Biología

Los Delfines

  • Categoría: Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)
  • Área de participación: Biología
  • Asesor: Jessica Barragan Garcia
  • Autor: Jose Daniel Lopez Espinoza ()

Resumen

Para esta investigación realice una investigación documental, revisando fuentes de información en internet, me informe sobre el origen de la terapia asistida por delfines y los beneficios médicos respecto a ciertas enfermedades. Además de la situación que viven los delfines al considerarlos animales en peligro de extinción

Durante mis vacaciones familiares, tuve la oportunidad de sumergirme al mundo marino y nadar con delfines y darme cuenta como es que son uno de los muchos animales extraordinarios.

Pregunta de Investigación

¿por qué es importante conocer a los delfines y los beneficios de la terapia asistida por delfines?

Planteamiento del Problema

Los delfines son animales muy inteligentes, que se han vuelto parte importante en el ámbito medico mundial, específicamente por su contribución a las terapias realizadas con personas que tienen enfermedades como autismos, parálisis cerebral, síndrome de Down, etc. A pesar de los beneficios que se desprenden de los delfines, estos, no dejan de ser un animal en peligro de extinción por la caza ilegal y la contaminación de sus ecosistemas.

Antecedentes

Los delfines oceánicos son mamíferos acuáticos, miembros de la familia Delphinidae de los cetáceos. Están estrechamente relacionados con las ballenas y las marsopas, que también son cetáceos, como todos los mamíferos, se caracterizan por alimentar a sus crías mediante las glándulas mamarias.

Cuando un delfín nace lo primero que sale de su cuerpo es la cola para evitar ahogarse, por lo general los nacimientos son únicos, con la excepción de unas pocas especies de delfines más pequeños que suelen tener dos crías.

La madre delfín ayuda a su cría a alcanzar la superficie, nadando por debajo del recién nacido y levantándolo suavemente hacia arriba para que consiga su primer aliento.

Después de eso, la cría trata de alimentarse buscando las glándulas mamarias ubicadas en sacos hacia la parte trasera de la madre, son amamantados durante un período de 12 a 18 meses. Deben comer rápido, ya que tienen que ser capaces de subir a la superficie para respirar, no tienen las mismas características de la mayoría de los mamíferos para la lactancia, así que, en lugar de succionar para estimular el flujo de leche, la madre tiene contracciones musculares especializadas que provocan la salida de la leche hacia la boca del bebé. Este crece rápidamente pues la leche materna es rica en grasas, en algunas especies es capaz de duplicar su peso en 2 semanas.

Las diferentes especies de delfines viven en la mayoría de los climas del mundo. Desde las frías aguas del Polo Norte, donde se encuentran las orcas hasta las aguas tropicales del Caribe, donde vive el delfín nariz de botella. Además, existen delfines que viven en ríos como el Ganges del Amazonas.

Los delfines atrapan su comida principalmente mediante dos técnicas inteligentes que requieren un trabajo en equipo altamente coordinado, se alimenta de pequeñas especies de peces, cefalópodos y crustáceos.

Respiración de los delfines

Los delfines pueden nadar hasta 260 m. por debajo de la superficie del océano. Sin embargo, generalmente son buzos de poca profundidad, ya que, por sus características, necesitan llegar a la superficie para respirar, pueden permanecer hasta 15 minutos bajo el agua, respiran a través de un agujero en la parte superior de sus cuerpos que se llama espiráculo. El orificio puede vaciar y llenar los pulmones en menos de un segundo mediante un golpe explosivo que puede alcanzar velocidades de hasta 100 kilómetros por hora. El orificio se cierra herméticamente con un grupo de músculos que lo rodean, el aire introducido se lleva a los pulmones para respirar, lo que es una gran diferencia con los peces que utilizan branquias para esta función. Por ello los delfines atrapados en redes de pesca tienen una oportunidad de supervivencia muy pobre.

Ecolocalización de los delfines

Entre las características de los delfines esta que utilizan una técnica llamada ecolocalización que les permite escuchar a través de un sofisticado sentido de la audición que se encuentra en las aberturas pequeñas de los oídos en ambos lados de la cabeza.

La ecolocalización es una técnica utilizada por algunos animales para detectar otros animales, los alimentos y los obstáculos.

Como dice su nombre, esta técnica utiliza el eco producido por un sonido emitido por los animales con esta capacidad para localizar dichos objetos.
Los delfines, algunas ballenas y otros animales como los murciélagos tienen esta capacidad.

El sonido viaja en forma de ondas y cuando llega a objetos sólidos, ya sea en agua o aire, esto es detectado por el delfín. Este rebote se llama “eco” y es igual a las voces que se escuchan si hablamos dentro de una cueva, pero a un nivel mucho más preciso. Este sofisticado sistema puede calcular la distancia a la que se encuentra un objeto por el tiempo empleado por el eco para volver a los delfines.

Esta técnica es utilizada por los seres humanos en los radares, donde se emite algún tipo de onda y la onda recuperada es detectada y procesada.

Como duermen los delfines

Descubre la inusual forma de sueño que adoptaron algunos mamíferos marinos, la cual incluye dormir con un ojo abierto y la mitad del cerebro despierto.

Para los humanos y demás mamíferos terrestres, el sueño implica la desactivación de todos los músculos voluntarios, es decir, aquellos controlados conscientemente, al igual que la suspensión de sentidos como la visión y el olfato. Sin embargo, algo muy distinto sucede cuando los delfines y otros cetáceos, como las ballenas, orcas y marsopas, duermen.

Estos animales marinos experimentan una forma inusual de sueño llamada:  sueño de ondas lentas unihemisférico. Cuando descansan los delfines, únicamente un hemisferio de su cerebro pierde conciencia, por lo que únicamente cierran un ojo (el ojo izquierdo se cierra cuando duerme la mitad derecha del cerebro y viceversa).  Mientras tanto, el hemisferio cerebral restante se encarga de monitorear la respiración.

Algunas veces, los delfines flotan inmóviles en la superficie del agua mientras duermen, otras nadan lentamente. También se ha observado que los delfines en cautiverio duermen en el fondo de sus peceras, emergiendo periódicamente a respirar. De acuerdo con un estudio publicado en 2012 en Neuroscience & Behavioral Reviews, en un periodo de 24 horas, cada hemisferio cerebral recibe cerca de 4 horas de sueño.

Existen tres razones por las cuales algunos mamíferos marinos se adaptaron a esta peculiar manera de dormir. La primera es para evitar ahogarse, ya que sin la mitad de su cerebro en vigilia no podrían mantener su respiración, la cual siempre es conscientemente controlada.

La segunda es para estar atentos al peligro mientras reposan. Finalmente, les permite mantener ciertos procesos fisiológicos como el movimiento muscular para conservar su temperatura corporal en el agua, ya que a diferencia de gran parte de la fauna marina son animales de «sangre caliente».

Manada de delfines

Una manada de delfines es un grupo de delfines. Ellos son criaturas sociales y viven juntos en grupos de hasta una docena de individuos para el apareamiento, la caza y la protección de unos a otros. A veces las manadas se unen en lugares con abundancia de alimentos, formando una súper manada, pero no es por mucho tiempo. Aunque los delfines no migran en verano, tienden a moverse debido a las temperaturas del agua.

Por lo general, los delfines viven y viajan en grupos de 2 a 40 delfines, pero hay investigaciones que han demostrado que pueden vivir en grupos con cientos de miembros.

Especies de delfines

Existe cierto debate acerca de cuántas especies diferentes de delfines hay en realidad. Algunos dicen que hay 32 especies diferentes, mientras que algunos dicen que son 33. Todo depende de si se cuenta a la Ballena Blanca como un delfín o no. Algunos dicen que sí, otros dicen lo contrario.

La mayor de todas las especies de delfines es la Orca, que se conoce comúnmente como la ballena asesina. Estos delfines pueden tener más de 31 pies de largo cuando están bien desarrollados, es por ello que reciben el nombre de ballena.

También existen otros delfines que se consideran como las especies más pequeñas. Estos incluyen los delfines Tucuxi, los delfines de Héctor, los delfines Negros, los delfines de río, marsopas y toninas overas.

Cetáceos. Clasificación de los delfines

 Todos los delfines pertenecen a la familia de los cetáceos. Este grupo incluye a ballenas, delfines y marsopas.

Los cetáceos se dividen en sub-grupos. En otras palabras, toda la familia de los cetáceos se divide en familias más pequeñas.

El primer sub-grupo es la familia Mysticeti, que se compone de las ballenas Baleen. Estas ballenas capturan a sus presas a través de una serie de barbas que tienen en la boca, estas placas actúan como filtros para recoger la comida

Incluida en la familia Mysticeti, también está la familia Mysticeti Balaenopteridae, que se compone de las ballenas minke, ballena Sei, ballena de Bryde, las ballenas azules y las ballenas jorobadas. Estas se caracterizan por nadar muy rápido, pueden filtrar gran cantidad de agua en su cavidad bucal expandida, esta agua es expulsada a través de las barbas para capturar a sus presas. Sus cuerpos son muy aerodinámicos, lo que les permite alimentarse fácilmente persiguiendo a sus presas.

La siguiente familia de cetáceos en el grupo Mysticeti es la familia Balaenidae. Las ballenas de Cabeza Arqueada, ballena Franca del Norte, la ballena Franca del Sur, y la ballena Franca Pigmea conforman este grupo, se caracterizan por su hábito de ser lentas y filtrar continuamente los alimentos. Aún en el grupo Mysteiceti, la siguiente familia es la Eschrichtidae, que está compuesta por la ballena gris.

Subgrupo Odonticety, los cetáceos dentados

Después de la familia Mysticeti, el siguiente subgrupo de cetáceos es el Odonticety. Este grupo está compuesto por las ballenas dentadas.

La primera familia es la familia Ziphidae, que se compone enteramente de las grandes ballenas dentadas, como las ballenas picudas, zifios del mar del norte, las ballenas correa dentada, los zifios de antillas ,las ballenas camperdown, ballenas picudas de Blainville, zifios de Longman , ballenas picudas de Héctor, las ballenas dentadas Ginkgo-pico, las ballenas picudas de Stejneger, ballenas picudas de Hubb, zifios de Cuvier, ballenas picudas de Baird, ballenas picudas de Arnoux, zifios Tasman, ballenas nariz de botella del norte y ballenas nariz de botella del sur. Estas ballenas nadan en aguas profundas,y rara vez son vistos por los seres humanos.

La próxima familia en el sub-grupo Odonticeti es la familia Physeteridae, que incluye el cachalote, el cachalote pigmeo y cachalote enano.
Otra familia es la Monodontidae, que se compone de la Ballena Blanca y la ballena de Narwhal. Estas ballenas se encuentran normalmente en grandes grupos.

La familia Platanistidae se compone de los delfines de río, que incluye:

  • Delfines del Río Ganges
  • Delfines del río Indo
  • Delfines del río Amazonas
  • Delfines del río chino
  • Delfines del río La Plata o Franciscana

La familia Stenidae, que también forma parte del subgrupo Odonticeti está integrado por los delfines de dientes rugosos, delfines moteados, delfines moteados del Atlántico, delfines listados, delfines de hocico largo, delfines de hocico corto, delfines Tucuxi, delfines de río Guayana, delfines blancos chinos, delfines blancos de Borneo, delfines moteados, delfines Plomizo, Delfines de Camerún, y delfines de Río de Janeiro.

Anatomía de los delfines

Los delfines pueden vivir en el océano, pero son mamíferos que han adaptado su anatomía completamente en los últimos años a vivir en el agua.

La estructura anatómica y morfológica de los delfines es básicamente generalizada; esto significa que todas las especies comparten una serie de características que no difieren ampliamente entre una especie y otra.

Por supuesto, existen diferencias en cuanto a color de piel, formas, tamaño y peso, pero es relativamente fácil reconocer que el animal que se está observando es un delfín. No obstante, es común confundir a las marsopas con los delfines, y es que su aspecto externo es muy parecido y ambos son cetáceos.

La diferencia radica en que las marsopas son animales de menor tamaño y tienen el hocico más redondo que el de los delfines.

Ahora bien, ¿qué aspectos anatómicos caracterizan a un delfín?

Aspectos Generales

Peso y tamaño.

Las especies de delfines varían en peso y tamaño. Los hay tan pequeños como un delfín de Maui, que mide hasta 1.7 metros de longitud y pesa alrededor de 50 kilogramos, como los hay tan grandes que llegan a medir de 5 a 8 metros de largo. Es el caso de la orca (Orcinus orca) que, por cierto, es el delfínido más grande y pesado.

La orca es el delfínido más grande y pesado que existe.
Piel.

La piel de los delfines se siente suave al tacto, aunque tiene la epidermis gruesa y está cubierta con una fina capa de células cornificadas. Esta piel es sumamente sensible debido a la gran cantidad de terminaciones nerviosas que posee. Dada su delicadeza, es muy fácil que se dañe por el contacto con superficies rugosas e incluso uñas humanas, pero si esto ocurre el proceso de curación es rápido y se forma un tejido cicatricial oscuro que más tarde se torna blanco.

Debajo de la piel está una gruesa capa de grasa que sirve a los delfines como reserva de energía en períodos de escasez de alimentos, como aislante para evitar la pérdida de calor en entornos fríos y como recurso que ayuda a mantener la forma hidrodinámica de su cuerpo.

La mayor parte de las especies exhibe un patrón de coloración conocido: gris o azulado en el dorso y blanco o gris claro en la región ventral, que es especialmente funcional al momento de camuflarse.

Visto un delfín desde arriba, su piel oscura se confunde con el fondo del océano y visto desde abajo, el color de su vientre se mezcla con el color de las aguas superficiales, iluminadas por la luz solar.

Hay que destacar que no todas las especies comparten el patrón anterior. El delfín del río Amazonas (Inia geoffrensis) presenta un color rosado y por eso se le conoce también como “delfín rosado”. Por lo demás, las especies pueden diferenciarse por medio de franjas o manchas de distintos tamaños y formas.

Esqueleto.

La estructura ósea de los delfines es más ligera que la de los mamíferos terrestres ya que tiene que soportar menos peso en el agua. Tienen una caja torácica flexible, gracias lo cual un delfín puede sumergirse en ambientes de baja presión sin sufrir daños. El cuello es bastante corto porque las 7 vértebras cervicales están fusionadas.

El esqueleto todavía conserva vestigios de una vida terrestre, como un par de huesos flotantes debajo de la columna vertebral que corresponden a lo que debió ser una pelvis.

Por otra parte, el cuerpo de los delfines es fusiforme e hidrodinámico, perfectamente adaptado a la vida en el agua. Se divide en tres grandes partes, que a su vez están conformadas por otras partes:

Cabeza

Cerebro. El cerebro de estos cetáceos es grande, pero su masa es un poco mayor que la de los seres humanos. Es 15-60 veces más grande que el cerebro de un tiburón de tamaño parecido.

Ojos. Ubicados a los lados de la cabeza, proporcionan un amplio campo de visión y son muy sensibles pese a la probable incapacidad de identificar los colores. Pueden moverse independientemente uno de otro, pero no están capacitados para mirar directamente hacia arriba o hacia abajo.

Oídos. Son pequeñas aberturas detrás de los ojos, que conducen a un canal auditivo.

Espiráculo. Orificio localizado en la parte superior de la cabeza que sirve para respirar y para emitir sonidos. Está cubierto con una especie de membrana muscular que evita la entrada de agua al cuerpo cuando el delfín está sumergido.

Melón. Es un órgano redondo ubicado delante del cráneo, útil para la ecolocalización. Su posición es lo que otorga a los delfines la forma bulbosa de su frente.

Boca. Se sitúa en la zona delantera de la cabeza. Dentro hay numerosos dientes cuyo número varía de acuerdo con la especie, pero ronda los 80-100. Las mandíbulas están alargadas y cumplen un papel importante en el sistema sensorial del delfín.

Torso

Aleta dorsal. Se localiza en el dorso, naturalmente. Los delfines sólo tienen una aleta dorsal que les proporciona estabilidad al nadar.

Aletas pectorales. En la zona inferior del cuerpo se sitúan 2 aletas pectorales curvadas, útiles para dirigir y controlar los movimientos y la velocidad al nadar.

Pulmones. Es el órgano de su sistema respiratorio al que se conduce el aire que se obtiene del espiráculo. A diferencia de los seres humanos, los delfines respiran concienzudamente.

Estómago. Está ubicado en la parte central del cuerpo, y tiene varios compartimentos.

Intestinos. De igual forma que en los demás mamíferos, sirven para absorber los nutrientes de sus alimentos.

Vejiga. Se sitúa hacia el final del torso, y es muy pequeña.

Joroba post anal. Montículo que únicamente se encuentra en los machos adultos, en la parte inferior del cuerpo.

Genitales. También en la zona inferior del cuerpo se localizan los genitales de los delfines, ocultos bajo ranuras. Los machos poseen 2 ranuras que ocultan el pene y el ano, mientras que las hembras tienen una hendidura que contiene la vagina y el ano, y dos ranuras mamarias a los lados de la hendidura vaginal.

Cola

Pedúnculo caudal. Es la sección estrecha que une la aleta caudal con el resto del cuerpo.

Aleta caudal. Funciona como elemento propulsor al nadar. Es horizontal, es decir, se mueve de arriba hacia abajo y no de lado a lado como en el caso de los peces.

Sentidos de los delfines

Imagina un mundo de oscuridad y luz repentina, un mundo en el que puedes moverte no sólo un lado a otro, sino de arriba a abajo, un mundo sin fondo sino una parte superior a la que periódicamente debes elevarte. Luego imagina un mundo en el que la audición te dice tanto acerca de dónde estás y lo que te rodea como tus ojos lo hacen.

Este es el mundo en que vive un delfín. Aunque los delfines tienen los mismos sentidos nuestros, vista, olfato, gusto, tacto y sonido, no funcionan de la misma manera. Tienen un sentido adicional que es la ecolocalización y también se ha postulado que pueden orientarse hacia los campos magnéticos.

La visión de los delfines

Los delfines tienen buena visión, son capaces de ver un pez en la mano de un entrenador lo suficientemente bien como para arrebatarlo de la mano sin dañar al hombre.

Tienen la visión binocular, hasta cierto punto, como un ser humano y no tienen gran visión para los colores, puede compararse con la visión de una persona que no pueda distinguirlos. ¿Y por qué lo necesitan, si viven la mayor parte de su vida bajo el agua?

Algunos comportamientos de los delfines asociados con su visión indican una alta especialización de los dos lados del cerebro, lo cual se asocia con la inteligencia.

Por ejemplo, los delfines suelen nadar en sentido contrario en los tanques y cuando se le presenta un estímulo visual nuevo, como nuevas personas, tienden a mirar con su ojo derecho.

Audición de los delfines y ecolocalización

Más importante que la visión, es la audición de los delfines. Se ha observado que con los ojos vendados no tienen problemas para localizar sorprendentemente pequeños objetos en sus depósitos mediante el uso de la ecolocalización.

Los barcos balleneros han sabido durante mucho tiempo lo sensible que puede ser la audición de los cetáceos. Siempre van tan silenciosos como sea posible porque cualquier sonido en el agua podría llevar a la pérdida de sus capturas. Los delfines no son diferentes de las ballenas en este sentido. La técnica de ecolocalización les permite escuchar los sonidos rebotados de pequeños objetos tan lejanos como hasta 120 metros de distancia.

El ¨mellon¨ de un delfín, que es el gran bulto hacia afuera en la frente, centra los sonidos de ecolocalización y tiene mucho que ver con la recogida de los sonidos que rebotan. Su capacidad de escuchar es una de las mejores en el mundo de los mamíferos.

Otros sentidos del delfín

Los delfines son muy sensoriales, buscan contacto con otros delfines, así como con los seres humanos. Su información sensorial primaria proviene del sonido. Es posible que los delfines también puedan detectar los campos magnéticos de la tierra, lo que puede usarse para la navegación, aunque esta es un área poco investigada.

Depredadores de los delfines

Los delfines no se preocupan mucho por ser comidos. En general, su único depredador real es el tiburón, incluso sólo las especies de tiburones más grandes se atreven a atacar a los delfines. Partes de delfines han sido encontradas en los estómagos de las ballenas asesinas, que comen casi cualquier cosa. Se desconoce si esto significa que las orcas rescatan a los delfines o los persiguen. De hecho, los delfines y las ballenas asesinas trabajan en equipo en ocasiones para capturar alguna presa.

Para la mayoría de las especies comestibles de hoy, la amenaza más peligrosa es el hombre.

Durante años, los delfines fueron descartados como fuente de proteínas debido a su dulzura y las historias de los marineros rescatados, pero con el tiempo, ese respeto se ha perdido y los delfines son amenazados cada vez más.
A veces, los delfines no son asesinados por ser una fuente de alimento, sino porque se alimentan de las mismas especies de peces que los seres humanos.

Muchos pescadores han matado delfines porque creen que los delfines arruinarán su captura.

Aún más, hay algunos países que se alimentan de los cetáceos, incluyendo delfines. En Japón, la carne de algunas especies de delfín es vista como un manjar y puede llegar a costar hasta 25 dólares estadounidense por libra.
En Perú y muchos otros países de América Latina donde el océano ha sido despoblado de peces debido a las condiciones de sobrepesca o medioambientales tales como El Niño, los pescadores han vuelto a capturar delfines y marsopas para venderlos en los mercados.

Además, hay algunos países como las Islas Feroe, donde matar y comer cetáceos, como los delfines, es una tradición cultural que data de hace mucho tiempo.

Terapia asistida con delfines

Originaria de 1978 por el Dr. David Nathanson, la Terapia Asistida con Delfines (DAT) se ha utilizado como un método terapéutico para aumentar las habilidades del habla y motoras en pacientes que han sido diagnosticados con discapacidades de desarrollo, físico y / o emocionales, tales como retraso mental, el síndrome de Down y autismo. Se sugiere que el amor incondicional y apoyo que ofrece un delfín puede beneficiar a los niños y otros pacientes con enfermedades mentales, ayudándoles a aprender y desarrollar la confianza. Muchos creen que los delfines tienen emociones como los humanos y la compasión que son capaces de demostrar aumenta la autoestima, habilidades sociales y el rendimiento académico en niños y otras personas que pueden carecer de estos conocimientos.

Desde su introducción, esta terapia se ha convertido en un tema muy controvertido en el mundo médico. Teorías tales como la de Nathanson sugieren que la terapia asistida con delfines es simplemente un programa que sirve para modificar el comportamiento, premiando a los pacientes con la posibilidad de nadar con delfines, para la realización de una función deseada.

Sin embargo, los científicos consideran la posibilidad de que los delfines realmente pueden desencadenar el proceso de curación mediante el aumento de células T y las endorfinas. En algunos casos, han sugerido que los delfines tienen la capacidad de apuntar a áreas en el cuerpo humano con su sonar y reparar el tejido dañado.

DAT ha sido sugerida para el uso en la curación y el alivio de dolores, así como para lograr mayor atención, mejorar el aprendizaje y el aumento de las habilidades motoras y la coordinación en los niños. A pesar de que la terapia parece funcionar mejor con los niños, también es una terapia popular para los adultos con discapacidad. Aunque no hay afirmaciones de saber exactamente cómo funciona ni datos científicos que la respalden, la terapia está aumentando en popularidad y se ofrece en varios acuarios en los Estados Unidos. En el acuario Clearwater

Marine en la Florida, por ejemplo, los niños pueden participar en varios programas destinados a modificar su comportamiento con recompensas tales como nadar con los delfines y darles de comer. Estos programas, de cualquier forma, vienen con una etiqueta de precio fuerte que puede variar desde $ 2,000 a $ 6,000 por 5 o 6 días.

Los críticos de DAT sostienen que el simple hecho de comprar una mascota a un niño pequeño tendrá el mismo efecto y algunos incluso plantean que la celebración de los delfines en cautiverio con fines estrictamente recreativos se debe considerar una crueldad hacia estos animales. Los científicos también dudan de la capacidad de un delfín para sentir y apuntar hacia un tejido específico con su sonar. La ausencia de datos para probar estas afirmaciones es referida a menudo en la comunidad científica. Si bien la investigación sobre la validez de la terapia asistida con delfines continúa, se advirtió que esta no es una cura milagrosa, por tanto, cualquier organización que prometa esto, debe ser evitada.

Objetivo

El objetivo de mi investigación es dar a conocer a los delfines, enfatizar la importancia de estos en el desarrollo médico de la terapia asistida por delfines y concientizar a las personas para frenar la contaminación y la caza ilegal de estos animales.

Justificación

Soy un niño a quien le apasiona el mundo marino, en una de mis visitas al mar me sumergí en lo profundo y pude descubrir que el mundo acuático es muy interesante, amplio y que todos los días se descubren cosas nuevas, por lo que a partir de esta investigación quiero compartir con ustedes mis conocimientos sobre el tema.

Hipótesis

La sociedad debería de conocer la importancia de los delfines y los extraordinarios aportes medicinales, se daría la importancia necesaria para su cuidado, para que el delfín no sea un animal en peligro de extinción.

Método (materiales y procedimiento)

Para esta investigación realice una investigación documental, revisando fuentes de información en internet, me informe sobre el origen de la terapia asistida por delfines y los beneficios médicos respecto a ciertas enfermedades. Además de la situación que viven los delfines al considerarlos animales en peligro de extinción

Durante mis vacaciones familiares, tuve la oportunidad de sumergirme al mundo marino y nadar con delfines y darme cuenta como es que son uno de los muchos animales extraordinarios.

Galería Método

Resultados

Hasta antes de realizar esta investigación, me gustaban mucho los delfines, pero al saber más de ellos entendí lo siguiente:

  • Todos los seres vivos son importantes para el desarrollo natural y humano del planeta.
  • Los delfines son animales inteligentes, sociables y emocionalmente conectados a las personas.
  • El beneficio médico de la terapia asistida por delfines es una herramienta para combatir ciertas enfermedades.
  • A pesar de los aportes médicos de los delfines, se les sigue cazando ilegalmente, al grado de que están en peligro de extinción.
  • La sociedad deberá tomar acciones para evitar su extinción y contribuir a que los delfines sean fundamentales en el combate al autismo, síndrome de Down y diversas enfermedades.

Galería Resultados

Discusión

Conclusiones

Los delfines tienen cualidades y entre las más importantes puedo destacar no solo la impresionante anatomía con la que cuentan si no también que son seres vivos capaces de entenderse con las personas, al grado de que benefician con sus atributos a la medicina moderna. Se ha utilizado como un método terapéutico para aumentar las habilidades del habla y motoras en pacientes que han sido diagnosticados con discapacidades de desarrollo, físico y / o emocionales, tales como retraso mental, el síndrome de Down y autismo.

Es importante recalcar el peligro que tienen los delfines a ser cazados ilegalmente, así como las consecuencias de la contaminación en sus ecosistemas. Para seguir beneficiándonos de sus atributos como especie, debemos respetarlos como seres vivos.

Bibliografía

 



Los Delfines

Summary

Research Question

Why is it important to know dolphins and the benefits of dolphin-assisted therapy?

Problem approach

Background

Objective

Justification

Soy un niño a quien le apasiona el mundo marino, en una de mis visitas al mar me sumergí en lo profundo y pude descubrir que el mundo acuático es muy interesante

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography