Ciencias Exactas y Naturales

pj─343─en Lavadora Casera

  • Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
  • Área de participación: Ciencias Exactas y Naturales
  • Asesor: MARISA CALLE MONROY
  • Equipo [ ]: Josué Uziel Baca Ramírez() , Maya Pichardo Enriquez() , Fernanda Nicole Montes de Oca Gallardo(3o Xcaret)

Resumen

El desarrollo de la lavadora a lo largo de la historia ha llevado a que cualquier avance tecnológico en otros campos sea analizado para su incorporación al mundo de este electrodoméstico del que ya no podemos prescindir. Ahora mismo las hay con funciones de secado, de control de consumo de agua, con paneles electrónicos, con sistema de ahorro de detergente, con más o menos revoluciones. Lo ultimo en tecnología: el modelo Okömix (Oko= Eco) de AEG, o la nueva gama AddWash de Samsung, con una puerta extra que permite introducir en cualquier ciclo de lavado las prendas que se nos olvidó incluir en la colada. Muchos aseguran que la lavadora automática fue más revolucionaria que Internet. Y desde luego, la llegada de este extraordinario invento cambio radicalmente la vida en el hogar a principios del siglo XX y, sobre todo, la de la mujer. Durante siglos la ropa se había lavado a mano. Cada día, las mujeres tenían una cita en la orilla del río con grandes cantidades de ropa sucia que frotaban, golpeaban, restregaban y retorcían en las piedras. Con el tiempo se crearon tablas para que el proceso fuera más cómodo, pero cualquiera de estos métodos era lento y engorroso. Una vez que las casa tuvieron agua corriente, la situación mejoró ligeramente, ya que no era necesario ir a la fuente o al río a lavar. Pero el ingenio humano empezó a buscar algunas herramientas que hicieron el proceso de lavado más cómodo y eficaz.

Pregunta de Investigación

¿Cómo adaptar distintos recipientes de agua para armar una lavadora casera?

Planteamiento del Problema

Las primeras lavadoras eléctricas perdían agua con cierta facilidad, por lo que sufrían en algunas ocasiones cortocircuitos. Igualmente el precio de las lavadoras convencionales es más elevado dependiendo de la marca. Las lavadoras convencionales utilizan una gran cantidad de energía y agua para limpiar la ropa. Además de la electricidad o el gas natural para hacer funcionar la máquina, una lavadora también se basa en el calentador de agua de la casa, aumentan las facturas de servicios públicos de los hogares y pueden contribuir a la tensión en los recursos hídricos; también no toda la ropa es adecuada para usarla en lavadora y aun largo plazo daña las telas, colores o encajes. Por otro lado las personas de escasos recursos no tiene el sustento económico suficiente para pagar y mantener una lavadora convencional; en muchas ocasiones la gente opta por pagar un servicio de lavandería, y otras por lavar en el río, pero un gran problema es que la gran mayoría de los ríos están altamente contaminados o el servicio es demasiado costoso.

Antecedentes

A principios del siglo XIX, en la Europa occidental, comenzaba a difundirse la práctica de meter la ropa en una caja de madera y hacer girar ésta con una manivela. Madres e hijas se turnaban, hora tras hora, para accionar la manivela.

Las primeras lavadoras accionadas a mano trataron de aplicar el mismo principio incorporando un dispositivo semejante a un taburete invertido que encajaba en un depósito y presionaba la ropa, escurriendo el agua y permitiendo después que volviera a entrar más. En 1782, Henry Sidgier obtiene una patente británica para una lavadora con tambor giratorio, y en 1862, Richard Lansdale exhibe su “lavadora giratoria compacta ” patentada en la Exposición Universal de Londres.

1797 – Nathaniel Briggs inventó la tabla matorral, un dispositivo de mano de obra en la que la ropa se frota enérgicamente a mano.

1843 – John E. Turnbull inventó una máquina de lavar con un mecanismo de escurridor.

1851 – americano, James King patentó la primera máquina que utilizó un tambor. Se parecía a una máquina moderna, pero fue hasta la mano accionado.

1874 – William Blackstone construyó una lavadora que Fue diseñado para facilitar su uso en el hogar. Esta máquina consistía en una tina de madera en la que había una pieza plana de madera con seis clavijas de madera pequeños.

Ya en 1904 se estaban anunciando lavadoras eléctricas en los Estados Unidos, y las ventas norteamericanas habían alcanzado las 913.000 unidades en 1928.

Las primeras lavadoras automáticas datan de principios de siglo (1904). La primera lavadora fabricada en Europa consta de 1951. Empresas como Whirlpool empezaron con el negocio de las lavadoras.

1908 – Hurley Machine Corporation presenta el Mighty Thor. Inventado por Alva J. Fisher. Era una máquina de tipo tambor con un motor eléctrico y galvanizado bañera. La patente de esta máquina fue emitida el 9 de agosto de 1910.

1911- whirlpool corporation, luego upton machine corporation, inicia la producción de motores eléctricos impulsados arandelas escurridor.

1922 – Maytag introduce el sistema agitador para mover el agua alrededor del tambor, en lugar de arrastrar la tela alrededor en el agua.

1930-W John Chamberlain de Bendix Aviation Corporation inventa una máquina que se puede lavar, enjuagar y extraer el agua de la ropa en una sola operación.

1960-Los costos de las máquinas automáticas se redujeron cuando las empresas comenzaron a producir máquinas de doble bañera y este estilo de millones de lavadoras vendidas.

1978 – El primer micro-chip de la máquina controlada se produjeron.

2000 y más allá de los científicos todavía están trabajando en nuevos modelos de máquinas de lavado para que sean más útiles para todos. Ellos tratan de hacer mejores maneras de limpiar la ropa y hacer que las máquinas duran más.

Es probable que si usted no dispone de una máquina lavadora en su hogar, recurra a las lavanderías para realizar el aseo de su ropa. Esto le representa algo de competencia con otras personas que también asisten allí por la misma situación.

Entre los factores que pueden incidir en la decisión, tenemos el tiempo que usted pierde, el costo elevado del servicio y por cierto, la paciencia por tener que esperar por su ropa limpia.

A continuación, algunas de las ventajas que usted tendrá al contar con su propia lavadora en su hogar y los motivos por los cuales sería una buena inversión.

No hay duda que contratar los servicios de la lavandería durante algún tiempo, le representa a cualquier persona un elevado gasto dentro del presupuesto familiar. Sobre todo, podrá reconocerlo si toma en cuenta los costos de adquirir una máquina de lavado propia. Cabe recordarle que seguramente entre las muchas opciones disponibles, usted podrá seleccionar la que más se adecue a sus necesidades personales u hogareñas. Si usted tiene acceso a Internet, sería conveniente realizar una búsqueda y ver los comentarios de los productos antes de adquirirlos.

Con esta economía, usted debe intentar ahorrar en todo lo que sea posible. Es bastante probable que en el transcurso de ida y vuelta de su ropa al lavadero gaste más gasolina que lo normal. Aparte, algunas prendas pueden perderse en todo ese tiempo. Si éste es un problema frecuente en su hogar, evítelo realizando la compra de su lavadora propia. Si en caso tal ese distribuidor no cuenta con lo que usted necesita, entonces busque alguna empresa distribuidora de línea blanca que cumpla con sus necesidades.

Es simplemente más fácil cuando se tiene una lavadora; lo único que debe hacer es averiguar con los distribuidores de lavadoras y escoger un buen precio por la lavadora que usted desea. Sin duda, ésta es una de las mejores opciones que puede elegir en lo que respecta a una máquina de lavado. Si quiere aún simplificar más su vida, con el propio distribuidor podrá adquirir una secadora automática. Su uso durante el invierno será una elección de la que no se arrepentirá jamás. Sin duda, este es el momento para realizar un recorrida por los distintos distribuidores de línea blanca de su vecindario o ciudad.

Hoy en día es posible lavar y secar la ropa con un solo electrodoméstico, lavadora y secadora todo en uno, sin la necesidad de sacarla de la lavadora para meterla en la secadora. Sin embargo, como todos los inventos, la lavadora-secadora tiene sus ventajas y desventajas. Descubramos cuáles son.

Ventajas de la lavadora-secadora

Para saber si nos compensa comprar o no una lavadora-secadora, debemos tener en cuenta sus funcionalidades, el tamaño, su coste económico y comparar todo lo que nos ofrece con una simple lavadora. Por ejemplo, una de las ventajas de una lavadora-secadora es que evitaríamos tener dos electrodomésticos en casa. Así que, si nuestra cocina no cuenta con mucho espacio, comprar una lavadora y secadora sería una gran opción. También es una buena solución para aquellas personas que no poseen un tendero en casa o que simplemente no les gusta tender la ropa en la calle (sobre todo en invierno porque hace mucho frío).

Además, al tener doble funcionamiento es bastante cómodo, ya que no hace falta que traslademos la ropa a la secadora. El propio electrodoméstico nos da la posibilidad de programar lavado o secado.

Desventajas de la lavadora-secadora

Sin embargo, una de las principales desventajas es la capacidad de carga. Es decir, una lavadora nos permite lavar mayor cantidad de prendas que una lavadora-secadora. Dependiendo del modelo, podemos llegar a gastarnos más que si compramos la lavadora y la secadora por separado. Por lo que habría que pensar si nos compensa económicamente comprar una lavadora-secadora. Las lavadoras y secadoras independientes son más eficaces, ya que no estamos exigiendo en un mismo electrodoméstico dos funcionalidades (lavado y secado). Por tanto, habrá más probabilidades de que una lavadora-secadora se estropee. Para evitar que se rompa tu lavadora y secadora debes hacerle un buen mantenimiento cada cierto tiempo. También cabe destacar que una lavadora y secadora por separado optimizan mejor el consumo de luz y agua. Es decir, la lavadora-secadora gasta más energía al no tener una capacidad de carga tan grande. Por otra parte, tendremos que realizar más lavados y dos ciclos de secado para que la ropa quede completamente seca. Una vez que ya conocemos las ventajas y desventajas de las lavadoras-secadoras, decidiremos si es mejor tener estos electrodomésticos juntos o por separado según nuestras necesidades.

Una lavadora es una máquina diseñada para lavar la ropa, la cual mezcla el detergente, el agua y la ropa a través de constantes movimientos generados por un motor eléctrico. Con esta se logra ahorrar tiempo, esfuerzo y sobre todo agua. Suele ser conectada a una llave de suministro de agua, para así llenar el tambor y lavar la ropa.

Fue inventada por Robinson de Lancashire, James King, Henry Sidgier, Hamilton Smith y Alva J. Fisher.

Carcasa: Refiere a la estructura que llega a cubrir toda la lavadora desde el exterior protegiendo así todos sus componentes internos, como es el eje, el tambor y el motor. Esta tiene un acceso por donde se introduce la ropa, el cual puede estar ubicado en la zona superior o frontal de la lavadora.

Motor eléctrico: Puede estar ubicado en la zona trasera y central de la lavadora, o en la caja inferior de esta. Este recibe la corriente eléctrica desde un conmutador o cableado que se conecta a un enchufe, lo cual es controlado por el microprocesador.

Entrada de agua: Se trata de las tuberías por donde pasa el agua fría y caliente y que llega al depósito donde está la resistencia que controla el microprocesador, donde crea la temperatura deseada del agua.

Microprocesador: Es la parte de la lavadora que posee todos los datos programados para mantener en control el funcionamiento de cada componente que permitirá el lavado en esta máquina. Se encuentra localizado en la zona superior de la carrocería, específicamente en la parte lateral derecha. Es desde este que sale la línea de mando, el cual se une a la línea de electricidad y al conmutador y motor, permitiendo alcanzar ciertas velocidades para lavar.

Filtro: Parte localizada en el tubo de desagüe. Su función es retener aquellos objetos que pueden tapar los conductos. Estos pueden extraerse con gran facilidad a la hora de limpiarlos.

Resistencia: Parte de la lavadora localizada entre el tambor y la cubeta, y en ciertos casos se ubica en un depósito condensador.

Transmisión: Parte encargada de transmitir los movimientos generados por el tambor a la lavadora, haciendo que esta gire.

Cubeta:  Se trata del cilindro que cubre el tambor, el cual tiene un agujero en base.

Amortiguadores: Son unos muelles ubicados en la base del cárter del tambor que sostienen el peso del tambor y de la cubeta. Estos se encargan de mantener controlado y disminuido el movimiento, el sonido y el balanceo de la máquina al lavar.

Temporalizador: Parte de la lavadora encargada de marcar el tiempo de los ciclos de lavado. Dentro de este hay un reloj que va avanzando cuando la lavadora está funcionando. Este llega a controlar el funcionamiento de todas las acciones de lavado.

Tambor: Es la parte de la lavadora hueca donde se introduce la ropa. Se presenta como un cilindro de metal que tiene diversos agujeros por donde fluye el agua. Estos agujeros son pequeños, evitando que las prendas se salgan. De base a base este presenta triángulos rebajados en puntas, lo cual hace que gire la ropa mucho mejor.

Correa: Esta conecta el tambor con el motor, cuando la lavadora no realiza esta acción de forma directa.

Cárter del tambor: Se trata de un componente cuadrado que sostiene el eje del tambor y de la cubeta a los laterales de la máquina.

Depósito de detergente: Parte donde se adiciona sus suavizantes, detergentes y demás productos con lo cual se lavará la ropa. Se ubica en la zona superior e izquierda de la lavadora. Este presenta diversos compartimientos donde se ubica cada detergente.

La lavadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos más importantes de nuestra casa, ya que es uno de los que más usamos y representa un porcentaje destacable en nuestras facturas de gas y luz. Si estás pensando en cambiar o comprar una lavadora, aquí te damos la información que necesitas. Veamos qué tipos de lavadoras existen y cuál se ajusta más a tus necesidades. En el mercado, podemos encontrar lavadoras de carga frontal o lavadoras de carga superior. Ambas se diferencian en su tamaño, su capacidad y su forma de introducir la ropa. Además de sus prestaciones, es importante que nos fijemos en el color del exterior de la lavadora, para que se integre perfectamente con el diseño de nuestra cocina. El acero inoxidable da un aspecto moderno, además de que se amolda muy bien a todo tipo de colores. Sin embargo, si el resto de nuestros electrodomésticos son de color blanco, es recomendable que la lavadora también lo sea, para que no desentone demasiado. Las lavadoras de carga frontal son las más comunes en nuestro país. Se caracterizan porque la puerta está en la parte de delante. Sus dimensiones se ajustan muy bien a nuestras cocinas. Es importante conocer las capacidades que existen en relación al número de personas que viven en la vivienda. Así pues, una lavadora de carga frontal de 5 kilos es suficiente para 1-2 personas, 7 kilos sería lo adecuado para familias normales de 3 o 4 personas, y más de 8 Kilos para familias numerosas.

¿Estás buscando lavadoras integrables? La Lavadora carga frontal BALAY 3TI776B se mantendrá oculta en tu cocina, lista para cuando quieras usarla. Tiene una capacidad de 7 kilos y una velocidad de 1200 revoluciones por minuto. Su display multifunción es muy sencillo de manejar. Cuenta con protección múltiple de agua y programas especiales como anti alergias, ropa de deporte o lavado nocturno.

Las lavadoras de carga frontal son eficientes y consumen menos cantidad de agua que las lavadoras de carga superior. Si te preocupan tus consumos y el medioambiente, la solución es fijarte en la clasificación energética. Las mejores clases son A, A+, A++ y A+++, que suelen incluirse en lavadoras con sistemas inteligentes. Estas lavadoras adaptan la cantidad de agua y energía según la carga, como la Lavadora carga frontal Samsung WW80J6410CW, especial para el ritmo de vida más ajetreado. Tiene una capacidad de carga de 8 kilos, pero ya puedes poner algunos programas rápidos con solo 2 kilos. Su clase energética es la más alta, por lo que reduce al máximo posible la cantidad de luz y agua que usa. Las lavadoras que tienen la puerta en la parte superior se denominan lavadoras de carga superior, se diferencian también porque son más estrechas. Funcionan mediante un sistema de fricción para desprender la suciedad. Su tambor es más pequeño, y podrás encontrarlas hasta 7 kilos, por lo general. Aquí  las recomendaciones en cuanto a la capacidad de carga son las mismas que hemos visto anteriormente en las lavadoras de carga frontal.

Estas lavadoras son igual de efectivas que las de carga frontal, solo que con las ventajas de no tener que agacharse para meter la ropa, un tamaño más reducido que hace que quepan en cualquier parte, y rapidez. Con ellas, podemos agregar prendas que se nos hayan olvidado a mitad del ciclo, algo que resulta imposible con las lavadoras de carga frontal. Si es de tu interés, Euronics también te cuenta cuáles son las mejores lavadoras de carga superior.

El secado de la ropa suele ser un poco más lento, y tienden a consumir más energía, pero gracias a las lavadoras con alta eficiencia energética podemos olvidarnos del tema del consumo. La Lavadora carga superior Otsein Hoover ODYT 6102 D3 cuenta con doble display digital, capacidad para 6 kilos, inicio diferido y programas especiales rápidos.

Si vives en pareja y no tenéis mucho espacio, con la Lavadora carga superior Whirlpool AWE2239podréis lavar tranquilamente vuestra ropa. Que no te deje engañar su tamaño, porque tiene una capacidad de 5 kilos. Te encantarán todas sus prestaciones y su bajo consumo de energía por lavado, tan solo 0.85 Kwh.

La tecnología SensoCare asegura que cada tipo de tejido se lava de la mejor manera posible. Ofrece siempre la combinación óptima de temperatura y de cantidad de agua, tiempo y velocidad de centrifugado. Si, no obstante, sus prendas necesitan un cuidado muy especial, los programas para algodón y fibras sintéticas pueden modificarse con funciones y modos extra. NormalCare selecciona una combinación óptima de los cuatro parámetros de cada carga de ropa; TimeCare reduce el tiempo de lavado; AllergyCare utiliza más agua y ciclos de aclarado adicionales; y EcoCare es el modo de lavado con un menor consumo de energía.

La eliminación eficaz de manchas ya no necesita altas temperaturas ni tratamientos adicionales de las prendas antes del lavado. La combinación perfecta de temperatura, tiempo y agua eliminará automáticamente cuatro tipos de suciedad resistente: fruta (naranjas, salsa de tomate); manchas orgánicas (grasa, mantequilla, huevos, hierba); vino (zumos de fruta oscuros, tinta); y café (té, yogur, pasta, maquillaje). La función StainExpert está disponible en las lavadoras de la línea Superior.

En realidad existen lavadoras industriales de muy diverso tipo según la función que tengan que realizar. Existen lavadoras industriales de gran tamaño como las que se usan en los hoteles para lavar grandes cantidades de ropa de cama, pero también hay lavadoras industriales de unos 9 o 10 kilos de carga como las que se usan en los establecimientos de lavandería automática.

Las lavadoras industriales se diferencian de las domésticas por más factores que una mayor capacidad de carga.

Este tipo de dispositivos han sido diseñados para funcionar con detergentes industriales, que logran eliminar las manchas con una dosificación menor, de forma que estas lavadoras también son de gran ayuda a la hora de dejar la ropa perfecta sin necesidad de gastar demasiada agua ni de verter grandes cantidades de agua jabonosa al medio ambiente.

Las lavadoras domésticas tienen una vida útil de entre ocho y diez años, pasado ese tiempo no merece la pena invertir en el arreglo de una avería, compensa más adquirir una nueva. Las lavadoras industriales por su parte han sido pensadas para tener una larga vida útil, por ello se suele recurrir a su reparación cuando hay alguna avería.

Con frecuencia las lavadoras industriales se usan para hacer la colada de prendas que no pueden lavarse en una lavadora doméstica, ya sea por su tamaño o por estar demasiado sucias, como puede ocurrir con ciertos uniformes de trabajo. Precisamente por ello este tipo de lavadoras cuentan con una amplia variedad de programas y son capaces de lavar a temperaturas elevadas.

Viene con un tambor central grande con orificios que gira mientras se le introduce agua, haciendo que se mezcle el detergente con la ropa sucia. El movimiento del tambor se hace mediante un motor eléctrico. Los motores más comunes están situados detrás y debajo del tambor y comunican la tracción por poleas o correas. El motor de tracción directa (Direct Drive) forma una unidad con el tambor y le transmite directamente el movimiento, produciendo muy poco ruido y vibración . La introducción de la microelectrónica ha logrado que algunos modelos dejen la ropa seca y limpia e incluso añaden sensores que controlan el tiempo, la velocidad y la temperatura, algoritmos de recolocación de ropa para evitar excesivas vibraciones durante el centrifugado.

Existen fundamentalmente dos tipos de modelo: las lavadoras de apertura frontal y las de apertura superior. Las de apertura frontal son las que tienen la puerta en el frente y el giro del tambor tiene su eje horizontal, de forma que la ropa, al momento de girar, va cayendo permanentemente al ser impulsada por el giro hacia arriba. Las de apertura superior pueden tener la puerta por la parte superior. El giro del tambor puede tener su eje también vertical, o disponer de una escotilla para acceder al tambor que gira horizontalmente.

Las lavadoras tienen en la puerta un sensor o un bloqueo automático, que cuando se abre detiene el funcionamiento, o que impide que puedan ser abiertas mientras están en funcionamiento. Está compuesto por una resistencia PTC que, al recibir corriente, se calienta y activa un bimetal, el cual está conectado a su vez a dos terminales que cierran un contacto eléctrico y dejan circular la corriente hacia el electrodoméstico permitiendo el encendido de éste.

Derivado de la tecnología de las lavadoras comerciales, SteelSeal le asegura un lavado más higiénico con la eliminación de los fuelles de caucho de la puerta, que con el paso del tiempo se desgastan, atrapando tierra y suciedad.

La mayoría de las lavadoras solamente tienen dos patas internas; El sistema Quattr de ASKO cuenta con 4 patas amortiguadoras que virtualmente eliminan la vibración, para una operación más silenciosa y mayor tiempo de vida

Los agitadores en forma de reloj de arena también guían a los “objetos” grandes como la grava a los agujeros más grandes de evacuación a las orillas de los agitadores, que remueven efectivamente la tierra de la máquina.

Objetivo

Adaptar distintos recipientes de agua para armar una lavadora.

Justificación

La lavadora automática fue un extraordinario invento que cambió radicalmente la vida en el hogar a principios del siglo XX. Durante siglos la ropa se había lavado a mano; con el tiempo se crearon tablas para que el proceso fuera más cómodo, pero cualquiera de estos métodos era lento y engorroso. Una vez que las cosas tuvieron agua corriente, la situación mejoró ligeramente, ya que no era necesario ir a la fuente o al río a lavar. Las lavadoras son un elemento común de la casa, tenemos en cuenta que la sociedad intente avanzar cada vez más tecnológicamente, de esa forma se puede facilitar los trabajos que se presentan en la vida cotidiana, haciendo que sea fácil de lavar la ropa sin salir a una lavandería y pagar por cada ciclo de uso de la máquina. Por otro lado con esta lavadora podríamos ayudar a personas que no cuentan con los recursos necesarios para poder comprar una lavadora.

Hipótesis

Si logramos adaptar distintos recipientes de agua para armar una lavadora, entonces podremos ayudar a personas de escasos  recursos.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

1 tina de 150 litros.
2 cestos pequeños con hoyos.
2 bisagras pequeñas.
2 metros de tubo de PVC de media pulgada.
Pegamento para PVC.
12 tornillos con tuerca de 3 pulgadas.
4 empaques.
1 llave de nariz.
2 codos de PVC.
Taladro.
Armella o broche.
1 cutter.
Alambre de aluminio grueso.

Procedimiento:

1.Con el taladro hacer 3 hoyos en la tina (uno cada extremo y otro en la parte inferior de la tina).
2.Hacer con el cutter un orificio en cada uno de los cestos, en medio de la base para introducir un trozo pequeño del tubo de PVC en cada uno de estos y pegarlos con pegamento pegamento para tubo de PVC.
3.Cortar un rectángulo en uno de los cestos de forma vertical y colocar las bisagras en un extremo de la parte recortada para unirla con el rectángulo y así formar una pequeña puerta.
4.Unir con el alambre de aluminio grueso la boca de los cestos.
5.Cortar 4 trozos de tubo de PVC de distintos tamaños (dependiendo el largo que quiera), para armar la manivela de la lavadora y pegarlos con el pegamento de tubo de PVC.
6.Colocar los cestos dentro de la tina, embonándolos en la tina; posteriormente introducir en el orificio faltante de la tina la llave de nariz.

Galería Método

Resultados

Obtuvimos una lavadora casera adaptando distintos recipientes de agua que podría ayudar a personas de escasos recursos sin el uso de gas ni electricidad. Esta tiene una capacidad para 1 kg de ropa y cuenta con una manivela para imitar el movimiento de una lavadora.

Galería Resultados

Discusión

Las lavadoras convencionales utilizan una gran cantidad de energía y agua para limpiar la ropa, además de la electricidad para hacer funcionar la máquina. En cambio nuestra lavadora no necesita estar conectada a la corriente eléctrica y usa una menor cantidad de agua para hacerla funcionar.

Conclusiones

Esta lavadora al no usar electricidad y estar elaborada con distintos recipientes de agua, beneficia a grupos de personas que no cuentan con los recursos necesarios para tener una lavadora eléctrica, ya que para mantener una lavadora convencional se necesita tenerle un cuidado más a detalle y en muchas ocasiones se gasta una cantidad grande de dinero, en cambio los materiales que utilizamos para elaborar esta lavadora son económicos y fáciles de conseguir.

Bibliografía

Lavadora, ASKO. Consultado en http://www.asko.com/mx/lavanderia/lavadoras/caracteristicas-de-las-lavadoras el 26 de febrero de 2019.

Lavadora, Partesdel.com. Consultado en https://www.partesdel.com/parte_de_la_lavadora.html el 26 de febrero de 2019.

Lavadora, Blogstop. Consultado en http://evolutionwasher.blogspot.com/2012/08/historia-y-evolucion-de-la-lavadora.html el 26 de febrero de 2019.



pj─343─en Lavadora Casera

Summary

The development of the washing machine throughout history has led to the fact that any technological advance in other field is being analyzed for its incorporation into the world of this household appliance that we can no longer spare. Right now there are some washing machines with drying functions, water consumption control, with electronic panels, with detergent saving system, with more or less revolutions. The latest in technology: the Okömix model (Oko = Eco) from AEG, or Samsung’s new AddWash range, with an extra door that allows you to enter any washing cycle that you forgot to include in the laundry. Many claim that the automatic washing machine was more revolutionary than the Internet. And of course, the arrival of this extraordinary invention radically changed the life at home in the early twentieth century and, above all, that about women.

Research Question

How to adapt different water containers to assemble a washing machine?

Problem approach

The first electric washing machines lost water with some ease, so they sometimes suffered short circuits. Also, the price of conventional washing machines is higher depending on the brand. Conventional washing machines use a lot of energy and water to clean clothes. In addition to electricity or natural gas to operate the machine; a washing machine is also based on the household’s water heater, increasing the utility bills for households and can contribute to stress on water resources. Furthermore, not all clothing is suitable for cleaning in the washing machine and even in a long-term, it damages fabrics, colors or lace. On the other hand, people with limited resources do not have enough economic support to pay for and maintain a conventional washing machine. Many times people choose to pay for a laundry service, and others to wash in the river, but a big problem is that the vast majority of rivers are highly polluted or the service is too expensive.

Background

A principios del siglo XIX, en la Europa occidental, comenzaba a difundirse la práctica de meter la ropa en una caja de madera y hacer girar ésta con una manivela. Madres e hijas se turnaban, hora tras hora, para accionar la manivela.

Las primeras lavadoras accionadas a mano trataron de aplicar el mismo principio incorporando un dispositivo semejante a un taburete invertido que encajaba en un depósito y presionaba la ropa, escurriendo el agua y permitiendo después que volviera a entrar más. En 1782, Henry Sidgier obtiene una patente británica para una lavadora con tambor giratorio, y en 1862, Richard Lansdale exhibe su “lavadora giratoria compacta ” patentada en la Exposición Universal de Londres.

1797 – Nathaniel Briggs inventó la tabla matorral, un dispositivo de mano de obra en la que la ropa se frota enérgicamente a mano.

1843 – John E. Turnbull inventó una máquina de lavar con un mecanismo de escurridor.

1851 – americano, James King patentó la primera máquina que utilizó un tambor. Se parecía a una máquina moderna, pero fue hasta la mano accionado.

1874 – William Blackstone construyó una lavadora que Fue diseñado para facilitar su uso en el hogar. Esta máquina consistía en una tina de madera en la que había una pieza plana de madera con seis clavijas de madera pequeños.

Ya en 1904 se estaban anunciando lavadoras eléctricas en los Estados Unidos, y las ventas norteamericanas habían alcanzado las 913.000 unidades en 1928.

Las primeras lavadoras automáticas datan de principios de siglo (1904). La primera lavadora fabricada en Europa consta de 1951. Empresas como Whirlpool empezaron con el negocio de las lavadoras.

1908 – Hurley Machine Corporation presenta el Mighty Thor. Inventado por Alva J. Fisher. Era una máquina de tipo tambor con un motor eléctrico y galvanizado bañera. La patente de esta máquina fue emitida el 9 de agosto de 1910.

1911- whirlpool corporation, luego upton machine corporation, inicia la producción de motores eléctricos impulsados arandelas escurridor.

1922 – Maytag introduce el sistema agitador para mover el agua alrededor del tambor, en lugar de arrastrar la tela alrededor en el agua.

1930-W John Chamberlain de Bendix Aviation Corporation inventa una máquina que se puede lavar, enjuagar y extraer el agua de la ropa en una sola operación.

1960-Los costos de las máquinas automáticas se redujeron cuando las empresas comenzaron a producir máquinas de doble bañera y este estilo de millones de lavadoras vendidas.

1978 – El primer micro-chip de la máquina controlada se produjeron.

2000 y más allá de los científicos todavía están trabajando en nuevos modelos de máquinas de lavado para que sean más útiles para todos. Ellos tratan de hacer mejores maneras de limpiar la ropa y hacer que las máquinas duran más.

Es probable que si usted no dispone de una máquina lavadora en su hogar, recurra a las lavanderías para realizar el aseo de su ropa. Esto le representa algo de competencia con otras personas que también asisten allí por la misma situación.

Entre los factores que pueden incidir en la decisión, tenemos el tiempo que usted pierde, el costo elevado del servicio y por cierto, la paciencia por tener que esperar por su ropa limpia.

A continuación, algunas de las ventajas que usted tendrá al contar con su propia lavadora en su hogar y los motivos por los cuales sería una buena inversión.

No hay duda que contratar los servicios de la lavandería durante algún tiempo, le representa a cualquier persona un elevado gasto dentro del presupuesto familiar. Sobre todo, podrá reconocerlo si toma en cuenta los costos de adquirir una máquina de lavado propia. Cabe recordarle que seguramente entre las muchas opciones disponibles, usted podrá seleccionar la que más se adecue a sus necesidades personales u hogareñas. Si usted tiene acceso a Internet, sería conveniente realizar una búsqueda y ver los comentarios de los productos antes de adquirirlos.

Con esta economía, usted debe intentar ahorrar en todo lo que sea posible. Es bastante probable que en el transcurso de ida y vuelta de su ropa al lavadero gaste más gasolina que lo normal. Aparte, algunas prendas pueden perderse en todo ese tiempo. Si éste es un problema frecuente en su hogar, evítelo realizando la compra de su lavadora propia. Si en caso tal ese distribuidor no cuenta con lo que usted necesita, entonces busque alguna empresa distribuidora de línea blanca que cumpla con sus necesidades.

Es simplemente más fácil cuando se tiene una lavadora; lo único que debe hacer es averiguar con los distribuidores de lavadoras y escoger un buen precio por la lavadora que usted desea. Sin duda, ésta es una de las mejores opciones que puede elegir en lo que respecta a una máquina de lavado. Si quiere aún simplificar más su vida, con el propio distribuidor podrá adquirir una secadora automática. Su uso durante el invierno será una elección de la que no se arrepentirá jamás. Sin duda, este es el momento para realizar un recorrida por los distintos distribuidores de línea blanca de su vecindario o ciudad.

Hoy en día es posible lavar y secar la ropa con un solo electrodoméstico, lavadora y secadora todo en uno, sin la necesidad de sacarla de la lavadora para meterla en la secadora. Sin embargo, como todos los inventos, la lavadora-secadora tiene sus ventajas y desventajas. Descubramos cuáles son.

Ventajas de la lavadora-secadora

Para saber si nos compensa comprar o no una lavadora-secadora, debemos tener en cuenta sus funcionalidades, el tamaño, su coste económico y comparar todo lo que nos ofrece con una simple lavadora. Por ejemplo, una de las ventajas de una lavadora-secadora es que evitaríamos tener dos electrodomésticos en casa. Así que, si nuestra cocina no cuenta con mucho espacio, comprar una lavadora y secadora sería una gran opción. También es una buena solución para aquellas personas que no poseen un tendero en casa o que simplemente no les gusta tender la ropa en la calle (sobre todo en invierno porque hace mucho frío).

Además, al tener doble funcionamiento es bastante cómodo, ya que no hace falta que traslademos la ropa a la secadora. El propio electrodoméstico nos da la posibilidad de programar lavado o secado.

Desventajas de la lavadora-secadora

Sin embargo, una de las principales desventajas es la capacidad de carga. Es decir, una lavadora nos permite lavar mayor cantidad de prendas que una lavadora-secadora. Dependiendo del modelo, podemos llegar a gastarnos más que si compramos la lavadora y la secadora por separado. Por lo que habría que pensar si nos compensa económicamente comprar una lavadora-secadora. Las lavadoras y secadoras independientes son más eficaces, ya que no estamos exigiendo en un mismo electrodoméstico dos funcionalidades (lavado y secado). Por tanto, habrá más probabilidades de que una lavadora-secadora se estropee. Para evitar que se rompa tu lavadora y secadora debes hacerle un buen mantenimiento cada cierto tiempo. También cabe destacar que una lavadora y secadora por separado optimizan mejor el consumo de luz y agua. Es decir, la lavadora-secadora gasta más energía al no tener una capacidad de carga tan grande. Por otra parte, tendremos que realizar más lavados y dos ciclos de secado para que la ropa quede completamente seca. Una vez que ya conocemos las ventajas y desventajas de las lavadoras-secadoras, decidiremos si es mejor tener estos electrodomésticos juntos o por separado según nuestras necesidades.

Una lavadora es una máquina diseñada para lavar la ropa, la cual mezcla el detergente, el agua y la ropa a través de constantes movimientos generados por un motor eléctrico. Con esta se logra ahorrar tiempo, esfuerzo y sobre todo agua. Suele ser conectada a una llave de suministro de agua, para así llenar el tambor y lavar la ropa.

Fue inventada por Robinson de Lancashire, James King, Henry Sidgier, Hamilton Smith y Alva J. Fisher.

Carcasa: Refiere a la estructura que llega a cubrir toda la lavadora desde el exterior protegiendo así todos sus componentes internos, como es el eje, el tambor y el motor. Esta tiene un acceso por donde se introduce la ropa, el cual puede estar ubicado en la zona superior o frontal de la lavadora.

Motor eléctrico: Puede estar ubicado en la zona trasera y central de la lavadora, o en la caja inferior de esta. Este recibe la corriente eléctrica desde un conmutador o cableado que se conecta a un enchufe, lo cual es controlado por el microprocesador.

Entrada de agua: Se trata de las tuberías por donde pasa el agua fría y caliente y que llega al depósito donde está la resistencia que controla el microprocesador, donde crea la temperatura deseada del agua.

Microprocesador: Es la parte de la lavadora que posee todos los datos programados para mantener en control el funcionamiento de cada componente que permitirá el lavado en esta máquina. Se encuentra localizado en la zona superior de la carrocería, específicamente en la parte lateral derecha. Es desde este que sale la línea de mando, el cual se une a la línea de electricidad y al conmutador y motor, permitiendo alcanzar ciertas velocidades para lavar.

Filtro: Parte localizada en el tubo de desagüe. Su función es retener aquellos objetos que pueden tapar los conductos. Estos pueden extraerse con gran facilidad a la hora de limpiarlos.

Resistencia: Parte de la lavadora localizada entre el tambor y la cubeta, y en ciertos casos se ubica en un depósito condensador.

Transmisión: Parte encargada de transmitir los movimientos generados por el tambor a la lavadora, haciendo que esta gire.

Cubeta:  Se trata del cilindro que cubre el tambor, el cual tiene un agujero en base.

Amortiguadores: Son unos muelles ubicados en la base del cárter del tambor que sostienen el peso del tambor y de la cubeta. Estos se encargan de mantener controlado y disminuido el movimiento, el sonido y el balanceo de la máquina al lavar.

Temporalizador: Parte de la lavadora encargada de marcar el tiempo de los ciclos de lavado. Dentro de este hay un reloj que va avanzando cuando la lavadora está funcionando. Este llega a controlar el funcionamiento de todas las acciones de lavado.

Tambor: Es la parte de la lavadora hueca donde se introduce la ropa. Se presenta como un cilindro de metal que tiene diversos agujeros por donde fluye el agua. Estos agujeros son pequeños, evitando que las prendas se salgan. De base a base este presenta triángulos rebajados en puntas, lo cual hace que gire la ropa mucho mejor.

Correa: Esta conecta el tambor con el motor, cuando la lavadora no realiza esta acción de forma directa.

Cárter del tambor: Se trata de un componente cuadrado que sostiene el eje del tambor y de la cubeta a los laterales de la máquina.

Depósito de detergente: Parte donde se adiciona sus suavizantes, detergentes y demás productos con lo cual se lavará la ropa. Se ubica en la zona superior e izquierda de la lavadora. Este presenta diversos compartimientos donde se ubica cada detergente.

La lavadora se ha convertido en uno de los electrodomésticos más importantes de nuestra casa, ya que es uno de los que más usamos y representa un porcentaje destacable en nuestras facturas de gas y luz. Si estás pensando en cambiar o comprar una lavadora, aquí te damos la información que necesitas. Veamos qué tipos de lavadoras existen y cuál se ajusta más a tus necesidades. En el mercado, podemos encontrar lavadoras de carga frontal o lavadoras de carga superior. Ambas se diferencian en su tamaño, su capacidad y su forma de introducir la ropa. Además de sus prestaciones, es importante que nos fijemos en el color del exterior de la lavadora, para que se integre perfectamente con el diseño de nuestra cocina. El acero inoxidable da un aspecto moderno, además de que se amolda muy bien a todo tipo de colores. Sin embargo, si el resto de nuestros electrodomésticos son de color blanco, es recomendable que la lavadora también lo sea, para que no desentone demasiado. Las lavadoras de carga frontal son las más comunes en nuestro país. Se caracterizan porque la puerta está en la parte de delante. Sus dimensiones se ajustan muy bien a nuestras cocinas. Es importante conocer las capacidades que existen en relación al número de personas que viven en la vivienda. Así pues, una lavadora de carga frontal de 5 kilos es suficiente para 1-2 personas, 7 kilos sería lo adecuado para familias normales de 3 o 4 personas, y más de 8 Kilos para familias numerosas.

¿Estás buscando lavadoras integrables? La Lavadora carga frontal BALAY 3TI776B se mantendrá oculta en tu cocina, lista para cuando quieras usarla. Tiene una capacidad de 7 kilos y una velocidad de 1200 revoluciones por minuto. Su display multifunción es muy sencillo de manejar. Cuenta con protección múltiple de agua y programas especiales como anti alergias, ropa de deporte o lavado nocturno.

Las lavadoras de carga frontal son eficientes y consumen menos cantidad de agua que las lavadoras de carga superior. Si te preocupan tus consumos y el medioambiente, la solución es fijarte en la clasificación energética. Las mejores clases son A, A+, A++ y A+++, que suelen incluirse en lavadoras con sistemas inteligentes. Estas lavadoras adaptan la cantidad de agua y energía según la carga, como la Lavadora carga frontal Samsung WW80J6410CW, especial para el ritmo de vida más ajetreado. Tiene una capacidad de carga de 8 kilos, pero ya puedes poner algunos programas rápidos con solo 2 kilos. Su clase energética es la más alta, por lo que reduce al máximo posible la cantidad de luz y agua que usa. Las lavadoras que tienen la puerta en la parte superior se denominan lavadoras de carga superior, se diferencian también porque son más estrechas. Funcionan mediante un sistema de fricción para desprender la suciedad. Su tambor es más pequeño, y podrás encontrarlas hasta 7 kilos, por lo general. Aquí  las recomendaciones en cuanto a la capacidad de carga son las mismas que hemos visto anteriormente en las lavadoras de carga frontal.

Estas lavadoras son igual de efectivas que las de carga frontal, solo que con las ventajas de no tener que agacharse para meter la ropa, un tamaño más reducido que hace que quepan en cualquier parte, y rapidez. Con ellas, podemos agregar prendas que se nos hayan olvidado a mitad del ciclo, algo que resulta imposible con las lavadoras de carga frontal. Si es de tu interés, Euronics también te cuenta cuáles son las mejores lavadoras de carga superior.

El secado de la ropa suele ser un poco más lento, y tienden a consumir más energía, pero gracias a las lavadoras con alta eficiencia energética podemos olvidarnos del tema del consumo. La Lavadora carga superior Otsein Hoover ODYT 6102 D3 cuenta con doble display digital, capacidad para 6 kilos, inicio diferido y programas especiales rápidos.

Si vives en pareja y no tenéis mucho espacio, con la Lavadora carga superior Whirlpool AWE2239podréis lavar tranquilamente vuestra ropa. Que no te deje engañar su tamaño, porque tiene una capacidad de 5 kilos. Te encantarán todas sus prestaciones y su bajo consumo de energía por lavado, tan solo 0.85 Kwh.

La tecnología SensoCare asegura que cada tipo de tejido se lava de la mejor manera posible. Ofrece siempre la combinación óptima de temperatura y de cantidad de agua, tiempo y velocidad de centrifugado. Si, no obstante, sus prendas necesitan un cuidado muy especial, los programas para algodón y fibras sintéticas pueden modificarse con funciones y modos extra. NormalCare selecciona una combinación óptima de los cuatro parámetros de cada carga de ropa; TimeCare reduce el tiempo de lavado; AllergyCare utiliza más agua y ciclos de aclarado adicionales; y EcoCare es el modo de lavado con un menor consumo de energía.

La eliminación eficaz de manchas ya no necesita altas temperaturas ni tratamientos adicionales de las prendas antes del lavado. La combinación perfecta de temperatura, tiempo y agua eliminará automáticamente cuatro tipos de suciedad resistente: fruta (naranjas, salsa de tomate); manchas orgánicas (grasa, mantequilla, huevos, hierba); vino (zumos de fruta oscuros, tinta); y café (té, yogur, pasta, maquillaje). La función StainExpert está disponible en las lavadoras de la línea Superior.

En realidad existen lavadoras industriales de muy diverso tipo según la función que tengan que realizar. Existen lavadoras industriales de gran tamaño como las que se usan en los hoteles para lavar grandes cantidades de ropa de cama, pero también hay lavadoras industriales de unos 9 o 10 kilos de carga como las que se usan en los establecimientos de lavandería automática.

Las lavadoras industriales se diferencian de las domésticas por más factores que una mayor capacidad de carga.

Este tipo de dispositivos han sido diseñados para funcionar con detergentes industriales, que logran eliminar las manchas con una dosificación menor, de forma que estas lavadoras también son de gran ayuda a la hora de dejar la ropa perfecta sin necesidad de gastar demasiada agua ni de verter grandes cantidades de agua jabonosa al medio ambiente.

Las lavadoras domésticas tienen una vida útil de entre ocho y diez años, pasado ese tiempo no merece la pena invertir en el arreglo de una avería, compensa más adquirir una nueva. Las lavadoras industriales por su parte han sido pensadas para tener una larga vida útil, por ello se suele recurrir a su reparación cuando hay alguna avería.

Con frecuencia las lavadoras industriales se usan para hacer la colada de prendas que no pueden lavarse en una lavadora doméstica, ya sea por su tamaño o por estar demasiado sucias, como puede ocurrir con ciertos uniformes de trabajo. Precisamente por ello este tipo de lavadoras cuentan con una amplia variedad de programas y son capaces de lavar a temperaturas elevadas.

Viene con un tambor central grande con orificios que gira mientras se le introduce agua, haciendo que se mezcle el detergente con la ropa sucia. El movimiento del tambor se hace mediante un motor eléctrico. Los motores más comunes están situados detrás y debajo del tambor y comunican la tracción por poleas o correas. El motor de tracción directa (Direct Drive) forma una unidad con el tambor y le transmite directamente el movimiento, produciendo muy poco ruido y vibración . La introducción de la microelectrónica ha logrado que algunos modelos dejen la ropa seca y limpia e incluso añaden sensores que controlan el tiempo, la velocidad y la temperatura, algoritmos de recolocación de ropa para evitar excesivas vibraciones durante el centrifugado.

Existen fundamentalmente dos tipos de modelo: las lavadoras de apertura frontal y las de apertura superior. Las de apertura frontal son las que tienen la puerta en el frente y el giro del tambor tiene su eje horizontal, de forma que la ropa, al momento de girar, va cayendo permanentemente al ser impulsada por el giro hacia arriba. Las de apertura superior pueden tener la puerta por la parte superior. El giro del tambor puede tener su eje también vertical, o disponer de una escotilla para acceder al tambor que gira horizontalmente.

Las lavadoras tienen en la puerta un sensor o un bloqueo automático, que cuando se abre detiene el funcionamiento, o que impide que puedan ser abiertas mientras están en funcionamiento. Está compuesto por una resistencia PTC que, al recibir corriente, se calienta y activa un bimetal, el cual está conectado a su vez a dos terminales que cierran un contacto eléctrico y dejan circular la corriente hacia el electrodoméstico permitiendo el encendido de éste.

Derivado de la tecnología de las lavadoras comerciales, SteelSeal le asegura un lavado más higiénico con la eliminación de los fuelles de caucho de la puerta, que con el paso del tiempo se desgastan, atrapando tierra y suciedad.

La mayoría de las lavadoras solamente tienen dos patas internas; El sistema Quattr de ASKO cuenta con 4 patas amortiguadoras que virtualmente eliminan la vibración, para una operación más silenciosa y mayor tiempo de vida

Los agitadores en forma de reloj de arena también guían a los “objetos” grandes como la grava a los agujeros más grandes de evacuación a las orillas de los agitadores, que remueven efectivamente la tierra de la máquina.

Objective

To adapt different water containers to assemble a washing machine.

Justification

The automatic washing machine was an extraordinary invention that radically changed home-life at the beginning of the 20th century. For centuries the clothes had been washed by hand; over time there were created some special tables to make the process more comfortable, but any of these methods were slow and cumbersome. Once houses had running water, the situation improved slightly since it was not necessary to go to the source of water or the river to be washed. The washing machines are a common element of the house, we take into account that society tries to advance more and more technologically, in this way it can facilitate the work that occurs in everyday life, making it easy to wash clothes without leaving a laundry and pay for each cycle of use of the machine. On the other hand with this washing machine, we could help people who do not have the necessary resources to buy a washing machine.

Hypothesis

If we can adapt different water containers to assemble a washing machine, then we can help poor people

Method (materials and procedure)

Materials:
1 tub of 150 liters.
2 small baskets with holes.
2 small hinges
2 meters of half-inch PVC pipe.
Glue for PVC.
12 screws with 3 inch nut.
4 gaskets
1 outdoor faucet
2 PVC elbows.
Drill.
1 eyebolt.
1 cutter
Thick aluminum wire.

Process:

1.With the drill make 3 holes in the tub (one at each end and another in the bottom of the tub).
2.Make a hole with the cutter in each of the baskets in the middle of the base to introduce a small piece of PVC tube in each of these and paste them with glue for PVC pipe.
3.Cut a rectangle vertically in one of the baskets and place the hinges on one end of the space to join it with the rectangle and thus form a small door.
4.Connect the mouth of the baskets with the thick aluminum wire.
5.Cut 4 pieces of PVC pipe of different sizes (depending on the length you want), to assemble the crank of the washing machine and paste them with the glue for PVC pipe.
6.Place the baskets inside the tub, embedding them in the tub; then insert the outdoor faucet into the missing hole in the tub.

Results

We obtained a homemade washing machine adapting different containers of water that could help people of limited resources without the use of gas or electricity. This has a capacity for 1 kg of clothes and has a crank to mimic the movement of a washing machine.

Discussion

Conventional washing machines use a lot of energy and water to clean clothes, in addition to the electricity needed to run the machine. Our washing machine, on the other hand, does not need to be connected to the electric current and uses a smaller quantity of water to make it work.

Conclusions

This washing machine does not use electricity and is made with different water containers, it benefits groups of people who do not have the necessary resources to have an electric washing machine, since to maintain a conventional washing machine you need to take care of it more in detail and in most of the times a large amount of money is spent, instead the materials we use to make this washing machine are cheap and easy to get.

Bibliography

Lavadora, ASKO. Consultado en http://www.asko.com/mx/lavanderia/lavadoras/caracteristicas-de-las-lavadoras el 26 de febrero de 2019.

Lavadora, Partesdel.com. Consultado en https://www.partesdel.com/parte_de_la_lavadora.html el 26 de febrero de 2019.

Lavadora, Blogstop. Consultado en http://evolutionwasher.blogspot.com/2012/08/historia-y-evolucion-de-la-lavadora.html el 26 de febrero de 2019.