Ciencias de los materiales

pj─61─cm Popotes biodegradables

  • Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
  • Área de participación: Ciencias de los materiales
  • Asesor: MARISA CALLE MONROY
  • Equipo [ ]: Arely López Hernández() , Nahui Aketzalli Galicia Sales() , Diana Denise Ortiz Trujeque(3o Tikal)

Resumen

Las pajillas o popotes más antiguos fueron hechos por los sumerios, utilizaron tallos de plantas, literalmente de paja; análogamente en una piedra pintada hace unos seis mil años aparece un grupo de hombres bebiendo del mismo recipiente con lo que parece ser un popote de caña; no obstante; de modo similar, el mural de Kenamún, ubicado en la ciudad de Tebas y que data del año 1400 antes de era, prueba que los egipcios fueron los primeros en usar popotes para beber cerveza y que éstos servían para evitar tomarse los residuos de la levadura que quedaba en el recipiente. También hay evidencia de que los babilonios usaban popotes, y que, en el caso de la realeza, tomaban sorbos de cebada con un popote de cuya extensión iba del trono real hasta un gran recipiente elaborado del mismo material. Los popotes inicialmente se ofrecieron al mercado como una opción para reducir el riesgo de contraer enfermedades a través de recipientes, vasos y tazas mal lavados. En 1916, la empresa de Stone inventó la primer máquina para hacer popotes, mismos que se convirtieron en un producto primario y necesario para restaurantes y bares en Estados Unidos pues las bebidas no perdían su sabor original; fue hasta 1940 que el popote dejó de ser de papel para ser de plástico y con dobleces hacia cualquier ángulo; diario se utilizan alrededor de 500,000,000 popotes y se estima que una persona utiliza 38,000 popotes en toda su vida, incluso existen varios tipos de popotes.

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar popotes biodegradables a base de grenetina?

Planteamiento del Problema

El plástico se ha convertido en el material preferido de la industria durante el último siglo, los productos derivados del petróleo, al ser tan flexibles y relativamente económicos, generaron una masiva producción que termino por inundar de plástico el planeta.

Los principios básicos de campañas como las 3 R (Reducir, Reutilizar, Reciclar) o el sistema Basura cero, siguen siendo la esencia de muchas acciones de responsabilidad social que se están llevando a cabo en todo el  mundo. La reducción vienes siendo la primera acción que debemos promover.

El reciclaje también ayuda, considerando el 9% del plástico producido en el último siglo ha logrado ser reciclado, lo cual, es menos siendo incinerada por lo que aún falta mucho para poder re aprovechar los materiales.

Antecedentes

Los hay de todas formas, tamaños y colores. Sorber rápidamente el contenido líquido de un recipiente, por medio de un tubito de plástico flexible, es verdaderamente práctico. Además de beber a través de ellos, también sirven para hacer adornos, esculturas y hasta juguetes bélicos —¿recuerda las cerbatanas con papelitos mojados o arpones con ligas y pasadores de cabello?

Pero, ¿a quién se le ocurrió utilizar por primera vez los popotes como los conocemos actualmente? Para resolver esta incógnita, decidí investigar en varias fuentes, pero difícilmente en algún libro o enciclopedia se mencionaba algo. En internet encontré varias historias sobre el origen de los popotes y averigüé otro poco en pláticas de café. Todas las versiones tienen lógica y credibilidad, y todas tienen su origen —¡qué raro!— en Estados Unidos, con una situación curiosa de por medio.

Una de las más clásicas y creíbles es la que involucra al concesionario de alimentos y bebidas Harry Stevens (1855-1934), que fue también responsable de introducir los ya clásicos hot dogs en el estadio de los entonces Gigantes de Nueva York.

Stevens se dio cuenta de que cuando los fanáticos tomaban sus refrescos, dejaban de ver el juego. El empresario tenía conocimiento de que los antiguos egipcios bebían usando unas cañas huecas y pensó que algo así serviría durante los partidos. Contrató entonces a una compañía papelera para elaborar unos tubos de papel grueso que incluyó con cada refresco, lo que triplicó las ventas y, de paso, aportó una nueva forma de disfrutar las bebidas.

Los primeros popotes de plástico flexible se deben a los hermanos Betty y Joseph Friedman(1900-1982), dueños de una compañía dedicada a elaborar medicinas, quienes vendieron el primer embarque a un sanatorio californiano, donde lo habitual era utilizar tubos de vidrio para que los pacientes sorbieran los líquidos.

Nunca falta el vivo

Sin embargo, Marvin Stone, un fabricante cigarrero de Washington D.C., fue el encargado de patentar la idea. En la historia oficial de este registro se menciona que Stone creó un tubo de papel para tomar líquidos porque estaba cansado de que su bebida favorita —el whisky con menta— se entibiara antes de que pudiera acabársela y perdiera su sabor.

Stone vio una conexión entre el proceso de elaborar envolturas de cigarros y confeccionar popotes artificiales, por lo que, después de un año de experimentar con tiras de papel enroscadas alrededor de un lápiz, en 1888 patentó sus pajillas hechas a base de hojas de papel manila enrolladas y cubiertas de parafina, que medían alrededor de 22 centímetros y tenían un diámetro angosto para evitar que algún residuo se atorara en ellas. La misma historia oficial añade que la idea gustó tanto que para 1890 su fábrica producía más popotes que cigarros.

Palabra mexicana

Lo que muy pocos saben es que los popotes fueron bautizados con ese nombre en México a partir de una derivación del náhuatl popotl, como se le nombra al tallo que se usa para hacer escobas. En otros países se conocen como cañaspajillas o tubitos, y el término en inglés drinking straw también remite a pajilla.

Por si esto fuera poco, también se cuenta que los antiguos mexicas utilizaban varas huecas de carrizo para beber chocolate o pulque, por lo que, si se trata de presumir, podemos mencionar que nuestro país también contribuyó al nacimiento de estos prácticos adminículos.

Actualmente forman parte tanto de la cultura popular como gastronómica de todo el mundo. Cierta vez, la selección guatemalteca de futbol jugó un partido amistoso contra México y, más tarde, en el restaurante, uno de los jugadores pidió un refresco. La mesera le preguntó si lo quería con o sin popote, a lo que el futbolista respondió: «Sí, échele un poco, por favor»

Tipos de popotes

Recto. El clásico y el más usado. Es el típico popote que está derecho de principio a fin. Se utiliza para tomar refrescos, café capuchino, raspados, jugos, licuados y demás bebidas. Normalmente es blanco o tiene algunas líneas de colores.

Periscópico. El favorito de los niños. Cerca de la boquilla tiene una caprichosa coyuntura en forma de acordeón que se mueve según convenga a quien bebe el líquido. Normalmente es usado para malteadas y helados de los llamados flotantes.

Espiral. El más divertido de todos. Está hecho de plástico rígido y tiene varios dobleces de punta a punta. Cuando se aspira para sorber el líquido, éste pasa con rapidez por las partes torcidas, creando un espectáculo entretenido.

Miniatura. El que casi siempre es gratuito. Por lo general viene unido a una caja desechable que contiene bebidas, como leche de sabores o jugo. Tiene un extremo puntiagudo que sirve para perforar el sello del envase y permitir que el líquido sea absorbido.

Agitador. El menos popote de todos. Es muy pequeño y delgado, parecido a los miniatura, pero con un surco muy pequeño que dificulta beber. Normalmente se usa para agitar bebidas muy calientes, como café o té.

El plástico es el peor enemigo de nuestros ecosistemas, ¿cómo empezar a eliminarlo? ¡te contamos!

Es un hecho, el plástico ha inundado nuestras vidas, nuestros mares y hasta nuestro aire. Miles y miles de productos son fabricados con plástico, un material que tarda años en degradarse y por ello, los mares, océanos y otros ecosistemas se han visto afectados.

Hace unos días, una ballena de Tailandia apareció en una playa, luego de tragar 80 bolsas de plástico ella murió. También está el ejemplo claro de unas tortugas atrapadas en anillos de plástico que sirven para mantener unidos los paquetes de refresco de lata o cerveza, y por si fuera poco un caballito de mar se aferra a un hisopo de algodón.

Todos los días, objetos de plástico son arrastrados por la marea en las playas de todo el mundo, desde Indonesia a las costas de África Occidental, y los canales y los ríos en las ciudades están cada vez más contaminados con desechos plásticos.

Se trata de una situación que debería importar a todos los habitantes del mundo ya que se pueden aplicar medidas, prohibiciones e impuestos a todos los agentes que dañan a nuestro planeta.

Lo primero que hay que hacer es eliminar las bolsas de plástico de nuestro alrededor, cuidar que los desechos que hagamos sean mínimos y adquirir productos de limpieza.

Si necesitas un motivo más claro para empezar a eliminar el plástico de tu vida diaria, de acuerdo con el sitio del We Forum, estos son algunos  datos importantes de la contaminación por plástico:

10 datos importantes de la contaminación por plástico. ¿Qué hacer para eliminar el plástico de nuestras vidas?

10 datos importantes de la contaminación por plástico

  1. 8 millones de toneladas de basura al año llegan a los mares y océanos. Una cantidad equivalente al peso de 800 de la Torre Eiffel o el peso de 14 mil 285 aviones Airbus A380.
  2. La mayoría de la basura plástica que cae a los océanos es tecnológica. (celulares, videojuegos, tablets).
  3. Cada segundo más de 200 kilos de basura va a parar a los océanos. Se estima que hay billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos del fondo marino o en las playas.
  4. La mayoría de los plásticos viene desde la tierra. (80%), el 70% de queda en el fondo del mar y el 15% en la columna de agua y el 15% en la superficie.
  5. Lamentablemente, existen islas basura formadas por microplásticos. Dos de ellas se encuentran en el Pacífico, dos en el Atlántico y una en el Índico.
  6. Para 2020 se espera que la producción de plásticos aumente en un 900% con respecto a niveles de 1980.
  7. Más de 500 millones de toneladas anuales y la mitad de este incremento se producirá tan solo en los últimos diez años.
  8. En España se arrojan más de 30 millones de latas y botellas todos los días.
  9. El 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos terminan en los vertederos sin ser reciclados.
  10. China es el principal productor de plásticos, seguido de Europa, Norte América y Asia. Dentro de Europa, más de dos tercios de la demanda de plásticos se concentran en cinco países: Alemania (24,9%), Italia (14,3%), Francia (9,6%), Reino Unido (7,7%) y España (7,4%).

Reciclaje insuficiente

Cuando estas láminas de plástico procedentes de la basura alcanzan el río Buriganga, en Dacca, capital de Bangladesh, Noorjahan las extiende para que se sequen, volteándolas de vez en cuando mientras cuida de su hijo Momo. El plástico lo comprará luego una recicladora. En el mundo se recicla menos de una quinta parte del plástico. En Estados Unidos, menos del 10%.

Un caballito de mar se aferra a un bastoncillo

Para desplazarse con las corrientes, los caballitos de mar se aferran a algas u otros detritos naturales. En las aguas contaminadas de la isla indonesia de Sumbawa, este ejemplar se agarró a un bastoncillo de plástico. «Ojalá esta foto no existiese», dice el fotógrafo Justin Hofman.

Reducción de plástico en la fabricación de botellas

Nestlé Waters, que produce el 11 % del agua embotellada del mundo, afirma haber reducido un 62 % el plástico utilizado en sus botellas de medio litro desde 1994. La planta de Poland Spring en Hollis, Maine, es la mayor de América del Norte.

8.300 millones de toneladas de plástico

El plástico no se inventó hasta finales del siglo XIX, pero hasta mediados del XX no empezó a producirse a gran escala. Gracias a eso “solamente” tenemos que lidiar con 8.300 millones de toneladas de este material.

Aviones mas eficientes

El casco de un Boeing 787 Dreamliner se inspecciona antes de agregar componentes electrónicos. Casi la mitad del fuselaje está hecho de plástico reforzado con fibra de carbono y otros compuestos, lo que lo hace más ligero que los fuselajes de aluminio, y con ello, más eficiente desde el punto de vista energético.

Bolsa de plástico

La «vida útil» de una bolsa de plástico es de apenas un cuarto de hora.

Una vida de usar y tirar

En 1955 aparecía en la revista Life esta foto de una familia estadounidense celebrando el advenimiento de «La vida de usar y tirar», propiciada en parte por el plástico desechable. Los plásticos de un solo uso nos han facilitado la vida, pero también constituyen una gran parte de los residuos que hoy ahogan los océanos.

Kilos y kilos de basura flotante

Sabemos cómo recoger la basura. Sabemos cómo desecharla. Sabemos cómo reciclarla. La clave está en crear las instituciones e implementar los sistemas necesarios para ello.

La Sedema señaló que si se usa ese producto con frecuencia, una persona habrá consumido unos 38 mil popotes durante toda su vida, la mayoría de los cuales terminará en rellenos sanitarios o serán arrastrados al ambiente.

La Conferencia sobre los Océanos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) expuso que el océano contiene 18 mil fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, esos deshechos matan un millón de aves y unos 100 mil mamíferos de 600 especies marinas.

Sobre este tema, la Comisión Europea propuso en mayo prohibir los cubiertos, platos, popotes y bastoncillos, entre otros productos de plástico, e imponer su fabricación con materiales más duraderos. La medida todavía debe ser abordada por los Estados miembros de la UE y la Eurocámara.

Gran Bretaña anunció por su parte en abril su intención de prohibir entre otros objetos de plástico las popotes a fines de año.

En Francia deberán dejar de utilizarse para 2020 la vajilla de plástico y los bastoncillos, pero no los popotes. Aunque el Senado francés debate actualmente añadirlos a la lista de productos prohibidos, varias enmiendas en este sentido fueron rechazadas por la otra cámara, la Asamblea Nacional.

Yasmine El-Kotni, cofundadora de la asociación francesa “Bas les Pailles”, pidió su prohibición en Francia reuniendo firmas en change.org.

En Estados Unidos, la ciudad de Seattle puso en vigor desde el 1 de julio una normativa que prohíbe a sus más de 5 mil restaurantes, cafés y comercios de alimentos distribuir popotes y utensilios de plástico, bajo penas de multas a partir de 250 dólares, y en caso de que un cliente los solicite el comercio deberá proveerles alternativas reciclables.

Obliga incluso que los comercios se suscriban al servicio de compostaje y reciclaje ofrecido por un proveedor de servicios de recolección.

La ley se aplica a todas las empresas del sector de alimentos y bebidas, como restaurantes, cafeterías, camiones de comida, tiendas de delicatessen y hasta cafeterías institucionales

Por lo tanto en la Ciudad de México, capital de nuestro país, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) ha pedido a la población eliminar el uso de popotes, ya que son innecesarios “generan contaminación en suelo, ríos y mares”.

Debido a estos cambios en algunos lugares, las empresas están prefiriendo no esperar a verse obligadas por la legislación, por lo que se han adelantado a su prohibición de a poco.

Según una investigación de 2015, a nuestros mares llegan cada año ocho millones de toneladas métricas de basura plástica. A este ritmo, el Pacífico será tan famoso por sus islas plásticas como por sus islas paradisíacas.

Al problema hay que sumarle los efectos del cambio climático, que han calentado los océanos, los han hecho más ácidos y han mermado la vida marina. El diagnóstico es alarmante y el momento de actuar es ahora, a nivel personal, de comunidad y de Gobierno.

México forma parte de la vanguardia en protección oceánica junto con varios aliados de América Latina, que hemos respondido a una nueva ola de conservación en todo el mundo con un emocionante cambio de ímpetu.

El recién creado Parque Nacional Revillagigedo es la acción más contundente en este sentido. Es el área marina totalmente protegida más grande de América del Norte con 14.8 millones de hectáreas, en donde se brindará refugio a mantarrayas gigantes, tiburones, y corales, por mencionar algunas de las 983 especies que ahí viven, de las cuales 88 son exclusivas.

Además, México trabaja por mantener sus playas limpias a través de una certificación basada en la Norma Oficial Mexicana NMX-AA-120-SCFI-2016, que establece los requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas. Actualmente contamos con 38 playas limpias.

En cuanto al esfuerzo en la región, trabajamos por el hermanamiento entre Revillagigedo y el Parque Nacional Islas Galápagos de Ecuador para intercambiar experiencias y buenas prácticas y hemos solicitado se nos incorpore al Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical, que integran Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá, a fin de garantizar la conectividad marina.

Estamos seguros que estas acciones son benéficas para la conservación de los océanos, pero no resuelven del todo el problema. Será difícil evitar que llegue tanta basura plástica a los mares, si no deja de generarse. Es posible disminuir su volumen si tomamos conciencia.

Es el momento de reducir nuestro consumo de plásticos, de encontrar maneras de reutilizar objetos de este material y de apostar por los que puedan reciclarse. Es la hora de asumir que el futuro de los océanos depende de nuestras acciones, por más simples que sean.

Un buen punto de arranque es decir, cada que se pide una bebida: “Sin popote está bien”.

Popote… polímero ligero que viaja desde el confort de una butaca al estómago de tortugas, mamíferos marinos y peces, entre otros organismos.

El ingenio y la natural búsqueda de confort generan muchas veces necesidades ficticias que se incorporan a nuevos estilos de vida; sin embargo, algunos pueden causar estragos ambientales de incalculables dimensiones.

Los popotes de plástico, pequeños y livianos tubos que en su inicio resolvieron la “necesidad” de sorber algún líquido mientras se observaba una justa deportiva, hoy amenazan los ecosistemas costeros y marinos, razón por la cual el 23 de febrero de 2017 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzó la campaña #MaresLimpios, en Bali, Indonesia.

El organismo internacional, que también trabaja a través del Programa de los Mares Regionales para fortalecer la protección marina en todo el mundo, aboga por prevenir un daño irreversible a esos ecosistemas y pide que los gobiernos establezcan políticas para reducir el uso de los popotes, entre muchos otros plásticos, que la industria disminuya el embalaje plástico y rediseñe sus productos, y que los ciudadanos cambien sus hábitos de consumo y desecho.

En la actualidad, los popotes se inscriben entre los objetos más populares para consumir bebidas, frías o calientes. Los hay de polipropileno y de polietileno; de forma recta, de periscopio para darle dirección al líquido, corrugado en la parte alta para poder doblarlo, y en espiral; pequeño si va integrado al recipiente, o como agitador para bebidas calientes.

El PNUMA refiere que en los últimos 50 años se multiplicó 20 veces la producción mundial de plásticos, cerca de 320 millones de toneladas en ese lapso, de las cuales 8 millones llegaron a mares y océanos y se hundieron, flotan o quedaron estacionados en las playas.

La campaña#MaresLimpios se orienta a lograr al 2022 la eliminación de los productos plásticos que generan el 90 por ciento de la basura oceánica del planeta: las microperlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de plásticos de un solo uso, como el popote.

Resistentes y de fácil dispersión, los plásticos bogan de polo a polo en todos los océanos del mundo, donde las corrientes marinas han formado cinco áreas de gran concentración de microplásticos, conocidas como islas o sopas de plástico en las zonas subtropicales de los océanos Índico, Atlántico y Pacífico, donde el mayor volumen de polímeros lo constituyen popotes, mientras en las regiones costeras densamente pobladas, pesqueras o turísticas predominan los macroplásticos.

La Conferencia sobre los Océanos 2017 expuso que los océanos contienen 18 mil fragmentos de plástico por Km2, por lo cual anualmente perece un millón de aves, cerca de 100 mil mamíferos marinos de 600 especies, además de tortugas marinas.

En su estudio La economía del plástico (The New Plastics Economy: Rethinking the future of plastics provides), publicado en 2016 por la Fundación Ellen MacArthur, el Foro Económico Mundial advirtió que de continuar con el uso de popotes y otros materiales de plástico, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Sostuvo que la industria del plástico representa el 6 por ciento del consumo mundial de petróleo y el 1 por ciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera, y pronostica un alza del 15 por ciento de este último hacia el año 2050.

Objetivo

Elaborar popotes biodegradables para el consumo humano.

Justificación

Actualmente existe un concepto que suele estar relacionado con el reciclaje que nos lleva a comprender que es la materia biodegradable y los distintos orígenes  de los materiales que utilizamos cotidianamente que paulatinamente se van adaptando a esta normativa pensando en ciclo vital está completamente agotado.

 Se considera material biodegradable a todos aquellos que pueden ser destruidos por los microorganismos.

Después de ser reciclados, incinerado y compuestos generan subproductos como el agua, el dióxido de carbono y/o metano con la posible producción de nueva biomasa no tóxica para el medio ambiente.

Hipótesis

Si logramos elaborar popotes biodegradables a base de grenetina obtendríamos un producto amigable con el medio ambiente.

Método (materiales y procedimiento)

-85 gr de grenetina.

-500 gr de harina de trigo.

-Una pizca de sal.

-Colorante vegetal.

-500 ml de agua.

-15 ml de aceite de cocina.

-Papel encerado.

-Agitador.

-1 cuchillo.

-1 bowl.

-1 sartén.

-1 bolsa de plástico resellable.

1.- Mezclar en el bowl la harina, sal y grenetina.

2.- Añadir el agua, aceite y colorante y dejar cocinar a fuego medio hasta que se forme la masa, revolver constantemente.

3.- Colocar el papel encerado sobre una superficie plana.

4.- Posteriormente colocar la mezcla y dejar enfriar.

5.- Sobre el papel encerado, estirar la masa con el rodillo hasta que quede delgado uniforme.

6.- Envolver la masa sobre el agitador para dar forma de popote y después cortar el sobrante con el cuchillo.

7.-Finalmente almacenarlos en la bolsa de plástico.

Galería Método

Resultados

Obtuvimos 12 popotes de 10 cm de largo con 100 gramos de masa, una consistencia firme, con un color hueso, inoloro, textura lisa e insaboro y su costo aproximado fue de $9 pesos.

Galería Resultados

Discusión

Actualmente los popotes se han vuelto muy comunes en el mundo, sin embargo su tiempo de es muy corto además de que su precio no es nada accesible, por lo cual recurrimos a una nueva opción de elaborar popotes biodegradables, ya que estos no contaminan el ambiente, su precio no es elevado y son fáciles de elaborar.

Conclusiones

Este producto fue elaborado con materiales fáciles de conseguir, ya que la mayoría de estos los podemos encontrar en casa, por lo que su precio fue accesible,aunque debido al manejo de los materiales su proceso de elaboración requirió más tiempo de lo esperado.

Bibliografía

Consulta en el 19 de enero 2019 https://www.animalgourmet.com/2016/02/15/quien-invento-los-popotes/

Consultado en el https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/ahogados-mar-plastico_12712/8 el 19 de enero 2019

Consultado en https://www.expoknews.com/10-datos-importantes-de-la-contaminacion-por-plastico/ el 21 de enero 2019

Consultado en https://www.gob.mx/sinpopote/articulos/mas-plastico-que-peces-en-el-mar el 21 de enero 2019



pj─61─cm Popotes biodegradables

Summary

The oldest straws were made by the Sumerians, they used plant stems, literally straw; Analogously in a stone painted about six thousand years ago appears a group of men drinking from the same vessel with what appears to be a straw cane; however; Similarly, the mural of Kenamun, located in the city of Thebes and dating from the year 1400 before era, proves that the Egyptians were the first to use straws to drink beer and that they served to avoid taking the residue of the yeast that remained in the recipient . There is also evidence that the Babylonians used straws, and that, in the case of royalty, they drank sips of barley with a straw of whose extension was from the royal throne to a large container made of the same material. Straws were initially offered to the market as an option to reduce the risk of disease through poorly washed containers, vessels, and cups. In 1916, Stone’s company invented the first straw-making machine, which became a primary and necessary product for restaurants and bars in the United States as drinks did not lose its original flavor; It was until 1940 that the straw was no longer of paper to be of plastic and with folds towards any angle; Daily it is used around 500 million straws and it is estimated that a person uses 38.000 straws in all his life, there are even several types of straws.

Research Question

How to elaborate biodegradable straws based on gelatin?

Problem approach

Plastic has become the favorite material of the industry during the last century, products derived from petroleum, being so flexible and relatively economical, generated a massive production that ended by filling with plastic the planet.

The basic principles of campaigns such as the 3 R (reduce, reuse, recycle) or zero waste system remain the essence of many social responsibility actions that are taking place around the world. The reduction is the first action we must promote.

Recycling also helps, considering 9% of the plastic produced in the last century has managed to be recycled, which is less being incinerated so there is still much to be able to reuse the materials.

Background

Los hay de todas formas, tamaños y colores. Sorber rápidamente el contenido líquido de un recipiente, por medio de un tubito de plástico flexible, es verdaderamente práctico. Además de beber a través de ellos, también sirven para hacer adornos, esculturas y hasta juguetes bélicos —¿recuerda las cerbatanas con papelitos mojados o arpones con ligas y pasadores de cabello?

Pero, ¿a quién se le ocurrió utilizar por primera vez los popotes como los conocemos actualmente? Para resolver esta incógnita, decidí investigar en varias fuentes, pero difícilmente en algún libro o enciclopedia se mencionaba algo. En internet encontré varias historias sobre el origen de los popotes y averigüé otro poco en pláticas de café. Todas las versiones tienen lógica y credibilidad, y todas tienen su origen —¡qué raro!— en Estados Unidos, con una situación curiosa de por medio.

Una de las más clásicas y creíbles es la que involucra al concesionario de alimentos y bebidas Harry Stevens (1855-1934), que fue también responsable de introducir los ya clásicos hot dogs en el estadio de los entonces Gigantes de Nueva York.

Stevens se dio cuenta de que cuando los fanáticos tomaban sus refrescos, dejaban de ver el juego. El empresario tenía conocimiento de que los antiguos egipcios bebían usando unas cañas huecas y pensó que algo así serviría durante los partidos. Contrató entonces a una compañía papelera para elaborar unos tubos de papel grueso que incluyó con cada refresco, lo que triplicó las ventas y, de paso, aportó una nueva forma de disfrutar las bebidas.

Los primeros popotes de plástico flexible se deben a los hermanos Betty y Joseph Friedman(1900-1982), dueños de una compañía dedicada a elaborar medicinas, quienes vendieron el primer embarque a un sanatorio californiano, donde lo habitual era utilizar tubos de vidrio para que los pacientes sorbieran los líquidos.

Nunca falta el vivo

Sin embargo, Marvin Stone, un fabricante cigarrero de Washington D.C., fue el encargado de patentar la idea. En la historia oficial de este registro se menciona que Stone creó un tubo de papel para tomar líquidos porque estaba cansado de que su bebida favorita —el whisky con menta— se entibiara antes de que pudiera acabársela y perdiera su sabor.

Stone vio una conexión entre el proceso de elaborar envolturas de cigarros y confeccionar popotes artificiales, por lo que, después de un año de experimentar con tiras de papel enroscadas alrededor de un lápiz, en 1888 patentó sus pajillas hechas a base de hojas de papel manila enrolladas y cubiertas de parafina, que medían alrededor de 22 centímetros y tenían un diámetro angosto para evitar que algún residuo se atorara en ellas. La misma historia oficial añade que la idea gustó tanto que para 1890 su fábrica producía más popotes que cigarros.

Palabra mexicana

Lo que muy pocos saben es que los popotes fueron bautizados con ese nombre en México a partir de una derivación del náhuatl popotl, como se le nombra al tallo que se usa para hacer escobas. En otros países se conocen como cañaspajillas o tubitos, y el término en inglés drinking straw también remite a pajilla.

Por si esto fuera poco, también se cuenta que los antiguos mexicas utilizaban varas huecas de carrizo para beber chocolate o pulque, por lo que, si se trata de presumir, podemos mencionar que nuestro país también contribuyó al nacimiento de estos prácticos adminículos.

Actualmente forman parte tanto de la cultura popular como gastronómica de todo el mundo. Cierta vez, la selección guatemalteca de futbol jugó un partido amistoso contra México y, más tarde, en el restaurante, uno de los jugadores pidió un refresco. La mesera le preguntó si lo quería con o sin popote, a lo que el futbolista respondió: «Sí, échele un poco, por favor»

Tipos de popotes

Recto. El clásico y el más usado. Es el típico popote que está derecho de principio a fin. Se utiliza para tomar refrescos, café capuchino, raspados, jugos, licuados y demás bebidas. Normalmente es blanco o tiene algunas líneas de colores.

Periscópico. El favorito de los niños. Cerca de la boquilla tiene una caprichosa coyuntura en forma de acordeón que se mueve según convenga a quien bebe el líquido. Normalmente es usado para malteadas y helados de los llamados flotantes.

Espiral. El más divertido de todos. Está hecho de plástico rígido y tiene varios dobleces de punta a punta. Cuando se aspira para sorber el líquido, éste pasa con rapidez por las partes torcidas, creando un espectáculo entretenido.

Miniatura. El que casi siempre es gratuito. Por lo general viene unido a una caja desechable que contiene bebidas, como leche de sabores o jugo. Tiene un extremo puntiagudo que sirve para perforar el sello del envase y permitir que el líquido sea absorbido.

Agitador. El menos popote de todos. Es muy pequeño y delgado, parecido a los miniatura, pero con un surco muy pequeño que dificulta beber. Normalmente se usa para agitar bebidas muy calientes, como café o té.

El plástico es el peor enemigo de nuestros ecosistemas, ¿cómo empezar a eliminarlo? ¡te contamos!

Es un hecho, el plástico ha inundado nuestras vidas, nuestros mares y hasta nuestro aire. Miles y miles de productos son fabricados con plástico, un material que tarda años en degradarse y por ello, los mares, océanos y otros ecosistemas se han visto afectados.

Hace unos días, una ballena de Tailandia apareció en una playa, luego de tragar 80 bolsas de plástico ella murió. También está el ejemplo claro de unas tortugas atrapadas en anillos de plástico que sirven para mantener unidos los paquetes de refresco de lata o cerveza, y por si fuera poco un caballito de mar se aferra a un hisopo de algodón.

Todos los días, objetos de plástico son arrastrados por la marea en las playas de todo el mundo, desde Indonesia a las costas de África Occidental, y los canales y los ríos en las ciudades están cada vez más contaminados con desechos plásticos.

Se trata de una situación que debería importar a todos los habitantes del mundo ya que se pueden aplicar medidas, prohibiciones e impuestos a todos los agentes que dañan a nuestro planeta.

Lo primero que hay que hacer es eliminar las bolsas de plástico de nuestro alrededor, cuidar que los desechos que hagamos sean mínimos y adquirir productos de limpieza.

Si necesitas un motivo más claro para empezar a eliminar el plástico de tu vida diaria, de acuerdo con el sitio del We Forum, estos son algunos  datos importantes de la contaminación por plástico:

10 datos importantes de la contaminación por plástico. ¿Qué hacer para eliminar el plástico de nuestras vidas?

10 datos importantes de la contaminación por plástico

  1. 8 millones de toneladas de basura al año llegan a los mares y océanos. Una cantidad equivalente al peso de 800 de la Torre Eiffel o el peso de 14 mil 285 aviones Airbus A380.
  2. La mayoría de la basura plástica que cae a los océanos es tecnológica. (celulares, videojuegos, tablets).
  3. Cada segundo más de 200 kilos de basura va a parar a los océanos. Se estima que hay billones de fragmentos de plástico, sin incluir los trozos del fondo marino o en las playas.
  4. La mayoría de los plásticos viene desde la tierra. (80%), el 70% de queda en el fondo del mar y el 15% en la columna de agua y el 15% en la superficie.
  5. Lamentablemente, existen islas basura formadas por microplásticos. Dos de ellas se encuentran en el Pacífico, dos en el Atlántico y una en el Índico.
  6. Para 2020 se espera que la producción de plásticos aumente en un 900% con respecto a niveles de 1980.
  7. Más de 500 millones de toneladas anuales y la mitad de este incremento se producirá tan solo en los últimos diez años.
  8. En España se arrojan más de 30 millones de latas y botellas todos los días.
  9. El 50% de los plásticos que llegan a los sistemas de gestión de residuos terminan en los vertederos sin ser reciclados.
  10. China es el principal productor de plásticos, seguido de Europa, Norte América y Asia. Dentro de Europa, más de dos tercios de la demanda de plásticos se concentran en cinco países: Alemania (24,9%), Italia (14,3%), Francia (9,6%), Reino Unido (7,7%) y España (7,4%).

Reciclaje insuficiente

Cuando estas láminas de plástico procedentes de la basura alcanzan el río Buriganga, en Dacca, capital de Bangladesh, Noorjahan las extiende para que se sequen, volteándolas de vez en cuando mientras cuida de su hijo Momo. El plástico lo comprará luego una recicladora. En el mundo se recicla menos de una quinta parte del plástico. En Estados Unidos, menos del 10%.

Un caballito de mar se aferra a un bastoncillo

Para desplazarse con las corrientes, los caballitos de mar se aferran a algas u otros detritos naturales. En las aguas contaminadas de la isla indonesia de Sumbawa, este ejemplar se agarró a un bastoncillo de plástico. «Ojalá esta foto no existiese», dice el fotógrafo Justin Hofman.

Reducción de plástico en la fabricación de botellas

Nestlé Waters, que produce el 11 % del agua embotellada del mundo, afirma haber reducido un 62 % el plástico utilizado en sus botellas de medio litro desde 1994. La planta de Poland Spring en Hollis, Maine, es la mayor de América del Norte.

8.300 millones de toneladas de plástico

El plástico no se inventó hasta finales del siglo XIX, pero hasta mediados del XX no empezó a producirse a gran escala. Gracias a eso “solamente” tenemos que lidiar con 8.300 millones de toneladas de este material.

Aviones mas eficientes

El casco de un Boeing 787 Dreamliner se inspecciona antes de agregar componentes electrónicos. Casi la mitad del fuselaje está hecho de plástico reforzado con fibra de carbono y otros compuestos, lo que lo hace más ligero que los fuselajes de aluminio, y con ello, más eficiente desde el punto de vista energético.

Bolsa de plástico

La «vida útil» de una bolsa de plástico es de apenas un cuarto de hora.

Una vida de usar y tirar

En 1955 aparecía en la revista Life esta foto de una familia estadounidense celebrando el advenimiento de «La vida de usar y tirar», propiciada en parte por el plástico desechable. Los plásticos de un solo uso nos han facilitado la vida, pero también constituyen una gran parte de los residuos que hoy ahogan los océanos.

Kilos y kilos de basura flotante

Sabemos cómo recoger la basura. Sabemos cómo desecharla. Sabemos cómo reciclarla. La clave está en crear las instituciones e implementar los sistemas necesarios para ello.

La Sedema señaló que si se usa ese producto con frecuencia, una persona habrá consumido unos 38 mil popotes durante toda su vida, la mayoría de los cuales terminará en rellenos sanitarios o serán arrastrados al ambiente.

La Conferencia sobre los Océanos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) expuso que el océano contiene 18 mil fragmentos de plástico por kilómetro cuadrado, esos deshechos matan un millón de aves y unos 100 mil mamíferos de 600 especies marinas.

Sobre este tema, la Comisión Europea propuso en mayo prohibir los cubiertos, platos, popotes y bastoncillos, entre otros productos de plástico, e imponer su fabricación con materiales más duraderos. La medida todavía debe ser abordada por los Estados miembros de la UE y la Eurocámara.

Gran Bretaña anunció por su parte en abril su intención de prohibir entre otros objetos de plástico las popotes a fines de año.

En Francia deberán dejar de utilizarse para 2020 la vajilla de plástico y los bastoncillos, pero no los popotes. Aunque el Senado francés debate actualmente añadirlos a la lista de productos prohibidos, varias enmiendas en este sentido fueron rechazadas por la otra cámara, la Asamblea Nacional.

Yasmine El-Kotni, cofundadora de la asociación francesa “Bas les Pailles”, pidió su prohibición en Francia reuniendo firmas en change.org.

En Estados Unidos, la ciudad de Seattle puso en vigor desde el 1 de julio una normativa que prohíbe a sus más de 5 mil restaurantes, cafés y comercios de alimentos distribuir popotes y utensilios de plástico, bajo penas de multas a partir de 250 dólares, y en caso de que un cliente los solicite el comercio deberá proveerles alternativas reciclables.

Obliga incluso que los comercios se suscriban al servicio de compostaje y reciclaje ofrecido por un proveedor de servicios de recolección.

La ley se aplica a todas las empresas del sector de alimentos y bebidas, como restaurantes, cafeterías, camiones de comida, tiendas de delicatessen y hasta cafeterías institucionales

Por lo tanto en la Ciudad de México, capital de nuestro país, la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) ha pedido a la población eliminar el uso de popotes, ya que son innecesarios “generan contaminación en suelo, ríos y mares”.

Debido a estos cambios en algunos lugares, las empresas están prefiriendo no esperar a verse obligadas por la legislación, por lo que se han adelantado a su prohibición de a poco.

Según una investigación de 2015, a nuestros mares llegan cada año ocho millones de toneladas métricas de basura plástica. A este ritmo, el Pacífico será tan famoso por sus islas plásticas como por sus islas paradisíacas.

Al problema hay que sumarle los efectos del cambio climático, que han calentado los océanos, los han hecho más ácidos y han mermado la vida marina. El diagnóstico es alarmante y el momento de actuar es ahora, a nivel personal, de comunidad y de Gobierno.

México forma parte de la vanguardia en protección oceánica junto con varios aliados de América Latina, que hemos respondido a una nueva ola de conservación en todo el mundo con un emocionante cambio de ímpetu.

El recién creado Parque Nacional Revillagigedo es la acción más contundente en este sentido. Es el área marina totalmente protegida más grande de América del Norte con 14.8 millones de hectáreas, en donde se brindará refugio a mantarrayas gigantes, tiburones, y corales, por mencionar algunas de las 983 especies que ahí viven, de las cuales 88 son exclusivas.

Además, México trabaja por mantener sus playas limpias a través de una certificación basada en la Norma Oficial Mexicana NMX-AA-120-SCFI-2016, que establece los requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas. Actualmente contamos con 38 playas limpias.

En cuanto al esfuerzo en la región, trabajamos por el hermanamiento entre Revillagigedo y el Parque Nacional Islas Galápagos de Ecuador para intercambiar experiencias y buenas prácticas y hemos solicitado se nos incorpore al Corredor Marino de Conservación del Pacífico Este Tropical, que integran Colombia, Costa Rica, Ecuador y Panamá, a fin de garantizar la conectividad marina.

Estamos seguros que estas acciones son benéficas para la conservación de los océanos, pero no resuelven del todo el problema. Será difícil evitar que llegue tanta basura plástica a los mares, si no deja de generarse. Es posible disminuir su volumen si tomamos conciencia.

Es el momento de reducir nuestro consumo de plásticos, de encontrar maneras de reutilizar objetos de este material y de apostar por los que puedan reciclarse. Es la hora de asumir que el futuro de los océanos depende de nuestras acciones, por más simples que sean.

Un buen punto de arranque es decir, cada que se pide una bebida: “Sin popote está bien”.

Popote… polímero ligero que viaja desde el confort de una butaca al estómago de tortugas, mamíferos marinos y peces, entre otros organismos.

El ingenio y la natural búsqueda de confort generan muchas veces necesidades ficticias que se incorporan a nuevos estilos de vida; sin embargo, algunos pueden causar estragos ambientales de incalculables dimensiones.

Los popotes de plástico, pequeños y livianos tubos que en su inicio resolvieron la “necesidad” de sorber algún líquido mientras se observaba una justa deportiva, hoy amenazan los ecosistemas costeros y marinos, razón por la cual el 23 de febrero de 2017 el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) lanzó la campaña #MaresLimpios, en Bali, Indonesia.

El organismo internacional, que también trabaja a través del Programa de los Mares Regionales para fortalecer la protección marina en todo el mundo, aboga por prevenir un daño irreversible a esos ecosistemas y pide que los gobiernos establezcan políticas para reducir el uso de los popotes, entre muchos otros plásticos, que la industria disminuya el embalaje plástico y rediseñe sus productos, y que los ciudadanos cambien sus hábitos de consumo y desecho.

En la actualidad, los popotes se inscriben entre los objetos más populares para consumir bebidas, frías o calientes. Los hay de polipropileno y de polietileno; de forma recta, de periscopio para darle dirección al líquido, corrugado en la parte alta para poder doblarlo, y en espiral; pequeño si va integrado al recipiente, o como agitador para bebidas calientes.

El PNUMA refiere que en los últimos 50 años se multiplicó 20 veces la producción mundial de plásticos, cerca de 320 millones de toneladas en ese lapso, de las cuales 8 millones llegaron a mares y océanos y se hundieron, flotan o quedaron estacionados en las playas.

La campaña#MaresLimpios se orienta a lograr al 2022 la eliminación de los productos plásticos que generan el 90 por ciento de la basura oceánica del planeta: las microperlas utilizadas en productos cosméticos y el uso excesivo de plásticos de un solo uso, como el popote.

Resistentes y de fácil dispersión, los plásticos bogan de polo a polo en todos los océanos del mundo, donde las corrientes marinas han formado cinco áreas de gran concentración de microplásticos, conocidas como islas o sopas de plástico en las zonas subtropicales de los océanos Índico, Atlántico y Pacífico, donde el mayor volumen de polímeros lo constituyen popotes, mientras en las regiones costeras densamente pobladas, pesqueras o turísticas predominan los macroplásticos.

La Conferencia sobre los Océanos 2017 expuso que los océanos contienen 18 mil fragmentos de plástico por Km2, por lo cual anualmente perece un millón de aves, cerca de 100 mil mamíferos marinos de 600 especies, además de tortugas marinas.

En su estudio La economía del plástico (The New Plastics Economy: Rethinking the future of plastics provides), publicado en 2016 por la Fundación Ellen MacArthur, el Foro Económico Mundial advirtió que de continuar con el uso de popotes y otros materiales de plástico, en 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

Sostuvo que la industria del plástico representa el 6 por ciento del consumo mundial de petróleo y el 1 por ciento de las emisiones de CO2 a la atmósfera, y pronostica un alza del 15 por ciento de este último hacia el año 2050.

Objective

To elaborate biodegradable straws for the human consumption.

Justification

Nowadays there is a concept that is usually related to the recycling that is used to make the material biodegradable and the different origins of the materials that we use on a daily basis that gradually adapts to this norm thinking about a life cycle is completely exhausted.

It is considered biodegradable material to all those that can be destroyed by microorganisms.

After being recycled, incinerated and composed, by products such as water, carbon dioxide and / or methane are produced with the possible production of the new biomass that is not toxic to the environment.

Hypothesis

If we are able to produce biodegradable straws based on gelatin we will get a friendly product  with the environment.

Method (materials and procedure)

-85 gr of gelatin

-500 gr of wheat flour

-A pinch of salt

Food coloring

-500 ml of water

-15 ml of edible oil

-Waxed paper

Stirrer

-1 knife

-1 bowl

-1 frying pan

-1 resealable plastic bag

1.- Mix the flour, salt and gelatin on the bowl.
2.- Add the water, oil and coloring and let cook over medium heat until the dough forms, stir constantly.
3.- Place the waxed paper on a flat surface.
4.- Then place the mixture and let it cool.
5.- On the waxed paper, stretch the dough with the roller until it is thin uniform.
6.- Wrap the dough on the stirrer to form a straw and then cut the excess with the knife.
7.-Finally store them in the plastic bag.

Results

We obtained 12 straws of 10 cm long with 100 grams of dough, a firm consistency, with a bone color, odourless, smooth texture and unflavored and its approximate cost was $9 pesos.

Discussion

Nowadays the straws have become very common in the world, nevertheless their time of life is very short besides that its price is not anything accessible, reason why we resorted to a new option to elaborate biodegradable straws, since these do not contaminate the environment, its price is not high and they are easy to elaborate.

Conclusions

This product was made with materials easy to get, since most of these can be found at home, so its price was accessible, but due to the handling of the materials its elaboration process required more time than expected.

Bibliography

Consulta en el 19 de enero 2019 https://www.animalgourmet.com/2016/02/15/quien-invento-los-popotes/

Consultado en el https://www.nationalgeographic.com.es/naturaleza/grandes-reportajes/ahogados-mar-plastico_12712/8 el 19 de enero 2019

Consultado en https://www.expoknews.com/10-datos-importantes-de-la-contaminacion-por-plastico/ el 21 de enero 2019

Consultado en https://www.gob.mx/sinpopote/articulos/mas-plastico-que-peces-en-el-mar el 21 de enero 2019