Biología

Pandilla Kids (3ro., 4to., 5to. y 6to. Año de primaria)

PK-B-208 Araña violinista (Loxosceles).

Asesor: MARIA ALEJANDRA ROMO SABUGAL

Resumen

La reclusa chilena, araña de rincón, araña violinista o araña de los rincones (Loxosceles Laeta), es una especie de araña araneomorfa de la familia Sicariidae (antes de la familia Loxoscelidae)1​ que suele esconderse en grietas y rincones de difícil acceso, de ahí viene su nombre. Es considerada como la más peligrosa de las arañas del género Loxosceles[cita requerida], ya que su mordedura produce frecuentemente reacciones sistémicas severas e incluso la muerte. La araña Sicarius está emparentada con esta araña y por ende es considerada también peligrosa.

Pregunta de Investigación

¿Por qué es tan letal y como podemos prevenir la picadura de la araña violinista?

Planteamiento del Problema

La araña violinista vive dentro y fuera de las casas, su picadura en la piel provoca necrosis y la toxina puede invadir varios órganos, difícilmente sobrevives.

Cada año son atendidas un promedio de 30 personas por picaduras en México.

Antecedentes

Dentro del género Loxosceles, esta araña es la que posee mayor distribución en Sudamérica y es la más peligrosa.5​ El cuadro anafiláctico producido por la toxina de la mordedura se llama loxoscelismo.

 

El veneno de la Loxosceles laeta es potencialmente mortal dependiendo de la relación inóculo-masa del individuo. Su acción es esencialmente proteolítica y necrótica (disuelve los tejidos causando muerte celular). Contiene poderosas enzimas proteolíticas que destruyen todo lo que tenga proteínas, pudiendo ser 15 veces más tóxico que una cobra y 10 veces más potente que la quemadura con ácido sulfúrico. Además, su veneno tiene un alto poder de penetración en el hígado y vías biliares. Su principal componente tóxico es la esfingomielinasa D que interactúa con las membranas celulares desencadenando una reacción inmunitaria dentro de las primeras 24-48 horas, después de la mordedura.

Objetivo

Dar a conocer las características de la araña violinista para evitar ser víctimas de su picadura.

Justificación

Se han dado casos de picaduras de arañas a las personas por lo que es importante conocer sobre la letalidad de esta araña y poder evitar que más personas queden expuestas a una picadura.

Hipótesis

Si logramos entender el comportamiento de dicha araña, entonces, podremos evitar mas ataques y muertes por los encuentros desafortunados con dicha especie.

Método (materiales y procedimiento)

La araña violinista es principalmente nocturna, viéndose incrementada su actividad en noches veraniegas calurosas y con luna. Si bien es activa durante todo el año, su vitalidad disminuye con la llegada del frío. Por ello sus lugares predilectos durante el día son los rincones oscuros, de los que sale para cazar. Esta especie de araña se esconde en lugares polvorientos y poco aseados como, por ejemplo, bajo los tanques de gas, detrás de cuadros, cornisas, librerías o en los armarios, especialmente con ropa.

 

Una forma de detectar su presencia es gracias a la existencia de exoesqueletos, dejados por la muda de la araña detrás de cuadros, cornisas, etc. Un solo individuo puede llegar a dejar tres mudas antes de alcanzar su tamaño adulto. Otra manera es mediante su telaraña que tiene un diseño desordenado e irregular, y generalmente se localiza en perfiles en forma de ángulo recto (esquinas), donde teje una red horizontal en forma de hamaca, corta. De color blanco y algodonosa, es poco efectiva para la caza aérea de insectos. Un solo individuo detectado implica al menos dos individuos presentes dentro del área (60 m²).[cita requerida]

 

Es asustadiza y bastante rápida corriendo, más veloz que otras arañas (especialmente la araña tigre, su depredador natural).

Acción del veneno:

La evolución es a una úlcera necrótica o edematosa, que se define en las primeras 24 horas del cuadro y tiene una escasa repercusión sistémica, con fiebre y compromiso del estado general. Al fijarse en la úlcera, el signo evolutivo de lesión de color rojo–blanco-azul es típica del loxoscelismo.

Después de 4-8 horas, el área de la mordedura se siente dolorosa y con prurito, presentando una induración central rodeada por un área pálida de isquemia y una zona de eritema. En general, no existe linfadenopatía regional. La lesión puede desaparecer al cabo de dos o tres días, o bien evolucionar a la fase más grave. Las complicaciones son: celulitis, linfangitis, lesiones cutáneas similares a pioderma gangrenoso.

La complicación más seria del loxoscelismo es el shock anafiláctico, con un 32% de mortalidad, se da entre el 5% y el 20% de los casos, se presenta hematuria, fiebre, anemia hemolítica, leucocitosis, un recuento de plaquetas variable y alteración de la función renal, con hipercalemia y creatinina plasmática elevadas, llevando a la insuficiencia renal aguda oligúrica, de tipo renal- intrínseca debido a que, por la hemólisis, se tapan los túbulos renales con la hemoglobina, causando una necrosis tubular aguda (pudiendo requerir diálisis), esta fase conlleva riesgos vitales.

 

En formas más serias, la placa es rojiza, de tono violáceo, el eritema es diseminado, el centro de la lesión aparece hemorrágico y necrótico con una ampolla en la parte superior. Evoluciona a una placa livedoide, grande, luego a una úlcera necrótica, que luego de tres semanas se desprende quedando una úlcera limpia que puede alcanzar más de 25 cm de diámetro, para luego terminar en una cicatriz deprimida, en un verdadero cráter necrosado.

 

El inóculo del veneno no genera ningún tipo de inmunidad a futuro pudiendo ser fatal en una segunda oportunidad en caso de desarrollarse un cuadro de alergia anafiláctica.

Una forma de detectar su presencia es gracias a la existencia de exoesqueletos, dejados por la muda de la araña detrás de cuadros, cornisas, etc. Un solo individuo puede llegar a dejar tres mudas antes de alcanzar su tamaño adulto. Otra manera es mediante su telaraña que tiene un diseño desordenado e irregular, y generalmente se localiza en perfiles en forma de ángulo recto (esquinas), donde teje una red horizontal en forma de hamaca, corta. De color blanco y algodonosa, es poco efectiva para la caza aérea de insectos. Un solo individuo detectado implica al menos dos individuos presentes dentro del área (60 m²).[cita requerida]

 

Es asustadiza y bastante rápida corriendo, más veloz que otras arañas (especialmente la araña tigre, su depredador natural).

Acción del veneno:

La evolución es a una úlcera necrótica o edematosa, que se define en las primeras 24 horas del cuadro y tiene una escasa repercusión sistémica, con fiebre y compromiso del estado general. Al fijarse en la úlcera, el signo evolutivo de lesión de color rojo–blanco-azul es típica del loxoscelismo.

Después de 4-8 horas, el área de la mordedura se siente dolorosa y con prurito, presentando una induración central rodeada por un área pálida de isquemia y una zona de eritema. En general, no existe linfadenopatía regional. La lesión puede desaparecer al cabo de dos o tres días, o bien evolucionar a la fase más grave. Las complicaciones son: celulitis, linfangitis, lesiones cutáneas similares a pioderma gangrenoso.

La complicación más seria del loxoscelismo es el shock anafiláctico, con un 32% de mortalidad, se da entre el 5% y el 20% de los casos, se presenta hematuria, fiebre, anemia hemolítica, leucocitosis, un recuento de plaquetas variable y alteración de la función renal, con hipercalemia y creatinina plasmática elevadas, llevando a la insuficiencia renal aguda oligúrica, de tipo renal- intrínseca debido a que, por la hemólisis, se tapan los túbulos renales con la hemoglobina, causando una necrosis tubular aguda (pudiendo requerir diálisis), esta fase conlleva riesgos vitales.

 

En formas más serias, la placa es rojiza, de tono violáceo, el eritema es diseminado, el centro de la lesión aparece hemorrágico y necrótico con una ampolla en la parte superior. Evoluciona a una placa livedoide, grande, luego a una úlcera necrótica, que luego de tres semanas se desprende quedando una úlcera limpia que puede alcanzar más de 25 cm de diámetro, para luego terminar en una cicatriz deprimida, en un verdadero cráter necrosado.

 

El inóculo del veneno no genera ningún tipo de inmunidad a futuro pudiendo ser fatal en una segunda oportunidad en caso de desarrollarse un cuadro de alergia anafiláctica.

Primeros auxilios:

Hay que actuar rápidamente sobre el afectado.

  • Aplicar hielo en bolsa sobre la mordedura para frenar la velocidad de reacción.
  • Mantener al paciente en reposo y en una posición cómoda. Evitar movimientos innecesarios.
  • Controlar su temperatura.
  • Aplicar vendaje compresivo con hielo. Soltar de cuando en cuando.
  • Ante la tumefacción o edema del miembro afectado, elevarlo.
  • Si es posible: lavar la zona con agua y jabón.
  • No utilizar desinfectantes o antisépticos que coloreen la zona, enmascarándola.
  • No se recomienda el sajado de la herida.
  • Trasladar a un centro asistencial rápidamente.
  • En lo posible (es ideal y de mucha ayuda), capturar el arácnido o restos de él y llevarlos junto con el afectado para su identificación.
  • Importante: llevar al afectado a un centro asistencial que posea el suero anti-loxosceles antes de 4 horas de transcurrida la mordedura.

          Tratamiento:

  • Toda la piel que perdió la sensibilidad al dolor, está muerta o necrosada y debe ser retirada mediante cortes pequeños hasta que aparezca la carne viva, luego apretar el entorno de la herida hasta que salga algo de sangre y con ello asegurar que salió todo el veneno inoculado por la araña. De no hacerlo, el veneno seguirá propagándose y si llega a los órganos, puede causar la muerte.
  • Limpieza del área afectada.
  • Frío local, elevación y posterior inmovilización laxa de los miembros afectados.
  • Para el prurito alérgico ocupar antihistamínicos H1; analgésicos ; dapsonacolchicina (sólo en cutáneos muy graves).
  • Corticoides (discutible), suero antiloxosceles (comúnmente llamado suero de caballo) 1-2 ampollas (esto sólo neutraliza la toxina libre en las 6 primeras horas después de la picadura.
  • Dejar que evolucione la placa, la escisión quirúrgica inmediata de la herida puede ser perjudicial; el desbridamiento y el injerto cutáneo sólo se reservan para cuando remiten los signos de inflamación aguda.
  • Dependiendo del contexto del incidente y del paciente, se debe considerar la administración de antibióticos y profilaxis antitetánica.
  • Estar atento a signos de compromiso sistémico grave (loxoscelismo cutáneo-visceral), evaluar función renal, electrolitos plasmáticos (especialmente el K+), complicaciones cardiovasculares (EPA, arritmias), alteraciones inmunitarias y endocrinas.

Prevención:

La mejor prevención es el aseo riguroso y profundo de aquellas zonas en que regularmente no se consideren como rutina de aseamiento, es recomendable el uso de guantes livianos y de aspiradoras de buena potencia. El uso de venenos piretroides de prolongada acción ayuda a mantenerlas alejadas del lugar de aplicación.

Poner especial atención a detrás de los cuadros, esquinas superiores, elementos de pared, aquellas camas con cajonera y zócalo al suelo, esquinas de armarios y especialmente en los muebles de cocina en el entre zócalo o en la parte superior fuera de la vista. Si su vivienda además cuenta con enredaderas al muro, bambúes, cúmulos de objetos o leña acumulada al suelo desde tiempo es altamente probable la existencia de individuos.

En especial, se recomienda la inspección de la ropa colgada por algún tiempo, revisar principalmente las bastas y bolsillos. Sacudir enérgicamente la ropa a colocarse es una buena medida. Las toallas colgadas detrás de puertas o armarios también deben ser sacudidas enérgicamente antes de usarlas.

Ahora bien, la existencia de presas es un factor que alienta la cantidad de individuos, es muy aconsejable mantener la menor cantidad de moscas u otros insectos voladores dentro del hogar. Disponga los basureros lejos de la vivienda, no atraiga moscas al interior, mantenga a las mascotas defecadoras fuera de la vivienda, baldee y limpie los patios que ellas usan diariamente.

Galería Método

Resultados

 

Se realizó una encuesta a diferentes personas via telefónica y se graficaron los resultados.

 

1.- ¿Conocen a la araña violinista?

2.- ¿Alguna vez los ha picado una araña violinista?

3.- ¿Sabes como prevenir un ataque de la araña violinista?

    

Galería Resultados

Discusión

Como podemos ver en los resultados de la investigación de campo, podemos darnos cuenta de que no todas las personas están informadas y han tenido un encuentro con dicha especie de araña; por lo tanto es importante informar a la población de dicha especie, para evitar que mas gente muera por falta de información.

 

Conclusiones

Derivado de nuestra investigación, concluimos que en la naturaleza, las arañas violinistas viven en exteriores, debajo de piedras, troncos, montones de leña, y escombros. La araña también es adaptada a vivir con los humanos, por lo que es importante saber lo siguiente:

-Personas que sufren de una picadura de la reclusa marrón deben aplicar hielo al herido, elevar el área afectado y pedir la atención medical inmediatamente

– Los síntomas pueden incluir: escalofríos, picazón, sensación general de malestar o molestia, fiebre, náuseas, coloración rojiza o púrpura en un círculo alrededor de la picadura, sudoración, una llaga grande (úlcera) en la zona de la picadura.

– La evolución es a una úlcera necrótica o edematosa, que se define en las primeras 24 horas del cuadro y tiene una escasa repercusión sistémica, con fiebre y compromiso del estado general. Al fijarse en la úlcera, el signo evolutivo de lesión de color rojo–blanco-azul es típica del loxoscelismo.

– La complicación más seria del loxoscelismo es el shock anafiláctico, con un 25 % de mortalidad, se da entre el 15 y el 30 % de los casos, se presenta hematuria, fiebre, anemia hemolítica, leucocitosis, un recuento de plaquetas variable y alteración de la función renal, con hipercalemia y creatinina plasmática elevadas.

– Pronóstico: En la mayoría de los casos es bueno. El tiempo necesario para la cicatrización de la úlcera por segunda intención está relacionado con la pérdida de tejidos, pudiendo demorar meses para la cicatrización completa en los casos de lesiones extensas y profundas.

-La mejor prevención es el aseo riguroso y profundo de aquellas zonas en que regularmente no se consideren como rutina de aseamiento, es recomendable el uso de guantes livianos y de aspiradoras de buena potencia. Poner especial atención detrás de los cuadros, esquinas superiores, elementos de pared, aquellas camas con cajonera y zócalo al suelo, esquinas de armarios y especialmente en los muebles de cocina en el entrezócalo o en la parte superior fuera de la vista. Si su vivienda además cuenta con enredaderas al muro, bambúes, cúmulos de objetos o leña acumulada desde tiempo es altamente probable la existencia de individuos.

– En especial, se recomienda la inspección de la ropa colgada por algún tiempo, revisar principalmente las bastas y bolsillos. Sacudir enérgicamente la ropa a colocarse es una buena medida.

– La forma más clásica de eliminar a estas arañas es simplemente aplastarla con el calzado. La forma más segura es utilizar algún insecticida potente para eliminar a estos arácnidos.

– Las picaduras serias forman una úlcera necrotizante que destruye el tejido suave y puede llevar meses y con muy poca frecuencia años en sanarse, dejando cicatrices profundas. Los mordiscos pueden llevar hasta 7 horas para causar daño visible; los efectos sistémicos más serios pueden encontrarse antes de este momento, como el veneno de cualquier tipo se extiende por todas partes del cuerpo en minutos

Bibliografía

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography