Medicina y Salud

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

PK-CM-288 Cómo proteger a tus Mascotas de COVID 19

Asesor: Gabriela Nicanor de la Cruz

Resumen

Hoy en día el virus del Sars-cov-2 es muy contagioso, por lo que debemos tomar medidas adecuadas para cuidar nuestra salud y en las mascotas es lo mismo, ya que se han documentado casos de infección de mascotas debido al contacto con los dueños o cuidadores enfermos, esto podría ocasionar el abandono de mascotas o daño en la salud como quemaduras debido a que son limpiados con productos desinfectantes que contienen alcohol o cloro por tal motivo elaborar unas toallitas caseras con productos que no dañan a las mascotas son de mucha utilidad para tener desinfectados a las mascotas sobre todo cuando salen a la calle.

Pregunta de Investigación

¿Cómo puedes proteger a tus mascotas ante el covid sin hacerle daño?

Planteamiento del Problema

En la actualidad conocemos poco acerca del Covid y se han registrado contagios de humanos hacia animales,  lo cual ha generado daño en la salud de los animales y en algunos casos abandono por lo que se debe conocer el manejo correcto de las mascotas ante el Covid 19.

Antecedentes

Los virus (del latín iurus, veneno, mal olor, infección) son estructuras de proteínas y ARN o ADN, de 10 a 400 nanómetros (milésimas de micra). Para reproducirse requieren utilizar el metabolismo y los componentes de las células que invaden. Se descubrieron entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Desde el desarrollo del microscopio electrónico durante los 1930 es posible observarlos. Durante la segunda mitad del siglo XX se avanzó mucho en la comprensión de estas estructuras no vivientes, pero capaces de reproducirse.

Se les clasifica por tipo de genoma (ARN, ADN), por tipo de transcripción y por tipo de cápside Los coronavirus son tipo ARN, familia Coronaviridae, subfamilia Coronavirinae, del orden Nidovirales (en forma anidada). Presentan cuatro géneros: Alfacoronavirus, Betacoronavirus, Gammacoronavirus y Deltacoronavirus.

Los dos primeros infectan solamente a mamíferos, causando enfermedades respiratorias e intestinales en humanos y otros animales. Los dos últimos infectan a aves y, unos cuantos, también a mamíferos. Dos Betacoronavirus causaron el SARS-CoV de 2003 y el MERS-CoV de 2012 —otros cuatro (HCoV-NL63, HCoV-229E, HCoV-OC43 y HKU1) inducen enfermedades respiratorias leves en humanos inmunodeficientes, aunque pueden causar infecciones graves en bebés, niños pequeños y adultos mayores

Los coronavirus no se consideraban altamente patógenos para humanos hasta que apareció el SARS-CoV en 2002 y 2003 en Guangdong, China (mortalidad de 10% entre infectados) y, en 2012, el MERS-CoV en países del Medio Oriente (mortalidad 30%). El SARS-CoV infecta las células epiteliales bronquiales ciliadas y los neumocitos (células de los alveolos pulmonares que incrementan la capacidad de intercambio de gases); el MERS-CoV infecta células epiteliales bronquiales no ciliadas y neumocitos. Todo parece indicar que ambos coronavirus se originaron en murciélagos, pero civetas de mercado y dromedarios, respectivamente, los transmitieron directamente a humanos. Su potencial de propagación a otros mamíferos se ha constatado con el síndrome de diarrea aguda porcina (SADS-CoV).

Se piensa que el nuevo coronavirus pudo haberse transmitido de animales a humanos.

La Organización Mundial de Salud explica que ya en este siglo se había comprobado el contagio de coronavirus de animales a personas, como la civeta el SARS y los dromedarios el MERS.

“En China, al estar asociados a una dieta tan excéntrica, si no se tiene un monitoreo adecuado de las fuentes de alimento, se puede tener algún contacto con partículas virales.

El 31 de diciembre de 2019 se reportaron a la Organización Mundial de la Salud varios casos de neumonía en la ciudad china de Wuhan, una ciudad situada en la provincia de Hubei.

 

El 7 de enero del 2020, el gobierno chino confirmó que habían identificado un nuevo coronavirus. El 11 de febrero la OMS nombró a la enfermedad que genera el virus 2019-nCov como COVID-19.

Muchos de los pacientes en el brote en Wuhan, China, según informes, tenían algún nexo con un mercado de mariscos y animales.

 

Cómo entra el coronavirus SARS-CoV2 a mi cuerpo y cómo lo ataca?

De acuerdo a la Organización Mundial de Salud, no todo el que se contagie tendrá síntomas de la enfermedad COVID-19 y solo 1 de cada 6 que la tengan, desarrollan una enfermedad grave.

Es muy importante estar al pendiente de nuestros síntomas, ya que la clave para evitar propagar rápidamente COVID-19 es detectar oportunamente y ponernos en aislamiento en caso de sospechar un contagio.

¿CÓMO ENTRA EL VIRUS A MI CUERPO?

Principalmente, por 3 vías: boca, nariz y ojos

¿Y CÓMO LLEGA A MI BOCA, NARIZ U OJOS?

Por la “nube” que sale de las narices y bocas de otros

Esta “nube” tanto de micropartículas invisibles como de gotas visibles de saliva que  salen por:

 

Respirar

Hablar

Cantar

Toser

Estornudar

Por mis manos al tocar cosas contaminadas

¿QUÉ SUCEDE CUANDO YA ENTRÓ EL VIRUS A MI CUERPO?

El virus busca una célula donde vivir

El virus empieza a invadir células del cuerpo “secuestrándolas” para fusionar su membrana grasosa con la de la célula e inyectar su ácido ribonucleico (ARN).

El virus comienza a hacer copias de si mismo y clonarse para poblar el vecindario

Esto provoca que se produzcan millones de copias del virus que a su vez se liberan e invaden otras células,

Las defensas reaccionan y atacan

Ante esto, el sistema inmunitario del cuerpo responde y produce síntomas como fiebre como mecanismo de defensa. También puede haber otros como dolor de garganta y tos.,

La aparición de síntomas se da entre el día 1 y 14 después del contagio; en promedio, en los días 5 y 6.

QUÉ PASA DESPUÉS?

El virus muere solo en la mayoría de los casos

En el 80 o 85 por ciento de los casos, los síntomas ceden con el paso de los días, y, como aún no hay un antiviral específicos para el SARS-Cov2 usualmente se da medicina para los síntomas (el dolor de cabeza, la tos, la diarrea, etc.)

O en algunos casos, la batalla causa estragos al cuerpo

En casos graves puede haber dificultar para respirar, que se presenta cuando el sistema inmunitario sobrerreacciona atacando también a las células pulmonares.

Esto ocasiona una obstrucción de los pulmones con fluido y células moribundas, provocando una neumonía. que en la que los casos más severos puede llegar a la muerte.

QUIÉNES TIENEN MÁS RIESGO?

 

Las personas mayores de 60 años y quienes padecen problemas como hipertensión arterial, problemas cardiacos o diabetes, tienen un poco más de probabilidades de desarrollar la enfermedad grave.

Hasta el momento, el 4% de las personas en todo el mundo que se ha registrado que han contraído la enfermedad COVID-19 han fallecido, pero la gran mayoría se ha recuperado.

 

Animales que pueden ser infectados por el virus que causa el COVID-19

Sabemos que los gatos, perros y algunos otros mamíferos pueden ser infectados por el SARS-CoV-2, pero aún no conocemos la totalidad de los animales que pueden infectarse. Se ha reportado la existencia de animales que fueron infectados por el virus en todo el mundo.

Se ha notificado una pequeña cantidad de casos de gatos y perros que han sido infectados por el SARS-CoV-2 en varios países, incluidos los Estados Unidos. Se notificó el caso de un hurón que dio positivo para el SARS-CoV-2 en Eslovenia. La mayoría de estas mascotas se enfermaron luego de tener contacto con personas con COVID-19.

Varios animales en zoológicos han dado positivo en la prueba de detección del SARS-CoV-2, entre ellos felinos grandes y simios. Varios leones y tigresícono de sitio externo en un zoológico de Nueva York, un puma en Sudáfrica, tigresícono de pdfícono de sitio externo en un zoológico de Tennessee, leopardos de las nieves ícono de sitio externo en un zoológico de Kentucky y gorilas en un zoológico de California dieron positivo para el SARS-CoV-2 después de presentar signos de enfermedad. Un puma y un tigre en un establecimiento de exhibición de animales silvestres en Texas también dieron positivo para el SARS-CoV-2. Se sospecha que estos animales se enfermaron después de haber estado expuestos a empleados con COVID-19, a pesar de que el personal toma las medidas de precaución correspondientes contra el COVID-19.

En los Estados Unidos, se han observado enfermedades respiratorios y aumentos de muertes de visones en los criaderos de visones más afectados. Sin embargo, también se ha confirmado infección por SARS-CoV-2 en visones que parecen sanos en varios países.

Es probable que trabajadores infectados hayan transmitido el SARS-CoV-2 a los visones en los criaderos, y luego el virus comenzó a propagarse entre los visones. Luego de que el virus logra introducirse en una granja, la propagación puede ocurrir entre visones además de entre visones y otros animales de la granja (perros, gatos).

COVID-19 e investigación en animales

Se han realizado muchos estudios para obtener más información acerca de cómo este virus puede afectar a diferentes animales.

 

Investigaciones experimentales recientes muestran que los gatos, perros, hurones, murciélagos frugívoros, hámsteres y musarañas arborícolas pueden ser infectados por el virus. Los gatos, hurones, murciélagos frugívoros y hámsteres también pueden propagar la infección a otros animales de la misma especie en entornos de laboratorio.

Los datos de los estudios sugieren que los perros pueden infectarse, pero es posible que no transmitan el virus a otros perros tan fácilmente como los gatos y los hurones pueden transmitir el virus a otros animales de la misma especie.​​​​​​​

Una serie de estudios ha investigado a los primates no humanos como modelos para infecciones en seres humanos. Los macacos Rhesus, macacos cangrejeros, cercopitecos verdes y monos titíes comunes se pueden infectar por SARS-CoV-2 y enfermarse en un entorno de laboratorio.

Los ratones de laboratorio, cerdos, pollos y patos no parecen infectarse o propagar la infección con base en los resultados de los estudios.

Estos hallazgos se basaron en una cantidad pequeña de animales y no indican si los animales pueden propagar la infección a las personas. Se deben realizar más estudios para comprender si diferentes animales podrían resultar afectados por el COVID-19 y de qué manera.

funcionarios estatales de salud pública y salud animal, y socios académicos están trabajando en algunos estados para llevar adelante una vigilancia activa del SARS-CoV-2 en mascotas, incluidos gatos, perros y otros mamíferos pequeños, que tuvieron contacto con una persona con COVID-19.  A estos animales se les están realizando pruebas de detección de infección por SARS-CoV-2, además de analizarlos para ver si desarrollan anticuerpos para el virus. Este trabajo se está realizando para ayudar a comprender mejor cuán común puede ser la infección por SARS-CoV-2 en mascotas, además del posible rol de las mascotas en la propagación del virus.

Se ha generado una controversia sobre la posibilidad de contagio por parte de los animales, sobre todo los de compañía, hacia el ser humano.

Los perros tiene su propio coronavirus, conocido por la medicina veterinaria desde hace mucho tiempo, y que genera una gastroenteritis leve autolimitante. Este virus está incluido en la habitual vacuna quíntuple que se aplica a nuestros perros.

Los gatos tiene también su propio coronavirus , que produce una enfermedad muy grave: la peritonitis infecciosa felina que tiene una vacuna intranasal de no muy fuerte efectividad.

A modo de ejemplo puede un ser humano ser un transportador del virus del moquillo canino pero nunca padecer la enfermedad. A la luz actual de la ciencia no existe evidencia que el perro o el gato puedan contagiarse o contagiar la enfermedad del COVID-19.

 

Sin embargo, algunos estudios realizados en todo el mundo, inclusive en la Argentina podrían demostrar que en casos raros podrían infectarse o sea tener el virus sin que quede comprobado que podrían enfermarse o enfermar a terceros pareciera que esta sensibilidad muy esporádica sería mayor en el gato que en el perro.

No existe evidencia que el perro o el gato puedan contagiarse o contagiar la enfermedad del COVID-19

Diferente sería el caso de los gorilas de un zoo de Estados Unidos que podrían haber padecido la enfermedad contagiándose de su cuidador. Esto se vería favorecido por la alta concomitancia genética entre estos animales y el hombre superior al 92% en cuanto a genética de receptores Covid celulares.

La cuestión se hace mucho más posible en el chimpancé cuya concomitancia de receptores es de casi el 99%. Los reptiles por otra parte al tener una concomitancia genética de receptores de apenas el 72% no podrían contagiarse la enfermedad.

Los perros y los gatos no son capaces de transmitir el COVID-19 y si queremos extremar los cuidados: lavemos sus patas luego del paseo con agua y jabón o toallitas especialmente formuladas para ellos, nunca con alcohol 70%, alcohol en gel o lavandina a cualquier dilución.

Ante la importancia de adoptar medidas de higiene y desinfección para evitar el rápido avance del Coronavirus COVID-19, es normal que sientas algo de preocupación por el cuidado y limpieza de tu animal de compañía.

El gel antibacterial, el alcohol o el cloro tienen componentes químicos que pueden dañar, irritar e incluso quemar la piel de las almohadillas o huellitas de los animales. Estos son componentes diseñados para desinfectar objetos y superficies pero no para limpiar la piel o las mucosas de los animales.

Además de que les puedes provocar intoxicación o trastornos gastrointestinales severos.

CLORHEXIDINA

El principal activo para la realización de toallitas limpiadoras seguras para las mascotas  es la  clorhexidina que pertenece a la familia de las biguanidas (Clorofenilbiguanida)

Propiedades físico-químicas.

Se utiliza en forma de sales (poco soluble en el agua). La solución acuosa de gluconato (digluconato), es más soluble en agua y alcoholes.

Estabilidad.

Necesita ser protegida de la luz. No se desactiva en presencia de materia orgánicaCompatibilidad.

Es compatible con derivados catiónicos, pero es incompatible con tensoactivos aniónicos, algunos compuestos no iónicos y numerosos colorantes.

Mecanismo de acción.

Provoca una ruptura de la membrana plasmática por alteración osmótica de la misma e inhibición de las enzimas. La utilización de altas concentraciones de clorhexidina origina la precipitación de proteínas y ácidos nucleicos. El Inicio de su acción es rápida: 15-30 segundos. Duración 6 horas.

Espectro de actividad.

La clorhexidina tiene acción bactericida de potencia intermedia y fungicida.

Bacterias Gram positivas y Gram negativas (son menos sensibles, algunas cepas de proteus spp y pseudomona spp).

No actúa sobre los virus sin cubierta (rotavirus y poliovirus) pero si inactiva los virus con cubierta lipídica (VIH y herpesvirus y coronavirus.

No es esporicida pero inhibe su crecimiento.

Frente a Mycobacteria es bacteriostático.

Aplicaciones.

Lavado de manos en general. Lavado de manos quirúrgico. (Solución acuosa al 4 %).

Antisepsia de la piel previo a procedimientos quirúrgicos (Solución acuosa al 5 %).

Desinfección de heridas y quemaduras, pudiéndose combinar con antibióticos de acción sinérgica. (Crema de clorhexidina 0,5 %).

Lubricación de catéteres vesicales.

Cura del cordón umbilical (retrasa el desprendimiento).

Toxicidad y otros efectos adversos.

Presenta escasas reacciones alérgicas y poca irritación de piel y mucosas.

No debe aplicarse sobre SNC, meninges o en oído medio por su neuro y ototoxicidad, que puede llegar a producir sordera.

Entrevisté a la Dra. Xochitl Ramos Magaña encargada del área de pastizales responsable del bioma del bosque tropical del Zoológico de Chapultepec, y es asesora en el Programa Binacional México-Estados Unidos para la Recuperación del Lobo Mexicano.

Ella me comentó que es muy viable mi proyecto de toallitas  porque los ingredientes no dañan a los animales, de hecho la clorhidexina es ya muy utilizada en el área veterinaria debido a su alto poder desinfectante, por lo que unas toallitas limpiadoras con este químico ayudarían mucho a cuidar a os animalitos que conviven con nosotros. También me comentó que aún se están haciendo pruebas sobre los contagios porque las mascotas si se pueden contagiar entre si de covid, por lo tanto debemos estar alertas y cuidar a los animales con las medidas sanitarias que ya conocemos.

https://youtu.be/HLVzsAO4yl0

 

Objetivo

Las personas deben saber la manera en que pueden proteger a las mascotas sin provocarles daños en la salud para evitar que sean contagiadas, de esta manera se evitará el abandono de sus dueños o  el sacrificio debido al temor que se ha generado porque hay muy poca  información al respecto.

Justificación

Este tema  me intereso  porque, el Covid es un virus que puede ser transmitido de personas enfermas a los animales por lo que es necesario conocer la manera en que podemos proteger a las mascotas para evitar abandono o sacrificios por parte de sus dueños.

Hipótesis

Si conocemos el manejo de las mascotas y los riesgos que corren respecto al contagio por Covid 19 entonces las personas podrán protegerlos sin dañarlos  y evitaremos el abandono o sacrificio de los animales de compañía.

Método (materiales y procedimiento)

INGREDIENTES

100 Ml. De Clorhexidina

Jabón liquido

Toallas de papel gruesas para cocina

Bolsa de plástico sellable

Recipiente de plástico

Taza medidora (o convencional)

 

PROCEDIMIENTO

Poner en el recipiente de plástico las toallas de papel cortadas y dobladas.

Posteriormente, en otro recipiente agregar la taza la clorhexidina.

Agregar el jabón

Revolver perfectamente

Colocar la mezcla a las toallas de papel y dejar reposar unos minutos.

Por último se ponen en bolsas de plástico sellables y/o recipientes plásticos con tapa hermética.

 

Galería Método

Resultados

Se lograron obtener unas toallitas desinfectantes  para las mascotas libres de sustancias dañinas, las cuales no dañan los ojos, no queman, la piel ni lastiman su olfato y los protege de contraer el virus sars cob 2 y otros más. De esta manera tenemos protegidas a nuestras mascotas de un posible contagio.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

CONCLUSIONES

Concluyo que se pueden hacer unas toallitas limpiadoras para      mascotas de manera segura para los animales, de esta manera los protegemos sin dañarlos, así podremos evitar contagios por coronavirus teniendo en cuenta que las mascotas no pueden infectar a los humanos pero los humanos a las mascotas sí; pero las mascotas si se pueden contagiar entre ellas. También contribuimos a evitar el abandono de mascotas debido a la desinformación que existe respecto a las mascotas y el Covid.

Bibliografía

Vogel AB, Kanevsky I, Che Y, Swanson KA, Muik A, Vormehr M, et al. A prefusion SARSCoV-2 spike RNA vaccine is highly immunogenic and prevents lung infection in non-human primates. bioRxiv [Internet]. 8 de septiembre de 2020 [citado 6 de noviembre de 2020];2020.09.08.280818. Disponible en: https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.09.08.280818v1

 

Farley JH, Hines J, Lee NK, Brooks SE, Nair N, Brown CL, et al. Promoting health equity in the era of COVID-19. Gynecol Oncol. julio de 2020;158(1):25-31.

Yung CF, Kam K-Q, Nadua KD, Chong CY, Tan NWH, Li J, et al. Novel coronavirus 2019 transmission risk in educational settings. Clin Infect Dis Off Publ Infect Dis Soc Am. 25 de Diciembre de 2020;

 

Bi Q, Wu Y, Mei S, Ye C, Zou X, Zhang Z, et al. Epidemiology and Transmission of COVID-19 in Shenzhen China: Analysis of 391 cases and 1,286 of their close contacts. medRxiv [Internet]. 4 de marzo de 2020 [citado 17 de noviembre de 2020];2020.03.03.20028423. Disponible en: https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.03.03.20028423v1

 

Yue H, Zhang M, Xing L, Wang K, Rao X, Liu H, et al. The epidemiology and clinical characteristics of co-infection of SARS-CoV-2 and influenza viruses in patients during COVID19 outbreak. J Med Virol [Internet]. 2020 [citado 27 de noviembre de 2020];92(11):2870-3. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jmv.26163

 

Estudio ENE-COVID19: segunda ronda estudio nacional de sero-epidemiología de la infección por SARS-CoV-2 en España. Informe preliminar. [Internet]. 2020 jun. Disponible en: https://www.mscbs.gob.es/ciudadanos/ene-covid/docs/ESTUDIO_ENECOVID19_SEGUNDA_RONDA_INFORME_PRELIMINAR.pdf

 

Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, INFORMACIÓN CIENTÍFICA-TÉCNICA Enfermedad por coronavirus, COVID-19 Actualización, 12 de noviembre 2020.

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography