Medio Ambiente

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

(PP-365-MA)Las plantas endémicas mexicanas en peligro de extinción

Asesor: Verónica Padilla

Autor: Giovanna Montero Lopez

Resumen

La extinción es la desaparición de una especie en su totalidad, sin dejar ningún ejemplar vivo que represente la especie. En el planeta tierra ha habido muchas extinciones, la mayoría de ellas causadas por los cambios climáticos o la desaparición del habitad natural de una especie en concreto.

En la actualidad los humanos somos los principales causantes de los cambios climáticos, lo cual nos hace responsables por las especies que están en peligro de extinción debido a los efectos del calentamiento global el cual es causado directamente por nosotros.

Pregunta de Investigación

¿A qué se debe la extinción de las plantas endémicas?

Planteamiento del Problema

¿De qué manera  podemos ayudar a evitar la extinción de las plantas endémicas?

Antecedentes

Frecuentemente escuchamos o leemos el término endémico, pero ¿qué significa esta palabra? Un organismo cosmopolita es lo opuesto de uno endémico. El término es relativo, porque una especie puede ser endémica de un continente, de un país, una región, un bioma (comunidad de organismos que ocupan un área muy amplia) o una localidad de unas cuantas hectáreas. Puede habitar en un océano, en una isla, un lago, una cordillera, una montaña, una cuenca o en algún otro sitio particular. Pero, ¿por qué únicamente ahí y no en otro lugar? Esta pregunta ha interesado a muchos expertos, conduciéndolos a tratar de resolverla desde diferentes ángulos y con distintos grupos de organismos. No es sencillo, pues para entender el origen de los endemismos hay que considerar una escala de tiempo evolutivo y comprender los grados de aislamiento ecológico, así como diversos y complejos factores ambientales.

México destaca por su riqueza de especies, muchas de las cuales son endémicas y no se encuentran de forma natural en otras regiones del planeta. Además, sobresale en niveles de endemismo, ocupa el cuarto lugar en vertebrados y el tercero en plantas endémicas. Es uno de los cinco países con mayor diversidad de ecosistemas. Esta característica y el recambio de especies a lo largo de su territorio (diversidad Beta) hacen de México un país mega-diverso. Cabe destacar que el endemismo en nuestro país está presente en distintos niveles taxonómicos, desde el nivel de familia, hasta de géneros, especies y subespecies.

En 1991 Rzedowski analizó, desde diferentes enfoques, el endemismo florístico en el país. Encontró que en el nivel de géneros el endemismo alcanza un 10% y en el de especies 52%. Estudios más recientes calculan que 54.2% de las plantas vasculares de México son endémicas. Los géneros endémicos se encuentran predominantemente en zonas áridas, mientras que en el nivel de especies las zonas templado-semihúmedas se ven favorecidas. Dos familias monotípicas (es decir, que poseen una especie), Lacandoniaceae y Setchellanthaceae, son endémicas de México. Lacandonia schismatica es la única especie que se conoce de la familia Lacandoniaceae, crece en la selva Lacandona en Chiapas, en condiciones de extrema humedad. La familia Setchellanthaceae incluye sólo a Setchellanthus caeruleus, un arbustito de poco más de un metro, con llamativas flores de color azul lavanda, que se encuentra en zonas áridas de los estados de Coahuila y Durango, y en el valle de Tehuacán, Oaxaca-Puebla. Las cactáceas y los pinos destacan en riqueza y número de endemismos. La familia Cactaceae, endémica del continente americano, presenta 36% de todas sus especies en México, lo que lo hace el país con más especies de cactáceas en el continente. De las especies que están en el país, alrededor de 87% son endémicas de nuestra nación.

Está demás decir que los humanos no somos los únicos en este planeta y que todos tenemos un papel en este. Los animales y las plantas son parte de las cosas que mantienen el equilibrio en la biodiversidad y en el medio ambiente en general.

Cuando una especie se extingue se produce un cambio en el equilibrio de la cadena alimenticia, cambio que a simple vista no se ve, ni se nota, pero que poco a poco vamos viendo las consecuencias que nos terminan afectando a todos los seres vivos. Muchos de los procesos naturales que se producen en la tierra para que en esta exista un equilibrio, son posibles gracias al papel que juegan todos los seres vivos. Problemas como el calentamiento global y el cambio climático son provocados directa o indirectamente por todos los seres vivos que hacemos cambios en el medio ambiente.

Diferencia entre especies endémicas y especies nativas

Están en peligro de extinguirse. Aun con esta realidad en contra, algunos investigadores y organismos trabajan en preservar las especies y paliar esta abrupta desaparición

 

En México, para fortalecer y canalizar los esfuerzos de conservación de la biodiversidad se realizó una regionalización para identificar las regiones prioritarias. Uno de los criterios en la selección de los sitios es la presencia de endemismos. En la lista oficial de las especies en riesgo más de 56% son consideradas endémicas.

 

En una subasta, los precios más altos los alcanzan las piezas originales y únicas, sean de origen natural o artefactos de las culturas. Son objetos excepcionales que causan admiración y que los coleccionistas buscan La diferencia entre una especie endémica y una especie nativa radica en que a diferencia de las especies endémicas, las especies nativas se pueden encontrar en distintas partes del mundo, y no solo en un lugar exclusivo como las especies endémicas.

Estos dos términos normalmente son confundidos por las personas debido a que están más familiarizados con el término “nativas” que con el término “endémicas”. Y también se debe a que las personas normalmente no indagan en estos temas.

La fauna se refiere a las especies de animales que habitan en un lugar, por lo tanto la fauna endémica se refiere a los animales endémicos de una determinada área geográfica.

 

La flora se refiere a las especies de plantas que habitan en un lugar, por lo tanto el término flora endémica se refiere a las plantas endémicas de un lugar determinado.

 

México es famoso por su megadiversidad, pues figura entre los cinco países con mayor número de ecosistemas; sin embargo, la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) ha anunciado que de sus 30 mil especies de plantas 46% se encuentra, en mayor o menor grado, en peligro de extinción.

 

El principal problema con la extinción de especies vegetales es que por cada una desaparecida, de 10 a 3 organismos asociados en flora y fauna desaparecen, lo que se convierte en una cadena muy compleja.

 

En este escenario se advierte además del contrabando de especies, pues cuanto más se suma la lista de especies amenazadas, también crecen los contrabandistas que lucrarán con estas para venderlas a los coleccionistas. Aun con una realidad en contra, algunos investigadores están comenzando a preservar las especies gracias al cultivo in vitro (literalmente, en vidrio); hoy más de 90 plantas en peligro de extinción se están preservando de esta manera.

Algunas de las plantas en peligro de extinción en México son el barril de oro, el tajasillo de Colima, el Acritodon nephophilus, la hesperalbizia, el falso peyote o la palma de Guadalupe.

 

  • Barril de oro: Aunque esta esfera espinosa es una de las especies de cactus más populares en cultivo, está casi extinta en la naturaleza.Puede ser encontrada en el centro de México, pero su hábitat fue severamente reducido en los años 90 gracias a la construcción de una represa.Este cactus es cultivado en criaderos en todo el mundo, pero las personas continúan sacando este cactus ilegalmente de la naturaleza.

Los expertos estiman que esta planta puede estar extinta en la naturaleza en los próximos 30 años.

  • Tasajillo de Colima:Esta especie endémica puede ser encontrada en Colima, Jalisco y Michoacán de Ocampo. Está reconocida como una especie vulnerable de México.
  • Acritodon nephophilus: Esta planta es una especie de musgo. Es endémica a la nación mexicana, donde solo puede ser encontrada en dos locaciones en Oaxaca.Su hábitat natural son bosques húmedos bajos tropicales o subtropicales. Está amenazada por la pérdida de hábitat y es considerada con el estatus de amenazado.
  • Hesperalbizia o Albizia plurijuga: Éste género comprende alrededor de 150 especies de árboles o arbustos tropicales o subtropicales de la familia Fabaceae.

Depende de la locación, algunas especies pueden ser considerados como hierbas; también son conocidos como árboles de seda.Usualmente son árboles o arbustos pequeños con un periodo de vida corto. Las hojas son compuestos pinnados; sus flores salen por grupos con estambres mucho más largos que los pétalos.Las albizias con importantes plantas medicinales y de forraje, popularmente son utilizados como flores ornamentales. Algunas especies sirven de alimento para las larvas de algunas polillas.

  • Ceratozomia: Es un género de cicadáceas; la mayoría de las especies son endémicas a las zonas montañosas de México.
  • Falso peyote: Esta especie de planta se encuentra en la familia de los cactus. Es endémica a México en las afueras de Querétaro. Esta especie contiene de cero a pocos rastros de mezcalina; el principal alcaloide es la pellotina. Estas plantas son de color amarillo verdoso. Su hábitat natural son los semidesiertos o las camas de los ríos; también se pueden encontrar en la sombra de varios arbustos.

Es considerada como vulnerable debido a su pequeño rango de distribución. Adicionalmente es recolectada ilegalmente como un narcótico y como planta ornamental; su población está limitada a 3.000 individuos.

  • Gaussia gomez-pompae: Es una Palma endémica a México. Esta especie crece en piedras calizas empinadas en las áreas de Oaxaca, Tabasco y Veracruz.

Usualmente mide de 10 a 14 metros de alto; los tallos tienen unos 30 cm de diámetro. Sus frutas son de color rojo-anaranjado.

  • Palma de Guadalupe: Es una palma endémica a la isla de Guadalupe en México. Es una palma en forma de abanico que puede crecer de 4,5 a 13 m de alto.
  • Frankenia de Johnston: Esta especie de planta que puede florecer es nativa al sur de Texas y del norte de Nuevo León en México, donde existen alrededor de 30 ocurrencias conocidas. Es un arbusto que crece en ambientes abiertos y en tierras ricas en sales y yeso. Es de color azul grisáceo a verde azulado la mayoría del año, excepto en otoño cuando se torna de color rojo brillante. Las hojas están cubiertas de finos bellos de color blanco. Sus principales amenazas son las exploraciones de petróleo y la limpieza de maleza.
  • Abeto de Hickel: Es una especie de conífera endémica a México. Solo puede ser encontrada en los estados de Chiapas, Guerrero, Oaxaca, pueblo y Veracruz. Fue declarada con el estatus de vulnerable hace unos 20 años.
  • Lennea viridiflora:; Es una especie de legumbre. Su distribución se encuentra desde México hasta Colombia. Está amenazada por la pierda de hábitat; desde tala hasta asentamientos urbanos. Es escasamente encontrado afuera de áreas protegidas.
  • Abeto de Guatemala: Es un árbol nativo de Centroamérica. Su rango abarca desde México hasta el norte de Honduras y el Salvador al sur. Es un árbol que crece en ambientes húmedos y tibios en las montañas tropicales coníferas.

Este adepto es un árbol cónico que puede crecer de 20 a 35 m de alto; sus ramas son horizontales. Su hábitat típico mexicano es en tierras volcánicas; en climas húmedos con influencia oceánica. Puede ser encontrado en la Sierra madre del Sur y en la Sierra madre occidental. Esta especie es considerada en peligro de extinción por su pérdida de hábitat y por la tala de árboles.

  • Pistacho mexicano: Esta especie de la familia Anarcadiaceae puede ser encontrada en México, Guatemala y Texas. Actualmente es amenazada por la pérdida de hábitat y es considerada como vulnerable por el estatus de conservación.
  • Mandioca esculenta o Mandioca de Walker: Es nativa al valle bajo de Río Grande en Texas en los Estados Unidos y a Tamaulipas en México. Es una especie de plantas que florecen de la familia Euphorbiaceae. Se estima que su población salvaje es de menos de 1.000 plantas. Es considerada como una especie en peligro de extinción.
  • Cactus estrella: Es nativo a algunas partes de Texas y en los estados de Nuevo León y Tamaulipas de México. Alcanza unos 2.5-6 cm de altura con un diámetro de 5 a 15 centímetros, aunque antes era más abundante, esta especie está restringida a un sitio de 200 acres en Texas y a pequeños sitios en Tamaulipas. Se cree que ya no existen ejemplares en Nuevo León. A pesar de su rareza en la naturaleza, es popularmente cultivado como una planta de casa. Está caracterizada como una especie en peligro de extinción debido al desarrollo urbano, los herbicidas, y la colección ilegal debido a su similitud con el peyote.
  • Recchia simplicifolia : Es una especie de planta en la familia de las Surianaceae. Este árbol tropical es endémico de los estados mexicanos de Oaxaca y Veracruz. Es considerada como una especie en peligro de extinción desde 1998.
  • Ambrosía de San Diego: Es una planta herbácea perenne nativa a la Baja California y a la Baja California Sur. Crece en campos abiertos en proximidad con áreas pantanosas o húmedas. Es una planta de hábitat abierto y no tolera la sombra pesada. Se conocen 19 poblaciones; 14 en el condado de San Diego y tres en México. La mayoría de su hábitat natural ha sido consumido por la urbanización y el desarrollo.
  • Ariocarpus kotschoubeyanus: Este cactus es endémico a Cuahuila, Nuevo León y la parte sur de Querétaro. Su hábitat natural son los desiertos calientes. Está considerado como amenazado por la pierda de habitat.
  • Piñón de Nelson: Es una especie nativa a las montañas de Nuevo León, San Luis Potosí y Tamaulipas. Tiene características singulares y no está estrechamente relacionada con algún otro pino, ni en morfología ni en genética. Es un árbol pequeño que crece hacer 10 m de alto. Las semillas son comestibles y son transportadas a los mercados de la ciudad de México, razón por la que es deforestado. Está considerado como una especie vulnerable.
  • Pino de Gregg: Es un pino mediano nativo de los estados mexicanos de Coahuila, Nuevo León e Hidalgo. Este pino ha sido introducido en aproximadamente 10 países en los últimos años. En México, está en peligro de extinción en la naturaleza.
  • Agave: 150 de las 200 especies de agave conocidas en el mundo se encuentran en México, congregando la mayor diversidad biológica del mundo (75%). Sin embargo, están en riesgo de extinción 18 especies de plantas de agave y aproximadamente 200 mil plantas de agave mexicano se necesitan rescatar de la zona pulquera de Singuilucan.
  • Bromelias: La flora en peligro de extinción en el país incluye a uno de los mejores secretos del reino vegetal: las bromelias. México conserva el 75% de las especies de bromelias, sin embargo, es un recurso natural destinado a desaparecer. El 40% ha empezado a desaparecer en el país, pero por si fuera poco esta especie se encuentra en peligro crítico de extinción a nivel mundial
  • Cetáceas: Más de 30 especies de cactus se encuentran en peligro crítico de extinción. Brasil y México son los países cuyas especies endémicas de cactus se encuentran en mayor riesgo. La principal amenaza que enfrentan estas especies es la comercialización ilegal debido a sus propiedades medicinales y la destrucción de su hábitat.
  • Orquídeas: Existen en el mundo un total de 150 especies pertenecientes a la familia de las orquídeas, y casi 30 de ellas son plantas en peligro de extinción por la amenaza del comercio ilegal, en gran medida por la ambición de los coleccionistas.La orquídea Cypripedium Irapeanum es una especie nativa de México que se encuentra en peligro de desaparecer. Esta hermosa flor se da principalmente en los estados de Chiapas, Durango, Guerrero, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Sinaloa y Veracruz, pero también es posible encontrarla en algunas zonas de Guatemala y Honduras.
  • Dalia: De la flora en peligro en extinción, la pérdida más importante en nuestro país es la Dalia, nuestra flor nacional. En la actualidad se conocen más de 50 mil variedades en todo el mundo, de las cuales mil se pueden encontrar en México. Sin embargo algunas variedades podrían dejar de embellecer el territorio nacional. Desafortunadamente algunas variedades de Dalias están por desaparecer debido a la baja demanda en el mercado y la pérdida de la variedad de cultivo.

 

En la actualidad se calcula que entre 60 mil y 100 mil especies vegetales ávidamente para atesorarlos y cuidarlos. En la naturaleza, existen organismos que se encuentran únicamente en algún sitio determinado o restringido, son componentes notables de la biodiversidad del planeta y piezas invaluables de la trama de la vida, se les conoce como especies endémicas.

 

Para contrarrestar la falta de representación de la flora y la fauna mexicana en las anp, una estrategia que propone y promueve el Dr. Gonzalo Halffter, investigador del Instituto de Ecología, A.C., como una iniciativa complementaria al actual sinanp, es la creación de “reservas archipiélago”. Áreas relativamente pequeñas (unidades espaciales) distribuidas de cierta forma (discontinuamente) que permitan conservar regiones o unidades biogeográficas con altos grados de endemismos, representando así la gran diversidad (Beta) y asegurando su conservación.

Objetivo

Reproducir el hábitat de algunas plantas endémicas en huertos caseros.

Justificación

Es necesario educar y concientizar del valor de la naturaleza en nuestro entorno y a nuestro beneficio. Las plantas nos aportan oxígeno y belleza, las criamos en casa de forma cotidiana y muchas veces sin saber el valor que realmente tienen.

Hipótesis

Si reproducimos el hábitat de algunas plantas endémicas, entonces, crearemos conciencia y brindaremos información para su cuidado y conservación.

Método (materiales y procedimiento)

En este punto llevamos a cabo nuestra metodología documental en la biblioteca así como la metodología  de campo en la que acudimos al jardín botánico de Ciudad Universitaria en la Ciudad de México y así poder conocer a detalle el hábitat de las plantas endémicas y llevar a cabo nuestro propio jardín para el cuidado y conservación de estas plantas.

Procedimiento:

Para llevar a cabo la conservación de estas plantas es necesario hacer nuestro propio jardín botánico y así conocer cuáles son sus cuidados y poder mostrarlo a las personas y evitar su extinción.

En nuestra visita al jardín adoptamos diferentes plantas que nos ayudaran a crear nuestro “jardín científico”, para ello es necesario

  • Plantas endémicas
  • Tierra
  • Agua

Galería Método

Resultados

En nuestro “jardín científico” pudimos aplicar los conocimientos aprendidos para el cuidado y conservación de las plantas endémicas que son muy importantes para nuestro planeta.

 

Durante un par de meses pudimos observar que con los cuidaos adecuados nuestras planas fueron creciendo de una manera constante, a pesar de que su crecimiento puede ser muy lento ya que son plantas que con los cuidados adecuados su tiempo de vida es muy largo, nuestras plantas desarrollaron un crecimiento.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Hasta el momento, el registro total de plantas basculares es de 23,314 especies y 50% de ellas son endémicas , lo que significa que si una de estas especies se extingue en el país, desaparecería del planeta. Cuando una especie vegetal desaparece se afectan todos los procesos ecológicos “como una especie de reacción en cascada”, si desaparece una planta de la cual se alimenta otro ser herbívoro, éste disminuirá y afectará la cadena alimenticia. Por otra parte, los jardines botánicos desempeñan un papel muy importante para la conservación de la diversidad vegetal. En conjunto, todos los jardines botánicos de México mantienen en sus colecciones vivas ejemplares de más de 5,000 especies de flora mexicanas.

Bibliografía

●https://apps1.semarnat.gob.mx:445/dgeia/informe_12/pdf/Cap4_biodiversidad.pdf

● Guía del Huerto Escolar , Carlos Román Editorial Popular

● www.sustentabilidad.unam.mx

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography