Elaboración de un gel natural a base de diente de león, linaza y avena como reparador de piel


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Medicina y Salud

Asesor: Marisa Calle Monroy.

Miembros del equipo:
Mayra León Sánchez (), COPÁN,
Karla Desirée Gasca Martínez (), COPÁN,
Israel Hernández Aldana (), COPÁN,

Resumen

El proyecto se basa principalmente en la elaboración de un gel natural como reparador de la piel a base de diente de león linaza y avena, ya que actualmente existen cremas comerciales que contienen químicos que simulan el cuidado de la piel, pero al paso del tiempo dañan a la piel. Los ingredientes que contienen este producto tiene una amplia variedad de beneficios que se aportan al momento de la elaboración de este producto, ya que aprovechamos la propiedades de la linaza y avena como agentes gelificantes, humectantes y reparadores, y el diente de león con sus propiedades limpiadoras. La mayoría de las cremas en el mercado pueden ser caras y aparte que no garantizan al 100% que la piel se vaya mantener saludable al paso del tiempo, por eso, elaboramos este producto que garantizan que la piel este saludable gracias a que es un producto natural y sin químicos por lo cual es un producto de fácil acceso y es una opción casera para mantener saludable Al momento de elaborar este producto tuvimos que hacer una serie de pasos para extraer cada una de las propiedades de cada uno de los ingredientes; obtuvimos una solución de cada uno de los ingredientes las cuales mezclamos para obtener el producto esperado.
Al terminar la elaboración del producto obtuvimos un gel color ámbar y con un aroma agradable, el cual con su uso traerá beneficios a la piel del consumidor.

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar un gel natural a base de diente de león, linaza y avena?

Planteamiento del Problema

Actualmente en el mercado existen muchas cremas comerciales que contienen químicos que simulan el cuidado de la piel saludable, pero que al paso del tiempo causa daños.
Nuestro producto busca cuidar la piel sin dañarla al paso del tiempo. Las propiedades del diente de león, linaza y avena ayudan a la piel para que este saludable y no le da solamente apariencia del cuidado, aparte de que este producto es casero y natural, por lo cual, es de fácil acceso y asegura que no daña a la piel.

Antecedentes

La piel, el órgano más importante. En un centímetro cuadrado de piel se encuentran: 15 glándulas sebáceas, 1 metro de vasos sanguíneos, 100 glándulas sudoríficas, 3.000 células sensoriales, 4 metros de nervios, 300.000 células epiteliales y 10 pelos.
La piel es el órgano más grande que tenemos y al cubrir nuestro cuerpo, el más importante: Si la tapamos al 100% con una crema o pintura que no deja pasar el aire, en dos horas estamos muertos. Sin piel no podríamos existir, moriríamos como los quemados.
La piel, un intestino expuesto. Su declive es el más visible, porque es la intermediaria entre el medioambiente y nuestro organismo: De adentro hacia fuera, todo lo que sucede en nuestro interior se puede manifestar en la epidermis: nerviosismo, problemas metabólicos o intoxicaciones nos pueden causar granos, caspa, pus o manchas, incluso el agotamiento o el estrés se plasman en una piel que se vuelve pálida, seca o arrugada.
De afuera hacia dentro, a través de ella las sustancias penetran en el cuerpo y llegan en 15 minutos a la sangre, donde influyen sobre el metabolismo. De esta manera, la piel es un órgano tan sensible o más que nuestro intestino, y es que ay que considerarla como un intestino que filtra los nutrientes, pero también los tóxicos y los transporta a la sangre.
Por ello es tan importante saber lo que nos ponemos, porque no sólo se quedará en la superficie, sino que influirá en todo nuestro organismo.
Los problemas de la piel se presentan de forma común afectan diversas partes del cuerpo las piernas, los brazos, los lados del abdomen (costados) y los muslos.

Los problemas más comunes son entre otros:
• Resequedad
• Picazón
• Fisuras en la piel
• Eccemas
• Quemaduras por el sol
• Envejecimiento prematura
• Acné
Los problemas depende especialmente de la edad, la alimentación y otro factor es la condición del clima, como ejemplo mayor frecuencia a resequedad en clima frío, quemadura por el sol en presencia del sol.
La piel pierde humedad y puede agrietarse, exfoliarse, irritarse o inflamarse. Además, los baños frecuentes, especialmente con jabones fuertes, pueden contribuir a daños de la piel.

Recomendaciones de cuidado de la piel
 Mantener a la piel humectada (lo que se conoce como lubricar o hidratar la piel).
 Uso de ungüentos (como vaselina), cremas o lociones de 2 a 3 veces al día.
 Las cremas humectantes no deben contener alcohol, aromas, colorantes ni otras sustancias químicas.
 El uso de un humidificador en su casa también le ayudará.
• La sudoración: tenga cuidado de no usar demasiada ropa con temperaturas altas.
• Evitar los jabones fuertes o detergentes, así como productos químicos y disolventes.
• Evitar los cambios repentinos de la temperatura corporal y el estrés, que pueden provocar que usted sude y empeorar su piel.
• Los desencadenantes que causan sus síntomas de alergia.
• Si el aire está muy seco, utilice un humidificador.
• Tome mucha agua durante todo el día.
• Aplique compresas frías en las áreas que presentan prurito
• Use cremas o geles naturales para evitar el uso de productos químicos
En que nos afecta la Química en la Cosmética.
Se acostumbra a cremas y geles para el tratamiento de la piel, comprados en centros comerciales, farmacias elaboradas a volumen industrial, que no se revisan las listas de ingredientes que los conforman, pero lo cierto es que estos productos contienen muchas sustancias que son perjudiciales para nuestra salud.
A veces se piensa que por no ingerirse no causará daños en el interior del cuerpo. Sin embargo, los productos químicos que se ponen en la piel pueden llegar hasta la sangre, ya sea absorbidos por la piel, o inhalados con el vapor al aplicarlo, y pueden ser los responsables silenciosos de dolores de cabeza crónicos, embotamiento o sensación de mareo, náuseas, vómitos, irritación de la piel, asma, fatiga crónica, acné, erupciones en la piel e incluso tumores o cáncer, sin que ni siquiera te des cuenta de que son los culpables de tus síntomas.
Todos sabemos cómo, cuando una persona se pega un parche de nicotina a la piel, la nicotina se absorbe a través de la piel y llega a su sangre. Del mismo modo, cuando utilizas una crema, gel u otro cosmético que pones en tu piel, ésta la absorbe hasta entrar en tu sistema.
Un estudio realizado por el National Institute of Occupational Safety mostró que existen 884 sustancias químicas tóxicas en los productos de cuidado personal. 146 de estos productos químicos pueden causar tumores, que pueden o no ser cancerígenos. 314 producen anormalidades en el desarrollo, de modo que si los utiliza una mujer embarazada, su bebé puede no desarrollarse normalmente.
La doctora Doris J. Rapp, alergóloga, pediatra y especialista en medicina ambiental, y antigua presidenta de la American Academy of Environmental Medicine, lleva ejerciendo la medicina medioambiental desde 1975 y es una de las principales voces a la hora de difundir los efectos tóxicos que, según demuestran numerosas investigaciones, ejercen sobre nuestra salud y el medio ambiente las sustancias químicos contenidas en los productos cosméticos que usamos. Es autora del libro Our toxic world: a wakeup call.
Los Componentes Para conseguir que una crema cuaje o cualquier mezcla entre distintas sustancias hacen falta los siguientes componentes: emulgentes: para unir grasa y líquidos antioxidantes: impiden el deterioro en contacto con el aire
gelificantes: dan textura y cremosidad conservantes: impiden el deterioro temporal
bactericidas: desinfectan el medio para que no se formen hongos, etc.
Viendo esto, no hacen falta tantos componentes en las cremas, sin embargo, la lista de ingredientes en algunos productos se hace interminable y, a veces, una simple crema hidratante tiene más de 50 ingredientes. La industria cosmética trata de maximizar más y más sus beneficios creando nuevas sustancias, cuyas materias primas deben costar, y cuestan, cada vez menos. El problema es que, actualmente existen más de 6.000 componentes químicos que están permitidos, pero no controlados. Esto significa, que en los productos aparecen agentes químicos que nos pueden causar, no sólo alérgias o eczemas sino, asma, problemas de pigmentación y hormonales, cáncer o incluso daños
genéticos a futuros bebés.
Etiquetas graciosas e “hipoalergénicas” La publicidad ha creado un sinfín de expresiones y “tecnicismos” que suenan bien, pero carecen de cualquier valor científico: “péptidos súperhidratantes”, “sistema de purificación celular”, incluso algunos ingredientes se han inventado únicamente por sonar bien o espectacularmente, como “muscle extract” y DNA (¡sustancia genética!). Pero incluso el término “hipoalergénico”, tan popular en artículos de farmacia, no tiene la relevancia que las palabras quieren dar a transmitir. Normalmente, se debería referir productos sin perfume, ya que las fragancias sintéticas son las que estadísticamente más alergias pueden causar. Pero en ningún caso, es un
término que comprometa al fabricante. Cada día surgen nuevas alergias y nuevas sustancias que las causan, a parte, la mayoría de alergias recién se manifiestan semanas después de haber utilizado el producto, que las pudo provocar.
Trucos y trampas en la cosmética convencional La pugna por maximizar el beneficio y minimizar la inversión, ha llevado a la creación de sustancias
químicas, que no son beneficiosas para la piel y solamente engañan la vista durante un par de horas. La manera sincera de cuidar la piel es aportándole nutrientes, para que por sí misma se pueda recuperar. Pero existen sustancias, que no aportan nada, sino que tienen efectos meramente físicos, que en ocasiones pueden resultar dañinas para la epidermis:
1) Agentes químicos que hinchan la piel, haciendo desaparecer pequeñas arrugas, a largo plazo se expanden las células, el tejido decae, se vuelve flácido, la persona reacciona aplicándose más producto, porque tiene la impresión de que su piel no puede estar sin él.
2) Agentes que decoloran, sustancias agresivas como las compuestas por “ammonium” aclaran la piel, dándole una apariencia más joven y fresca, cuando en realidad sólo se trata de un engaño óptico, una piel más oscura nos hace parecer mayores al acentuar las sombras. Pueden causar disfunciones en la pigmentación, pequeñas heridas y fotosensibilización aguda (la piel ya no soporta la luz solar).
3) Agentes que aparentan hidratación, como los aceites minerales, bloquean la barrera lipídica natural de la epidermis, resecando y agrietándola, pero su textura oleosa y siempre brillante, sólo aparenta un efecto hidratante. A largo plazo pueden causar alergias en cadena, irritación crónica, acné, etc.
4) Agentes que se agregan para los efectos nocivos de otros agentes, una estrategia que puede parecer realmente estúpida, pero que se observa a menudo y es la razón por la cual existen listas de ingredientes interminables en la etiqueta de un producto que debería ser de lo más simple. Así, los fabricantes sin escrúpulos llegan a utilizar aditivos que irritan la piel (por ejemplo emulgentes y
suavizantes o gelificantes baratos con tacto agradable) y los mezclan con agentes que bloquean las funciones cutáneas, para que la piel no “se defienda” rebelándose y no se haga visible una alergia.
Los Ingredientes y como Identificarlos- El “INCI” es la Nomenclatura internacional de ingredientes en la cosmética, regulada a principios de los
años 80 por la FDA (Food and Drug Administration) y la CTFA (Cosmetic, Toiletry & Fragrance Association), que determinaron las reglas según las cuales los ingredientes han de figurar. Son nombres en latín y enumerados según su cantidad en línea descendiente, es decir, la sustancia más cuantiosa se nombra en primer lugar y la que aparece en menor cantidad está como última.
El INCI obliga a la enumeración de TODOS los ingredientes, por lo que es el único dato con el que los fabricantes se comprometen. Un texto bonito, alabando cuantiosos ingredientes naturales, carece de valor, si el INCI nos muestra un
nombre vegetal en último lugar, precedido por una veintena de sustancias químicas.
Por ello, sólo podemos valorar la calidad de un producto, leyendo el INCI y entendiendo de sustancias beneficiosas y perjudiciales.
Sustancias nocivas y cómo distinguirlas sin saber de química
A continuación, mencionaremos los ingredientes más peligrosos que se deben evitar en un producto. Para recordarlos mejor, en muchos casos sólo hace falta memorizar una o dos sílabas, ya que todos los compuestos
con estos elementos suelen ser peligrosos.
Aceites Minerales Aunque no suenen peligrosos por hacernos pensar en minerales, no tienen nada que ver con sustancias nutrientes ni sales, sino que se trata de los muy baratos derivados del petróleo. A parte de ser económicos,
para la industria tienen la ventaja de una pureza que impide el crecimiento de bacterias y, además, mejoran el sentimiento de la crema mezclada sobre la piel por su textura fina y sedosa.
Pero son altamente cancerígenos, como casi todos los derivados del petróleo. A parte, tapan los poros, bloqueando la respiración de las células y extraen la humedad de la piel, sacándola a la superficie y dándole apariencia “hidratada”, pero al dejar de usar el producto, la piel está más reseca que antes y parece adicta a la sustancia. Están en casi todas las barras protectoras para labios y esa es la causa, por la que muchas veces nuestros labios se agrietan cada vez más si no seguimos usando la barrita.
En el INCI figuran bajo las siguientes denominaciones: Mineral oil, Paraffinum, Paraffinum liquidum, Petrolatum, compuestos con las sílabas Paraffin-, Petroleum.
Pero también son derivados del petróleo las siliconas Silicone quaternium, ethylsilanol, y se esconden en nombres como cera microcristalina, ozokerit, eresin, incluida la vaselina.

Colorantes:
Conseguir un color permanente y perfecto es uno de los cometidos más difíciles en la química. No sólo sirven para darle un aspecto acaramelado a cremitas y geles de baño, sino que son el principal componente en maquillajes, tintes y decolorantes.
Los componentes con las sílabas anilin, anilid, como en ”acetanilid”, delatan un colorante altamente cancerígeno y tóxico. Algunos agentes colorantes tienen una estructura molecular tan complicada, que se les han dado iniciales o nombres fáciles para simplificar su denominación. Tales son los de las iniciales HC como “HC orange 3”, o Acid como “acid Red 73”, Pigment como “pigment Green 7”, Solvent como “solvent black 3”. Todos ellos esconden sustancias altamente cancerígenas y/o tóxicas.
Sustancias halogenorgánicas: Causan alérgias, son sospechosas de causar cáncer, y suponen una grave contaminación del medioambiente por no ser biodegradables.
Se trata de combinaciones de chloro, bromo y iodo como “aluminium chlorohydrate”, “methyldibromoglutaronitrile”, “iodopropynyl” las peligrosas sílabas chloro, bromo, iodo no se deben confundir con chlorid, bromid, iodid, que suelen ser componentes inocuos de sales.
PEGs: polyethylenglycol: Típicos emulgentes que unen agua y grasa, o detergentes, en sí son totalmente inofensivos, pero hacen la
piel más receptiva a sustancias, lo cual es bueno, si se trata de aditivos sanos, ero malo, si son venenosos. Los introducen como pasajeros negros en las células, cuyas paredes se vuelven más permeables. En productos naturales controlados, no se permiten más de 5 PEGs por artículo, pero la cosmética convencional suele abusar de ellos. A parte de aparecer como PEG seguidos de un número, se les reconoce por las letras eth al final: “steareth”, “ceteareth”, “sodium laureth sulfate”=principal ingrediente en jabones, geles y champúes. Sodium lauryl sulfate
No confundir con sodium laureth sulfate. Es un detergente muy irritante que ha provocado problemas de pigmentación, así como comedones y pérdida de pelo en las partes expuestas en tests con animales. La “Cosmetic Ingredients Review” la ha calificado de aceptable en productos de uso poco frecuente y sólo en
concentraciones inferiores al 1%. Sin embargo se puede encontrar en primeros puestos incluso en dentífricos.
Fragancias artificiales Peligrosas, porque la mayoría de ellas contiene elementos que, una vez sobre la piel, influyen el equilibrio hormonal y son sospechosos de causar cáncer. En forma de perfume, desodorante o inhibidores del sudor
llegan a la piel, donde el sudor descompone las materias que se acumulan en las células, hasta el punto de que en análisis de leche materna, se llegan a registrar altos contenidos de estas sustancias cancerígenas, tóxicas y sospechosas de generar daños genéticos. Ejemplos: “acetyl hexametyl” causa daños nerviosos, “benzyl alcohol” insensibiliza la piel, y “bromocinnamal” es irritante. Como antitranspirantes frecuentemente se utilizan compuestos de aluminio como aluminium chlorhydrate”, que pueden resultar muy irritantes y son sospechosos de causar Alzheimer.
Phenol y Phenyl: Fuertes desinfectantes en la medicina, se utilizan en cosmética como conservantes y colorantes. No son recomendables por ser un tóxico celular, que a largo plazo destruye las paredes celulares. Ejemplo de phenol:
“nitrophenol”,”phenolphthalein”, “chlorophenol”. Ejemplo de sustancias con phenyl: “N-phenyl-PPhenylenediamine”, henylenediamine Sulfate”.
Otras Sustancias Liberadores de Formaldehyd: Formaldehyd es un potente antimicótico multiuso. Nos lo encontramos tanto en la fabricación de materiales de construcción en los que impide el moho, como de muebles, en los que
se utiliza para evitar hongos en la madera prensada, etc. Es altamente ancerígeno por inhalación, se acumula en las células dañando las membranas, causa malformaciones en fetos, irrita y envejece la piel. En principio, está prohibido en la cosmética, pero por su gran efectividad y economía, se han creado
sustancias que no se consideran directamente formaldehydos, pero que lo liberan como si fuera un polizonte. Por un lado se las puede reconocer por llevar las sílabas Urea , como Diazolidinyl Urea, Imidazolidinyl Urea, Polyoxymethylene Urea (no confundir con Urea “a secas”, que es un derivado del ácido úrico, bueno
para la piel). Por otro lado tenemos los conservantes químicos con las letras DM delante como DM y DMDM Hydantoin, o Dmhf. Dimethyl Oxazolidine es otro conservante liberador de formaldehyd a evitar en los productos.
Phthal y Phthalate: Finalmente quedan estos compuestos, que se usan como suavizantes y/o disolventes. Son altamente tóxicos, influyen en el equilibrio hormonal y son sospechosos de causar cáncer. Ejemplo:
“dibutylphthalate”.

Protección Solar: Otro problema en la cosmética, es la de encontrar sustancias que protejan de los rayos solares dañinos. Antiguamente, se utilizaban filtros minerales a base de óxido de Titanio o Zinc como Zincoxid o Titaniumdioxid.
Pero por ser más caros, se han ido reemplazando por oxybenzone, benzophenone, Methoxydibenzoylmethane, o Dibenzoylmethane que son filtros cancerígenos que pueden causar alérgias en cadena y aparecen incluso
en las marcas más caras y “exclusivas”. Son aditivos que no sólo aparecen en productos solares, sino en todo tipo de cremas y en tratamientos con retinol. Si éstas contienen sustancias irritantes, la industria lo compensa agregando filtros solares, para impedir que la piel microscópicamente irritada reciba manchas
del sol – ¡un procedimiento absurdo!
Existen las siguientes normas para saber comprar cosmética y valorar la calidad de un producto:
1) Evitar artículos con una lista interminable de ingredientes. Un buen producto no necesita nunca más de 30 ingredientes. Únicamente, si en los primeros lugares figuran sustancias naturales, se puede excusar el uso de aditivos químicos como gelificantes o emulgentes, ya que a veces los agentes vegetales se mezclan
con dificultad y no “cuajarían” sin ayuda artificial.
2) Por otro lado, no nos debemos fiar, si en un producto sólo aparecen aditivos naturales. Una crema blanca opaca, con determinada fragancia y textura y en cuya etiqueta figuren como ingredientes únicamente minerales y sales del mar muerto, sólo puede ser un engaño: ¿de dónde le viene el olor, qué grasas contiene y cuál es el emulsionante para conseguir esta textura?

3) Evitar productos que nos prometen “maravillas naturales”, pero que en la lista de ingredientes apenas tienen nombres vegetales (son aquellas denominaciones latinas que se pueden pronunciar bastante mejor que las químicas), o si los tienen, aparecen en décimo lugar o incluso más atrás.
El texto descriptivo en una etiqueta no compromete al fabricante, lo único que nos da información fiable es el INCI.
4) Evitar marcas en las que el sistema de distribución está inflado: las grandes empresas funcionan a base de dar lucrativos beneficios a representantes, distribuidores, subdistribuidores y revendedores – invierten en comisiones en vez de invertir en la calidad de un producto. Una crema que ha pasado por cuádruple
facturación, antes de llegar a las manos del consumidor final, no puede ser buena si no es carísima.
5) Una marca que aparece constantemente en los anuncios pagados de los medios de comunicación, también delata, que su prioridad no es la inversión a largo plazo en calidad, sino la captación de clientes nuevos.
6) Finalmente, comprar jabones y productos cosméticos naturales de calidad y a poder ser artesanos ya que generalmente al ser realizados en pequeños lotes se suele apostar por la tradición, calidad y pureza de los ingredientes. A la vez que se ayuda a fomentar la economía local al ser distribuidos normalmente de forma más directa en mercados y pequeñas tiendas.
Por esas razones vamos a elaborar un gel natural para que la piel no se dañe con los químicos que contienen los geles y cremas restauradas que venden en tiendas, ya que la avena, el diente de león y la linaza traen beneficios a la piel de las personas

1. Diente de León

El diente de león es considerado generalmente como una “mala hierba” y crece de forma silvestre en diversas zonas de terrenos despoblados, sus hojas se consumen en ensalada y se le han atribuido numerosas propiedades medicinales.

Su nombre científico Taraxacum officinale, llamada achicoria amarga, también conocida como diente de león y es una especie de planta con flor de la familia de las asteráceas.

Es una planta depurativa, para uso tópico es eficaz para limpiar las impurezas de la piel, acné, urticaria. Estas propiedades son por su contenido de inulina, ácidos fenólicos, sales minerales, entre otras sustancias que aportan beneficios en la piel.
El diente de león se destaca frecuentemente por su enorme cantidad de propiedades, particularmente por ser un excelente reparador de la piel. En esto último nos concentramos, destacando a esta magnífica hierba como un elemento natural para mantener una piel bien cuidada.
La cantidad de nutrientes que contiene esta hierba medicinal grande, cuenta con vitaminas A, C, D y del complejo B, hierro, magnesio, zinc, potasio, manganeso, cobre, calcio. Todos ellos son muy beneficiosos para tu piel, sea cual sea el problema que se enfrente.
Problemas de la piel como el acné, psoriasis, eccemas o celulitis, llagas, pueden ser combatidos a mediano y largo plazo con el consumo de té de diente de león. Y si hablamos de belleza, olvídate de esas ojeras debajo de tus ojos, pues el diente de león se destaca por su potencial para combatirlas.
Finalmente, destacamos que el diente de león incluso actúa más allá de la piel, siendo un muy buen agente para combatir problemas de tipo urinario y de la vejiga en general, además de actuar positivamente sobre el hígado
El diente de león es una planta perenne con raíz primaria larga y roseta basal, suele alcanzar 40 cm de altura. Tiene hojas alternas lanceoladas con una nervadura central, sin peciolo diferenciado, pinnatipartidas con lóbulos en forma triangular de márgenes dentados y agudos, a veces presenta micro vellosidades. El tallo permanece siempre en un estado extremadamente acortado, es por esto que se denominan plantas acaules. Además son capaces de producir un entrenudo alargado con una inflorescencia denominado escapo. Pedúnculos de la inflorescencia huecos, que al romperse emana un jugo lechoso amargo. Flores hermafroditas de un color amarillo dorado que la hacen fácilmente identificable. Corola en lígulas terminada en cinco pequeños dientes, florece en primavera a hasta fines de verano. El fruto es un aquenio con largo pico y vilano.
Distribución y hábitat.
Hay indicios serios sobre una procedencia europea. En la actualidad se ha extendido prácticamente por todos los continentes. Se encuentra fácilmente en los caminos, pastizales, prados, siembra directa, y sobre todo en jardines, tanto que es considerada mala hierba o “maleza”, por los jardineros.
2. Linaza

La linaza es la semilla de la planta Linum usitatissimum (lino). El primer uso de linaza fue registrada en el Sur de Mesopotamia donde la linaza fue cosechada desde 5,0000 años antes de Cristo. Los Griegos, Romanos y Egipcios antiguos usaban la Linaza como un alimento. Al llegar el octavo siglo, el emperador Romano Carlomagno ordeno que cada ciudadano del imperio Romano consumiera Semillas de Linaza diariamente para mantener una buena salud.

La linaza es una semilla especialmente rica en mucílago, pectina, ambos con propiedades suavizantes y emolientes. Es rica en componentes antibacterianos, principalmente el ácidos acético, ácido málico, ácido ferúlico, luteína y cisteína. Todo ello unido a las propiedades de la sacarosa y en zinc, le otorgan propiedades de reparación y cuidado de la piel.

Se aprovecha la propiedad de formar geles un gel natural que ayuda en la fácil
aplicación sobre la piel. Se puede utilizar para tratar furúnculos, abscesos, eccemas y quemaduras. Acaba con el paño, manchas, acné, espinillas.

Distribución y hábitat

Las semillas de linaza se cultivan en diferentes partes del mundo pero la mayor producción y mejor calidad proviene de las tierras al Norte Central de Estados Unidos y parte Central de Canadá.

En México la mayor parte de linaza se importa de Canadá pero en México, cultivándose en el estado de Sonora, principalmente en el municipio de Bacum.

Las semillas que se cultivan son con fines industriales para la industria textil, alimento para animales y para el consumo humano.

La variedad de semilla que se cultiva para el consumo humano es la variedad omega que es la de color dorado o amarillo cuyo sabor tiene un parecido al de la nuez, también se extrae de esta el aceite para consumir, La variedad de color café es usada en los otros campos mencionados anterior mente.

3. Avena
La avena es una planta que trae muchos beneficios para quien la consume, ya que sus propiedades son muy diversas y siempre le sientan bien al organismo. Pero, además de su uso interno, también puede desempeñar magníficas funciones en su uso externo, sobre todo en lo referido a aspectos de la piel.
Las propiedades de la avena hacen que resulte un alimento nutricional muy saludable disponible durante todo el año y que proporciona energía y fuerza a quién lo toma. La avena procede de la familia de las poáceas y su nombre viene de la derivación “aveo” que significa deseo. Se valora mucho gracias a sus propiedades alimenticias.
La avena, llamada científicamente “Avena sativa” es un cereal muy resistente y que se cultiva en suelos donde otros cereales no pueden crecer, y que se somete a una recolección y limpieza para posteriormente venderla en copos o en hojuelas de avena. Para ello se la debe eliminar las partes duras y las cascaras denominadas “salvado de avena” que también es un sub producto de alto valor nutricional que concentra una buena fuente de fibra y de nutrientes, como el manganeso, selenio, fosforo, magnesio y zinc.
Tradicionalmente la avena se usaba para el consumo animal, pero su rica fuente de proteínas hace que el ser humano también tome partido y se beneficie de ella. Además es rica en hidratos de carbono de lenta absorción lo que permite saciar el hambre por lo que la avena resulta un buen apoyo para aquellas personas que desean perder peso o buscan una ayuda para adelgazar. Otra buena propiedad para adelgazar es la del consumo del salvado de trigo, que refuerza las propiedades laxantes de algunas comidas y ayuda tanto a saciar el hambre como a eliminar de una manera más óptima las heces.

Tiene propiedades muy buenas para el cuidado de la piel para las siguientes cosas:
• Urticaria
• Dermatitis
• Quemaduras solares
• Dolores de reuma
• Mascarillas
• Sarna
• Psoriasis

Objetivo

Elaborar un gel natural como reparador de piel, con dientes de león de león, linaza y avena.

Justificación

En la actualidad existe una gran variedad de cremas comerciales que se usan para la protección y cuidado de la piel, sin embargo contienen una lista interminable de aditivos químicos, que en muchas ocasiones en lugar de proteger causan daño en la piel o bien solo dan apariencia de cuidado.
Las personas necesitan un producto que les garantice que puede beneficiar a la piel y no dañarla. Así pueden tener una opción casera para cuidar la piel.
Es por eso que nosotros aprovecharemos las propiedades de la linaza y avena como agentes gelificantes, humectantes y reparadores, y del diente de león con sus propiedades limpiadoras, para elaborar un gel natural para el cuidado de la piel.
El cual dará una opción casera para mantener saludable la piel.

Hipótesis

Si elaboramos un gel natural a base se diente de león, linaza y avena, entonces obtendremos una opción casera para el cuidado de la piel.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:
• 250 g de semillas de linaza.
• 1 tripié.
• 1l de agua.
• 1 mechero de Bunsen.
• 250 g de avena.
• 1 mortero.
• 1 colador.
• 4 frascos con tapa hermética.
• 100 g de diente de león seco.
• 100 ml de aceite de oliva.
• 5 ml de vinagre blanco.
• 2 varillas de vidrio.
• 3 vasos de precipitados de 1 l.

Procedimiento:
1. Hervir 250 g de semillas de linaza en ½ litro de agua durante 20 minutos, en un vaso de precipitados.
2. Retirar del fuego y dejar enfriar hasta que llegue a temperatura ambiente.
3. Colocar la solución en un frasco de tapa hermética, cerrar el vaso y refrigerar.
4. En un vaso de precipitados remojar 250 g de avena durante un día.
5. La solución obtenida hay que pasarla a un mortero y molerla.
6. Colar la solución en un frasco de tapa hermética, cerrar el frasco y dejar en refrigeración.
7. En un vaso de precipitados desmenuzar 100 g de diente de león y colocar 100 ml de aceite de oliva, dejar reposar 3 días.
8. La solución obtenida hay que colarla en un mortero y triturarla.
9. Cola la solución en un frasco de tapa hermética, cerrarlo y dejarlo en refrigeración.
10. En un frasco de tapa hermética mezclar con una varilla de vidrio 10 ml de la solución de linaza, 10 ml de la solución de avena y 2.5 ml de la solución de diente de león.
11. Colocar 1 ml de vinagre blanco y con una varilla de vidrio mezclar.
12. Cerrar el frasco y dejarlo en refrigeración.

Galería Método

Resultados

Obtuvimos 450g de un gel con textura liquida y homogenia. De un color ambar y un olor parecidoala avena.
Aplicamos el gel durante 2 semanas diariamente en una piel aspera. Al terminar el tratamiento la piel se suavizo.
El gel al momento de aplicarse se esparce facilmente y no deja la piel grasosa.

Galería Resultados

Discusión

El gel natural obtenido es un producto casero de fácil elaboración con componentes fáciles de conseguir y contiene una amplia cantidad de propiedades que ayudan al cuidado de la piel.

Conclusiones

El producto obtenido contiene una gran cantidad de propiedades gelificantes, limpiadoras, humectantes y reparadoras para la piel, a comparación delos productos comerciales para la piel, el producto por ser natural no contiene químicos que causen daño a la piel.

Bibliografía

Botanical¬¬¬-online autor desconocido [en línea] Washington D.C: anónimo [22 diciembre 2014] diponible en:http://www.botanical-online.com/avenapropiedadesmedicinales.htm
PropiedadesDe.net Savelots [en línea] Demver Colorado: Savelots [30 diciembre 2014] disponible en:http://propiedadesde.net/propiedades-de-la-avena/
Cocina y salud Savelots [en línea] Chicago: savelots [30 diciembre 2014]http://www.cocinasalud.com/propiedades-y-beneficios-de-las-semillas-de-linaza-o-lino/
Vida verde por Luz Guerrero (en línea) Los Ángeles: Julieta Robles [14¬¬¬ diciembre 2014]Disponible en:http://vidaverde.about.com/od/Herbolaria/a/Propiedades-Medicinales-Del-Diente-De-Leon.htm
Wikipedia por fundación Wikipedia Inc. [en línea] Washington D. C.: wikikaos [22 diciembre 2014] Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Linaza



Elaboración de un gel natural a base de diente de león, linaza y avena como reparador de piel

Summary

The product is based mainly on the development of a natural gel as a repairer of the skin with dandelion flaxseed and oats, as they currently exist commercial creams that contain chemicals which pretend skin care, but over time damage the skin. The within ingredients of this product have a wide range of benefits which are provided at the time of preparation of this product because we take the properties of flaxseed and oats as gelling, moisturizing and repairing agents, and the dandelion with their cleaning properties. Most creams on the market can be expensive and besides they do not guarantee 100% that will maintain healthy skin over time, therefore, we developed this product to ensure that the skin is healthy because it is a natural product, without any chemicals being a product which is easily accessible and homemade to keep a healthy option. Preparing this cream, we must follow a series steps in order to obtain all the properties of each one of the ingredients; we were able to get each ingredient so we obtained the expected product. After the manufacture of the product we obtained an amber gel with a pleasant aroma, which will bring benefits to the consumer’s skin.

Research Question

How to make a natural gel based on dandelion, flax and oats?

Problem approach

Currently on the market there are many commercial creams containing chemicals that mimic the care of healthy skin, but over time they cause damage. Our product seeks to care without damaging the skin over time. The properties of dandelion, flax and oats help the skin so that it stays healthy and not only having the appearance of care, except that this product is homemade and natural, therefore, it is easily accessible and ensures that it does not damage the skin.

Background

Objective

To develop a natural skin gel as a skin repairer with dandelion, flaxseed and oats.

Justification

There is a wide variety of commercial creams that are used for protection and skin care today, however they contain a long list of chemical additives, which often instead of protecting, cause skin damage or only give the appearance of care.
People need a product that guarantees them that it can benefit the skin and does not damage it, so they can have a homemade option for skin care.
That is why we take advantage of the properties of flaxseed and oats as gelling agents, wetting agents and repairers, and dandelion with its cleaning properties, to produce a natural gel for skin care, which give a homemade option to keep skin healthy

Hypothesis

If we develop a natural gel based on dandelion, flax and oats, we will get a home option for skin care.

Method (materials and procedure)

Materials:
• 250 gr of ground flaxseed.
• 1 tripod.
• 1 lt of water.
• 1 Bunsen burner.
• 250 gr of oats.
• 1 mortar.
• 1 colander.
• 4 jars with an airtight lid.
• 100 gr of dried dandelion flower.
• 100 ml of olive oil.
• 5 ml of white vinegar.
• 2 glass rods
.
PROCEDURE:
1. Boil 250g of flaxseed in ½ liter of water for 20 minutes in a beaker.
2. Remove from heat and let cool until it reaches room temperature.
3. Place the solution in an airtight jar lid, close the vessel and refrigerate.
4. In a beaker, put 250g of oats soaking for one day.
5.Crush the resulting solution into a mortar and then rind it.
6. Strain the solution in an airtight jar lid, close the bottle and leave in the refrigerator.
7. In a beaker, crumble 100g dandelion and place 100ml of olive oil, let stand 3 days.
8. The obtained solution must be straining and crush in a mortar.
9.Strain the solution in a airtight jar lid, close it and leave it in the refrigerator.
10. In a jar with a tight lid, mix with a glass rod 10 ml of the solution of falx, 10 ml of the solution of oats and 2.5 ml of solution of dandelion.
11. Place 1 ml of white vinegar and mix them with a glass rod.
12. Close the bottle and leave it into the refrigerator.

Results

We obtained 450g of a gel with a liquid and homogeneous texture. With a color amber and a similar smell like oatmeal.
We applied the gel daily for 2 weeks in a rough skin. After the treatment the skin got soft.
When the gel is applied, it spreads easily and leaves no oily skin.

Discussion

Conclusions

The product obtained contains a large amount of healing and properties for skin repair, cleaning, wetting, compared to product models.

Bibliography

www.botanical-online.com/avenapropiedadesmedicinales.htm
://propiedadesde.net/propiedades-de-la-avena/
://www.cocinasalud.com/propiedades-y-beneficios-de-las-semillas-de-linaza-o-lino/