Medicina y Salud

pj─188─ms Desodorante a base de té verde

  • Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
  • Área de participación: Medicina y Salud
  • Asesor: MARISA CALLE MONROY
  • Equipo [ ]: Leilani Martínez Lozano() , Daniela Moya Ordoñez() , Angie Salcedo Amaya(3o Tikal)

Resumen

El uso de este desodorante podría ser una diferente opción de los comunes, si logramos elaborarlo  a base de té verde y bicarbonato de sodio entonces podremos reducir el mal olor en las axilas. ¿Cómo elaborar  un desodorantẹ̣? Aprovecharemos las propiedades que tiene al estar realizado de ingredientes naturales:como el bicarbonato blanquea las axilas y es amigable con el medio ambiente al igual que con la piel,evitando alguna molestia al estar en contacto con esta.

Este  producto lograra ayudar  a varios lugares que podrían ser dañados por su realizado, al igual que sería dañino para el ser humano, ya que la mayoría de estos productos producen, alergias irritación, entre otros; asegurara poner a tu organismo en contacto con sustancias naturales, que no obstruyen los poros de las axilas e hidratan la piel, además no producen manchas en la ropa ni contiene sustancias fuertes como el aluminio.

El desodorante obtuvo un color blanco y las hierbas de té verde sobresalen de la mezcla lo cual beneficiaría al que lo usa ya que este eliminará el olor y la transpiración.

Es mas económica que los de uso común además es de fácil elaboración y los materiales son sencillos de conseguir, algunos se pueden encontrar en el hogar.

Puede ser una alternativa de los de uso común y es más económico. Cabe mencionar que el desodorante tiene una caducidad máxima de un mes antes de que empiece a presentar signos de descomposición y se torne de color amarillento.   

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar un desodorante a base té verde ?

Planteamiento del Problema

El desodorante a base de té verde logrará ayudar a varios lugares que podrían ser dañados por su realización; este tipo de productos, que al igual podrían ser dañinos para el ser humano , ya que la mayoría de estos productos producen alergias, irritación entre otros; además de que la fauna quedará en peligro por estos, al sobre explotar los recursos requeridos para su elaboración.

Nuestro desodorante asegurará poner a tu organismo en contacto con sustancias naturales, que no obstruyen los poros de las axilas e hidratan la piel, además de que no produce manchas en la ropa, por que su proceso de creación no es químico ni contiene sustancias fuertes como el aluminio; ya que este se elabora a  partir de limón, bicarbonato y té verde.

 

Antecedentes

La historia del desodorante.

El problema del olor corporal es tan antiguo como los intentos que ha realizado el hombre para solucionarlo. Todas las civilizaciones han dejado rastro de sus esfuerzos para producir desodorantes.

Los antiguos egipcios recomendaban un baño aromático y, tras él, una aplicación en las axilas de aceites perfumados hechos a base de limón y canela.

En 1888 fue presentado Mum, primer producto lanzado al mercado específicamente para atajar la humedad de las axilas y, por tanto, el mal olor del sudor. La fórmula estaba hecha a base de un compuesto de zinc y su presentación era la de una crema. La popularidad de Mum convenció a los laboratorios de que existía un gran mercado para los antitranspirantes.

A principios del siglo XX aparecen los primeros desodorantes que utilizan cloruro de aluminio, compuesto secante que está presente en la mayoría de las fórmulas actuales.

Durante muchos años, el público se mostró tan sensible al uso de desodorantes, que se los solicitaba en las farmacias con mucha discreción. En 1914, el Odorono se presentaba como un remedio a los problemas de la sudoración excesiva, capaz de mantener a las mujeres “limpias y refinadas”.

En aquellos tiempos, los antitranspirantes eran anunciados exclusivamente para las mujeres. Fue hasta la década de 1930 cuando las empresas empezaron a perseguir el mercado masculino. Tras la Segunda Guerra Mundial, se popularizó el uso del desodorante en los países occidentales.

En la actualidad, hay desodorantes en aerosol, roll-on, barra  y gel.

¿Cuál fue el primer desodorante de la historia?

Hoy utilizamos a diario este producto de belleza como algo totalmente normal

pero, ¿sabes quién inventó el desodorante? Los egipcios, en la Edad Antigua, ya utilizaban baños aromáticos y empleaban aceites perfumados para disfrutar de buen olor corporal, pero no fue hasta el siglo XIX cuando comenzó la fabricación de desodorantes utilizando métodos experimentales y científicos. La empresa MUM, en 1888, revolucionó el mercado con la creación del primer desodorante de la historia.

La eliminación del olor corporal ha sido un deseo y una conquista que se remonta la Edad Antigua aunque no ha sido un hecho constante a lo largo de la historia. Los egipcios, entre muchas pruebas y experimentos, observaron que eliminando el vello de las axilas reducían notablemente el olor corporal. Los griegos y los romanos obtuvieron desodorantes perfumados basados en las antiguas fórmulas llegadas de Oriente a través de Egipto. Se basaban en maceraciones de aceite, extracto de plantas, aloe, mirra y resinas vegetales principalmente.

Pero durante gran parte de la historia del hombre, además de realizarse baños de manera frecuente y regular, los únicos desodorantes utilizados eran los perfumes, que sólo servían para enmascarar un olor con otro más potente y sólo de una manera pasajera. La costumbre de bañarse y además utilizar perfumes se extendió desde Oriente por toda Europa. En este continente, en la Alta Edad Media, sólo las clases altas, nobles y comerciantes se bañaban con cierta frecuencia y sus mujeres se lavaban, perfumaban y arreglaban sus cabellos en locales especiales.

La Edad Moderna trajo un cambio radical en el aseo personal y en las costumbres higiénicas. Se habían perdido todas las influencias y enseñanzas médicas venidas de Oriente. Los médicos del siglo XVI creían que el agua caliente, sobre todo, debilitaba los órganos y dejaba el cuerpo expuesto a la influencia de los aires malsanos. Pensaban que sus efectos penetraban a través de los poros de la piel y así transmitían todo tipo de males. Incluso se difundió la idea de que una capa de suciedad era la mejor protección frente al ataque de las enfermedades. El aseo personal debía realizarse ‘en seco’ y solamente con una toalla limpia frotando las

partes más visibles del cuerpo.

La relación entre sudor y olor se entendió mejor al descubrirse las glándulas sudoríparas en el S. XIX. Es entonces cuando los científicos averiguaron que el sudor humano lo producen dos tipos de glándulas. Además, ya con diferentes pruebas científicas se demostró que el olor procede principalmente de bacterias que abundan en las secreciones de las glándulas apocrinas situadas en las axilas. Durante este siglo, se realizaron muchas investigaciones, como en 1847, cuando el médico húngaro Ignacio Semmelweis determinó el origen infeccioso de la fiebre puerperal después del parto y comprobó que las medidas de higiene reducían la mortalidad. Con tantas pruebas en la mano ya ningún médico se atrevió a decir que bañarse era malo para la salud.

Y fue en 1888 cuando la casa MUM dio por fin con una solución a los problemas del olor de las axilas. Un desconocido inventor de la ciudad estadounidense de Philadelphia creó entonces una cera pastosa a base de óxido de zinc con un ligero efecto antibacteriano. Los primeros desodorantes no se empleaban únicamente para combatir el mal olor en la zona de las axilas, sino también, de los pies. Además se buscaba que mediante el uso de la crema antibacterial las costosas medias de seda de aquella época aguantasen más tiempo. Las mujeres también empleaban la nueva crema durante la menstruación. Desde entonces, MUM y por métodos científicos, ha ido mejorando sus desodorantes y actualmente presenta un amplio abanico de productos capaces de poner fin al olor corporal de manera agradable y eficaz sin efectos secundarios.

Antitranspirantes y Desodorantes

¿Qué son los antitranspirantes?

Los antitranspirantes son productos de higiene personal diseñados para controlar la sudoración y el olor corporal. Estos productos contienen componentes que controlan el sudor y el olor corporal de manera segura y eficaz. Están disponibles en el mercado en forma de aerosol, barra, crema y bola.

¿Hay alguna diferencia entre un antitranspirante y un desodorante?1

Sí, a menudo se utiliza «antitranspirante» y «desodorante» como sinónimos, pero de hecho se refieren a dos tipos de producto diferentes. Los antitranspirantes controlan el sudor y el olor corporal de dos maneras: por una parte previenen que la sudoración llegue a la superficie de la piel, y por otra, reducen el número de bacterias que causan el mal olor gracias a sus agentes antimicrobianos. Los desodorantes se distinguen de los antitranspirantes en que solo contienen agentes antimicrobianos para neutralizar el olor corporal, es decir, no controlan los niveles de sudoración. Tanto los antitranspirantes como los desodorantes contienen perfume que ayuda a enmascarar el mal olor.

¿Cómo funciona un antitranspirante?1

Cuando se aplica un antitranspirante en la superficie de la piel, sus ingredientes antitranspirantes (normalmente sales de aluminio), se disuelven con el sudor y humectan la piel de la axila. Esta sustancia disuelta forma un gel que crea un pequeño «tapón» temporal cerca de la parte superior de la glándula sudorípara, reduciendo de manera significativa la cantidad de sudor que se expulsa a la superficie de la piel. El gel antitranspirante se retira con un baño o una ducha. La reaplicación de antitranspirante puede ser de gran ayuda para reducir los niveles de sudoración y mantener una sensación de frescura a lo largo del día. Los antitranspirantes reducen la sudoración axilar, pero no tienen ningún efecto en la capacidad natural del cuerpo para regular su temperatura (termorregulación).

¿Qué componentes tienen los antitranspirantes y desodorantes?

Los antitranspirantes y desodorantes contienen un número de ingredientes que ayudan a sentirse fresco, limpio y seco. Los antitranspirantes tienen la ventaja añadida de minimizar la sudoración.

Sales de aluminio

Las sales de aluminio son componentes activos en los antitranspirantes. Sirven

para reducir la cantidad de sudor liberada a la superficie de la piel por las glándulas sudoríparas. Los antitranspirantes en aerosol y de bola suelen contener clorhidrato de aluminio, mientras que las barras, geles y otros productos sólidos normalmente presentan una sal de aluminio llamada circonio de aluminio. Estas sales ofrecen una manera segura y eficaz de controlar el sudor.

El cloruro de aluminio es una sal de aluminio potente usada para tratar a personas con hiperhidrosis o sudoración excesiva leve a moderada [link]. La inflamación de la piel puede ser uno de sus efectos secundarios, pero se puede controlar siguiendo detenidamente las indicaciones del producto y utilizando un emoliente que proteja la superficie de la piel.3

Lee más datos sobre la diferencia entre antitranspirantes y desodorantes [link to section]

¿El aluminio de los antitranspirantes tiene algún efecto en la salud? >>

Antimicrobianos

La piel aloja bacterias naturales que se alimentan del sudor y dan lugar al mal olor. En zonas más ocultas, como las axilas, hay alrededor de un millón de bacterias por centímetro cuadrado. Reduciendo el número de bacterias de la piel podemos reducir también el olor corporal. Los agentes antimicrobianos eliminan las bacterias y además ralentizan su desarrollo para que la ausencia de olor dure más.

Las sales de aluminio presentes en antitranspirantes son agentes antimicrobianos naturales, por lo que también eliminan las bacterias de tu piel. Los desodorantes (sin sales de aluminio) más eficaces utilizan agentes antimicrobianos desarrollados específicamente, como el triclosán o el polihexametileno biguanida.

El alcohol también es eficaz contra las bacterias, por lo que tanto los desodorantes como los antitranspirantes que contienen alcohol (o etanol) pueden neutralizar el olor corporal al combatir las bacterias que lo ocasionan.

El uso de agua y jabón no es completamente eficaz a la hora de eliminar y matar las bacterias de las axilas. Es por esto que muchas personas utilizan productos antitranspirantes o desodorantes como parte de su higiene diaria para controlar el sudor y neutralizar el olor corporal.

Perfumes y acondicionadores para la piel2

La mayoría de desodorantes y antitranspirantes utilizan perfumes y fragancias para enmascarar el olor corporal y ofrecer una sensación de frescura. Muchos productos antitranspirantes contienen algunos aceites emolientes que alivian y suavizan la piel. En antitranspirantes y desodorantes de bola y en barra, estos aceites facilitan además el deslizamiento y la aplicación del producto.

Por lo general, los productos hidratantes presentes en antitranspirantes suelen ser la glicerina o aceites vegetales, como el aceite de girasol (helianthus annus). La mayoría de antitranspirantes también contienen un aceite que evita que el producto se seque y cree depósitos, minimizando los restos de producto en la piel y en la ropa. Los antitranspirantes también utilizan sílice, un mineral natural que ayuda a absorber estos aceites y evita la sensación de grasa en la piel después de su aplicación.

Sustancias portadoras2

Para que los antitranspirantes se apliquen de manera efectiva en la piel deben estar en algún tipo de estructura portadora, ya sea líquida en el caso de aerosoles o sólida en el caso de barras. Muchos antitranspirantes utilizan el agua como portadora de otros ingredientes, ya que añade fluidez a los productos en bola y en crema, y además ayuda a aplicar el producto sobre la piel. En productos en aerosol, los componentes se conservan en un líquido neutro que permite rociarlos sobre la piel. Este líquido (conocido como ciclometicona) a menudo se combina con una sustancia mineral un poco más densa, parecida a la arcilla (hectorita de diesteardimonio), que da forma al antitranspirante y evita que los ingredientes más pesados se acumulen en el fondo.

De la misma manera, los productos antitranspirantes sólidos contienen un agente que les da forma y evita que los componentes se separen. Esta estructura es el resultado de la combinación de ingredientes como el aceite de ricino hidrogenado, las grasas de glicerol (triglicéridos) y alcohol estearílico.

Algunos productos antitranspirantes también incluyen un componente llamado diestearato de PEG-8 que permite retirar el producto al bañarse o ducharse al final del día.

Parabenos2

Los parabenos son un tipo de conservante presente en muchos productos de cuidado personal. Aunque es poco probable que se añadan parabenos a productos antitranspirantes para conservarlos, ya que por lo general los antitranspirantes tienen la capacidad de autoconservarse.

Propelentes2

Los antitranspirantes en aerosol están diseñados para actuar mediante una capa delgada que se rocía sobre la piel. Para crear esta capa, los productos contienen propelentes de presión baja, media y alta que producen una dispersión intensa pero agradable sobre la superficie de la piel. Estos propelentes suelen ser butano, isobutano y propano.

Alcohol

El alcohol es un ingrediente que está presente en algunos antitranspirantes y desodorantes de bola, aerosoles y geles. Los agentes activos de los antitranspirantes y desodorantes suelen estar disueltos en alcohol, ya que se seca con rapidez al aplicarlo en la piel y proporciona una sensación inmediata de frescura.

Las diferencias entre desodorante y antitranspirante

Tanto los desodorantes como los antitranspirantes están ideados para camuflar y evitar el sudor y el mal olor. Es importante resaltar en este punto que

el sudor en sí no huele a nada. El mal olor se produce cuando las bacterias fermentan el sudor. Para evitar este proceso biológico, tanto los desodorantes como los antitranspirantes contienen dos tipos de sustancias comunes:

Bactericidas: Sustancias que evitan la proliferación de bacterias para que no se produzca la fermentación del sudor. Esto, en principio, parece una buena idea. El problema como siempre al alterar los mecanismos naturales de la vida, es que acaba pasando factura. Como veremos más adelante, las sustancias sintéticas utilizadas con fines bactericidas también tienen sus efectos sobre la salud.

Perfumes sintéticos: Los perfumes sirven, obviamente para camuflar el olor. De nuevo, oler bien no tiene nada de malo, si esa fragancia fuese natural e inofensiva. El problema es que los perfumes sintéticos que se suelen utilizar en los productos industriales (bastante más económicos en la producción que los aceites esenciales naturales), son sospechosos de producir alergias de todo tipo, dermatitis, eccemas y otras dolencias mayores.

Como veis, ambos productos contienen elementos nada deseables. Pero es que el antitranspirante lleva un tercer elemento que lo convierte en un producto mucho más peligroso: el aluminio.

El aluminio en el antitranspirante se usa para taponar el poro e impedir la sudoración. ¡Una auténtica aberración! Para empezar y como decíamos antes, sudar es una necesidad fisiológica. Taponar el poro hace que las toxinas queden atrapadas en el interior del organismo… ¡Menuda necedad guardar dentro de mi cuerpo la suciedad con tal de que nadie la vea! Si una persona sufre excesiva sudoración, entonces lo sensato es averiguar qué está ocurriendo en el interior del cuerpo y ponerle solución a través de prácticas saludables (alimentación, ejercicio, descanso, serenidad), no obviar el verdadero problema y empeorarlo todavía más acumulando en el interior del organismo aquello que el cuerpo trata de expulsar desesperadamente.

Pero lo peor de todo es que el Aluminio viene siendo gran objeto de investigación en numerosos estudios científicos desde los años 80 por su potencial para desarrollar Alheimer (en las autopsias de personas con Alheimer se encuentran grandes cantidades de aluminio en el cerebro). También es sospechoso de generar, junto con otras lindezas que llevan los desodorantes y antitranspirantes (triclosán, parabenos, PEGs, etc), cáncer de mama, por su proximidad con la axila

Objetivo

Aprovechar las propiedades que tiene el té verde para reducir la transpiración y el mal olor en las axilas.

Justificación

El uso del desodorante a base de té verde podría ser una diferente opción de los desodorantes comunes, ya que al estar realizado de ingredientes naturales, al ser hecho de té verde es anti transpirante y el bicarbonato blanquea las axilas, es amigable con la piel evitando alguna molestia al estar en contacto con esta.

Además de ser económico para su realización, ya que los materiales utilizados no son difíciles de conseguir, y de esta forma podremos ayudar económicamente a las familias de bajos recursos para que puedan elaborarlo por sí mismos.

Por lo cual ayudaremos a varias zonas que pueden ser destruidas para la extracción de materiales para la realización de estos tipos de productos que son dañinos para diferentes zonas, como lo son las reservas naturales.

Hipótesis

Si logramos elaborar un desodorante a base de té verde y bicarbonato de sodio, entonces podremos reducir el mal olor de las axilas.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales

  1. 40 mg. de té verde en bolsa
  2. Varilla de vidrio
  3. Una olla de 1,200 ml.
  4. Moldes de silicón
  5. 500 gr. de bicarbonato de sodio
  6. 150 gr. de almidón de maíz
  7. 500 ml. de agua
  8. Cucharón mediano
  9. Guantes de látex
  10. 36 ml. de aceite de coco
  11. Esencia de lavanda

Procedimiento

  1. En la olla de 1,200 ml. revuelve el bicarbonato, almidón y el agua.
  2. Se añade el aceite de coco y se bate hasta obtener una pasta cremosa.
  3. Procederemos a colocarnos los guantes de látex.
  4. Con nuestras manos amasamos por 1 minuto y agregamos la esencia de lavanda.
  5. Pasado este tiempo colocaremos la masa en los moldes.
  6. Poner en refrigeración los moldes con la masa.
  7. Dejar reposar por 24 hrs. en refrigeración.

Galería Método

Resultados

El desodorante a base de té verde obtuvo un color blanco y las hierbas del té verde sobresalen de la mezcla, lo cual beneficiará al que lo usa ya que este eliminará el mal olor y la transpiración. El desodorante es de una consistencia arenosa, con un olor a lavanda, el producto es de 150 gr y el costo es de $25.

Galería Resultados

Discusión

El desodorante a base de té  verde, puede ser una alternativa de los de uso común y es más económico.

Cabe mencionar que el desodorante tiene una caducidad máxima de 1 mes antes de que empiece a presentar signos de descomposición y se torne de un color amarillento a causa de las hojas de té verde que este contiene.

Conclusiones

El desodorante a base de té verde es más económico que los de uso común, además es de fácil elaboración, y los materiales son sencillos de conseguir y algunos se pueden encontrar en el hogar.

Bibliografía

-El peligro de los Desodorantes y Antitranspirantes. (s.f.). Recuperado 13febrero,2019, de https://www.vidanaturali a.com/el-peligro-de- losdesodorantes-y- antitranspirantes/

– Antitranspirantes y Desodorantes SOBRE LOS ANTITRANSPIRANTES Y LOS DESODORANTES.
(s.f.). Recuperado 13 febrero, 2019, de http://www.antiperspiran tsinfo.com/es/antiperspir ants anddeodorants/about-



pj─188─ms Desodorante a base de té verde

Summary

The use of this deodorant could be a different option if we can develop it based on green tea and baking soda; We will use the properties that have.

This product will succeed in helping several places that could be damaged by its realization, which ensure your organism to contact with natural substances.

The deodorant was a white and green tea herbs stand out of the mix, which it will benefit the one that use it and it’s more economical.

Research Question

How to elaborate a deodorant based on green tea to reduce the bad smell in the armpits?

Problem approach

The deodorant based on green tea will manage to help several places that could be damaged by its elaboration; This type of products, which could be harmful to humans, because most of these products produce allergies, irritation among others; besides that the fauna will be endangered by these, by overexploiting the resources required for its elaboration.

Our deodorant will ensure to put your body in contact with natural substances, which do not obstruct the pores of the armpits and moisturize the skin, plus it does not produce stains on clothes, because its creation process is not chemical nor contains strong substances such as the aluminum; since it is made from lemon, baking soda and green  tea.

Background

Objective

To take advantage of the properties that the green has tea to reduce the perspiration and the bad smell in the armpits.

Justification

The use of deodorant based on green tea could be a different option of common deodorants, since this one has being made of natural ingredients,also being made of green tea is antiperspirant and bicarbonate bleaches the armpits, is friendly to the skin, avoiding any annoyance when is in contact with this.

In addition to being economical for its realization, since the materials used are not difficult to obtain, and in this way we will be able to economically help low-income families so that they can elaborate on their own.

 Therefore we will help several areas that can be destroyed for the extraction of materials for the elaboration of these types of products that are harmful for different areas, such as nature reserves.

Hypothesis

If we can elaborate a deodorant based  on green tea and sodium bicarbonate, then we can reduce the bad smell in the armpits.

Method (materials and procedure)

 

Materials

  1. A bag of 40 mg. of green tea  
  2.  Glass rod
  3.  A pot of 1,200 ml
  4. Silicone molds
  5. 500 gr. of baking soda
  6. 150 gr. of corn starch
  7. 500 ml. of water
  8. a spoon
  9. Latex gloves
  10. 10.36 ml. of coconut oil
  11. Lavender essence

Procedure

  1. In the pot of 1,200 ml mix the baking soda, starch and water.
  2. Add the coconut oil and mix until you get a creamy paste.
  3. We put on latex gloves.
  4. With our hands, knead for 1 minute and add the essence of lavender.
  5. After this time, place the dough in the molds.
  6. Put the molds in refrigeration with the dough.
  7. Let stand for 24 hrs. in refrigeration.

 

Results

The deodorant based on green tea obtained a white color and the green tea herbs stand out from the mixture, which will benefit the user since it will eliminate the bad smell and perspiration. The deodorant is of a sandy consistency, with a smell of lavender, the product is of 150 gr and the cost is $ 25.

Discussion

The deodorant based on green tea, can be an alternative to those of common use and is cheaper.
It is worth mentioning that the deodorant has a maximum expiration of 1 month before it begins to show signs of decomposition and turns a yellowish color because of the green tea leaves it contains.

Conclusions

The deodorant based on green tea is more economical than those of common use, it is also easy to make, and the materials are simple to obtain and some can be found in the home.

Bibliography

  • The danger of the deodorants and antitranspirants. (s.f.). Recovered 13february,2019, of https://www.vidanaturali a.com/el-peligro-de- losdesodorantes-y- antitranspirantes/

– Antitranspirants and deodorants ABOUT DEODORANTS AND ANTITRANSPIRANTS.
(s.f.). Recovered 13 february, 2019, of http://www.antiperspiran tsinfo.com/es/antiperspirants anddeodorants/about-