Elaboración de una mermelada casera a base de chía


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

Asesor: Marisa Calle Monroy.

Miembros del equipo:
Samuel Rodríguez Briones (), COZUMEL,
Víctor Hugo Rosano Gasca (), COZUMEL,
Miguel Alexis Criollo Piña (), COZUMEL,

Resumen

En México cada estación del año nos regala una envidiable diversidad de frutas, verduras y otros alimentos nutritivos y saludables. El ajetreo en el que vivimos nos ha orillado a recurrir a alimentos procesados que pierden algo de sus características originales, ya sea el sabor, el color o sus valores nutritivos, por eso entran en acción sustancias como el glutamato mono sódico, fosatos, colorantes, saborizantes y nutrimentos que tratan de recuperar las cualidades perdidas de los alimentos; la existencia tanto de alimentos procesados como de alimentos congelados, ponen en riesgo el consumo de los alimentos frescos. Los alimentos frescos que vi9enen a ser productos sin procesar o manipular. Por este motivo muchos son los expertos en el mundo de la salud que recomiendan seguir una regla vital de alimentación; consumir alimentos frescos y a ser posibles locales. Los alimentos frescos ayudan a transmitir la creación de neurotransmisores que conllevan beneficios antioxidantes, evitan alteraciones en el estado de ánimo controlado incluso la presencia de algunas sustancias neurotóxicas en el cerebro, y ayudan a memorizar al argumentar la producción de energía. Los fabricantes de alimentos procesados común mente añaden conservadores para mantener el color y la textura, y evitar que se echen a perder ampliando a si la vida útil del producto. Algunos conservadores de alimentos pueden causar reacciones alérgicas. Otros han sido relacionados con las condiciones tales como trastorno por déficit de atención, hiperactividad y eczema y autismo.

Pregunta de Investigación

¿Cómo podemos elaborar una mermelada casera a base de chía?

Planteamiento del Problema

Antecedentes

La mermelada es una conserva de fruta cocida en azúcar, La mermelada es una conserva de fruta cocida en azúcar. Los griegos de la antigüedad ya cocían membrillos en miel, según se recoge en el libro de cocina del romano.
La palabra “mermelada” es procedente de la lengua peninsular-del portugués.
La mermelada de frutas es un producto de consistencia pastosa o gelatinosa que se ha producido por la cocción y concentración de frutas sanas combinándolas con agua y azúcar. La elaboración de mermeladas es hasta ahora uno de los métodos más comunes para conservar las frutas y su producción casera es
superior a la producción hecha masivamente. Las características más saltantes de la mermelada es su color brillante y atractivo, además debe parecer gelificada sin mucha rigidez.
Características
Aunque la proporción de fruta y azúcar varía en función del tipo de mermelada, del punto de maduración de la fruta y otros factores, el punto de partida habitual es que sea en proporción 1:1 en peso. Cuando la mezcla alcanza los 104 °C, el ácido y la pectina de la fruta reaccionan con el azúcar haciendo que al enfriarse quede sólida la mezcla. Para que se forme la mermelada es importante que la fruta contenga pectina. Algunas frutas que tienen pectina son: las manzanas, los cítricos, y numerosas frutas del bosque, exceptuando las fresas y las zarzamoras,
¿Cómo elaborar una mermelada casera?
Si compramos fruta pero no la consumimos rápidamente lo más probable es que siempre haya alguna pieza que se descomponga, entonces para evitar este desperdicio se les puede dar un buen uso antes de que se estropeen las frutas o verduras que tenemos en casa, la opción sería hacer mermelada de cualquier de ellas que sobren en casa.
Existen dos tipos de mermeladas la salada y la dulce, su variedad es muy amplia porque podemos elegir frutas, verduras, o al mismo tiempo combinarlas y darles el toque dulce o saldado agregando sal o azúcar según la preferencias o uso que se le vaya a dar, sobre todo en la cocina gourmet.
Su elaboración requiere de un proceso muy sencillo, sin embargo podemos emplear nuestra creatividad y crear sabores especiales y exóticos que sin duda sería una buena aportación al arte culinario.
Es conveniente hacer las mermeladas en cazuelas de acero inoxidable y suficientemente holgadas para que al hervir no se derrame la mermelada. No conviene pasarse de azúcar para que no cristalice. Una vez hecha, conviene dejar que entibie antes de pasarla a tarros de cristal previamente hervidos. Al verter la mermelada no tiene que quedar aire; para ello, dar unos pequeños golpes al tarro para que se ajuste bien el contenido y dejarlos sin tapar y cubiertos hasta que se forme una película, de esta manera se conservara mejor.
Cuando se nos acumulan distintas variedades de fruta es fácil que alguna se nos quede atrasada y es importante darle un uso aplicando alguna receta de aprovechamiento, para evitar que se nos ponga mala o que nos arruine todo el frutero.
La Chia
La Chía (Salvia hispánica L.) es una planta de la familia de las labiatae (Lamiaceae). Es una herbácea anual, que puede alcanzar hasta dos metros de altura. Las hojas miden de 4 a 8 cm. de largo y de 3 a 5 cm. de ancho. Las flores son hermafroditas, de color violeta. Florece entre julio y agosto y se cultiva, sobre todo, en México, Guatemala y Bolivia. La planta de Chía requiere un clima tropical o sub-tropical. Al cabo del verano, las flores dan lugar a un fruto en forma de “aqueno indehiscente”.
La semilla es rica en mucílago, fécula y aceite; tiene unos 2 mm. de largo por 1,5 mm. de ancho. Es ovalada y lustrosa, de color pardogrisáceo a marrón oscuro.
Historia
En la época precolombina, la Chía era uno de los cuatro alimentos básicos de las civilizaciones de América Central (Aztecas y Mayas), junto con el maíz, el amaranto y los porotos. Sus semillas se utilizaron para elaborar medicinas y eran la base de su alimentación y también de la de sus animales.

Los Mayas hacían ofrendas de estas semillas a los dioses, en agradecimiento por las cosechas. El uso y el cultivo de la Chía en el valle de Méjico, se remonta a unos 3.500 años a.C. En dialecto “nahuatl”, la palabra “chiactic” significa aceitoso o grasoso y el nombre Chiapas, actual estado al sur de Méjico, significa “agua de Chía”.
Los Aztecas usaban la Chía en distintos preparados nutricionales y medicinales, así como también en la elaboración de ungüentos cosméticos. Era fuente de energía para travesías prolongadas y alimento para los guerreros, por eso es conocida como el alimento de las caminatas. Una comida típica “tzoalli” la preparaban con semillas de amaranto y Chía tostadas, miel de maguey y harina de maíz.
La harina de Chía tostada se utilizaba en la preparación de una popular bebida refrescante y nutritiva, costumbre que, con variantes, persiste hoy en Centroamérica y se denomina “Agua Fresca de Chía”. Su composición es agua, limón, azúcar y Chía.
Los ceramistas y pintores utilizaban el aceite de Chía para la preparación de barnices y pinturas, que se destacaban por su brillo y resistencia al envejecimiento. La harina de Chía podía ser almacenada mucho tiempo debido a los antioxidantes que posee, podía transportarse fácilmente en viajes largos y se utilizaba como moneda de pago para tributos y transacciones.
La conquista reprimió a los nativos, eliminó sus tradiciones y destruyó la mayoría de la producción agrícola intensiva, así como el sistema de comercialización existente. Muchos cultivos que mantuvieron una posición importante en las dietas de la América precolombina fueron eliminados por su estrecha asociación con la religión y tal vez por su incapacidad de adaptarse a las condiciones climáticas europeas, siendo reemplazados por otras especies foráneas de gran demanda.
La ciencia moderna ha llegado a la conclusión de que las dietas precolombinas eran superiores a las que actualmente se consumen en la misma región, y la Chía, que sobrevivió sólo en pequeñas parcelas en áreas montañosas escarpadas del sur de México, Guatemala y Nicaragua, vuelve, quinientos años más tarde, a recobrar su papel protagonista en la nutrición humana.
La ciencia actual explica por qué las antiguas civilizaciones consideraban a la Chía un componente básico de su dieta. La composición química de la Chía y su valor nutricional, le confiere un gran potencial para la alimentación. Estas semillas ofrecen ahora al mundo una nueva oportunidad para mejorar la nutrición humana, siendo una fuente natural de ácidos grasos Omega-3, antioxidantes, proteínas, vitaminas, minerales y fibra dietética.
Ventajas de la semilla de Chía
• La Chía es la mayor fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3.
• Contienen antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.
• Aportan proteínas muy importantes para personas vegetarianas.
• La semilla de Chía no contiene gluten.
• Se pueden consumir solas o incorporadas a otros alimentos.
• Es un producto de origen vegetal.
• No tienen sabor ni olor.
• Aporta energía a quien las consume.
• Ayudan a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial.
• Facilitan la digestión, mejoran el transito intestinal y tienen efecto saciante.
• Ayudan a controlar el apetito.
• Colaboran en el mantenimiento de una buena salud cardiovascular.
• Ayudan a mejorar la salud del sistema nervioso e inmunológico.
• Favorecen el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos.
• Mejoran la actividad cerebral y ayudan en problemas emocionales.
• Ayudan a controlar los niveles de azúcar. Aporta beneficios para diabéticos.
• Tienen un bajo contenido en sodio.
• Pueden consumirlas personas de todas las edades.

Las investigaciones recientes confirman las propiedades saludables de las semillas de Chía. Destacan por su alto contenido en aceites saludables, pero es también una fuente de otros nutrientes de gran importancia para la salud como antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra. Podemos decir que las semillas de esta planta son un superalimento, es decir, un alimento completo. Por eso, hoy en día, estas semillas son consumidas como complemento alimenticio en todo el mundo.
• 700% más Omega-3 que el salmón del atlántico
• 100% más fibra que cualquier cereal en hojas
• 800% más fósforo que la leche completa
• 500% más calcio asimilable que la leche
• 1400% más magnesio que el brócoli
• 100% más potasio que los plátanos
• 200% más hierro que la espinaca
• 300% más selenio que el lino
• Tiene un efecto saciante
• Posee más antioxidantes que los arándanos
• Aporta todos los aminoácidos esenciales
• Es el vegetal con más alto contenido en Omega-3
Fuente de Antioxidantes
Además de ácidos grasos esenciales, las semillas de Chía poseen una importante cantidad de antioxidantes, especialmente, flavonoides. Su riqueza en antioxidantes permite que el aceite y la harina de Chía se conserven durante largos períodos de tiempo sin enranciarse, por lo que los Mayas almacenaban estos productos sin ningún tipo de conservante. Los antioxidantes más importantes que podemos encontrar en estas semillas son: el ácido clorogénico, el ácido cafeíco, la miricetina, el kaempferol, la quercitina, el betacaroteno (vitamina E) y el tocoferol (vitamina E).
Los antioxidantes aportan múltiples beneficios al organismo; su función principal es eliminar los radicales libres que se producen como resultado de la oxidación celular. Un número limitado y controlado de estos elementos resulta beneficioso para el organismo, por el papel que desempeñan en el organismo dentro del sistema inmunológico, dado que son capaces de eliminar microorganismos patógenos. Cuando el número de radicales libres aumenta y se inestabiliza produce resultados negativos. Así, por ejemplo, se ha visto la relación que existe entre estas moléculas y ciertas enfermedades de carácter degenerativo, como alteraciones del aparato circulatorio, del sistema nervioso y otras enfermedades graves o el envejecimiento precoz. Estos resultados negativos se producen porque los radicales libres alteran el ADN de las células, impidiendo la renovación celular o alterando su normal funcionamiento.
Fuente de Proteínas y Aminoácidos
Los aminoácidos son pequeñas moléculas cuya unión forma a las proteínas, por lo tanto, podemos decir que las proteínas están compuestas por cadenas de aminoácidos. En el ser humano algunos aminoácidos son sintetizados por el propio organismo mientras que otros deben ser ingeridos a través de los alimentos. A los aminoácidos que pueden ser sintetizados por el propio organismo se les llama aminoácidos no esenciales, mientras que aquellos que deben obtenerse de fuentes externas se los denomina aminoácidos esenciales. La Chía no contiene gluten.
Por su alto contenido en proteínas, la semilla de Chía ayuda a construir y regenerar músculos y tejidos. Ideal para deportistas y etapas de crecimiento.

Las semillas de Chía contienen un 23% de proteínas y en su composición están presentes los siguientes aminoácidos:
Fuente de Vitaminas del grupo B y Minerales
La semilla de Chía es una buena fuente de vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B6 y B8), vitamina E y vitamina A. Además contiene calcio, fósforo, magnesio, potasio, hierro, zinc, selenio, boro y cobre. Otra ventaja es el muy bajo contenido en sodio que tiene esta semilla.
Las semillas de chía merecen ser denominadas un superalimento ya que son una excelente fuente de fibra y antioxidantes, calcio, proteínas y ácidos grasos omega 3 ALA de origen vegetal.
Reducen los antojos y nos hacen sentirnos lleno más rápido, debido a que absorben 10 veces su peso en agua, formando un gel voluminoso que es el que produce la sensación de saciedad. Cuando las semillas de chía se combinan con líquido (como agua, leche, zumo o yogur), forman un gel debido a la fibra soluble que contiene, lo que nos ayuda a sentirnos llenos por más tiempo y también a retrasar el aumento de azúcar en la sangre.
El sabor de las semillas de chía es suave y agradable y se pueden usar en todo tipo de recetas, salsas, panes, postres, batidos. El límite es tu imaginación. Es un alimento muy versátil y otra de las ventajas de un alimento tan concentrado en nutrientes es que su precio es más que razonable, aunque pueda parecer caro comparado con otras semillas y frutos secos.
Fuente de Fibra
La semilla de Chía es una fantástica fuente de fibra dietética soluble e insoluble. Contiene aproximadamente 30 gramos de fibra por cada 100 gramos.
La fibra soluble es soluble en agua; cuando se mezcla con agua forma una sustancia parecida a un gel. La fibra soluble tiene muchos beneficios, entre ellos, regula el nivel de azúcar en sangre y ayuda a reducir el colesterol.
La fibra insoluble no absorbe agua ni se disuelve en agua. Pasa a través del sistema digestivo y ofrece muchos beneficios a la salud intestinal, favoreciendo la regulación del tránsito intestinal y el desarrollo de bacterias beneficiosas.
Las dietas ricas en fibra pueden ayudar a controlar la obesidad, ya que aportan menos calorías en el mismo volumen del alimento; además, este tipo de dietas facilitan la ingestión de menor cantidad de alimentos debido a que prolongan el tiempo de masticación y por su volumen, ayudan a producir más rápidamente la sensación de saciedad; también, las dietas ricas en fibra atrapan parte de los azúcares y las grasas ingeridas, ralentizando su absorción, lo que disminuye el aporte final de energía.

 

Objetivo

Elaborar una mermelada casera a base de chía

Justificación

La razón para la elaboración de una mermelada es la creación de una conserva de fruta que puede ser utilizada para diabéticos además tiene un bajo aporte calórico.
En la elaboración de la mermelada se busco sustituir los ingredientes de la mermelada comercial, intercambiando la Gomaguar que es la que le da forma y textura a la mermelada por el uso de chía. También se busco sustituir el azúcar por jarabe de agave ya que este aparte de tener un bajo aporte calórico tiene un bajo índice glicémico lo cual hace nuestra mermelada una poción saludable para ser utilizada por diabéticos.

Hipótesis

Si elaboramos una mermelada casera a base de chía, entonces obtendremos un producto que sea natural y saludable

Método (materiales y procedimiento)

Materiales
1) 400 gramos de fresa
2) 2 cucharadas de jarabe de agave
3) 2 cucharadas de chia
4) 5 mililitros de jugo de limón
5) 1 frasco
6) Mortero con pistilo
7) Tela de alambre
8) Mechero bunsen
9) Baso de precipitados

Procedimiento
-Poner a remojar la chía de 15 a 20 minutos
-En el baso de precipitados poner los 400 gramos de fresa y dejar que hiervan
-pasando 5 minutos agregar la chía y no dejar de mover
-Mover durante 30 minutos hasta que quede la consistencia deseada

Galería Método

Resultados

Obtuvimos 500 gramos de una mermelada de consistencia espesa, de color rojo claro, su sabor es dulce y tiene olor a fresa.

Galería Resultados

Discusión

A lo largo de este proyecto aprendimos que la chía tiene fibra, proteínas, vitamina B, antioxidantes y omega 6 y la fresa tales como la vitamina A, B, C, D, E, Y K, potasio en una buena fuente de fibra y antioxidantes que ayudan al cuerpo humano.

Conclusiones

Concluimos que si es posible elaborar una mermelada casera a base de chía, además de que conservo sus nutrientes puede ser una mejor opción para ser utilizada por personas que tienen que cuidar su azúcar



Elaboración de una mermelada casera a base de chía

Summary

In Mexico, each season gives us an enviable variety of fruits, vegetables and other nutritious and healthy food. The hustle and bustle in which we live, we have been approached to resort to processed foods that lost some of its original features, either the flavor, color or their nutritional values, that come into action substances as mono sodium glutamate, phosphate, colorants, flavors and nutrients that attempt to recover the lost qualities of the food; the existence of processed foods and frozen foods, fresh food consumption put at risk. Fresh food come to be products without processing or handling. For this reason, many are experts in the world of health recommended to follow a vital rule of power, to eat fresh foods and to be possible venues. Fresh foods help convey the creation of neurotransmitters that carry antioxidant benefits, avoid alterations in mood controlled even the presence of some neurotoxic substances in the brain, and help memorize argued energy production. The manufacturers of processed foods common mind add conservatives to keep the color and texture, and avoid that they spoil if extending the useful life of the product. Some conservatives in foods can cause allergic reactions. Others have been related to conditions such as disorder attention deficit, hyperactivity and eczema and autism.

Research Question

How to elaborate a homemade ham made of chia?

Problem approach

The commercial jam contains one certain ingredients quantity that they are not natural, apart from the fact that it cannot to be consumed by diabetics for its high sugar level, on the other hand ours jam is completely natural and it can be a better option to be consumed by diabetics.

Background

Objective

To elaborate a homemade jam made of chia

Justification

The reason for elaborate the jam is create of a preserve of fruit that can be used for diabetics also it has to give low calories.
In the elaboration of the jam we try to change the ingredients of the commercial jam, change the goma guar that give the form and texture to the jam for the use of chia. We try to change the sugar for agave syrup and it has low calories and it also have low glycemic rate that make our jam a healthy option for diabetic people.

Hypothesis

If we elaborate homemade jam made of chia we will get a natural and a healthy product.

Method (materials and procedure)

Materials
1)4oo gr of strowberry
2)one spoonful of agave syrup
3) toww spoonful of chia
4) 5ml of limon juice
5) 1 bottle of glass
6) mortar with pistil
7) gauze mat
8) bunsen buiner
9) tripod
10) 500 ml breaker
11) a pan
12) a blender
Procedure
1)put the chia in the water (15-20) min
2) put in the pan 400 gr of strow berry
3) add the chia and move
4) put the mix on the blender during 30 seconds
5) put in the pan
6) put in the fire during 30 min and move when you have the consistence that you want.

Results

We got 500 gr of jam with light red color its flavor was sweet and it has strawberry smells

Discussion

Conclusions

We conclude that if it is possible to make a homemade jam-based Chia, addition to retain their nutrients can be a better option to be used by people who have to take care of your sugar

Bibliography

http://www.ciudadano00.es/2014/02/21/5-trucos-abuela-para-hacer-mermelada-casera/
http://www.hogarutil.com/cocina/recetas/mermelada.html
http://www.semillasdechia.com/
http://www.semillasdechia.com/propiedades.html
http://www.chiasemillas.es/