Medicina y Salud

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

GELATINA MEDICINAL

Asesor: Verónica Padilla

Autor: Maximiliano Carter Vazquez

Resumen

Conocer qué es una planta medicinal y cuáles son sus propiedades ya que existe una muy amplia variedad de plantas medicinales que tienen interesantes propiedades y elaborar medicamentos con presentación y sabores agradables para los niños además que no irriten su estómago o causan efectos secundarios.

Se pueden crear gelatinas y gomitas de sabores que contengan el medicamento realizado a base de infusiones de plantas medicinales que ayuden a aliviar o prevenir distintas problemáticas y que sea de un sabor más agradable para la ingesta y sin efectos secundarios.

Pregunta de Investigación

¿Podemos sustituir fármacos por flores o hiervas medicinales?

Planteamiento del Problema

Los principales fármacos que se dispensan a los niños son antitusivos, antipiréticos, antihistamínicos y tranquilizantes. En todos estos casos, la fitoterapia ofrece alternativas igualmente eficaces y mucho menos agresivas.

Resfriados, gripe, alergias, dolor de barriga, diarreas, intolerancias alimentarias, lombrices, gastroenteritis, gases, hiperactividad o insomnio son algunos de los muchos ejemplos de trastornos leves que pueden tratarse con plantas de ahí la idea de crear gelatinas o gomitas para que los niños no sufran al momento de la ingesta  pautas del tratamiento.

 

 

 

 

Antecedentes

Cada vez hay más padres que comprueban que los niños responden bien a las terapias naturales, en general poco o nada agresivas, como la homeopatía, la osteopatía, la musicoterapia o la fitoterapia, para tratar muchos de los problemas de salud que les afectan.

Son tratamientos que pueden reforzar o sustituir a la medicación que haya establecido el pediatra. Ciertamente el metabolismo de los niños pequeños difiere del de una persona adulta, y más cuanto más pequeños sean.

Cabe no olvidar que hasta los 6-8 meses de vida, determinados mecanismos orgánicos, como la capacidad desintoxicadora del hígado y los riñones, el sistema digestivo y el respiratorio o incluso el sistema inmunitario, no están plenamente desarrollados.

Por esto es importante a la hora de establecer un tratamiento, tanto si es convencional como si es a base de elementos naturales, tener en cuenta cómo reacciona su organismo, cómo absorbe los diferentes principios activos y cuánto tiempo precisa para eliminarlos, por ejemplo a través de la orina.

Los tianguis o mercados de México presentan una gran diversidad de especies medicinales, ya Hernán Cortés daba cuenta de ello en sus Cartas de Relación enviadas a Carlos V en el siglo XVI donde decía:

 

“Hay calle de herbolarios, donde hay todas las raíces y hierbas medicinales  que en la tierra se encuentran. Hay casas como de Boticarios, donde se venden las medicinas hechas, asi potables como ungüentos y emplastados”

 

La sistematización del estudio científico de las plantas medicinales de México comenzó a partir del siglo XVIII, y un siglo mas tarde aparecieron las primeras farmacopeas. En 1888, con la fundación del Instituto Médico Nacional , se iniciaron los trabajos multidisciplinarios, respecto a las plantas medicinales y la investigación clínica.

 

En el mundo científico ya había grandes descubrimientos respecto a las substancias contenidas en las plantas, como la quinina producto de la Cinchona, utilizada contra el paludismo, así como el hallazgo del ácido acetilsalicílico proveniente del Sauce blanco (Salix albaL.), componente activo del famoso medicamento llamado Aspirina. Recientemente, se descubrió que del Tejo. (Taxus brevifolia Nutt.) es eficaz como tratamiento contra ciertos tipos de leucemia, carcinomas y sarcomas.

 

México es un país de una gran diversidad vegetal y de un conocimiento médico herbolarío ancestral En este siglo XXI, además de la investigación etnobotánica, farmacológica, fitoquímica, toxicológica, biotecnológica y agronómica, se inicia la investigación clínica, que dará frutos importantes para  el beneficio de la salud del pueblo mexicano.

 

La herbolaría, entendida como la “botánica aplicada a la medicina”, es el estudio y el uso de las plantas como medicamento.

La presencia de la Herbolaria Mexicana, se observa día a día en nuestro entorno familiar, cuando tomamos una infusión o aplicamos pomadas de plantas para aliviar las dolencias comunes.

 

La información sobre las plantas medicinales es herencia del conocimiento médico ancestral, que sigue vigente en diversos grupos humanos de México. Es importante señalar  que la Herbolaría Mexicana ha sido estudiada a la luz de la ciencia, tal es el caso del árbol de “xalxocotl” o “guayaba” empleado tanto en el pasado como en el presente, para el tratamiento de la diarrea y es a la luz de los actuales trabajos experimentales que se combrobó que contiene propiedades antimotílicas.

 

Finalmente, podemos decir que la Herbolaría Mexicana coadyuva a resolver problemas de salud a largo y ancho del territorio nacional.

 

 

 

 

 

 

visita museo de medicina Sala de herbolaria visita museo de medicina Sala de herbolariavisita museo de medicina Sala de herbolaria

Objetivo

Encontrar una alternativa natural con mejor sabor, mejor presentación y con propiedades curativas a diversos padecimientos o malestares.

Justificación

Elegimos este tema con la finalidad de reactivar el uso de la herbolaría aplicada en forma de gelatinas o gomitas para la fácil ingesta de los niños

 

Hipótesis

Si convertimos las infusiones de plantas medicinales en gelatinas o gomitas ¿Tendrán el mismo efecto?

Método (materiales y procedimiento)

INGREDIENTES:

 

  • 1/2 vaso de flores de manzanilla secas y limpias
  • 5 laminas de granetina natural ó 35g de grenetina natural
  • 600ml de agua
  • 4 cdas de azúcar morena

 

PROCEDIMIENTO

 

  • Poner a hidratar la grenetina en un vaso de agua fría hasta que esponje o hidrate
  • Para preparar la infusión o té que servirá de base para la gelatina debemos poner el agua a hervir en una olla, cuando rompa en hervor agregar las flores de manzanilla dejar hervir por 5 min y retirar del fuego
  • Colar la infusión y regresar al fuego
  • Agregar la grenetina hidratada y el azúcar, disolver hasta que no haya grumos.
  • Poner en moldes y meter a refrigerar

Galería Método

Resultados

Al infusionar las flores y convertirla en gelatina los beneficios medicinales se quedan encapsulados para su consumo posterior

 

 

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Con la infusión de manzanilla u otras flores podemos extraer los beneficios medicinales que poseen y al convertirlas en gelatina se vuelve un producto de consumo atractivo para los niños lo que ayuda a reforzar defensas o combatir enfermedades

Bibliografía

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography