Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Bebidas vegetales, beneficios de la leche de almendra

Asesor: Diana Vizcarra

Autor: Ana Paloa Monroy Barroso

Resumen

Las bebidas vegetales son un producto que se ha consumido a lo largo de toda la historia, aunque hoy en día parezca algo novedoso y que está de moda. Las bebidas vegetales aparecen como sustitutos de la leche de vaca. Éstas contienen un gran porcentaje de agua y son extractos de semillas o cereales que se asemejan a la apariencia de la leche de vaca.

El presente trabajo se centra en el estudio de una bebida de almendras casera como una alternativa diferente.

Cabe agregar que esta bebida de almendras es sumamente original, ya que, en lugar de contener saborizantes artificiales como azúcar, contempla en su fórmula saborizantes naturales como dátiles secos o extracto de vainilla orgánico, con ausencia de colorantes, lo cual la dota de un sabor único y ajeno a los sabores químicos que se utilizan frecuentemente en la industria alimentaria.

En tal razón, el objetivo principal de la presente investigación es comprender los beneficios que nos aporta la leche de almendra aprendiendo a elaborarla de manera casera y su posible uso como alternativa a la leche de vaca.

 

Pregunta de Investigación

¿Qué beneficios aporta la leche de almendra y cuál es su proceso de elaboración?

Planteamiento del Problema

El consumo de leche de origen vegetal está creciendo constante y significativamente en todas las partes del mundo. Los productos de origen vegetal se están introduciendo en los hábitos alimentarios de muchas personas ya sea por sus características nutricionales o por su mayor sostenibilidad ambiental y energética.

En estos últimos años han aparecido en el mercado nacional varias bebidas de origen vegetal, como la almendra, y se han convertido en una oferta atractiva tanto para los intolerantes a alguno de los componentes de la leche de vaca.

Por lo general, la leche de almendras se plantea como una alternativa a diferentes situaciones de salud, por lo que a través de un proceso de elaboración casero se llevará a cabo de modo metodológico el proceso de preparación de esta misma y se especificarán las propiedades para el organismo.

Si bien la leche más consumida es la de vaca puede que no sea la mejor opción para todas las personas, aunque es una importante fuente de calcio y proteína también aporta grasa saturada y lactosa que, en muchas ocasiones generan malestar a quienes la consumen. En México el 50% de la población posee un cierto nivel de intolerancia a la lactosa, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Esto ocurre cuando el cuerpo fabrica una cantidad insuficiente de la enzima lactasa, que es la responsable de digerir la lactosa, pudiendo ocasionar problemas gástricos. Una alternativa saludable y nutritiva para personas intolerantes a la lactosa, pacientes diabéticos o con problemas cardiovasculares es la leche de almendras.

 

Antecedentes

Hace muchos siglos el viejo continente se regocijaba de tener muchos bosques, de los cuales se podía recolectar frutos secos silvestres. Estos frutos secos y otras semillas podían conservarse años en casa por lo que era posible hacer “leche” con ellos cuando se necesitara; para ello se empleaba una técnica del “emulsionado de semillas” o “molido y filtrado a través de un paño” que era de uso popular en diferentes civilizaciones y tenía entre otros fines engañar el hambre de jornaleros y sustituir las comidas de origen animal en tiempos de cuaresma.

La leche de almendra es una bebida que aparece en muchas recetas de origen medieval como alimento empleado en los platos cuaresmales y también en otras preparaciones no cuaresmales que actualmente se preparan con leche de vaca. Históricamente la bebida de almendras se denominaba en la Edad Media con la forma latinizada amygdalate.

Era ampliamente consumida en los países europeos desde la península ibérica hasta el este de Asia.

En la Edad Media la bebida de almendras era conocida tanto en el mundo islámico como en el mundo cristiano.

El libro de cocina medieval denominado el Viandier escrito por Guillaume Tirel (alias Taillevent) en los años 1375 hasta 1380 dedicado a los chefs de los reyes franceses Carlos V y Carlos VI, contiene una receta para la bebida de almendras. Antes del influjo procedente de la zona interior de China y después de la Guerra Civil China, la bebida de almendras era una receta muy común en Taiwán, incluso más que la bebida de soja. Algunos de los platos de la cocina tradicional española como la ginestada, o el potaje de farro empleaban la bebida de almendras tal y como puede verse en el recetario del cocinero Robert de Nola Libre de Coch. Algunas recetas tradicionales de la cocina medieval incluyen entre sus ingredientes principales la bebida de almendras.

La leche de almendra es reconocida como producto agroalimentario tradicional en las regiones italianas de Sicilia, Calabria, Apulia y Campania.

3.1 LAS ALMENDRAS

Las almendras son uno de los frutos secos más nutritivos del planeta, tienen un sabor delicado y dulzón, y contienen infinidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Entre sus bondades destaca que ayudan a fortalecer los huesos, el cabello, la piel y son buenas para el corazón, por ello la Federación española del corazón recomienda su consumo. Son ricas en fibras, proteínas, vitaminas B y E, grasas saludables, hierro, calcio, fósforo… Merendar almendras o tomarlas a media mañana puede ayudar a mantener unos niveles saludables de colesterol; además, contienen más fibra que cualquier otro fruto seco. Unas 20 almendras nos aportan 100 calorías llenas de propiedades nutritivas y saludables; y debido a su efecto saciante las almendras ayudan a controlar el apetito.

Una investigación publicada en la revista European Journal of Clinical Nutrition descubrió que los participantes que comieron un puñado de almendras todos los días experimentaron una reducción de la sensación de hambre sin aumentar su peso corporal. Y son aptas para todos porque al contener un bajo índice glucémico son indicadas para personas con diabetes. La manera más común de disfrutar de todos los beneficios de las almendras es tomar un puñado de almendras crudas y con su piel, incorporarlas a las ensaladas, en batidos o postres.

También podemos preparar una mezcla de varios frutos secos, a la que se le puede agregar mayor cantidad de almendras.

Aunque mal llamada leche, la bebida de almendras es un alimento bajo en calorías y con gran cantidad de nutrientes que se elabora desde la Edad Media. No obstante, aunque es común llamarlo leche de almendras, la Unión Europea prohíbe este nombre, que solo debe ser empleado en lácteos de origen animal. La bebida de almendras se obtiene a partir de la molienda de este fruto seco mezclada con agua. El resultado es un alimento nutritivo y que puede ser tomado por quienes son intolerantes a la lactosa o celíacos, ya que tampoco contiene gluten. Se trata de un producto ampliamente extendido que se puede elaborar de manera casera.

3.2 PROPIEDADES

La bebida de almendras es un alimento energético recomendable para personas que llevan a cabo una alta actividad física, así como para intolerantes a la lactosa y celiacos. Al igual que ocurre con los frutos secos, parte de las grasas que contiene ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Contiene fibra que ayuda a combatir el estreñimiento y regula el tránsito intestinal. También aporta gran cantidad de calcio que junto al fósforo mantiene en buen estado huesos y dientes.

Asimismo, el contenido en vitaminas E y B de la bebida de almendras supone un antioxidante que retrasa el envejecimiento celular y protege el sistema cardiovascular.

3.3 BENEFICIOS DE LA LECHE DE ALMENDRAS

La leche de almendras tiene la misma consistencia que la leche de vaca, pero no tiene gluten, ni lactosa ni colesterol, y es rica en vitaminas y minerales. Los beneficios de la leche de almendras son diversos.

Es uno de los mejores alimentos para perder peso y, además, es rica en antioxidantes, vitaminas y minerales como el potasio y el calcio. Su delicioso sabor la ha convertido en la actualidad en un sustituto ideal de la leche de vaca.

Las leches vegetales tienen una gran presencia en la actualidad.

En el caso de la leche de almendras posee, incluso, menos calorías de la leche de soja. Si nos encontramos en un plan de adelgazamiento, sin duda, es una muy buena opción.

No contiene lactosa ni gluten: El más conocido es que no tiene lactosa ni gluten.

Esto la convierte en el alimento perfecto para las personas que tienen intolerancia.

Además, es ideal para aquellas personas que tienen problemas gastrointestinales o dificultades para llevar una digestión adecuada.

Es baja en calorías y en grasas: El escaso contenido graso que esta leche es de procedencia vegetal. Por ello, es una gran aliada en dietas de adelgazamiento.

Rebaja los niveles de colesterol “malo”: Consumir leche de almendras mejora los niveles del colesterol bueno (HDL) y reduce los niveles de colesterol malo (LDL).

Fuente de potasio: Esto la hace muy recomendable para tratar diarreas y los vómitos, principales causas de la pérdida de potasio en el organismo.

Contiene mucho calcio: Frente a otras, la de leche de almendra es una de las principales fuentes naturales de calcio, superando a la de vaca.

Alto contenido en vitaminas y minerales:

Las vitaminas y minerales que contiene la hacen muy saludable. Entre otras es portadora de vitamina E (antioxidante natural), vitaminas del grupo B y minerales como magnesio, potasio, fósforo y zinc. La vitamina B2 en su caso es vital para fortalecer las uñas y el cabello.

Es rica en ácidos grasos esenciales: Estos ácidos grasos son necesarios para la mantener una buena salud del corazón y del sistema cardiovascular.

Para orientarle sobre los niveles aproximados de nutrientes que puede obtener de la leche de almendras, enseguida encontrará la información nutricional:

 

Figura 1. Tabla información nutricional.

 

Entrevista realizada a la: Licenciada en Nutrición Pamela Delgado, egresada del Instituto Politécnico Nacional.

Creadora y fundadora de NUTCO nutrición.

https://www.nutconutricion.com/

Dirección:   Calzada de los Arcos No.7 Int. 3

Col. La Pastora C.P.76025

Querétaro, Qro. MX.

Una sencilla alternativa: Leche de almendra casera


En verdad amamos beber leche, según la Lic. En Nutrición Pamela Delgado, 8 de cada 10 mexicanos incluimos este lácteo en nuestra alimentación.

El ser humano es el único mamífero que toma leche después de ser destetado, y que se alimenta con una distinta a la de su especie.

Aunque el consumo de leche de vaca provoca inconvenientes, como: intolerancia, difícil digestión y problemas digestivos, sólo una pequeña porción del sector de consumidores prefiere las bebidas vegetales.

“Las bebidas vegetales, son productos extraídos de semillas, cereales o frutos que adoptan una apariencia parecida a la leche y los cuales han sido utilizadas como alternativa para personas que desarrollan intolerancia a la lactosa, o por quienes llevan dietas vegetarianas.

Sin embargo, recientemente se han consumido por muchas personas considerándola una oferta ‘más saludable’”, señaló la Nutrióloga Pamela Delgado. Estas bebidas vegetales suelen ser de soya, arroz, almendras, nueces, avellana y hasta del coco. Es importante señalar que, aunque estas bebidas suelen sustituir en algunas personas el consumo de leche, en aporte nutrimental son distintas.

Sin embargo, expresó que “si son bebidas industrializadas (que son las de mayor consumo y comercialización) no las consideraría aptas.

Las bebidas vegetales pueden ser una gran opción para las personas intolerantes a la lactosa. “Si la elaboración de bebidas vegetales (ejemplo: almendras) es casera y sin la adición de azúcar, esta puede ser una buena opción de consumo para aquellas personas con intolerancia a la lactosa, destacando su menor contenido de grasas saturadas”, explicó la nutrióloga.


Figura 2. Entrevista a la Lic. En nutrición.

Evidencia de visita a biblioteca

                         

    Figura 3. Visita a la Biblioteca.                                    Figura 4. Revisando bibliografía.

 

                                         

Figura 5. Ana Paola, Juan pablo y Damian Alexander.        Figura 6. Buscando Bibliografía.

                                                                   

                                                                                 

Objetivo

Comprender y conocer los beneficios que nos aporta la leche de almendra aprendiendo a elaborarla de manera casera y dando a conocer los beneficios nutrimentales que aporta para nuestro organismo y su posible uso como alternativa a la leche de vaca.

 

Justificación

La leche es considerada un alimento de consumo diario.

Nos interesa este proyecto porque todos los días tomamos leche en el desayuno o la cena y nuestros papás investigaron que la leche de almendra es mejor, ya que no contiene colesterol y aporta grasas de buena calidad que nos ayudan a mantener un corazón sano.

El tomar leche de almendra aumenta nuestra energía y fortalece nuestros huesos.

Hipótesis

Si la leche de almendras es una bebida vegetal que se ha convertido en una alternativa a la leche de vaca tradicional e informamos de los beneficios y elaboración casera. Entonces, se fomentará su consumo en las personas y beneficiara a aquellas que tiene algún padecimiento que no les permita consumir leche de vaca.

Es una bebida saludable y recomendable para niños que sufren de intolerancia a la lactosa.

Si difundimos la leche de almendra, podemos promover una opción de mejor alimentación que además combate enfermedades como (anemia, colesterol, intolerancia a la lactosa, etc… en los niños).

