Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

PP-AA-2-CL Hotel para abejas: Un refugio apícola

Vida de ecosistemas terrestres

Asesor: Zayda Maya Solis

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Resumen

Actualmente un problema para la sociedad es la pérdida de la biodiversidad de especies como las abejas por efecto de la deforestación de los bosques, contaminación medio ambiental, monocultivos y otros, estos han generado una mayor atención al estudio de la diversidad biológica. Dentro de la biodiversidad en México, las abejas son el grupo en el que se encuentran los insectos que podrían ser los más benéficos y de mayor importancia directa para el hombre. Pequeñas soluciones y grandes cambios ayudan de manera significativa, un refugio para estos insectos contribuye a su cuidado, reproducción y preservación de especies.

Pregunta de Investigación

¿Cómo ayudar a las abejas solitarias a resguardarse de las inclemencias climáticas y peligros en su camino?

Planteamiento del Problema

Una de las causas de la desaparición de las abejas es el cambio que ha tenido su ecosistema, actualmente tienen que volar distancias muy largas entre una planta y otra, por lo cual muchas veces no logran volver a su colmena.

Amenazadas por la agricultura intensiva, el cambio climático y los plaguicidas, las casi 2 mil especies de abejas que hay en México se encuentran en grave riesgo de extinción. La más conocida es Apis mellifera o abeja europea porque es la más usada para producir miel.

Aunque también comparte los mismos riesgos que el resto de los insectos polinizadores, la especie europea no está en peligro de extinción porque hay muchas colmenas en granjas apicultoras dedicadas a la producción de miel por todo el mundo; en cambio, las abejas silvestres sí que están en grave riesgo, para ellas los cultivos exclusivos de maíz representan enormes desiertos, ya que en estos monocultivos se han eliminado las flores nativas con las cuales se alimentaban.

“Hasta el 80 por ciento del trabajo de las abejas consiste en polinizar flores y frutos, el restante 20 por ciento lo utilizan para producir miel y veneno. Y aunque hay una gran variedad de insectos polinizadores que se encargan del 90 por ciento de las flores, las abejas sobresalen por su alta eficiencia”, así lo explicó Adriana Correa Benítez, experta de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM para Tangible.

Antecedentes

¿Qué es una abeja?

Cuando le preguntamos a la gente cuál era la primera palabra que venía a su cabeza cuando decimos “abeja” el 75% contestó “veneno”, el 24% respondió “miel” y el 1% “sagaz”. Es de esperarse que muchos crean que las abejas son sólo insectos que producen miel y pican, debido a que se asocia siempre con Apis mellifera L., una abeja domesticada, criada por el hombre y de la que se obtiene la mayor proporción de miel que consumimos. Sin embargo, existen más de 35.000 especies de abejas, varias de las cuales “no pican” porque carecen de aguijón y muchas otras que no producen miel y no viven en colonias. (Imagen 1)

Imagen 1. Apis Meellifera.

Imagen 1. Apis Meellifera.

Las abejas y las flores

El viento y las abejas son los principales agentes polinizadores de plantas cultivadas y silvestres. Casi todas las especies de abejas son fitófagas, debido a que se alimentan de polen, néctar y resinas; adquieren los granos de polen gracias a varias adaptaciones estructurales y de comportamiento. Aunque algunas llevan el polen internamente en su buche, la mayoría posee estructuras externas especiales para recolectarlo y transportarlo hasta el nido: setas plumosas en regiones específicas del cuerpo, setas en forma de gancho en algunas regiones de la cabeza, partes bucales y patas delanteras -que facilitan la recolección en flores cuyas anteras están ocultas, y tibias y basitarsos posteriores modificados en corbícula o en escopa.

Especies más comunes

Primero que nada, hay que recordar que pueden pertenecer a diversas familias, géneros y subespecies. Tienen diferencias en cuanto a su región de origen, el aguijón, su alimentación, y ¿sabías que no todas producen miel? (Imagen 2)

Melíferas o abejas europeas. Son la especie más común, por eso también se les conoce como abeja doméstica. Y es la que más ocupan para la producción de miel.

Imagen 2. Clasificación apícola

¿Qué es la polinización y cuál es su importancia?

La polinización es un proceso de reproducción sexual que favorece la riqueza genética de las plantas. Ocurre cuando el polen se desplaza de los estambres (parte masculina) hasta el estigma (femenina) de la misma planta o de otras. Los mecanismos por los que una planta puede ser polinizada dependen de la especie. (Imagen 3)

                                                                                                                                   

 

 

 

Imagen 3. Proceso de polinización.

En algunas, el viento es suficiente, mientras que en otras se necesita de la participación de algún animal polinizador (mariposas, murciélagos, colibríes, etc.). Por ejemplo, cuando las abejas buscan su alimento en las flores, su cuerpo se cubre de polen y al visitar a la siguiente flor pueden fertilizarla. Más de 90% de las plantas con flor dependen de animales para su polinización, principalmente de insectos. Aunque hay una gran variedad de insectos polinizadores, las abejas sobresalen por su alta eficiencia. Generalmente, si las flores son polinizadas se transforman en frutos o de lo contrario se marchitan. Por esta razón, la polinización es fundamental para la agricultura. Muchos frutos tienen varias semillas, que a su vez provienen de los óvulos de la flor y sólo si todos son polinizados el fruto se desarrolla plenamente. Por ejemplo, las fresas requieren entre 21 y 25 visitas de Apis mellifera por flor para producir frutos óptimos, o de lo contrario son asimétricas o de baja calidad. Esto requiere de una población abundante y sana de polinizadores que las visite constantemente.

Importancia de la abeja en la polinización de cultivos.

La polinización juega un papel muy importante en la producción de los cultivos agrícolas y de las plantas silvestres. Se calcula que más del 80% de las 250 mil plantas con flor conocidas en el mundo requieren de polinización para llevar a cabo su reproducción. Sin embargo, los polinizadores de plantas silvestres y de cultivos agrícolas incluyen una amplia variedad de organismos, no únicamente abejas.

Se estima que el 30% de los alimentos consumidos por los seres humanos derivan de plantas polinizadas por abejas, actualmente existe una dependencia de los servicios de polinización hacia la especie A. mellifera en los cultivos agrícolas (Slaa  et al. 2006). Una muestra de ello son los servicios prestados por concepto de polinización que suma unos 117000 millones de dólares anuales a nivel mundial. Es importante mencionar que al menos el 84% de los cultivos producidos en la Unión Europea dependen de la polinización de la abeja melífera y abejorros. (Imagen 4)

Imagen 4. Polinización.

Proteger a las abejas en México ante las amenazas que enfrentan requiere de la cooperación de varios sectores de la sociedad. Al ser insectos carismáticos y conocidos por la sociedad en general, existe una gran oportunidad de promover políticas públicas integrales que promuevan el bienestar. Se puede mejorar la legislación para promover mejores prácticas en el sector productivo como, por ejemplo, al mejorar el uso de plaguicidas. Debido a la complejidad de los procesos involucrados, es difícil hacer un balance costo beneficio en términos económicos. Sin embargo, es posible hacerlo parcialmente cuando interactúan positivamente con el sector agrícola.

Tendencias en las poblaciones de abejas

Imagen 5. Panal.

En las últimas décadas se ha observado un declive en la población de abejas y otros polinizadores a nivel mundial, lo cual ha despertado gran preocupación. Además, existe mucha información errada o exagerada que puede causar confusión o ser fácilmente manipulada. Un tema deriva de no diferenciar entre abejas silvestres y domesticadas, ya que tienen contextos muy diferentes. Cabe destacar que las domesticadas son unas cuantas especies, mientras que el gran resto son silvestres. (Imagen 5)

A nivel global, la población de abejas domesticadas ha aumentado notablemente, principalmente las productoras de miel de la tribu Apini. Esto es en gran medida gracias a China, donde el esfuerzo de los apicultores se tradujo en un aumento significativo en el número de colmenas. En contraste, la población de abejas silvestres ha ido en declive de manera generalizada en todos los países, incluido China.

En México y en muchos países, a excepción de China, ambos grupos están afectados. Un patrón que se repite a nivel mundial es una preocupante falta de información sobre las abejas silvestres, el grupo más vulnerable pues no cuenta con servicios de medicina veterinaria que sí tienen las domesticadas. Esto es muy serio si se considera que el mayor impacto ecológico y económico es por la polinización y no por la producción de miel. Dada la falta de información, es común encontrar que se usan los datos de las abejas domesticadas para tener una idea de la afectación de las silvestres.

En Europa y EUA se han registrado grandes pérdidas de colmenas de abejas domesticadas, que despertó interés y preocupación general. Además de los problemas globales como los provocados por el cambio climático o la pérdida de hábitat y fuentes de sustento por el cambio de uso de suelo, estas regiones se han visto afectadas por la introducción de parásitos de Asia (por ejemplo, el ácaro Varroa) y por el Síndrome del colapso de colmena, (CCD por sus siglas en inglés), donde, de manera súbita, desaparecen las abejas de sus colmenas sin que se conozca la causa. Sin embargo, gracias a esfuerzos recientes, así como una regulación más estricta en el uso de plaguicidas en Europa, se ha logrado controlar esta tendencia. En cuanto a las abejas silvestres, su situación se une a la tendencia de declive global, con muchas especies en peligro de extinción.

En México no existen suficientes estudios científicos para determinar con certeza la situación actual, tanto de especies silvestres como de las domesticadas. La productividad de miel por colmena ha ido en declive y existe evidencia anecdótica por parte de los apicultores sobre su afectación, pero hacen falta estudios rigurosos para poder establecer un diagnóstico correcto. (Imagen 6)

                                                                               

 

 

 

 

 Imagen 6. Apicultor.

Alternativas

Frente a las prácticas comunes de agricultura intensiva se encuentran dos propuestas. La primera, es implementar jardines de polinizadores en los campos de cultivo y la segunda, optar por alternativas más amigables con el ambiente. Los jardines de polinizadores son pequeños cúmulos de flores variadas, dentro o en los bordes de los cultivos, que proveen un refugio y fuente de alimentación saludable para los polinizadores. Estos jardines también pueden ser implementados en zonas urbanas.

Otra opción es optar por una producción orgánica o sistemas de control ecológico, donde un balance natural de flora y fauna previene la aparición de plagas. En México existen varios ejemplos de esto. Uno es la milpa maya, donde la variedad de plantas sembradas y la interacción con el bosque o selva no sólo proveen de hábitat y alimento a los polinizadores, sino que cuida mejor el suelo y agua y disminuye notablemente el uso de agroquímicos. Otro ejemplo son los cafetales de sombra (cafetales que crecen bajo la sombra de otros árboles), cuya abundante biodiversidad provee de un control ecológico que facilita la producción de café orgánico, sin uso de agroquímicos.

Los beneficios de tener una población saludable de polinizadores nativos pueden llegar a superar a las prácticas intensivas, tanto en calidad como en cantidad

¿Cómo ayudar a las abejas desde casa?

Aprender de ellas. Una parte esencial de conocer la importancia de las abejas y ayudar en su conservación es aprender de ellas. Te recomendamos investigar y leer más sobre ellas. O bien, busca alguna persona que se dedique a la apicultura en tu ciudad y aprende más sobre la especie que vive ahí.

Elige plantas nativas para tu jardín. Las plantas locales van acordes con el ecosistema circundante; así las abejas son más proclives a mantener un ambiente equilibrado polinizando las áreas con plantas que favorecen al sitio. (Imagen 7)

Imagen 7. Jardín polinizador.

 Planta especies diversas en tamaño, color y forma. En la variedad está el gusto, también en las plantas que pueblan tu jardín si lo que quieres es favorecer la supervivencia de insectos y abejas, que también a su vez son diversos en tamaños y formas. Además, un jardín con diversidad de especies es más resistente a amenazas como plagas o contaminación, asegurando así una mayor fuente de alimentos para sus polinizadores. (Imagen 8)

                                                               

 

 

 

 

 

 

 Imagen 8.  Especies para polinizar.

Construye un hotel para abejas. Los hoteles de insectos son estructuras artificiales, normalmente construidas con una base de madera que se rellenan con cañas de diferentes diámetros para que puedan anidar fundamentalmente especies de abejas solitarias de diferente tamaño.

Dentro de estas cañas las abejas realizan su ciclo de vida: las abejas adultas en primavera localizan estos orificios, ponen un huevo y crean una despensa de polen para cada huevo, de forma que la larva que salga de este huevo tenga alimento suficiente para desarrollarse durante todo el invierno y salir en la primavera siguiente como un nuevo adulto. Un mismo individuo normalmente pone múltiples huevos en una misma caña, creando pequeñas cámaras selladas con arcilla (u otros materiales) para separar un huevo de otro. Algunos hoteles más complejos incluyen también otros compartimentos para que críen otros tipos de insectos como mariquitas, arañas, crisopas, etc. (Imagen 9)

Imagen 9.  Hotel para abejas.

 

Objetivo

Ayudar a las abejas solitarias protegiéndolas en un refugio para que puedan continuar su camino.

Justificación

Muchas abejas no logran volver a la colmena debido a que en su camino las inclemencias climáticas, depredadores y demás factores les impiden continuar.

La mayoría de las abejas solitarias son grandes polinizadores, sin embargo, necesitan un refugio para lograr que así sea.

Los hoteles de abejas construidos por lo general con piñas secas, pequeños tubos de papel o cartón, madera agujereada o cajones rellenos de ramas seca- permiten albergar diversas especies sin aguijón y les brinda un espacio para colocar sus huevos, como alternativa a la falta de hábitat por la cultura de eliminar los árboles secos. Sin embargo, su principal beneficio es que intervienen en la reproducción de las plantas como la flor y por eso son indispensables para mantener la salud de muchos ecosistemas.

Estas especies polinizadoras son importantes para el ecosistema sin importar su tamaño, y las abejas, estos pequeños insectos, lo demuestran con su gran aporte a la sostenibilidad del planeta y la alimentación del resto de especies, incluyendo los humanos.

Hipótesis

Si damos refugio a las abejas solitarias, estas podrán sobrevivir a las inclemencias y factores de riesgo que las acompañan en su camino, además de preservar la especie que aporta grandes beneficios al ecosistema.

Método (materiales y procedimiento)

Investigación documental.

Andrea Figueroa del blog “Miel nativa”, nos comparte la siguiente información…

¿Sabías que más de 95% de las especies de abejas son solitarias?

 Estas abejas no tienen reina, no viven en grupos y no producen miel. Muchas de ellas no tienen aguijón y la mayoría no son agresivas. Las abejas solitarias son quizá de los mejores polinizadores que tenemos en México.

 El refugio para abejas solitarias genera espacios de anidación en las ciudades y promueve la conservación de abejas nativas.

 Sólo tienes que ponerlo en tu terraza, patio, balcón o jardín y esperar a que lleguen las abejas a anidar.  Pero si siembras especies de plantas nativas del lugar en el que vives aumentas la probabilidad de que lleguen a hacer de tu refugio, su guarida.

Creando hoteles para abejas

Estudiantes del estado mexicano de Jalisco crearon con materiales naturales un “hotel” para abejas silvestres, un refugio para estos insectos en peligro de extinción donde pueden hacer mejor el proceso de polinización de las flores.

 Los jóvenes de entre 17 y 18 años desarrollaron estos hoteles con la intención de proteger a las abejas silvestres y “retribuirles” un poco del daño que los humanos han hecho a sus lugares de anidación mediante la tala de árboles y la expansión de las ciudades hacia el campo, dice Lía Quezada, alumna de tercer grado de la preparatoria Signos…

“La principal amenaza de las abejas somos nosotros”; cada vez es más difícil que puedan viajar cada día desde su centro de alimentación de regreso al hogar, porque cada vez están más lejos gracias a que nosotros estamos interfiriendo en su hábitat”

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), las abejas silvestres son un importante elemento para la polinización de flores y plantas y un indicador de la salud del medio ambiente, a la vez que promueven y reflejan la diversidad biológica.

¿Cómo ayudamos desde nuestra trinchera?

El refugio está elaborado con materiales naturales y de reciclaje entre ellos madera, trozos de carrizo cuyos huecos sirven de guarida, hojarasca o piñas de árboles de pino, si tienes trozos de tubos de pvc, también pueden funcionar, si bien no es un material natural, debemos echar mano de lo que tenemos en casa. (Imagen 10-12)

 Imagen 10.  Carrizo de bambú.

Imagen 11.  Madera seca

Imagen 12. Pvc.

El único requisito es que no tenga ningún tipo de pegamento, solvente o químico, pues su olor aleja a las abejas.

Los materiales se pueden agrupar en cajas de madera o en botellas de plástico pet, lo que también ayuda a reciclar estos envases. (Imagen 13-15)

Imagen 13.  Hotel en pet.

Imagen 14.

Para realizar en casa de forma fácil y rápida uno mas hoteles de abejas, necesitamos lo siguiente. Imagen 15-16

Imagen 15.

Materiales:

  • Carrizo, bambú, o tubos de PVC delgados.
  • Segueta o cortador de madera.
  • Cajas de madera pequeñas. (15x 15 cm).
  • Cordones o cinchos.

 

 Imagen 16.

Procedimiento:

1.-Cortar los tubos en trozos pequeños, aproximadamente de 3 o 4 cm. Verificando el tamaño del cajón de madera que usaremos.   Imagen 17.

 Imagen 17.

 2.- Coloca cada tubo dentro de la caja de madera hasta que quede completamente llena y los tubos tengan poca movilidad. Imagen 18

 Imagen 18.

3.-Depende del lugar en que coloques el hotel de abejas, te darás cuenta si requieres de un cincho o cordón para que este se cuelgue de algún árbol o rama si así fuera el caso. Imagen 19.

Imagen 19.

 

 

 

Galería Método

Resultados

En menos de diez minutos, el “hotel” está listo y se puede colocar en el jardín, en las azoteas, en el patio o en algún lugar de la casa que esté abierto, preferentemente con algunas flores y luz solar. Mi hermano Maximiliano tiene un proyecto en casa de un “jardín polinizador”, mi mamá tiene muchas plantas con flores en casa, entonces ocupe estos espacios para colocar este refugio, como se muestra en las imágenes.

Imagen 20. Maxi Hidalgo en su proyecto “Jardín polinizador”

Estamos en la mejor época del año para los polinizadores, las abejas de inmediato harán uso de este refugio.

Galería Resultados

Discusión

Gran parte de las abejas no viven en colonias, sino que las hembras fecundadas buscan un pequeño túnel para hacer sus nidos en primavera. Entonces, algunas especies, utilizarán esos túneles para empezar a almacenar en el fondo una mezcla de polen, saliva y néctar, y a prensarla con la cabeza. Esto produce una pequeña fermentación en el polen, que ayuda a su conservación para lo que vendrá después.

Cuando mamá abeja cree que es suficiente, pone un huevo sobre el polen almacenado, y acto seguido, levanta un tabique con el que deja emparedado al huevo y su alimento. Por eso estas abejas son conocidas como “abejas albañiles”

Inmediatamente después, sigue almacenando polen en el túnel, y sigue poniendo huevos.

Conclusiones

Los hoteles de abejas brindan un espacio para colocar sus huevos, como alternativa a la falta de hábitat por la cultura de eliminar los árboles secos.

Intervienen en la reproducción de las plantas como la flor y por eso son indispensables para mantener la salud de muchos ecosistemas.

Bibliografía

La Salle J, Gould ID. Himenópteros: su diversidad y su impacto en la diversidad de otros organismos. En La Salle J. y Gauld ID (eds.) Hymenoptera and biodiversity. CAB Internacional. REINO UNIDO. 1993; 257-277 págs.

Slaa EJ, Sanchez-Chavez LA, Malagodi-Braga KS, Hofstede FE. Abejas sin aguijón en polinización aplicada: práctica y perspectivas. Apidología 2006; 37; 293–315.

Martinez Puc, Jesus Froylan, Flavio Eudaldo y Merlo Maydana. Importancia de la diversidad de abejas y amenazas que enfrentan en el ecosistema tropical de Yucatán, Mexico. Journal of the Selva Andina Animal Science.; Fundación Selva Andina Research Society.; Departamento de Enseñanza e Investigación en Bioquímica & Microbiología., UNAM 2014.

https://www.unimagdalena.edu.co/Content/Public/Docs/Entrada_Facultad3/adjunto_1029-20181004104847_528.pdf

https://as.com/deporteyvida/2020/10/14/portada/1602673624_144086.htmlhttps://www.mielnativa.com/blog

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography