Ciencias de la Ingeniería

Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)

pj─259─ci Diseño de un dispositivo para evitar el robo de información.

Asesor: MARISA CALLE MONROY

Equipo [ ]: Eduardo Alberto Reyes Luna() , Julio Emilio Hernández Guerrero() , Elías Velázquez Adame(1o Copán)

Resumen

Existen diversos dispositivos, entre ellos tarjetas de crédito;llaves de automóviles y celulares que usan las distintas señales para realizar diversas acciones, al momento de realizar estas acciones existe una situación muy común, el robo de información. Las señales son muy vulnerables, así que esto facilita mucho el robo de información: Contactos, fotografías, correos, información bancaria, contraseñas, etc. Se obtuvieron 2 carteras, las cuales son capaces de bloquear señales de radio, hasta cierto nivel, las probamos realizando varias pruebas (en dispositivos móviles), entre estas realizamos una prueba con Bluetooth, en la cual conectamos un celular a una bocina inalámbrica, y al introducir este a la cartera, la señal se perdió por completo. La cantidad de datos posibles de extraer de nuestros dispositivos es ilimitada, por lo que realizamos una búsqueda en la cual encontramos que el cobre es capaz de bloquear casi todas estas señales y frecuencias, por lo que nos dimos a la tarea de realizar dos carteras para evitar principalmente el robo de información bancaria, lo cual esto beneficia  muchas personas ya que así no se podrá realizar las constantes transacciones no autorizadas a distancia, logramos nuestra meta de ingeniería ya que construimos dos carteras capaces de bloquear estas señales.La privacidad y la seguridad es primordial para muchas personas, sin embargo, son muy pocas las personas que se preocupan por proteger esta información.

Pregunta de Investigación

¿Cómo diseñar un dispositivo para bloquear señales de radio?

Planteamiento del Problema

Hoy en día, existen nuevas formas de robar, entre ellas se encuentra el robo de información mediante señales de radio. Uno de los métodos de robos más frecuentes pero menos conocido, es esta manera “el robo de llaves virtuales”. Estas llaves mantienen en contacto al vehículo con la llave inteligente. Lo que hacen los ladrones es aproximarse a los vehículos mientras se estacionan, para así, poder capturar la llave criptográfica que lo mantiene encendido, después, lo que ellos hacen es esperar a que el conductor baje y luego lo cierre. Mientras el conductor lo cierra, lo que los ladrones hacen es capturar una segunda llave criptográfica, la cual tiene como función cerrar y abrir.

Todas estas señales son captadas por un juego de cajas, una más grande que la otra. La función de la caja pequeña se dedica a capturar el par de  llaves, para luego poder transmitirlas a la caja grande, la cual tiene como función trabajar de emisor, para que el vehículo capte la llave. Este juego de cajas lleva como nombre “Black Box”. Su verdadera función es poder mostrar a las agencias automotrices las vulnerabilidades que presentan sus diversos modelos, este dispositivo no esta restringido únicamente a las agencias, también pueden ser adquiridos por un particular, pero en las manos equivocadas, este dispositivo es capaz de realizar funciones maliciosas, cabe mencionarse que otras versiones de este dispositivo se pueden adquirir en línea e inclusive fabricarse.

Por otro lado el caso de las tarjetas de crédito, existen variedad de estas, las cuales cuentan con la capacidad de realizar transacciones sin la necesidad de ser deslizadas por la terminal, para poder realizar esta acción, las tarjetas emplean chips.

Lo que pasa en este caso es que los ladrones se acercan a sus víctimas y realizan cargos no autorizados y también roban información bancaria.

Antecedentes

Las ondas electromagnéticas en esta parte del espectro se reflejan muy bien en las capas de iones, cargadas eléctricamente, que existen en las capas altas de la atmósfera (ionosfera). Esta reflexión hace que sea posible detectar ondas de radio a grandes distancias de la fuente. Como las señales de radio tienen longitudes de onda desde decenas a miles de metros, pueden difractarse alrededor de pequeños obstáculos, como árboles o edificios, que no impiden su transmisión, pero colinas de cierta consideración y cadenas montañosas generan “zonas de sombra” donde la señal no llega.

Las ondas de radio que pueden viajar largas distancias, bien directamente o usando repetidores, son muy útiles para transportar información. Se emplean no solo para las transmisiones de radio convencional sino también en telefonía móvil mediante “células” geográficas (de aquí, telefonía celular) cuyo núcleo es un solo transmisor de radio (antena de telefonía). Un teléfono móvil no deja de ser un transceptor de radio celular, puesto que recibe y envía señales de radio.

El descubrimiento de las ondas de radio y su uso en comunicaciones era algo que tenía que suceder tarde o temprano después de los experimentos de Hertz y, por ello, en la última década del XIX y primeros años del siglo XX el descubrimiento se produce de forma independiente en varios lugares. Así, Aleksandr Stepánovich Popov hizo sus primeras demostraciones en San Petersburgo (Rusia); Nikola Tesla en San Luis (Misuri, EE.UU.); Guglielmo Marconi en el Reino Unido o el comandante Julio Cervera en España.

Con todo, su desarrollador comercial fue Marconi, quien en 1909 recibiría el premio Nobel de física, compartido con Karl Ferdinand Braun, de quien Marconi admitió haber tomado “prestada” la patente del rectificador de cristal en sus experimentos de “telegrafía sin hilos”. También tomó prestadas varias patentes de Tesla, quien, se dice, rechazó el premio por no querer compartirlo con Marconi, a quien consideraba indigno del honor.

La cuestión es que Marconi, el más industrioso de todos los implicados, consiguió enviar una señal de radio desde Nueva Escocia (Canadá) a Irlanda en diciembre de 1902. En enero de 1903 el presidente de los Estados Unidos mandaba un mensaje por radio desde una estación construida por Marconi en Massachusets al rey Eduardo VII de Inglaterra. En 1904 los barcos que cruzaban el Atlántico ya podían suscribirse a un servicio de noticias nocturno.

Quedaba así demostrado que la comunicación a larga distancia por ondas de radio era posible porque las ondas se reflejaban en, por la entonces solo hipotética, ionosfera, salvando de esta manera la curvatura de la Tierra. La hipótesis de la existencia de la ionosfera la formuló en 1839 Carl Friedrich Gauss para explicar las variaciones observadas en el magnetismo terrestre.

La comunicación por radio se consigue cambiando la señal según un código pre acordado entre emisor y receptor. Las primeras comunicaciones por radio se consiguieron simplemente encendiendo y apagando el transmisor según un patrón. El patrón más popular fue el desarrollado por Samuel Morse y Alfred Vail para su uso en el telégrafo; hoy diríamos que el código Morse es digital. Posteriormente, se codificaron sonidos mediante variaciones continuas en la amplitud (la intensidad) de la onda que se emitía. Esto se conoce como modulación de amplitud o amplitud modulada (AM); los receptores domésticos pueden captar la “onda media” (OM) en AM, esto es, entre los 500 y los 1700 kilohertz. Más recientemente, la información pudo codificarse como variaciones en la frecuencia de la onda emitida, lo que se conoce como frecuencia modulada (FM).

En radiodifusión, la descodificación se realiza en el receptor llevando la señal a un altavoz, que realiza el proceso inverso al micrófono en el emisor, teniendo el mensaje que sale del receptor en forma de sonido la misma forma que tenía en el transmisor. Las emisoras de radio anuncian regularmente su frecuencia de emisión, en megahertz (MHz) las de FM y en kilohertz (kHz) las de AM.

Para evitar que las emisoras se interfieran entre sí o con otras comunicaciones existen organismos locales, nacionales e internacionales que regulan tanto las frecuencias, como las potencias de emisión, generales y en determinadas direcciones, y las horas de emisión de las distintas emisoras de radio.

Las señales inalámbricas afectan las señales de radio. Las ondas de radio se forman por un campo electromagnético variable. Desafortunadamente, el metal es un conductor de electricidad y magnetismo, por lo que absorbe las ondas de radio. Mientras más metal tenga un edificio en su estructura, la recepción de radio será peor para las personas que estén dentro.

Señales inalámbricas

Los routers WiFi y los adaptadores de red transmiten y reciben datos enviando una corriente a un alambre de cobre dentro de sus antenas. Un extremo está conectado a tierra, pero el otro extremo está desconectado. Cuando la corriente pasa por un alambre, genera un campo magnético alrededor de ese cable. El pulso del alambre se irradia como ondas de radio. El receptor es otro alambre de cobre que atrae las ondas de radio al pasar la radiación electromagnética generada por el transmisor WiFi. El receptor es un trozo de alambre delgado y así genera mucha sombra en el registro de las ondas de radio. Grandes objetos metálicos, tales como los refrigeradores, son un asunto diferente.

Conductores

El metal es un conductor. Esto significa que absorbe electricidad. Como las ondas de radio son electromagnéticas, el metal también las absorbe. Es la capacidad conductora del alambre de cobre la que hace que la antena de recepción capture la señal de radio entrante. Lo mismo pasa con otros objetos de metal, aunque esos otros objetos no están conectados a ningún mecanismo para interpretar las ondas de radio en datos o de sonido, y estas se detienen ahí.

Zonas muertas

Una zona detrás de un gran trozo de metal se llama una zona muerta. Esos lugares no reciben ninguna señal, ya que están en la sombra de un objeto de metal. Muchas empresas de construcción utilizan láminas de metal como aislamiento, cubriendo un nuevo hogar con una lámina de metal, del lado exterior del ladrillo. En estos casos, la casa no recibirá ninguna señal inalámbrica entrante. Sin embargo, si tu servicio de Wi-Fi es a través de cable y la recepción interna por router Wi-Fi, podría ser mejorado, ya que las señales Wi-Fi podrían ser capturadas dentro de la casa y retransmitidas. Otro de los beneficios de un blindaje exterior de metal para las construcciones es que evita que las ondas de la caja de conexión Wi-Fi salgan del edificio. Esto da mayor seguridad, eliminando la posibilidad de acceso no autorizado a la red.

Otros conductores

El metal no es el único material que bloquea las señales Wi-Fi. El agua es otro conductor y también bloquea las señales al igual que el metal. Los ladrillos y el concreto deterioran la señal de un 90 a un 95 por cierto. El vidrio tiene baja conductividad, pero aumenta si es calentado.

Los teléfonos celulares se volvieron populares en EE.UU. en la década de 1990. Éstos continúan evolucionando a medida que se evalúa la forma en que interactúan con el cuerpo humano, el medio ambiente y otra tecnología. Los materiales, tanto los naturales como los hechos por el hombre, afectan las transmisiones celulares. Las señales de celulares pueden ser bloqueadas y absorbidas por materiales que conducen la electricidad total o parcialmente. Cuando la energía electromagnética, que alimenta un teléfono celular, entra en contacto con un conductor, hay una reacción. Estudios recientes han identificado a ciertos materiales que tienen mayor impacto en las señales de celulares.

Material conductor y no conductor

Los estudiantes de ciencias de la California State University probaron su hipótesis de que el material conductor es más probable de bloquear las transmisiones de teléfonos celulares que el material no conductor. Estudiaron cómo diferentes materiales afectaron la transmisiones de teléfonos celulares mediante la colocación de un teléfono celular dentro de una variedad de recintos que contenían papel de aluminio, plástico, madera, agua salada y agua del grifo. Llamaron al teléfono celular y evaluaron la intensidad de la señal en relación con estos materiales. Los resultados se presentaron en la Feria de Ciencias del Estado de California de 2007, y señalaron que los materiales conductores, como el papel de aluminio y el agua salada, bloquean por completo la señal del celular. El agua, otro conductor, debilita la señal, mientras que la madera y el plástico, que son no-conductores, no afectan a la señal.

Materiales de construcción

Los materiales de construcción utilizados en el hogar o la oficina pueden afectar la señal del celular. Éstos no tienen una fuerte penetración a través del metal, aluminio y hormigón. Algunos edificios de alta seguridad se construyen con una malla de alambre conocido como una “jaula de Faraday”. Se crea una cubierta conductora que impide la entrada o escape de cualquier campo electromagnético. Las jaulas de Faraday se utilizan en laboratorios electrónicos para evitar que el electromagnetismo interfiera con las pruebas electrónicas. También se utilizan como una medida de seguridad para evitar que los piratas informáticos puedan acceder de forma remota a datos clasificados o de propiedad que aparecen en pantalla. Un edificio con este recubrimiento de malla de alambre de cobre prohíbe que los teléfonos celulares envíen o reciban alguna señal.

Materiales naturales

El agua salada prohíbe que las ondas de radio viajen ya que la sal contiene iones y el agua es un conductor. Las plantas, las montañas y las colinas también afectan a las señales de los celulares. Las plantas contienen agua e iones disueltos, que conducen la electricidad. Las montañas y colinas a menudo actúan como materiales de obstrucción, rompiendo el contacto entre tu teléfono celular y una antena de telefonía móvil, que se traduce en una señal más débil.

Interferencia de radiofrecuencia

La interferencia de radiofrecuencia es una perturbación que interrumpe, obstruye, o limita el desempeño eficaz de un circuito. Según SignIndustry.com, la interferencia de radio frecuencia (RFI, por sus siglas en inglés) se refiere a cualquier señal “no deseada” recibida por un dispositivo que impide una recepción de la señal clara. La RFI puede afectar a cualquier sistema de señal de recepción, como televisores, computadoras y teléfonos celulares. Cualquier dispositivo que genera o utiliza la radiofrecuencia de puede causar interferencia de radiofrecuencia. También, según SignIndustry.com, los equipos de comunicación en tu hogar, hornos de microondas, lámparas de calle, acuarios, sistemas de iluminación y otros dispositivos eléctricos y equipos pueden afectar las señales celulares.

Situaciones de las cuales dependen las señales:

  • La propagación de la señal de la Onda Corta depende mucho de la potencia y la frecuencia del transmisor, de las condiciones de las capas ionosféricas, el disturbio de éstas ocasionado por la actividad solar de la cual se deriva el flujo solar, la radiación ultravioleta, las emisiones de rayos X que provienen de las explosiones solares, y las manchas solares, etc. Así mismo, la propagación puede variar dentro de un mismo ciclo solar al ser afectada por otros factores en diferentes áreas del mundo y en distintas épocas del año.
  • La radiación ultravioleta del sol es la causante de la creación de la ionosfera en la tierra. La ionosfera afecta mucho a las ondas de radio en las bandas de HF y VHF.
  • El sol tiene ciclos de actividad que duran alrededor de 11 años, esta actividad se detecta por medio del comportamiento de sus manchas, sus explosiones y las expulsiones de materia solar hacia el espacio.
  • En este año 2010 estamos a 2 años del punto máximo de actividad del ciclo solar número 24, el cual llegará a un mínimo de actividad alrededor de 2017
  • La ionosfera está formada en distintas capas, los científicos que las descubrieron les asignaron las letras D, E, F1 y F2.
  • La capa D de 50 – 90 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa E de 100 – 125 km de altura, es diurna y se debilita por la noche, no desaparece totalmente.
  • La capa F1 de 300 a 400 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa F2 de 400 a 500 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa F de 250 – 300 km de altura, es nocturna, al desaparecer las capas F1 y F2 se unen para convertirse en esta capa.
  • La señal de radio se propaga a distancias mayores si el nivel donde se refleja está a mayor altura.
  • El salto de una señal de 15 MHz es mayor que el de una de 6 MHz ya que la de 15 MHz penetra más en la ionosfera y es reflejada por las capas superiores de ésta.
  • La frecuencia de Onda Corta de Radio Educación 6.185 MHz, no tiene buena propagación durante el día para coberturas internacionales y por la noche la señal llega débil en las regiones más distantes.

Inhibidores de señal

Los inhibidores de frecuencia son aparatos que van desde el tamaño de una petaca al de una maleta con un propósito bien sencillo: interrumpir las comunicaciones. Y a día de hoy conseguir uno de estos aparatos no es demasiado complicado, pero otra cosa es la legalidad de su uso. Conozcamos en profundidad cómo funcionan y por qué están prohibido usarlos.

¿Qué es y cómo funciona un inhibidor?

Los inhibidores de frecuencia tienen un objetivo muy claro y sencillo: impedir comunicaciones en ciertas frecuencias. Pero como no es sencillo bloquear un aparato para que no se pueda comunicar con otro, la solución para impedir ese tránsito de información es muy sencillo y similar a un ataque DDoS: introducir en la frecuencia indicada ruido, información inútil que sature la banda, impidiendo que la información verdadera no llegue.

Los inhibidores pueden ser usados para interferir distintos tipos de comunicaciones o dispositivos, desde redes móviles, radares de velocidad, bluetooth, GPS, infrarrojos… Pero a pesar de su variedad de uso, todos los inhibidores son realmente sencillos. Se basan en un circuito que cuenta con un oscilador que genera la señal, un generador de ruido, una etapa de ganancia para dar suficiente potencia a la señal y finalmente una o varias antenas que transmiten lo generado por la placa.

Y como comentábamos inicialmente, inhibidores los hay de todas los tamaños. Desde poco más que un móvil a tan grandes como una maleta de mano, siempre dependiendo de las frecuencias que se quieran barrer (los hay para una sola o para varias) y del alcance (desde algunos metros hasta más de un kilómetro). Y por supuesto, si alguien se pregunta el origen o inicios de estos aparatos, nos tendríamos que remontar a una guerra, concretamente la Segunda Guerra Mundial, donde ambos bandos usaron inhibidores para interferir las comunicaciones del enemigo.

¿Por qué se prohibieron o restringió su uso?

Con los inhibidores de frecuencia ha ocurrido como con otros muchos avances, los tecnológicos incluidos: siempre hay quien le da un uso no debido. Los inhibidores de frecuencias pueden tener usos tan legítimos como proteger edificios concretos, impidiendo la activación remota de explosivos por ejemplo, pero son muchos los casos en los que su uso puede ser indebido, aunque quien emplee el inhibidor no sea consciente de ello.

El caso de las universidades

El uso de inhibidores se popularizó por ejemplo hace unos años en varias universidades españolas (Oviedo, Sevilla, Zaragoza o Valencia son algunos ejemplos). ¿Para qué? Como la tecnología se estaba usando a favor de los estudiantes que prefieren no tocar un libro, mediante el uso de pinganillos conectados con una persona en el exterior que facilitaba las respuestas de exámenes, fueron varios los profesores o facultades que tiraron por la calle del medio, usando inhibidores de frecuencia que impidiesen la comunicación con el exterior. Varias facultades usaron inhibidores para evitar la comunicación con el exterior durante exámenes

Existen varios problemas en estos casos: el primero es que el radio de acción de los inhibidores no es controlable, más allá de la potencia que determina los metros a los que pueden afectar, por lo que podría estar perjudicando a usuarios que no estuviesen presentes en el aula del examen. Por otro lado, inhibir todas las frecuencias que pueden usarse en un móvil no es una tarea sencilla, ya que pueden variar según el operador de cada móvil, o incluso también se podría usar una red WiFi o bluetooth para la comunicación.

Alarmas comunicadas por red móvil

Otro uso más que indebido que se le ha dado a los inhibidores de frecuencia es para los robos en domicilios u otros lugares. Las alarmas que se conectan por red móvil se han popularizado en los últimos tiempos, ya que son más fáciles de instalar y más económicas. El problema en este caso es que los ladrones podrían acudir al lugar a ser robado con un inhibidor (generalmente las alarmas usan la banda de los 900 MHz) para que la alarma no pueda comunicarse con la central.

Afortunadamente, las empresas de alarmas ya son conscientes de que usar la red móvil convencional es susceptible de ser interferida por inhibidores de frecuencias (que como veremos a continuación se pueden conseguir fácilmente por Internet). Por ello lo primero que recomiendan es o bien instalar una alarma que se comunique por red fija, susceptible obviamente a cortes de cable, o usar redes como la de Sigfox, que gracias al empleo de una frecuencia ultra estrecha es prácticamente imposible de ser inhibida.

Lo que dice la ley sobre su uso

Visto estos usos no tan amistosos de los inhibidores de frecuencia (y los que no hemos mencionado) las autoridades tuvieron que tomar partido sobre el uso de estos dispositivos. Un informe de la Unidad Central de Seguridad Privada del Ministerio de Interior deja claro si podemos usar inhibidores:

Los dispositivos inhibidores de frecuencia sólo pueden ser usados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Administraciones Públicas autorizadas, por lo que, en la actualidad, todos aquellos que se estén utilizando fuera de esta excepción, y sin la autorización expresa de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, se encuentran al margen de la legislación vigente, pudiendo aplicarse, en consecuencia, previa denuncia, el correspondiente régimen sancionador por parte del organismo competente.

Con las anteriores palabras queda muy claro que solo las fuerzas de seguridad del Estado pueden hacer uso de los inhibidores y de hecho las sanciones a las que nos exponemos en caso de no hacer caso a esas palabras, recogidas en la Ley General de Telecomunicaciones, van desde los 500.000 euros en el caso de que se considere una infracción grave e incluso hasta los 20 millones de euros en el caso de que se declarase como una infracción muy grave.

  • En España las sanciones por usar un inhibidor van desde 500.000 euros hasta 20 millones

Y España no es el único caso de país que prohíbe su uso, ya que nuestra ley solo traslada una directiva europea, aunque por ejemplo, Estados Unidos también prohibió en su día su uso. Aun así, se sabe de casos de países que a lo largo del tiempo han usado los inhibidores no solo para protegerse, también los han usado para impedir las comunicaciones por radio desde el exterior.

¿Y la venta de inhibidores?

  • No hace falta ser un gurú de Internet para acceder a tiendas online, sin tenernos que ir a páginas de chinas, donde podemos encontrar inhibidores de todos los tipos y precios, pero si su uso está más que prohibido, ¿se pueden vender? Ya sabemos que para algunas cosas las leyes en la red quedan bastante difuminadas, pero a pesar de ello el Ministerio de Industria lo deja muy claro en su página web:

Los inhibidores de frecuencia, inhibidores de telefonía móvil, inhibidores de comunicaciones y todo tipo de inhibidores que interfieren, dificultan o entorpecen las comunicaciones, no pueden ser importados, puestos a la venta, llevar el marcado CE, ni pueden ser utilizados en todo el territorio español, salvo las excepciones que se señalan en la propia Directiva.

A pesar de ello, comprar un inhibidor por Internet es una tarea bien sencilla, solo hace falta el dinero. En la primera tienda que hemos encontrado con una búsqueda muy sencilla incluso tienen una sección en la que supuestamente responder a la pregunta sobre la legalidad del uso de los inhibidores. Atención al texto, que no tiene desperdicio alguno:

El uso de estos dispositivos con el fin de evitar actividades ilícitas es totalmente legal. En los lugares donde el uso de sistemas de telefonía está restringido o no es necesario, es posible instalar este tipo de dispositivos, permitiendo que los usuarios de ese espacio sean conscientes que en un momento dado, sus dispositivos (teléfonos móviles, sistemas de comunicación) no van a estar operativos durante el tiempo que dure el evento. Es el caso de exámenes y pruebas de la universidad, teatros (durante la representación), iglesias (durante la homilía), auditorios (durante el espectáculo), ayuntamientos, fuerzas gubernamentales o personal de alto riesgo.

En este tipo de eventos, no está permitido el uso de teléfonos móviles ya que interceden en las comunicaciones y en los sistemas de sonido.

Además, concretamente en el caso de los exámenes se ha extendido el uso de chuletas electrónicas, mediante los cuales algunos alumnos copian en los exámenes, recibiendo la información y las respuestas por un comunicador diminuto que se encuentra en el oído.

Para evitar que cualquier tipo de comunicación se realice en el interior del aula, se tiene que obligar a todos los alumnos a apagar el teléfono, pero aquellos que estén dispuestos a copiar, sólo se detendrán mediante el uso de inhibidores de frecuencias.

Si el rango de acción de los inhibidores está controlado, sólo las zonas adecuadas quedarán fuera de cobertura.

Nosotros defendemos el derecho que tiene cualquier persona de aislar una zona de su propiedad y evitar radiofrecuencias en su zona si no se interfiere en la señal que otros quieran recibir. Así, si en su casa decidiera no tener ni cobertura móvil ni GPS, WiFi ni de ningún tipo ¿Por qué no instalar un inhibidor? Usted es libre de decidir qué ondas pasan por su espacio, ya que cada persona tiene libertad para decidir qué pasa por sus propiedades. En [web omitida].com entendemos la inhibición como si fuera el hilo musical de su casa. Éste puede estar a un volumen razonable, lo suficientemente bajo para que no moleste a su vecino.

Nuestro eslogan: “Donde acaba la libertad de uno, comienza la de otro.”

Evidentemente, la mencionada tienda vive de vender inhibidores, pero claramente están ocultando el hecho de que el uso de inhibidores es totalmente ilegal, incluidos los usos legítimos que mencionan. Por mucho que defiendan el derecho de aislar una propiedad privada de ondas, controlar al 100% hasta dónde llega el efecto de un inhibidor es imposible, por lo que pueda afectar más allá del área deseada. Además la ley es muy clara, su uso, importación y venta es ilegal.

Objetivo

Diseñar un dispositivo para bloquear las señales de radio y evitar el robo de información

Justificación

Existen diversos dispositivos, entre ellos: tarjetas de crédito, llaves de automóviles y celulares que usan las distintas señales de radio para realizar diversas acciones, entre ellas: desbloquear automóviles, abrir puertas, enviar documentos o archivos, etc.

Al momento de realizar estas acciones hay una situación muy común: el robo de información.

Esto sucede ya que las señales suelen ser muy vulnerables, así que esta facilita mucho el robo de información: contactos, fotografías, correos, información bancaria, contraseñas, etc. Esto en el caso de los celulares, porque en las llaves de automóviles se usan llaves criptográficas, unas más vulnerables que otras, pero aún así, estas señales se pueden captar con diversos aparatos, esto con la intención de después poder replicarlos. Luego de realizarse este proceso, los delincuentes proceden a abrir el vehículo e inclusive esto llega al grado que ellos pueden arrancarlo o encenderlo, esto sin necesitar la llave original.

En el caso de las tarjetas, en esta serie existe una amplia gama de tarjetas las cuales cuentan con la capacidad de pagar acercando la tarjeta a la terminal, así realizando cargos a estas.

Hipótesis

Si diseñamos un dispositivo para bloquear señales entonces podemos disminuir el robo de información

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  • 1 placa de cobre de (30X20X0.1)
  • 1 bolsa de plástico negra.
  • Pedazo de aluminio de 30X20
  • Marcador permanente.
  • Regla.
  • Tijeras.
  • Cinta adhesiva.
  • Segueta eléctrica
  • Carteras a modificar.

 

Procedimiento

1.- Trazar con la regla y el marcador permanente las medidas de las carteras sobre las placas de cobre (8X9 y 17X8.5)

2.-Cortar por las líneas la placa con la segueta eléctrica.

3.-Envolver con aluminio los trozos de cobre y pegarlo con cinta.

4.-Recortar una bolsa negra con las medidas de los pedazos y pegarlos con cinta.

5.-Introducir los trozos de cobre en la cartera.

 

Galería Método

Resultados

Se obtuvieron 2 carteras, una de 8X9 cm, la cual es de caballero y la otra de 8.5X17 cm, la que es de dama, estas son capaces de bloquear señales de radio, hasta cierto nivel, las probamos realizando varias pruebas con dispositivos móviles, entre ellas realizamos una prueba con bluetooth en la cual conectamos el teléfono celular a una bocina inalámbrica, y al introducir el teléfono en la cartera la señal se perdió por completo, por lo que comprobamos que estas son capaces de bloquear las señales de radio, sin embargo, también depende de que frecuencias utilice el dispositivo y la cercanía del receptor.

Galería Resultados

Discusión

El robo de información mediante las señales de radio, es uno de los robos más comunes, pero este es muy poco conocido, en este robo se puede extraer información como documentos, fotografías, contratos e inclusive información bancaria, llaves criptográficas de autos, , la privacidad y la seguridad es primordial para muchas personas, sin embargo, son muy pocas las que se preocupan para proteger este tipo de información, el cual tal vez ya le extrajeron a  una persona y esta no se dió cuenta, el proyecto tiene como fin detener este tipo de robo y disminuir la cantidad de datos extraídos, esto sucede ya que la placa de cobre interfiere estas señales y así pone “corruptos” los datos, para que la información llegue dañada y no pueda ser utilizada en un futuro.

Conclusiones

Nos dimos cuenta que la cantidad de datos posibles de extraer de nuestros dispositivos es ilimitado, por lo que realizamos una búsqueda en la cual encontramos que el cobre es capaz de bloquear casi todas las señales y frecuencias, por lo que nos dimos a la tarea de realizar 2 carteras para evitar principalmente el robo de información bancaria, la cual esta beneficia a muchas personas ya que así no se podrán realizar los constantes robos y transacciones no autorizadas a distancia, logramos nuestra meta de ingeniería ya que construimos un par de carteras las cuales aparte de bloquear las señales que emiten las tarjetas, es capaz de bloquear señales para evitar todo el tipo de información.

Bibliografía

Cuaderno de Cultura Científica, Ondas de radio, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://culturacientifica.com/2016/08/23/ondas-de-radio/

Stephen Byron Cooper, ¿Cómo el metal afecta la señal inalámbrica?, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://techlandia.com/metal-afecta-senal-inalambrica-info_542303/

Radio educación, Propagación de las Ondas de Radio, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://radioeducacion.edu.mx/onda-corta/propagacion-de-las-ondas-de-radio

Dan Boone, Materiales que afectan a las señales de los celulares, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://techlandia.com/materiales-afectan-senales-celulares-info_468322/

Xataka, Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia y por qué está prohibido su uso, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://www.xataka.com/otros-dispositivos/como-funcionan-los-inhibidores-de-frecuencia-y-por-que-esta-prohibido-su-uso

Summary

There are several devices, including credit cards, car keys and cell phones that use different signals to perform various actions, when performing these actions there is a very common situation, the theft of information, The signals are very vulnerable, so this makes it much easier to steal information: Contacts, photographs, emails, bank information, passwords, etc. We obtained 2 portfolios, which are capable of blocking radio signals, up to a certain level, we tested them by performing several tests (on mobile devices), among which we conducted a test with bluetooth, in which we connected a cell phone to a wireless speaker, and by entering this to the portfolio, the signal was completely lost. The amount of data possible to extract from our devices is unlimited, so we conducted a search in which we found that copper is able to block almost all these signals and frequencies, so we took on the task of making two portfolios for avoid mainly the theft of banking information, which benefits many people since it will not be possible to carry out constant unauthorized transactions remotely, we achieved our engineering goal since we built two portfolios capable of blocking these signals. Privacy and security is paramount for many people, however, there are very few people who care about protecting this information.

Research Question

How to design a device to block radio signals?

Problem approach

Today, there are new ways to steal, among them is the theft of information by radio signals. One of the most frequent but less known methods of theft is this way “the theft of virtual keys”. These keys keep the vehicle in contact with the smart key. What thieves do is to approach to the vehicles while they are parked, in order to capture the cryptographic key that keeps them turned on, then what they do is wait for the driver to get down and then close it. While the driver closes it, what the thieves do is capture a second cryptographic key, which has the function of closing and opening.

All these signals are captured by a set of boxes, one larger than the other. The function of the small box is dedicated to capturing the pair of keys, to then be able to transmit them to the big box, which has the function of working as an emitter, so that the vehicle captures the key. This set of boxes is named “Black Box”. Its real function is to show automotive agencies the vulnerabilities presented by their various models, this device is not restricted only to agencies, they can also be acquired by a private individual, but in the wrong hands, this device is capable of performing malicious functions, it is worth mentioning that other versions of this device can be purchased online or even manufactured.

On the other hand the case of credit cards, there is a variety of these, which have the ability to make transactions without the need to be slid through the terminal, to perform this action, the cards use chips.

What happens, in this case, is that the thieves approach their victims and make unauthorized charges and also steal banking information.

Background

Las ondas electromagnéticas en esta parte del espectro se reflejan muy bien en las capas de iones, cargadas eléctricamente, que existen en las capas altas de la atmósfera (ionosfera). Esta reflexión hace que sea posible detectar ondas de radio a grandes distancias de la fuente. Como las señales de radio tienen longitudes de onda desde decenas a miles de metros, pueden difractarse alrededor de pequeños obstáculos, como árboles o edificios, que no impiden su transmisión, pero colinas de cierta consideración y cadenas montañosas generan “zonas de sombra” donde la señal no llega.

Las ondas de radio que pueden viajar largas distancias, bien directamente o usando repetidores, son muy útiles para transportar información. Se emplean no solo para las transmisiones de radio convencional sino también en telefonía móvil mediante “células” geográficas (de aquí, telefonía celular) cuyo núcleo es un solo transmisor de radio (antena de telefonía). Un teléfono móvil no deja de ser un transceptor de radio celular, puesto que recibe y envía señales de radio.

El descubrimiento de las ondas de radio y su uso en comunicaciones era algo que tenía que suceder tarde o temprano después de los experimentos de Hertz y, por ello, en la última década del XIX y primeros años del siglo XX el descubrimiento se produce de forma independiente en varios lugares. Así, Aleksandr Stepánovich Popov hizo sus primeras demostraciones en San Petersburgo (Rusia); Nikola Tesla en San Luis (Misuri, EE.UU.); Guglielmo Marconi en el Reino Unido o el comandante Julio Cervera en España.

Con todo, su desarrollador comercial fue Marconi, quien en 1909 recibiría el premio Nobel de física, compartido con Karl Ferdinand Braun, de quien Marconi admitió haber tomado “prestada” la patente del rectificador de cristal en sus experimentos de “telegrafía sin hilos”. También tomó prestadas varias patentes de Tesla, quien, se dice, rechazó el premio por no querer compartirlo con Marconi, a quien consideraba indigno del honor.

La cuestión es que Marconi, el más industrioso de todos los implicados, consiguió enviar una señal de radio desde Nueva Escocia (Canadá) a Irlanda en diciembre de 1902. En enero de 1903 el presidente de los Estados Unidos mandaba un mensaje por radio desde una estación construida por Marconi en Massachusets al rey Eduardo VII de Inglaterra. En 1904 los barcos que cruzaban el Atlántico ya podían suscribirse a un servicio de noticias nocturno.

Quedaba así demostrado que la comunicación a larga distancia por ondas de radio era posible porque las ondas se reflejaban en, por la entonces solo hipotética, ionosfera, salvando de esta manera la curvatura de la Tierra. La hipótesis de la existencia de la ionosfera la formuló en 1839 Carl Friedrich Gauss para explicar las variaciones observadas en el magnetismo terrestre.

La comunicación por radio se consigue cambiando la señal según un código pre acordado entre emisor y receptor. Las primeras comunicaciones por radio se consiguieron simplemente encendiendo y apagando el transmisor según un patrón. El patrón más popular fue el desarrollado por Samuel Morse y Alfred Vail para su uso en el telégrafo; hoy diríamos que el código Morse es digital. Posteriormente, se codificaron sonidos mediante variaciones continuas en la amplitud (la intensidad) de la onda que se emitía. Esto se conoce como modulación de amplitud o amplitud modulada (AM); los receptores domésticos pueden captar la “onda media” (OM) en AM, esto es, entre los 500 y los 1700 kilohertz. Más recientemente, la información pudo codificarse como variaciones en la frecuencia de la onda emitida, lo que se conoce como frecuencia modulada (FM).

En radiodifusión, la descodificación se realiza en el receptor llevando la señal a un altavoz, que realiza el proceso inverso al micrófono en el emisor, teniendo el mensaje que sale del receptor en forma de sonido la misma forma que tenía en el transmisor. Las emisoras de radio anuncian regularmente su frecuencia de emisión, en megahertz (MHz) las de FM y en kilohertz (kHz) las de AM.

Para evitar que las emisoras se interfieran entre sí o con otras comunicaciones existen organismos locales, nacionales e internacionales que regulan tanto las frecuencias, como las potencias de emisión, generales y en determinadas direcciones, y las horas de emisión de las distintas emisoras de radio.

Las señales inalámbricas afectan las señales de radio. Las ondas de radio se forman por un campo electromagnético variable. Desafortunadamente, el metal es un conductor de electricidad y magnetismo, por lo que absorbe las ondas de radio. Mientras más metal tenga un edificio en su estructura, la recepción de radio será peor para las personas que estén dentro.

Señales inalámbricas

Los routers WiFi y los adaptadores de red transmiten y reciben datos enviando una corriente a un alambre de cobre dentro de sus antenas. Un extremo está conectado a tierra, pero el otro extremo está desconectado. Cuando la corriente pasa por un alambre, genera un campo magnético alrededor de ese cable. El pulso del alambre se irradia como ondas de radio. El receptor es otro alambre de cobre que atrae las ondas de radio al pasar la radiación electromagnética generada por el transmisor WiFi. El receptor es un trozo de alambre delgado y así genera mucha sombra en el registro de las ondas de radio. Grandes objetos metálicos, tales como los refrigeradores, son un asunto diferente.

Conductores

El metal es un conductor. Esto significa que absorbe electricidad. Como las ondas de radio son electromagnéticas, el metal también las absorbe. Es la capacidad conductora del alambre de cobre la que hace que la antena de recepción capture la señal de radio entrante. Lo mismo pasa con otros objetos de metal, aunque esos otros objetos no están conectados a ningún mecanismo para interpretar las ondas de radio en datos o de sonido, y estas se detienen ahí.

Zonas muertas

Una zona detrás de un gran trozo de metal se llama una zona muerta. Esos lugares no reciben ninguna señal, ya que están en la sombra de un objeto de metal. Muchas empresas de construcción utilizan láminas de metal como aislamiento, cubriendo un nuevo hogar con una lámina de metal, del lado exterior del ladrillo. En estos casos, la casa no recibirá ninguna señal inalámbrica entrante. Sin embargo, si tu servicio de Wi-Fi es a través de cable y la recepción interna por router Wi-Fi, podría ser mejorado, ya que las señales Wi-Fi podrían ser capturadas dentro de la casa y retransmitidas. Otro de los beneficios de un blindaje exterior de metal para las construcciones es que evita que las ondas de la caja de conexión Wi-Fi salgan del edificio. Esto da mayor seguridad, eliminando la posibilidad de acceso no autorizado a la red.

Otros conductores

El metal no es el único material que bloquea las señales Wi-Fi. El agua es otro conductor y también bloquea las señales al igual que el metal. Los ladrillos y el concreto deterioran la señal de un 90 a un 95 por cierto. El vidrio tiene baja conductividad, pero aumenta si es calentado.

Los teléfonos celulares se volvieron populares en EE.UU. en la década de 1990. Éstos continúan evolucionando a medida que se evalúa la forma en que interactúan con el cuerpo humano, el medio ambiente y otra tecnología. Los materiales, tanto los naturales como los hechos por el hombre, afectan las transmisiones celulares. Las señales de celulares pueden ser bloqueadas y absorbidas por materiales que conducen la electricidad total o parcialmente. Cuando la energía electromagnética, que alimenta un teléfono celular, entra en contacto con un conductor, hay una reacción. Estudios recientes han identificado a ciertos materiales que tienen mayor impacto en las señales de celulares.

Material conductor y no conductor

Los estudiantes de ciencias de la California State University probaron su hipótesis de que el material conductor es más probable de bloquear las transmisiones de teléfonos celulares que el material no conductor. Estudiaron cómo diferentes materiales afectaron la transmisiones de teléfonos celulares mediante la colocación de un teléfono celular dentro de una variedad de recintos que contenían papel de aluminio, plástico, madera, agua salada y agua del grifo. Llamaron al teléfono celular y evaluaron la intensidad de la señal en relación con estos materiales. Los resultados se presentaron en la Feria de Ciencias del Estado de California de 2007, y señalaron que los materiales conductores, como el papel de aluminio y el agua salada, bloquean por completo la señal del celular. El agua, otro conductor, debilita la señal, mientras que la madera y el plástico, que son no-conductores, no afectan a la señal.

Materiales de construcción

Los materiales de construcción utilizados en el hogar o la oficina pueden afectar la señal del celular. Éstos no tienen una fuerte penetración a través del metal, aluminio y hormigón. Algunos edificios de alta seguridad se construyen con una malla de alambre conocido como una “jaula de Faraday”. Se crea una cubierta conductora que impide la entrada o escape de cualquier campo electromagnético. Las jaulas de Faraday se utilizan en laboratorios electrónicos para evitar que el electromagnetismo interfiera con las pruebas electrónicas. También se utilizan como una medida de seguridad para evitar que los piratas informáticos puedan acceder de forma remota a datos clasificados o de propiedad que aparecen en pantalla. Un edificio con este recubrimiento de malla de alambre de cobre prohíbe que los teléfonos celulares envíen o reciban alguna señal.

Materiales naturales

El agua salada prohíbe que las ondas de radio viajen ya que la sal contiene iones y el agua es un conductor. Las plantas, las montañas y las colinas también afectan a las señales de los celulares. Las plantas contienen agua e iones disueltos, que conducen la electricidad. Las montañas y colinas a menudo actúan como materiales de obstrucción, rompiendo el contacto entre tu teléfono celular y una antena de telefonía móvil, que se traduce en una señal más débil.

Interferencia de radiofrecuencia

La interferencia de radiofrecuencia es una perturbación que interrumpe, obstruye, o limita el desempeño eficaz de un circuito. Según SignIndustry.com, la interferencia de radio frecuencia (RFI, por sus siglas en inglés) se refiere a cualquier señal “no deseada” recibida por un dispositivo que impide una recepción de la señal clara. La RFI puede afectar a cualquier sistema de señal de recepción, como televisores, computadoras y teléfonos celulares. Cualquier dispositivo que genera o utiliza la radiofrecuencia de puede causar interferencia de radiofrecuencia. También, según SignIndustry.com, los equipos de comunicación en tu hogar, hornos de microondas, lámparas de calle, acuarios, sistemas de iluminación y otros dispositivos eléctricos y equipos pueden afectar las señales celulares.

Situaciones de las cuales dependen las señales:

  • La propagación de la señal de la Onda Corta depende mucho de la potencia y la frecuencia del transmisor, de las condiciones de las capas ionosféricas, el disturbio de éstas ocasionado por la actividad solar de la cual se deriva el flujo solar, la radiación ultravioleta, las emisiones de rayos X que provienen de las explosiones solares, y las manchas solares, etc. Así mismo, la propagación puede variar dentro de un mismo ciclo solar al ser afectada por otros factores en diferentes áreas del mundo y en distintas épocas del año.
  • La radiación ultravioleta del sol es la causante de la creación de la ionosfera en la tierra. La ionosfera afecta mucho a las ondas de radio en las bandas de HF y VHF.
  • El sol tiene ciclos de actividad que duran alrededor de 11 años, esta actividad se detecta por medio del comportamiento de sus manchas, sus explosiones y las expulsiones de materia solar hacia el espacio.
  • En este año 2010 estamos a 2 años del punto máximo de actividad del ciclo solar número 24, el cual llegará a un mínimo de actividad alrededor de 2017
  • La ionosfera está formada en distintas capas, los científicos que las descubrieron les asignaron las letras D, E, F1 y F2.
  • La capa D de 50 – 90 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa E de 100 – 125 km de altura, es diurna y se debilita por la noche, no desaparece totalmente.
  • La capa F1 de 300 a 400 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa F2 de 400 a 500 km de altura, es diurna y desaparece por la noche.
  • La capa F de 250 – 300 km de altura, es nocturna, al desaparecer las capas F1 y F2 se unen para convertirse en esta capa.
  • La señal de radio se propaga a distancias mayores si el nivel donde se refleja está a mayor altura.
  • El salto de una señal de 15 MHz es mayor que el de una de 6 MHz ya que la de 15 MHz penetra más en la ionosfera y es reflejada por las capas superiores de ésta.
  • La frecuencia de Onda Corta de Radio Educación 6.185 MHz, no tiene buena propagación durante el día para coberturas internacionales y por la noche la señal llega débil en las regiones más distantes.

Inhibidores de señal

Los inhibidores de frecuencia son aparatos que van desde el tamaño de una petaca al de una maleta con un propósito bien sencillo: interrumpir las comunicaciones. Y a día de hoy conseguir uno de estos aparatos no es demasiado complicado, pero otra cosa es la legalidad de su uso. Conozcamos en profundidad cómo funcionan y por qué están prohibido usarlos.

¿Qué es y cómo funciona un inhibidor?

Los inhibidores de frecuencia tienen un objetivo muy claro y sencillo: impedir comunicaciones en ciertas frecuencias. Pero como no es sencillo bloquear un aparato para que no se pueda comunicar con otro, la solución para impedir ese tránsito de información es muy sencillo y similar a un ataque DDoS: introducir en la frecuencia indicada ruido, información inútil que sature la banda, impidiendo que la información verdadera no llegue.

Los inhibidores pueden ser usados para interferir distintos tipos de comunicaciones o dispositivos, desde redes móviles, radares de velocidad, bluetooth, GPS, infrarrojos… Pero a pesar de su variedad de uso, todos los inhibidores son realmente sencillos. Se basan en un circuito que cuenta con un oscilador que genera la señal, un generador de ruido, una etapa de ganancia para dar suficiente potencia a la señal y finalmente una o varias antenas que transmiten lo generado por la placa.

Y como comentábamos inicialmente, inhibidores los hay de todas los tamaños. Desde poco más que un móvil a tan grandes como una maleta de mano, siempre dependiendo de las frecuencias que se quieran barrer (los hay para una sola o para varias) y del alcance (desde algunos metros hasta más de un kilómetro). Y por supuesto, si alguien se pregunta el origen o inicios de estos aparatos, nos tendríamos que remontar a una guerra, concretamente la Segunda Guerra Mundial, donde ambos bandos usaron inhibidores para interferir las comunicaciones del enemigo.

¿Por qué se prohibieron o restringió su uso?

Con los inhibidores de frecuencia ha ocurrido como con otros muchos avances, los tecnológicos incluidos: siempre hay quien le da un uso no debido. Los inhibidores de frecuencias pueden tener usos tan legítimos como proteger edificios concretos, impidiendo la activación remota de explosivos por ejemplo, pero son muchos los casos en los que su uso puede ser indebido, aunque quien emplee el inhibidor no sea consciente de ello.

El caso de las universidades

El uso de inhibidores se popularizó por ejemplo hace unos años en varias universidades españolas (Oviedo, Sevilla, Zaragoza o Valencia son algunos ejemplos). ¿Para qué? Como la tecnología se estaba usando a favor de los estudiantes que prefieren no tocar un libro, mediante el uso de pinganillos conectados con una persona en el exterior que facilitaba las respuestas de exámenes, fueron varios los profesores o facultades que tiraron por la calle del medio, usando inhibidores de frecuencia que impidiesen la comunicación con el exterior. Varias facultades usaron inhibidores para evitar la comunicación con el exterior durante exámenes

Existen varios problemas en estos casos: el primero es que el radio de acción de los inhibidores no es controlable, más allá de la potencia que determina los metros a los que pueden afectar, por lo que podría estar perjudicando a usuarios que no estuviesen presentes en el aula del examen. Por otro lado, inhibir todas las frecuencias que pueden usarse en un móvil no es una tarea sencilla, ya que pueden variar según el operador de cada móvil, o incluso también se podría usar una red WiFi o bluetooth para la comunicación.

Alarmas comunicadas por red móvil

Otro uso más que indebido que se le ha dado a los inhibidores de frecuencia es para los robos en domicilios u otros lugares. Las alarmas que se conectan por red móvil se han popularizado en los últimos tiempos, ya que son más fáciles de instalar y más económicas. El problema en este caso es que los ladrones podrían acudir al lugar a ser robado con un inhibidor (generalmente las alarmas usan la banda de los 900 MHz) para que la alarma no pueda comunicarse con la central.

Afortunadamente, las empresas de alarmas ya son conscientes de que usar la red móvil convencional es susceptible de ser interferida por inhibidores de frecuencias (que como veremos a continuación se pueden conseguir fácilmente por Internet). Por ello lo primero que recomiendan es o bien instalar una alarma que se comunique por red fija, susceptible obviamente a cortes de cable, o usar redes como la de Sigfox, que gracias al empleo de una frecuencia ultra estrecha es prácticamente imposible de ser inhibida.

Lo que dice la ley sobre su uso

Visto estos usos no tan amistosos de los inhibidores de frecuencia (y los que no hemos mencionado) las autoridades tuvieron que tomar partido sobre el uso de estos dispositivos. Un informe de la Unidad Central de Seguridad Privada del Ministerio de Interior deja claro si podemos usar inhibidores:

Los dispositivos inhibidores de frecuencia sólo pueden ser usados por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Administraciones Públicas autorizadas, por lo que, en la actualidad, todos aquellos que se estén utilizando fuera de esta excepción, y sin la autorización expresa de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, se encuentran al margen de la legislación vigente, pudiendo aplicarse, en consecuencia, previa denuncia, el correspondiente régimen sancionador por parte del organismo competente.

Con las anteriores palabras queda muy claro que solo las fuerzas de seguridad del Estado pueden hacer uso de los inhibidores y de hecho las sanciones a las que nos exponemos en caso de no hacer caso a esas palabras, recogidas en la Ley General de Telecomunicaciones, van desde los 500.000 euros en el caso de que se considere una infracción grave e incluso hasta los 20 millones de euros en el caso de que se declarase como una infracción muy grave.

  • En España las sanciones por usar un inhibidor van desde 500.000 euros hasta 20 millones

Y España no es el único caso de país que prohíbe su uso, ya que nuestra ley solo traslada una directiva europea, aunque por ejemplo, Estados Unidos también prohibió en su día su uso. Aun así, se sabe de casos de países que a lo largo del tiempo han usado los inhibidores no solo para protegerse, también los han usado para impedir las comunicaciones por radio desde el exterior.

¿Y la venta de inhibidores?

  • No hace falta ser un gurú de Internet para acceder a tiendas online, sin tenernos que ir a páginas de chinas, donde podemos encontrar inhibidores de todos los tipos y precios, pero si su uso está más que prohibido, ¿se pueden vender? Ya sabemos que para algunas cosas las leyes en la red quedan bastante difuminadas, pero a pesar de ello el Ministerio de Industria lo deja muy claro en su página web:

Los inhibidores de frecuencia, inhibidores de telefonía móvil, inhibidores de comunicaciones y todo tipo de inhibidores que interfieren, dificultan o entorpecen las comunicaciones, no pueden ser importados, puestos a la venta, llevar el marcado CE, ni pueden ser utilizados en todo el territorio español, salvo las excepciones que se señalan en la propia Directiva.

A pesar de ello, comprar un inhibidor por Internet es una tarea bien sencilla, solo hace falta el dinero. En la primera tienda que hemos encontrado con una búsqueda muy sencilla incluso tienen una sección en la que supuestamente responder a la pregunta sobre la legalidad del uso de los inhibidores. Atención al texto, que no tiene desperdicio alguno:

El uso de estos dispositivos con el fin de evitar actividades ilícitas es totalmente legal. En los lugares donde el uso de sistemas de telefonía está restringido o no es necesario, es posible instalar este tipo de dispositivos, permitiendo que los usuarios de ese espacio sean conscientes que en un momento dado, sus dispositivos (teléfonos móviles, sistemas de comunicación) no van a estar operativos durante el tiempo que dure el evento. Es el caso de exámenes y pruebas de la universidad, teatros (durante la representación), iglesias (durante la homilía), auditorios (durante el espectáculo), ayuntamientos, fuerzas gubernamentales o personal de alto riesgo.

En este tipo de eventos, no está permitido el uso de teléfonos móviles ya que interceden en las comunicaciones y en los sistemas de sonido.

Además, concretamente en el caso de los exámenes se ha extendido el uso de chuletas electrónicas, mediante los cuales algunos alumnos copian en los exámenes, recibiendo la información y las respuestas por un comunicador diminuto que se encuentra en el oído.

Para evitar que cualquier tipo de comunicación se realice en el interior del aula, se tiene que obligar a todos los alumnos a apagar el teléfono, pero aquellos que estén dispuestos a copiar, sólo se detendrán mediante el uso de inhibidores de frecuencias.

Si el rango de acción de los inhibidores está controlado, sólo las zonas adecuadas quedarán fuera de cobertura.

Nosotros defendemos el derecho que tiene cualquier persona de aislar una zona de su propiedad y evitar radiofrecuencias en su zona si no se interfiere en la señal que otros quieran recibir. Así, si en su casa decidiera no tener ni cobertura móvil ni GPS, WiFi ni de ningún tipo ¿Por qué no instalar un inhibidor? Usted es libre de decidir qué ondas pasan por su espacio, ya que cada persona tiene libertad para decidir qué pasa por sus propiedades. En [web omitida].com entendemos la inhibición como si fuera el hilo musical de su casa. Éste puede estar a un volumen razonable, lo suficientemente bajo para que no moleste a su vecino.

Nuestro eslogan: “Donde acaba la libertad de uno, comienza la de otro.”

Evidentemente, la mencionada tienda vive de vender inhibidores, pero claramente están ocultando el hecho de que el uso de inhibidores es totalmente ilegal, incluidos los usos legítimos que mencionan. Por mucho que defiendan el derecho de aislar una propiedad privada de ondas, controlar al 100% hasta dónde llega el efecto de un inhibidor es imposible, por lo que pueda afectar más allá del área deseada. Además la ley es muy clara, su uso, importación y venta es ilegal.

Objective

To design a device to block radio signals and prevent information theft.

Justification

There are several devices, including credit cards, car keys and cell phones that use different radio signals to perform various actions, including unlocking cars, opening doors, sending documents or files, etcetera.

At the time of performing these actions, there is a very common situation: the theft of information.

This happens due to the fact that the radio signals are too vulnerable, in the same sense as the theft of information: contacts, photographs, emails, banking information, passwords, etc. The cryptographic keys, with more possibilities than others, but still, these signals can be captured with various devices, this with the intention of replicating. After this process, the criminals proceed to open the vehicle and even this reaches the degree that they can organize or turn on, this without the need of the original key.

In the case of cards, in this series, there is a wide range of cards that have the function to pay by just approaching the card to the terminal, so they charge them without any difficulty.

Hypothesis

If we design a device to block signals, then we can decrease the information theft

Method (materials and procedure)

Materials

  • 1 copper plate (30X20X0.1)
  • 1 black plastic bag.
  • Picture of aluminum of 30X20.
  • Permanent marker.
  • Ruler.
  • Scissors.
  • Scotch tape.
  • Electrical crank
  • Caps to modify.

Procedure

1.- Draw with the ruler and the permanent marker the measures of the copper plates (8X9 and 17X8.5)

2.-Cut the plate with the electric saw through the lines.

3.-Wrap the pieces of copper with aluminum and stick with tape.

4.-Cut out a black bag with the measurements of the pieces and stick with tape.

5.-Insert the pieces of copper in the wallet.

Results

We obtained 2 small bags, one of 8X9 for man and the other of 8.5X17 for woman, these are capable of blocking radio signals, up to a certain level, we tested them by performing several trials with mobile devices. We did a trial run with bluetooth in which we connected the cell phone to a wireless speaker, and when entering the phone in the bag the signal was completely lost, so we verified that these are able to block the radio signals, however , it also depends on which frequencies use the device and the proximity of the receiver.

Discussion

The theft of information through radio signals is one of the most common thefts, but this is very little known, in this theft you can extract information such as documents, photographs, contracts and even bank information, and even cryptographic car keys. The privacy and security is paramount for many people, however, very few are concerned to protect this type of information, which may have already been extracted from a person with no noticed, the project aims to stop this type of theft and decrease the amount of data extracted, this happens because the copper plate interferes with these signals and thus “corrupt” the data, so that the information stolen arrives damaged and cannot be used in the future.

 

Conclusions

We realized that the amount of data possible to extract from our devices is unlimited, so we conducted a search in which we found that the copper is able to block almost all signals and frequencies, so we took on the task of making 2 small portfolios to avoid mainly the theft of banking information, which benefits many people since it will not be possible to carry out the constant robberies and unauthorized transactions at a distance. We achieved our engineering goal since we built a couple of small portfolios which besides the fact of blocking the signals that the cards emit, it is able to block signals to avoid the larceny of all types of information.

Bibliography

Cuaderno de Cultura Científica, Ondas de radio, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://culturacientifica.com/2016/08/23/ondas-de-radio/

Stephen Byron Cooper, ¿Cómo el metal afecta la señal inalámbrica?, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://techlandia.com/metal-afecta-senal-inalambrica-info_542303/

Radio educación, Propagación de las Ondas de Radio, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://radioeducacion.edu.mx/onda-corta/propagacion-de-las-ondas-de-radio

Dan Boone, Materiales que afectan a las señales de los celulares, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://techlandia.com/materiales-afectan-senales-celulares-info_468322/

Xataka, Cómo funcionan los inhibidores de frecuencia y por qué está prohibido su uso, consultado el viernes 12 de abril de 2019 en https://www.xataka.com/otros-dispositivos/como-funcionan-los-inhibidores-de-frecuencia-y-por-que-esta-prohibido-su-uso