Helado de brócoli.


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

Asesor: Marisa Calle Monroy.

Miembros del equipo:
Mónica Solano Rodríguez(2do), Cozumel,
Silvana Castro Cangas (2do), Cozumel,
Karyme Castro Torres Karyme(2do), Cozumel,

Resumen

El convencer a los adolescentes que deben consumir verduras es complicado, aunque algunos de ellos conocen la importancia de incluirlos en su dieta diaria, argumentan que el sabor o la textura no les agrada. Uno de los más rechazados por nuestros compañeros de secundaria es el Brócoli.

El brócoli aporta vitamina A, C y E, minerales como el hierro y potasio,   protege al organismo de distintas anomalías como la anemia, la diabetes, el colesterol alto, los problemas cardiovasculares y el cáncer (de mama, próstata y útero). Se espera elaborar un helado a base de brócoli, como un postre nutritivo para incluirlo en la dieta de los adolescentes. El procedimiento será sencillo; para este se utilizara leche, yemas de huevo, azúcar, azúcar glass, brócoli, agua de azahar, crema batida (vaso de precipitados, varilla de vidrio, mechero bunsen, bowl, gotero, mortero y pistilo). Creemos que si elaboramos un  postre que incluya esta verdura será más atractivo para los adolescentes y si les agrada el sabor podrán consumirlo por su bajo contenido en grasas y aportar calcio. Se espera obtener un helado de color verde con sabor a brócoli, con una consistencia cremosa y con un sabor agradable. Esperamos que cuando los adolescentes lo conozcan quieran probarlo y les agrade, además, quieran incluirlo en su dieta diaria. Con nuestro producto buscamos que los adolescentes tengan una alternativa de postre que mejore su salud con los nutrientes que contiene. Creemos que la elaboración de este helado es factible para realizarlo en casa y económico.

Pregunta de Investigación

¿Cómo podemos elaborar un helado a base de brócoli?

Planteamiento del Problema

En el comercio, algunos de los productos que más se venden en los alimentos procesados es el helado pero estos contienen grasas vegetales y animales que no son recomendables para el cuidado de nuestra salud, lo que en su mayor consumo puede llegar a la obesidad.

La mayoría de los adolescentes son muy chocantes en su alimentación, algunas causas son os estereotipos de los medios de comunicación o simplemente porque no les gustan.

Esto provoca que consuman comida chatarra de la que deberían, además, no les aportan los nutrientes necesarios para su sano desarrollo.

Nosotros pensamos que si creamos un postre que incluya brócoli será más atractivo para los adolescentes y tal vez lo podrán consumir más si asi mismo les agrada.

Antecedentes

¿Qué nos aporta el brócoli?

Prevenir el cáncer:

Entre ellos, el cáncer de mama, de útero, de próstata y de órganos internos como hígado, colon, riñones e intestinos. Tiene importantes propiedades anticancerígenas, que se potencian con su contenido de vitamina A, C y E, aminoácidos, zinc y potasio. La vitamina A: La vitamina A ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes, tejidos blandos y óseos, membranas mucosas y piel sanos. Se conoce también como retinol, ya que produce los pigmentos en la retina del ojo.

Esta vitamina favorece la buena visión, especialmente ante la luz tenue. También se puede requerir para la reproducción y la lactancia.

El retinol es una forma activa de vitamina A y se encuentra en los hígados de animales, la leche entera y algunos alimentos fortificados.

Los carotenoides son tintes (pigmentos) de color oscuro que se encuentran en alimentos de origen vegetal y que pueden transformarse en una forma de vitamina A. Hay más de 500 carotenoides conocidos y uno de ellos es el betacaroteno.

  • El betacaroteno es un antioxidante. Los antioxidantes protegen las células del daño causado por sustancias llamadas radicales libres, los cuales se cree contribuyen al desarrollo de ciertas enfermedades crónicas y juegan un papel en los procesos del envejecimiento.
  • Las fuentes alimentarias de carotenoides, como el betacaroteno, pueden reducir el riesgo de cáncer.
  • Los suplementos de betacaroteno no parecen reducir el riesgo de cáncer.

La vitamina C: La vitamina C se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Se utiliza para:

  • Formar una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos.
  • Sanar heridas y formar tejido cicatricial.
  • Reparar y mantener el cartílago, los huesos y los dientes.

La vitamina E: La vitamina E es un antioxidante que protege el tejido corporal del daño causado por sustancias llamadas radicales libres. Estos radicales pueden dañar células, tejidos y órganos, y se cree que juegan un papel en ciertas afecciones relacionadas con el envejecimiento.

El cuerpo también necesita vitamina E para ayudar a mantener el sistema inmunitario fuerte frente a virus y bacterias.

La vitamina E también es importante en la formación de glóbulos rojos y ayuda al cuerpo a utilizar la vitamina K. También ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a impedir que la sangre se coagule dentro de ellos. Las células usan la vitamina E para interactuar entre sí y llevar a cabo muchas funciones importantes.

Aminoácidos: Los aminoácidos son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteinas. Los aminoácidos y las proteínas son los pilares fundamentales de la vida.

Cuando las proteínas se digieren o se descomponen, los aminoácidos se acaban. El cuerpo humano utiliza aminoácidos para producir proteínas con el fin de ayudar al cuerpo a:

  • Descomponer los alimentos.
  • Crecer.
  • Reparar tejidos corporales.
  • Llevar a cabo muchas otras funciones corporales.

Zinc: El zinc se encuentra en las células por todo el cuerpo. Es necesario para que el sistema de defensa del cuerpo (sistema inmunitario) trabaje apropiadamente. Juega un papel en la división y crecimiento de las células, al igual que en la cicatrización de heridas y en el metabolismo de los carbohidratos.

El zinc también es necesario para los sentidos del olfato y del gusto. Durante el embarazo, la lactancia y la niñez, el cuerpo necesita zinc para crecer y desarrollarse apropiadamente.

Potasio: El potasio es un mineral muy importante para el cuerpo humano.

Su cuerpo necesita potasio para:

  • Producir proteínas.
  • Descomponer y utilizar los carbohidratos.
  • Desarrollar los músculos.
  • Mantener un crecimiento normal del cuerpo.
  • Controlar la actividad eléctrica del corazón.
  • Controlar el equilibrio ácido básico.

Desintoxicar en organismo:

Sus propiedades antioxidantes ayudan a eliminar las toxinas, los radicales libres y el ácido úrico, purificando la sangre y la piel.

Proteger al corazón

Por las propiedades mencionadas y su contenido de fibras, ayuda a eliminar el colesterol malo del organismo. Esto es importante para prevenir enfermedades cardiovasculares y proteger la salud del corazón. La presencia del cromo, un mineral encargado de regular la glucosa en la sangre, ayuda también a prevenir la hipertensión arterial.

Proteger los huesos

Su contenido de calcio, fósforo, magnesio y zinc, comer brócoli es excelente para mantener los huesos sanos y fuertes. Por eso es que tanto niños como adultos mayores y embarazadas deben consumirlo.

Proteger los ojos

Sus nutrientes, como la zeaxantina y el beta-caroteno, y la vitamina A convierten al brócoli en un protector de la salud ocular. Previene la degeneración muscular, las cataratas y los daños de las radiaciones UV.

Fortalecer el sistema inmunológico

Por la presencia de vitamina C, el beta-caroteno, más otras vitaminas y minerales.

Prevenir la constipación o estreñimiento

Esta propiedad es gracias a su contenido de fibra. En consecuencia, ayuda a prevenir afecciones al estómago, como acidez, inflamación y mejora la digestión.

Fósforo: La principal función del fósforo es la formación de huesos y dientes.

Este cumple un papel importante en la forma como el cuerpo usa los carbohidratos y las grasas. También es necesario para que el cuerpo produzca proteína para el crecimiento, conservación y reparación de células y tejidos. Asimismo, el fósforo ayuda al cuerpo a producir ATP, una molécula que el cuerpo utiliza para almacenar energía.

El fósforo trabaja con las vitaminas del complejo B y también ayuda con lo siguiente:

  • Funcionamiento de los riñones
  • Contracción de músculos
  • Palpitaciones normales
  • Señales nerviosas

Magnesio: El magnesio es necesario para más de 300 reacciones bioquímicas en el cuerpo. Ayuda a mantener el funcionamiento de músculos y nervios normal, brinda soporte a un sistema inmunitario sano, mantiene constantes los latidos del corazón y ayuda a que los huesos permanezcan fuertes. También ayuda a regular los niveles de glucosa en la sangre y en la producción de energía y proteína. Hay investigaciones en curso sobre el papel del magnesio en la prevención y manejo de trastornos como hipertensión arterial, cardiopatías y diabetes.

Beta-caroteno: El beta-caroteno es uno de los pigmentos de un grupo de pigmentos rojos, anaranjados y amarillos llamados carotenoides. El beta-caroteno y otros carotenoides proveen aproximadamente el 50% de la vitamina A necesaria en la dieta Americana. El beta-caroteno está presente en las frutas, verduras y granos. También se puede hacer en el laboratorio.

El beta-caroteno se utiliza para disminuir los síntomas de asma producida por el ejercicio; para prevenir ciertos cánceres, las enfermedades del corazón, las cataratas, y la degeneración macular senil (DMS); y para el tratamiento del SIDA, el alcoholismo, la enfermedad de Alzheimer, la depresión, la epilepsia, el dolor de cabeza, el reflujo, la presión arterial alta, la infertilidad, la enfermedad de Parkinson, la artritis reumática, la esquizofrenia y trastornos a la piel que incluyen soriasis y vitiligo.

El beta-caroteno también se utiliza en las mujeres desnutridas para disminuir las probabilidades de muerte y ceguera nocturna durante el embarazo, así como para la diarrea y fiebre después de dar a luz.

Uno de los principales problemas que se presentan a las personas que realizan dietas bajas en calorías o aquellas que quieren mantener su línea es ingerir los alimentos adecuados, que son aquellos que aportan nutrientespocas calorías y casi nada de grasas.

Una buena elección para las personas que quieren mantener su figura de forma sana es el brócoli, un alimento muy bajo en calorías y que a cambio nos ofrece altos valores nutricionales en los que entran el gran abanico de minerales, vitaminas esenciales y demás sustancias importantes para el correcto funcionamiento del organismo. Es importante que sepamos los beneficios que este alimento nos brinda.

Uno de los principales aportes del brócoli es su alto contenido en fibra, necesaria para el buen funcionamiento del organismo, ya que nos ayuda a depurar nuestro cuerpo eliminando los residuos que se acumulan. Además, nos ayuda en la digestión de las grasas, así como en la eliminación de toxinas que pueden acabar causando infinidad de problemas estomacales y de salud. La ingesta de fibra ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer como el de colon.

Los minerales están muy presentes en el brócoli, concretamente el potasio, necesario para el buen funcionamiento del sistema nervioso, ayudando a mantener nuestros niveles de electrolitos, evitando de esta manera los calambres. El hierro es otro de los minerales que nos aporta la ingesta de brócoli, necesario para la formación de glóbulos rojos encargados de transportar el oxígeno y los nutrientes de la sangre.

Su contenido en calcio también es destacable, ayudando de esta manera a fortalecer nuestros huesos y conseguir un esqueleto fuerte. Es un alimento recomendado en niños, pues les ayuda a desarrollarse con total normalidad. Además de minerales, el brócoli contiene vitaminas entre las que destaca la vitamina K, importante a la hora de asimilar el calcio y mantener una buena densidad ósea, así como ayudar en la coagulación sanguínea.

La vitamina C y el ácido fólico son dos de los nutrientes que también nos aporta, interfiriendo directamente en la formación y recuperación de tejidos corporales, así como en el fortalecimiento de nuestras defensas. Su contenido en antioxidantes es alto, además de aportarnos elementos que ayudan a reconstruir el ADN corporal, evitando de esta manera la formación de ciertos tipos de cáncer.

Desde luego no debemos olvidar que el brócoli contiene muy pocas calorías y casi ni un 1% de grasa, lo que le convierte en un alimento rico y apetecible que podemos incluir en cualquier dieta. Además, si lo cocinamos al vapor conservaremos todas sus propiedades. Podemos añadir un chorro de aceite de oliva y aumentar así el aporte nutricional que ya nos brinda de por sí.

 

¿Quién de chico no recuerda los arbolitos que cocinaba mamá? Su llamativa forma hace que el brócoli sea una de las primeras verduras que los niños recuerdan con facilidad y puedan reconocer en una comida. Sin embargo, es poco frecuente que las madres acostumbren a sus hijos a comer brócoli porque se desconocen sus numerosos beneficios.

La enorme cantidad de vitaminas, minerales y otras propiedades que posee el brócoli lo convierten en el alimento recomendado por los médicos para ayudar a proteger al organismo de distintas anomalías como la anemia, la diabetes, el colesterol alto, los problemas cardiovasculares e incluso el cáncer.

Hasta hace poco no se sabía cuán importante era el brócoli para la nutrición en una alimentación sana, esta verdura que parecen pequeños arbolitos que nos brinda la madre naturaleza contienen muchas vitaminas y nutrimentos, que nos previene de diversas enfermedades.

Es considerado uno de los mejores alimentos funcionales. Es decir que no solo alimentan, sino que también sanan, por lo tanto en una alimentación sana se debe consumir brócoli diariamente por su alto valor nutricional.

Gracias a su bajo contenido en grasas y calorías, es muy recomendado para incorporarlo en dietas de adelgazamiento.

Este vegetal que no debe faltar en una dieta de recetas vegetarianas, es oriundo de Italia y pertenece a la familia de las crucíferas, su nombre botánico es Brassica Oleracea Italica. Se consume en todo el mundo y sus propiedades benéficas no son discutidas el brócoli se caracteriza por:

1.- Combatir la arterioesclerosis. Posee como principios activos la índole y el sulforafano, moléculas fitonutrientes presentes en el brócoli y otros vegetales como la coliflor tienen un efecto muy beneficioso sobre las placas de ateromas que originan las lesiones de la arterioesclerosis.

2.- Es un gran antibacteriano.

3.- Reduce el peligro de úlceras.

4.- El Brócoli es un anti anémico natural.

5.- Es un regulador hormonal y del nivel de estrógenos.

6.- Al ingerirlo mejora el movimiento intestinal. El brócoli probablemente elimine la bacteria helicobacter pylori (causa principal de las ulceras y la gastritis). Como resultado de un estudio en animales, a quienes se les infectó con esta bacteria el brócoli elimino completamente la bacteria. Conteniendo el brócoli la molécula fito nutriente sulforaphane al consumirla se estaría protegiendo también al organismo contra el cáncer gástrico.

La investigación sobre el brócoli ha demostrado unas ves más que, como decía Hipócrates, “nuestro alimento debe ser nuestra medicina, y que la vía regia para el cuidado de la salud es el de la propia naturaleza”. Es decir, que para un verdadero cuidado de la salud, debemos poner atención,  en primer lugar, en nuestros hábitos de vida, y no en el uso de fármacos ni cirugías. Hoy, por desgracia, actuamos a la inversa: nuestros malos (debería, en respeto a la verdad, llamarlos “pésimos”) hábitos de vida, generan enfermedad, y nosotros en lugar de aprovechar ese llamado de la naturaleza para mejorar nuestros hábitos, vamos a la farmacia.

El brócoli se encuentra entre los alimentos que más beneficios ofrece a nuestro cuerpo, una fuente de antioxidantes y otras sustancias positivas que solo en décadas recientes comenzó a revelarse como invaluable fuente de salud.

Una dieta sana, debe ser una dieta variada, equilibrada y suficientemente. Dentro de este contexto, podemos consumir y disfrutar del helado sin que afecte negativamente el peso corporal y la salud.

La definición legal del helado dice: “Los helados son preparaciones alimenticias, que han sido llevadas al estado sólido, semisólido o pastoso, por una congelación simultánea o posterior a la mezcla de las materias primas puestas en producción y que han de mantener su grado de plasticidad y congelación suficientes hasta el momento de su venta al consumidor”
¿Qué contiene un helado?
Sus materias primas y aditivos principales son:

Leche y derivados lácteos: Aproximadamente un 40% del extracto seco es leche, por ello, el helado representa otra forma de consumir leche.

Azúcar, miel, o glucosa: Brindan ese sabor dulce, proporcionan energía, y sirven para fijar aromas y otorgarle consistencia.

Materias grasas: Además de su aporte calórico, le dan al helado suavidad y cremosidad. Las grasas pueden provenir del reino animal o vegetal.

Huevos: Se utilizan en varios tipos de helados, aportan nutrientes de alto valor nutritivo, facilitan la emulsión, otorgan cremosidad a la mezcla y evitan la cristalización.

Agua potable

Agregados y decoraciones: Para que la presentación sea más atractiva, se le añaden productos como: frutos secoschocolate, cacao, frutas pasas o confitadas, etc.

 

Aditivos: Evitan alteraciones, mejoran las cualidades sensoriales, mantienen la textura y calidad y permiten también conservar el nivel nutritivo.
Aporte nutricional o valor nutritivo
En la actualidad, se están abandonando algunos mitos sobre helado, como porejemplo, que es un mal alimento, que engorda, etc. Siempre hemos dejado bien claro, que cualquiera sea el alimento que consumimos adecuadamente, sin caer en excesos, jamás perjudicará nuestra salud.
Además, dada la diversidad en los consumidores, hoy los helados son elaborados con grasas de origen vegetal, con leche desnatada, con un menor contenido en azúcares, reducidos en grasas, etc.

El helado es un alimento que nos proporciona nutrientes de excelente calidad, y pueden formar parte de una dieta saludable siempre y cuando se los consuma de manera ocasional, y en porciones no excesivas. De esta manera no será un problema para el mantenimiento del peso corporal, la salud y bienestar general ya que son considerados una fuente importante de diferentes vitaminas, energía calórica, proteínas de alto valor biológico y minerales (calcio, magnesio, sodio, potasio, etc).

El helado es bastante más que un postre o un capricho veraniego, pues juega un papel importante en la alimentación, desde el punto de vista nutricional, dada la riqueza de sus ingredientes. El helado es un alimento completo, importante en toda dieta variada y equilibrada.

El helado es un buen complemento de cualquier dieta alimenticia. Por su composición y contenido calórico se adapta perfectamente a la alimentación tanto de verano como de invierno. En verano nadie se resiste a la tentación, ¿y en invierno?.

Para combatir el frío se precisa una alimentación rica en calorías y proteínas, y los helados las aportan de una forma equilibrada y sabrosa. Además, los helados contribuyen a la hidratación, combaten la sequedad de las vías respiratorias, facilitan la digestión y crean una sensación de bienestar. Todas estas características hacen del helado un producto adaptable a todas las edades y dietas. Niños, deportistas y ancianos pueden encontrar en él una forma agradable de alimentarse.

Los helados son una buena opción de postre y merienda para todos los niños, en especial para aquellos que no les gusta la leche. Son excelentes para los ancianos con problemas de masticación por su textura suave y cremosa, de modo que también llegan a ser un aliciente en su alimentación. Para los deportistas son una fuente rápida de energías y nutrientes.

En general, el helado debe formar parte de nuestra alimentación regularmente, como complemento de una dieta variada.

Todos estos ingredientes suponen un aporte de: proteínas de alto valor biológico, azúcares, grasas de origen lácteo o vegetal, vitaminas liposolubles, vitaminas hidrosolubles y sales minerales.

Las proteínas de alto valor biológico, contienen todos los aminoácidos esenciales, principalmente los de la leche y en algunos casos del huevo.

Las proteínas son esenciales en la infancia y adolescencia para cubrir las necesidades del crecimiento. Un gramo de proteína proporciona 4 Kcal. En una alimentación equilibrada, entre un 12-15% de las calorías totales de la ingesta diaria deben proceder de las proteínas.

Los azúcares, mayoritariamente sacarosa, proporcionan gran cantidad de energía. Puede emplearse también miel o jarabe de glucosa. Los azúcares aportan un sabor agradable al helado, fijan los aromas y le dan consistencia.

Las sales minerales como calcio, fósforo, sodio, potasio, magnesio… emanan de la leche, los zumos, los frutos secos, cacao y cereales. Son importantes para la salud porque forman parte de huesos, dientes; de algunos tejidos blandos, como el cerebro; de algunas enzimas, vitaminas y hormonas, y mantienen el equilibrio iónico de las células, siendo vitales para el buen funcionamiento del corazón.

Para los consumidores preocupados en conservar la línea o con problemas de asimilación metabólica se pueden elaborar helados bajos en calorías. Sustituyendo la leche entera por leche desnatada y no enriqueciendo con nata, se consiguen helados que no superan el 1-2% de grasa. Utilizando preferentemente la fructosa en lugar del azúcar, de mayor poder edulcorante que la sacarosa, la cantidad necesaria será menor. Es importante, para paliar la disminución de sólidos, que sean helados ricos en fibra, consiguiendo así la consistencia y el overrum deseados.

Helados del futuro
A pesar de la bonanza de nuestro clima, no nos podemos engañar, el helado sigue siendo en nuestro país un producto estacional de verano. Quizás, además de las campañas publicitarias que esporádicamente se realizan a través de los medios de comunicación, habría que ofrecer nuevos productos acordes con la demanda del mercado actual.

Para muchos ya no basta que los alimentos sean sanos y seguros sino que buscan en ellos alguna acción preventiva o curativa. El estilo de vida actual y la mayor concienciación de los consumidores de que una alimentación adecuada es un factor esencial para conservar la salud, ha obligado a la industria alimentaria a esforzarse en desarrollar y aplicar nuevas tecnologías, con el fin de suministrar alimentos con unas características capaces de cubrir estas inquietudes. El resultado son los llamados alimentos funcionales, nutracéuticos, medicinales, inteligentes o de diseño. Se enriquecen con sustancias que van desde las vitaminas a los ácidos grasos omega-3, pasando por los minerales, fibras dietéticas… o el gingseng. o en materia diremos que China fue quién lo vio nacer hace casi 4.000 años.

Arroz, especias, leche y hielo compactado fueron los ingredientes de la primera crema suave. Y su consumo se limitaba a las clases privilegiadas, tanto por los ingredientes como por la complejidad a la hora de prepararlo.

Claro con el tiempo se perfeccionó la conservación y el modo de transportación, así que el helado comenzó a popularizarse tanto que para el siglo XIII ya se vendía casi en cada esquina, al menos en la antigua China. Para entonces los curiosos e ingeniosos habían agregado otros ingredientes a la mezcla original.

Aunque no fue hasta el siglo XVI que Marco Polo regreso de sus viajes llevando la receta de este rico postre a su país de origen. Esto llevó a los cocineros a agregar más ingredientes a la formula, tales como: huevo, crema espesa, etc.

Y después de eso llegó la tecnología, con lo que también se optimizó la preparación y distribución del helado. Hasta que por fin llegó a América creando revuelo entre las masas.

 

Objetivo

Elaborar un helado a base de brócoli.

Justificación

En la adolescencia tenemos un gran problema para comer verduras en especial el brócoli, ya que los adolescentes manifiestan que no les agrada ya sea por su sabor, textura o porque no están acostumbrados a consumirlos en casa.

En la industria de alimentos de han producido diferentes tipos de helados con distintas verduras, sin embargo hasta ahora no se ha comercializado ninguno de brócoli; queremos aportarles esta verdura de forma más llamativa como este, ya que a los niños y adolescentes les gusta el helado, creemos que de esta manera les llamara más la atención para probarlo.

Hipótesis

Si elaboramos helado a base de brócoli, entonces obtendremos un postre nutritivo para incluirlo en la dieta de los adolescentes.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

1ra parte:

½ litro de leche

4 yemas de huevo

150 gr de azúcar

-Bowl

-Varilla de vidrio

-Congelador

-Mechero bunsen.

-Vaso de precipitados de 250ml.

Procedimiento:

  1. En un vaso de precipitados hervir la leche.
  2. En un bol mezclar las yemas con el azúcar sin llegar a batir del todo.
  1. Añadir la leche a las yemas poco a poco y mezclar todo bien hasta que se espese.
  1. Se coloca en el congelador

Materiales:

2da Parte:

-½ kg de brócoli.

-½ litro de leche.

-150 g de azúcar glas).

– Crema para batir.

-Gotas de agua de azahar

-Bowl

-Varilla de vidrio

-Congelador

-Vaso de precipitados de 250ml.

-Mortero y pistilo

Procedimiento:

  1. Mezclar los 200ml de crema para batir 150g. de azúcar glas y unas gotas de azahar; vaciar a la mezcla anterior (primera parte)
  2. Con el mortero y el pistilo se muele el brócoli hasta que sea un “puré fino” (opcional: se puede usar licuadora pero con poca agua)
  1. Cuando esté listo el “puré” de brócoli vaciar a la mezcla (terminada anteriormente).
  1. Finalmente meter al congelador hasta que tenga la consistencia adecuada.

 

 

 

Galería Método

Resultados

Obtuvimos 800 gr de helado de color verde con consistencia cremosa, su sabor dulce y a brócoli, el olor es más fuerte que el sabor.

El costo de elaboración de nuestro helado es de $89.50.

Galería Resultados

Discusión

A través  de esta investigación, logramos resaltar y conservar el valor nutricional que contiene el brócoli.

Debido al proceso al que fue sometido, fue fácil integrarlo a la base del helado, donde obtuvimos una mezcla heterogénea adecuada para compararlo con un helado comercial.

Conclusiones

Podemos concluir que elaborar un helado a base de una verdura como el brócoli, es posible ya que a esta la sometimos a un proceso de cocción adecuado, cuidando el proceso para que los nutrientes no se pierdan y así poder integrarlo en la preparación de un helado tradicional.

Se obtuvo un postre nutritivo, a nuestros compañeros de Secundaria les agrado y comentaron que podrían consumirlo con  gusto.



Helado de brócoli.

Summary

It is complicated to persuade teenagers that they should eat vegetables, even though some of them know the importance of including them in their daily diet, they argue that they do not like the flavor or the texture. One of the most rejected by our classmates is broccoli.

Broccoli gives vitamins A, C and E, minerals as iron and potassium, this protects the organism of different problems such as anemia, diabetes, high cholesterol, cardiovascular disease and cancer (breast, prostate and uterus). It is expected to prepare an ice cream based on broccoli, as a nutritional dessert, to include it in teenager’s diet. The procedure will be simple, it will use milk, egg yolk, sugar, caster sugar, broccoli, azahar water, custard, beaker, glass rod, bunsen burner, mortar, and pestle. We think that if we create a dessert including this vegetable it will be more attractive for teenagers, and if they like the taste they will be able to eat it because of its low fat and its calcium contribution.  We think get a green ice cream with a broccoli taste, also with a creamy consistency and a great taste. We hope that when the teenagers know about the ice cream, they want to taste, and would like include in their daily diet. With our product, we hope that the teenagers have a new alternative of dessert that it can help in their health with the nutriments that this have. We believe that the development of this ice cream is feasible to do it in house and cheap.

.

Research Question

How can we elaborate an ice cream made of broccoli?

Problem approach

In the food trading some of the most sold products are the processed foods. One of this is the ice cream, but these contain animal and vegetable fat which are not good for health, and if you eat it a lot, you could get overweight.

Most of teenagers are very distasteful in their diet, some of the reasons are the stereotypes in the mass media or because they just do not like it.

This causes that they eat junk food in excess, which does not provide the necessary nutrients for their physical development.

We think that if we make a dessert, which includes broccoli, it will be more attractive to some teenagers and maybe they could eat it more if they like it.

Background

Objective

To elaborate an ice cream made of broccoli.

Justification

Teenagers do not usually eat vegetables especially broccoli, they point they do not like it, because  its taste and texture, or they are not used to eat vegetables at home.

The food industry produces different kind of ice cream with other vegetables, however in this moment there is not any made of broccoli. We want to give people this vegetable in the best original way. Since children and teenagers like ice cream, we are sure that it will really attract their attention.

Broccoli is easy to get all  the year, in different places like:

Supermarkets, public markets, etc. This vegetable is available almost all the time and it is accessible for everyone.

Hypothesis

If we elaborate an ice cream made of broccoli, we will get a healthy dessert to be included into the teenager´s diet.

Method (materials and procedure)

1st Part

Ingredients:

½ litre of milk

4 eggs yolks

150 gr of sugar

Materials:

Bowl

200 ml and 250 ml beaker

Pliers for test tube

Glass bar

Weight scale

Breaker

Mortar

Procedure:

  1. Boil the milk in a pat.
  2. Mix the egg yolks and the sugar in a bowl, without beating completely to avoid it loses its color.
  3. Add the milk to the egg yolks and mix everything until it becomes thicker.
  4. It should never boil completely so it does not get rank.
  5. Filter the mixture into a cold bowl and leave it inside the freezer until the froth bring down.

2nd Part:

Ingredients:

¼ of broccoli

150 gr of sugar glass

200ml of liquid cream

Citron blossom water

Materials:

Bowl

200ml breaker

Mortar breaker

Weight scale

Glass bar

Pliers of taste tube

  1. Mix the 200ml of liquid cream with 150g of sugar glass, and put some gouts of citron blossom water then turn out to the first mix
  2. With the mortar breaker crush the broccoli until be a “dainty puree” (option yo can use the mixer, but with a litter of water.
  3. When the broccoli “puree” get ready, turn out to the before mix)
  4. Ultimately, insert to the freezer intul have the satisfactory consistency.

Results

We got 800 g of a green ice cream with a creamy consistency, with a sweet broccoli flavor. The smell is stronger than the flavor..

The cost of producing this ice cream was $89.50.

Discussion

Through this research, we kept the nutrients of broccoli.

For the cooking process, it was easy to integrate to the ice cream, and we

got a heterogeneous mixture adequate to compare with comercial ice cream.

Conclusions

We can conclude that it is possible to prepare an ice cream based on a vegetable like broccoli, because we cooked in an appropriate way, taking care of not losing the nutrients in order to include it in the preparation of a traditional ice cream.

The result was a nutritive dessert that our classmates liked and they even mentioned that they would gladly eat it.