Ciencias de los materiales

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

PP – 282 – CM HUERTO EN ZAPATERA

Asesor: Jessica Barragan Garcia

Autor: EVAN OMAR ESTRADA BAUTISTA

Resumen

La agricultura vertical es un concepto viable para cultivar en casa los alimentos que necesitamos para el consumo humano, podemos observar que es un modelo muy útil para la población vulnerable porque desde su propia vivienda se pueden realizar estos cultivos y ahorrar agua, espacio y no requiere fertilizantes, pesticidas y herbicidas porque se hacen de manera integrada con hortalizas y hierbas medicinales permitiendo alejar las plagas y enfermedades. Tomando en cuenta el criterio del “Grupo Vertin” grupo diseñador de jardines y huertos verticales consideran que “Los jardines verticales conocidos como muros verdes o muros vivos, surgen como una alternativa para reverdecer las ciudades. Consiste en el cubrimiento parcial o total de una superficie vertical con plantas, lo que no sólo ahorra espacio, sino crea un gran impacto visual y ambiental. Mis jardines verticales representan una gran alternativa, sea para interiores o exteriores, para decoración o para tener un cultivo en casa.

Pregunta de Investigación

Podemos tener plantas aunque no tengamos espacio en casa?

Planteamiento del Problema

Cada vez las casas son más pequeñas y con menos espacio para tener un jardín, las frutas y verduras que comemos están llenas de pesticidas y la calidad de aire cada vez es peor, tan solo 1 m2 de cobertura vegetal genera el oxígeno requerido por una persona en todo el año.

Antecedentes

Un huerto VERTICAL regularmente se localiza en la ciudad, alejado del campo y con la característica principal de la limitante del espacio. Se utilizan diversos métodos para ahorrar la mayor cantidad de espacio, así como también, se utilizan mecanismos que simulan el entorno natural de la especie vegetal que se piensa sembrar. Son un sistema que permite cultivar huertos de plantas, tanto hortícolas como ornamentales, en una estructura vertical de pared. Un huerto vertical, por tanto, hace más fácil el cultivo en espacios reducidos, donde es casi imposible la implantación de un huerto tradicional. Es muy similar a lo que sucede con un jardín convencional, pero se trata de un ejemplo de Bioconstrucción a un nivel más pequeño y asequible, que nos permite el cultivo de plantas decorativas, aromáticas, especies y otros vegetales de pequeño tamaño en una estructura vertical, que se adapta a cualquier tipo de vivienda o en otros lugares donde no se disponga de terreno para cultivar y el cual nos sirve para “mejorar la calidad de los productos que comemos” con una inversión reducida y en un espacio limitado, sin utilizar pesticidas ni fertilizantes químicos.
La agricultura vertical es un concepto que sostiene, que desde un punto de vista económico y ambiental es viable cultivar vida vegetal en rascacielos o en superficies verticales. La idea de una huerta vertical ha existido por lo menos desde la década de 1950 y los precedentes construidos están
bien documentados por John Hix en su texto canónico “The Glass House“

Independientemente de sus orígenes, existen tres modelos debatidos por los estudiosos contemporáneos:

La frase “agricultura vertical” fue acuñada por Gilbert Ellis Bailey en 1915. En su libro “La agricultura vertical“, Bailey definió los primeros conceptos y métodos de la agricultura vertical.

El segundo modelo de agricultura vertical corresponde a los conceptos propuestos y construidos por el arquitecto Ken Yeang. Yeang es conocido internacionalmente como el “padre” de la construcción bioclimática sostenible. Yeang propone que en lugar de producir agricultura en masa herméticamente sellada, las plantas deben de ser cultivadas al aire libre, en rascacielos de uso mixto: climatización y consumo (es decir, un espacio personal o comunitario de plantación acorde a las necesidades del individuo). Alrededor de la década de 1990,

Yeang comenzó a desarrollar ideas para el diseño del rascacielos proponiendo considerar esta tipología como una forma de urbanismo vertical verde. Intentó reinventar la tipología de los rascacielos como “diseño urbano vertical”. Estas ideas se presentan en su libro Reinventing the Skyscraper: A Vertical Theory of Urban Design (2002)
El tercer modelo de agricultura vertical fue realizado por el ecologista estadounidense Dickson Despommier. Despommier argumenta que la agricultura vertical es legítima por razones ambientales. Afirma que el cultivo de vegetales y animales en el interior de rascacielos necesitará menor energía y generará menos residuos tóxicos que los producidos en paisajes naturales. El concepto de “La Granja Vertical” de Despommier surgió en 1999 en la Universidad de Columbia. Promueve el cultivo masivo de vegetales y animales en rascacielos con fines comerciales. Según él usando tecnologías como la hidroponía y aeroponía, los rascacielos en teoría podrían producir pescado, aves de corral, frutas y verduras .Uno de los primeros planos de un edificio alto en los que aparecen cultivos de alimentos para ser consumidos fue publicado ya en la revista Life de 1909. Los dibujos reproducidos son granjas apiladas verticalmente en medio de un paisaje agrícola.

Granjas rascacielos Dibujos Revista Life 1909
Otras propuestas arquitectónicas que anticipan el proyecto de las Granjas Verticales son los Immeubles-Villas (1922) de Le Corbusier y los SITE’s Highrise of homes (1972). Este último proyecto no es más que un revival de la propuesta de la revista Life en 1909. De hecho, los ejemplos basados en torres hidropónicas están bastante bien documentados en el texto canónico de John Hix “La casa de cristal“. Las imágenes de las granjas verticales en la Escuela de Jardineros en Langenlois, Austria, y la torre de cristal de la Exposición de Horticultura Internacional de Viena (1964) muestran claramente que las granjas verticales existían más de 40 años antes del discurso contemporáneo sobre el tema. Aunque los precedentes arquitectónicos siguen siendo valiosos, los antecedentes tecnológicos que hacen posible la agricultura vertical se puede remontar de nuevo a la historia de la horticultura a través del desarrollo de la tecnología del invernadero y el cultivo hidropónico. Los primeros tipos de construcción hidropónica se desarrollaron integrando la tecnología hidropónica en los sistemas constructivos. Estos sistemas de construcción hortícolas fueron evolucionado a partir del desarrollo de los invernaderos, y allanó el camino hacia el moderno concepto de granja vertical. La Sociedad Interplanetaria Británica desarrolló un Huerto Hidropónico adaptable a las condiciones lunares y también se desarrollaron otros prototipos durante los primeros años de la exploración espacial.

El futuro
En el año 2050, casi el 80% de la población mundial vivirá en centros urbanos. Partiendo de las estimaciones más conservadoras de las actuales tendencias demográficas, la población humana aumentará en 3 mil millones de personas durante este período. Se estima que se necesitarán 10.000.000.000 de hectáreas de nuevas tierras (algo más que la superficie de un país como Brasil) para producir suficiente comida como para alimentar a estas personas, siempre que se sigan las prácticas agrícolas tradicionales de hoy en día. En la actualidad, en todo el mundo, más del 80% de la tierra apta para cultivos está en uso (Fuentes: FAO y la NASA). Históricamente, alrededor del 15% se han echado a perder por el uso de malas prácticas. ¿Qué se puede hacer para evitar este peligro inminente?

Dickson Despommier en su libro “The Vertical Farm: Feeding the World in the 21 st Cent” desarrolla la última versión de esta idea.Despommier, en su libro, intenta enfrentarse a los desafíos del crecimiento acelerado de la población, el cambio climático y la disminución de los recursos, a través de la búsqueda de fuentes alternativas de alimentos, agua y energía para cumplir con las mayores demandas y necesidades del mundo. Situar nuestros sistemas agrícolas en edificios de gran altura en nuestras ciudades, dice Despommier, transformaría la forma en que se cultivan las frutas, verduras, aves y el pescado, aliviando muchos de los graves problemas ambientales a los que se enfrenta actualmente.

Según Despommier las ventajas potenciales de la agricultura vertical serían evidentes, pero el origen de las mismas partiría de la ampliación y del desarrollo de los nuevos métodos de cultivo basados en la hidroponía y la aeroponía. Despommier indica que la tecnología ya existe en la actualidad para aplicar a su proyecto. “Cada piso tendrá su propio sistema de riego y sistemas de monitoreo de nutrientes. Habrá sensores para cada planta que realizan un seguimiento de cuándo y qué tipo de nutrientes tiene que absorber la planta. Además, podrá contar con sistemas para controlar enfermedades de las plantas mediante el empleo de tecnologías de chips de ADN que detectan la presencia de patógenos en las plantas mediante un simple muestreo del aire y el uso de fragmentos de diversas infecciones virales y bacterianas.
Ventajas de las granjas verticales:
• Los cultivos pueden crecer las 24 horas del día, los 365 días del año
• Los cultivos quedarían protegidos de las condiciones climáticas impredecibles y perjudiciales
• Reutilización de agua captada del ambiente interior
• Pueden proporcionar empleos a los residentes locales
• Permite la eliminación del uso de pesticidas, fertilizantes o herbicidas
• Reduce drásticamente la dependencia de los combustibles fósiles
• Previene la pérdida de cultivos debido a enfermedades o plagas

La idea de Despommier ha intrigado a varios arquitectos, pero el profesor admite que costaría cientos de millones de dólares construir una granja rascacielos a gran
escala. Ese es el principal inconveniente: los costos de construcción y de la energía de los alimentos cultiPrimera Granja Vertical del mundo construida en Singapur

La ciudad-estado de Singapur es por ahora el primer lugar del mundo donde se ha implantado una granja vertical comercial. Construida por Sky Gren Farms, la estructura de acero erigida ayudará a la ciudad a producir más alimentos a nivel local, reduciendo la dependencia de los productos importados. La nueva granja es capaz de producir 1 tonelada de verduras frescas todos los días, que se venden en los supermercados locales.
El primer granja vertical comercial proporcionará una fuente nueva y fresca de la productos sostenibles para los habitantes de la ciudad. El pequeño país produce actualmente sólo el 7% de sus hortalizas a nivel local, lo que le lleva a la necesidad de comprar a otros países. Pero gracias a la nueva granja vertical , los ciudadanos pueden comer productos locales – disponible exclusivamente en el supermercado Finest FairPrice.

Productos locales y sostenibles
Los huertos verticales están diseñados para facilitar el crecimiento de las plantas con el
uso más eficiente tanto de la luz como del agua.En este último caso, la experiencia demuestra que “las pérdidas de agua se reducen de un 50 % a sólo un 5 %”.
La idea incluye además un enfoque específico de proximidad, no sólo con objeto de asegurar un suministro lo más fresco posible de manera que los productos “literalmente estarán recién cortados antes de servirlos”, sino para minimizar al máximo la huella de carbono.
Otro aspecto de interés es la reducción de las mermas y el desperdicio de los alimentos, pues éstos están “vivos” y, por tanto, “no tienen fecha de caducidad” ya que sólo se cortan si se van a consumir.
Mejora del olor, sabor y textura
Las principales ventajas de los cultivos verticales, desde el punto de vista del consumidor, se encuentran en la mejora del olor, el sabor y la textura de los alimentos precisamente por el hecho de cosecharlos justo momentos antes de su ingesta

A tener en cuenta antes de hacer tu huerto vertical
• Las estaciones climatológicas y los meses del año. Aunque si el jardín está en el interior de la casa protegido del frío o la calor podemos adaptar su crecimiento, es aconsejable plantar verduras y hortalizas en su estación y tiempo adecuados, para lo que será necesario contar con la ayuda de profesionales en jardinería y botánica.

• Elegir un lugar de la casa donde el sol esté presente. El sol es un

componente muy importante para el crecimiento de las plantas, así que elegiremos una pared que reciba mucha luz.
• La elección de los recipientes. Los habituales son botellas o amplias de plástico. Si vamos a construir el huerto para el cultivo de hortalizas, el recipiente tiene que tener más de veinte centímetros de profundidad.

• La tierra y el abono. Si se usa una tierra rica en nutrientes y un abono orgánico en las macetas, el resultado de los frutos es considerable.
• Estudio de las plantas escogidas. Aspectos a considerar son: si son de crecimiento rápido o lento, la cantidad de agua y luz que
• necesitan… Solo así podremos ofrecer una previsión de la recogida.
• El sistema de riego. Al ser una estructura vertical, se puede utilizar el sistema de riego más antiguo de todos: realizar en los recipientes de arriba un pequeño agujero para que todo el agua que le sobre a una planta pueda regar el resto del huerto
Al igual que cualquier jardín, los huertos verticales tienen unas técnicas de cultivo concretas. También hay distintos tipos de materiales que se pueden utilizar como recipientes o macetas. Algunos de los materiales más apropiados para hacer un huerto vertical son:
• Con garrafas de plástico de cinco litros. Son muy fáciles de encontrar y son botellas muy grandes, por lo que simplemente colocándolas al revés y cortando la parte superior tendremos un buen espacio para plantar.

• Con botellas de plástico. Este método es similar al anterior, pero con botellas más pequeños.
• Con palets de madera. Hay que colocar una bolsa de plástico en el espacio del palet donde se vaya a introducir la planta.

Objetivo

_ Identificar los beneficios que aportan los cultivos verticales de hortalizas.
– Identificar las hortalizas que se pueden cultivar en huertos verticales.

Justificación

Este proyecto me gustó porque a mi mamá y a mi nos gustan mucho las plantas pero ella no tiene espacio para tenerlas y decidimos investigar cómo hacer un huerto.
Además es muy importante porque contribuye a buscar una alternativa de realizar un cultivo de hortalizas en forma vertical y ofrecer un ambiente diferente para los habitantes de una comunidad en cuanto al conocimiento que adquieren y además los beneficios que ofrece al poder cultivar hortalizas como pepino, tomate, acelgas y cilantro que además de embellecer, dan un aspecto visual interesante y atractivo que contribuye a la conservación del medio ambiente y genera alimentos sanos y fáciles
de cultivar, esta es una razón necesaria para cambiar lo tradicional y pensar en lo que el futuro ofrece debido a la escasez de tierras y a la gran cantidad de población que habitará en las ciudades y es el conjunto de procesos y efectos generados por la agroecología urbana (AU) contribuye significativamente para acercar la vida colectiva a la sustentabilidad socioecológica.

Hipótesis

Si logramos la elaboración de un huerto en zapateras y lo damos a conocer entonces lograremos fomentar el consumo de vegetales y hierbas aromaticas organicas y libres de pesticidas dañinos para la salud

Método (materiales y procedimiento)

MATERIALES
• Zapatera (puede ser una que tengas en casa)
• Tierra negra
• Humus de lombriz
• Compost
• Fibra de coco
• Agua (la necesaria)
• Semillas o plantas para sembrar ( Zanahorias, Tomates cherry, Rabanitos, Espinacas, hierbas de olor, fresas y lechuga)
El primer paso consistirá en conseguir un zapatero. Si es de tela micro perforada mucho mejor aunque si es de plástico no te preocupes porque suelen ser muy resistentes y solo tendremos que practicarle unas perforaciones en la base para mejorar el drenaje y así evitar la pudrición de las plantas por el exceso de agua.
Tras perforar, cada bloque de nuestro zapatero pasaremos a preparar el sustrato. Es muy recomendable que este sea una mezcla de humus de lombriz, compost y fibra

de coco. Esta última la añadiremos para mejorar la retención de agua puesto que una pega de estos huertos es que se secan con mucha facilidad.
Ya que tengamos el sustrato lo pondremos en los compartimentos dejando de 3 a 4 centímetros sin completar
Y por último ponemos cuatro semillas o plantas en los compartimientos, si pusiste semillas en cuanto crecen las plántulas se quitan todas MENOS UNA que será la que cuidaremos hasta cosechar

Galería Método

Resultados

Hice una “pared verde” exitosa.

Mi mamá y yo cosechamos chiles verdes, fresas y tenemos plantas aromáticas que usamos en casa para cocinar y además el agradable olor evita que los insectos invadan las plantas.

 

Galería Resultados

Discusión

Ocuparemos tierra, semillas, flores y una zapatera para hacer un huerto vertical, para obtener hierbas de olor y algunas verduras. utilizaremos materiales totalmente orgánicos

Conclusiones

Aprovechamiento de espacios Producción local de alimentos limpios y sanos, libre de químicos. Embellecimiento del paisaje urbano.

Bibliografía

Gatell,D. López,A.E. Moreno,E.P Huertos Verticales, XXII Congreso de Investigación,Universidad de Cuyo,San Rafael Mendoza,Argentina
GLYN.(2013).Huertos Verticales.Recuperado de https://huertosverticales1.blogspot.mx/

Nuñez. M. Navarro C. ¿Como hacer un huerto vertical sostenible?. Recuperado de https://www.elcorreodelsol.com/articulo/como-hacer-un-jardin-vertical-de-reciclaje?page=show
Savinio.A (2011) ¿Es la agricultura vertical el futuro para la producción urbana de alimentos?. Recuperado de https://www.aryse.org/es-la-agricultura-vertical-el-futuro-para-la-produccion-urbana-de-alimentos/
Manual huertos sostenibles en casa. Recuperado de: https://web.ua.es/es/ecocampus/documentos/consejos-ambientales/huertossostenibles.pdf

Summary

Research Question

Can we have plants even if we do not have space at home?

Problem approach

Background

Objective

Justification

I liked this project because my mom and I really like plants but she does not have space to have them and we decided to investigate how to make a garden.

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography