Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)

Alimento Casero para Perros

Asesor: Diana Vizcarra

Resumen

La alimentación de nuestras mascotas está basada hoy en día principalmente en comida industrializada ya sea en estado sólido como líquido, pero nos lleva a realizarnos el cuestionamiento de si está recibiendo los nutrientes necesarios y si son de buena calidad.

Al realizar nosotros la comida para nuestras mascotas, realizamos una investigación de los requerimientos alimenticios que requiere cada mascota en específico y buscamos cumplir con esas necesidades con alimentos de mejor calidad que los que se utilizan de manera industrial

 

Pregunta de Investigación

¿Qué ingredientes debe contener el alimento casero para cumplir con las necesidades nutricionales del perro?

Planteamiento del Problema

La nutrición de los perros es muy específica, y además de requerir cierta cantidad de proteínas y otros nutrientes, la cual es específica, los perros deben comer en perfecto balance otros elementos, que requiere de investigación dedicación y tiempo conseguir, además de no ser tan económica como se podría pensar.

Antecedentes

La alimentación canina en esta época es comúnmente basada en croquetas comerciales o comida enlatada que se encuentran fácilmente en cualquier supermercado, pero lamentablemente en sus ingredientes pocas veces incluyen ingredientes naturales o frescos. Lo cual nos hace cuestionarnos si son la opción más saludable.

3.1 Conceptos básicos sobre la alimentación de los perros

Los perros cuentan con un menor número de papilas gustativas que los seres humanos, pero se cree que pueden distinguir entre sabores como el dulce, el agrio, el amargo y el salado. Además, son capaces de establecer preferencias o animadversiones marcadas por determinados alimentos, lo que debemos tener en cuenta a la hora de confeccionar su menú. Este debe ser equilibrado y para ello va a tener que incluir los diez aminoácidos que se consideran esenciales para el perro porque no es capaz de sintetizarlos por lo que es imprescindible incluirlos en su dieta diaria.

Una buena combinación será la que mezcle proteínas de origen vegetal con otras de origen animal, porque esto es lo que garantizará la presencia de todos los aminoácidos. Este punto es básico, ya que si el perro presenta carencias en estos aminoácidos esenciales puede manifestar alteraciones en el desarrollo, anemia o problemas en el sistema inmunitario.
En cuanto a los alimentos en sí que deben componer su dieta, debemos resaltar que, a pesar de constituirse como un animal omnívoro facultativo debido a la evolución de la especie tras la domesticación, la carne y el pescado siguen siendo el pilar de la misma. De esta forma, los expertos recomiendan que el 70-80 % de la dieta se destine a estos productos, y el 30-20 % restante se divida entre frutas, verduras, hortalizas y cereales, ya que también son alimentos que el cuerpo del perro necesita para mantenerse sano.

                        Figura 1.” Evolución del perro doméstico”

3.2 Beneficios de la comida natural para perros

Tras repasar las consideraciones generales a tener en cuenta a la hora de establecer la alimentación, vemos cómo entre los beneficios de la comida casera para perros se encuentra la posibilidad de escoger los alimentos con los que compondremos el menú. Sin embargo, no es la única ventaja y a continuación exponemos el resto:

  • Al seleccionar nosotros mismos los ingredientes, nos aseguramos de emplear alimentos de calidad y de establecer los porcentajes de cada producto totalmente adaptados a nuestro perro.
  • Como decíamos, mediante una dieta casera para perros conseguimos garantizar que se encuentran presentes todos los aminoácidos esenciales que su sistema digestivo no es capaz de sintetizar.
  • Ofrecemos al animal una dieta con ingredientes nada procesados o muy poco procesados, lo que se traduce en una mejora de su estado general de salud por ingerir productos totalmente naturales. Esto es así porque al estar los alimentos menos tratados, los nutrientes se mantienen mucho mejor, son más fáciles de asimilar y apenas llevan químicos artificiales, siendo en algunos casos estos últimos inexistentes.
  • Al incluir carnes, pescados, frutas o verduras frescas y naturales, el plato resulta mucho más apetitoso para el perro.
  • Es mucho más digestible debido a todo lo anterior, ya que el uso de productos adaptados a las necesidades del perro, frescos, de calidad y naturales hace que su cuerpo los asimile sin problemas.
  • Nos permite establecer un menú variable y completo, de manera que el animal no se aburre de comer siempre lo mismo ni presenta carencias nutricionales.

Al margen del elevado valor nutricional que la comida casera para perros ofrece, el hecho de ver a nuestro mejor amigo disfrutar comiendo elaboraciones que le encantan, supone uno de los mayores beneficios para ambos: perro y humano.

Para poder aprovechar todos los beneficios de la comida casera para perros debemos tener en cuenta que no todos tienen las mismas necesidades nutricionales, como ya hemos mencionado. Así, distinguiremos a lactantes, cachorros, adultos, gestantes, hembras en lactancia, geriátricos y enfermos.

El tamaño del perro es otro factor a tener en cuenta, ya que los cachorros de razas más grandes estarán más sanos con un crecimiento lento. En cualquier caso, es recomendable consultar con nuestro veterinario antes de cualquier modificación en su dieta.

A continuación, veremos las consideraciones generales que debemos tener presentes en función de la edad o el estado en el que se encuentre nuestro perro:

  • Una madre en el momento del parto debe consumir 1,5 veces su ración habitual.
  • Los animales en crecimiento requieren más proteínas y calorías que los adultos. Aunque puede que si mantenemos elevadas las proteínas en la dieta del perro adulto este no tenga problemas, si la ingesta calórica no disminuye acabaremos por tener un adulto obeso.
  • Los cachorros hasta los 6 meses requieren el doble de calorías por kg de peso que los adultos.
  • En la vejez se necesitan menos calorías, aproximadamente un 30 % menos que en la juventud. Además, en esta época puede ser beneficioso incluir en la alimentación natural del perro vitaminas como la E, la C y el selenio, por su efecto antioxidante.

Por otro lado, para la dieta también tendremos en cuenta el nivel de actividad desplegado por el perro en su vida cotidiana. Por ejemplo, un perro realice mucho ejercicio puede consumir una mayor cantidad de grasas, mientras que un can con un estilo de vida más sedentario deberá controlar muy bien la ingesta de las mismas.

Y para finalizar, los premios nunca deben superar el 5-10 % de las calorías diarias recomendadas. Recordemos que el refuerzo positivo puede llevarse a cabo también con caricias, palabras de ánimo o juegos.

Para perros adultos sanos, la clave para encontrar el equilibrio en la comida casera reside en conocer al animal. De esta forma, aconsejamos probar y experimentar para dar con las cantidades adecuadas a nuestro perro, detectar qué alimentos le gustan más y cómo combinarlos.

3.3 Necesidades nutricionales de los perros

Para que nuestro perro pueda beneficiarse de la comida casera y natural debemos tener en cuenta el porcentaje de nutrientes aproximado que necesita que, para un perro adulto con una actividad normal sería:

Figura 2. “Porciones alimenticias”
  • 26 % de proteínas
  • 36 % de carbohidratos
  • 38 % de grasas

Por supuesto, estos porcentajes son totalmente orientativos, ya que tendremos que adaptarlos al estilo de vida del perro, a su tamaño, edad o condición. Como decíamos, un can que realiza poco ejercicio deberá consumir menos grasas, mientras que uno que practique deporte podrá aumentar esta cantidad. Nuevamente, conocer a nuestro perro es lo más importante para ofrecerle la mejor alimentación.

En cuanto al número de tomas o raciones diarias, también dependerá de cada perro, puesto que algunos tienden a comer una vez al día mientras que otros prefieren hacerlo en dos o tres veces. Ahora bien, si acabamos de adoptar a un cachorro sí que se aconseja dividir el alimento en varias comidas repartidas durante el día. Por supuesto, para todos los casos es fundamental dejar agua fresca y limpia siempre disponible.

3.4 Alimentos buenos para perros

Una dieta equilibrada basada en proteínas de buena calidad, carbohidratos, lípidos, vitaminas y minerales aportará todos los beneficios de la comida casera para perros. Podemos escoger entre los siguientes ingredientes, como ejemplo, ya que hay muchas alternativas:

Figura 3. “Ejemplos de proteínas, semillas y vegetales”
  • Entre las proteínas podemos encontrar las de origen animal, como ternera, pollo, cordero o pescado, que deben constituir la base del plato, y las vegetales como maíz, soja o trigo.
  • El grupo de los carbohidratos incluye también el maíz y el trigo, arroz, avena, etc. Aquí se introduce la fibra, que no se digiere, pero facilita el tránsito intestinal. Destaca la remolacha, la achicoria, el ñame o el salvado.
  • Los lípidos o grasas, al igual que las proteínas, también pueden ser animales o vegetales, como los obtenidos de semillas.
  • Las vitaminas y los minerales van a estar presentes, en diferente porcentaje, en todos los alimentos. Solo debemos revisar en qué cantidad, por si hubiese que suplementar o aumentar su dosis, y asegurarnos de que no se inhiben entre ellos. Fuentes destacadas son el hígado, los lácteos o la levadura.
  • Alimentos como legumbres, huevos, frutas o verduras pueden darse de manera complementaria.

Es importante que consultemos con nuestro veterinario a la hora de desarrollar la dieta casera de nuestro perro para garantizar que todas sus necesidades queden bien cubiertas.

  1. 4.1 VERDURAS QUE PUEDEN COMER LOS PERROS

Las verduras y vegetales pueden ser una buena comida casera para perros. No solo son ricos en vitaminas y minerales sino que también son bajos en calorías y grasas, estos contienen fibras que pueden ser beneficiosas para la dieta del perro. Debes tener en cuenta que las porciones deben ser pequeñas y controladas, siempre es mejor consultar con tu veterinario para que te asesore con la alimentación del perro. Los perros pueden comer verduras tanto crudas como cocinadas al vapor. Ellos disfrutan de las verduras crudas pero su sistema digestivo es más corto que el de los humanos, por tal razón no aprovechan completamente los nutrientes. Es recomendable darles las verduras en forma de puré  y nunca usar sal al momento de cocinarlas. Algunas verduras y vegetales que puede comer tu perro son:

  • Papas: Son una buena fuente de vitaminas, potasio, magnesio y fibra. Debes lavarlas bien y cortarlas en piezas pequeñas. “no peles la papa. Agrégale un poquito de aceite de oliva y ponla en el horno en una bandeja. Espera que se pongan crujientes que a ellos les gusta.
  • Espárragos: Son una excelente fuente de vitamina, hierro y fibra. Debes remover la parte fibrosa al final del espárrago y lavarlo muy bien. Prepáralos con un poco de aceite de oliva en la parrilla o en la plancha por un minuto.
  • Zanahoria: Contiene vitamina, fibra y potasio. Son muy buenas para mejorar el pelaje de tu perro. Limpia muy bien la zanahoria y remueve los bordes. Córtala en pedazos y hiérvela por unos 3 minutos, luego puede hacer un puré.
  • Pepino: Son una buena fuente de vitamina. Lávalo y pélalo muy bien. Córtalo por la mitad y remueve las semillas. Luego corta pequeñas piezas y hierve por unos 4 minutos.

    Figura 4

3.5 ¿Cómo hacer comida casera para perros?

Los beneficios de la comida casera para perros se optimizan teniendo en cuenta los métodos de cocción. Las carnes, los pescados y las aves se recomiendan dar siempre cocidos para evitar la transmisión de parásitos. También pueden cocinarse a la plancha. Eso sí, debemos retirar todos aquellos huesos capaces de producir obstrucciones. Aunque existen tipos de dietas caseras para perros que ofrecen alimentos crudos, como la dieta BARF, no siempre podemos garantizar que los productos se encuentran en óptimas condiciones y, por ello, aconsejamos la cocción o congelar previamente los alimentos.

Alimentos con lactosa, como la leche o el queso pueden provocar diarrea, por lo que debemos controlar su consumo o, en casos claros de intolerancia a la lactosa, retirarlos de la dieta. Así pues, tendremos que planificar la alimentación de nuestro perro para asegurarnos de que es equilibrada. Podemos prepararla, congelar e ir sacándola según la vayamos necesitando, lo que nos facilitará la logística diaria. No debemos añadir nunca ni sal ni azúcar ni alimentos como el chocolate o excitantes como el café.

Para potenciar el sabor de los platos tenemos la opción de incorporar especias beneficiosas para los perros como la cúrcuma, el orégano, el romero o el tomillo. El aceite de oliva también está indicado debido a sus propiedades dermoprotectoras, antioxidantes y digestivas, por lo que podemos servir la comida casera para perros con un chorrito por encima.

3.6 Dieta BARF

Otra variación de la alimentación casera para perros es la llamada dieta Barf por sus siglas en inglés Biologically Appropriate Raw Food que puede traducirse al castellano como Alimentación Cruda Biológicamente Adecuada. Esta dieta fue diseñada por un veterinario australiano llamado Ian Billinghurst. Se basa en la concepción de que los perros están diseñados para comer alimentos crudos. La dieta propone una alimentación a base de proteína de origen animal, a la que se añade un pequeño porcentaje de frutas y verduras.Los perros son animales básicamente carnívoros y su tracto digestivo es más corto que el de los omnívoros y los herbívoros, ya que está diseñado para el consumo de carne. Su alimentación se basa en la proteína de origen animal, aunque también puedan consumir otros alimentos.

La dieta BARF se compone básicamente por:

  • 60% de huesos con carne y músculo
  • 25% de carne magra (puede ser pescado)
  • 15% de fruta y verduras crudas, huevos y vísceras
  • no contiene conservantes
  • no contiene cereales

Figura 5. “Ejemplo Dieta BARF.”

La dieta BARF original utiliza alimentos crudos. Se basa en que, al cocinar los alimentos, las vitaminas, antioxidantes y enzimas que contiene se destruyen. El tema de mayor preocupación en esta dieta es el riesgo que se corre al ingerir algunos patógenos que se encuentran en algunas carnes, aunque según expertos el tracto digestivo de los carnívoros es corto y su digestión rápida por lo cual eliminan los deshechos rápidamente. Sin embargo, algunas de estas bacterias provocan graves infecciones, por lo que algunos seguidores cuecen ligeramente los alimentos, con el fin de evitar estos problemas.

Los huesos son el componente principal de la dieta BARF. Contienen carne y músculo, por lo que constituyen un alimento muy importante, ya que cubren la mayor parte de sus necesidades, incluyendo proteína, grasas, minerales, vitaminas, enzimas y antioxidantes. Debemos tener en cuenta que los huesos son ricos en grasas, por lo que si tu perro sufre sobrepeso, tal vez tengas que disminuir la cantidad del mismo en su dieta.

Es importante que el hueso esté crudo, puesto que la cocción aumenta el riesgo de astillamiento. Las astillas de hueso son muy peligrosas para tu perro, ya que pueden provocarle graves perforaciones en el intestino

Pros de la dieta BARF

Una dieta basada en alimentos naturales biológicamente adecuados tiene una serie de beneficios para tu perro:

  • Tendrá una hidratación correcta, manifestándose en una piel sana y un pelo brillante.
  • Sus dientes están limpios y sanos. Los huesos recreativos ayudan también a su limpieza, eliminando el sarro.
  • Su sistema inmunitario se verá reforzado, disminuyendo las alergias e intolerancias
  • Sus heces serán menos voluminosas y menos olorosas. Además, evitarás los gases.
  • Su aliento será mejor, y tu perro no olerá mal.
  • Beberá menos agua, porque su alimentación ya la contiene.
  • Menor riesgo de obesidad o de distensión abdominal

Contras de la dieta BARF

Debes informarte bien para equilibrar adecuadamente los alimentos, ya que si no lo haces, tu perro podrá sufrir algunos problemas, como:

  • Deficiencias nutricionales. Cuando alimentas a tu perro con un pienso de calidad, sabes que el equilibrio nutricional es perfecto, además de contener las vitaminas y minerales que tu perro necesita. Si utilizas la dieta BARF, llegar a este equilibrio puede ser más complicado. Necesitarás prestar atención para balancear adecuadamente los nutrientes.
  • Los alimentos que no están frescos o no provienen de fuentes de confianza pueden provocar infecciones bacterianas. Para evitarlo, utiliza ingredientes de calidad y congela las carnes.
  • Los huesos son una de las razones principales por las que muchos veterinarios no son amigos de esta dieta. Al morder el hueso, tu perro puede tragarse pequeños fragmentos que podrían acumularse en su intestino, provocando estreñimiento bloqueando o preparándolo, lo que requeriría cirugía. Los defensores de la dieta dicen que los huesos crudos son menos peligrosos que los cocidos, pero aún así no evitarás el riesgo de que tu perro pueda tragarse alguna astilla afilada. Una solución para evitar estos riesgos consiste en triturar bien la comida del perro. Los huesos son también una de las primeras causas de pancreatitis y gastroenteritis en los perros que siguen esta dieta.
  • Los dientes rotos son otra preocupación importante, junto con problemas en las encías. Los huesos duros pueden dañar la boca de tu perro y su dentadura, ya que sus bordes afilados podrían cortar la encía y la lengua. Los dientes pueden sufrir un desgaste excesivo, llegando a perderse por completo.

Objetivo

Dar a conocer los beneficios de proporcionar alimentos frescos y libres de conservadores a nuestra mascotas.

Justificación

Porqué iniciamos alimentación BARF en mi mascota

Hipótesis

Si, alimento a mi mascota con comida casera, más natural y fresca, entonces estará más saludable y de manera más económica.

Método (materiales y procedimiento)

Galería Método

Resultados

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Se puede llevar a cabo de manera exitosa una alimentación casera balanceada, si se utilizan productos de calidad y se lleva a cabo una investigación especializada para cada perro.

El llevar a cabo una alimentación casera se consiguen grandes beneficios para tu perro ya que se consumen alimentos frescos que cubren completamente sus necesidades alimenticias, pero se debe tener especial atención a que las necesidades de cada perro son distintas, por lo cual se debe tener asesoramiento de un especialista médico veterinario, que te ayude a conocer las necesidades específicas de tu perro y qué de esta manera reciba los nutrientes adecuados.

Aunque puede ser una inversión significativa de tiempo preparar los alimentos, considero que los beneficios que se obtienen compensan el tiempo ofreciendo a tu mascota una alimentación ideal.

Bibliografía

Tabla reproducida por María Villagrasa en “Adecuación nutricional de los alimentos”, Ateuves, 25, págs. 14-17.
2. Feed Your Best Friend Better copyright © 2012 – Rick Woodford & Andrews McMeel Publishing, LLC an Andrews McMeel Universal company
3.Jose Arca (2016) Comida Casera y Natural Para Perros:Una opción Sana, Nutritiva y Deliciosa, por Jose Arca, 36 págs.
4. Comida Sana Para tu Perro, por Gemma Knowles(2016) Barcelona, España., Editorial La Esfera de Los Libros, 259 págs.

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography