Ciencias de los materiales

PP – 276 – CM Plastilina Casera.

  • Categoría: Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)
  • Área de participación: Ciencias de los materiales
  • Asesor: Monica Romero Jimenez
  • Autor: Regina Alvarez Ríos ()

Resumen

La plastilina es un elemento indispensable en el desarrollo de los niños ya nos permite generar distracción de nuestros pequeños, esto nos permitirá despertar su creatividad, desarrollar su motricidad y sobre todo divertirse, creando divertidas formas y figuras que a los niños les despierta la imaginación y la paciencia.

De tal forma que la plastilina se crea muy fácil y rápido con simples ingredientes que posiblemente utilizamos en la vida diaria, y  logra entretener a los niños por horas.

Pregunta de Investigación

¿Podemos crear una plastilina libre de ingredientes tóxicos?

Planteamiento del Problema

En la actualidad los niños estamos más familiarizados con dispositivos electrónicos y hemos perdido el interés por juguetes que desarrollen y estimulen nuestra creatividad de una manera divertida, es por ello la importancia de que los padres nos acerquen a una convivencia con juguetes sanos como en este caso es la plastilina casera.

Antecedentes

El origen de la plastilina data de 1880, en Múnich, Alemania, en donde un farmacéutico de nombre Franz Kolb, dio a conocer su invento, motivado a que muchos de sus amigos eran escultores y constantemente se quejaban de que la arcilla con la que trabajaban se secaba muy rápidamente, haciendo sus tareas artísticas casi imposibles en el invierno.

Franz Kolb en 1887 popularizó su invento con la ayuda de la empresa Faber-Castell, quienes hoy día aún comercializan este producto de manera exitosa.

Otra versión del origen de la plastilina le atribuye su invención al inglés William Harbutt, quien también buscaba una alternativa a la arcilla, y luego de mezclar pigmentos de colores, con arcilla, aceites, ceras y resinas, dio con la fórmula adecuada en 1897. Ese año publicó un libro titulado “Método para utilizar la plastilina en la escritura, el dibujo y el modelado en la escuela”, el cual fue todo un éxito, pues se volvió de uso indispensable en todos los colegios de Inglaterra para la enseñanza de la escritura. Incluso llegó a traducirse a otros idiomas distintos al inglés.

Sin embargo y a pesar de no ser su primer creador, William Harbutt es considerado uno de los más grandes precursores de la plastilina, pues como tal, y a diferencia de Kolb, William era un profesor de arte nacido en 1844, lo cual le permitió, no solo aportar su mezcla, sino también su libro “Plastic Harbutt”, un compendio en el cual enseñaba diferentes técnicas para trabajar con plastilina como material didáctico para los colegios, técnicas como el esparcimiento, ensamble y modelado; su libro se convertiría a la postre en una obra maestra para el arte de modelar con plastilina.

Posteriormente y enfocándose en el mercado escolar, Harbutt le dio una de las principales características de la plastilina actual: “Color”, convirtiéndola en un producto sumamente atractivo y de gran valor pedagógico.

 

En el libro se enseñaban técnicas sobre cómo usar la plastilina como método de escritura, primero se esparcía sobre una base de madera y luego con un palito se rayaban las letras y se borraban con los dedos, un método económico de escritura, pero un poco aparatoso. También enseñaba a hacer figuras sencillas como pájaros o cocodrilos. Ha sido tal el impacto que ha provocado el nuevo material en la educación, la estética e incluso en el cine de animación, que ha sobrevivido hasta nuestros días y permanece con igual o mayor vigencia. En este video se puede apreciar algunas imágenes del libro de Harbutt y otras curiosidades sobre la técnica de la plastilina.

 

La patente de la plastilina fue dada en 1899 y para 1900 inició la producción en masa. En un primer momento sólo se comercializaba en color gris, pero con el paso del tiempo fue aumentando la gama de colores; muy pronto comenzó a utilizarse para que los niños jugaran o aprendieran, y su uso fue generalizándose en las escuelas de educación básica.

En un repaso por la historia de la platinilina y su correspondiente evolución, el nombre de Will Vinton toma notable relevancia, al convertirse en uno de los más grandes animadores con plastilina de la historia, apropiándose e integrando técnicas ha logrado dar vida a animaciones y comerciales, convergiendo en su método llamado Claymation, conocida en español cómo Plastimación, es decir, movimiento con plastilina.

Objetivo

Elaborar una plastilina que pueda realizarse con productos caseros de bajo costo y libres de tóxicos con el que los niños pequeños desarrollen su creatividad y también lograr que los niños por medio de la plastilina imaginen, crean y materialicen sus pensamientos e ideas que tienen en la mente.

Justificación

Me intereso este proyecto porque me gustaría crear un juguete con el cual los niños se diviertan y estimulen su aprendizaje fomenten su creatividad y materialicen sus pensamientos.

Hipótesis

Si mezclamos harinas con aceite, colorante y agua podríamos  formar   una pasta divertida libre de tóxicos, con costos bajos con lo cual ayudemos a estimular la motricidad fina.

Método (materiales y procedimiento)

METODO.

  • 1 tazas de harina
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 taza de sal
  • 2 cucharadas de aceite de girasol (o cualquier otro aceite vegetal)
  • 1 cucharada de ácido tartárico (de venta en tiendas especializadas de repostería)
  • colorante vegetal (de venta en tiendas en tiendas de repostería)

PROCEDIMIENTO.

  1. En un recipiente mezcla el agua, la harina, el aceite y el polvo de hornear, la salsa y el aceite vegetal.
  2. Luego revuelve los ingredientes continuamente hasta que la masa se desprenda de los bordes y forme una bola, amásala durante 2 minutos
  3. Separa la masa en diferentes porciones y aplica unas gotas de colorante vegetal. Cuidado al amasar la plastilina de tal forma que el colorante no quede en la mesa
  4. El colorante puede teñir las manos, pero saldrá en un par de lavadas y finalmente, amasa hasta que el color quede bien incorporado. ¡Y listo!
  5. . Cuando terminen de jugar guarda la plastilina en recipientes con tapa de sellado hermético o bolsitas plásticas con cierre, procurando sacar todo el aire posible, para que puedan volverla a usar.

Galería Método

Resultados

Podemos crear alternativas tan sencillas y prácticas como hacer plastilina, esto siempre con la supervisión de un adulto.

Con los productos mas sencillos que tenemos en casa o utilizamos a diario.

La plastilina siempre será necesaria para aquellos proyectos escolares o simplemente entretener a toda la familia

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

La plastilina casera es segura para los niños, la pueden hacer con facilidad y tiene la ventaja de guardarla en recipientes cerrados y volverla a utilizar.

Su elaboración tan sencilla permite que al termino los niños de inmediato jueguen y no tengan que esperar más tiempo.

En la vida diaria es un elemento que todas la familias tendría que tener, y por si fuera poco a un muy bajo costo.



PP – 276 – CM Plastilina Casera.

Summary

HOMEMADE PLASTICINE

Research Question

Can we créate a plasticine free of toxic ingredients?

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography