Gorra a base de sensores de proximidad para invidentes


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Mecatrónica

Asesor: Marisa Calle Monroy.

Miembros del equipo:
Alan Eduardo Castañeda Delgadillo (), Xel-há,
Mayra Soto Suasnavar (), Xel-há,
Ma. Valentina Romo Rodríguez (), Xel-há,

Resumen

En México 1 de cada 1000 personas son invidentes, y para ayudar a estas personas a adaptarse en nuestro entorno se han creado varios métodos de ayuda, lenguaje Braille, los bastones para invidentes y los perros guía, los cuales ayudan a estas personas a evitar accidentes o situaciones de riesgo para la persona que los usa. Para brindar una ayuda extra a las personas, hemos adaptado un sensor de proximidad a una gorra, el cual funciona mediante un arduino ( modelo UNO ) el cual se encarga de recibir, interpretar y enviar datos acorde de las instrucciones con el cual fue configurad, este sistema está programado para avisar mediante un piezo  cuando el sensor detecta  un objeto que se encuentre en un radio de 75 cm, el sensor detecta  objetos mediante la emisión y recepción de pulsos, los cuales el arduino procesa usando una constante  que calculara la distancia  obteniendo un valor exacto (0.017*tiempo). Este prototipo brinda  a las personas la oportunidad de evitar accidentes  provocados por  objetos  ( normalmente colgantes) que se encuentran al nivel de la cabeza del portador, como lo pueden ser anuncios o personas  frente a él, así , el prototipo se adapta al entorno del invidente, y va de la mano con los métodos de ayuda antes mencionados. Obtuvimos una gorra capaz de detectar objetos pero con deficiencias al momento de captar objetos cuando hay un aumento de velocidad en la caminata de la persona.

Pregunta de Investigación

¿Cómo se puede adaptar una gorra con sensores de proximidad para personas invidentes?

Planteamiento del Problema

Los invidentes al momento de perder la vista desarrollan aun mas los otros sentidos, ya sea el de audición, olfato, sentido del gusto y el tacto. El oído principalmente ayuda a escuchar lo que se aproxima alrededor, pero este no tiene la capacidad de captar cada sonido, también hay perros guía y bastones blancos  que ayudan. La gorra para invidentes, brindara una     ayuda extra para los discapacitados, alertando si alguien o algo se aproxima.

Antecedentes

La Ceguera.
La ceguera es una discapacidad física que consiste en la pérdida total o parcial del sentido de la vista. Existen varios tipos de ceguera parcial dependiendo del grado y tipo de pérdida de visión, como la visión reducida, el escotoma, la ceguera parcial (de un ojo) o el daltonismo.
Tipos de ceguera.
• Ceguera Parcial: es cuando la persona ve con baja visión o no tiene la suficiente capacidad de tener una buena visión y se ven obligados a usar gafas para tener buena visión.
• Ceguera Total o Completa: es cuando la persona no ve ni siente absolutamente nada, ni siquiera luz ni su reflejo (resplandor).
Causas de la ceguera:
Anormalidades y daños
En España los accidentes, especialmente en los menores de 30 años, hacen perder la vista generalmente en uno de los ojos.
Personas con daños en el lóbulo occipital, a pesar de tener intactos los ojos y nervios ópticos, tendrían ceguera parcial o total.
Defectos genéticos
• Las personas con albinismo usualmente sufren de deterioro a la vista extendido al grado de ceguera parcial, aunque pocos presentan ceguera total.
• Amaurosis congénita de Leber puede causar ceguera total o gran perdida de visión desde el nacimiento o la infancia.
• Aniridia. Falta congénita del iris del ojo.
Recientes descubrimientos en el genoma humano han identificado otras causas genéticas de baja visión o ceguera. Una de ellas es el síndrome de Bardet-Biedl.
Envenenamiento
Ciertos productos químicos, como el metanol (alcohol de quemar), que se utiliza para adulterar bebidas alcohólicas.
Otros
La malnutrición junto a las enfermedades son las causantes principales de la ceguera. Exposición a ambientes que requieren gran esfuerzo visual durante largos periodos de tiempo

Sensores de proximidad
Un sensor de proximidad es un transductor que detecta objetos o señales que se encuentran cerca del elemento sensor.
Existen varios tipos de sensores de proximidad según el principio físico que utilizan. Los más comunes son los interruptores de posición, los detectores capacitivos, los inductivos y los fotoeléctricos, como el de infrarrojos.
Interruptores de posición
El final de carrera o sensor de contacto (también conocido como “interruptor de límite”) o limit switch, son dispositivos eléctricos, neumáticos o mecánicos situados al final del recorrido de un elemento móvil, como por ejemplo una cinta transportadora, con el objetivo de enviar señales que puedan modificar el estado de un circuito. Internamente pueden contener interruptores normalmente abiertos (NA), cerrados (NC) o conmutadores dependiendo de la operación que cumplan al ser accionados. Generalmente estos sensores están compuestos por dos partes: un cuerpo donde se encuentran los contactos y una cabeza que detecta el movimiento. Su uso es muy diverso, empleándose, en general, en todas las máquinas que tengan un movimiento rectilíneo de ida y vuelta o sigan una trayectoria fija, es decir, aquellas que realicen una carrera o recorrido fijo, como por ejemplo ascensores, montacargas, robots, etc.
Capacitivos
La función del detector capacitivo consiste en señalar un cambio de estado, basado en la variación del estímulo de un campo eléctrico. Los sensores capacitivos detectan objetos metálicos, o no metálicos, midiendo el cambio en la capacitancia, la cual depende de la constante dieléctrica del material a detectar, su masa, tamaño, y distancia hasta la superficie sensible del detector. Los detectores capacitivos están construidos en base a un oscilador RC. Debido a la influencia del objeto a detectar, y del cambio de capacitancia, la amplificación se incrementa haciendo entrar en oscilación el oscilador. El punto exacto de ésta función puede regularse mediante un potenciómetro, el cual controla la realimentación del oscilador. La distancia de actuación en determinados materiales, pueden por ello, regularse mediante el potenciómetro. La señal de salida del oscilador alimenta otro amplificador, el cual a su vez, pasa la señal a la etapa de salida. Cuando un objeto conductor se acerca a la cara activa del detector, el objeto actúa como un condensador. El cambio de la capacitancia es significativo durante una larga distancia. Si se aproxima un objeto no conductor, (>1) solamente se produce un cambio pequeño en la constante dieléctrica, y el incremento en su capacitancia es muy pequeño comparado con los materiales conductores. Este detector se utiliza comúnmente para detectar material no metálico: papel, plástico, madera, etc. ya que funciona como un condensador.
Inductivos
Los sensores inductivos de proximidad han sido diseñados para trabajar generando un campo magnético y detectando las pérdidas de corriente de dicho campo generadas al introducirse en él los objetos de detección férricos y no férricos.
El sensor consiste en una bobina con núcleo de ferrita, un oscilador, un sensor de nivel de disparo de la señal y un circuito de salida.
Al aproximarse un objeto “metálico” o no metálico, se inducen corrientes de histéresis en el objeto. Debido a ello hay una pérdida de energía y una menor amplitud de oscilación. El circuito sensor reconoce entonces un cambio específico de amplitud y genera una señal que conmuta la salida de estado sólido o la posición “ON” y “OFF”.
El funcionamiento es similar al capacitivo; la bobina detecta el objeto cuando se produce un cambio en el campo electromagnético y envía la señal al oscilador, luego se activa el disparador y finalmente al circuito de salida hace la transición entre abierto o cerrado.
Fotoeléctricos
El receptor de rayos infrarrojos suele ser un fototransistor o un fotodiodo. El circuito de salida utiliza la señal del receptor para amplificarla y adaptarla a una salida que el sistema pueda entender. La señal enviada por el emisor puede ser codificada para distinguirla de otra y así identificar varios sensores a la vez. Esto es muy utilizado en la robótica en casos en que se necesita tener más de un emisor infrarrojo y solo se quiera tener un receptor.
Existen tres tipos de sensores fotoeléctricos, los sensores por barrera de luz, reflexión sobre espejo o reflexión sobre objetos.
Percepción visual en personas invidentes
Una vez fueron ciegos, pero ahora pueden ver. Lo que plantea la pregunta: ¿qué es lo que percibe la gente exactamente cuando ve por primera vez? A menudo, es aterrador.
¿Qué le sucede a la gente cuando mira por primera vez el mundo? En general, no lo sabemos; son demasiado jóvenes para decirnos lo que está pasando por sus mentes. Y cuando los niños son lo suficientemente mayores como para explicar lo que ven, ya no recuerdan cómo era el mundo en sus primeras semanas de vida. Sin embargo, hay casos especiales en los que son los adultos los que pueden ver por primera vez. En gran parte, ven una confusión total. Y, a menudo, esto les causa un enorme daño emocional.
Uno de los primeros casos documentados de recuperación de visión fue el de un hombre que a la edad de 50 años se operó de cataratas y recuperó la visión. Pero al poco tiempo, deseó no haberlo hecho. Este hecho es común a muchas personas ciegas que han recuperado la visión. A diferencia de los bebés, que están atendidos y cuyos cerebros están preparados para aprender sin otra opción que hacerlo, a las personas ciegas se les pide cambiar un sistema sensorial familiar que les guía de forma fiable por el mundo, por uno que les es desconocido y que no hace otra cosa que confundirlos. A veces, el esfuerzo de asimilación es demasiado. Como muchos otros pacientes, él cerraba sus ojos y fingía estar ciego cuando se veía superado por la situación. Cayó en una depresión y murió de neumonía al poco tiempo de su operación. A pesar de haber visto el mundo a través de sus propios ojos, seguía teniendo “ceguera mental”, conocida por los expertos como “agnosia visual”.
Para que alguien pueda ver un objeto, el ojo tiene que percibir la imagen, pero esta también tiene que ser reconocida por el cerebro. Este proceso lleva práctica y cierta capacidad cerebral. Los pacientes con agnosia presentan frecuentemente daños cerebrales y han perdido la capacidad para interpretar lo que ven -pueden ver un objeto rectangular con un círculo marrón encima y una curva en uno de sus lados, pero no entienden que están mirando a una taza de café. Para ellos tan sólo son formas. Aquellos que han estado ciegos la mayor parte su vida, presentan cierta cantidad de agnosia visual al “despertar”.
Las distancias espaciales son uno de los principales problemas a los que se enfrentan. Un hombre veía inexplicablemente a la gente que se alejaba de él como si encogiera de tamaño. Otro procesaba la percepción espacial saliendo al campo y lanzando una de sus botas tan lejos como le era posible. Entonces, alargaba su mano para cogerla y, si estaba fuera de su alcance, daba un paso adelante y volvía a repetir el proceso.
Otro aspecto inexplicable para muchas de las personas que han recuperado la visión son las pinturas y otras representaciones visuales. Pueden comprender objetos reales, pero no los pintados. Incluso cuando entienden lo que las obras quieren representar, las sombras que sirven para definir mejor el espacio y dar forma son solamente percibidas como marcas oscuras en la pintura. Que es lo que realmente son, técnicamente hablando. De hecho, es la vagancia visual de los que vemos normalmente lo que nos permite ver estas manchas de pintura como sombras, en vez de percibirlas como formas y colores.

Debido a que desarrollamos nuestra familiaridad con rostros y expresiones faciales en momentos muy específicos de nuestras vidas -aquellos que han sido privados de contacto humano o de estímulos de expresiones faciales a esas edades, normalmente desarrollan problemas para leer dichas expresiones durante toda su vida- las personas que han sido ciegas sufren normalmente de ceguera para los rostros (prosopagnosia), o bien son incapaces de interpretar las emociones en las expresiones faciales. Algunas tienen problemas para diferenciar entre rostros femeninos y masculinos.
Esto no quiere decir que estas personas sean un folio en blanco cuando hablamos de lo visual. Se ha visto que cuando las personas ciegas leen en Braille, el córtex visual se activa. Ellos “ven” con sus cerebros, pero no con sus ojos. Las intervenciones quirúrgicas en niños son particularmente exitosas. Un doctor se asombró al ver que un niño de diez años podía coordinar sus movimientos para atrapar las bolas de papel que le lanzaban a las pocas semanas de la operación, y que reconocía al equipo médico de vista. La gente joven asimila el mundo muy rápidamente.
Volviendo al susodicho famoso primer caso, el hombre recuperó la visión después de ser funcionalmente ciego desde los diez meses (era capaz de señalar los objetos brillantes, pero nada más). Como había trabajado con máquinas y mecánicos, fue capaz de leer el reloj que había en la habitación del hospital al poco tiempo de recuperarse tras la operación. Las formas, aunque eran desconocidas para sus ojos, cobraban sentido en su cerebro. También fue capaz de moverse por la habitación, coordinando lo que veía con las distancias que recordaba de antes de la operación.
Cuando los psicólogos le preguntaron si podía pintar lo que veía, empezando por la gente, su casa y un autobús, sus dibujos fueron increíbles. Empezaron siendo formas sencillas. Las casas eran cuadrados perfectos, con ventanas cuadradas y una puerta rectangular -tal y como lo haría un niño pequeño. Los autobuses eran similares, rectángulos y círculos. A medida que fue recuperándose, añadió más detalles al diseño del bus, incluyendo el texto en los rótulos, pero olvidó añadir partes del contorno del autobús, de forma que las ventanas y las ruedas parecían flotar. Podía dibujar personas, de forma simbólica, con dos brazos, dos piernas y una cabeza con los detalles. Cuando se le pidió que dibujase un elefante, pintó una mancha gris con cuatro piernas y tubos que representaban la trompa y la cola. Pero cuando no podía representar el objeto con formas o detalles que él sabía que tenían que estar ahí, no era capaz de dibujarlo.
Aprender a ver es, en muchos sentidos, como aprender a leer. Es un proceso complejo que involucra tiempo, práctica y habilidad mental, pero es un proceso que sólo funciona en una dirección. Llega un momento en el que perdemos la capacidad de mirar una señal de stop y no leer automáticamente la palabra stop -pero por lo menos podemos imaginar el no ser capaces de entender la palabra escrita. La idea de no comprender que una señal de stop es una señal, o que es un objeto sólido que está colocado delante de una cosa y detrás de otra, es algo que hunde sus raíces en nuestra historia. Tenemos que mirar a los demás para entender cómo vemos el mundo antes de que conectemos nuestra visión con él.
Por lo general, el niño ciego, no presenta diferencias con relación al niño con vista en el crecimiento, pero sí se dan con frecuencia en el desarrollo.
En el niño ciego la evolución secuenciada se mantiene pero puede variar la duración de cada etapa.
El niño normal a través del establecimiento de una base madurativa que internaliza la percepción de sí mismo y lo diferencia de su entorno, accede a los diferentes esquemas organizativos. En el caso del niño ciego, su discapacidad modifica la regulación de sus adquisiciones dado que la visión provee la retroalimentación y al faltar todos los subsistemas deben readaptarse a esas condiciones.

Algunos estudios realizados indican que esta adecuación se realiza entre los 8 y los 30 días, y las conductas no difieren de aquellas manifestadas por el bebé normal.
Las primeras diferencias notorias en la habituación, se dan entre los 45 y 90 días, manifestándose una ausencia de control activo de los estímulos a través de mecanismos inhibitorios, trayendo como consecuencia n retraso en la adaptación al estímulo sonoro, aunque sean sonidos habituales.
El desarrollo de la motricidad en niños ciegos presentan ciertas diferencias que no constituyen una alteración, sino que son propios de la ceguera. Un ejemplo: la postura acurrucada del niño en la cuna, lo que le permite percibir la proximidad de distintas partes de su cuerpo, la ropa, etc. de esta manera construirá su espacio percibiendo los límites de su cuerpo que paulatinamente irá disociando del de su madre.
La construcción del espacio – tiempo se verán afectadas en el niño ciego, dado que las distancias existen para él en términos afectivos, vinculados a su relación con su madre primero y luego con los demás miembros de su entorno. El tiempo es una sucesión de sonidos y silencios y de sueños y vigilias.
La visión establece el primer nexo con el mundo objetivo. Al carecer de ésta los demás sentidos funcionan sin la integración perceptiva que aquella le brinda y sus experiencias serán necesariamente “intermitentes, dispersas, secuenciadas y fragmentarias”.
El oído es el único sentido que puede informar acerca de las distancias al niño ciego, pero no proporciona una información completa de la localización, la causa y el origen del mismo.
La falta de estímulo visual, limita la motivación para el desarrollo de las destrezas motrices, demorándose la adquisición de la deambulación. Los desplazamientos autónomos tienden a realizarse desde la posición sentado.

La carencia de aprendizaje imitativo de posturas, gestos y movimientos de quienes lo rodean pueden determinar cierta rigidez en su tonicidad y algunos desórdenes en la coordinación motriz y movimientos estereotipados.
Paralelamente al desarrollo motriz se produce el desarrollo cognitivo. El niño construye sus conocimientos a través de la actividad perceptiva y se amplían mediante el lenguaje. La falta de estimulación puede traer como consecuencia un desarrollo más lento de las capacidades. Scholl dice “parecería que las experiencias profundas a través de otras vías sensitivas pueden compensar en parte la falta de amplitud de la base sensorial”.
La dificultad para controlar el medio está íntimamente vinculada con la ceguera. Por lo general el niño ciego tiene tendencia al aislamiento y a la pasividad dado que el medio no sólo es menos atractivo, sino el riego que encierra el encontrar objetos que no se pueden anticipar y la desaparición de cosas y personas sin causa aparente. La necesidad de planificar los movimientos empleando su memoria, concentración e información sensorial limitada restringen la movilidad.
Estas limitaciones están potenciadas o relativizadas según la calidad del entorno que se le ofrece a sus vivencias.
El niño ciego percibe el mundo principalmente a través de sensaciones táctil kinestésicas. La información que se recibe a través del tacto en las cualidades de textura, peso, tamaño y forma que combinadas dan lugar al concepto de objeto.
La exploración táctil, juntamente con el oído integra la percepción del mundo que elabora el niño ciego. Aunque la información auditiva no permite conocer la naturaleza real del objeto, facilita su ubicación espacial.
Como esta exploración táctil para obtener la información que requiere la construcción de esquemas cognitivos es una actividad voluntaria debe ser motivada por el contacto, contrariamente a lo que ocurre con la vista y el oído, que se imponen al sujeto.
Como hemos desarrollado con anterioridad, al igual que el niño ciego las secuencias evolutivas en el niño disminuido visual siguen el mismo curso que la de los niños normales, pero la falta de visión normal evidencian un retraso en el desarrollo del funcionamiento psicomotor, como así también problemas de aprendizaje en aquellas funciones cognitivas con contenidos simbólicos y semánticos.
Estudios realizados con la misma patología y agudeza visual observaron desempeños diferentes debido a factores como la motivación, la inteligencia, la herencia y el entorno socio cultural.
Pero a pesar de que cada niño evoluciona de manera distinta, existen rasgos comunes de la discapacidad, a saber:
La información del niño con baja visión es menor en cantidad y calidad a lo del niño con visión normal, lo que influye en su capacidad para generalizar ya que no posee suficiente cantidad de imágenes correctas.
Cuanto mayor es la falta de visión, mayor es la limitación de la capacidad de imitación, lo que repercute en la adquisición de la función simbólica.
El ritmo de aprendizaje es más lento y le ocasiona mayor cansancio que al niño con visión normal.
El disminuido visual tiene que aprender a compensar el déficit perceptivo, que muchas veces es fuente de frustración y angustia, lo cual genera cierta inestabilidad emocional.

Objetivo

Adaptar una gorra con  sensores de proximidad para personas invidentes que advierta sobre riesgos cercanos al individuo utilizando energía renovable.

Justificación

Elegimos este tema debido a que nos interesa ayudar a las personas invidentes y prevenir accidentes por objetos que están frente a ellos. Por este motivo decidimos adaptar sensores de proximidad a una gorra, ya que hemos visto gente con esta discapacidad que le suceden choques contra personas y objetos. Uno de los beneficios que esperamos de este proyecto es disminuir el número de riesgos que estén en frente de ellos y poder evitarlos por medio de un sonido.

Hipótesis

Si logramos adaptar una gorra con sensores de proximidad, entonces las personas invidentes podrán ser alertadas y evitar algunos riesgos frente a ellos

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

  • Un sensor ultrasónico de proximidad
  • Un arduino UNO R3
  • Una gorra de tela con visera plana
  • Un porta pilas para 4 pilas AA
  • Un panel solar
  • 2 m de cable de cobre recubierto con plástico
  • Una lata de pasta para soldar
  • .5 m de estaño
  • Una pistola para soldar
  • Un interruptor
  • Una cinta aislante
  • 1 tubo de silicón industrial
  • 1 computadora con software de programación (ARDUINO ID.E 1.6.3.)

Procedimiento:

  1. Colocar el porta pilas en la parte trasera de la gorra con unas gotas de silicón industrial
  2. Colocar dentro del porta pilas 2 pilas AA recargables
  3. Colocar el panel solar en la parte superior de la gorra con 2 pequeños soportes
  4. Conectar el panel a las terminales del porta pilas bajando 2 cables desde el panel hasta el porta pilas uniéndolo a la gorra mediante cinta de aislar
  5. Soldar las 2 terminales y conectar a su vez un tercer cable que quedará libre por el momento.
  6. Colocar el arduino debajo de la visera de forma que se pueda sostener.
  7. Conectar la terminal de alimentación del arduino al tercer cable, soldar la conexión.
  8. Colocar el sensor de proximidad ultrasónico al arduino y al generador.
  9. Realizar la programación del controlador (arduino) y realizar las pruebas pertinentes.

Galería Método

Resultados

Obtuvimos una gorra con un Arduino UNO, un sensor ultrasónico SF-04, un panel solar y una pila de 9v con un costo total de $780, que es capaz de detector en un rango de 75cm y apertura de 15°

Galería Resultados

Discusión

Con base en nuestra investigación, hemos concluido que la gorra es un método eficiente de prevención de accidentes, la cual funciona de materia eficiente a nivel de la cabeza.

Conclusiones

En conclusión la gorra puede servir como método de ayuda, así como complemento para los diversos métodos existentes pudiendo comprobar que la hipótesis planteada fue, así como nuestro objetivo, el cual se cumplió.

Bibliografía

Ceguera, disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Ceguera

Sensores de proximidad, disponible en: es.wikipedia.org/wiki/Sensor_de_proximidad

El mundo que sólo los que han sido ciegos pueden ver, disponible en: http://divulgame.org/2013/05/21/el-mundo-que-solo-los-que-han-sido-ciegos-pueden-ver/



Gorra a base de sensores de proximidad para invidentes

Summary

In Mexico, 1 out of 1000 people are blind and for helping these people to adapting to a safe environment, there have been created lots of methods for helping them, some of them are the Braille language, the sticks for blind people and guide dogs. They help these people to avoid accidents or risk situations for the people who use them. In order to provide them extra help, we have adapted a proximity sensor to a cap, it functions by an Arduino (Model UNO) that receives, interprets and sends data according to the instructions of the programming, and this system is programmed to warn with a Piezo, when the sensor detects an object that is at 75 cm or less. The ultrasonic sensor detects objects by the emission and reception of ultrasonic pulses, that the Arduino process by a constant, that calculates the distant obtaining an exact value. (0.017*Time). This prototype brings people the opportunity to avoid accidents provoked by objects (Normally hanging things) that are at the level of the head of the person who wears the cap. They can be ads or people in front of the handicapped, in that way, the prototype adequate to the environment of the blind people and be linked with the other helping methods. We have obtained a cap that has the capacity to detect objects with some deficiencies at the moment of detecting whether is a faster pace objects in the walking of the person.

Research Question

How can we adapt a proximity sensor to a cap for blind people?

Problem approach

Having lost the sight, blind people develop the rest of their senses in a higher degree. The sense of hearing, helps blind people to notice what there is around them. However, due to this is not enough there also exist guiding dogs and walking sticks. The cap for blind people will give an extra help to the handicapped, alerting them when someone or something is near.

Background

Objective

To create a cap based on proximity sensors for blind people which warn them about risks near the individual by using renewable energy.

Justification

We have chosen this topic because we are interested in helping blind people to prevent accidents caused by objects in front of them, that is why we decided to adapt a proximity sensor to a cap since we have noticed people without the capacity to see smashes with  peoples and objects. One of the benefits we are expecting of this project is reducing the number of risks in front of the blind people alerting them with a sound.

Hypothesis

If we achieve to adapt proximity sensors in a cap, the blind people could be alerted in order to prevent some risks in front of them

Method (materials and procedure)

Materials List:

  1. 1 Ultrasonic proximity sensor
  2. 1 Arduino UNO R3
  3. 1 Flat visor cap
  4. 1 9v battery snap
  5. 2 9v batteries
  6. 1 solar panel
  7. 1 solder´s paste can
  8. ½ mt. of tin
  9. 1 solder gun
  10. 1 interrupter
  11. 1 Non-conducting tape
  12. 1 Industrial silicon tube
  13. 6 Jumper wires (Medium)
  14. 1 Piezo

Procedure:

  1. Put the 9v battery in the back part of the cap with aislant tape.
  2. Place the solar panel in the upper base of the cap with 2 small supporting points.
  3. Connect the solar panel to the terminals of the 9v battery with 2 cables, incorporating them to the cap with aislant tape.
  4. Solder both cables and include a third one that will be free at the moment.
  5. Put the Arduino to the down part of the visor of the cap in order to keep the Arduino there.
  6. Connect the power terminal of the Arduino to the third cable left. Solder the connection.
  7. Connect the Piezo to the Arduino.
  8. Put the proximity sensor to the Arduino and the generator.
  9. Programate the controller (Arduino) and do the pertinent proofs.

Results

We have obtained a cap with an Arduino UNO, an ultrasonic sensor SF-04, a solar panel and a 9v battery, with a total cost of $780, which has the ability of detecting objects within a range of 75 cm and an aperture of 15°.

Discussion

Conclusions

In conclusion, the cap we developed can have the function as a helping way and as a complement of other diverse methods for helping blind people to adapt to their environment, concluding that the redacted hypothesis was correct and our objective was successfully achieved.

Bibliography