Método (materiales y procedimiento)

Ingredientes y utensilios necesarios:

  • 1 taza de almendras enteras con cáscara
  • 4 tazas de agua natural (1 litro)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla natural
  • 2-4 dátiles sin hueso o extracto de stevia.
  • Licuadora
  • Taza medidora
  • Bolsa para lechada o manta de cielo
  • Jarra de vidrio con boca ancha
  • cuchara

 

 

                                                                                                                                                           

                                                                                                                                                       

 

 

 

 

Figura 7. Materiales e Ingredientes

 

Para hacer la bebida vegetal o leche de almendras casera necesitarás:

1.    REMOJAR

Coloca 1 taza de almendras en un recipiente y cúbrelas con agua. Deja remojar durante 8 a 12 horas a temperatura ambiente si tu casa está fresca o si hace mucho calor o está muy caliente el ambiente déjalas en el refrigerador, estas irán creciendo a medida que vayan absorbiendo agua.

Cuanto más tiempo estén en remojo, más cremosa va a quedar la leche de almendra.

 

Figura 8. Remojar las almendras.

2.    LAVADO Y ESCURRIDO

Para ello, colócalas en el colador y ponlas debajo del grifo.

Ahora, las almendras tendrían que estar un poco blandas. Desecha el agua que has usado para ablandar, ya que podrían contener ácido fitico, una sustancia que dificulta la absorción de nutrientes.

3.    LICUADO

Coloca en la licuadora las almendras lavadas con 4 tazas de agua. Licua muy bien unos 60 a 120 segundos a velocidad alta o hasta que todo tenga una consistencia muy lisa y no queden grumos.

La almendra tiene que quedar lo máximo trituradas posible y el agua deberá verse de un color blanquecino.

                                                    

 Figura 9. Colocar las almendras en la licuadora.                 Figura 10. Colocar el agua.                                   Figura 11. Licuar los ingredientes.

4. COLAR

Coloca el paño o bolsa para leches vegetales, dentro del recipiente o jarra y vierte toda la leche y aplasta con las manos la pulpa de almendra para que pueda salir toda la leche.

Aplasta o presiona al máximo el líquido, haciendo que la pasta de almendra quede lo más seca posible.

 

                                                 

 Figura 12. Colar el contenido.                                       Figura 13. Colocar el paño en el recipiente.

 5.    ENDULZAR

Cuando tengas la leche casera colada.

Prueba un poco para ajustar su dulzor, (regrésala a la licuadora, agrega el endulzante al gusto solamente si vas a usar dátiles), los demás endulzantes los puedes agregar en el recipiente dónde vas a guardar la leche o cuando estés licuando. (1 cucharada de extracto de vainilla o unas gotitas de extracto de stevia orgánica).

Guarda en un recipiente de vidrio (de preferencia) con tapa y consume dentro de 2 a 3 días.

Mezcla muy bien la leche antes de tomarla o servirla ya que tiende a separarse.

                           

Figura 14. Leche de almendra casera                              Figura 15. Guardar en recipiente.

Ana Paola, Demian Alexander y Juan Pablo.                                                 

 

Una visita al museo

Museo Nacional de Agricultura

Universidad Autónoma Chapingo

Carretera México-Texcoco Km. 38.5

Col. Chapingo

CP 56230

Texcoco De Mora, Texcoco, Estado de México

Tels.: (595) 952 17 01

[email protected]

El museo expone un panorama general de la actividad más importante del pueblo mexicano a través de los siglos: la agricultura. En el recinto se exhiben alrededor de cuatro mil objetos relacionados con las ramas de la tecnología, la historia de la agricultura y la agronomía, así como una gran cantidad de instrumentos agrícolas y fotografías del prestigiado artista Hanz Gutmann, todo enmarcado por las incomparables pinturas murales de Diego Rivera. El Museo Nacional de Agricultura se ubica en el casco de la ex hacienda de Chapingo, catalogado por el INAH y el INBA como monumento histórico y artístico, respectivamente, así como reconocido como patrimonio cultural de la nación.

El Área de Nutrición del Programa Universitario de Plantas Medicinales de la Universidad Autónoma Chapingo, bajo la Dirección del Maestro Erick Estrada, ha aplicado el modelo herbívoro a más de 60 mil personas voluntarias que han acudido a la consulta externa especializada en Fitoterapia y Estilo de Vida Saludable; en todos los casos, se ha observado una mejoría notable en la evolución de las más variadas enfermedades.

                                                                    

 Figura 16. Ana Paola, visita al museo.                             Figura 17. Museo Nacional de Agricultura.

 

Encuesta realizada en campo

Para nuestra investigación de campo realizamos encuestas de forma aleatoria a una muestra de 20 personas, 10 hombres y 10 mujeres de entre 16 y 64 años de edad con el objetivo de conocer sus preferencias acerca del consumo de leche.

El formato de la encuesta es el siguiente:

Figura 18. Encuesta realizada.

Los resultados son los siguientes:

De las 20 personas encuestadas, 3 no consumen leche por ser intolerantes a la lactosa.

De la población de 17 personas que, si consume leche, la mayoría manifestó consumir leche de origen animal mientras 2 personas de origen vegetal y sólo una fórmula artificial. Las 13 personas que consumen leche de origen animal argumentaron que la consumen por sabor, por el aporte nutrimental y por costumbre.

                                                                                                           

 

 

 

 

Figura 19. Diferentes tipos de consumo.

 

De las 20 personas encuestadas, 15 manifestaron conocer los beneficios de las almendras en tanto que 5 no las conocen.

                                                                                                                                   

                                                                                                               

 

 

 

Figura 20. Conocimiento de beneficios. 

Finalmente, de las 17 personas que consumen leche, 13 estarían dispuestos a sustituir la leche que ingieren por leche de almendras, mientras que 4 no lo harían, estos últimos refieren como razones el precio y el aporte nutrimental.

                                 

Figura 21. Juan Pablo.               Figura 22. Juan Pablo realizando Encuesta.            Figura 23. Continuación de encuestas.

 

Galería Método

Resultados

Después del procedimiento realizado obtuvimos una rica leche de almendras que fue del gusto de niños y adultos. Esta leche puede ser útil en recetas, licuados, etcétera sin generar malestar estomacal. Esta leche puede conservarse de 2 a 3 días en refrigeración.

                                                              

Figura 24. Degustando la leche de almendra casera                          Figura 25. Leche de almendra.

Ana Paola, Demian Alexander y Juan Pablo.

 

 

 

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

La leche de almendras además de tener un gran aporte nutricional es benéfica para aquellas personas que son intolerantes a la lactosa, pacientes diabéticos o con colesterol y triglicéridos altos. La leche de almendras casera es aún mejor que la comercial ya que no contiene edulcorantes ni saborizantes artificiales.

La bebida vegetal o leche de almendra casera, es un producto natural y nutritivo, fácil de preparar que se encuentra al alcance de nuestras manos y muy saludable.

No contiene colesterol ni lactosa, con lo cual las personas alérgicas o que no pueden digerir la lactosa la consumen como alternativa. Esta bebida contiene menos proteínas, pero es más rica en otros nutrientes como son Calcio o Vitamina E.

 

 

 

Bibliografía

WEBGRAFÍA

  1. Deik, E. (2017) Leche de Almendras. Recuperado de http://www.emiliodeik.cl/receta/leche-de-almendras
  2. EroskiConsumer(s.f.) Bebidas vegetales: sucedáneos milenarios.Recuperado de http://revista.consumer.es/web/es/20150901/pdf/alimentacion.pdf
  3. 1. Cuina medieval catalana, Eliana Thibaut i Comalada, Cossetània Edicions, 2006. ISBN 84-9791-216-0.
  4. 2. Almodóvar, M. Á. (2007), La cocina del Cid, p.21. https://www.conoceralautor.es/ficheros/doc/00087.pdf En este recetario está el Avenate que se hacía con bebida de almendras, avena y azúcar.
  5. https://www.lavanguardia.com/comer/materia-prima/20190422/461745811625/leche-almendras-propiedades-beneficios-valor-nutricional.html
  6. https://mejorconsalud.com/como-preparar-leche-de-almendras-casera/
  7. https://okdiario.com/salud/leche-almendras-beneficios-2798614
  8. https://ecomil.com/la-historia-de-la-leche-de-almendra/
  9. Los alimentos más saludables https://www.muyinteresante.es/salud/fotos/los-10-alimentos-mas-saludables/almendras
  10. watchtower biblioteca en línea https://wol.jw.org/es/wol/d/r4/lp-s/101987288
  11. La historia de la leche de almendra https://ecomil.com/la-historia-de-la-leche-de-almendra/
  12. https://alimentossaludables.mercola.com/leche-de-almendras.html

BIBLIOTECA UNAM Y COACALCO

García Fuentes, Marisol.  (Jun 2016), “El alimento del futuro”

Entrepreneur México, p15-17. 3p.

 

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography