Divulgación y enseñanza de la ciencia

PP – 83 – DC Los dragones: mito o realidad.

  • Categoría: Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)
  • Área de participación: Divulgación y enseñanza de la ciencia
  • Asesor: Gabriela Nicanor de la Cruz
  • Autor: Fausto Matías Hernandez Guerrero ()

Resumen

Los dragones, criaturas misteriosas y fabulosas que ocupan un lugar muy importante entre los seres mágicos de muchas culturas. Seres llenos de intriga que en muchas ocasiones son complemento de grandes historias. En esta investigación se podrá conocer el origen de los dragones, una comparación con sus posibles orígenes, lo que significan los dragones para las diferentes culturas a lo largo del mundo, donde es que posiblemente existieron, las características de estas criaturas, se podrá conocer un poquito más a cerca del mundo “real o fantástico” de estos singulares personajes. Estos animales son sumamente conocidos, ya que aparecen en muchas obras fantásticas representados como unas enormes criaturas que poseen gran fuerza y supremacía. El mundo de los dragones está lleno de magia, misterio, aventura y fascinación. 

Pregunta de Investigación

¿Existieron los dragones? ¿Los dragones fueron reales, o bien, son parte de una historia mitológica? ¿Cómo expulsan fuego los dragones?

Planteamiento del Problema

Se relatan historias, leyendas, cuentos a cerca de los dragones, pero ¿en realidad existieron?

Y si existieron estas criaturas me gustaría conocer más sobre ellos, pues me parecen unos seres muy interesantes.

 

 

Antecedentes

La siguiente investigación fue documentada durante una visita a la Biblioteca José Vasconcelos en la Ciudad de México.

 

LOS DRAGONES

La palabra dragón proviene del griego, drákon, drákondos y del latín draco, draconis. El significado de estas palabras, en todos los casos, remite a una serpiente de gran tamaño.

Los dragones forman parte de la gran variedad de criaturas mágicas y mitológicas que viven en la imaginación popular. Diferentes culturas les conceden distintos significados, poderes y aspectos particulares, pero en cada una de ellas su nombre es legendario.

La figura del dragón, tal como la conocemos actualmente: cuerpo cubierto de escamas, dos o cuatro garras, gigantescas alas de murciélago que surgen de sus hombros, lengua bífida, cuernos, aguzados colmillos y aliento flamígero, proviene de grabados y descripciones de origen medieval europeo.

Pero si se compara la forma y el significado que le adjudican al dragón diversos pueblos del mundo, se entenderá que, si bien esta criatura posee una esencia mágica común en todos ellos, en cada lugar tiene características físicas y simbólicas propias.

Estas criaturas generalmente son mágicas, su fuerza y poder aumentan con el pasar del tiempo. Son sumamente independientes, y están clasificados en dos categorías, la de dragones benignos y la de dragones malignos.

Dragones benignos: Pertenecen generalmente a la mitología china y la japonesa, estos seres son valorados y respetados por los devotos de esas culturas, esto se debe a que los dragones simbolizan grandeza, poder, y riquezas.

Dragones malignos: Estos dragones se originan en la mitología celta y mitología nórdica, son criaturas sumamente poderosas, y hábiles. Al igual que los dragones benignos, estos son de un tamaño excepcional, sin embargo, los dragones malignos son cazadores por naturaleza. Su imagen generalmente era representaba de color negro, rojo, verde, azul, o blanco.

En Oriente, por ejemplo, el dragón tiene fisonomía más parecida a la de una serpiente alada y un significado mucho más elevado que en Occidente.

En las culturas de la Mesopotamia, el dragón es visto como una criatura acuática, más parecido a un cocodrilo.

El dragón occidental, que siempre ha sido visto como un ser malvado, está asociado a la oscuridad y tiene su madriguera en la tierra.  En cambio, en China, el dragón es una criatura aérea que tiene su nido en las aguas, produce las tormentas y es el portador de las lluvias.

Diversas culturas alrededor del mundo los han percibido de forma diferente. Los dragones chinos y orientales los consideran benévolos, mientras que los dragones europeos suelen ser malévolos, aunque hay excepciones a estas reglas. Los dragones malignos también se encuentran en la mitología persa y en otras culturas.

Muchas veces, los dragones presentan una importante significación espiritual. En Oriente es venerado como símbolo de las fuerzas de la naturaleza y del universo. A menudo se los asocia con la sabiduría y la longevidad; en las leyendas coreanas, chinas y japonesas se les confiere poderes mágicos y energía sobrenatural positiva. En algunas culturas se les atribuye el don de la palabra y cualidades humanas. Son animales sumamente populares en juegos de mesa, literatura y videos, especialmente en juegos de roles.

La creencia en dragones se sustenta en las diversas tradiciones sobre ellos, estos aparecen en muchas culturas. Se ha planteado, como explicación de este fenómeno, el descubrimiento de fósiles de dinosaurios o de pterosaurios que llevaron a esas culturas a imaginar seres parecidos. A menudo, se ha creído que estos seres seguían vivos, generalmente en lugares lejanos. Durante la época de Las Cruzadas, era posible encontrar en los mercados y otros lugares de exposición de Europa “restos de dragón”, que eran en realidad restos de cocodrilos procedentes de Egipto, Arabia y en países de Asia.

Este animal mitológico está cargado de significación emblemática entre las distintas culturas de diversos pueblos; por lo tanto, no sólo existe un solo concepto simbólico relacionada con el dragón. Lo cierto es que existen muchos significados emblemáticos de gran importancia referidos a esta criatura entre los pueblos del lejano oriente, especialmente entre la India y China, así como también entre los japoneses y las Filipinas.

En los tiempos antiguos el dragón era considerado como un animal más sagrado, y solía ser el emblema imperial de los emperadores chinos. Es el primero de los cuatro seres divinos al chino-los otros son el unicornio, el fénix y la tortuga. A diferencia del malvado dragón de Occidente, el dragón chino es una criatura benéfica y amable y es adorado como el gobernante divino de los lagos, ríos y mares.  A propósito del ave fénix, se ha llegado a comparar al dragón con la mítica ave, por su capacidad de resurgir de sus propias cenizas.

Los dragones se han convertido en un ícono de la fantasía. Diversas obras enciclopédicas y bestiarios remiten a un concepto similar de dragón designándolos como serpientes de gran tamaño.

Aunque los estudios indican que los dragones son meramente mitológicos, en el siglo XVI, existió un libro de carácter científico sobre animales donde se menciona a los dragones, por lo que los alquimistas de la época medieval estaban muy interesados en buscar estas criaturas pues reunían los cuatro poderes elementales correspondientes a los cuatro reinos: aire, tierra, fuego y agua. El dragón es la única criatura mágica que posee los cuatro elementos en perfecto equilibrio: puede volar (aire), tiene patas para caminar (tierra), exhala fuego por la boca (fuego) y puede nadar o vivir en el agua (agua).

Esta mágica y poderosa criatura cumple siempre dos roles fundamentales: o bien el de destructor, o bien el de guardián. Aunque estos dos conceptos resultan, a simple vista, opuestos. Los dragones pudieron habitar cuatro diferentes lugares; en cuevas, en las montañas, en los volcanes, en agua, mejor dicho, en el fondo del mar, en las profundidades de un lago o laguna y en los bosques.

Una de las características que llaman más la atención cuando se habla de dragones es su aliento, según la clase de dragón de que se trate poseerá cualquiera de los siguientes:

Aliento flamígero: el aliento de fuego, el más conocido. Es que ha quedado asociado para siempre a este ser fabuloso, en el imaginario colectivo, puesto que la mayoría de las ilustraciones o representaciones pictóricas muestran a esta mágica criatura arrojando fuego desde su boca o desde sus fosas nasales.

Aliento gélido: cierta clase de dragones de hielo emite un aliento gélido, que congela el objeto que lo recibe.

Aliento venenoso: que produce diferentes consecuencias en la víctima.

También se cree que los dragones son mitos creados en base a otros animales reales como las cobras o los cocodrilos de Nilo, una especie reducida actualmente, fueron encontrados en tiempos arcaicos en el Sur de Europa, tras haber nadado a través del Mediterráneo.  Tanto esqueletos de ballenas como de dinosaurios, así como fósiles de mamíferos gigantes, puede que hayan sido confundidos de igual manera por los huesos de estas criaturas aladas y otros seres mitológicos.

Para el caso de Australia, las historias de los dragones pueden tener su origen en la tierra de los cocodrilos Quinkana, los cuales eran terrestres y abarcaban medidas desde los 5 hasta los 7 metros de largo. Otro lagarto gigante que habitaba esa región era el varanus priscus, un reptil carnívoro que vivió en el Sur de Australia hace 40,000 años y que también llegaba      a medir 7 metros de largo                         con un peso de 1,940 kilogramos aproximadamente. O bien, las extintas serpientes arcoíris que posiblemente pertenecían al grupo de las wonambi naracoortensis. Hoy en día el       mismo reptil varanus komodoensis es conocido en español como el dragón de cómodo.

En el libro An Instinct for Dragons, el antropólogo David E. Jones propone una hipótesis de que los humanos, al igual que los monos, hemos desarrollado reacciones instintivas contra las serpientes, los gatos gigantes y las aves de rapiña. Los dragones tienen caracteres que son la combinación de esas tres especies, por lo que ese instinto de miedo podría explicar el por qué los dragones con descripciones similares aparecen en historias de diferentes culturas en todos los continentes.

Finalmente en Eslovenia, el historiador natural Janez Vajkard Valvasor recopiló historias populares sobre el  _Olm (una salamandra subterránea). Este es mencionado como un bebé dragón que fue empujado a la superficie por las fuertes lluvias de Eslovenia dando origen a la creencia popular de que los grandes dragones vivieron en la corteza de la Tierra, y que los olms fueron los descendientes no desarrollados de estas míticas criaturas.

La mitología moderna también ha empleado repetidamente el símbolo del dragón, extendiendo su pervivencia en el imaginario; pero también ha usado su imagen reduciéndolo a un poderoso monstruo casi invencible. Las múltiples apariciones de dragones en la cultura y la ficción, sin embargo, hacen uso frecuente no sólo de elementos tradicionales sino también otros innovadores en la criatura, que amplían sus alcances y estimulan más la imaginación, dando así lugar a un sinfín de dragones con diversas cualidades y variantes. Como ejemplos representativos se pueden mencionar los dragones del Legendarium de J. R. R. Tolkien, cuyo máximo exponente es el Smaug de El hobbit, o los dragones, que constituyen uno de los elementos más relevantes del universo del juego de rol Dungeons & Dragons. También podemos encontrar a  Fújur en La historia interminable o los dragones-montura de la serie de historietas El Mercenario. También es un buen ejemplo la película Cómo entrenar a tu dragón, en la que se pueden observar distintas formas de dragones.

Objetivo

Comprobar con esta investigación, si los dragones realmente existieron o solamente son seres mitológicos.

Justificación

Muchas veces he escuchado, leído y visto cosas acerca de los dragones y me llaman mucho la atención, pues creo que son fantásticos, me pregunto si fueron reales o son personajes de los libros. Muchas veces me he preguntado cómo es que expulsan fuego. Por eso quiero compartir y conocer más sobre estos seres.

Hipótesis

Si investigo cómo, cuándo y donde se originaron las historias sobre dragones y lo que significaban, entonces descubriré si los dragones fueron reales.

Método (materiales y procedimiento)

Esta investigación fue realizada consultando diferente bibliografía encontrada en la Biblioteca José Vasconcelos de la Ciudad de México, consultando algunas páginas y videos de internet y tomando referencias de libros que explican de forma muy clara, concisa y sencilla el mundo mitológico de los dragones.

A la par de esta investigación bibliográfica puede realizar una entrevista a larga distancia con el autor de uno de los libros que consulté como apoyo para mi investigación.

Máximo Damián Morales, nacido en Buenos Aires, Argentina, el 18 de septiembre de 1973. Es escritor y editor.  Especialista en Literatura Infantil y Juvenil. Se ha desempeñado como docente, editor, librero y narrador oral de cuentos. Colabora con artículos en diversos medios gráficos. Dicta numerosas charlas y talleres sobre literatura fantástica y el género maravilloso, la ciencia ficción, la fantasía, la mitología celta y nórdica. Cuenta con más de 25 libros.

 

Entrevista a Máximo Damián Morales:

 

¿Qué lo inspiró a escribir sobre seres mágicos?

Cuando comencé a leer me aboqué a la ciencia ficción y a la fantasía. A medida que fui creciendo empecé a buscar los orígenes y llegué a los mitos y leyendas. En estos géneros abundan los seres mágicos y me pareció fascinante los puntos en común y las diferencias que tienen en diferentes culturas.

 

¿Cuál es su criatura mitológica favorita?

Los dragones, claramente.

 

¿Cuántos libros de dragones ha escrito?

Cuatro. Mitos y leyendas de dragones (recopila mitos y leyendas de todo el mundo). El mágico mundo de los dragones (si bien tiene algunas leyendas, indaga más en las diferentes características y poderes de los dragones en todo el mundo). El matador de mil dragones (cuentos de fantasía épica que tiene la figura del dragón como eje principal). La leyenda del dragón galés (la narración de la primera leyenda del Ciclo Artúrico, donde se cuenta la historia del padre del rey Arturo, Uther Pendragon. También habla de la llegada de los galeses a la Patagonia argentina).

 

¿Por qué decidió escribir sobre dragones?

Me parece que los dragones son las criaturas mágicas más interesantes y que atraviesan todas las culturas del planeta.

 

¿Qué dragón es su favorito?

El dragón de fuego. Son muy pocos los seres mágicos que puedan producir fuego por sí mismos o que se encuentren relacionados con este elemento.

 

¿Usted cree que los dragones existieron físicamente?

Hay algunos museos que tienen cabezas de dragones que, en realidad, son cocodrilos o huesos de dinosaurios. A pesar de escribir mitología y fantasía, soy una persona que valora y respeta el método científico. No hay evidencia que demuestre que los dragones existan… o no.

Pero sí existen en la cultura de toda la humanidad, y eso ya es algo sumamente valioso.

 

¿Actualmente conoce usted sobre la existencia de algún dragón?

No. Existe una especie de lagarto que recibe el nombre de “dragón de Komodo” pero no es un dragón como lo concibe la fantasía o la mitología.

 

Un saludo cordial desde la Ciudad de Buenos Aires, República Argentina.

 

Galería Método

Resultados

En esta investigación pude entender que los dragones son personajes creados por la imaginación de las personas, pues aun no se ha podido comprobar con ningún estudio que los dragones hayan existido. Sin embargo, existe gran cantidad de animales muy similares que permiten la duda sobre su origen. También entendí que por lo anterior los habitantes del antiguo mundo comparaban a ciertos reptiles, o a los fósiles de algunos dinosaurios con una especie fantástica, a la que llamaron dragones, pues esta especie tiene una gran cantidad de características que cumplen los reptiles; como la piel con escamas, sin embargo, los reales son criaturas mucho más pequeñas, un ejemplo de esto es el dragón de Komodo.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Los dragones han inspirado diferentes historias que dejan entre ver pudieron haber habitado el mundo pues, hay descripciones tan claras de ellos, de su aspecto, sus sobre poderes “mágicos” y sus diferentes y muy peculiares características, sin embargo, no hay ningún estudio o indicio que compruebe su existencia.

Bibliografía

www.ecured.cu/Dragon

www.guioteca.com/mitos-y-enigmas/dragones-historia-del-mito-y-los-relatos-que-apuntan-a-su-posible-existencia/

www.mitologiadedragones.wordpress.com/category/dragones

“El mágico mundo de los dragones” Máximo Morales y Fernando Molinari, ediciones Continente, 2009. Argentina.

“Bestiario: animales reales”, fantásticos”, Juan Nicolás Padrón, ediciones LOM, 1950.



PP – 83 – DC Los dragones: mito o realidad.

Summary

I’m interested in the topic because I think the dragons are fantastic beigns besides that.

I’am interested to know if they were.

Research Question

Problem approach

Background

Objective

To verify whit this investigation if Dragons existed.

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography