Cómo ver tu voz


Categoría: Pandilla Petit, (preescolar y 1ro. y 2do. año de primaria)
Área de participación: Ciencias de los Materiales

Asesor: Proyecto1001 Invitado

Miembros del equipo:
Donovan Trejo Lujan(), Colegio Aculmaitl,
María Luisa Ramírez Jiménez(), Asesor, Colegio Aculmaitl,

Resumen

A lo largo del proyecto pudimos conocer el sonido que se produce cuando el aire expulsado de los pulmones pasa por la garganta  y hace que vibren las cuerdas vocales así también las cuerdas vocales humanas que son la parte del aparato fonador directamente responsable de la producción de la voz. No tienen forma de cuerda, sino que se trata de una serie de repliegues o labios membranosos por lo que es un error llamarlas cuerdas, el término anatómico es «pliegues vocales». Son cuatro, cada par son llamadas verdaderas y falsas. Las llamadas cuerdas vocales superiores son los pliegues vestibulares y no participan en la producción de sonidos. Las inferiores son las cuerdas vocales inferiores o verdaderas y son las responsables de la producción de sonidos al efectuar la vibración.

Y llegamos a conocer que el sonido producido por el ser humano o los animales cuando el aire es expulsado a través de la laringe y hace que vibren las cuerdas vocales. Dando la Calidad, timbre o intensidad de este sonido y la voz humana consiste en un sonido emitido por un ser humano usando las cuerdas vocales para hablar, cantar, reír, llorar, gritar etc.

El aparato fonador del ser humano, que nos permite la generación de la voz, está formado por los órganos que utilizamos para respirar (la tráquea, los bronquios y los pulmones), aquéllos destinados a la fonación (la laringe, la faringe, las cuerdas vocales) y los que empleamos para la articulación (la lengua, los labios, el paladar, los dientes).

Lo anterior nos resume que la mayoría de las personas hacemos diversos tipos de voz, en ocasiones hablamos grave o agudo  podemos hacer que nuestra voz suene tan alto o tan bajo como queremos. El proyecto de investigación nos permite ver nuestra voz.

Realizando esta investigación se presentaron varias preguntas por ejemplo:

¿Podemos ver nuestra voz?

¿Qué necesitamos para ver nuestra voz?

Con este  experimento que llevamos acabo descubrimos  que  es posible saber de donde proviene  y como es el movimiento del sonido de la voz. También investigamos que  con este experimento en las voces graves es mas intenso el movimiento de la voz.  Se pudo comprobar que con el experimento realizado se puede ver la voz, se observan claramente diferentes formas según la potencia que se emita dentro de la lata y es claro que cada voz emite figuras diferentes según su fuerza

Pregunta de Investigación

¿Como podemos ver nuestra voz?

Planteamiento del Problema

La inquietud  se manifestó a partir de que hay un tono con el hablar de las personas, hablar, cantar, reír, llorar, gritar etc. Así que las personas se escuchen diferente y surgió una duda ¿Qué si se pude ver la voz?,  ¡esta también cambiaria su imagen según como hablan las personas! Y se pensó que mediante las características propias  de la voz, como lo son las ondas que esta emite, buscamos que estas ondas mediante pequeñas vibraciones se puedan observar y buscar  un invento que nos permita ver la voz.

Antecedentes

Es el sonido que se produce cuando el aire expulsado de los pulmones pasa por la garganta  y hace que vibren las cuerdas vocales

Las cuerdas vocales humanas son la parte del aparato fonador directamente responsable de la producción de la voz. No tienen forma de cuerda, sino que se trata de una serie de repliegues o labios membranosos por lo que es un error llamarlas cuerdas, el término anatómico es «pliegues vocales». Son cuatro, cada par son llamadas verdaderas y falsas. Las llamadas cuerdas vocales superiores son los pliegues vestibulares y no participan en la producción de sonidos. Las inferiores son las cuerdas vocales inferiores o verdaderas y son las responsables de la producción de sonidos al efectuar la vibración.

Se ubica dentro de la laringe, en la parte superior de la tráquea que se unen posteriormente a los cartílagos aritenoides y de manera anterior al cartílago tiroides. Sus bordes externos se unen a los músculos de la laringe, mientras que sus bordes internos son libres (el agujero). Se construyen a partir de epitelio, pero tienen unas pocas fibras musculares en ellos, es decir, el músculo vocal que tensa la parte anterior del ligamento cerca del cartílago tiroides.

Si consideramos sólo uno de los lados de la laringe, el pliegue vocal se forma gracias a la presencia de un ligamento denominado ligamento vocal o tiroaritenoideo inferior. Este ligamento discurre desde la cara ventral del cartílago aritenoides hasta la cara dorsal del cartílago tiroides y, sobre él, cae a modo de manta el músculo vocal y la mucosa laringé, constituyendo finalmente los repliegues membranosos de los repliegues vocales.

Entre los repliegues vocales inferiores queda una abertura que recibe el nombre de glotis. Esta glotis se divide a su vez en glotis fonadora (espacio que queda entre los bordes ligamentosos de los repliegues vocales y que es más anterior) y glotis respiratoria (espacio que queda entre los bordes membranosos, que no se cierra en la fonación, y constituye un canal por donde transcurre aire de forma continua. Es más posterior).

Los músculos que componen la estructura de los pliegues vocales se conocen como músculos vocales, siendo estos mediales y encontrándose más lateralmente los músculos tiroaritenoideos. La apertura o cierre de la glotis se da debido a un mecanismo de movimiento lateral y medial de los cartílagos aritenoideos -que sostienen a los pliegues vocales- por acción de los músculos cricoaritenoideos (laterales y mediales). Todo este aparato músculocartilaginoso forma parte de la estructura de las cuerdas vocales y le da su funcionalidad.

Con características que son bandas planas triangulares y de color blanco perlado. Por encima de ambos lados de los pliegues vocales (el agujero y el propio ligamento) se encuentran los pliegues vestibulares tienen un pequeño saco entre los dos pliegues llamado ventrículo. Si realizamos un corte coronal en las cuerdas vocales y revisamos su estructura, nos encontraremos con diferentes capas, la primera de ellas es el epitelio, por debajo de esta se encuentra la capa más importante que se llama: “lámina propria superficial”, por debajo de esta se encuentra el ligamento vocal y por último el músculo vocal.

Se organizan en cuatro pliegues vocales:

Dos superiores (bandas ventriculares), que no participan en la articulación de la voz.

Dos inferiores, las verdaderas cuerdas vocales, responsables de la producción de la voz.

Los dos pliegues inferiores son dos pequeños músculos elásticos, denominados clínicamente músculo(s) vocal(es):

Si se abren y se recogen a los lados, el aire pasa libremente, sin hacer presión: respiramos.

Si, por el contrario, se juntan, el aire pasa entre ellas, iniciando un movimiento muy rápido de vibración con lo cual se produce el sonido que denominamos voz.

El tamaño de los pliegues vocales varía con el sexo, la estatura, la cantidad de masa corporal y la edad de las personas. En el hombre adulto, la longitud de las mismas oscila entre 17,5 mm y 25 mm y en la mujer adulta, estas oscilan entre 12 y 17,5 mm de longitud. Ello ayuda a diferenciar el tono de la voz: mientras que en los hombres su voz es más gruesa y grave, en las mujeres es más delgada, aguda y suave. En los niños el tono de voz suele ser más agudo, pero con la edad, a los varones se les engruesa la voz.

Hay 3 mecanismos básicos de producción de voz:

Vibración de los repliegues, que produce los sonidos tonales o sonoros (vocales, semivocales, nasales, etc.).

Interrupción (total o parcial) en el flujo de aire que sale de los pulmones, que da lugar a los sonidos «sordos» (fricativas sordas, oclusivas sordas, etc.).

Combinación de vibración e interrupción, como las oclusivas sonoras (en español ‘b’, ‘d’ y ‘g).

Otra de las funciones de los pliegues es proteger a los pulmones de objetos extraños que intenten entrar a ellos. Como son dos pares de pliegues estos funcionan a su vez como doble seguro de los pulmones.

 

La disfonía, afonía y ronquera

La disfonía es un cambio en la calidad de la voz, también se le conoce como ronquera; las personas cuando llegan a la consulta refieren “estar roncos” o “estar afónicos”. Las cuerdas vocales son un órgano muy frágil y se pueden enfermar o lesionar fácilmente.

Los síntomas de la disfonía o ronquera, se manifiestan como un cambio en la voz, que puede aparecer lentamente (por ejemplo en un cáncer de las cuerdas vocales, nódulos de cuerdas vocales, etc.) o de manera súbita (por ejemplo en un sangrado/hemorragia de la cuerda vocal). Todos estamos expuestos a padecer de problemas en la voz y las personas que más padecen o que más predispuestas a problemas de las cuerdas vocales son todos los que utilizan la voz profesionalmente, maestros, locutores, cantantes, secretarias, recepcionistas, etc.

Una lesión del nervio laríngeo recurrente (rama del nervio vago) también puede causar la disfonía, por parálisis de los músculos tiroaritenoideos, aritenoideos transverso y oblicuo, vocal y los cricoaritenoideos lateral y posterior. Debido a que la musculatura intrínseca de la laringe es un derivado del 4 arco faríngeo (branquial) el nervio vago es el responsable de la inervación motora estos músculos.

Afonía es la pérdida total de la voz y la disfonía pérdida parcial de la voz.

Tratamiento quirúrgico para la disfonía, afonía, ronquera.

Cuando la cirugía está enfocada a mejorar la voz de los pacientes, en términos generales, se le llama Fonomicrocirugía, y el objetivo principal de esta es restablecer la vibración de la lámina propria superficial, molestando en lo menos posible esta capa y el epitelio que se encuentra sobre esta. La mayoría de los procedimientos actuales en las cuerdas vocales son con la ayuda del microscopio quirúrgico (de ahí el término Micro), el cual nos ayuda a tener una correcta visualización de la laringe y cuerdas vocales durante la cirugía de esta manera poder identificar las lesiones, su extensión, manejo y preservar todas las capas de las cuerdas vocales al momento de su manipulación durante la cirugía. Al día de hoy, existen diferentes tipos de láser para la realización de este tipo de cirugías de mínima invasión y máxima preservación de la voz, siendo el láser KTP una de las nuevas opciones a considerar si se busca realizar además de la función de corte, una fotoangiolísis selectiva de los vasos que alimentan a lesiones, según los diferentes trabajos presentados por el grupo de los doctores Zeitels S. (EE.UU.) / Gerardo López-Guerra (Guadalajara, México), et.al. Del Hospital General de Massachusetts en Boston.

La voz humana es producida en la laringe, cuya parte esencial la glotis constituye el verdadero  órgano de formación humano. El aire procedente de los pulmones, es forzado durante la espiración a través de la glotis, haciendo vibrar los dos pares de cuerdas vocales que se asemejan a dos lengüetas dobles las cavidades de la cabeza relacionadas con el sistema respiratorio y faríngeo, actúan como resonador

Sonido producido por el ser humano o los animales cuando el aire es expulsado a través de la laringe y hace que vibren las cuerdas vocales. Dando la Calidad, timbre o intensidad de este sonido.

La voz humana consiste en un sonido emitido por un ser humano usando las cuerdas vocales para hablar, cantar, reír, llorar, gritar etc. Los pulmones deben producir un flujo de aire adecuado para que las cuerdas vocales  vibren. Las cuerdas vocales son una estructura vibradora, que realizan un ajuste fino de tono y timbre los articuladores (tracto vocal) consiste en lengua  paladar, labios, etc. Articular y filtran el sonido. Las cuerdas vocales, en combinación con los articulares, son capaces de producir grandes rangos de sonidos. El tono de la voz se puede modular para mostrar emociones tales como ira sorpresa, o felicidad.

La voz es un vocablo que procede del latín vox y que permite dar nombre al sonido  que se produce con la vibración de las cuerdas vocales mediante el aire que es expulsado por los pulmones y que sale por la laringe. El término también se usa para hacer mención a la potencia, el timbre y otras propiedades de dicho sonido.
El aparato fonador del ser humano, que permite la generación de la voz, está formado por los órganos que utilizamos para respirar (la tráquea, los bronquios y los pulmones), aquéllos destinados a la fonación (la laringe, la faringe, las cuerdas vocales) y los que empleamos para la articulación (la lengua, los labios, el paladar, los dientes).
La noción de voz puede referirse al sonido que producen ciertas cosas sin vida (como el viento), a la expresión o el discurso encendido, al vocablo o término y al cantante, que se expresa de manera musical. Por ejemplo: “Me gusta escalar montañas para escuchar la voz del viento”

Otros usos del concepto se refieren a la fortaleza que obtienen ciertas cuestiones a partir de la coincidencia de opiniones y al poder para realizar algo en nombre de otra persona:

Los cantantes de ópera, que pasan años preparándose para su debut y que continúan estudiando y perfeccionándose hasta el final de sus carreras, asumen la difícil misión de dominar la voz, un instrumento que tiene la particularidad de llevarse siempre con uno, pero también de estar vivo (en todo el sentido del concepto) y, quizás su aspecto más peculiar, de no poder verse ni tocarse.
Las cualidades vocales acústicas resultan tan decisivas en las relaciones sociales y públicas que condicionan en gran medida lo que los demás piensan de nosotros. Esas cualidades acústicas no son otras que el timbre, el tono, la intensidad y la duración. De todas ellas, una es esencial a la hora de distinguir no sólo comúnmente las voces sino para diferenciar entre las masculinas y las femeninas. Se trata del tono. En primer lugar, cuando nos referimos a la voz de una persona, con frecuencia la calificamos de grave o aguda. Pero, en segundo término, se trata de una cualidad vocal muy ligada al sexo de una persona que distingue con claridad una voz grave de hombre de una voz más aguda de mujer. Si las características de una voz y, en especial, el tono pueden condicionar las relaciones sociales, aún con mayor razón resultan decisivas en las relaciones comunicativas radiofónicas. La radio, basada sólo en el sonido, descubre en la voz su principal instrumento de transmisión de información.

Objetivo

Consiste en demostrar que nuestra voz se puede ver. Con ayuda de un experimento, con el podemos observar la voz y el movimiento de ella. Transformar las ondas de que propaga el sonido por medio de un experimento que introduciéndose en la lata mediante pequeñas vibraciones se pueda ver la voz de una forma divertida.

Justificación

Es para poder demostrar que el sonido producido por el ser humano o el de los animales, cuando el aire es expulsado a través de la laringe y hace que vibren las cuerdas vocales, dando la calidad, timbre o intensidad de este sonido también se pueda ver de una manera divertida.

Hipótesis

Si hubiera un invento  no tan costoso, en donde pudieran ver su voz, entonces cualquier persona podría verla sin necesidad de gastar tanto dinero.

Método (materiales y procedimiento)

  • Lata
  • Tubo de pvc
  • Globo
  • Disco cd
  • Llaser
  • Cinta
  • Tijeras

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Se quita la parte de abajo con un abrelatas.

 

 

 

 

 

 

  • Se forra la lata para una mejor vista.

 

 

 

 

  • Se presenta la lata

 

  • Se marca el corte del globo

 

 

  • Se recorta el globo

 

 

 

 

  • Introduces en la parte de arriba de la lata el globo

 

  • Debe quedar de esta forma

 

 

  • Se fija con cinta (el globo)

 

 

 

  • Se presenta la lata terminada

 

 

  • Se recorta un cuadrito del disco

 

  • Se presenta el cuadro

 

 

 

 

  • Se fija con cinta y se coloca a la mitad del bote

 

 

  • Se corta el tubo de PVC para crear un soporte

 

 

  • Se presenta el tubo

 

 

  • Se coloca el laser en la abertura

 

 

 

  • Se coloca el laser en la abertura y se fija con cinta

 

  • se fija el laser a la altura del cuadro

 

 

  • Se fija el PVC con cinta a la lata

 

  • El laser queda fijo a la lata con dirección al cuadro

 

Galería Método

Resultados

Se pudo comprobar que con el experimento realizado se puede ver la voz, se observan claramente diferentes formas según la potencia que se emita dentro de la lata y es claro que cada voz emite figuras diferentes según su fuerza.

Galería Resultados

Discusión

En comparación con otros experimentos realizados, no es necesario dejar que el laser este presionado en todo momento, se puede dejar libre y cuando se quiera realizar una prueba se oprima, esto a su vez permite el ahorro de la batería del laser.

Otra característica observada es que condicionan el experimento a la obscuridad (esto permite mas claridad y formas divertidas) pero si no se cuenta con espacio cerrado también se puede reflejar en cartulina negra.

Los materiales de uso pueden variar y se pueden adaptar a la economía de las personas.

La recomendación que se propone, es que si el experimento lo pretende realizar un menor de edad, este supervisado en todo momento por un adulto, por el tipo de objetos que se utilizan como es la segueta y el laser, este último si se manipula diferente al objetivo del proyecto puede lastimar la vista.

Conclusiones

 Se pudo demostrar que es posible ver la voz  a través de un inventó divertido y practico, que con materiales caseros se pudo transformar las ondas de que propaga el sonido en figuras y se observo que en las voces graves es mas intenso el movimiento de la voz.

Bibliografía

Elaborado por: Donovan Trejo Lujan , del COLEGIO ACULMAITL.

https://es.wikipedia.org/wiki/Voz_(m%C3%BAsica)

https://es.wikipedia.org/wiki/Cuerdas_vocales

https://es.wikipedia.org/wiki/Voz_(fonolog%C3%ADa)

https://es.wikipedia.org/wiki/Sonido

Diccionario Pequeño LAROUSSE

Gran Enciclopedia LAROUSSE

Titze, I.R, (2008). «The Human Instrument». Scientific American 298 (1): 94–101. PMID 18225701.

Lopez-Guerra, Gerardo,; Park, Hyongshin. (2010). «Three-dimensional hydrogel model using adipose-derived stem cells for vocal fold augmentation». Tissue Eng Part A 16 (2): p535–43. PMID 19728785.

Guyton, Arthur C.; Hall, John E. (2006). «Ventilación Pulmonar (Capítulo 37)». Tratado de fisiología médica (11a edición). Barcelona: Elsevier Saunders. p. 481. ISBN 978-84-8174-926-7.

Lopez-Guerra, Gerardo; Zeitels, Steven M. (2011). «Practical Suggestions for Phonomicrosurgical Treatment of Benign Vocal Fold Lesions». Pearls and Pitfalls in Head and Neck Surgery (en inglés) (3a edición). Alemania: Karger. pp. NA. ISBN 978-3-8055-8425-8.



Cómo ver tu voz


Cómo ver tu voz

Summary

Research Question

Problem approach

Background

Objective

Justification

Hypothesis

Method (materials and procedure)

Results

Discussion

Conclusions

Bibliography