Medicina y Salud

PP – 154 – MS Parche mágico a base de salvia y aloe.

  • Categoría: Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)
  • Área de participación: Medicina y Salud
  • Asesor: ROSALIA ORNELAS ENRÍQUEZ
  • Autor: Valeria Anselmo Perez ()

Resumen

En la actualidad existen demasiados productos farmacéuticos para nuestro cuidado, el proyecto que voy a desarrollar es un producto que nos ayude en el tratamiento de quemaduras y golpes leves de la piel. Combinando las plantas de salvia y aloe podemos sintetizar de manera casera un gel que se puede adherir a nuestro parche. Estas plantas las podemos encontrar en cualquier parte, incluso podemos sembrarlas en nuestro jardín y tenerlas siempre a nuestro alcance.

Pregunta de Investigación

¿El parche a base de salvia y aloe podrá ser una alternativa natural y efectiva para sanar heridas, quemaduras y golpes?

Planteamiento del Problema

En la actualidad existen un sin número de medicamentos que ayudan al tratamiento de quemaduras y golpes, pero en algunos casos no podemos tenerlos a nuestro alcance o incluso el poder comprarlos por su excesivo costo. La problemática que tiene nuestro país respecto al poder adquisitivo de las personas y tomando en cuenta que el salario mínimo es de $102.68 en nuestro país, esto deja a muchas familias en posibilidades muy limitadas de poder conseguir un medicamento de bajo costo, esto sin antes mencionar que la consulta más económica nos cuesta alrededor de $50 y $300 más aparte el medicamento que nos receten.

Antecedentes

No se tiene ninguna certeza, sobre el inicio de la utilización de las plantas medicinales. Los descubrimientos de las plantas medicinales fueron la mayor parte de las veces, producto de la casualidad. Nuestros antepasados tenían que andar constantemente en busca de nuevos alimentos y para ello probaban todas las especies botánicas que les ofrecía la tierra que habitaban para comprobar si eran comestibles o no.

Consecuencia de este constante probar las plantas que encontraban; pudieron comprobar cómo muchas de ellas sí eran comestibles, pero otras les producían efectos que a veces eran negativos, incluso mortales, y otras les hacía sentir unos efectos especiales; que les aliviaban el dolor que padecían o cualquier otra sensación de bienestar.

Todos estos conocimientos adquiridos, se fueron propagando a través, primero de la palabra y luego de los escritos.

El primer texto escrito que hace relación a las plantas medicinales, consta de más de 4000 años y se trata de una tabla de arcilla, de la cultura Sumeria.

El uso de las plantas medicinales fue de vital importancia para el pueblo egipcio, los griegos y los romanos heredaron la tradición de Egipto y existen muchos textos escritos, sobre todo por médicos y científicos griegos que hablan sobre las propiedades de las plantas. En China y en la India, el uso de las plantas medicinales está muy extendido y forma parte de la cultura popular sobre todo en las clases más desfavorecidas económicamente.

En los países asiáticos, la planta de  aloe ya constituía una parte integrante de los tratamientos médicos. Alejandro Magno (356 – 323 a.C.) mandaba curar las heridas de sus guerreros con el jugo de aloe y disponía que se plantara en los carros de combate para tener siempre suministros frescos durante sus campañas. Dicen que Aristóteles convenció a Alejandro Magno para conquistar la isla Socotra con el fin de hacerse con las plantaciones de aloe, de este modo se disponía de suficiente material para cuidar de los guerreros heridos.

Con Aloe Vera se descubrieron nuevos mundos: Cristóbal Colón llevaba en sus barcos macetas con plantas de Aloe para curar con su jugo las heridas de sus tripulantes.

En el siglo 16 los monjes jesuitas españoles hasta hoy famosos por ser los más entendidos en plantas y sus efectos curativos coleccionaban la planta silvestre de Aloe y la propagación en lugares donde aún era desconocida. Los mayas le dieron un nombre especial al jugo de esta planta del desierto, la llamaron: “Fuente de Juventud”.

Otra cultura que adoptó las plantas como principal fuente de medicina fue la cultura china, donde se supone que la medicina herbolaria ya era utilizada en el año 5.000 a.C. Un buen ejemplo es el libro Pen Tsao, que recoge el estudio de más de 300 plantas. Actualmente,  las plantas siguen siendo un pilar fundamental en los tratamientos de Medicina Tradicional China.

Pén Ts’ao Kang Mu, Li Shih-chên

Famoso tratado chino de farmacología, terminado de escribir en 1578 por el médico y literato Li Shih-chên, después de veintiséis años de intensa labor, durante los cuales rehízo por lo menos tres veces el manuscrito antes de darse por sa­tisfecho.

El manuscrito fue después presen­tado al emperador por Li Chien-yûan, hijo del autor, y. publicado por primera vez alrededor del año 1596. El trabajo fue revisado de nuevo e impreso en tiempos del emperador K’ang Hsi (1662-1722) de la di­nastía Ch’ing y después otras veces con adiciones. El Pên Ts’ao Kang Mu compren­de cincuenta y dos libros, divididos en die­ciséis partes, correspondientes a otras tan­tas grandes divisiones de la materia  (agua, fuego, tierra, minerales, hier­bas, granos, vegetales, frutos, árboles, ves­tidos y utensilios, insectos, peces, crustá­ceos, pájaros, animales y el hombre). De los cincuenta y dos libros, tres son de ilustra­ciones, dos de instrucciones generales y dos de índices.

Los antiguos chinos consideraban la enfermedad como efecto de una alteración del equilibrio natural. “Si la hoja está enferma, no cures la hoja, sino la raiz”. Este principio está escrito en un antiguo tratado de medicina que se remonta a la época de Confucio.

Bajo la dinastía Han, tanto la cirugía, como el uso de sustancias medicinales realizaron grandes progresos. Las dos prácticas más generalizadas fueron la acupuntura y la moxibustión, así como el suministro de fármacos.

La acupuntura – que se practicaba en China desde hace más de 2.000 años -, consiste en introducir agujas finísimas en varias partes del cuerpo, sin causar dolor.

Mapa de acupuntura. Grabado de la Dinastía Ming (1368-1644)

Además de la acupuntura se utilizaba también la “moxa” o moxibustión: curar por medio del calor o del fuego. Consiste en quemar una hierba particular sobre la parte afectada o directamente sobre la piel.

Entre las diversas ciencias médicas fue la farmacología “Pen Ts’ao”, la que más se desarrolló como ciencia del todo original, bajo la influencia de la alquimia taoísta.

Objetivo

Crear un parche que ayude al tratamiento de quemaduras, golpes y laceraciones leves de la piel, combinando la salvia y el aloe vera mediante un método casero y con ingredientes naturales que podamos tener en el jardín de nuestra casa. Poniendo así, al alcance de todas las personas el conocimiento para aliviar estos malestares sin necesidad de acudir a un médico, o incluso sin llegar a gastar tanto dinero en medicamentos costosos.

Justificación

En la actualidad existen muchos tipos de medicamentos para quemaduras, yo ofrezco una alternativa natural y económica para tratar quemaduras de una manera fácil y rápida, que además podemos llevar en una bolsa o cartera. Este proyecto me interesó porque puedo hacer algo para ayudar a las personas, tan solo utilizando plantas que podemos tener en el jardín de nuestra casa, la mayoría de nosotros solo vemos las plantas como algo decorativo sin saber las maravillosas cualidades curativas que pueden llegar a tener muchas de ellas.

Hipótesis

Si logramos combinar la Salvia y el Aloe para realizar el parche, entonces obtendremos una manera más natural y sencilla para tratar quemaduras, golpes y laceraciones leves de la piel.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

*1Kg de vaselina blanca

*25gr de hojas de salvia fresca

*Tres pencas de aloe vera recién cortadas

*Posillo

*Coladera

*Cuchara

*Recipientes

*Gasas Esterilizadas

Procedimientos

1.-Primero cortamos 3 pencas de nuestra planta de Aloe Vera. De preferencia se cortan las pencas que ya están maduras. Es decir, las que están más alejadas del centro de nuestra planta.

2.-Dejamos reposar en agua nuestras pencas de aloe durante 24hrs para retirar una sustancia llamada aloína, ya que dicha sustancia puede causar alergia o algún efecto secundario en algunas personas. Durante las 24hrs, se debe de cambiar el agua por lo menos tres veces.

3.-Con un cuchillo, quitamos la orilla de las pencas, donde se encuentran las espinas para no lastimarnos al extraer la pulpa de aloe.

 

 

 

4.-Quitamos la capa superior de la penca, de cualquiera de los dos lados.

5.-Con una cuchara, raspamos nuestra penca para obtener nuestra pulpa de aloe vera.

6.-Colocamos vaselina en un posillo.

 

7.-Ponemos a calentar la vaselina hasta que cambie a su estado líquido.

 

 

8.-Poco a poco agregamos los 25gr de salvia y el aloe vera, hasta que llegue a su punto de ebullición.

9.-Después colamos el contenido y dejamos reposar.

10.-Agregamos el gel obtenido de la plata de aloe.

11.-Mezclamos hasta obtener una mezcla uniforme.

12.-Cortamos nuestra gasa en cuadritos pequeños.

13.-Introducimos las gasas una por una para que absorban la sustancia obtenida.

14.-Ya que las gasas absorbieron la sustancia, dejamos reposar durante unos 15 min.

Galería Método

Resultados

Aplicamos nuestro parche en el área de una cortada profunda en un dedo de la mano.

Después de tres días, este fue nuestro resultado. Cabe mencionar que no fue necesario el uso de alcohol para ayudar a detener el sangrado, solo se lavó con agua, e inmediatamente se aplicó el parche.

 

También aplicamos el parche en una herida que ya presentaba signos de infección. La persona tenía ardor y mucha comezón en el área afectada.

Al día siguiente de haber colocado el parche, desapareció la comezón y disminuyó el enrojecimiento en el área afectada.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

El parche mágico creado a base de salvia y aloe vera, resulta ser muy eficiente para el tratamiento de quemaduras y golpes de la piel. Evitando así el uso de antibióticos y medicamentos costosos, ya que la salvia y el aloe vera cubren perfectamente estas necesidades.

Bibliografía

*REVISTA: Plantas que curan.

AUTOR: Reinaldo Sosa

DIRECTOR: Pablo Partida Gómez

GEMA EDITORES

*www.botanical-online.com

 

*Bióloga: Norma Lorenzana Martínez



PP – 154 – MS Parche mágico a base de salvia y aloe.

Summary

Research Question

Could the sage and aloe based patch be a natural and effective alternative to heal wounds from burns and blows?

Problem approach

Background

Objective

Justification

This project interested me because I can do something to help people, just using plants that we can have in the garden of our house.

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography