Medicina y Salud

F34 PK-MS-302-LE Mucormicosis:”el hogo negro” asociado a COVID-19

Salud y Bienestar

Asesor: Gabriela Nicanor de la Cruz

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

Resumen

Las personas que padecen o han padecido Covid-19, tienen el sistema inmunológico deprimido, lo que las hace más susceptibles de adquirir una infección causada por organismos que en otras circunstancias no les causarían ningún daño. Y entre esas infecciones se encuentra, claro, la mucormicosis. Además, dependiendo de su condición de salud, a no pocas de estas personas se les administran corticoesteroides para disminuir la inflamación de las vías respiratorias, liberar los conductos aéreos y posibilitar una mejor oxigenación. Si esas personas llegan a infectarse con hongos del género Rhizopus, esta combinación de factores en nada los favorece. De ahí que la cantidad de casos de mucormicosis se haya disparado. Ahora bien, si consideramos que en México abundan los pacientes diabéticos descompensados y, según las estadísticas, muchas personas que padecen o han padecido Covid-19 son diabéticas, no es raro que se multiplicaran los casos de mucormicosis en nuestro país.

Pregunta de Investigación

¿Qué es el Mucormicosis: “el hongo negro” y de qué manera se asocia con el COVID-19?

Planteamiento del Problema

Una rara infección causada por un hongo que ennegrece los tejidos preocupó a las autoridades sanitarias globales. Las alarmas responden a que la mucormicosis, también conocida como el Hongo Negro, tiene una alta incidencia entre pacientes enfermos y recuperados de covid-19. Al menos 19 regiones de la India elevaron a categoría de epidemia. 

El avance de esta enfermedad, que contó con  más 14,000 diagnósticos en ese país, y zonas del mundo como América reportaron aunque limitados, varios casos de infecciones.

Esta preocupación creció, además, porque su mortalidad va del 40 % al 80 % de acuerdo con las condiciones de base del paciente.

Antecedentes

La mucormicosis es una infección por hongos oportunistas del Orden Mucorales, Subfilo Mucoromycotina; principalmente por los géneros: Rhizopus, Lichteimia, Mucor y Rhizomucor, que se encuentran de forma ubicua en la naturaleza. La infección es rápidamente progresiva con altas tasas de mortalidad. Las manifestaciones clínicas dependen de la vía de entrada del hongo y de la enfermedad predisponente, sin embargo, es característica la isquemia y necrosis de los tejidos, motivo por el cual se le ha llamado equivocadamente “hongo negro”.

Existen las siguientes presentaciones clínicas: rinocerebral (39%), pulmonar (24%), cutánea (19%), gastrointestinal (3%), y menos frecuentes: la localizada a otros órganos sólidos y diseminada. Los factores predisponentes principales son estados de inmunosupresión como en: diabetes mellitus, leucemia, trasplantes, uso de drogas intravenosas y glucocorticoides sistémicos; y recientemente asociado a la COVID-19. El tratamiento se debe iniciar inmediatamente tras realizar el diagnóstico y consiste en tratar la enfermedad subyacente, administración de antifúngicos y desbridación quirúrgica.

Lo primero que hay que saber es que los seres humanos adquieren la mucormicosis al entrar en contacto con las esporas del hongo presentes en el aire y en el ambiente.

También puede ocurrir en la piel “después de un corte, quemadura u otro tipo de lesión cutánea”, precisan los CDC, pero lo que no sucede es que se transmita entre personas.

Lo segundo es que la mucormicosis afecta principalmente a pacientes con problemas de salud de base, como diabetes o sida, o que toman medicamentos que reducen la capacidad del cuerpo para combatir gérmenes y enfermedades, como es el caso de enfermos de covid.

De hecho, el documento de consulta conocido como Manual de la farmacéutica Merck Sharp & Dohme (MSD) matiza que “es probable que constantemente se aspiren las esporas de estos mohos, pero no suelen causar infección”.

Como explicó a Efe Sylvain Aldighieri, responsable de la respuesta ante la covid-19 de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Hongo Negro está considerado “como una infección micótica oportunista”.

“Este patógeno afecta, principalmente, a pacientes con diabetes controlada, pacientes con sida, pacientes con inmunosupresión iatrogénica y a pacientes con trasplantes de médula ósea y de órganos”, dijo el experto.

Además, aclaró, se trata de “una infección conocida por los médicos desde antes de la pandemia”, por lo que existen métodos de diagnóstico efectivos en todo el mundo.

La mucormicosis y la covid-19

Según Aldighieri, “en los últimos meses, se ha observado un aumento de casos de mucormicosis en pacientes con covid-19 y el mayor número de casos fue reportado en la India”.

“En los pacientes con covid-19 graves en fase activa o en fase de recuperación existen múltiples factores de riesgo o comorbilidades, tal como inmunosupresión causada por corticoides”, dijo, al precisar que su uso es “un factor de riesgo” para adquirir la infección.

En eso coinciden los CDC, que recuerdan que es factible que “algunos pacientes puedan tener COVID-19 y una infección por hongos al mismo tiempo”, pero se necesitan exámenes especializados pues las enfermedades fúngicas pueden compartir síntomas con el coronavirus como fiebre, tos o dificultad respiratoria.

Efectivamente, los principales signos de alarma de la murcomicosis son estos, además de inflamación facial de un solo lado, dolor de cabeza, congestión nasal y lesiones negras en el puente nasal o en la parte superior interna de la boca.

El virus de la covid-19 se ha sumado a la lista de enfermedades que pueden detonar el hongo negro. El puñado de pacientes con coronavirus y sospechosos del hongo negro son una estampa de una doble lucha por la vida, primero por un virus inédito y después por uno de las micosis oportunistas más letales que existen, cuyo índice de mortalidad oscila entre un 40% a un 90%.

 

Objetivo

Conocer porque el Mucormicosis: “el hongo negro” y de qué manera se asocia con el COVID-19 y dar a conocer las vías de infección para prevenir esta enfermedad en México.

Justificación

Me interesó este tema porque dentro de los diferentes síntomas asociados a COVID-19  el “hongo negro” se ha presentado en pacientes dados de alta con pruebas negativas. En nuestro país los especialistas en micosis reconocen que la falta de recursos en los laboratorios y la rapidez con la que avanza la enfermedad dificultan el diagnóstico oportuno y abonan a una cifra negra sobre esta enfermedad. 

 

Hipótesis

Si investigamos porque el Mucormicosis: “el hongo negro” y de qué manera se asocia con el COVID-19 entonces podremos dar a conocer las vías de infección para prevenir esta enfermedad en México.

Método (materiales y procedimiento)

Para la metodología de este proyecto investigamos en diferentes fuentes de información y realizamos una entrevista a la Dra. ___, las preguntas que realizamos nos ayudarán a complementar la información de esta investigación. 

Entrevista: 

Realizamos la siguiente entrevista. 

1.- ¿ Qué es Murcomicosis “el hongo negro”?

Es una infección fúngica grave pero extraña, que es causada por un grupo de mohos llamados mucormicetos.

2.- ¿Dónde se encuentran este tipo de hongos?

Son muy comunes y “viven en todo el medio ambiente”, particularmente en el suelo y en materia orgánica en descomposición.

3.- ¿Quiénes pueden contraer este hongo?

Este patógeno afecta, principalmente, a pacientes con diabetes descompensada, SIDA, inmunosupresión. 

4.- ¿Es una infección frecuente?

Es una infección que podemos encontrar en cualquier lado, se presenta en mayor medida en ambientes hospitalarios con poca asepsia y ataca fuertemente a quienes tengan un sistema inmunológico débil como consecuencia de una enfermedad de base o por covid-19.

5.- ¿Cómo se contrae?

El hongo negro o la mucormicosis es una infección causada por un hongo o moho que se encuentra en el medio ambiente y que puede adquirirse a través de la mucosa respiratoria o por cualquier órgano externo del cuerpo.

6.- ¿Cuáles son las sintomas de Murcomicosis “el hongo negro”?

Sus síntomas están relacionados directamente con afectaciones respiratorias, pero también pueden incluir inflamaciones en los senos paranasales, alteraciones neurológicas como convulsiones e incluso, afectar el sistema digestivo causando diarreas crónicas. Se aloja en la nariz y empieza a crecer como una bola de hongos, de pelos, y empieza a desplazar al globo ocular, y muchas veces lo saca de su órbita. Eso es bastante grave, puede invadir el cerebro y otras regiones del hueso. Una segunda frecuencia de la mucormicosis es el compromiso pulmonar.

7.- ¿Es contagiosa?

Primero lo que se debe de conocer es que los seres humanos adquieren el hongo negro al entrar en contacto con las esporas presentes en el aire y en el ambiente, también puede ocurrir en la piel “después de un corte, quemadura u otra lesión cutánea”,  pero lo que no ocurre es la transmisión entre personas.

8.- ¿Cúal es la relación entre el hongo negro y COVID-19?

El COVID-19 grave implica primero una falla pulmonar habitualmente severa. Además, se pierden los mecanismos de defensa del pulmón, la tos, la eliminación de todas las partículas de patógenos se interrumpen, el paciente está intubado, por lo tanto, se interrumpen todas las barreras naturales, el paciente tiene un pulmón dañado, el paciente recibe corticoides, y estos además hacen subir la glicemia, entonces se conjugan ahí que ocurran estos dos fenómenos. Probablemente, por el uso de corticoides y otros medicamentos que bajan las defensas, estamos viendo infecciones por hongos. 

9.- ¿Cúal es la relación entre el hongo negro y  la diabetes?

Pacientes con diabetes descontrolada, trasplantados, enfermos graves de cáncer, y personas con sus defensas bajas pueden contraer dicho hongo.

10.- ¿Cómo se trata esta enfermedad?

El diagnóstico y el tratamiento tempranos de la mucormicosis son importantes para evitar la muerte o tener que recurrir a una cirugía extensa, que a menudo provoca desfiguraciones. Así pues, el tratamiento se inicia tan pronto como esta infección se diagnostica o sospecha.

La mayoría de las personas con mucormicosis o que se sospecha que pueden tenerla suelen recibir tratamiento con altas dosis del fármaco antimicótico anfotericina B por vía intravenosa. Una alternativa es isavuconazol administrado por vía oral o por vía intravenosa.

El control de la enfermedad subyacente es muy importante. Por ejemplo, a las personas con un recuento bajo de glóbulos blancos se les administran inyecciones para aumentarlo. Las personas con diabetes no controlada deben tomar insulina para disminuir los niveles de azúcar en sangre.

El tejido infectado, y especialmente el tejido muerto, deben extirparse quirúrgicamente.

La mucormicosis es muy grave. Incluso cuando se retira tanto tejido infectado y muerto como sea posible y se usan los antimicóticos adecuadamente, muchas personas mueren.

11.- ¿Qué se puede hacer para prevenirla? 

Lo más importante es saber que el mismo cuerpo tiene defensas que repelen esta clase de infecciones; pero si alguien ha salido hace poco de alguna Unidad de Cuidado Intensivo por covid-19 o por otra complicación médica, es indispensable hacer un monitoreo constante de signos vitales y síntomas que puedan ser sospechosos. De igual manera, es necesario reforzar el sistema inmune a través de una alimentación saludable que brinde los nutrientes necesarios para que el cuerpo pueda responder ante una infección como éstas.

 

Galería Método

Resultados

La mucormicosis es una enfermedad producida por hongos microscópicos (mohos) del orden de los Mucorales. Tienen pigmentos oscuros y viven en los suelos ricos en vegetación, en materia orgánica y en sustratos como el abono o compost.

Aunque podemos considerarlos cosmopolitas, son más frecuentes en zonas cálidas y húmedas.

Son hongos “oportunistas”, dado que solo provocan enfermedad en personas con déficit de defensas, como los diabéticos descompensados, los que padecen leucemia o han recibido un trasplante.

Es decir, para que estos hongos produzcan una enfermedad, necesitan que nuestras defensas estén lesionadas o tengan un problema de funcionamiento, ya sea permanente o transitorio, este es el caso de la infección COVID-19.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Cuando todas las situaciones se dan de forma simultánea, se crea un hábitat en el que no hay impedimentos para que estos hongos se desarrollen. Así, invaden los tejidos con una progresión imparable.

Habitualmente empiezan en la nariz, invaden la órbita ocular y penetran hasta cerebro. Además, estos hongos son angioinvasores, buscan los vasos sanguíneos y se desarrollan y diseminan por ellos, taponándolos en su crecimiento.

Esto hace de la mucormicosis una enfermedad muy agresiva y compleja de tratar con éxito. Los taponamientos dejan sin riego sanguíneo el tejido y no permiten una adecuada difusión de fármacos a los mismos.

Bibliografía

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography