Botellas comestibles


Categoría: Pandilla Juvenil (1ro. 2do. y 3ro. de nivel Secundaria)
Área de participación: Ciencias Agropecuarias y de Alimentos

Asesor: Marisa Calle Monroy.

Miembros del equipo:
Miguel Ángel Reynoso Gallardo (), Xel-há,
Zidane Arroyo Calixto (), Xel-há,
Erick Guzmán Flores (), Xel-há,

Resumen

Las botellas de agua comestible son una técnica de cocina molecular a base de alginato de sodio y lactato de calcio.Es una esfera capaz de contener líquido en su interior y que además se consume sin generar residuos y que además nos ofrece una alternativa distinta a las botellas de plástico.Las botellas comestibles son una propuesta revolucionaria que llego recientemente de la mano de estudiantes de diseño de Londres. Las capas de membrana se consiguen a través de un proceso culinario llamado esterificación. Por lo cual los elementos se capsulan con texturas de gelatina.El resultado es un envase sencillo, resistente, higiénico y biodegradable. Otra característica es que cualquier persona tiene la posibilidad de crear estos recipientes en su casa ya que es un producto al alcance de cualquier persona el cual se puede formar en una cocina regular e incluso las pueden modificar a su gusto tanto en el tamaño como en la forma por lo que el tamaño de la esfera puede controlarse solo cuando el agua este solidificada a la hora del empaque. Las botellas comestibles es una ayuda a la mala hidratación, que es un grave problema de salud que aparece cuando la excreción de líquidos excede su consumo y afecta a niños. Ancianos, mujeres embarazadas, lactantes y deportistas. La deshidratación no es una condición benigna pues desequilibra la función homeostática del medio interno y se asocia con mayor riesgo de caídas, infecciones del tracto urinario, formación de cálculos renales y dolores de cabeza.

Pregunta de Investigación

¿Cómo elaborar un contenedor con alginato de sodio y lactato de calcio para trasportar agua?

Planteamiento del Problema

La deshidratación es un grave problema de salud que aparece cuando la excreción de líquidos excede su consumo y afecta a niños, ancianos, mujeres embarazadas, lactantes y deportistas.

La deshidratación no es una condición benigna pues desequilibra la función homeostática  del medio interno y se asocia con mayor riesgo de caídas, infecciones del tracto urinario, formación de cálculos renales, enfermedades dentales, trastornobronquio pulmonar, cáncer, estreñimiento, dolores de cabeza y migrañas.

Antecedentes

Botellas comestibles

De las técnicas de la cocina molecular, esta receta nos dice cómo hacer estas esferas capaces de contener líquido en su interior y que, además, se consumen sin generar residuos.

Con unos cuantos ingredientes y un par de pasos elabora “botellas” de agua comestibles. Esta idea, con base en la cocina molecular, nos ofrece una alternativa distinta de las botellas plásticas que se usan para comercializar el agua y demás bebidas; uso que implica un serio problema actual ya que un porcentaje muy pequeño se recicla y su elaboración consume recursos no renovables como el petróleo.

Estas esferas me recuerdan el principio básico de los conos para helado: sirven de transporte, son comestibles y además deliciosos. La membrana que se forma y que finalmente encapsula el agua se come. Se supone que la cocina molecular prevé beneficios en el consumo de sus ingredientes. Los que se usan en esta receta son comunes en la esferificación, técnica de muchas recetas de esta peculiar cocina que se especializa en combinar la ciencia con la alimentación.

Es responsabilidad de la sociedad girar su visión hacia un desarrollo sustentable a través de promover una conciencia sobre la importancia de adoptar a éste como un estilo de vida que se traduzca en un cambio positivo para el mundo a través de un mensaje de sustentabilidad.

Uno de los principales problemas ecológicos a nivel mundial es el uso de politereftalato de etileno (PET). México es el tercer consumidor mundial PET, sólo detrás de Estados Unidos y China, pero en consumo per cápita se encuentra en segundo lugar con el consumo de 225 botellas al año por cada ciudadano. La mayor parte del PET virgen se emplea en la fabricación de recipientes para un número creciente de productos, desde botellas para aceite comestible y productos de limpieza hasta empaques para frutas y verduras, pero la mayor parte se usa en envasado de refrescos.
Estados Unidos utiliza cerca de 50 mil millones de botellas de agua de plástico al año, lo que requiere 17 millones de barriles de petróleo, de los cuales, tristemente, sólo una cuarta parte es reciclada.
Yuka Yoneda, de la empresa Inhabitat, explica cómo hacer envases de agua comestibles mediante un proceso llamado esferificación, lo que creará un líquido con una membrana suave que se pueda comer

El gran problema de las botellas de agua es que, por menos plástico que utilicen, siguen siendo plástico y tardará un tiempo considerable en degradarse. En el mejor de los casos puede reciclarse, pero no en todo el mundo los sistemas de recolección son tan buenos como para reunir la mayor cantidad de PET consumido para su reutilización.

Una solución al problema de la acumulación de botellas plásticas ha surgido de la mente de tres jóvenes estudiantes de diseño en Londres. Su propuesta consiste en una “botella” que nombraron Ooho y está hecha de una membrana gelatinosa a base de alga que puedes comer o tirar ya que es biodegradable.

Los estudiantes se inspiraron en la membrana que recubre las yemas de huevo para crear esta botella. Ellos crearon una membrana más resistente con un principio culinario llamado esferificación, una tendencia iniciada en los 90 que basa en una una técnica muy vieja. Consiste en encapsular alimentos con texturas de gelatina de manera que tengan una consistencia similar a la hueva de pescado.

Para elaborar la membrana se utiliza una combinación de algas pardas y cloruro cálcico. La forma de la botella no es entonces como la conocemos, sino más bien es como una gota de agua enorme. Para hacerla más resistente, el agua se contiene en diferentes capas envolventes y para su comercialización podrían agregarse etiquetas ente ellas sin que el líquido se contamine.

Estas botellas también pueden fabricarse en diferentes tamaños y si te sientes valiente podrías comerte el empaque, no es un manjar pero al menos es comestible. Lo increíble de Ooho es que es una alternativa de muy bajo costo, tanto que la gente podría utilizar este principio para empaquetar su propia agua.

Inspirados en técnicas de gastronomía molecular, el español Rodrigo García González y los franceses Guillaume Couche y Pierre Paslier diseñaron esta especie de ‘bolsa’ hecha a base de algas pardas y cloruro cálcico. Las dos capas de membrana se consiguen a través de un proceso culinario llamado esferificación, por el cual los alimentos se encapsulan con texturas de gelatina. Antes de envasarla, el agua debe congelarse para evitar que se mezcle con los otros ingredientes.

El resultado es un envase sencillo, resistente, higiénico y biodegradable, que propone reemplazar a las clásicas botellas de plástico. Otra característica es su bajo costo, dado que producir cada ‘bolsa’ demanda un par de centavos (a diferencia del agua embotellada, donde lo más caro resulta el PET). De acuerdo a sus creadores, los consumidores más habilidosos pueden crearlas por su propia cuenta

Aunque Ooho no se caracterice por ser una delicia, se puede comer sin ningún inconveniente. Si la idea es desecharla, sólo basta con perforar la membrana y extraer el líquido. Según analizan los diseñadores, esto es especialmente útil para los deportistas, que en muchos casos utilizan agua en bolsa para hidratarse.

Esta alternativa libre de residuos ganó el Premio de Diseño Luxus 2014 y estará presente en la próxima edición de la Milan Design Week. Además de fomentar la elaboración casera, los estudiantes planean llevar su proyecto al mercado, utilizando etiquetas entre las dos capas de membrana.

Si bien es la primera vez que un proyecto de este tipo propone reemplazar a las botellas de plástico, la idea de crear objetos comestibles no es una novedad.

¿Te imaginas beber agua de una botella que, una vez vacía, puedes comerla; y que, mejor aún, la puedes hacer en tu casa?

Estudiantes de diseño han creado una botella biodegradable que puede comerse una vez que esté vacía. Los autores, Rodrigo García González, Pierre Paslier y Gillaume Couche, pretenden que esta iniciativa no sólo pueda fomentar un impacto sustentable en el medio ambiente, sino también lograrlo sin mucho desembolso económico.

Los ganadores del 2014 Lexus Design Award se inspiraron en las yemas de huevo para formar la botella Ooho, la cual está hecha con una membrana gelatinosa de algas que contiene al líquido. Mientras que en su interior, se utiliza la técnica culinaria de esterificación; es decir, se moldea el agua en una esfera. De ese modo,  la doble membrana protege la estructura y la higiene del líquido en el interior, sin la necesidad de un contendedor de plástico.

Uno de los objetivos del invento es que la botella sea un producto al alcance de todos, el cual se pueda formar en una cocina regular. Incluso que las personas puedan modificarlo a su gusto: tanto de tamaño como en forma. Por lo que, el tamaño de la esfera puede controlarse sólo cuando el agua está solidificada (en hielo) a la hora del proceso del “empaque”.

Ooho es una alternativa barata y biodegradable para el uso de las botellas de agua

Daños del PET al medio ambiente:

Uno de los principales problemas ecológicos a nivel mundial es el uso de politereftalato de etileno (PET). México es el tercer consumidor mundial PET, sólo detrás de Estados Unidos y China, pero en consumo per cápita se encuentra en segundo lugar con el consumo de 225 botellas al año por cada mexicano. La mayor parte del PET virgen se emplea en la fabricación de recipientes para un número creciente de productos, desde botellas para aceite comestible y productos de limpieza hasta empaques para frutas y verduras, pero la mayor parte se usa en envasado de refrescos

El PET (tereftalato de polietileno) fue producido por primera vez en 1941 por los científicos británicos Whinfield y Dickson, quienes lo patentaron como polímero para la fabricación de fibras.

En la actualidad el PET se utiliza principalmente en tres líneas de producción:

  1. PET textil: utilizado para fabricar fibras sintéticas, principalmente poliéster. Se emplea para fabricar fibras de confección y para relleno de edredones o almohadas, además de usarse en tejidos industriales para fabricar otros productos como cauchos y lonas.
  2. PET botella:utilizado para fabricar botellas por su gran resistencia a agentes químicos, gran transparencia, ligereza y menores costos de fabricación.
  3. PET film:utilizado en gran cantidad para la fabricación de películas fotográficas, de rayos X y de audio.

El consumo global del PET se calcula en 12 millones de toneladas con un crecimiento anual de 6%. “El problema ambiental del PET radica en que tan sólo 20% del PET que se consume en el mundo se recicla, el resto se dispone en rellenos sanitarios y tiraderos a cielo abierto”.

El plástico es uno de los materiales más utilizados en todo el mundo, principalmente por su practicidad y bajo costo: bolsas, embalajes, botellas, sillas… muchísimas cosas que usamos a diario contienen plástico, y ello representa un peligro para el medio ambiente.

Los objetos plásticos tales como bolsas o embalajes que van a parar al mar, ríos y lagos, provocan un daño increíble a numerosas especies de animales marinos, tales como focas, delfines, ballenas, tortugas marinas; incluso las aves no están a salvo de ellas. Más de un millón de aves marinas mueren cada año al quedar atrapadas y asfixiadas en bolsas de plástico, y más de 100,000 animales también fallecen de forma similar, cifras que van en aumento año tras año.

La vida de una botella de plástico de agua no empieza por el agua, sino más bien la elaboración de la botella de plástico.

La Mayoría de los plásticos tienen un su origen en el Petróleo, el cual sale de unos depósitos naturales que tienen millones de años, es decir un recurso no renovable.

Las Botellas fabricadas a partir de Petróleo, tienen un proceso bastante largo desde que se extrae el crudo hasta que termina siendo el producto final que es; esa botella de plástico de la estantería de la tienda.

Como bien sabemos, el crudo debe ser extraído de las entrañas de la tierra, las extracciones de crudo son localizadas en casi todos los lugares del mundo en mayor o menor cantidad, aunque desgraciadamente cada vez queda menos, puesto que es un recurso no renovable.

Cuando ya es extraído tiene que ser trasportada a una planta destiladora donde se separan los diferentes hidrocarburos, que tiene el petróleo. La Materia Prima que se requiere para la elaboración de las botellas de plástico es Tereftalato de Polietileno (PET), casi todas las botellas son de plástico virgen, es decir que el 30% del PET del mundo es usado para hacer botellas de plástico para el agua. Lo cual no es bueno por la contaminación directa o indirecta que conlleva el proceso y su destino final.

El mundo está superpoblado de botellas plásticas. Y no es que me importe que la gente elija este envase a la hora de ingerir bebidas, sino fuera porque tal como indican los estudios, esto supone una grave contaminación pues muchas de estas botellas jamás son recicladas agrediendo al planeta con sus toxinas.

Impacto visual del plástico

Otro problema de los residuos plásticos es el indeseable aspecto que otorgan al medio ambiente. Una playa natural, virgen, con arena blanca, no atrae a absolutamente ningún turista si está llena de residuos plásticos flotando en la orilla. La presencia de vertederos que deben acoger y reciclar el plástico tampoco es de agrado para nadie. Ir caminando simplemente por la calle y ver botellas de plástico o bolsas tiradas por el suelo produce un impacto visual negativo importante.

Bioplástico:

Los Bioplásticos están hechos de materiales de origen vegetal, que después de un largo proceso producen polímeros. Se cree  que es mejor para el Medio Ambiente, puesto que no hay sustracción, ni manipulación de materiales pesados como es el Petróleo. Además es un recurso renovable.

Los Bioplásticos tienen una vida mas corta que el plástico convencional, se descomponen con el tiempo. Pueden sufrir deformaciones y fugas si los tienes durante mucho tiempo almacenado.

La creencia que es ecológico es una idea errónea, para su elaboración se necesitan grandes extensiones de tierra para poder criar a las materias primas que son entre algunos la caña de azúcar, o el maíz, puesto que están basados en el almidón.

El consumo de agua es gigantesco puesto que las extensiones de tierra utilizadas son gigantes, se necesitan combustible, mano de obra, y elementos químicos, como fungicidas, herbicidas, abonos….

Se elaboran con una gran cantidad de productos químicos, para obtener el producto final, al igual que los plásticos convencionales, se necesita trasporte para su distribución, con lo cual hay otro gasto en combustible.

Para el empresario las botellas de plástico o bioplásticos, son un ahorro en costos de producción, y en trasporte, al ser ligeros. Son resistentes, y no se rompen con facilidad. Cuando llegan a la fábrica de Agua o Bebidas, solo necesitan ser esterilizadas, etiquetadas y empaquetadas con más plástico.

Cuando por fin la Botella de Plástico (PET) llega a su destino final que es el consumidor, al final de su consumo, es destino cuando la botella ya vuelve a estar vacía, tiene tres lugares de descanso.

1-Reutilización de las Botellas: Muchos de nosotros reutilizamos las botellas de plástico, sean de agua o cualquier bebida embotellada. Debemos tener cuidados, cuando las lavamos puesto que no se pueden lavar con agua extremadamente caliente, o con sustancias corrosivas.

Las botellas de plástico PET, son propicias a la proliferación de bacterias, con lo cual podrían causar problemas de salud como una simple gastroenteritis.

Cuando las hayamos reutilizado las veces que nos haya convenido debemos ser conscientes que el mejor lugar para nuestra botella es el contenedor de Plásticos.

1-Desechar: Cuando tiras una botella o la mandas al vertedero, donde la mayoría de las veces las queman o las dejan a un lado por las emisiones de gases que conlleva su combustión, contaminamos un extensión de tierra, que una vez tuvo vida, un ecosistema, una fauna, que ahora solo esta habitada por ratas y gaviotas.

La botella o cualquier plástico tarda cientos de años en degradarse, desprendiendo sustancias y elementos tóxicos que acaban en el suelo, entrando en el ciclo vital de los organismos que habitan en el. Nada bueno.

Los plásticos en general han invadido grandes extensiones de tierra, haciendo necesaria su recogida por el peligro ecología que a corto plazo generan. Las recogidas o batidas lo hacen ciudadanos amantes de la naturaleza como voluntarios o agencias gubernamentales. Ejemplo de esto, lo constituye las Campañas de Limpiezas de Costas de las cuales la Dirección General de Aduanas, a través de la Iniciativa Aduanas Verdes ha participado.

Ya no es solo en tierra firme donde te las puedes encontrar, sino en mar abierto, en las riberas de los ríos, o en el fondo de los lagos.

3-     Reciclaje: Muchos Países desarrollados han gastado millones en concienciar a la población de lo importante que es reciclar, del impacto Medio Ambiental que conlleva no hacerlo. La no observancia de esta conducta nos está costando nuestro planeta a pasos agigantados.

La realidad de los hechos es que de los miles de botellas que se fabrican solo un 15% a un 35% llega a la planta de reciclaje, tenemos que tener en cuenta también, es donde nos encontramos, y la conciencia ecológica de la región. Eso es una tasa muy baja para lo que se fabrica.

Cuando tiras tus plásticos al contenedor adecuado, pasa a una planta de triturado y esterilización, donde lo que eran botellas se convierten en fichas de plástico. Las cuales se venden a empresas que producen productos a partir de plástico reciclado. Como tu manta polar, madera artificial, o los cubiertos que te llevas de camping….

Quizá convenga saber algunos datos acerca de las botellas plásticas para tomar más noción de su efecto negativo:

Un botella tarda unos 700 años en descomponerse.

el 90% del coste del agua embotellada es por la botella.

el 80% de las botellas no se reciclan -millones van cada año a la basura.

Hacen falta 100 millones de litros de petróleo para fabricar mil millones de botellas.

Embotellar y manipular agua es el método menos eficiente para conseguir agua.

Hay  que tener en cuenta que sólo en un país como los Estados Unidos se arrojan hasta 60 millones de botellas de plástico, 22.000 millones en un año.

Los plásticos que se encuentran a la deriva en el mar, forman isletas flotantes que viajan miles de Km.

Aun con la actuación del salitre y los Rayos UV, se degradan lentamente, sus partículas microscópicas son ingeridas por microorganismos que no están diseñados a comer ese tipo de elementos. Lo malo es que entran en la cadena alimentaria de otros seres mayores quedan depositados en sus tejidos. Son sustancias toxicas que con el tiempo de acumulación serian nocivos para el consumo humano.

El Plástico mata a miles de especies, lo mas triste es que son los que están casi en extinción como las tortugas que se asfixian con las llamativas bolsas flotantes, al hombre les fastidia las hélices, y los corales se intoxican con el.

En tierra firme, sobre todo en la península, estos depósitos, pueden provocar incendios o hacer de acelerante en el verano. Destruyendo aun más extensiones de ecosistemas.

Así que la próxima vez que vea agua, o cualquier bebida embotellada en plástico sea consciente de que debe reciclarlo, enseñar a sus hijos lo importante que es ese proceso.

Recuerde también cuantos recursos no renovables han tenido que usar para producir una botella de 1 litro.

El planeta es de muchos seres vivos, los cuales no consumen plástico, pero tienen que sufrir las consecuencias del desarrollo del ser humano.

Hay otras formas de obtener agua de  buena calidad sin tener que usar el plástico, como los equipos de tratamiento de agua el que hace que no contamines, en poder transportarla a casa,  no mates a especies en extinción, ganando calidad de vida, comodidad, tranquilidad y seguridad por que sabes de donde procede tu agua.

Este nuevo envase, de nombre “Ooho”, podría reducir de manera considerable la cantidad de botellas de plástico que a diario invaden y contaminan el medio ambiente

Ohoo, como nombraron a su producto, es un recipiente elaborado a partir de algas pardas y cloruro de calcio e inspirado en la forma de las gotas de agua. El envase fue creado utilizando una técnica culinaria llamada ‘esferificación’ con la que el agua se mantiene en el interior del recipiente gracias a una doble membrana gelatinosa.

Pensado como un producto que podría sustituir al PET, esta doble membrana, permitirá colocar las etiquetas de identificación  entre las capas sin necesidad de utilizar adhesivos ni afectar las propiedades del agua. El tamaño del recipiente puede controlarse durante el proceso de ‘embotellado’, cuando el agua está congelada

Objetivo

Elaborar un  contenedor con alginato de sodio y lactato de calcio para transportar agua.

Justificación

Las botellas comestibles es una técnica de cocina molecular que hace esferas capaces de contener líquido en su interior y que además se consume sin dejar residuos.

Esta idea con base a la cocina molecular nos ofrece una alternativa distinta a las botellas plásticas que se utilizan para comercializar  agua, uso que implica un serio problema actual ya que en porcentaje muy pequeño se reciclan.

Las botellas comestibles son envases sencillos, resistentes, higiénicos y biodegradables que propone remplazar a las clásicas botellas de plástico. Otra característica es su bajo costo dado que producir cada bolsa demanda un par de centavos  y de acuerdo con sus creadores  los consumidores más habilidosos  pueden crearlas por su propia cuenta.

Estas botellas son un producto al alcance de todos  el cual se puede formar en una cocina regular e incluso las pueden modificar a su gusto  tanto tamaño como en forma por lo que el tamaño de la esfera puede controlarse solo cuando el agua este solidificada a la hora de empacarse.

Por ejemplo  una persona enferma que necesite tomar agua constantemente podría elaborar estas botellas para hidratarse de manera constante y divertida.

Otro ejemplo podía ser un deportista que necesita rehidratarse podría llevar estas esferas para evitar el uso de botellas de PET que son incomodas y difíciles de transportar .

Hipótesis

Si elaboramos un contenedor con alginato de sodio y lactato de sodio entonces podremos transportar agua.

Método (materiales y procedimiento)

Materiales:

1 gramo de alginato de sodio.

5 gramos de lactato de calcio.

1 batidora.

1 recipiente grande con 4 tazas de agua.

1 recipiente pequeño con 1 taza de agua.

1 recipiente con 2 tazas de agua.

1 cucharada profunda.

Procedimiento:

  1. Añadir el gramo de alginato de sodio al recipiente que contiene 1 taza de agua, utilizar la batidora para disolver el alginato y dejar reposar por 15 minutos.
  2. Agregar los 5 gramos de lactato de calcio al recipiente con 4 tazas de agua, revolver con la cuchara.
  3. Tomar la solución con alginato de sodio con la cuchara y añadirlo al recipiente con lactato de calcio. Continuar haciéndolo procurando que el lactato de calcio no se llene por completo. Los envases se irán creando con una textura gelatinosa con forma parecida a una gota de agua.
  4. Con una cuchara revolver la mescla por 3 minutos.
  5. Después del tiempo transcurrido con una cuchara profunda transferir las “botellas” del lactato de calcio, al recipiente con 2 tazas de agua, para que, durante el baño la reacción se detenga.

Galería Método

Resultados

Obtuvimos botellas de tamaño regular, transparentes, capaces de contener agua en su interior, con textura gelatinosa, poco resistentes y no alteran el sabor del agua.

Galería Resultados

Discusión

Las botellas de plástico son productos que usamos diariamente, pero estas botellas se tienen que desechar lo cual provoca la contaminación ya que tarda años en deshacerse.

A diferencia de las botellas comestibles que almacenan agua en su interior y se consume completamente, es decir sin tirar lo que lo almacena por ser comestible y sin dañar al organismo

Conclusiones

Llegamos a la conclusión de que las botellas comestibles pueden transportar agua, además su elaboración es sencilla, no altera el sabor del agua y se pueden producir en grandes cantidades ya que no requiere materiales complicados de conseguir para su elaboración.

Al consumirse este producto la esfera se revienta fácilmente liberando el agua y dejando la capa de membrana que tiene una textura gelatinosa, la cual se puede consumir ya que no altera la salud del consumidor.



Botellas comestibles

Summary

Research Question

How to elaborate a container with sodium alginate and calcium lactate to carry water?

Problem approach

Dehydration is a serious health problem that occurs when fluid excretion exceeds consumption and affects children, elderly, pregnant women, infants and athletes.

Dehydration is not a benign condition as it unbalances the homeostatic function of the internal environment and it is associated with an increased risk of falls, urinary tract infections, kidney stones, dental disease, pulmonary disease, cancer, constipation, headaches and migraines.

Background

Objective

To elaborate a container with sodium alginate and calcium lactate to carry water.

 

Justification

Edible bottles is a technique of molecular cooking making spheres capable of containing liquid inside and also being consumed without leaving any residue.

This idea based on molecular cooking offers a distinct alternative to plastic bottles used to commercialize water involving a serious ongoing problem on the excess of using plastic bottles, since only a very small percentage are recycled.

Edible bottles are simple, robust, sanitary and biodegradable containers proposed to replace the classic plastic bottles. Another feature is its low cost as demand produce each bag for just a couple of cents and according to its creators the most skilled consumers can create theirs on their own.

These bottles are a product that everyone can make it in a regular kitchen and even can be changed to suit both size and shape, so that the size of the sphere can be controlled only when the water is solidified.

For example a sick person who needs to drink water constantly could produce these bottles to hydrate him/herself constantly and having fun at the same time.

Another example could be an athlete who needs to rehydrate could take these bottles to avoid the use of PET bottles which are uncomfortable and difficult to transport.

Hypothesis

If we elaborate a container with sodium alginate and calcium lactate, we will be able to carry water within it.

Method (materials and procedure)

Materials:

  1. 1 gram of sodium alginate
  2. 5 grams of calcium lactate
  3. 1 blender
  4. 1 large bowl with 4 cups of water
  5. 1 small bowl with 1 cup of water
  6. 1 bowl with 2 cups of water
  7. 1 long spoon

 

Procedure:

  1. Add a gram of sodium alginate to a container within 1 cup of water, use a blender to dissolve the alginate and let stand for 15 minutes.
  2. Add 5 grams of calcium lactate to a bowl with 4 cups of water, stir with a spoon.
  3. Take the solution with sodium alginate with a spoon and add it to the bowl with calcium lactate. Continue doing it, ensuring that calcium lactate is not completely filled. The containers will be created with a gelatinous texture much like a drop of water.
  4. Stir the mixture with a spoon for 3 minutes

5. After the elapsed time, using a deep spoon, transfer the “bottle” of calcium lactate to the bowl with 2 cups of water, so that, during bathing, the reaction stops.

 

Results

We obtained regular bottles, transparent, capable of containing water inside, with a gelatinous texture, resistant and do not alter the taste of water

Discussion

Conclusions

We conclude that the edible bottles can carry water, and they are easy to prepare, does not alter the taste of water and can be produced in large quantities and do not require any materials complicated to get.

In order to consume this product, the sphere is burst releasing the water easily and leaving the membrane layer within a gelatinous texture, which can be consumed as it does not affect the health of the consumers.

Bibliography

http://hipertextual.com/2014/05/botellas-agua-comestibleshttp://culturacolectiva.com/como-hacer-envases-de-agua-comestibles/http://actualidad.rt.com/ciencias/view/123842–plastico-botella-agua-comestible-cienciahttps://www.veoverde.com/2014/03/ooho-la-primer-botella-de-agua-comestible/http://www.labioguia.com/ooho-una-botella-de-agua-comestible/http://www.ecoosfera.com/2014/04/podras-hacer-tu-propia-botella-de-agua-comestible-en-la-comodidad-de-tu-hogar/http://www.guioteca.com/medio-ambiente/increible-crean-botellas-de-agua-comestibles-para-luchar-contra-el-plastico/http://aduanasdigital.gob.do/2014/01/24/las-botellas-plasticas-y-su-amenaza-al-medio-ambiente/http://www.elecologista.com.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=108&Itemid=65