combaten la congestión nasal y disminuye los estados inflamatorios.

 

F

Objetivo

Elaborar un yogurt a base de manzanilla y naranja para ayudar a las personas con estrés

Justificación

En la actualidad el estrés forma parte de nuestra vida diaria por todas las actividades que podamos tener o incluso en estos momentos por la pandemia que estamos viviendo. Existen muchas formas de poder tratar el estrés, por ejemplo, hacer ejercicio, tener actividades que nos relajen, comer sano, pero también hay personas que incluso deben llegar a tomar medicamento  para poder controlarlo, eso puede provocar que la persona tenga que depender de estos medicamentos para poder tener una vida lo mas normal posible, es por esto que quisimos elaborar un alimento que sea natural y que pueda ayudar a las personas que padezcan estrés utilizando naranja que contiene folatos que fortalece el sistema inmunológico o la manzanilla que según estudios del Colegio Internacional de Londres ayuda a relajar y e inducir el sueño.

 

 

Hipótesis

Si logramos elaborar un yogurt natural a base de manzanilla y naranja entonces podremos ayudar a reducir el estrés de algunas personas.

 

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  • 250 ml de leche entera
  • 20 gr de yogurth natural
  • 10 gr de manzanilla
  • 30 ml de naranja
  • Manta de cielo
  • Termómetro
  • Recipiente que soporte el calor

 

Procedimiento

Paso 1. Se coloca la leche en el recipiente y se calienta a 80°C

Paso 2. Se agregan los 10 gr de manzanilla para que se incorporen con la leche.

Paso 3. Se deberá tomar la temperatura con el termómetro.

Paso 4. Una vez que llegue a esta temperatura se retira del calor.

Paso 5. Dejar que se enfríe hasta que llegue a 45°C

Paso 6. Agregar los 20 gr de yogurth natural.

Paso 6. Se debe revolver hasta lograr una mezcla homogénea

Paso 7. Se agregan los 30 ml de jugo de naranja.

Paso 8. Se mezcla hasta se encuentre de forma homogénea.

Paso 9. La olla se debe envolver con la manta de cielo.

Paso 10. Se coloca en refrigeración por 12 horas

Galería Método

Resultados

Realizamos la fase experimental 3 veces, en la primera ocasión lo dejamos mas del tiempo indicado a la intemperie por lo que la leche se fermentó y se echó a perder y nos faltó agregar manzanilla y un poco mas de naranja.

En la segunda fase experimental la consistencia quedó demasiado espesa por que el yogurt que se utilizó no era natural y lo dejamos demasiado tiempo en refrigeración.

En la tercera fase experimental se utilizó el yogurt natural, la temperatura y el tiempo adecuados a la intemperie y en refrigeración, la consistencia que tuvimos al final era el correcto, las personas que lo probaron nos comentaron que tenía buen sabor.

Obtuvimos 250 ml de yogurt con naranja y manzanilla, debe permanecer en refrigeración para evitar su descomposición.

 

Galería Resultados

Discusión

Realizamos la fase experimental 3 veces, en la primera ocasión lo dejamos mas del tiempo indicado a la intemperie por lo que la leche se fermentó y se echó a perder y nos faltó agregar manzanilla y un poco mas de naranja.

En la segunda fase experimental la consistencia quedó demasiado espesa por que el yogurt que se utilizó no era natural y lo dejamos demasiado tiempo en refrigeración.

En la tercera fase experimental se utilizó el yogurt natural, la temperatura y el tiempo adecuados a la intemperie y en refrigeración, la consistencia que tuvimos al final era el correcto, las personas que lo probaron nos comentaron que tenía buen sabor.

Obtuvimos 250 ml de yogurt con naranja y manzanilla, debe permanecer en refrigeración para evitar su descomposición.

Conclusiones

Es importante cuidar nuestra salud física pero también la emocional, en la actualidad el estrés es algo que llega a se común y normal en nuestra vida pero debemos buscar la manera de que esto no afecte en nuestra salud o en la vida diaria. Podemos buscar alternativas para mejorar esta situación y el yogurt que elaboramos puede ser una opción, pero no debemos olvidar que hacer ejercicio y buscar formas o actividades que nos relajen también es importante.

Bibliografía

ÁVILA, JAQUELINE. (2014). El estrés un problema de salud del mundo actual. 2022, de Revista Con-Ciencia Sitio web: http://www.scielo.org.bo/scielo.php?pid=S2310-02652014000100013&script=sci_arttext

 

Iva Marques-Lopes. (2021). El yogur, un gran valor para la salud. 2022, de Fundación Española del Corazon Sitio web: https://fundaciondelcorazon.com/blog-impulso-vital/2584-el-yogur-un-gran-valor-para-la-salud.html#:~:text=Rico%20en%20nutrientes,%2C%20f%C3%B3sforo%2C%20magnesio%20y%20zinc.

 

Mónica Carreira. (2021). La naranja, mucho más que vitamina C. 2022, de Salud, Mapfre Sitio web: https://www.salud.mapfre.es/nutricion/alimentos/naranja-vitaminas-nutrientes/

 

Rosa Manzanero Navarro. (2021). Manzanilla: Para qué Sirve, Propiedades y Beneficios para la Salud. 2022, de Farmacia Angulo Sitio web: https://nutricionyfarmacia.es/blog/salud/fitoterapia/manzanilla-beneficios-para-la-salud/

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

 

 

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

 

 

Discussion

Conclusions

 

 

Bibliography